Comentario de texto: El Manifiesto Comunista (2016)

Pràctica Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Relaciones Internacionales - 1º curso
Asignatura Ciencias Políticas
Profesor M.P.
Año del apunte 2016
Páginas 6
Fecha de subida 25/10/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Comentario de texto: El Manifiesto Comunista, Karl Marx y Friedrich Engels.
1. Biografía de los autores
2. Contexto histórico
3. Comentario de texto
4. Conclusión

Vista previa del texto

Miya ELBIED COMENTARIO DE TEXTO.EL MANIFIESTO COMUNISTA, KARL MARX Y FRIEDRICH ENGELS ÍNDICE: 1. BIOGRAFÍA DE LOS AUTORES: ¿QUIÉNES SON K. MARX Y F.
ENGELS? ………………………………………………………………………….…2,3 2. CONTEXTO HISTÓRICO:………………………………………….......3 3. COMENTARIO DE TEXTO: ………………………………………………………………………….4,5,6 4. CONCLUSIÓN:…………………………………………………………….6 1 Miya ELBIED 1. BIOGRAFÍA DE LOS AUTORES: ¿QUIÉNES SON K.MARX Y F.
ENGELS? Karl Marx fue un pensador socialista y activista revolucionario de origen alemán. Sus obras han tenido tan grandes consecuencias históricas: desde la Revolución rusa de 1917, y hasta la caída del muro de Berlín en 1989.
Contra lo que pudiera parecer, el fracaso y derrumbamiento del bloque comunista no son consecuencias del pensamiento marxista en sí, sino que es el resultado de ciertas interpretaciones de su obra y de la práctica revolucionaria de otros líderes.
El fracaso de las aplicaciones prácticas de las ideas políticas y económicas de Marx, no debe quitarle mérito como filósofo, cuya obra significó en las ciencias socioeconómicas un vuelco.
A partir de Marx, la ética política deja de ser una ciencia infusa y, de la misma manera, la doctrina económica únicamente una defensa de intereses particulares. Así pues, el análisis científico de los hechos, sus relaciones, causas y consecuencias se hace imprescindible en la historia para su evolución.
Karl Marx nació en Alemania en 1818. Procedía de una familia judía de clase media. Su padre era un hombre inclinado a la Ilustración y a las ideas moderadamente liberales, por lo tanto, Karl perteneció a la burguesía culta de su tiempo, fue a la escuela y cursó el bachillerato. Estudió en las universidades de Bonn, Berlín y Jena, doctorándose en filosofía por esta última en 1841.
Marx trabajó algún tiempo como profesor y periodista; pero sus ideas políticas y su naciente interés por el socialismo le obligaron a dejar Alemania e instalarse en París.
De allí su duradera amistad con Friedrich Engels, que dará lugar a la colaboración intelectual y política de ambos. Su dedicación a la causa del socialismo le hizo sufrir grandes dificultades materiales, que superará gracias a la ayuda económica de Engels.
Aunque el “Manifiesto comunista” fue concebido como un panfleto, con el tiempo se fue reflejando su indiscutible relevancia en el futuro de la historia del mundo moderno.
Friedrich Engels fue un pensador y dirigente socialista alemán. Nació en una familia acomodada, conservadora y religiosa, propietaria de fábricas textiles. No obstante, su estancia en la Universidad de Berlín le trajo interés por los movimientos revolucionarios de la época.
Debido a negocios familiares, Engels tuvo que instalarse en Londres, donde observó las pésimas condiciones de vida de los trabajadores en pleno auge de la Revolución Industrial. Más tarde publicará sus observaciones en su libro La situación de la clase obrera en Inglaterra (1845).
En 1844 se adhirió definitivamente al socialismo, y es en esta época que conocerá a Marx.
Publicarán juntos obras como La Sagrada Familia (1844), La ideología alemana (184446) y el Manifiesto Comunista (1848).
2 Miya ELBIED A pesar del hecho que se le atribuyen a Marx todos los méritos del liderazgo socialista, Engels tuvo una gran influencia sobre él, atrajo su atención hacia la crítica de la teoría económica clásica.
Pero Engels tuvo también un protagonismo propio como activista del socialismo, participó personalmente en la revolución alemana de 1848-50; fue secretario de la primera Internacional obrera (la AIT) desde 1870; y publicó escritos tan relevantes como Socialismo utópico y socialismo científico (1882), El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado (1884), etc.
Tras la muerte de Marx en 1883, Engels pasó a ser líder de la socialdemocracia alemana, de la segunda Internacional y del socialismo mundial, conservando lo esencial de la ideología marxista.
Ahora bien, en los últimos años de su vida sus aspiraciones dieron un vuelco completo, sus primitivas concepciones revolucionarias se convirtieron en un socialismo más reformista.
2. CONTEXTO HISTÓRICO: Karl Marx y Friedrich Engels desarrollaron su teoría en la Europa del Siglo XIX. La economía de este período estuvo marcada por la Revolución Industrial y el desarrollo de la tecnología, cuyo resultado se resumen en creación de nueva maquinaria, como la máquina de vapor, el florecimiento de la industria siderúrgica, textil y de la minería.
Por un lado, el auge del sistema capitalista promovió la puesta en marcha del modelo burgués en la sociedad. La Revolución industrial llevó consigo el aumento de las producciones, y la necesidad de vender los excedentes. Así pues, se construyeron las nuevas bases de la economía de la Edad Moderna: la especialización de los países y el comercio. Los países más industrializados buscaron nuevos territorios donde vender su sobreproducción: se inicia así una nueva oleada colonizadora, dominada a nivel mundial por Francia, Gran Bretaña y EEUU.
En el plano social, destacó el enfrentamiento entre burgueses y proletarios, una minoría comerciante e industrial frente a una nueva clase, derivada del sistema capitalista, formada por jornaleros que venden su vida en horas de trabajo, cobrando un salario mínimo y sin ningún derecho, en condiciones de explotación.
Políticamente, este siglo estuvo marcado por las revoluciones. Primero las de la burguesía que lo hicieron en nombre de la "igualdad, libertad y fraternidad" y luego la de los proletarios, que observaban como la democracia planteada por los burgueses solo beneficiaba a dicha minoría.
En el ámbito cultural, el siglo XIX se caracteriza por el Romanticismo, un movimiento antiilustrado que exalta los valores de la libertad, la subjetividad, la imaginación frente al racionalismo filosófico. La medicina también experimentó un importante progreso, empezándose a hablar de medicina preventiva y establecimiento de sistemas de salud pública.
3 Miya ELBIED 3. COMENTARIO DE TEXTO: 3.1. CAPITULO I. LA LUCHA DE CLASES: BURGUESES Y PROLETARIOS Desde el punto de vista de K. Marx y F. Engels, el constante movimiento de la historia es el resultado de la continua lucha de clases. Desde los principios de los tiempos ha existido una lucha ininterrumpida, abierta u oculta, que desemboca en una transformación revolucionaria y completa de la sociedad. En palabras más simples, en cada sociedad aparecen dos clases antagónicas: una es la opresora y, por otro lado están los oprimidos, y se caracterizan por luchar para alcanzar el cambio de ese orden.
En el siglo XIX, Marx y Engels observan el creciente florecimiento de dos clases contrarias: el proletariado y la burguesía. Así pues, con el auge de la Revolución Industrial, los nuevos descubrimientos científicos y comerciales beneficiaron a la clase social burguesa. De esta manera se conforma el círculo económico social, a medida que se desarrollaba el comercio y la ciencia, más enriquecía la burguesía.
En paralelo con el enriquecimiento de la burguesía, cabe destacar de igual manera la lucha por el poder político, que consiguió la burguesía, ya que llegó a controlar el estado. Este desencadenamiento social se fue repitiendo, de forma que adquirió cierto carácter cosmopolita e internacional, la burguesía aspira a la expansión de este tipo de economía.
Si, al principio, la burguesía luchó contra el feudalismo para liberalizarse y conseguir derechos civiles, ahora, una vez conseguir una sociedad a su imagen, esa misma burguesía se hizo con el monopolio del poder. Así pues, pasa a ser la lucha del proletariado para sus derechos.
El inicio de la lucha ha sido difícil para la clase proletaria, pero acaba luchando usando las propias armas que le brinda la burguesía. De este modo se crean las primeras organizaciones, sindicatos y asociaciones.
Como en toda lucha, acaban saliendo del combate vencedores y vencidos. Marx y Engels aseguran entonces que es imposible la convivencia de ambas clases, y que debería desaparecer la clase opresora, o sea, la burguesía.
3.2. CAPÍTULO II. LA TEORÍA DEL COMUNISMO: PROLETARIOS Y COMUNISTAS Marx y Engels observan que los comunistas y los proletarios tienen muchos puntos en común, comparten los mismos intereses y objetivos o sea, el derrocamiento de la burguesía. Pero, debido a su formación, los comunistas poseen una visión más clara y conjunta de las condiciones, marchas y resultados del movimiento proletario.
Los autores dejan claro que los comunistas son parte del movimiento proletario y no se encuentran por encima de él.
Marx y Engels resumen la teoría comunista en la fórmula: "abolición de la propiedad privada". Aseguran que se refieren a la propiedad privada burguesa que lleva consigo la explotación de los proletarios y no a la abolición de la propiedad en general.
4 Miya ELBIED A continuación, los autores responden a "los reproches de la burguesía contra el comunismo": abolición de la propiedad, del trabajo, de la familia, de la nacionalidad, de la individualidad… Y en cada caso los autores demuestran cómo estas acusaciones son una defensa de los intereses de clase de la burguesía haciéndolos pasar por intereses de toda la sociedad.
Como terminación de este capítulo, Marx y Engels señalan el deber del proletariado: centralizar los medios de producción "en manos del Estado, es decir, del proletariado organizado como clase gobernante".
En conclusión, los autores matizan que, a pesar que el proletariado se ve obligado a la conquista del poder político en esta lucha contra la burguesía, una vez "hayan desaparecido las diferencias de clase y toda la producción esté concentrada en manos de la sociedad", la hegemonía política de clase del proletariado dejará de ser necesaria, ya que la sociedad desigual será sustituida por una asociación en que el libre desarrollo de cada uno condicione el libre desarrollo de todos." 3.3.CAPÍTULO III. LA LITERATURA SOCIALISTA Y COMUNISTA Entre todas las propuestas socialistas de la época, los autores destacan distintas tendencias que engloban en tres: el socialismo reaccionario, el socialismo burgués o conservador, y el socialismo y comunismo crítico-utópicos.
3.3.1. Socialismo reaccionario.
Por socialismo reaccionario Marx y Engels entendían a aquellas variantes de socialismo que, pretendiendo representar intereses obreros, representaban intereses de clases pre-capitalistas.
En el socialismo feudal, hablan de la aristocracia sustituida en el poder por la burguesía, con los que confluían sectores del clero.
En el socialismo pequeñoburgués, hablan de las clases medias, condenadas a engrosar el proletariado, que critican al régimen burgués desde los intereses de los pequeños burgueses y los campesinos. Como su principal representante, señalan a Sismondi cuyos méritos residen en la crítica correcta del régimen de producción burgués y sus consecuencias antisociales.
Por último, el socialismo alemán o "verdadero socialismo" surge a partir de la importación en Alemania de la literatura socialista y comunista francesa. Pero como en Alemania las condiciones sociales eran bastante más feudales que las francesas, esto resultó en una asimilación puramente literaria del socialismo en el marco de una conciencia filosófica reaccionaria.
3.3.2. Socialismo conservador o burgués Esta ideología proviene de la sensibilización de parte de la burguesía ante el sufrimiento del proletariado y un intento de acabar estas injusticias para conservar el orden social burgués.
"Se encuentran en este bando los economistas, los filántropos, los humanitarios, los que aspiran a mejorar la situación de las clases obreras, los organizadores de actos de 5 Miya ELBIED beneficencia, las sociedades protectoras de animales, los promotores de campañas contra el alcoholismo, los predicadores y reformadores sociales de toda laya.” 3.3.3. Socialismo y comunismo crítico-utópicos En este socialismo se encuentran los sistemas característicos de los primeros choques del proletariado como clase contra el régimen burgués. Estas doctrinas realizan una crítica medianamente correcta del mundo burgués y diseñan modelos de sociedades futuras de carácter utópico.
CAPÍTULO IV. ACTITUD DE LOS COMUNISTAS ANTE LOS OTROS PARTIDOS DE LA OPOSICIÓN Las ideas comunistas ya se empezaron a expandir por Europa y, por ende, los comunistas ya no pueden vivir en la clandestinidad ni mucho menos ocultar sus ideas.
Sino por el contrario, “deben proclamar abiertamente que sus objetivos solo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente”.
4. CONCLUSIÓN: La obra El Manifiesto Comunista, fue, a pesar de ser un panfleto en sus inicios, un libro que marcó la historia, ya que proclamaba la libertad y la igualdad entre todos los individuos de la sociedad. Marx y Engels concluyen la obra confirmando su apoyo incondicional a la causa comunista y a todos los movimientos revolucionarios que se levantan contra el régimen social y político establecidos, buscando la unidad y el acuerdo entre los partidos democráticos y revolucionarios del mundo.
Para conseguir ello, propusieron la unión del proletariado para que llevaran a cabo una revolución violenta y así romper con la estructura desigual en la que estaba dividida la sociedad. De esta forma, mejorar las condiciones de vida de todos.
Desde mi punto de vista, el socialismo es una ideología que fue necesaria para la libertad y establecer un nuevo ti. El Manifiesto Comunista intenta unir a todos los proletarios de todos los países para luchar contra la opresión para mejor las condiciones de vida.
6 ...

Tags:
Comprar Previsualizar