Resumen Temario Completo Derecho Mercantil (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Administración y Dirección de Empresas - 2º curso
Asignatura Derecho Mercantil
Año del apunte 2014
Páginas 66
Fecha de subida 31/07/2014
Descargas 50
Subido por

Vista previa del texto

1.SOCIEDADES MERCANTILES TEMA 1: TEORIA GENERAL DE SOCIEDADES Un empresario es una sociedad mercantil, es decir, es quien se encarga de aportar el dinero y organizar la empresa.
Contrato de sociedades: contrato plurilateral de organización del cual nace una relación jurídica duradera y estable dirigida a regular las relaciones de los socios entre sí y la relación de cada socio con la sociedad mercantil a la cual pertenecen y han constituido. La finalidad principal del contrato es precisamente crear una organización que tiende a personificarse.
La persona jurídica nacida del contrato adquiere la condición de empresario que no tienen los socios.
Elementos del contrato de sociedades: • Consentimiento: Declaraciones de voluntad que llevan a cabo los socios fundadores o a través de representantes voluntarios. Y una otra condición sería que quién llevase a cabo esta sociedad fuera una persona física, mayor de edad y tuviera libre disposición de bienes.
• El objeto: La actividad por la cual se crea la sociedad y tiene que ser lícita y posible.
• La causa: Motivo por el cual se constituye la sociedad. Cuando la sociedad se constituye para ejercer en común una determinada actividad económica con el ánimo de obtener unos beneficios para repartirse entre los socios.
• Forma solemne: Contrato por escrito en un momento concreto que sea otorgado por un notario en un documento público.
No se puede aplicar en términos de defensa la percepción del incumplimiento del contrato por la otra parte.
No se puede aplicar la condición resolutoria tácita del artículo 1124 del Código Civil que permite resolver el contrato cuando uno de los obligados no lo cumple, se excluye el socio que está incumpliendo esta condición.
Aunque hubiera declaraciones de voluntad con vicio habría consentimiento, puesto que el vicio sólo afecta la persona que tiene este vicio.
Negocio jurídico unilateral: formado por la declaración de voluntad de la persona que como socio quiere constituir la sociedad, que se clasifica como “unipersonal”. Posibilidad que en nuestro ordenamiento societario se contempla tanto por la constitución de la sociedad anónima cómo por la de la responsabilidad limitada. (Cuando no hay contrato de sociedades.) Tipo de sociedades: Los tipos de sociedades se diferencian tanto • Capitalistas (lo que importa es el capital en la sociedad): en un aspecto funcional (relacionado con las - Sociedad anónima actividades económicas y con las clases de - Sociedad de responsabilidad limitada empresas -pequeñas, medias y grandes-), - Comanditaria por acciones.
como en un aspecto estructural (relacionado con la forma en que se organiza por el • Personalista (cualidades de las personas): Ordenamiento jurídico cada tipo social - Colectiva responsabilidad personal o no de los socios, - Comanditaria simple movilidad o fungibilidad en la condición de El rigor de la responsabilidad personal e ilimitada del socios colectivos en las sociedades socio-).
colectiva y comanditaria simple y las dificultades que ofrecen por el cambio de la estructura 1 personal, hace que los socios cuando vayan a constituir una sociedad, decidan escoger antes una sociedad capitalista que una sociedad personalista.
La personalidad jurídica la obtiene la sociedad mercantil cuando la inscribimos en el registro mercantil (no puede estimarse que la independencia del sujeto creado por el Ordenamiento jurídico (cómo es la persona jurídica) tenga el mismo alcance en el régimen de las sociedades de personas que en el de las sociedades de capitales).
PERSONALIDAD JURÍDICA: La personalidad jurídica tiene que considerarse como un simple instrumento técnico del Derecho positivo para un tratamiento unitario de la organización de personas que surge del contrato social y, por lo tanto, cada Ordenamiento positivo puede tener un concepto más o menos amplio de la persona jurídica. Desde este punto de vista podríamos hablar de una relatividad del concepto de personalidad jurídica.
El reconocimiento de la personalidad jurídica tiene por las sociedades mercantiles las siguientes consecuencias: • Se considera a la entidad social como sujeto de derechos y obligaciones con plena capacidad jurídica tanto en las relaciones externas (con terceros) cómo internas (con socios) y ser parte de cualquier negocio jurídico.
• La entidad social adquiere la condición de empresario y está sometido a su estatuto. Por eso, están sometidas al cumplimiento de las obligaciones y deberes propios de todo empresario. Además, todas las sociedades tienen que hacer constar en su documentación y correspondencia mercantil los datos identificadores de su inscripción en el Registro.
• La sociedad adquiere una autonomía patrimonial con relación a los socios y se produce una separación de responsabilidad, que puede ser más o menos intensa según el tipo que se elige.
Así que en las sociedades anónimas y en las de responsabilidad limitada es más perfecta, es decir, que la sociedad sólo responde de las deudas contraídas por ella y los socios no(los socios de estas sociedades no responden personalmente por las deudas sociales). Por el contrario, en las sociedades personalistas la personalidad de la sociedad es imperfecta, los socios colectivos responden personalmente a las deudas, una vez que se haya agotado el patrimonio de la empresa.
• Nombre, domicilio y una nacionalidad para poder identificarla.
• La entidad necesitará órganos, integrados por personas físicas o jurídicas, para poder expresar su voluntad general.
Muchas veces se dan situaciones de abusos de la personalidad jurídica, que sobre todo en sociedades capitalistas (sociedad de responsabilidad limitada y sociedad anónima), y esto es debido principalmente porque estas sociedades tienen una responsabilidad limitada.
CONSTITUCIÓN SOCIEDADES: El Código de Comercio exige que las sociedades que se constituyen en escritura pública tengan que inscribirse en el Registro Mercantil.
La escritura pública se define como un simple presupuesto necesario para el acceso de la sociedad al Registro Mercantil. El Código de Comercio no exige la escritura para la existencia de la sociedad, sino para su “regularidad”. Y si una sociedad quiere ser regular tendrá que inscribirse obligatoriamente en el Registro Mercantil.
SOCIEDAD EN FORMACIÓN Y SOCIEDAD REGULAR: La falta de inscripción de la sociedad puede darse por dos situaciones diversas: 2 • En el momento en que se constituye la escritura pública de la sociedad, pero esta empieza las operaciones social antes de inscribirse en el Registro Mercantil podemos hablar de que tenemos una sociedad en formación, pero todavía no podemos decir que es una sociedad mercantil. Cuando la sociedad esté inscrita en el Registro Mercantil será cuando ya sea Sociedad Mercantil. Si se verifica la voluntad de que no hay voluntad de inscribirse en el Registro Mercantil, el socio puede pedir la disolución de la sociedad. Y si pasa más de un año desde que tenemos una sociedad en formación cualquier socio puede pedir la disolución de la sociedad.
• También nos podemos encontrar en la situación de que tenemos una sociedad en formación y se tiene el derecho a pedir la disolución por parte de cualquier socio, pero ningún socio pide esta disolución, este tipo de sociedad se denomina sociedad irregular (contrato en un documento privado). La doctrina jurisprudencial se ha orientado a aplicar a las sociedades mercantiles irregulares las normas de la sociedad colectiva, de forma que todos los socios responden personal y ilimitadamente de las deudas sociales.
TEMA2: SOCIETATS PERSONALISTES  Sociedad colectiva: Una sociedad colectiva es una compañía mercantil formada por la agrupación de dos o más socios, que realizan aportaciones con el fin de obtener un patrimonio social, y mediante la explotación de una actividad mercantil obtener unos beneficios, respondiendo los socios de las deudas de la sociedad de forma solidaria, subsidiaria e ilimitada.
Nombre sociedad= Razón social (nombre y apellidos de todos los socios o de algunos de los socios o de uno de los socios seguido de compañía o cía.). Impera con relación a la sociedad colectiva el principio de veracidad del nombre colectivo, que se intenta defender por el Código y el RRM que prohíben que puedan incluirse en la firma social el nombre de cualquier persona que”no pertenezca a la compañía”.
Nombre capitalista= Denominación Social.
Esta sociedad no exige un capital mínimo y las aportaciones pueden ser dinerarias, bienes, derechos de crédito o derechos de propiedad industrial. Nos podemos encontrar a socios que aporten su trabajo personal, estos socios se los denomina socios industriales.
El objeto social es desarrollar una actividad mercantil, y si no se queda determinado, los socios no pueden ejercer como empresarios individuales; pero si los socios piden permiso a la sociedad sí que lo pueden ser siempre y que no perjudique a la sociedad. Cualquier socio cuando está perfectamente determinado el objeto social puede crear su actividad sin perjudicar a la sociedad.
CONSTITUCIÓN: Todas las sociedades mercantiles, y en este caso la sociedad colectiva, tendrán que formalizarse en la escritura pública e inscribirse en el Registro Mercantil. El artículo 125 del C de c y el 209 del RRM enumeran las indicaciones que se tienen que expresar en la escritura pública de constitución, que tienen que inscribirse en el Registro Mercantil.
Artículo 125 del C de c: La escritura pública de la Compañía Colectiva tendrá que expresar: el nombre, apellidos y domicilio de los socios; la razón social; el nombre y apellido de los socios a los cuales se les encomienda la gestión de la Compañía y el uso de la firma social; el capital que cada socio aporta en dinero efectivo, créditos o efectos, con expresión del valor que se le da a 3 estos o de las bases sobre las que tenga que hacerse el avalúo ; la duración de la compañía; las cantidades que, en su caso, se asignan a cada socio gestor anualmente por sus gastos particulares.
Las modificaciones de los términos contenidos en la escritura sociales tienen que realizarse, en principio, con el consentimiento de todos los socios. No obstante, se considera válido el pacto estatutario de que si muriera algún socio continuará la sociedad con los herederos del difunto o subsistirá entre los supervivientes.
RELACIONES JURÍDICAS INTERNAS: Son aquellas que tienen los socios entre sí o bien los socios en la sociedad.
 La obligación de aportación de los socios: Los socios se obligan a poner en común bienes, industria o alguna de estas cosas en la forma establecida en la escritura como los medios necesarios para obtener el fin social.
 Administración de la sociedad: Un de las características que tiene la sociedad colectiva es la posibilidad de participación de todos los socios en la gestión social. No obstante, en la escritura social puede pactarse quien o quienes administran la sociedad.
- Designación y revocación de los administradores: Hay que distinguir entre cuando hay pacto en los estatutos o no de los administradores de la sociedad.
1. Cuando el nombramiento de administrador ha sido conferido como condición expresa del contrato social, el nombramiento será irrevocable, pero si se administrara mal los socios podrían nombrar a un coadministrador o pedir la cancelación judicial del contrato.
2. Cuando no existe pacto expreso sobre la administración de la sociedad, ésta corresponderá a todos los socios, salvo que se acuerde por los socios que sólo lleve la administración alguno o algunos de ellos.
La administración de la sociedad puede conferirse a personas que no sean socios cuando conste en escritura y también mediante delegación de las funciones de un socio si existe el consentimiento de todos los demás.
- Ejercicio de la actividad gestora: 1. En el caso de que la administración no se hubiera limitado a alguno de los socios, todos tendrán facultad de participar en la dirección y manejo de los negocios sociales.
Y en este caso, la voluntad de uno de los socios administradores que expresamente la manifieste, no deberá contraerse ninguna obligación nueva.
2. Si en la escritura social se ha limitado la administración a alguno de los socios habrá de estarse a lo dispuesto en ella. Los socios que no sean administradores no podrán oponerse a los acuerdos establecidos por los administradores y tampoco podrán impedir los efectos que se deriven de estos.
- Actuación de los administradores: Si los administradores son más de uno habrá de saberse si han de actuar conjunta o separadamente.
1. Actuaran conjuntamente cuando no se haya hecho constancia en el contrato de las facultades de los administradores. Entonces en este caso podemos decir que los administradores tienen facultades mancomunadas.
2. Actuaran separadamente cuando en el contrato se establezca que los administradores tengan facultades solidarias.
4 - Relación jurídica entre el administrador y la sociedad: En el caso de malicia, abuso de facultades o negligencia grave por parte de los administradores, estos deberán indemnizar a la sociedad cuando está sufra daños por tales actos, y los demás socios serán los que tengan que ejercitar la acción de ir en contra de los administradores.
- Derecho de información de los socios: Los socios, administren o no, tienen el derecho a examinar el estado de la administración y de la contabilidad.
 Limitaciones a los socios para el ejercicio por cuenta propia de una actividad mercantil: - Si se trata de un socio industrial, este no puede ocuparse de negocios de ninguna especie por su propia cuenta, salvo si la sociedad lo permite expresamente.
- Los demás socios colectivos tampoco pueden hacer operaciones por cuenta propia sin mediar el consentimiento de la sociedad, si ésta no tiene un objeto social determinado.
Pero en este caso la prohibición no es tan estricta, porque el consentimiento de la sociedad puede ser expreso o tácito y además la sociedad tiene que tener daños o perjuicios para poder negar el consentimiento.
- Los socios que no sean industriales podrán dedicarse (salvo que exista un pacto en contrario) a una actividad por se cuenta que no sea la de la sociedad. Aunque si todos los socios se ponen de acuerdo, se podrá hacer la competencia a la sociedad.
 Participación en los resultados: Los socios habrán de participar en los resultados de la sociedad en la forma en que se haya establecido en la escritura pública. Pero si en esta no se hace constancia, las ganancias se dividirán a prorrata de la porción de interés que cada cual tuviere en la sociedad, figurando en la distribución los socios industriales, en el mismo grado del socio capitalista de menor participación. Las pérdidas se imputarán en la misma proporción entre todos los socios capitalistas, sin comprometer a los socios industriales. Se considerará nulo el pacto que excluya a uno o más de las ganancias o en las pérdidas (excepción en el caso de los socios industriales en las pérdidas).
RELACIONES JURÍDICAS EXTERNAS A) Representación de la sociedad.
Todo socio en una sociedad colectiva es administrador de la sociedad, pero no todos ellos tienen poder para representarla, sino únicamente aquellos que hayan sido autorizados para usar la firma social (representación orgánica y no voluntaria).
Los socios no autorizados debidamente para usar la firma social no obligarán con sus actos y contratos a la compañía, aunque los ejecuten a nombre de ésta y bajo su firma. La responsabilidad de tales actos recaerá exclusivamente sobre sus autores.
No cabe la aplicación del criterio de la referencia al objeto social, porque el Código prevé que estas sociedades pueden no tenerlo determinado.
B) Responsabilidad por las deudas sociales.
De las deudas de la sociedad responden la sociedad y también todos los socios, sean o no gestores de la misma, incluyéndose por tanto dentro de éstos también los socios industriales.
Siempre en los negocios con terceros personas, la sociedad será quién responda, pero si esta no tiene recursos suficientes para responder a la obligación, entonces los socios serán quienes lo hagan.
La responsabilidad de los socios colectivos tiene las siguientes características:  La responsabilidad de los socios es de carácter personal e ilimitada, es decir, que los socios responden con todos sus bienes.
 Es una responsabilidad subsidiaria o de segundo grado, es decir, los bienes particulares de los socios no pueden ser ejecutados por las obligaciones contraídas por la sociedad sino después de haber hecho excusión del haber social.
5   Los socios estarán obligados solidariamente, pero esta solidaridad se produce en las relaciones de los socios entre sí, pero no con relación a la sociedad.
Sociedad en comandita simple: La sociedad en comandita simple es la sociedad de tipo personalista que ejercita una actividad mercantil y se caracteriza por la coexistencia de dos socios:  Socios Colectivos, que responden ilimitadamente de las deudas sociales y cuyo nombre ha de servir para formar la razón social.
 Socios Comanditarios, cuya responsabilidad es limitada y los caracteres personales de estos y su patrimonio se necesitan para la consecución del fin social, aunque no intervengan en la gestión social.
CONSTITUCIÓN Y FIRMA DE LA SOCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE.
A) Constitución.
El artículo 145 del Código de comercio dice: “En la escritura social de la compañía en comandita, constarán las mismas circunstancias que en la colectiva”. Pero este artículo es insuficiente porque en la sociedad en comandita será necesaria la existencia de dos clases de socios, los colectivos y los comanditarios.
B) Modificación de la escritura social.
En la modificación de los términos del contrato de sociedad contenido en la escritura de constitución, se pueden distinguir los siguientes casos: a) En el supuesto de que se rompa el contrato por una defectuosa gestión del socio colectivo, se deberá, se producirá mediante una decisión judicial.
b) Para la modificación del contrato será necesario el consentimiento de todos los socios colectivos y el de los comanditarios, a no ser que se disponga otra cosa en la propia escritura social.
C) Razón social o firma.
El artículo 146 del Código de comercio nos dice que la compañía en comandita girará bajo el nombre de todos los socios colectivos, de algunos de ellos o de uno solo, debiendo añadirse, en estos dos últimos casos, al nombre o nombres que se expresen las palabras “y compañía”, y en todos las de “Sociedad en Comandita”. Esta última expresión podrá sustituirse por las abreviaturas de S. en C. o S. com.
Y además el artículo 147 de la misma ley nos expone que nunca podrán incluirse los nombres de los socios comanditarios en la razón social, porque terceros pueden creer que al figurar el nombre en la firma se trata de un socio colectivo.
RELACIONES JURÍDICAS INTERNAS.
A) Consideración general.
Los socios colectivos tendrán los mismos derechos y obligaciones respecto a los socios de la sociedad colectiva, y en relación a los socios comanditarios existe alguna norma especial.
B) Obligación de aportación del comanditario.
Cuando la aportación no sea dineraria, sino en otros bienes (aportaciones in natura), el artículo 172 del Código de comercio nos dice que la valuación ha de hacerse de acuerdo con lo establecido en la escritura y a falta de pacto especial se efectuará por peritos.
6 C) Participación en las ganancias y pérdidas (socios comanditarios).
El reparto de las ganancias sociales y la cuota que resulte de la liquidación de la sociedad, se aplica a los socios comanditarios el mismo criterio de distribución que a los colectivos, que es salvo pacto en contrario en proporción a lo aportado.
Con relación al reparto de las pérdidas, estas no podrán superar el importe de su cuota de aportación.
D) Prohibición de inmixtión del comanditario en la gestión social.
La gestión de la sociedad en comandita no sólo se encomienda a los socios colectivos, sino que se prohíbe al comanditario ni aun en calidad de apoderado de los socios gestores.
En el supuesto de violación de la prohibición, el Código establece que los demás socios podrán pedir al socio comanditario, si hubo malicia, abuso de facultades o negligencia grave, la indemnización de daños y prejuicios y la rescisión parcial del contrato social.
E) Derecho de información del comanditario.
El socio comanditario ve muy recortado su derecho de información sobre la marcha. Si no ha dicho nada la escritura sobre este punto, el comanditario tendrá derecho a que le sea comunicado necesariamente el balance de la sociedad a fin de año. Además, habrán de ponerse de manifiesto, durante un plazo que no podrá bajar de quince d para comprobar esas cuentas anuales.
RELACIONES JURÍDICAS EXTERNAS.
A) Representación de la sociedad.
La representación de la sociedad sólo puede ser conferida a los socios colectivos, a los comanditarios les está prohibido en cualquier supuesto, el uso de la firma social.
B) Responsabilidad del comanditario por las deudas sociales.
Por lo que se refiere a la responsabilidad del comanditario por las deudas sociales, queda limitada al importe de lo que se ha comprometido a aportar a la sociedad.
En el supuesto de que el comanditario no haya cumplido totalmente la aportación, se concede a los acreedores el derecho frente a él para reclamarle lo que falta de aportar.
El socio comanditario puede responder ilimitadamente, en el caso de que incluya su nombre o consintiese su inclusión en la razón social, pero este nunca pasaría a transformarse en un socio colectivo aunque tenga responsabilidad ilimitada.
 La sociedad en comandita por acciones: La sociedad en comandita por acciones es una sociedad cuyo capital está dividido en acciones, que se formará por las aportaciones de los socios, uno de los cuales, al menos, se encargará de la administración de la sociedad y responderá personalmente de las deudas sociales como socio colectivo; mientras que los socios comanditarios no responderán personalmente, y participarán en la organización de la sociedad a través de la Junta general de la forma similar a los accionistas de la sociedad anónima.
La ausencia de al menos un socio colectivo ocasiona la disolución de la sociedad o la necesidad de su transformación en otro tipo social.
Una de las especialidades de esta sociedad radica en la formación de su denominación social, porque si la denominación es subjetiva, en ella no podrá figurar el nombre de una persona 7 natural o jurídica que no tenga la condición de socio colectivo, pudiendo figurar bien el nombre de todos los socios colectivos, de alguno de ellos o de uno solo. Y en el caso de la objetiva, en ella se hará referencia a las actividades económicas de su objeto social o de fantasía. En todo caso, la denominación habrá de contener la indicación de la forma social: Sociedad en comandita por acciones o su abreviatura S Com. Por A.
TEMA 3: SOCIEDAD ANÓNIMA  Concepto: La sociedad anónima es el tipo de sociedad mercantil cuyo capital, que como mínimo ha de ser de 60000 euros, está dividido en acciones y en la que únicamente responde su patrimonio del cumplimiento de las deudas sociales.
 Capital social: Se entiende por capital social o nominal la cifra, expresada en euros que aparece determinada en los estatutos sociales, que va a figurar en el pasivo del balance bajo esa denominación y que representa el importe de las aportaciones de los socios, o de lo que se han comprometido a aportar.
Junto al capital nominal aparece el llamado capital real o efectivo, que se refiere al patrimonio neto de la sociedad y que está formado por el valor de las aportaciones realizadas por los socios, del que se ha de deducir el conjunto de deudas contraídas por la propia sociedad.
En el momento fundacional se produce normalmente una equivalencia entre el capital nominal y el capital real, una vez que la sociedad comienza sus actividades la coincidencia desaparece, ya que el capital nominal permanece estable y el capital real varía.
El capital social sirve de medio para la constitución y la defensa del patrimonio empresarial en beneficio de los acreedores sociales, cuya única garantía se encuentra, en él, por la exclusión de la responsabilidad personal de los socios de las deudas de la sociedad.
Principios que regulan el capital social: 1. Principio de determinación: queda perfectamente determinado el capital social (cifra, valor nominal, etc.).
2. Principio de subscripción plena: tanto al constituirse la sociedad como cuando se ejecuta el aumento del capital social, las acciones tienen que estar totalmente subscritas.
3. Principio de desembolso mínimo: tanto en el momento de constitución como cuando se ejecute el aumento de capital social, sus acciones han de estar desembolsadas como a mínimo en un 25% de su valor nominal.
4. Principio de correspondencia efectiva: la cifra del capital social que consta en los estatutos se ha de corresponder con la efectiva aportación patrimonial realizada por los socios a favor de la sociedad.
5. Principio del capital mínimo: la sociedad en todo momento tiene que tener un capital de 60000 euros y si nos encontrásemos con un capital inferior a este, estaríamos en una situación de disolución de la sociedad.
 Capital y patrimonio social: 8 La circunstancia de que en la sociedad anónima los socios no respondan de las deudas de la sociedad y que si lo haga la sociedad con todo su patrimonio social, incide en el hecho de que el capital social, tiene una correspondencia efectiva con esos bienes que constituyen parte del patrimonio de la sociedad.
El patrimonio de la sociedad está formado por un conjunto de bienes de diversa naturaleza, cuya enunciación aparece en el activo del balance, y las deudas que formen parte de su pasivo.
El valor de la diferencia entre unos y otras constituye lo que podemos denominar el patrimonio neto (capital nominal) o el capital real de la sociedad.
Las cuentas anuales de la sociedad han de ser formuladas por los administradores, verificadas por los auditores de cuentas de la sociedad y sometidas a la aprobación de la Junta general, y deben de mostrar la imagen fiel del patrimonio de la situación financiera y de los resultados de la sociedad.
En defensa de los acreedores sociales y cuando el valor del patrimonio neto contable de la sociedad sea inferior a la cifra del capital nominal, se prohíbe el reparto de dividendos a los socios, debiendo dedicar la Junta general los beneficios que produzca la sociedad a cubrir las pérdidas que ésta tenga. Y además se obligará a reducir el capital nominal en el supuesto de que las pérdidas del patrimonio neto contable alcancen su tercio del capital social y perduren durante un ejercicio. También la Ley obliga a que se disuelva la sociedad por consecuencia de pérdidas que dejen reducido su patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social.
Disolución que no se produce si se hacen aportaciones al patrimonio de la sociedad como consecuencia de un acuerdo de aumento de capital social y la proporción entre el valor del patrimonio neto y el capital social se reduce. Por otro lado puede darse el caso de que la sociedad se encuentre en situación de insolvencia y se vea obligada, a solicitar que se inicie un procedimiento de concurso de la sociedad.
 Denominación social: En la denominación de la Compañía deberá figurar necesariamente la indicación “sociedad anónima” o su abreviatura S.A. No se podrá adoptar una denominación idéntica a la de otra sociedad preexistente.
La denominación social es el nombre de la sociedad y como tal cumple la función de distinguirla como persona jurídica de las demás (elemento identificador necesario de la sociedad, que su ausencia en los estatutos una vez inscrita es causa de nulidad de la constitución).
Las sociedades anónimas gozan de libertad de elección entre una denominación subjetiva o razón social y una denominación objetiva. En una denominación objetiva (de fantasía) habrá que hacer referencia a una actividad que esté incluida en el objeto social, y no cabe incluir en ella expresiones que induzcan a error o confusión. La denominación subjetiva es cuando la sociedad una vez constituida adquiere el derecho de su propia denominación que figura en los estatutos. Esta denominación presenta dos vertientes: una positiva, que implica utilizar tal denominación como signo identificador de la personalidad jurídica, y otra negativa, que se centra en la facultad que tiene su titular de prohibir que los terceros usen esa denominación.
El RRM declara que no podrá incluirse total o parcialmente en la denominación el nombre o el seudónimo de una persona sin su consentimiento.
 Nacionalidad y domicilio: 9 Nacionalidad: serán españolas y se regirán por la presente Ley todas las sociedades de capital que tengan su domicilio en territorio español, cualquiera que sea el lugar en que se hubieran constituido.
El domicilio de la sociedad se ha de fijar dentro del territorio español en el lugar que se halle el centro de su efectiva administración y dirección o en que radique su principal establecimiento o explotación.
El domicilio, que ha de ser una mención necesaria de los Estatutos, con la finalidad de otorgar una mayor protección a los terceros, la propia Ley establece que en caso de discordancia entre el domicilio registral y el que consta en los Estatutos, los terceros podrán considerar como domicilio cualquiera de ellos.
El cambio de domicilio de la sociedad al extranjero, hará que la inscripción en el Registro de otro Estado miembro de la Unión, lleva consigo la cancelación de la hoja de la sociedad en el Registro español.
 Constitución de la sociedad: La constitución de la sociedad anónima entraña la creación de una organización a la que se asigna una personalidad jurídica, que deriva, de un contrato plurilateral y de organización (la voluntad de los que en él intervienen tiende a crear esa organización, que agrupa y articula un conjunto de órganos).
Como presupuesto necesario para la validez del negocio funcional, se exige que la sociedad anónima tenga suscrito totalmente su capital y desembolsada una cuarta parte por lo menos.
En la creación de sociedades cabe señalar varias etapas: a) Una primera de preconstitución o presociedad; b) Una segunda de sociedad en formación, y c) Una tercera, que corresponde a sociedad debidamente constituida e inscrita.
ESCRITURA DE CONSTITUCIÓN Una de las formalidades para la constitución de la sociedad es el otorgamiento de la escritura pública que después ha de estar inscrita en el Registro Mercantil, y con esta inscripción adquirirá la personalidad jurídica que corresponda al tipo social elegido.
En el caso de la constitución de una sociedad anónima unipersonal, la escritura, no recoge un contrato sino una declaración unilateral del socio único.
CLASES DE CONSTITUCIÓN: Constitución sucesiva por suscripción pública de las acciones (socios promotores), bien mediante cualquier medio de publicidad o por la actuación de intermediarios financieros.
Sistema complejo, que trata de ofrecer garantías a los suscriptores de las acciones de la futura sociedad. Se necesita este tipo de fundación cuando tenemos un capital muy elevado. Los promotores han de comunicar a la comisión nacional del mercado de valores de este proyecto, y además han de redactar un programa que lo tienen que depositar en el Registro Mercantil y en la comisión nacional de valores. En el momento de la suscripción de las acciones, los socios no obtendrán las acciones sino que tendrán boletines de suscripción.
 Junta Constituyente: Tienen derecho de ir a esta junta todas las personas que han suscrito las acciones. En este tipo de juntas se aprueba o sanciona la gestión realizada por los promotores, se aprueban los estatutos sociales, se nombran a los administradores y se asigna a una o varias personas para que vayan a una notaria a otorgar la escritura pública.
10 Constitución simultánea (socios fundadores), que se produce en un solo acto por acuerdo entre los fundadores que recoge la escritura social. En caso de fundación simultánea o por convenio, serán fundadores las personas que otorguen la escritura pública y suscriban todas las accione, omitiendo toda referencia al número mínimo de fundadores, debiendo entenderse que debía ser el de dos cuando fuera por convenio. Sin embargo, también se podía fundar la sociedad de forma simultánea (no por convenio) por un solo socio, ya fuera persona natural o jurídica.
 El supuesto normal en la práctica es la utilización del procedimiento de constitución simultánea.
Valor nominal: Cifra aritmética de cada acción y que ha de constar en los estatutos de la sociedad, y si sumamos todos los valores nominales nos ha de dar el importe del capital social.
Valor real: Es la división del patrimonio por el número de acciones que representen el capital social (si incrementa el patrimonio, también incrementa el valor real).
Valor de bolsa: Acciones que cotizan en bolsa, y se calcula en base a la oferta y la demanda.
Hay dos clases de acciones: -Ordinarias: derechos básicos.
-Privilegiadas: más derechos que en las acciones ordinarias.
-Sociedad en formación Una vez otorgada la escritura de constitución y antes de la inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil, se podrán realizar en nombre de ella actos y contratos. Tal actividad es frecuente porque muchos actos son de urgente realización para que la futura sociedad anónima pueda operar normalmente. Sin embargo, la sociedad anónima no existe plenamente como tal en ese momento, porque todavía no ha obtenido su inscripción en el Registro Mercantil y por consiguiente no podrá efectuar esos contratos, pero sí puede hacerlo la “sociedad en formación”. El régimen de la sociedad en formación, como sociedad provisional, tiene como función no simplemente el proceder a la plena constitución de una sociedad anónima, sino también el regular el ejercicio anticipado de la actividad social. La Ley reconoce cierta personificación jurídica de la sociedad, en cuanto le asigna un patrimonio.
Personificación que se perfeccionará con la inscripción de la sociedad.
-Sociedad devenida irregular El hecho que habiéndose otorgado la escritura de constitución de la sociedad anónima y verificada la voluntad de no inscribir la sociedad o, en todo caso, haya trascurrido un año desde el otorgamiento de la escritura sin que se hubiere solicitado su inscripción. La Ley en tales supuestos da por concluido la situación de sociedad “en formación” y la califica de “irregular”. La propia LSC estima que la situación de una “sociedad devenida irregular” no es deseable: a)Cualquier socio podrá instar la disolución de la sociedad y exigir, previa liquidación del patrimonio social, la restitución de sus aportaciones.
b)Si la sociedad ha iniciado sus operaciones o continúa con ellas, han de aplicarse las normas de sociedad colectiva, o si el objeto social fuera de carácter civil se aplicarán las normas contenidas en el Código civil.
c)En el supuesto de que la sociedad irregular se inscriba posteriormente no será de aplicación a ésta lo previsto en el artículo 38.2 (referente a la liberación de los socios, administradores y representantes de su responsabilidad con relación a los actos anteriores a la constitución, art. 39.2).
-Responsabilidad de los fundadores Los fundadores responderán solidariamente frente a la sociedad y su responsabilidad alcanzará a las personas por cuya cuenta hayan obrado.
11 C) Constitución sucesiva El procedimiento de constitución sucesiva ha de aplicarse en aquellos supuestos en los que con anterioridad al otorgamiento de la escritura de constitución de la sociedad se haga una promoción pública de la suscripción de las acciones por cualquier medio de publicidad o por la actuación de intermediarios financieros.
 Nulidad: A) Causas de nulidad (art. 56 de la LSC) Las causas de nulidad que enuncia la Ley son las siguientes: a)Por no haber concurrido en el acto constitutivo la voluntad efectiva de, al menos, 2 socios fundadores en el caso de pluralidad de éstos, o del socio fundador cuando se trate de sociedad unipersonal; b)Por la incapacidad de todos los socios fundadores; c)Por no expresarse en la escritura de constitución las aportaciones de los socios; d)Por no expresarse en los estatutos la denominación de la sociedad; e)Por no expresarse en los estatutos el objeto social o se éste ilícito o contrario al orden público; f)Por no expresarse en los estatutos la cifra del capital social y las aportaciones de los socios; g)Por no haberse realizado el desembolso mínimo exigido por la Ley.
B) Efectos de la declaración de nulidad La declaración de nulidad de la sociedad no produce los efectos propios de la nulidad del negocio jurídico. La sentencia que acoge la acción de nulidad produce unos efectos similares a la declaración de la disolución de la sociedad, ya que “abre su liquidación”, que seguirá el procedimiento previsto en la Ley para los casos de disolución. La sociedad conservará su personalidad jurídica mientras la liquidación se realice. Las causas de nulidad podrán subsanarse previamente mediante una modificación de la escritura y su inscripción en el Registro Mercantil.
 Aportaciones sociales: A) Normas relativas a las aportaciones La aportación tiene naturaleza de un acto traslativo a la sociedad y ha de ser una aportación efectiva, de manera que el socio no se libera de la deuda que tiene frente a la sociedad si no desembolsa o entrega unas cosas que satisfagan verdaderamente el importe total de esa deuda. Es un supuesto esencial que se produzca el desembolso mínimo de la cuarta parte del valor nominal de cada una de las acciones de la sociedad.
a) Objeto y clases de las aportaciones El objeto de la aportación puede ser el dinero u otras clases de bienes que pueden ser materiales o inmateriales, entre los que se encuentra tanto los derechos patrimoniales como otras situaciones de hecho susceptibles de valoración económica. Pero en ningún caso pueden ser objeto de aportación el trabajo o los servicios.
Las aportaciones se clasifican en “dinerarias” y “no dinerarias”. En principio sólo son admisibles las aportaciones no dinerarias si se ha pactado expresamente en la escritura la naturaleza de los bienes que el socio se ha comprometido a aportar, que en todo caso debe recoger las aportaciones de los socios, bajo pena de nulidad. Otro criterio de clasificación de las aportaciones se refiere al título con el que se ejecuta la transmisión; se distingue entre la transmisión a título de dueño y a título diferente. La Ley presume que toda aportación se realiza a título de propiedad, de forma que la sociedad adquiere la titularidad sobre el bien aportado, para que la aportación se efectúe a título diferente será preciso que se estipule de forma expresa.
b) Aportaciones dinerarias 12 El supuesto normal es que la aportación sea dineraria. En tal caso, será preciso que las aportaciones se efectúen en euros. La verificación del desembolso se efectúa por el Notario.
c) Aportaciones no dinerarias La Ley exige la intervención de expertos independientes designados por el Registrador mercantil para que elaboren un informe en el que se describan las aportaciones no dinerarias, sus características y el valor que se asigna a cada una de ellas, debiendo incorporarse este informe como anexo a la escritura de constitución, de aumento o de desembolso posterior.
d) Prestaciones accesorias En los estatutos de las sociedades podrán establecerse prestaciones accesorias distintas de las aportaciones, expresando su contenido concreto y determinado y si se han de realizar gratuitamente o mediante retribución, así como las cláusulas penales por su incumplimiento.
En ningún caso podrán integrar el capital social.
Las prestaciones accesorias consisten en la prestación de determinados servicios por los socios a la sociedad, que se remuneran con una participación en los beneficios o de otra forma.
La compensación que hayan de recibir los socios que las realicen, en ningún caso podrá exceder del valor que corresponda a la prestación. Las prestaciones accesorias podrán estar vinculadas o no a la titularidad de determinadas acciones; en el primer caso la transmisibilidad estará condicionada a la autorización de la sociedad.
La creación, modificación y extinción anticipada de la obligación de realizar prestaciones accesorias implicará una modificación estatutaria. La condición de socio no se perderá, salvo disposición contraria de los estatutos, por falta de realización de las prestaciones accesorias por causas involuntarias.
B) Régimen de desembolsos pendientes Se denomina desembolso pendiente a la parte de la aportación que el socio tiene pendiente de realizar a la sociedad, que en el momento de constitución de la misma no puede ser superior al 75% del capital suscrito por el accionista.
a) Obligación del pago de los desembolsos pendientes El artículo 81.2 LSC declara que la exigencia del pago de los desembolsos pendientes se notificará a los afectados o se anunciará en el BORME, debiendo mediar entre la fecha de envío de la comunicación o la del anuncio y la fecha de pago, al menos, el plazo de un mes. Si los dividendos pasivos han de desembolsarse en dinero, la escritura determinará la forma y el plazo máximo en que hayan de satisfacerse. Si los desembolsos han de efectuarse mediante aportaciones no dinerarias, se determinará en la escritura su naturaleza, valor, contenido y el plazo de la aportación, que no podrá exceder de 5 años desde la constitución de la sociedad (o en su caso desde el aumento de capital), y si tal aportación deviene imposible, se hará en dinero.
En el caso de que se transmita una acción que no esté totalmente desembolsada, el adquiriente de la acción responde solidariamente con todos los transmitentes que le preceda.
El transmitente que pague podrá reclamar todo lo pagado a los adquirientes posteriores. La responsabilidad durará 3 años desde la fecha de la respectiva transmisión.
b) Caso de mora en el desembolso Vencido el plazo fijado para efectuar los desembolsos pendientes, el accionista incurrirá en mora, y no podrá ejercitar el derecho de voto ni podrá ejercitar el derecho de suscripción preferente, ni cobrar los dividendos. Sin embargo, si el socio abona los desembolsos 13 pendientes junto a los intereses adecuados por la demora, podrá reclamar los dividendos no prescritos, esto es, si no ha transcurrido el plazo de 5 años desde el día señalado para su cobro.
 La Acción: I. LA ACCIÓN COMO PARTE DEL CAPITAL El capital de la sociedad anónima estará dividido en acciones, que son partes alícuotas indivisibles y acumulables del capital social.
El valor nominal de una acción señala la cantidad que, como mínimo, se debe aportar para conseguir la consideración de socio. Ha de existir una relación exacta entre el número de acciones que tiene la sociedad, su valor nominal y el capital social.
La Ley declara que será nula la emisión de acciones que no respondan a una efectiva aportación patrimonial a la sociedad. No podrán emitirse acciones por una cifra inferior a la de su valor nominal. Es lícita la emisión de acciones con prima en el marco de una ampliación de capital.
II. LA ACCIÓN COMO DERECHO A) Vinculación a la adquisición de la condición de socio La adquisición de la acción lleva inherente la adhesión del socio a la normativa rectora de la sociedad en la que se integra y, se produce la adquisición de derechos y facultades y la asunción de obligaciones y deberes en ella previstos. El accionista puede adquirir la condición de socio de forma originaria o derivada. El primer caso se produce por la participación del socio en la fundación de la sociedad, o en una ampliación de su capital, y la suscripción por él de las acciones. El segundo de la adquisición de alguna acción que se transmite por un socio.
Las acciones que tengan el mismo contenido de derechos constituyen una misma clase de acción que permite la distinción entre acciones ordinarias y privilegiadas.
La LSC califica como acciones privilegiadas, a las acciones que confieren algún privilegio frente a las ordinarias, y exige que tal privilegio figure en los estatutos sociales. La Ley regula también unas acciones especiales que, junto a ciertas limitaciones, gozan de algunos privilegios, como son las acciones “sin voto” y las “rescatables”.
B) Enunciación de los derechos más relevantes La Ley enuncia en su artículo 93 los derechos que, como mínimo, posee el accionista.
a) Referencia a los criterios de clasificación El contenido de estos derechos está delimitado por la propia Ley y por los estatutos, y que, en ciertos supuestos que la propia Ley prevea, tales derechos pueden ser derogados.
Los derechos de los accionistas se han clasificado de acuerdo con criterios diferentes: a) se distingue entre derechos comunes del accionista y derechos especiales; b) se habla de derechos individuales, en cuanto que pueden ser ejercitados por cualquier accionista, y de derechos de minoría, cuando su ejercicio está condicionado a que el accionista, solo o con otros, posea un determinado porcentaje del capital social; c)se distingue entre derechos de carácter económico o patrimonial, los de carácter político o administrativo relativos a la organización de la sociedad y derechos de doble carácter de contenido político y patrimonial.
b) Enunciación efectuada por la Ley b.1) Derecho a participar de las ganancias Si se reparten dividendos el socio no puede ser excluido del reparto, también tiene el derecho a una distribución anual de dividendos, siempre que existan beneficios o reservas libres y lo acuerde la junta general. El derecho del socio a la percepción de los dividendos prescribirá a los 5 años contados desde el día señalado para comenzar su cobro.
14 b.2) Derecho a participar en el patrimonio que resulte de la liquidación La división del haber social ha de efectuarse en la forma fijada por los estatutos o, en su defecto, la cuota de liquidación correspondiente a cada socio será proporcional a su participación en el capital social, sin perjuicio que se devuelva en primer término ese exceso a los que han aportado más.
b.3) Derecho de suscripción preferente Consiste en que en los aumentos de capital social con emisión de nuevas acciones, los antiguos accionistas podrán ejercitar dentro del plazo que les conceda la administración de la sociedad, que no será inferior a un mes desde la publicación del anuncio de la oferta de suscripción de la nueva emisión en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, el derecho a suscribir un número proporcional al valor nominal de las acciones que posean. La Ley prevé el sustituir la publicación del anuncio por una comunicación escrita a cada uno de los accionistas, cuando las acciones sean nominativas. Los derechos de suscripción preferente serán transmisibles.
Cuando el aumento de capital se haga totalmente con cargo a reservas, no se produce una suscripción de nuevas acciones, sino una asignación de éstas a los antiguos accionistas de forma gratuita y en proporción al valor nominal de las acciones que posean. El derecho a la asignación gratuita de las acciones es transmisible. Sin embargo, no en todos los supuestos existe ese derecho de suscripción preferente.
b.4) Derecho de asistencia y voto en las Juntas generales El socio tiene derecho a asistir a la Junta general en las condiciones previstas por la Ley, si bien los estatutos pueden exigir la posesión de un número mínimo para asistir a la Junta general, sin que en ningún caso el número exigido pueda ser superior al 1 por 1000 del capital social.
El socio tiene derecho a votar en las Juntas generales. No será válida la creación de acciones que de forma directa o indirecta alteren la proporcionalidad entre el valor nominal de la acción y el derecho de voto. Los estatutos podrán exigir la posesión de un número mínimo de títulos para ejercitar personalmente el derecho de voto.
Los estatutos podrán fijar con carácter general el número máximo de votos que puede emitir un mismo accionista. En las sociedades cotizadas la limitación del número máximo de votos es incompatible con su régimen.
LSC regula la posibilidad de que el accionista asista a la Junta general por medios telemáticos. LSC declara que los accionistas que emitan su voto a distancia deberán ser tenidos en cuenta como presentes, a los efectos de constitución de la Junta.
b.5) Derecho de información El derecho de información se considera inderogable y es instrumental para el ejercicio de otros derechos, en especial el de voto.
El accionista podrá obtener de la sociedad, de forma inmediata y gratuita, las cuentas anuales y los documentos complementarios que han de someterse a la aprobación de la Junta general, así como el informe de los auditores de cuentas.
En el caso de que las acciones sean nominativas tendrán derecho al examen del libro registro.
Podrán solicitar a los administradores hasta el séptimo día anterior a la celebración de la junta, las informaciones o aclaraciones que estimen precisas sobre los asuntos del orden del día. Tal solicitud podrán formularla por escrito y los administradores estarán obligados a facilitar la información también por escrito hasta el día de la celebración de la junta general.
Los accionistas podrán solicitar verbalmente durante la celebración de la Junta las aclaraciones que estimen precisas sobre los asuntos comprendidos en el orden del día.
b.6) De impugnación de los acuerdos sociales En la legitimación para la impugnación de los acuerdos sociales de la Junta general, se ha de distinguir según que los acuerdos sean nulos o anulables, pues en el primer caso correspondería a todos los accionista, mientras que en el segundo únicamente a los accionistas asistentes a la Junta que hubiesen hecho constar en acta su oposición al acuerdo, los ausentes y los que hubiesen sido ilegítimamente privados de voto.
15 Los accionistas podrán impugnar también los acuerdos del Consejo de Administración o de cualquier otro órgano colegiado de administración, pero para ello habrán de poseer, al menos, el 5% del capital social.
c) Acciones privilegiadas La existencia de estas acciones privilegiadas puede surgir bien en el momento de la fundación de la sociedad o en uno posterior, y en tal caso, por ser necesario que figuren en los estatutos sociales.
En tal caso, en que la creación de acciones privilegiadas lesione directa o indirectamente los derechos de una clase de acciones ya existente, esa modificación estatutaria requerirá, además del acuerdo de la Junta general, el acuerdo de los titulares de la clase de acciones privilegiadas ya existente que vean afectados sus derechos; acuerdo que habrá de adoptarse en votación de esos accionistas.
Los privilegios de los accionistas se concretan con frecuencia en derechos con un contenido económico.
C) Referencia a las acciones sin voto La Ley prevé que las sociedades anónimas puedan emitir acciones sin derecho de voto por un importe nominal no superior a la mitad del capital desembolsado.
A los títulos de las acciones sin voto, la LSC les concede determinados derechos preferentes de carácter económico: a) El derecho a obtener un dividendo anual mínimo fijo o variable, siempre que existan beneficios distribuibles.
b) En el caso que sea necesaria la reducción del capital por pérdidas, dichas acciones no se verán afectadas en principio por esa reducción, en tanto en cuanto la reducción no supere el valor nominal de las acciones con voto.
c) En el caso de liquidación de la sociedad, tienen derecho a percibir el reembolso del valor desembolsado antes de que se distribuya cantidad alguna a los restantes accionistas.
d) Tendrán el mismo derecho de suscripción preferente que los accionistas ordinarios.
e) No podrán agruparse a efectos de la designación de vocales del consejo de administración por el sistema de representación proporcional.
 Representación y transmisión de acciones: A) Formas de documentación de la acción La LSC establece que las acciones podrán estar representadas por medio de títulos o de anotaciones en cuenta, indicando que en uno y otro caso tendrán la consideración de valores mobiliarios, y tendrá que estar determinado en los estatutos. Cuando se trata de sociedades cuyas acciones pretendan acceder a su cotización en Bolsa, necesariamente habrán de representarse por medio de anotaciones en cuenta.
La LSC se ocupa del régimen de las acciones cuando se representan por medio de títulos, ya que si se representan por medio de anotaciones en cuenta se remite a la normativa reguladora del mercado de valores.
Cuando las acciones son representadas mediante anotaciones en cuenta, se produce una “desmaterialización” de la acción, ya que desaparece el título y la transmisión de las acciones tendrá lugar mediante la transferencia contable.
En las acciones representadas mediante anotaciones en cuenta, la acción se constituye con la inscripción en el registro contable, cuya llevanza está encomendada a las sociedades y agencias de valores, salvo cuando los mismos sean admitidos o negociados sólo en Bolsas de valores, en cuyo caso, se lleva por el registro que está a cargo de la llamada “Sociedad de Sistemas”.
16 B) Acciones nominativas y al portador Cuando las acciones están representadas por medio de títulos, éstos podrán ser nominativos o al portador.
Tanto la documentación de las acciones como el régimen de transmisión de las acciones nominativas y al portador son diferentes. En tanto no se emitan los títulos, se podrán entregar a los accionistas unos resguardos provisionales, siempre que la acción sea nominativa.
La legitimación del accionista del socio titular de las acciones al portador no ha de presentar necesariamente el título para el ejercicio de sus derechos de accionista, sino que también puede estar legitimado mediante un certificado que acredite el depósito de los títulos en una entidad autorizada para ello, que normalmente será una entidad de crédito. En el caso de acciones nominativas, la sociedad ha de reputar accionista a quien se halle inscrito en el libroregistro de acciones nominativas, de tal manera que para ejercer sus derechos de socio tampoco será precisa la exhibición del título.
C) Formalidades del título El título de la acción y también los resguardos provisionales han de expresar un conjunto de circunstancias exigidas por la Ley, que se refieren a la sociedad, a las características de la propia acción, su condición de nominativa o al portador, así como otras circunstancias, debiendo en todo caso extenderse en libros talonarios que estarán numerados correlativamente. Todo accionista tendrá derecho a recibir los títulos que le correspondan, si bien un mismo título podrá incorporar una o más acciones de la misma serie.
Si las acciones son nominativas han de figurar en un libro-registro que llevará la sociedad, en el que se inscribirán las sucesivas transferencias de las acciones, así como los derechos que se desprendan de ellos.
El accionista tiene derecho a examinar el libro-registro de acciones nominativas de las anotaciones que afectan a sus acciones. El accionista tiene derecho a que la sociedad le entregue el título, y tal derecho puede sustituirse por una certificación (denominada “extractos de inscripción”) en la que consten las acciones que el accionista tiene inscritas a su nombre.
D) Transmisión de las acciones La transmisión de las acciones se produce mediante el acuerdo entre las partes o negocio de disposición y la entrega de la cosa.
Si las acciones son al portador, la simple entrega del documento producirá su transmisión. Si las acciones son nominativas, su transmisión ha de inscribirse en el libro-registro. La sociedad sólo puede rectificar las inscripciones de ese libro que repute falsas o inexactas tras la notificación a los interesados y si éstos no han manifestado su oposición en los 30 días siguientes a tal notificación.
E) Restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones a) Noción y características Las acciones son, en principio, libremente transmisibles. La sociedad debe estar inscrita en el Registro Mercantil, ya que hasta que no se produzca esta inscripción no pueden entregarse ni transmitirse las acciones.
Sin embargo, los estatutos sociales pueden establecer restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones; restricciones que sólo serán válidas frente a la sociedad si están expresamente impuestas por los estatutos, recaigan sobre acciones nominativas e indiquen el contenido de la restricción.
b) Clasificación de las diversas cláusulas 17 a) Cuando se reconozca un derecho de adquisición preferente a favor de los accionistas, de los pertenecientes a una clase, de la propia sociedad o de un tercero, se expresarán de forma precisa las transmisiones en las que existe la preferencia.
b) Las que subordinan la transmisión a la autorización de la sociedad.
c) Las que establecen que el adquirente debe reunir ciertas condiciones.
c) Especial referencia a las cláusulas de autorización o consentimiento La transmisibilidad de las acciones sólo podrá efectuarse si el socio obtiene la previa autorización de la sociedad. La Ley declara que sólo son admisibles las cláusulas de autorización cuando los estatutos mencionen las causas que permitan denegarla. Salvo prescripción contraria de los estatutos, la autorización será concedida o denegada por los administradores de la sociedad, lo cual quiere decir que es válido el pacto estatutario que confiere el otorgamiento de la autorización a la Junta general.
En cualquier caso, transcurrido el plazo de dos meses desde que se presentó la solicitud de autorización sin que la sociedad haya contestado a la misma, se considerará que la autorización ha sido concedida.
d) Supuestos especiales Las restricciones estatutarias a la transmisibilidad de las acciones sólo serán aplicables a las adquisiciones por causa de muerte, y a las que se produzcan como consecuencia de un procedimiento judicial o administrativo de ejecución, cuando así lo establezcan expresamente los estatutos. En estos casos, la sociedad podrá rechazar la inscripción de la transmisión en el libro-registro de acciones nominativas si se presenta a los herederos (o al beneficiario del procedimiento de ejecución) un adquirente de las acciones o si ofrece adquirirlas la propia sociedad por su valor real, en las condiciones previstas por la propia Ley.
Serán válidas, por consiguiente, las cláusulas estatutarias que desarrollen el derecho de adquisición preferente en los supuestos de transmisión forzosa, siempre que no impidan al accionista obtener el valor real de las acciones y se ajusten a las normas generales del sistema.
e) Eficacia de las cláusulas La validez de las cláusulas limitativas de la transmisibilidad de las acciones nominativas depende de que estén contenidas en los estatutos sociales inscritos en el Registro Mercantil.
Los pactos entre los accionistas que establezcan esas restricciones, pero que no figuren en los estatutos, podrán tener una eficacia entre los socios que los han suscrito, pero no frente a la sociedad.
Problema importante es conocer la eficacia de las cláusulas limitativas de la transmisibilidad cuando se produce su infracción. A tal efecto hemos de decir que es doctrina jurisprudencial que tales cláusulas deben ser interpretadas restrictivamente.
La transmisión de las acciones incumpliendo las cláusulas estatutarias lleva consigo la ineficacia de tal transmisión frente a la sociedad y que, por consiguiente, los administradores no deben inscribir al adquirente en el libro de acciones nominativas, de forma que éste no podrá ser considerado como socio.
 La Junta General: A) Concepto El artículo 159 LSC dice que los socios, reunidos en Junta general, decidirán por la mayoría legal o estatutariamente establecida en los asuntos propios de la competencia de la Junta.
Todos los socios, incluso los disidentes y los que no hayan participado en la reunión, quedan sometidos a los acuerdos de la junta general.
La Junta se caracteriza, como un órgano que se considera como soberano dentro de la organización de la sociedad, si bien el alcance de sus acuerdos es interno; no simplemente porque la Junta carece de facultades representativas de la sociedad frente a terceros, sino porque no pueden impartir instrucciones al órgano de administración.
18 La consideración de la Junta general en las sociedades anónimas como órgano soberano responde al ideal “democrático” de la configuración de la sociedad anónima, en la que los administradores están plenamente sometidos a la voluntad de los socios adoptada en esa Junta. En el subtipo de sociedades anónimas de las grandes sociedades “abiertas” (como las que cotizan en Bolsa) los papeles se invierten, en cuanto que los administradores adquieren un poder y una independencia grande respecto a la Junta general, cuyos acuerdos son cuidadosamente preparados por ellos. El poder se desplaza de hecho de la Junta a los administradores de la sociedad. Esta situación no se produce en las sociedades llamadas “cerradas” de pocos socios, en las que se conserva de hecho el predominio de la Junta general sobre los administradores.
Sin embargo, las modificaciones que el uso de internet va a provocar en aspectos fundamentales de las grandes sociedades ya han sido advertidas por la doctrina, sin prejuicio de que en aquellos Estados más sensibles hacia la regulación de la gran sociedad ya se atisban inminentes medidas legislativas. En concreto, el funcionamiento de la Junta general de esas grandes sociedades puede verse alterado con respecto a lo que es la práctica actual si se advierte que hechos como la convocatoria de la Junta, la representación de los accionistas y el voto de éstos pueden realizarse vía internet. También es importante a los efectos de una revitalización de las juntas generales en las grandes sociedades el hecho de la aparición de las llamadas Instituciones de Inversión Colectiva, dado el volumen de acciones que acumulan y en tanto en cuanto mantengan una posición independiente respecto a las sociedades en las que participan.
B) Competencia El artículo 159 LSC, alude a que la Junta general ha de decidir sobre los asuntos propios de la competencia de la junta. El art. 160 enuncia los asuntos sobre los que la Junta general tiene competencia para deliberar y acordar: a) La aprobación de las cuentas anuales, la aplicación del resultado y la aprobación de la gestión social, b) El nombramiento y separación de los administradores, de los liquidadores y, en su caso, de los auditores de cuentas, así como el ejercicio de la acción social de responsabilidad contra cualquiera de ellos, c) La modificación de los estatutos sociales, d) El aumento y la reducción de capital, e) La supresión o limitación del derecho de suscripción preferente y de asunción preferente, f) La transformación, la fusión, la escisión o la cesión global de activo y pasivo y el traslado de domicilio al extranjero, g) La disolución de la sociedad, h) La aprobación del balance final de liquidación, i) Cualesquiera otros asuntos que determinen la Ley o los estatutos.
La Ley exige la intervención de la Junta en otros asuntos respecto a estas sociedades que quizá pudieran haberse mencionado.
C) Clases Las Juntas podrán ser ordinarias o extraordinarias. La Junta general ordinaria es aquella que ha de reunirse dentro de los 6 primeros meses de cada ejercicio (o antes si lo establecen los estatutos) para censurar la gestión social, aprobar, en su caso, las cuentas del ejercicio anterior y resolver sobre la aplicación del resultado; la junta que es válida aun cuando se convoque o se celebre fuera del plazo indicado. Son Juntas extraordinarias todas las que no tengan este carácter periódico anual.
D) Convocatoria de la Junta -Función de la convocatoria: referencia a la llamada Junta universal La convocatoria ha de servir a los socios para que tengan conocimiento de esa celebración en un determinado lugar y fecha, para que puedan asistir a la misma y para que estén informados acerca de los asuntos sobre los que en ella se van a deliberar y los acuerdos cuya aprobación va a someterse a la propia Junta, sin que sea válido que esos acuerdos afecten a asuntos diversos de los que figuran en la convocatoria y sin que la soberanía de la Junta 19 permita a ésta que acuerde decidir sobre asuntos ajenos a la convocatoria. Se ha de tener en cuenta que tras la publicación de la convocatoria los accionistas pueden ejercitar su derecho de información sobre los asuntos comprendidos en el orden del día, en la forma indicada y con el alcance previsto en el artículo 197 LSC.
La cuestión se plantea en términos diferentes en el caso de la llamada “Junta universal”. La LSC dice que la Junta general (de la Junta Universal) queda válidamente constituida para tratar cualquier asunto, sin necesidad de previa convocatoria, siempre que esté presente o representada la totalidad del capital social y los concurrentes acepten por unanimidad la celebración de la junta general. En este caso los socios han de ponerse de acuerdo sobre los temas que van a tratar, que puede ser cualquiera que esté dentro de la competencia de la Junta general. El artículo 97.3 del RRM exige que conste en el acta de estas Juntas entre otros aspectos los puntos aceptados como orden del día de la sesión, así como el nombre de los socios asistentes, presentes o representados, debiendo firmar en el acta todos los asistentes.
-Quiénes han de convocar la Junta La Junta general debe ser convocada por los administradores. Si se trata de Junta ordinaria debe hacerse dentro del período de tiempo señalado en los estatutos, que ha de ser siempre en los 6 primeros meses del ejercicio. Fuera de este caso, los administradores pueden convocar la Junta general extraordinaria siempre que lo consideren conveniente para los intereses sociales.
Excepcionalmente, la Junta puede ser convocada por el Comisario del sindicato de obligacionistas, si existe una demora en la amortización de las obligaciones o en el pago de los intereses y los administradores no la convocan.
Cuando la sociedad se encuentre en liquidación de la Junta general habrá de convocarse por los liquidadores.
La convocatoria de la Junta general puede ser ordenada por el Juez, en cuyo caso hablaríamos de convocatoria judicial, la cual puede ser convocada: (i)cuando los administradores hayan incumplido el deber de convocar la Junta general en las fechas y períodos que determinen la Ley y los estatutos y (ii) cuando los accionistas desatiendan la solicitud de convocatoria de la Junta general extraordinaria formulada por una minoría de accionistas.
Los administradores deben convocar la Junta general extraordinaria cuando lo solicite un número de socios que representen, al menos, el 5% del capital social, expresando en la solicitud los asuntos a tratar en la Junta. Además, esa minoría de accionistas del 5% del capital social puede solicitar, respecto a cualquier junta convocada por los administradores, de forma fehaciente la inclusión de un complemento de la convocatoria con indicación de los asuntos a tratar, dentro de los 5 días siguientes a la publicación de la convocatoria. El complemento de la convocatoria debe publicarse con 15 días de antelación como mínimo a la fecha establecida para la reunión de la convocatoria. La falta de la publicación del complemento en ese plazo es causa de nulidad de la junta.
En cualquiera de estos casos, se plantea la cuestión de si los estatutos pueden alterar esta cifra del porcentaje de la minoría. Han de entenderse válidas las cláusulas que reduzcan ese porcentaje, pero han de estimarse inválidas las cláusulas estatutarias que intenten elevar esa cifra.
-Forma en que debe efectuarse la convocatoria El artículo 173.1 LSC establece la forma en la que debe hacerse la convocatoria de la Junta general, indicando que de la misma se ha de publicar un anuncio en el Boletín Oficial del Registro Mercantil y en uno de los diarios de mayor circulación en la provincia donde se encuentre el domicilio social, de forma que exista al menos un mes entre la convocatoria y la fecha prevista para la celebración de la Junta.
El anuncio ha de expresar, además del nombre de la sociedad, la fecha, hora y el lugar de la celebración de la reunión, así como el orden del día en el que figuraran los asuntos a tratar.
Salvo disposición contraria de los estatutos la Junta general se ha de celebrar en el término 20 municipal donde la sociedad tenga su domicilio. Si la convocatoria omitiera el lugar de celebración se entenderá que ha sido convocada para su celebración en el domicilio social.
Totalidad de los asuntos que puede alterarse, si la minoría solicita, en los términos previstos en el artículo 172 LSC, un complemento de la convocatoria. Pero no son válidos los acuerdos adoptados por la Junta que no figuren en la convocatoria o, en su caso, en su complemento.
La Ley indica que al mismo tiempo que se anuncia la celebración de la Junta puede hacerse constar la fecha en la que, si procediera, se reunirá ésta en segunda convocatoria. Al hacer este anuncio conjunto ha de tenerse en cuenta que entre la primera y la segunda reunión deberá mediar, por lo menos, un plazo de 24 horas. Si al hacer el anuncio de la primera convocatoria no se hubiera previsto la fecha de la segunda reunión, y ésta fuera precisa por no haberse podido celebrar la primera, deberá anunciarse con los mismos requisitos de publicidad dentro de los 15 días siguientes a la fecha de la Junta no celebrada y con 8 días de antelación a la fecha de la reunión.
E) Constitución de la Junta Los accionistas convocados han de constituirse en Junta para poder deliberar.
-Lugar y prórroga de la reunión Las Juntas generales se celebrarán, en el término municipal donde la sociedad tenga su domicilio, el día señalado en la convocatoria, pudiendo ser prorrogadas sus sesiones durante uno o más días consecutivos.
La prórroga podrá acordarse a propuesta de los administradores o a petición de un número de socios que represente la cuarta parte del capital social presente en la Junta; cualquiera que sea el número de sesiones en que ésta se celebre, se considerará única, levantándose una sola acta para todas las sesiones.
Si se trata de una Junta universal la reunión es válida aunque se lleve a efecto en un lugar distinto a aquel donde estuviere el domicilio social, en cualquier lugar de España o del extranjero.
-Derecho de asistencia a las Juntas Tienen derecho a asistir a las Juntas, en primer término, los accionistas. Los estatutos podrán condicionar el derecho de asistencia del accionista a la Junta general a su legitimación anticipada, pero no podrán impedir la asistencia de los titulares de acciones nominativas y de acciones representadas por medio de anotaciones en cuenta inscritas en sus respectivos registros con 5 días de antelación a aquel en que haya de celebrarse la Junta, y los tenedores de acciones al portador que con la misma antelación hayan efectuado el depósito de sus acciones en la forma prevista por los estatutos o por la Ley. Los estatutos podrán limitar el derecho de asistencia exigiendo respecto de todas las acciones la posesión de un número mínimo, si bien el número exigido no podrá ser en ningún caso superior al uno por mil del capital social.
Los administradores de la sociedad están obligados a asistir a la reunión de la Junta general.
Los estatutos podrán autorizar u ordenar la asistencia de los directores, gerentes y técnicos y demás personas que tengan interés en la marcha de la sociedad. El presidente de la Junta podrá autorizar la asistencia de cualquier otra persona, salvo prohibición de la Junta.
-Asistencia por medio de representante a las Juntas Todo accionista que tenga derecho de asistencia podrá hacerse representar en la Junta general por medio de otra persona, aunque ésta no sea accionista. Los estatutos podrán limitar esta facultad, pero ha de entenderse que no la pueden suprimir. La representación del accionista deberá conferirse por escrito o por cualquier medio de comunicación a distancia que permita identificar al accionista, teniendo el valor de revocación la asistencia personal del accionista a la Junta.
Se dice por el art. 186.1 que en el caso de que los propios administradores de la sociedad, las entidades depositarias de los títulos o las encargadas de registro de anotaciones en cuenta soliciten la representación para sí o para otro, y en general siempre que la solicitud se formule 21 de forma pública (entendiéndose que existe esa solicitud pública cuando una misma persona ostente la representación de más de 3 accionistas), el documento en que conste el poder deberá contener o llevar anejo el orden del día, así como la solicitud de instrucciones para el ejercicio del derecho de voto y la indicación del sentido en que votará el representante en caso de que no se impartan instrucciones precisas. A través de esta norma la preocupación de la Ley es que el accionista pueda indicar al representante el sentido de su voto.
Recibidas las instrucciones por el representante, éste podrá votar en sentido distinto cuando se presenten circunstancias ignoradas en el momento del envío de las instrucciones y se corra el riesgo de perjudicar los intereses del representado. En este caso el representante deberá informar inmediatamente al representado por medio de escrito en que explique las razones del voto.
-Derecho de voto El accionista titular del derecho de voto posee la facultad de participar en la adopción del acuerdo de la Junta general mediante el ejercicio de ese derecho. El derecho de voto se concreta en una declaración de voluntad a favor o en contra de la adopción del acuerdo, si bien en accionista también puede abstenerse del ejercicio de ese derecho.
Los accionistas pueden ser titulares de acciones sin voto, que podrán ejercer en casos especiales, y mantienen en general el derecho de asistencia a las Juntas generales, bajo las condiciones de legitimación anticipada que exijan los estatutos, y de impugnación de sus acuerdos.
En la sociedad anónima rige el principio de la proporcionalidad entre el valor nominal de la acción y el voto, no siendo válida la ruptura de ese principio de forma directa o indirecta. Sin embargo, los estatutos podrán fijar con carácter general el número máximo de votos que puede emitir un mismo accionista o sociedades pertenecientes al mismo grupo (art. 188.3 LSC, limitación no válida para las sociedades cotizadas).
-Quórum de la Junta Para la constitución válida de la Junta se requiere una cierta asistencia de socios, presentes o representados.
a) Puede decirse que la Junta queda válidamente constituida en primera convocatoria cuando los accionistas presentes o representadas posean, al menos, el 25% del capital suscrito con derecho de voto, pudiendo los estatutos fijar un quórum superior. En segunda convocatoria será válida la constitución de la Junta, cualquiera que sea el capital concurrente a la misma, salvo que los estatutos fijen un quórum determinado, el cual necesariamente habrá de ser inferior al que aquéllos hayan establecido o exija la Ley para la primera convocatoria.
Como los acuerdos en la junta han de adoptarse por mayoría, no sería válida la cláusula estatutaria que exigiera la presencia de todos los socios para la constitución de la Junta, ya que con ello se daría a un socio un derecho de veto para el funcionamiento de la misma, por medio de su simple falta de asistencia a la reunión.
b) Cuando las Juntas generales, sean ordinarias o extraordinarias, tengan que adoptar un acuerdo sobre: la emisión de obligaciones, el aumento o la reducción de capital, y cualquier otra modificación de los estatutos sociales, la supresión o la limitación del derecho de adquisición preferente de nuevas acciones, así como la transformación, la fusión, la escisión de la sociedad o la escisión global del activo y el pasivo y el traslado del domicilio al extranjero, será necesaria, en primera convocatoria, la concurrencia de accionistas presentes o representados que posean, al menos el 50% del capital suscrito con derecho a voto. En segunda convocatoria será suficiente la concurrencia del 25% del capital social. Los estatutos sociales podrán elevar los quórum y mayorías previstos anteriormente, pero ha de entenderse que los estatutos no podrán elevar el quórum exigido para la segunda convocatoria de tal forma que se equipare al de la primera.
A los efectos de comprobar la constitución válida de la Junta general es preciso formar la lista de asistentes antes de entrar en el orden del día. En esta lista ha de figurar la asistencia o representación de cada uno de los asistentes y el número de acciones propias o ajenas con que concurran.
22 F) Deliberación -Funciones del Presidente La deliberación ha de realizarse bajo la dirección del Presidente de la Junta, quién es escogido en los estatutos. Si éstos guardan silencio ocupará este puesto el Presidente del Consejo de Administración, y si no existe tal Presidente, los socios asistentes elegirán en cada caso al accionista que deba presidir la Junta. El Presidente estará asistido por un Secretario, designado también por los estatutos o por los accionistas asistentes a la Junta. Cuando la Junta se convoca por el Juez, el propio Juez designará la persona que habrá de presidirla.
Junto a la dirección de la deliberación, concediendo la palabra a los asistentes que lo soliciten en el momento oportuno, el Presidente tiene la función de juzgar sobre la oportunidad de las informaciones solicitadas por los socios, cuidando el desarrollo del proceso de la junta hasta llegar, tras el oportuno debate, a la correspondiente votación. Interviene también en la aprobación del acta de la Junta cuando no es aprobada por la propia Junta; igualmente participa el Presidente en la documentación de los acuerdos de la Junta, mediante su “Visto Bueno”.
-Derechos de los socios Los socios fundamentalmente tienen el derecho de intervenir en la deliberación de sugerencias, hacer oposiciones y solicitar informaciones en torno a las cuestiones que constituyen el orden del día.
El derecho de mayor importancia es el de información del accionista, que es de carácter irrenunciable y puede ejercitarse antes de la reunión o durante la misma mediante la solicitud de informes o aclaraciones que estimen precisos acerca de los asuntos comprendidos en el orden del día. Los documentos que ponen a disposición los administradores a los accionistas a partir de la convocatoria de la Junta General es un ejemplo. Dicha solicitud previa de información, ha de hacerse por escrito o por cualquier medio de comunicación a distancia y deberá ser contestada por escrito hasta el día de celebración de la Junta General por los administradores.
La ley también prevé que el accionista pueda solicitar una información verbal durante la misma, y también por medios telemáticos, pero dicha información solo podrá referirse a los asuntos del orden del día. Los administradores están obligados a proporcionarla y si no pudieran tendrán de plazo los 7 días siguientes a la celebración de la Junta General para facilitársela por escrito.
La obligación de los administradores de satisfacer la petición del socio, no existe en los casos en que, a juicio del presidente, la publicidad de los datos solicitados perjudique los intereses sociales, con excepción de que la solicitud este apoyada por al menos una cuarta parte del capital social.
G) Acuerdos de la Junta -Principio mayoritario La Junta General válidamente constituida manifiesta su voluntad mediante el voto de la mayoría que da lugar a un acuerdo social. La voluntad de los socios se transforma en voluntad de la sociedad por más que una minoría haya votado en contra o no se haya presentado. Sus acuerdos tienen la naturaleza de voluntad unilateral de la Junta.
El artículo 159.1 de la Ley nos dice que los accionistas reunidos en Junta general “decidirán por la mayoría legal o estatutariamente establecida” por lo que ha deducirse que no se permiten clausulas estatutarias que exija unanimidad para la validez de determinados acuerdos.
-Determinación de la mayoría La determinación del quórum mayoritario la efectuaran los accionistas presentes o representados en la Junta y será necesario que la mitad + 1 de los votos sean favorables.
Solamente se deben tener en cuenta los votos favorables válidamente emitidos por los asistentes y se denomina como mayoría ordinaria.
23 Para la aprobación de los acuerdos sobre asuntos referidos al artículo 194 de la LSC, en 1º convocatoria será necesaria mayoría ordinaria siempre que estén presentes en la junta al menos el 50% del capital suscrito con derecho a voto. En 2º convocatoria será necesario el voto favorable de 2/3 del capital presente o representado en la junta en el caso que los accionistas asistentes que representen entre el 25% y 50% del capital suscrito con derecho a voto.
Existen pactos de sindicación de acciones o parasociales, cuando el accionista puede comprometerse frente a otros socios a votar en un determinado sentido. Los cuales son lícitos pero su incumplimiento no invalidara el voto emitido en la Junta. La emisión del voto en la Junta podrá hacerse de cualquier forma mientras que exprese claramente la voluntad del accionista, y se podrá efectuar de manera libre o secreta. En el supuesto que el accionista se haya opuesto al acuerdo es importante para el que lo haga constar en el acta, para estar legitimado para impugnar los acuerdos anulables.
-Acta de la Junta Todos los acuerdos sociales deberán constar en el acta que es un documento importante para probar los hechos que han ocurrido en la Junta. Una vez redactada debe transcribirse al libro de actas correspondiente. Suele redactarla el Secretario de la Junta y una vez aprobada la firma, con el Visto Bueno del Presidente. Los acuerdos podrán ejecutarse a partir de la fecha de aprobación del acta en la que consten. Cuando el acta no es aprobada por la propia junta, puede aprobarse dentro del plazo de 15 días por el Presidente y dos interventores que uno representan a la mayoría y el otro a la minoría.
La falta de aprobación del acta no significa que los acuerdos no sean validos, sino que dificulta su prueba y la eficacia de los mismos, existiendo inseguridad respecto a su contenido.
El acta también se podrá redactar/levantarse por un Notario q actúa por iniciativa de los administradores o por accionistas q representen el 1% de capital social mediante la solicitud de un requerimiento 5 días antes de la celebración de la Junta.
-Eficacia e impugnación de los acuerdos La eficacia del acuerdo de la Junta general tiene como presupuesto q la voluntad social se haya formado dentro de la legalidad. La regulación de la impugnación de acuerdos sociales (204 LSC) establece una distinción entre acuerdos nulos, q son contrarios a la Ley, y los acuerdos anulables, por oponerse a los estatutos o perjudicar, en beneficio de uno o varios accionistas o de 3rº los intereses de la sociedad. Las acciones de impugnación tienen un plazo de caducidad de un año si se impugnan acuerdos nulos y están legitimados todos los accionistas, administradores y 3rs, y, 40 días si los acuerdos son anulables y están legitimados los accionistas q no votaron a favor del acuerdo y lo hicieron constar en acta, los ausentes, los privados de voto, administradores. El órgano tribunal competente revisa la legalidad del acuerdo y declara si es impugnable o no.
 Órgano de administración: -Competencia de los administradores Corresponde a los administradores la gestión y la representación de la sociedad.
Los administradores tienen un campo de competencial autónomo, porque la Ley les confiere la legitimación para impugnar acuerdos nulos y anulables de la Junta general, y también porque no pueden liberarse de la responsabilidad por el hecho de que el acto o acuerdo lesivo que hayan realizado esté autorizado o ratificado por la Junta general.
La Junta general nombra a los administradores, puede acordar su separación en cualquier momento y, los administradores han de cuidar de la ejecución de los acuerdos de la Junta general. Pero, los administradores han de ejercer sus funciones en la gestión de la sociedad sin interferencias de la Junta general.
-Forma de organizar la administración 24 En el caso de una sociedad europea domiciliada en España la administración de la sociedad podrá conferirse a un solo órgano o bien a uno de dirección y otro de control. Modos de organizar la administración (S.A.): a) b) c) d) Administrador único Varios administradores que actúen solidariamente 2 administradores que actúen solidariamente Consejo de administración integrado por un mínimo de 3 miembros.
Todo acuerdo que altere el modo de organizar la administración de la sociedad, modifique o no los estatutos, se consignará en escritura pública y se inscribirá en el Registro Mercantil.
-Capacidad y prohibiciones para ser administrador Para ser nombrado administrador no se requiere ser accionista, salvo disposición contraria en estatutos, y pueden serlo tanto personas físicas como jurídicas, pero en este último caso no puede inscribirse su nombramiento en el Registro Mercantil.
No podrán ser administradores los menores no emancipados, los incapacitados judicialmente, los inhabilitados conforme a la Ley Concursal, los condenados por determinados delitos y los auditores de cuentas de la sociedad.
Los administradores sometidos a alguna prohibición, deben ser destituidos inmediatamente a petición de cualquier accionista. Al igual que aquellos que lo fueran de otra sociedad competidora o tengan intereses opuestos a la sociedad.
-Nombramiento El nombramiento de los administradores corresponde a la Junta general que por medio de un acuerdo mayoritario, podrá designar su número, cuando los estatutos establezcan solamente el máximo y el mínimo, y fijar, las garantías que deben prestar. Cuando se constituye la sociedad debe figurar en la escritura los primeros administradores.
Los administradores ejercerán su cargo durante el plazo señalado en los estatutos sociales, que no podrá exceder de 6 años. Podrán ser reelegidos por períodos de igual duración máxima. Si la Junta general no hubiera fijado plazo, se entenderá efectuado el máximo legal.
Los administradores deben aceptar el nombramiento, pueden hacerlo en la propia Junta general o en un momento posterior y desde ese instante produce sus efectos. La presentación del tal nombramiento a inscripción en el Registro Mercantil debe efectuarse dentro de los 10 días siguientes a su aceptación, aportando los documentos que se indican en el art. 142 RRM.
Tal inscripción es obligatoria pero no constitutiva, siendo válidos los actos realizados por los administradores antes de la inscripción. Salvo disposición contraria estatutaria, la Junta general puede nombrar uno o varios suplentes.
-Ejercicio del cargo: Los administradores han de cumplir una serie de deberes que se les tiene asociados para la realización de su cargo, y éstos son: El deber de diligencia: Los administradores deben ser profesionales, es decir, deben informarse diligentemente sobre la marcha de la sociedad, actuando como un ordenado empresario; deben mantener una participación efectiva (conducta no pasiva) en los órganos de administración y aportar una adecuada información a la sociedad para su buen funcionamiento.
El deber de lealtad: Los administradores deberán actuar como un representante leal en defensa del interés social. Deberán velar por los intereses de la sociedad y, en última instancia, por el de los acreedores.
Los administradores han de orientar su actuación para la orientación de la sociedad, sin tener en cuenta los propios intereses o los de terceros. Es necesario que sepan superar (no dejarse llevar) por los intereses que puedan surgir entre la sociedad y los propios administradores (o las personas vinculadas a ellos).
Es muy importante que los administradores no se aprovechen de su condición para actuar por cuenta propia (o de personas vinculadas a ellos), como tampoco podrán aprovecharse de 25 oportunidades de negocio que se le puedan plantear a la sociedad, ni podrán hacerle la competencia a ésta.
Todo lo previamente expuesto son prohibiciones expresas que se le asocian a los administradores pero, como en toda regla siempre hay una excepción, se puede decir que la excepción en este caso es que todas estas prohibiciones dejen de serlo, siempre y cuando la sociedad lo autorice mediante acuerdo de la Junta General.
Y en el caso concreto de cualquier situación de conflicto de intereses que pudiera existir entre los administradores y la sociedad, es necesario que éstos comuniquen debidamente de tal hecho a la sociedad, por medio de notificación a su consejo de administración, a sus administradores, o a la Junta General. Por ejemplo, los administradores deberán comunicar a la sociedad cualquier participación que pudieran tener en el capital de una sociedad competidora, e incluso informar sobre si desempeñan cualquier función o cargo a favor de esa sociedad.
-Cese de los administradores Causas: 1- Por transcurso del tiempo para el que fueron nombrados.
2- Por acuerdo de la Junta General.
3- Porque la Junta acuerde promover la acción de responsabilidad contra los administradores.
4- Por disolución de la sociedad una vez que se abre el período de liquidación.
5- Por dimisión del administrador.
6- Muerte del administrador si es persona física; o disolución si es jurídica.
7- Porque se inicie la fase de liquidación en el procedimiento previsto por la Ley concursal.
8- Cuando lo acuerde la Administración Pública en determinadas sociedades anónimas especiales.
El cese debe hacerse constar en el Registro Mercantil.
-Poder de representación de los administradores Los administradores representan la sociedad. La representación se califica como orgánica en cuanto que constituye para que la sociedad pueda manifestar su voluntad y ejecutar actos necesarios para el desarrollo de su actividad.
a) Titularidad del poder de representación La representación de la sociedad corresponde a los administradores en la forma determinada por los estatutos.
1- En el caso de administrador único, el poder de representación corresponderá a este.
2- En el caso de varios administradores solidarios, el poder de representación corresponderá a cada administrador.
3- En el caso de dos administradores conjuntos, el poder de representación se ejercitará mancomunadamente.
4- En el caso del Consejo de administración, el poder corresponde al propio Consejo. Los estatutos podrán atribuir el poder de representación a uno o varios miembros del Consejo.
b) Ámbito del poder de representación La Ley establece, en defensa de los 3r q contratan con la sociedad, q el ámbito del poder de representación de los administradores sea amplio e inderogable, ya q las eventuales limitaciones establecidas en los estatutos tendrán exclusivamente una eficacia interna, xo no afectaran en el ámbito de poder de representación de la sociedad frente a 3r según el artículo 234 LSC. Con el fin de q esas limitaciones, aun cuando figuren en los estatutos, no puedan inducir a confusión, se prohíbe su acceso al RM. El articulo 234.1 LSC establece q la representación se extenderá a todos los actos comprendidos en el objeto social delimitado 26 en los estatutos y cualquier limitación de las facultades representativas de los administradores, aunq se halle inscrita en el RM será ineficaz frente a 3ºr. El artículo 234.2 dice q la sociedad quedara obligada frente a 3r q hayan obrado de buena fe y sin culpa grave, aun cuando se desprenda de los estatutos inscritos en el RM q el acto no está comprendido en el objeto social. El RRM ha prohibido la práctica tradicional de inscribir en el RM las eventuales enumeraciones de facultades del órgano de administración aun cuando hubieran sido consignadas en los estatutos de la sociedad.
-Remuneración de los administradores La retribución de los administradores, si existe, deberá fijarse en los estatutos, y significa una manifestación de transparencia. El sistema de remuneración tiene como una de sus consecuencias q será impugnable cualquier acuerdo de la Junta general y cualquier decisión de los administradores q no cuadre con lo q está fijado en los estatutos. El artículo 217.2 establece q cuando la retribución no tenga una participación en Bº, la remuneración será fijada xa cada ejercicio x acuerdo en la junta general de conformidad con los estatutos.
Cuando la remuneración consista en una participación en los Bº líquidos, antes será preciso q se haya atendido a la constitución de la reserva legal y de la estatutaria, y haberse reconocido a los accionistas un dividendo del 4% o el tipo + alto fijado en los estatutos. Aunq la remuneración derive de los estatutos, será preciso q la Junta haya acordado una distribución de Bº.
Si consiste en la entrega de acciones de la sociedad o de una opción con relación a esas acciones, aparte de q este prevista en los estatutos sociales, se requiere además un acuerdo especifico de la Junta general q lo concrete según articulo 219 LSC -Responsabilidad de los administradores Nace cuando, habiendo infringido sus deberes, han causado daño directamente a la sociedad e indirectamente a los socios o a los 3r, q es el caso de acción social de responsabilidad, o bien a la inversa y se produce una acción individual de responsabilidad. El régimen de la responsabilidad civil tiene como función especial de q si mediante un acto ilícito causan un daño están obligados a resarcirlo.
a) Presupuestos de la responsabilidad.
En el artículo 236 LSC establece la responsabilidad de los administradores de hecho o de derecho, al decir q estos responden “frente a la sociedad, frente a los socios y frente a los acreedores sociales del daño que causen por actos y omisiones contrarios a la Ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desarrollo del cargo.
Para que dicha responsabilidad surja es necesario además del daño, q se produzca un acto ilícito de los administradores y q exista una relación de causalidad entre el acto de los administradores y el daño.
b) Responsabilidad solidaria de los miembros del órgano administrativo En el articulo 237 LSC se establece q “todo los miembros del órgano de administración q hubiera adoptado el acuerdo o realizado el acto lesivo responderán solidariamente, salvo los q prueben q no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o conociéndola hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquél.
c) Acto de los administradores y acuerdo de la Junta General La ley ha querido establecer una independencia de los administradores en relación con los acuerdos de la Junta general, debido a se manifiesta de modo especial en el régimen de responsabilidad de los administradores, para que estos no deban realizar actos lesivos para la sociedad aun cuando exista un acuerdo de la Junta general q lo autorice. Tampoco la Junta los puede absolver de su conducta.
27 d) Acción social de responsabilidad Cuando se le causa daño a la sociedad, en defensa de los intereses sociales de esta pueden actuar la propia sociedad, a falta de esta actuación, los accionistas y x ultimo los acreedores según el artículo 238 LSC. La sociedad entablara la acción social de responsabilidad contra los administradores previo acuerdo en la Junta general a solicitud de cualquier socio. Los accionistas q representen al menos 5% del capital social tmb la podrán ejercitar a falta de actuación de la sociedad. Los acreedores la podrán ejercitar cuando no lo hayan hecho ni la sociedad ni los accionistas.
e) Acción individual de responsabilidad Esta acción presupone q se han lesionado directamente los intereses de los socios o de terceros por actos de los administradores. Son presupuestos para el ejercicio de dicha acción contra los administradores, el daño directo a socios o a terceros, ilicitud de la acción u omisión de los administradores y por ultimo relación de causalidad entre el acto ilícito del administrador y el daño sufrido x el socio o tercero.
-El consejo de los administradores: -Noción Es un órgano colegiado q ha de actuar mediante acuerdos y se le confiere la facultad de administrar y representar la sociedad. Se constituye necesariamente cuando se confía la administración a un mínimo de 3 miembros. La ley presupone q es la manera formal de organizar una S.A.
-Nombramiento de los administradores La Junta general es la encargada de determinar el nº de administradores y de su nombramiento para que formen el Consejo de Administración. Los estatutos solo establecen el máximo y mínimo. Aunq para el nombramiento surgen dos especialidades una es el nombramiento por cooptación, se utiliza en el caso que se produzcan vacantes en el Consejo, este podrá designar solo entre los accionistas a las personas que vayan a ocupar la vacante hasta q se reúna la Junta general. La otra es el Sistema proporcional q consiste en la posibilidad de q accedan al consejo no solo los representantes de la mayoría sino tmb los de la minoría para ello el articulo 249 LCS establece q las acciones q se agrupen hasta constituir una cifra de capital social => a la q resulte de dividir el capital social de la empresa entre el nº de vocales del consejo podrán escoger a 1 o + vocales.
-Funcionamiento del Consejo de administración a) Regulación del funcionamiento del Consejo La LSC dicta normas sobre el funcionamiento del Consejo cuyo contenido se ha de contemplar en los estatutos, pero si en los estatutos no se contempla nada + , el Consejo de administración podrá regular su propio funcionamiento, designar a su Presidente y demás cargos del Consejo y aceptar la dimisión de los Consejeros.
b) Constitución y adopción de acuerdos por el Consejo La convocatoria de reunión la hace el Presidente. Para q la constitución del Consejo sea válida tienen q acudir a la reunión, presentes o representados, la mitad + 1 de sus componentes. Los acuerdos se adoptaran por mayoría absoluta (mitad +1) de los Consejeros presentes o representados a la sesión. La votación x escrito y sin sesión (reunión) solo será admitida cuando ningún Consejero se oponga. Las discusiones y acuerdos del Consejo se llevaran en un libro de actas q serán firmadas x el Presidente y Secretario xa dar + garantía de veracidad. Cuando el acuerdo a tratar sea la delegación permanente de alguna facultad del mismo, será necesario para su validez el voto favorable de 2/3 de los componentes de Consejo y no producirá efecto ninguno hasta su inscripción en el RM.
28 c) Delegación de las facultades administrativas El articulo 249.1 LSC prevé la posibilidad de q el Consejo designe de su seno una Comisión ejecutiva o 1 o + Consejeros delegados, para las facultades administrativas, cuyo acuerdo ha de inscribirse en el RM. En ningún caso podrá delegar la rendición de cuentas y la presentación de balances a la Junta General, ni las facultades q esta conceda al Consejo salvo q fuese expresamente autorizado x ella. El consejero delegado o los miembros de la comisión cesaran su cargo cuando así lo acuerde el Consejo de administración o cuando x cualquier causa cesan como administradores. La delegación no implica q el Consejo pierda las facultades delegadas sino q surge un órgano q tiene unas facultades paralelas y en parte concurrentes. Los acuerdos del Consejo de adm. o de cualquier otro órgano colegiado de adm. podrán impugnarse siempre q se estime q sean nulos o anulables.
 Modificación de Estatutos: -Requisitos de la modificación El órgano competente q toma el acuerdo para q se lleve a cabo la modificación de los estatutos es la Junta general. Los requisitos q exige la LSC son los siguientes.
Q en la convocatoria se expresen claramente los extremos q hayan de modificarse para delimitar el ámbito de actuación de la Junta, respecto a la modificación propuesta. Q los accionistas autores de la propuesta formulen un informe escrito con la justificación de la misma. Q en el anuncio de la convocatoria se haga constar el derecho de todos los accionistas de examinar en el domicilio social el texto integro de las modificaciones propuestas o el envió gratuito de los documentos. Q el acuerdo sea adoptado x la Junta con el quórum y las mayorías previstas xa supuestos especiales en los artículos 194 y 201 de la Ley, y q se haga constar en escritura pública y se inscriba en el RM y se publicara en B.O.R.M. En los casos de modificaciones de denominación, del domicilio, del objeto social deben anunciarse en dos periódicos de gran circulación en la provincia antes de la inscripción en el RM. La ley se preocupa para q todos los accionistas estén informados de las modificaciones desde el mismo momento de la convocatoria de la Junta general y dicho incumplimiento puede dar lugar a nulidad.
-Aumento de capital A) Consideraciones preliminares El ∆ del capital social constituye un supuesto de modificación de los estatutos, artículos 295 a 316 de la LSC. Se trata de una modificación de la cifra formal, q puede q en algunos supuesto, no implique modificación del PN de la sociedad (si el ∆ del CS se hace con cargo a reservas) aunq normalmente sí. Los principios de defensa del capital social afloran en este momento xa tutelar a los acreedores sociales y tmb son relevantes los intereses de los accionistas. De ahí q surjan normas q pretenden tener en cuenta todos esos intereses, en las diversas modalidades de ∆ o ∆ del capital social. Como substrato de la operación de ∆ de CS, subyacen unos problemas económicos.
B) Enunciación de las clases de aumento de capital social La LSC prevé diversas modalidades de ∆ de capital, q pueden clasificarse conforme a diversos criterios: 1. Hace referencia a q se emitan o no nuevas acciones como consecuencia del ∆ CS, ya q este tmb puede realizarse x elevación del valor nominal de las acciones ya existentes. Para q se produzca ∆ del valor nominal tienen q estar de acuerdo todos los accionistas salvo en el caso q se haga íntegramente con cargo a reservas. Si existe el consentimiento de todos los socios puede realizarse el ∆ CS sin q lo socios tengan q realizar desembolso alguno, si está cubierto el 25% como mínimo respecto a cada una de las acciones. 2. El segundo criterio tiene en cuenta el contravalor del ∆ CS, q puede consistir en nuevas aportaciones dinerarias o no dinerarias al patrimonio social. 3. Tiene en cuenta el órgano q acuerda el ∆ CS, la norma general es q sea 29 aprobado x Junta general, xo esta puede delegar a los administradores dicha función, es el caso del capital autorizado.
C) Requisitos generales del ∆ de capital a) Adopción del acuerdo El acuerdo de ∆ de capital ha de adoptarse x la Junta general con los requisitos establecidos xa la modificación de estatutos (art 286 - 296.1), en la convocatoria se hará constar la existencia de un informe de los administradores sobre la modificación estatutaria. Además en algunas modalidades de ∆ de CS será necesario un informe + completo de los propios administradores, así como el informe del experto en el caso de ∆ con aportaciones no dinerarias, o del auditor cuando el ∆ sea x compensación de créditos o con cargo a reservas q han de estar a disposición de los accionistas.
b) Capital autorizado Se habla de capital autorizado cuando la Junta general acuerda facultar a los administradores xa q sean ellos los q acuerden, si lo estiman conveniente, el ∆ del CS, si bien dentro de ciertos límites según el artículo 297.1 de la LSC. Los límites son los siguientes: 1. Límites cuantitativos, determinados x la cifra de la mitad del CS q la sociedad tenga en el momento en el q la Junta acuerde la delegación a los administradores. 2. Temporales, los acuerdos han de efectuarse dentro del plazo máx de 5 años a contar del acuerdo de la Junta. 3.
Q los aumentos q los administradores acuerden han de ser mediante aportaciones dinerarias.
El acuerdo de delegación de la Junta general ha de transcribirse íntegramente en la escritura q otorguen los administradores siempre q acuerden ellos un aumento de capital.
c) Ejecución del aumento Tras el acuerdo de ∆ de CS, este se podrá ejecutar mediante la suscripción de nuevas acciones, q se desembolsaran en la forma q se haya indicado en el acuerdo xo obligados como mínimo el 25% el valor de cada acción o la asignación de éstas a los accionistas (gratis xq son con cargo a reservas). En el acuerdo esta detallado todas las condiciones del ∆, de su cuantía, plazos etc. Alguno de estos puntos se puede delegar a los administradores y tendrán de plazo para el ejercicio de esa facultad delegada como máximo 1 año, excepto en el caso de conversión de obligaciones en acciones.
La LSC, dice q el acuerdo de ∆ CS podrá prever q en el caso de la suscripción incompleta de las nuevas acciones, el capital se ∆ en la cuantía de las suscripciones efectuadas solo si las condiciones de emisión hubieran previsto esa posibilidad, si no es así, una vez q se haya finalizado el periodo de suscripción, se anunciara en el B.O.R.M y se devolverán dentro del mes siguiente el importe q hubieran efectuado los suscriptores.
d) Inscripción del aumento El acuerdo y la ejecución del ∆ de CS, deberán inscribirse simultáneamente en el R.M, x excepción en el caso de las sociedades cotizadas podrá inscribirse el acuerdo de ∆ CS antes de la ejecución siempre q la emisión de nuevas acciones hubiera sido autorizada o verificada x la CNMV y q en el acuerdo este expresamente la suscripción incompleta, y una vez ejecutado el acuerdo, los administradores deberán redactar en los estatutos la nueva cifra de CS. Aunq transcurrido el plazo de 6 meses no se hubieran presentado los documentos acreditativos de la ejecución los suscriptores podrán pedir la restitución de la aportaciones realizadas, y si el retraso del pago fuera imputable a la sociedad podrán pedir interés legal de su importe.
D) Requisitos especiales según el contravalor del aumento La LSC establece en el régimen del ∆ de CS algunos requisitos q dependen de la naturaleza del contravalor de dicho aumento.
a) Aumento con aportaciones dinerarias.
30 Será requisito previo salvo xa las sociedades de seguros, el total desembolso de las acciones anteriormente emitidas, con la excepción de si existe una cantidad pendiente de desembolso q no exceda del 3% del CS. Este requisito debe figurar inscrito en el RM.
b) Aumento con aportaciones no dinerarias Será de aplicación la normativa de la elaboración de un informe x 1 o varios expertos independientes designados x el Registrador mercantil. Tmb se tendrá q poner a disposición de los administradores cuando se convoque la Junta de un informe en el q se describan con detalle las aportaciones proyectadas, quien las ha efectuado, y el nº y valor nominal de las acciones q hayan de entregarse y las garantías adoptadas según la naturaleza de los bienes aportados.
c) Aumento por compensación de créditos La Ley vigente LSA 1989 estipula q solo podrá realizarse cuando al menos un 25% de los créditos a compensar sean líquidos, vencidos y exigibles, y q el vto de los restantes no sea >5años, y expresar el nombre de los acreedores y la fecha en la q fueron contraídos los créditos x la sociedad. La disposición de los accionistas en el momento de convocatoria de un certificado del auditor sobre la veracidad de los datos ofrecidos, si no tienen auditor, los administradores deberán solicitar q el Registrado mercantil nombre uno. En el supuesto de la conversión de obligaciones en acciones se aplicara lo establecido en el acuerdo de emisión y lo previsto en la Ley (art 302 y 414 a 418).
d) Aumento con cargo a reservas Podrán utilizarse las reservas disponibles, primas de emisión, y de la reserva legal la parte q exceda del 10% de CS ya aumentado. Dichas reservas deberán figurar en el Balance auditado y aprobado dentro de los 6 meses inmediatamente anteriores al acuerdo de ∆ de capital (art 303).
E) La emisión de nuevas acciones: derecho de suscripción preferente a) Derecho de suscripción preferente o de preferencia Es uno de los derechos q como mínimo confiere la acción, salvo en los casos previstos en la ley.
1. Se otorga a los antiguos accionistas, en los ∆ de CS con emisión de nuevas acciones con cargo a aportaciones dinerarias. Este derecho se tendrá q ejercitar dentro del plazo q conceda el administrador de la sociedad, q no será < a 15 días desde la publicación del anuncio en el BORME en el caso de las sociedades cotizadas y de 1 mes en el resto de casos. Si las acciones son nominativas se sustituye la publicación x una comunicación escrita a cada uno de los titulares del derecho, computándose el plazo xa la suscripción desde el envió de la comunicación.
El contenido del derecho es el de poder suscribir un nº de acciones proporcional al valor nominal de las q posean, xa q puedan mantener la misma situación jurídica q tenían antes de efectuarse el ∆ CS. Tmb tiene un contenido económico, ya q si la sociedad tiene reservas, una emisión de nuevas acciones a la par, significa q el valor proporcional de PN q corresponde a cada acción es menor.
Por estas razones este derecho tiene un valor patrimonial q lo hace transmisible.
2. En el caso q se produzca una suscripción incompleta las soluciones son: a) ∆ CS en la cuantía de suscripciones efectuadas si así lo expresa las condiciones de emisión b) Desistir de la operación y restituir a los suscriptores las aportaciones q hubieran realizado. c) Efectuar una 2nd vuelta de suscripción entre los accionistas o los terceros xa conseguir completar el aumento esto debe resultar de una disposición estatutaria o bien x un acuerdo de la Junta general.
3. El derecho de suscripción preferente se excluye cuando el ∆ se efectúa con cargo a reservas (asignación gratuita) y cuando se deba a la absorción de otra sociedad o de parte o a la conversión de obligaciones en acciones. Tmb puede excluirse cuando lo acuerde la Junta 31 general aunq el régimen no es el mismo para las sociedad cotizadas del de las q no lo son. Para la validez de acuerdo de la Junta general en el q se acuerda un ∆ CS y se suprime total o parcial el derecho de suscripción preferente además de respetar el artículo 286 se tendrá q cumplir lo siguiente: a) Elaboración de un informe x parte de los administradores en el cual se especifica el valor de las acciones y justificación detalla de la propuesta. b) Q en la convocatoria de la Junta conste la propuesta de supresión de dicho derecho y el tipo de emisión de las nuevas acciones. c) Q el valor nominal de las acciones a emitir + el de la prima de emisión corresponda con el valor razonable q resulte del informe de los auditores de cuentas de la sociedad.
b) Caso de suscripción de acciones ofrecida al público.
Ha de comunicarse a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), aportando la documentación precisa de la emisión incluyendo la intervención de los auditores, debiendo presentar un folleto informativo sobre la emisión proyectada y una vez aprobado estará a disposición del público. Además la suscripción tiene q constar en el Boletín de suscripción, q se extenderá x duplicado y contendrá las indicaciones del articulo 309 LSC q son precisar las características de la emisión e identificar a las personas q intervienen en la operación. En la escritura del ∆ de capital se hará constar q se realizado la oportuna comunicación a la CNMV.
-Reducción de capital Es una modificación de los estatutos sociales, a la q la ley presta atención, en defensa de los acreedores sociales. La competencia xa la adopción de dicho acuerdo no se puede delegar.
-Clases de reducción de capital social La LSC prevé diversas modalidades xa la reducción de capital social: 1. Podrá tener carácter voluntario mediante un acuerdo de la Junta general a conveniencia de la propia sociedad debida a querer ∆ la reserva legal u otro interés. Tendrá carácter obligatorio, cuando no se adopte el acuerdo en Junta general sabiendo la existencia de la obligatoriedad se efectuara la reducción x resolución judicial a instancia de accionistas o de los administradores. La ley prevé la obligatoriedad: a) Cuando la Ley obliga a la sociedad a enajenar (vender) las acciones propias y se omite tal medida. b) Cuando las pérdidas hayan disminuido el PN de la sociedad x debajo de las 2/3 partes del CS y hubiera transcurrido un ejercicio social sin haberse recuperado.
2. Puede tener los fines siguientes: a) Restablecimiento del equilibrio entre el CS y el PN de la sociedad disminuido en caso de pérdidas. b) Constitución o ∆ de la reserva legal o voluntarias.
C) Devolución de aportaciones de los socios o condonación de los desembolsos pendientes. La finalidad de la reducción, junto a otros extremos, deberá consignarse en la escritura de reducción del capital y en el caso de perdidas debe hacerse sobre la base de un balance aprobado x la Junta general y verificando x los auditores de la sociedad o x uno designado al efecto, si la sociedad no tuviera.
3. La reducción del capital podrá realizarse mediante la disminución del valor nominal de las acciones, su amortización o su agrupación xa canjearlas. La LSC incluye el principio de paridad de trato en el art 320 xa referirse a la finalidad de restablecer el equilibrio entre el CS y PN, y debe afectar x igual a todas las acciones en proporción a su valor nominal xo respetando privilegios ya establecidos, debido q para el resto de finalidades diversas esto ya es lo q sucede. Excepto cuando el canje o la amortización de las acciones no afecte x igual a todas las acciones será preciso añadir otro acuerdo aprobado x la mayoría de los accionistas afectados, bien mediante una votación especial en la Junta general o una reunión diferente, cumpliendo los artículos 286 a 290 y 293 de la ley.
-Requisitos generales de la reducción de capital a) Adopción del acuerdo.
La reducción de capital habrá de acordarse x la Junta general con los requisitos de la modificación de los estatutos. El informe de los administradores debe justificar las causas de la reducción de capital. En el acuerdo tiene q constar, junto a la finalidad, la cuantía, el 32 procedimiento mediante el cual la sociedad ha de llevarla a cabo, el plazo de la ejecución y la suma q en su caso haya de abonar los accionistas. El acuerdo tmb ha de recoger la nueva redacción del artículo de los estatutos sociales sobre la cifra de capital social y a las acciones.
b) Ejecución de la reducción La LSC reconoce a ciertos acreedores y en determinados supuestos de reducción de CS, en especial cuando eta lleva consigo una efectiva reducción del PN de la sociedad, el derecho a oponerse. Cuando no hay reducción de PN de la sociedad, los acreedores carecen de derecho de oposición, en los casos siguientes: 1. Cuando la reducción tenga x objeto restablecer el equilibrio entre el CS y el patrimonio social disminuido como consecuencia de pérdidas. 2.
Cuando tenga x finalidad la constitución o ∆ de la reserva legal. 3. Cuando la reducción se realice con cargo a Bº o reservas libres o x via de amortización de acciones adquiridas a titulo gratuito, aunq se advierte q si bien hay una disposición de parte del PN similar a la q se produce cuando hay un reparto de dividendos, se constituye una reserva indisponible igual al importe de la reducción del capital social.
En los casos en los q surge el derecho a oponerse a la reducción del CS, los q lo pueden ejercer son los acreedores sociales cuyo crédito haya nacido antes de la fecha del último anuncio del acuerdo de reducción de capital, xo si a estos les garantizan los créditos no vencidos en el momento de la publicación. El derecho de oposición habrá de ejercitarse en el plazo de un mes a contar desde la fecha del último anuncio del acuerdo de reducción, q no podrá ejecutarse hasta q la sociedad preste garantía satisfactoria xa el acreedor. Se considerara satisfactoria si una entidad de crédito presta fianza solidaria cubriendo el importe del crédito del acreedor hasta q prescriba la acción de exigir dicho crédito o si la sociedad abona el crédito al acreedor o se extinga x otra causa.
d) Inscripción de la reducción La reducción de capital ha de inscribirse en el RM, y en ningún casos podrán inscribirse los acuerdos q no estén debidamente ejecutados. Como en el caso de aumento de capital. (art.
165.2 RRM).
-Requisitos especiales para algunas modalidades de reducción La LSC prohíbe q se acuerde la reducción de capital xa compensar pérdidas o xa dotar la reserva legal cuando la sociedad cuente con cualquier clase de reservas voluntarias, primas de emisión o fondos de inversión o cuando la reserva legal, una vez efectuada la reducción, exceda de del 10% del CS. Pero puede acordarse la reducción de capital x perdidas aun cuando existan dividendos pasivos pendientes de desembolso, siempre q la reducción afecte únicamente al capital desembolsado. En los casos en los q dicha reducción con las finalidades indicadas sea licita, deberá efectuarse bajo las siguientes condiciones: a) En el anuncio de la convocatoria de la Junta general deberá indicarse expresamente la finalidad de la reducción. b) El balance q sirva de base xa realizar la operación debe estar aprobado x la Junta general y previamente verificado x los auditores. c) La reducción no puede dar lugar a reembolsos o condonación de dividendos pasivos a los accionistas. d) El excedente del activo sobre el pasivo q resulte de la reducción ha de atribuirse necesariamente a la reserva legal, sin q exceda del 10% de la nueva cifra de CS. e) Hasta q la reserva legal no alcance el 10% del nuevo CS, la sociedad no podrá repartir dividendos.
En la escritura se expresara q la reducción se ha realizado sobre la base de un balance verificado y aprobado, indicando el nombre del auditor y la fecha de la verificación. El balance, junto al informe se incorporara a la escritura y se presentara en la inscripción del RM.
b) Reducción y aumento simultáneo La LSC se ha referido expresamente a un caso de acuerdo de reducción de capital a 0 x debajo del capital mínimo debido a la existencia de perdidas, como previo al ∆ simultaneo del capital necesario xa el funcionamiento de la sociedad bajo las siguientes condiciones: a) El capital ha de ∆ hasta una cantidad igual o superior a la cifra mínima legal. b) Ha de respetarse 33 en todo caso el derecho de suscripción preferente de los socios. c) La eficacia del acuerdo de reducción que condicionada a la ejecución del acuerdo de ∆ de CS. d) La inscripción del acuerdo de reducción y de ∆ y su ejecución en el RM ha de hacerse a la vez. Operación q ha de considerarse como única.
c) Reducción x debajo del capital mínimo.
La LSC prohíbe q pueda acordarse una reducción del CS q implique situar a este x debajo de la cifra mínima legal, ya q seria una causa de disolución de la sociedad. Excepto en el caso de transformación de la sociedad siguiendo las condiciones de la Ley en el caso de reducción y de capital simultaneo.
d) Reducción mediante adquisición de acciones propias La LSC lo prevé mediante previo acuerdo de la Junta general de la sociedad. La adquisición se realiza mediante la compra de acciones xa su amortización, bajo las siguientes condiciones: 1. Debe ofrecerse la compra a todos los accionistas, efectuándose una operación similar a una Oferta pública de empleo (OPA). 2. La propuesta de compra debe ser publicada en el BOREM y en un periódico y mantenerse tal propuesta, al menos, un mes. 3. Si las acciones ofrecidas x los accionistas a la venta excedieran del nº previamente fijado x la sociedad, se reducirán a prorrata de las ofrecidas x cada uno de ellos. 4. Si las acciones ofrecidas no alcanzan el nº suficiente, salvo previo acuerdo, se entenderá q el capital queda reducido en la cantidad correspondiente a las acciones adquiridas. 5. Las acciones adquiridas deben amortizarse dentro del mes siguiente a la terminación el plazo del ofrecimiento de compra.
La inscripción en el RM de esta modalidad deberá indicarse en el BORME en q se hubiera publicado el anuncio, así como una copia de los anuncios publicados en los periódicos. En este caso no será necesario, acompañar el balance verificado q sirvió de base xa la operación.
 Cuentas Anuales: -Documentos que forman las Cuentas Anuales El ejercicio social en ningún caso puede ser > a 1 año, y a falta de disposición estatutaria, se entiende q el ejercicio termina 31/12 de cada año. Tiendes estas operaciones de cierre de ejercicio a comprobar la marcha de las cuentas de la sociedad, la regularización de algunas de llas, con el fin de mostrar, como se ha dicho, la imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y los resultados de la sociedad. La LSC nos dice q las cuentas anuales comprenderán el balance, la cuenta de P y G, un estado de flujos de efectivo y la memoria. A estos documentos han de unirse el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, las cuentas y el informe de gestión consolidado en el caso de q se trate de una sociedad dominante de un grupo de sociedades. El estado de flujos de efectivo no será obligatorio cuando la sociedad pueda formular un balance y un estado de cambios de PN abreviado.
-Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias abreviadas Esta facultad la tienen las S.A de dimensión económicamente reducida y PYMES. Los criterios xa la delimitación de q sociedades pueden presentar estos documentos reducidos son diferente xa el balance y para la cuenta de P y G. La posibilidad de presentar un balance abreviado tiene xa la sociedad 2 consecuencias complementarias, una es q tmb la memoria q ha de presentar puede ser abreviada, segundo q no está obligada en principio a someter sus cuentas a los auditores.
a) Sociedades q pueden presentar un balance abreviado Las sociedades en las q durante 2 años consecutivos en la fecha de cierre del ejercicio concurran, al menos, 2 de las circunstancias siguientes: a) Q el total de las partidas del activo no supere los 2.850.000 €. b) Q el importe neto de su cifra anual de negocios sea inferior a 34 5.700.000 €. c) Q el nº medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea > 50 trabajadores.
El balance abreviado significa q solo ha de contener el nº reducido de partidas fijadas x la Ley.
b) Sociedades q pueden presentar una cuenta de perdida y ganancias abreviada Las sociedades en las q durante 2 años consecutivos en la fecha de cierre del ejercicio concurran dos de las circunstancias siguientes: a) Q el total de las partidas del activo del balance no supere los 11.400.000€. b) Q el importe neto de la cifra anual de negocios sea < a 22.800.000€. c) Q el nº medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea > a 250.
La reducción consiste en la agrupación de determinadas partidas según lo establece la Ley.
-Formulación por los administradores: La elaboración de las cuentas anuales, junto con la posterior determinación del resultado del ejercicio y el valor del patrimonio neto no es una función concreta de los administradores (para ellos será su propio proyecto), sino que éstos se encargarán de llevar a cabo la contabilidad de la sociedad.
Dichas cuentas anuales han de ser aprobadas por la Junta General, una vez hayan sido examinadas por los auditores, y formuladas y firmadas por los administradores, junto con el informe de gestión, en el plazo máximo de tres meses, a contar desde el cierre del ejercicio social.
-Verificación de las cuentas anuales: -Una vez formuladas las cuentas anuales y el informe de gestión por los administradores, deberán ser revisados por los auditores de cuentas de la sociedad.
Las sociedades anónimas están obligadas a verificar las cuentas anuales por un auditor, excepto aquellas que formulen el balance de forma abreviada. Pero se verán en la obligación de verificarlas un auditor si así lo solicita el 5% del capital social (sociedades que cuenten con auditores de cuentas en su sociedad), siempre y cuando no hubieran transcurrido 3 meses desde la fecha del cierre del ejercicio; ó lo podrán solicitar la minoría y nombrar un Registrador Mercantil cuando estas sociedades carezcan de auditores de cuentas.
-Cuando sea obligatorio y así se acuerde, el nombramiento de los auditores de cuentas de la sociedad será competencia de la Junta General, siempre y cuando así lo acordaran antes de que finalice el ejercicio por auditar. Este nombramiento se ha de efectuar antes de los 3 años y como muy tarde a los 9 años desde la fecha en que se inicie el primer ejercicio a auditar. Y tan solo pueden volver a ser reelegidos estos auditores de cuentas por la Junta General por períodos máximos de 3 años, siempre y cuando éstos acepten el nombramiento, para que se pueda inscribir posteriormente en el Registro Mercantil.
Las personas, físicas o jurídicas, que ejerzan el cargo de auditor han de ser profesionales independientes.
En principio el nombramiento de los auditores de cuentas lo ha de hacer la Junta General, pero es posible que este nombramiento suceda en otros casos, como pueden ser: que en la escritura de constitución aparezca la identidad de los auditores (cuando sea obligatorio); que así lo soliciten accionistas que representen al menos el 5% del capital social (cuando no sea obligatorio); que el Juez así lo establezca, en el caso que se revoque al auditor nombrado.
La Junta General no podrá revocar a los auditores antes de que finalice el período para el que fueron nombrados, a no ser que transcurra causa justa. En dicho caso, el acuerdo de destitución del auditor se ha de inscribir en el Registro Mercantil.
35 Además del transcurso del tiempo y de la revocación, el cese del auditor se puede producir por motivos como: su dimisión, su pérdida de condición de auditor, ó, sanción administrativa.
-Los auditores han de redactar un informe sobre si las cuentas anuales examinadas expresan la imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y los resultados de la sociedad. En caso contrario, se argumentarán las causas de tal hecho y, posteriormente, se anulará la aprobación de las cuentas anuales.
El informe de los auditores ha de acompañar a las cuentas anuales que se presenten para su aprobación por la Junta General, y lo han de entregar en el plazo mínimo de un mes desde que recibieron las cuentas anuales firmadas por los administradores.
La sociedad está obligada a facilitar la información que el auditor crea pertinente y necesaria para la realización de su trabajo, pero siempre con el deber de secreto de esta información por parte del auditor y cualquier sujeto que haya intervenido en la realización del informe.
-Aprobación por la Junta General: Los documentos elaborados por los administradores (cuentas anuales e informe de gestión) y el informe de los auditores deben estar a disposición de los accionistas a partir de la convocatoria de la Junta General. El incumplimiento de este deber por parte de los administradores se considerará una infracción del derecho de información del accionista, que concluirá con la nulidad de la Junta General de aprobación de las cuentas anuales.
Esta Junta se debe celebrar durante los 6 primeros meses del ejercicio (a no ser que los estatutos hayan fijado un plazo más breve) y deliberará sobre la aprobación de las cuentas del ejercicio anterior y sobre la aplicación del resultado. Pero esta Junta será válida aunque se haya convocado o celebrado fuera del plazo establecido.
-Depósito y publicidad de las cuentas anuales: En cuanto al depósito de las cuentas anuales, decir que los administradores de la sociedad deberán presentar dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales, una certificación de los acuerdos de la Junta de aprobación de las cuentas anuales y de aplicación del resultado, para su depósito en el Registro Mercantil, donde permanecerá 6 años. Esta certificación irá acompañada de un ejemplar de cada cuenta anual (balance, cuenta de pérdidas y ganancias, y memoria), más el informe de gestión y el de auditoría, siempre que la sociedad esté obligada a ello o así lo haya decidido la minoría. Y en el supuesto que alguna de las cuentas anuales se hayan formulado de manera abreviada, se hará constar de tal hecho en la certificación junto a la causa.
La publicidad de las cuentas depositadas se ha de efectuar por el Registrador o por la copia de los documentos depositados. Y la publicación del depósito se ha de efectuar mediante un anuncio que se publicará en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.
Las sanciones derivadas del incumplimiento del depósito de las cuentas anuales son: -La sociedad no podrá inscribir ningún documento en el Registro Mercantil, a excepción de determinados documentos enumerados por la Ley (nombramiento/destitución de los administradores, liquidadores...).
-La imposición a la sociedad de una multa, impuesta por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, que se verá reducida si se depositan los documentos en el Registro Mercantil con anterioridad a la iniciación del proceso de sanción.
Cuando se publiquen las cuentas anuales se debería indicar si dicha publicación será íntegra o abreviada. En el primer caso, se deberá duplicar fielmente el texto de los depositados en el Registro Mercantil, incluyendo siempre de forma íntegra el informe de los auditores. Y en el 36 caso, se hará referencia a la oficina del Registro Mercantil en que se hubieran depositados los documentos, pudiéndose omitir el informe de los auditores en esta publicación, pero siempre indicando si se ha emitido o no con reserva.
-Concepto y características de la aplicación del resultado: Una vez determinado el resultado del ejercicio será conveniente que la Junta General aclare su aplicación. Este resultado aparecerá tanto en el balance como en la cuenta de pérdidas y ganancias.
Si el resultado ha sido negativo, su aplicación se efectuará, si es posible, con cargo a las reservas de la sociedad (primero a las voluntarias y luego a la legal). En cambio, si dicho resultado es positivo (se obtiene un beneficio del ejercicio), ese resultado estará condicionado por normas concretas.
-Distribución del beneficio neto del ejercicio: El beneficio neto constituye una parte del patrimonio social del que se puede disponer para determinados fines. Normalmente, este beneficio neto se utiliza para dos fines: para la distribución de dividendos para los socios (surgirá una deuda a cargo de la sociedad) o para la constitución de reservas. Y será la Junta General ordinaria la que decida sobre estas cuestiones, siempre estando limitado por lo que fije la Ley y los estatutos de la sociedad.
-Presupuestos para la distribución del beneficio: Para poder realizar una correcta distribución del beneficio neto, la sociedad en cuestión ha de tener, durante ese ejercicio, aprobado el balance y que el valor del patrimonio neto sea siempre superior al capital social. En caso que el valor del patrimonio neto fuera inferior al del capital social, debido a la existencia de pérdidas de ejercicios anteriores, el beneficio se destinará a la compensación de esas pérdidas. Y tampoco se podrá distribuir el beneficio del ejercicio si el importe de las reservas disponibles no es superior al de los gastos de primer establecimiento y de investigación y desarrollo.
-Asignaciones del beneficio: Los problemas más relevantes a la hora de asignar el beneficio neto son: la constitución de reservas y la distribución de dividendos.
En cuanto a los dividendos, decir que la Junta que decide sobre la distribución del beneficio ha de fijar la cuantía de éste, que puede ser repartida entre los socios en proporción al capital que hayan desembolsado. La Ley prohíbe la creación de acciones con derecho a la percepción de intereses. Y un régimen especial es el derecho preferente de las acciones sin voto, para percibir los socios un dividendo anual mínimo.
Los dividendos también pueden ser repartidos con cargo a reservas de libre disposición, siempre y cuando el valor del patrimonio neto sea superior al del capital social. Cualquier otro supuesto, estaríamos ante un dividendo ficticio, que están prohibidos.
Una vez acordada la distribución de los dividendos, surge un derecho de crédito del socio hacia la sociedad (derecho al dividendo). En el acuerdo de distribución de dividendos se determinará por la Junta el momento y la forma de pago que, a falta de determinar, será pagadero en el domicilio social el día siguiente al acuerdo. La acción para solicitar el pago de los dividendos vencidos prescribe a los 5 años.
Los "dividendos a cuenta" son determinados anticipos que se entregan a los socios por los administradores antes de que se haya aprobado el balance y acordado la distribución de los mismos.
Y en cuanto a las reservas, decir que éstas indican el valor del patrimonio neto que afecta al fortalecimiento económico de la sociedad. Las reservas pueden clasificarse en legales y complementarias (estatutarias y voluntarias).
37 La reserva legal, su constitución se deriva del mandato de los estatutos, de forma que todas las sociedades están obligadas a mantener como mínimo un 10% del beneficio neto hasta que el fondo de reserva alcance la quinta parte del capital social.
Mientras este fondo no llegue a ese límite, sólo puede emplearse para cubrir pérdidas en el caso de que no existan otras reservas disponibles suficientes para tal fin. La reserva legal, en la parte que exceda del 10% del capital social, podrá destinarse a aumentar el capital. También ha de dotarse anualmente una reserva equivalente al importe del fondo de comercio, que represente al menos un 5% de dicho fondo, y que aparezca en el activo del balance.
Y las reservas complementarias tienen la finalidad de buscar el equilibrio en los dividendos que se distribuyan anualmente, según lo que se prevé en los estatutos o la Junta General.
4.SOCIEDAD DE RESPONSABILIDAD LIMITADA A) Concepto: La Sociedad de Responsabilidad Limitada (SL o SRL) es una sociedad capitalista en la que el capital, que está dividido en participaciones sociales, queda integrada por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales.
B) Constitución: Requisitos, Escritura y Estatutos Entre los requisitos de constitución de la sociedad, es muy importante destacar que ésta ha de constituirse en escritura pública que se inscribirá en el Registro Mercantil del domicilio social en el plazo de 2 meses desde la fecha de su otorgamiento, siendo los fundadores y los administradores responsables solidarios de los daños y perjuicios que se puedan ocasionar por el incumplimiento de dicha obligación.
Y en cuanto a la escritura y estatutos, decir que el primero es el documento notarial que recoge el contrato constitutivo de la sociedad del que forman parte los estatutos sociales. El contrato de sociedad ha de servir de instrumento necesario para hacer nacer una persona jurídica y como relación societaria entre ella y sus socios. E incluso ha de contener unas normas que han de guiar su organización, y que se agrupan por medio de los estatutos, que sirven para regir el funcionamiento de la vida social.
La escritura de constitución debe ser otorgada por todos los socios fundadores, por sí o por medio de representante, quienes habrán de asumir la totalidad de las participaciones sociales.
Algunas de las menciones que recoge la escritura de constitución son: -La identidad del socio/s.
-La voluntad de constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL).
-Las aportaciones que cada socio realice y sus respectivas numeraciones.
-Los estatutos sociales.
-La identidad de la/s persona/s que se encarguen de la administración y representación de la sociedad.
Y se recalca que la Ley autoriza que la fecha de comienzo de las operaciones de la sociedad sea posterior a la de otorgamiento de la escritura.
El contenido mínimo que se exige que tengan los estatutos sociales son: -La denominación social.
-El objeto social y las actividades que lo integran.
-El domicilio social.
-El capital social, las participaciones en que se divida, su valor nominal y su numeración correlativa.
38 -Modos de organizar la administración de la sociedad.
-La adopción de acuerdos por parte de la sociedad.
A estas cláusulas se le unen las cláusulas facultativas complementarias, que completan el régimen previsto por la Ley.
En la escritura y estatutos también se podrán incluir todos aquellos pactos y condiciones que los socios consideren conveniente establecer, siempre y cuando no se opongan a las leyes ni contradigan los principios o cláusulas fijadas en la inscripción de la SRL, como pueden ser: -Cláusulas penales en garantía de obligaciones pactadas e inscritas.
-El establecimiento por pacto unánime entre los socios de los criterios y sistemas para la determinación del valor razonable de las participaciones sociales previstas para el caso de transmisiones inter vivos o mortis causa.
-Pacto por el que los socios se comprometen a someter a arbitraje las controversias de los socios entre sí y de éstos con la sociedad.
-Pacto que establezca la obligación de venta conjunta por los socios de las partes sociales de las sociedades que se encuentren vinculadas entre sí.
-Establecimiento de comités consultivos.
C) Aportaciones sociales: Tan sólo se podrán considerar objeto de aportación los bienes o derechos patrimoniales con capacidad de valoración económica. La aportación se podrá realizar a título de propiedad, de uso, arrendamiento o usufructo.
Otro criterio de clasificación distingue entre aportaciones dinerarias y no dinerarias. Las primeras, son las más frecuentes y se han de efectuar en euros, según la Ley. En éstas se exige que se acredite en la propia escritura ante el Notario la realidad de la aportación dineraria, mediante una certificación de una entidad de crédito del depósito de la cantidad o mediante su entrega al Notario para que efectúe dicho depósito. Dicha certificación tan sólo tendrá la validez de dos meses a contar desde su fecha. En caso de querer cancelar dicho depósito, será necesario: que lo efectúe la persona que lo solicitó, que no haya transcurrido el período de vigencia de la certificación, y la devolución previa de la certificación a la entidad de crédito.
En el caso de las aportaciones no dinerarias, se exige para las SRL el informe del experto sobre el origen y valor de las aportaciones realizadas. La responsabilidad de valorar estas aportaciones es de los fundadores, socios, administradores y cualquiera que adquiera alguna participación desembolsada mediante aportaciones no dinerarias.
D) Nulidad de la sociedad: El régimen de nulidad de la sociedad es el mismo para todas las sociedades de capital y, una vez inscrita la sociedad, la acción de nulidad tan solo podrá realizarse por motivos como: no haber concurrido, al menos, dos socios en el acto constitutivo de la voluntad efectiva; por la incapacidad de todos los socios fundadores; por no declararse en los estatutos el objeto social, la denominación social, la cifra del capital social...; por no declararse las aportaciones sociales en la escritura de constitución; por no haberse desembolsado íntegramente el capital social...
En las SRL, cuando la sociedad sea declarada nula por no haberse desembolsado íntegramente el capital social, los socios estarán obligados a desembolsar la parte que quede pendiente de pago.
E) Participaciones sociales: -Concepto y caracteres: Las participaciones sociales son una parte indivisible y acumulable del capital social y han de estar numeradas correlativamente. Éstas han de tener un valor nominal determinado, pueden tener un valor nominal distinto perteneciendo a series distintas, pero siempre tendrán el mismo valor nominal cuando pertenezcan a la misma serie.
39 Las participaciones sociales asignan a los socios los mismos derechos, con las excepciones establecidas por la Ley. Y en el caso que fueran desiguales los derechos que cada participación atribuye a los socios, serán los estatutos los que establecerán el contenido y los derechos correspondientes.
Las participaciones sociales son acumulables porque un socio puede tener en su haber varias participaciones, e incluso, un socio único puede tener en su poder todas las participaciones de una sociedad concreta, siempre y cuando haya determinados derechos que estén vinculados a cada participación.
Y las participaciones también serán indivisibles, es decir, no se podrán fraccionar. Por ese motivo, cuando varias personas sean copropietarias de una participación, se designará a una sola persona para ejercer los derechos de socio.
-Condición del socio: La participación social confiere al socio la condición de miembro de la sociedad, condición que puede adquirir participando en la fundación de la sociedad, en la ampliación de capital o mediante la adquisición de participaciones procedentes de otro socio.
En este último caso, quien adquiera las participaciones sociales podrá ejercer los derechos de socio frente a la sociedad desde que ésta tenga conocimiento de la transmisión (debe constar en documento público) o también desde la constitución del gravamen (debe constar en escritura pública).
La circunstancia de adquirir el socio la condición de miembro de la sociedad provoca que todos los derechos, deberes, facultades, titularidades o cargas del socio se deriven de esta relación jurídica entre socio y sociedad.
-Derechos del socio: Los derechos que la participación social otorga al titular en las Sociedades de Responsabilidad Limitada son: Derechos Patrimoniales: -Derecho a participar en el reparto de las ganancias; se realiza según indica la Ley mediante la distribución de dividendos a los socios. Este derecho puede ser modificado si así lo estipulan los estatutos de la SRL, y esto provocará un criterio de reparto desigual entre los socios.
-Derecho a participar en la cuota del patrimonio, que establece que la liquidación que corresponda a cada socio será proporcional a su participación en el capital social.
-El socio de la SRL tiene preferencia para asumir el derecho de las participaciones sociales, que son proporcionales al valor nominal de las que posea, en el caso de aumento de capital social.
 Derechos Políticos o Administrativos: Todos los socios tienen derecho de asistencia a la Junta General, independientemente del número de participaciones que tengan. La representación de cualquiera de los socios es susceptible de ser delegada en favor de otro socio, familiar o apoderado.
 Derecho de Información: Cada participación concede al socio el derecho a emitir un voto, de tal manera que puede establecerse en los estatutos que el número de votos se fije en proporción al capital social.
 -Transmisión de las participaciones: En el régimen de transmisión de las participaciones surge la necesidad de que la sociedad se encuentre inscrita en el Registro Mercantil para que puedan transmitirse esas participaciones, al igual que lo deberían estar aquellas participaciones para las que se efectúe un aumento de capital social.
-Documentación de la transmisión: La transmisión de las participaciones sociales ha de constar en documento público (sirve para probar la titularidad de las participaciones de los socios) y 40 debe notificarse a la sociedad, que lleva un libro registro de socios (sirve de certificado para verificar la titularidad de los socios; éste puede ser expedido por los administradores).
-Régimen de la transmisión: La transmisión por actos inter vivos es libre cuando se produce entre los socios, en favor del cónyuge, ascendiente o descendiente del socio, o en favor de las sociedades pertenecientes al mismo grupo que la transmitente. Pero la Ley o los estatutos también pueden establecer determinadas limitaciones a la transmisibilidad de las participaciones.
La SRL es una sociedad cerrada en la que son relevantes las circunstancias personales de un nuevo socio y en la que la transmisión de las participaciones es algo más que la transmisión de un bien. El régimen de la transmisión establecido en los estatutos será el vigente en la fecha en que el socio hubiera comunicado a la sociedad el propósito de transmitir o, por defecto, en la fecha del fallecimiento del socio o en el de la adjudicación judicial o administrativa. Las transmisiones que no cumplan con lo que la Ley y los estatutos de cada sociedad estipulan, no se producirá ningún efecto ante la sociedad.
a) Régimen de la transmisión voluntaria inter vivos: Hay 2 tipos de disposiciones referentes a las cláusulas estatutarias: las referentes a la nulidad de ciertas cláusulas y las que dicten un régimen dispositivo supletorio.
Son nulas las cláusulas estatutarias que hagan libre la transmisión voluntaria de las participaciones por actos inter vivos y las cláusulas por las que el socio que ofrezca la totalidad o parte de sus participaciones esté obligado a transmitir un número inferior al de las ofrecidas.
b) Régimen de la transmisión mortis causa: La adquisición de alguna participación social por sucesión hereditaria declara al heredero la condición de socio. No obstante, los estatutos podrán establecer a favor de los socios y, en su defecto, a favor de la sociedad, el derecho de adquisición de las participaciones del socio fallecido, que se apreciarán por el valor razonable que tuvieran el día del fallecimiento del socio.
La valoración la efectuará un auditor de cuentas y el derecho de adquisición se deberá ejercer en el plazo máximo de 3 meses a contar desde la comunicación a la sociedad de la adquisición hereditaria.
F) Órganos de la sociedad: Los órganos necesarios de toda sociedad son la Junta General y los administradores. La estructura organizativa de la SRL responde al "principio de organización corporativa", en el que la participación social sirve para determinar la influencia de los socios, a través de un conjunto de órganos, cuyas funciones y competencias están determinadas por la Ley o, por defecto, por los estatutos; y a través de ellos se forma la voluntad social de las mayorías y la determinación de poder confiar la administración a terceras personas.
Los acuerdos sociales se han de adoptar necesariamente en la Junta, siempre que se trate de asuntos propios de su competencia. Y los estatutos o el propio Consejo podrían crear un órgano delegado y subordinado, e incluso otros órganos secundarios (ej: comisión de auditoría), siempre que respeten las competencias que la Ley atribuya a cada órgano.
-Junta General: a) Noción, competencia y clases: Los socios, reunidos en Junta General, decidirán por la mayoría legal o estatutariamente establecida, en los asuntos propios de la competencia de la Junta. Todos los socios, incluso los disidentes y los que no hayan participado en la reunión, quedarán sometidos a los acuerdos de la Junta General.
Algunas de las competencias de la Junta General es deliberar y acordar sobre: la aprobación de las cuentas anuales, la aplicación del resultado y la aprobación de la gestión 41 social; el nombramiento de los administradores, liquidadores y auditores de cuentas; la modificación de los estatutos; aumento/reducción de capital social; la disolución de la sociedad...
Salvo disposición contraria de los estatutos, la Junta General de la SRL podrá impartir instrucciones al órgano administrativo o autorizar determinados acuerdos de gestión que pueda adoptar dicho órgano, pero siempre dentro de unos límites/márgenes que determinarán el ámbito de poder de representación de los administradores. En ningún caso se podrá librar a los administradores de la responsabilidad de su cargo, independientemente de que el acuerdo fuera adoptado por la Junta General.
Y hay que saber distinguir las diferentes clases de Juntas Generales ante las que podemos encontrarnos. Éstas son 3: la Junta General Ordinaria, la Extraordinaria y la Universal. La Junta General Ordinaria se convocará con carácter previo durante los 6 primeros meses de cada ejercicio, para aprobar la gestión social, las cuentas de ejercicios anteriores y resolver sobre la aplicación del resultado; la Junta General Universal estará válidamente constituida para tratar sobre cualquier cuestión y sin necesidad de convocatoria previa, siempre y cuando esté presente o representado todo el capital social y se acepte por unanimidad la celebración de la Junta; y la Junta General Extraordinaria hace referencia al resto de Juntas convocadas. Y cabe añadir, que los estatutos podrán fijar las fechas/períodos en que debe convocarse la Junta General.
b) Convocatoria de la Junta: La Junta ha de ser convocada por los administradores en las fechas y períodos que determinen la Ley o los estatutos y también cuando lo consideren necesario o conveniente. También se deberá convocar cuando así lo solicite uno o varios socios que representen al menos el 5% del capital social, y si no atienden tal solicitud será el Juez quien realice la convocatoria.
En cuanto a la forma de la convocatoria, decir que, en un principio, se ha de efectuar a través de un anuncio en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BOREM) y en uno de los diarios de mayor circulación en el término municipal donde se encuentre el domicilio social, siempre y cuando hayan transcurrido al menos 15 días entre la convocatoria y la fecha de la reunión, y se exprese en el orden del día todos los asuntos a tratar en la reunión.
Pero una de las novedades exclusivas de las SRL es la posibilidad que nos ofrecen los estatutos de sustituir el anuncio en el BOREM y solamente efectuar el anuncio en uno de los diarios de mayor tirada del municipio donde se encuentre el domicilio social o, por defecto, por cualquier procedimiento de comunicación que asegure la recepción del anuncio por todos los socios en el domicilio social designado o en el que conste en el libro de socios.
La convocatoria debe ser clara y precisa, y debe hacer mención al derecho de los socios de obtener de la sociedad los documentos que se van a someter a aprobación (ej: las cuentas anuales y el informe de gestión).
c) Constitución de la Junta: Los socios han de reunirse para adoptar los acuerdos.
-Salvo que los estatutos dispongan de lo contrario, el lugar de la reunión será el término municipal donde la sociedad tenga su domicilio social.
-Todos los socios tienen derecho a asistir a la Junta General, considerándose como no válido que los estatutos exijan más de una participación para la asistencia a las reuniones de la Junta. El socio se puede hacer representar en las reuniones de la Junta General por medio de otro socio u otra persona que no sea socio. La representación se ha de asignar por escrito, pero si la representación se otorga por documento público puede servir para varias Juntas. Y en caso que no se efectúe la representación en documento público, se efectuará en documento privado.
-Para la válida aprobación de los acuerdos de la Junta, el régimen de la SRL nos dice que deberá producirse necesariamente mayoría de derechos de voto. La lista de asistentes a la Junta se incluirá necesariamente en el acta de la reunión.
42 -La mesa de la Junta ha de estar constituida por el Presidente y el Secretario que, salvo disposición contraria de los estatutos, serán los del Consejo de administración y, en su defecto, los que se designen al comienzo de la reunión.
d) Adopción de acuerdos: Los acuerdos sociales de la Junta General estarán válidamente constituidos cuando se adopten por la mayoría de los votos válidamente emitidos (fijado el número de votos emitidos válidamente en relación a un determinado acuerdo, será necesario que esos votos sean la mitad más uno de ese número), y siempre que representen como mínimo un tercio de los votos que correspondan a las participaciones en que se divida el capital social.
Para tratar sobre temas como: la autorización a los administradores que elimine la prohibición de realizar competencia a la sociedad; la supresión o limitación del derecho de preferencia en los aumentos de capital; el traslado del domicilio al extranjero... se requerirán el voto favorable de, como mínimo, 2/3 de los votos de las participaciones en que se divide el capital social.
Los estatutos sociales siempre podrán exigir un porcentaje de votos favorables superior al establecido por la Ley, pero sin la necesidad de tener que llegar a la unanimidad.
e) Acta de la Junta: El acta de la Junta puede ser levantada por Notario, cuya presencia ha de ser solicitada a los administradores por socios que representen, al menos, el 5% del capital social.
f) Impugnación de los acuerdos sociales: Son impugnables todos aquellos acuerdos sociales que sean contrarios a la Ley, los estatutos o perjudiquen el interés social de algún socio o tercero.
La acción de impugnación de los acuerdos nulos caducará en el plazo de un año, a excepción de los acuerdos que por su causa resulten contrarios a la Ley; mientras que la acción de impugnación de los acuerdos anulables caducará a los 40 días. Estos términos se contabilizarán desde la fecha de su publicación en el BORME.
-Órgano de Administración: a) Modos de organizar la administración de la sociedad: La administración de la sociedad se podrá confiar a un administrador único; a varios administradores que actúen solidariamente; o el de 2 o más administradores que actúen conjuntamente (facultades mancomunadas).
En los estatutos sociales de la SRL se podrán establecer distintos modos de organizar la administración atribuyendo a la junta de socios la facultad de optar por cualquiera de éstos, sin necesidad de modificaciones estatutarias.
Todo aquel acuerdo que altere el modo de organizar la administración de la sociedad, se constituya o no modificación en los estatutos sociales, se consignará en escritura pública y se inscribirá en el Registro Mercantil.
Pero en el caso que nos encontremos ante la existencia de un Consejo de administración, haremos referencia a una de las formas de estructurar el órgano administrativo, con un número mínimo de 3 miembros y un máximo de 12. Y una vez que los estatutos hayan determinado el mínimo y el máximo de miembros del Consejo de administración, será la Junta General la que fije el número de consejeros.
b) Nombramiento: Los administradores han de ser nombrados necesariamente por la Junta General de socios, salvo los administradores nombrados en la escritura de constitución de la sociedad. Esta facultad exclusiva respecto al nombramiento por la Junta General se completa con la norma que facilita la convocatoria de la Junta en los casos en que falten los administradores, como puede ser en los casos de: muerte, cese del administrador único, de todos los administradores mancomunados, o de la mayoría de los miembros del Consejo de administración, sin que existan suplentes, cualquier socio podrá solicitar del juez la 43 convocatoria de la Junta General para el nombramiento de los administradores; y sobretodo con la posibilidad de que la Junta General nombre suplentes de los administradores.
Los administradores de la sociedad no han de tener necesariamente la condición de socio, a no ser que los estatutos dispongan lo contrario.
c) Duración: Los administradores de la sociedad ejercerán su cargo por un tiempo indefinido, a no ser que los estatutos dispongan un plazo determinado; en cuyo caso podrán ser reelegidos una o más veces por períodos de igual duración.
d) Cese: El transcurso del tiempo, como causa del cese, sólo se tendrá en cuenta cuando los estatutos hayan establecido un plazo determinado para el ejercicio del cargo. Tal acuerdo (el cese de los administradores) puede adoptarse por la Junta aunque la separación no conste en el orden del día. Y los estatutos no pueden exigir que para el acuerdo de separación se precise que voten a favor del acuerdo una mayoría superior a los 2/3 de los votos correspondientes a las participaciones en que se divida el capital social.
e) Retribución: La Ley expone que el cargo de administrador sea, en un principio, gratuito.
Pero cuando los estatutos fijen lo contrario, también deberán determinar el sistema de retribución de los administradores. Para ello, establecerá 3 normas de interés: -Cuando la retribución tenga como base una participación en los beneficios, los estatutos determinarán que la participación no podrá ser superior al 10% de los beneficios repartibles entre los socios.
-Cuando la retribución no tenga como base una participación en los beneficios, la remuneración de los administradores quedará fijada para cada ejercicio por acuerdo de la Junta General de socios.
-Y también están controladas por la Junta General las remuneraciones de los administradores que no se deban a la prestación de sus servicios propios del cargo, sino por otros motivos como ingeniero, asesoría jurídica...
f) Representación de la sociedad: La LSC, ha establecido el mismo régimen respecto a la titularidad del poder de representación de los administradores y el ámbito de representación orgánica en los administradores de la S.R.L y en la S.A. Exceptuando el caso de que existan más de 2 administradores conjuntos, que no formen Consejo de administración, la ley establece que la representación caerá sobre al menos 2 de ellos según lo determinen los estatutos (SRL).
g) Responsabilidad de los administradores: Artículo 236. Presupuestos de la responsabilidad.
1. Los administradores de derecho o de hecho como tales, responderán frente a la sociedad, frente a los socios y frente a los acreedores sociales, del daño que causen por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo.
2. En ningún caso exonerará de responsabilidad la circunstancia de que el acto o acuerdo lesivo haya sido adoptado, autorizado o ratificado por la junta general.
Artículo 237. Carácter solidario de la responsabilidad: Todos los miembros del órgano de administración que hubiera adoptado el acuerdo o realizado el acto lesivo responderán solidariamente, salvo los que prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente a aquél.
Artículo 238. Acción social de responsabilidad.
1. La acción de responsabilidad contra los administradores se entablará por la sociedad, previo acuerdo de la junta general, que puede ser adoptado a solicitud de cualquier socio aunque no 44 conste en el orden del día. Los estatutos no podrán establecer una mayoría distinta a la ordinaria para la adopción de este acuerdo.
2. En cualquier momento la junta general podrá transigir o renunciar al ejercicio de la acción, siempre que no se opusieren a ello socios que representen el cinco por ciento del capital social.
3. El acuerdo de promover la acción o de transigir determinará la destitución de los administradores afectados.
4.
La aprobación de las cuentas anuales no impedirá el ejercicio de la acción de responsabilidad ni supondrá la renuncia a la acción acordada o ejercitada.
Artículo 239. Legitimación subsidiaria de la minoría.
1. Los socios que representen, al menos, el cinco por ciento del capital social, podrán solicitar la convocatoria de la junta general para que ésta decida sobre el ejercicio de la acción de responsabilidad.
2. Podrán también entablar conjuntamente la acción de responsabilidad en defensa del interés social cuando los administradores no convocasen la junta general solicitada a tal fin, cuando la sociedad no la entablare dentro del plazo de un mes, contado desde la fecha de adopción del correspondiente acuerdo, o bien cuando éste hubiere sido contrario a la exigencia de responsabilidad.
Artículo 240. Legitimación subsidiaria de los acreedores para el ejercicio de la acción social: Los acreedores de la sociedad podrán ejercitar la acción social de responsabilidad contra los administradores cuando no haya sido ejercitada por la sociedad o sus socios, siempre que el patrimonio social resulte insuficiente para la satisfacción de sus créditos.
Artículo 241. Acción individual de responsabilidad: Quedan a salvo las acciones de indemnización que puedan corresponder a los socios y a los terceros por actos de administradores que lesionen directamente los intereses de aquellos.
G) Modificación de los Estatutos: La LSC permite a la SRL la adaptación de los estatutos a la situación concreta en la que se encuentre.
-Competencia de la Junta general: Corresponde a la Junta General la modificación de los estatutos sociales. (art 160 y 285.1 LSC).
El cambio de domicilio dentro del mismo municipio, que no se rige por las normas sobre la modificación de estatutos, puede acordarse por el órgano de administración (art 285.2 LSC).
En la convocatoria de la junta se ha de expresar con claridad los extremos que se hayan de modificar (art 287 LSC).
-Mayoría precisa para la modificación: La LSC no exige un quórum de asistencia, pero determina que ha de existir la necesidad de la mayoría reforzada para aprobar la modificación de los estatutos. Para aprobar la modificación de los estatutos sociales la LSC establece que es preciso que voten a favor del acuerdo más de la mitad de los votos correspondientes a las participaciones en que se divida el Capital social (art. 199 y 200), los estatutos pueden exigir una proporción superior.
-Formalización del acuerdo: El acuerdo de modificación de los estatutos sociales, ha de constar en escritura pública, ha de inscribirse en el Registro mercantil y se publicara en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (art. 290; 195 a 197 RRM).
45 5.SOCIEDAD UNIPERSONAL ANÓNIMA/RESPONSABILIDAD LIMITADA -Introducción: Régimen de la sociedad unipersonal anónima y de responsabilidad limitada (art.12 a 17), cada sociedad unipersonal tiene un régimen distinto, aunque tengan algunas normas comunes que no pueden extenderse a otro tipo de sociedad mercantil.
La sociedad colectiva, comanditaria, comandita por acciones necesita una pluralidad de socios (art 12 a 17 LSC).
-Clases de sociedades unipersonales: El art. 12 LSC nos dice que la sociedad de responsabilidad limitada o anónima: a) Constituida por un único socio (persona natural o jurídica).
b) La constituida por dos o más socios y luego todas las participaciones o acciones pasan a propiedad de un único socio.
La LSC nos muestra varios criterios de clasificación: 1) Tipo social (cada una tiene su régimen jurídico respectivo): a) Responsabilidad limitada b) Sociedad Anónima 2) La originaria y la sobrevenida (consecuencias jurídicas en relación al acto constitutivo de la sociedad y el régimen de responsabilidad) -Constitución de la sociedad unipersonal originaria: La sociedad unipersonal se constituye mediante una declaración unilateral de voluntad de una persona (natural o jurídica), tras el cumplimiento de las formalidades previstas por la LSC, al nacimiento de una sociedad con su personalidad jurídica.
Habrá de constituirse mediante escritura pública en el Registro Mercantil donde ha de aparecer identificado el socio único (art. 13.1), pero además a de constar en la escritura de la constitución con el resto de menciones con carácter general del art. 22 LSC. La voluntad del socio ha de ser efectiva, sino seria una causa de nulidad (art. 56 LSC).
El art 175.1 del RRM expresa que la escritura adopta la forma notarial de acta, al no existir contrato de constitución de sociedad unipersonal.
Habrán de constar las normas relativas a la constitución de la sociedad anónima o limitada, habrán de constar los estatutos (art.23 LSC), habrá de constar en la escritura las aportaciones sociales en el momento de la constitución.
-Necesaria constancia en el Registro Mercantil de la unipersonalidad sobrevenida: Ha de constar en el registro mercantil la declaración de que la sociedad paso a ser unipersonal como consecuencia de que un solo socio es propietario de todas las acciones o participaciones sociales (Art. 13 LSC). La ley consiente que la sociedad siga con su mismo régimen jurídico de S.A o S.R.L con algunas especialidades que dependen de la condición en que se inscriba en el R.M que la sociedad ha devenido unipersonal.
El art. 14 LSC, establece que transcurridos seis meses desde la adquisición por la sociedad del carácter de unipersonal sin que esta circunstancia se hubiere inscrito en el R.M, el socio único responderá personal, ilimitada y solidariamente de las deudas sociales contraídas durante el período de unipersonalidad. Tras la inscripción, el socio no responderá de las deudas contraídas con posterioridad.
-Órganos de la sociedad: Tendrá los órganos previstos en el régimen general del tipo social (S.A o S.R.L).
46 El socio único puede confiar la administración de la sociedad a terceros, siendo necesario cuando los estatutos hayan configurado el órgano de administración por más de una persona.
La LSC no se ocupa de esta cuestión pero alude de forma accidental sobre la existencia de varios administradores, la solución es idéntica para los dos tipos de sociedades (art 15.2 LSC).
La LSC establece que en el tema de la Junta general, en la sociedad unipersonal el socio único ejerce sus competencias por medio de decisiones que el socio adopte (estas no serán acuerdos sino decisiones). El art.15.2 expresa que las decisiones del socio se consignaran en acta, bajo su firma o la de su representante y podrán ser ejecutadas y formalizadas por el propio socio o los administradores de la sociedad.
-Contratación del socio con la sociedad: Para la defensa del patrimonio de la sociedad unipersonal se aplicaran las normas generales.
El art.16 LSC se ha ocupado de los contratos celebrados entre el socio y la sociedad. Exige: 1. Ha de constar por escrito o en la forma documental que exija la Ley de acuerdo con su naturaleza 2. Que se transcriban a un libro de registro de la sociedad, que habrá de ser legalizado conforme a los libros de actas de las sociedades.
3. En la memoria anual se haga referencia expresa e individualizada a estos contratos, con indicaciones de su naturaleza y condiciones En e caso de concurso del socio de la sociedad ,el art 16.2 nos expresa que no serán oponibles a la masa los contratos celebrado entre el socio y la sociedad que no hayan sido escritos al libro-registro y no se hallen referenciados en la memoria anual depositada en el R.M. El art.
16.3 nos dice que durante un plazo de 2 años desde la celebración del contrato entre el socio y la sociedad, este responderá frente a los perjuicios de la sociedad provocados directa o indirectamente por los contratos entre el socio y la sociedad.
6.EMISIÓN DE OBLIGACIONES Si se trata de una emisión de obligaciones destinada al público en general, será preciso que la sociedad emisora formule un folleto de emisión y cumpla las normas previstas en la LMV (ley del Mercado de Valores).
-Caracteres Generales: Desde el punto de vista de la organización de la sociedad, la emisión de las obligaciones es un acto de singular relevancia, ya que compromete normalmente en forma importante el patrimonio social, por esto la Ley ha querido que su régimen sea en parte similar al de los casos de modificación estatutaria.
La emisión como proceso: 1. Se inicia con el acuerdo de la sociedad de emitir obligaciones (siendo debidamente recogido en escritura pública e inscrito en el RM).
2. Culmina con la suscripción de las obligaciones y entrega de títulos valores.
-Acuerdo de Emisión: Conviene distinguir la emisión de obligaciones por sociedades anónimas de la de las demás personas jurídicas.
 Supuesto de sociedades anónimas 47 El acuerdo de emisión habrá de ser adoptado por la Junta general con el quórum de constitución reforzado del artículo 194 y con la mayoría exigida en el apartado segundo del 201.1 LSC.
Artículo 194. Quórum de constitución reforzado en casos especiales.
1. En las sociedades anónimas, para que la junta general ordinaria o extraordinaria pueda acordar válidamente el aumento o la reducción del capital y cualquier otra modificación de los estatutos sociales, la emisión de obligaciones, la supresión o la limitación del derecho de adquisición preferente de nuevas acciones, así como la transformación, la fusión, la escisión o la cesión global de activo y pasivo y el traslado de domicilio al extranjero, será necesaria, en primera convocatoria, la concurrencia de accionistas presentes o representados que posean, al menos, el cincuenta por ciento del capital suscrito con derecho de voto.
2. En segunda convocatoria será suficiente la concurrencia del veinticinco por ciento de dicho capital.
3. Los estatutos sociales podrán elevar los quórum previstos en los apartados anteriores.
Artículo 201. Mayorías.
1. En la sociedad anónima los acuerdos sociales se adoptarán por mayoría ordinaria de los votos de los accionistas presentes o representados.
La junta general goza de amplias facultades para fijar la modalidad y las condiciones de la emisión de obligaciones.
La Junta general podrá acordar la emisión de obligaciones y dejar a los administradores los aspectos secundarios de la ejecución del acuerdo.
Pero también la Junta podrá acordar autorizar a los administradores para que sean ellos los que acuerden la emisión de obligaciones. En tal caso, la Junta general en el acuerdo de delegación ha de expresar un determinado límite a esa emisión de las obligaciones, pudiendo los administradores hacer uso de esta facultad delegada, en una o varias veces, dentro del plazo máximo de 5 años.
 Caso de las demás personas jurídicas Para el acuerdo de la emisión de obligaciones por parte de una persona jurídica, el mismo se adoptará por el órgano competente y, elevado a escritura pública, se inscribirá en el RM.
En estos casos el acuerdo ha de contener necesariamente la designación del comisario, pero la constitución del sindicato de obligacionistas es facultativa para la entidad emisora (puede omitirse).
-Escritura y publicidad de la emisión: El acuerdo de emisión se formalizará en escritura pública. Cuando se trate de emisión de obligaciones por parte de sociedades anónimas las reglas fundamentales que hayan de regir las relaciones jurídicas entre la sociedad y el sindicato y las características de este. Este acuerdo habrá de inscribirse en el RM y también en los demás Registros en los que sea necesario por la existencia de garantías especiales. Estas inscripciones deben ser realizadas antes de poner en circulación los títulos.
-Suscripción: La suscripción de la obligación puede considerarse como una declaración de voluntad dirigida a la sociedad tendente a la adquisición de la condición de obligacionista.
Los suscriptores no pueden alterar en el momento de la suscripción las condiciones fijadas por la escritura de la emisión, ya que la suscripción implica para cada obligacionista la ratificación plena del contrato de emisión y su adhesión al sindicato. Agotada la suscripción de las obligaciones o transcurrido el plazo previsto al efecto, se hará constar en el RM la suscripción total de las obligaciones o el importe efectivamente suscrito.
48 Una vez suscritas las obligaciones, el obligacionista deberá entregar el importe del desembolso, que puede ser total o parcial. Por otro lado, la sociedad queda obligada a entregar al obligacionista los títulos o a practicar las anotaciones en cuenta, según los casos, y al cumplimiento de las obligaciones asumidas frente a él en la forma de emisión establecida.
-Situación jurídica del obligacionista: La escritura de emisión señala la situación jurídica del obligacionista frente a la sociedad, tanto en cuanto miembro de la asociación de defensa o Sindicato como individualmente. Las acciones que correspondan al obligacionista pueden ser ejercitadas individual o separadamente cuando sean compatibles con los acuerdos del Sindicato.
 Derecho a los intereses El obligacionista tiene derecho a la percepción de los intereses en las condiciones fijadas en la escritura de emisión. También tiene derecho a la percepción de lotes, primas o premios en la forma fijada en la escritura de emisión.
La demora en el pago de los intereses por más de seis meses permite al Comisario proponer al Consejo de Administración la destitución de cualquiera de los administradores, convocar la Junta general de accionistas y también someter a la Asamblea general de obligacionistas la ejecución de las garantías especiales –si existen- para el pago del principal con los intereses vencidos.
En el supuesto de obligaciones simples emitidas por personas jurídicas de diverso tipo que las anónimas, el impago de intereses por más de dos vencimientos supone vencida la obligación principal y, a partir de ese momento, puede ejercitarse la acción ejecutiva para el cobro de aquéllos y de ésta.
Los intereses de los títulos amortizados que el obligacionista cobre de buena fe no podrán ser objeto de repetición por la sociedad emisora.
 Derecho a la amortización de los títulos El obligacionista tiene derecho a la amortización de los títulos en el tiempo y la forma convenida. La ley señala que la sociedad está obligada a celebrar los sorteos periódicos en los términos y forma previstos por el contrato de amortización. La falta de cumplimiento de esta obligación autorizará a los acreedores para reclamar el importe anticipado de los títulos.
La sociedad podrá rescatar las obligaciones emitidas: 1. Por amortización o por pago anticipado.
2. Como consecuencia de los convenios celebrados entre la sociedad y el Sindicato de obligacionistas.
3. Por adquisición en Bolsa, al efecto de amortizarlas.
4. Por conversión en acciones, de acuerdo con los titulares.
-Emisión de obligaciones convertibles: a) La sociedad anónima podrá emitir obligaciones convertibles en acciones siempre que la Junta general determine las bases y las modalidades de la conversión y acuerde aumentar el capital en la cuantía necesaria. La Junta general podrá delegar en los administradores la facultad de acordar la emisión de obligaciones convertibles en acciones.
49 Con anterioridad a la convocatoria de la Junta, los administradores deben redactar un informe que explique las bases y modalidades de la conversión, que deberá ser acompañado por otro redactado por un auditor de cuentas, distinto del auditor de la sociedad designado al efecto por el RM.
Las obligaciones convertibles no pueden emitirse por una cifra inferior a su valor nominal, ni pueden ser convertidas obligaciones en acciones cuando el valor nominal de aquéllas sea inferior al de éstas.
Los accionistas de la sociedad tendrán derecho de suscripción preferente de las obligaciones convertibles.
En los casos en que el interés de la sociedad así lo exija, la Junta podrá acordar la supresión total o parcial del derecho de suscripción preferente. Para que sea válido el acuerdo de exclusión de este derecho será necesario: 1. Que el informe de los administradores justifique detalladamente la propuesta.
2. Que el informe del auditor respalde la razonabilidad de los datos del informe de los administradores y la idoneidad de la relación de conversión.
3. Que en la convocatoria de la Junta se haya hecho constar la propuesta de supresión del derecho de preferencia.
b) La Ley ha establecido un régimen de conversión de las obligaciones en acciones que altera el tradicional. Todo dependerá del procedimiento acordado por la Junta general para la conversión. Seguramente presuponiendo esta libertad de procedimiento, el artículo 310.2 del RRM prevé: “si las obligaciones fueran convertibles en acciones, en la inscripción se consignarán las bases y las modalidades de la conversión. La LSC establece que, salvo que la Junta General acuerde otro procedimiento, los obligacionistas podrán solicitar en cualquier momento la conversión.
c) Aún cuando la LSC no las regula, ha de admitirse la licitud de la emisión de obligaciones canjeables por acciones ya emitidas de la propia sociedad o bien por las de otra. También es posible de obligaciones con opción de suscribir o canjear acciones.
-El sindicato de obligacionistas: -Rasgos fundamentales de su organización: Para la defensa de los intereses de los obligacionistas se constituye un sindicato que agrupa a todos los suscriptores. Éstos forman una organización compuesta por una Asamblea general como órgano deliberante y el Comisario que preside la Asamblea, el cual es el representante legal del Sindicato. Dicho Sindicato es calificado por la LSC como “asociación”, que no cuenta con personalidad jurídica y cuyos gastos normales de sostenimiento corren a cargo de la sociedad emisora.
La LSC exige como condición necesaria la constitución de un Sindicato por cada emisión de obligaciones, tal exigencia, por el contrario, es puramente facultativa si la entidad emisora no es una SA.
-Asamblea de obligacionistas: 1. Convocatoria 50 La Asamblea podrá ser convocada por los administradores de la sociedad o por el Comisario.
Éste se encuentra obligado a convocarla una vez que quede constituido el Sindicato. En esta reunión la Asamblea deberá aprobar o censurar la gestión del propio Comisario, confirmarle en su cargo o designar la persona que ha de sustituirle y establecer el Reglamento interno del Sindicato, ajustándose al régimen determinado en la escritura de emisión.
El Comisario debe convocar la Asamblea cuando lo soliciten, como mínimo, la vigésima parte de las obligaciones emitidas y no amortizadas.
La convocatoria de la Asamblea general se hará en forma que asegure su conocimiento por los obligacionistas. Cuando la Junta haya de tratar o resolver asuntos relativos a la modificación de las condiciones del préstamo u otros de trascendencia análoga, a juicio del Comisario, deberá ser convocada en la forma que establece la LSC para la Junta general de accionistas.
2. Constitución La Asamblea ha de constituirse bajo la presidencia del Comisario. Deberán concurrir el número de obligacionistas que señale la escritura de emisión.
Si la escritura no ha establecido otra cosa, en primera convocatoria habrán de concurrir una representación de las dos terceras partes de las obligaciones en circulación, y si no lograse este quórum de asistencia, la Asamblea quedará válidamente constituida cualquiera que sea el número de los asistentes.
3. Acuerdos Los acuerdos de la mayoría absoluta de los asistentes a la Asamblea válidamente constituida vincularán a todos los obligacionistas, incluso a los no asistentes o disidentes. Los acuerdos pueden ser impugnados por los obligacionistas.
En el ámbito de la competencia general de la Asamblea viene descrito por el artículo 424 LSC que expone: “ Debidamente convocada, se presume facultada para acordar lo necesario a la mejor defensa de los legítimos intereses de los obligacionistas frente a la sociedad emisora, modificar, de acuerdo con la misma, las garantías establecidas, destituir o nombrar al Comisario, ejercer, cuando proceda, las acciones judiciales correspondientes y aprobar los gastos ocasionados por la defensa de los intereses comunes”.
-Comisario: El comisario es un órgano del Sindicato de obligacionistas al que se confiere su gestión y representación. Éste es el órgano de relación entre la sociedad y el Sindicato.
La Ley confía al Comisario (arts. 427 a 429 LSC): a) Convocar y presidir la Asamblea.
b) Asistir, con voz y sin voto, a las deliberaciones de la Junta general de la Sociedad emisora, informar a ésta de los acuerdos del Sindicato y requerir de la misma los informes que, a su juicio, o al de la Asamblea de obligacionistas, interesen a éstos.
c) Presenciar los sorteos que hubieren de celebrarse, tanto para la adjudicación como para la amortización de los títulos, y vigilar el pago de los intereses y del principal, en su caso, y en general tutelar los intereses comunes de los obligacionistas.
d) Si las obligaciones son simples, el Comisario puede examinar la contabilidad social y asistir, con voz y sin voto, a las reuniones del Consejo de Administración.
e)Adoptar las medidas que hemos indicado anteriormente al estudiar el derecho del obligacionista a los intereses, si se produce demora en el pago de ellos.
51 7.DISOLUCIÓN, LIQUIDACIÓN y EXTINCIÓN de SOCIEDADES El contrato de sociedad puede disolverse por la voluntad de los socios, por las causas previstas por la ley o por las condiciones mismas del contrato. Antes de la extinción de la sociedad normalmente se pasará por un proceso de liquidación.
Durante este periodo se conservara la personalidad jurídica, aunque solo continuará con el fin de liquidar las relaciones existentes y del reparto del patrimonio social restante entre los socios hasta la extinción de la sociedad.
1) Disolución: -Causas de disolución comunes a todas las sociedades: 1. Cumplimiento del termino fijado en el contrato o estatutos.
2. Conclusión del objeto social, imposibilidad de realizarlo o paralización de los órganos sociales.
3. Perdidas que reduzcan el Patrimonio Neto a menos de la mitad del capital social y que no se compensen con un aumento o reducción de capital, siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso de acreedores (Sociedades capitalistas). Cuando se produzca la perdida entera del capital (Los otros tipos de sociedades).
4. Por acuerdo de los socios por unanimidad o por mayoría según el régimen exija.
5. Causas establecidas en la escritura social.
-Causas de disolución especificas de sociedades personalistas: 1. La muerte de uno de los socios colectivos si no existe pacto expreso de continuar con los herederos o con los socios restantes.
2. Inhabilitación de un socio gestor para administrar sus bienes o apertura de la fase de liquidación del concurso del socio colectivo.
3. Denuncia del contrato por alguno de los socios. No cabe oposición salvo por mala fe del denunciante (obtener lucro de la disolución).
4. Reducción a uno del numero de socios.
-Causas de disolución de las sociedades de capital: 1. Reducción del capital por debajo del mínimo legal 2. Las SL se disolverán por la falta del ejercicio de la actividad durante 3 años consecutivos 3. La sociedad en comandita por acciones se disolverá por el fallecimiento, cese o apertura de la fase de liquidación en el concurso de acreedores de todos los socios colectivos si en seis meses no se incorpora otro socio colectivo o se cambia de forma.
  Si todas las acciones las posee un socio -> Sociedad unipersonal La declaración de concurso no constituye causa de disolución, solo la apertura de la fase de liquidación.
No todas las causas operan de la misma forma, unas lo hacen “de pleno derecho” mientras que en otras es preciso de un acuerdo de la Junta General o una declaración judicial o de la junta que declare que existe causa de disolución.
-Causas de disolución de pleno derecho: 1. Cumplimiento del término fijado en el contrato o estatutos.
2. En sociedades de capital, por el transcurso de un año desde el acuerdo de la reducción de capital por debajo del mínimo legal como consecuencia de una ley si no se hubiese transformado o disuelto la sociedad o se hubiese aumentado dicho capital.
3. En las sociedades personalistas, por muerte del socio colectivo o por denuncia del contrato.
52 4. Por la apertura de la fase de liquidación en el concurso de cualquiera de los socios colectivos(sociedades personalistas) o de la sociedad de capital.
-Causas de disolución por la constatación (por la junta o judicialmente) de la existencia de causa legal o estatutaria: 1. Conclusión de la empresa que constituya su objetivo.
2. Imposibilidad de cumplir el fin social.
3. Paralización de los órganos sociales que imposibilite el funcionamiento de la sociedad.
4. Perdidas que reduzcan el PN a menos de la mitad del capital social.
5. Reducción del capital social por debajo del mínimo legal que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
6. Si las acciones sin voto excedieran la mitad del capital social y en 2 años no se restableciera la proporción.
7. Causas estatutarias.
8. SL -> falta del ejercicio de la actividad durante 3 años consecutivos.
9. Comanditaria por acciones -> Muerte, cese, incapacidad o apertura de fase de liquidación del concurso de todos los socios colectivos, salvo que se incorpore otro o se transforme la sociedad.
-Disolución por acuerdo de los socios: Si todos los socios colectivos y lo estipulado en la escritura social de socios comanditarios de una sociedad personalista o la mayoría necesaria para una modificación estatutaria en una sociedad de capital lo acuerdan, la sociedad se podrá disolver.
Los administradores deberán convocar la Junta en el plazo de dos meses para adoptar el acuerdo de disolución. Cualquier socio podrá requerir la convocatoria si estima que se da alguna de las causas que necesiten aprobación. También tendrán la obligación de solicitar la disolución judicial si no se consiguiera el acuerdo en junta, en el plazo de dos meses desde la fecha de la celebración. Cualquier interesado podría instar la disolución ante un juez si no sucediera lo expuesto.
El incumplimiento de este deber obligara a los administradores solidariamente de las obligaciones sociales nacidas posteriormente a la causa de la disolución.
La disolución ha de ser inscrita en el RM y publicada en el Borme, y para las sociedades anónimas en un diario de mayor circulación del domicilio social, para que sea eficaz a terceros salvo que sea por transcurso del tiempo, mediante escritura publica o testimonio judicial de la sentencia. La sociedad entrara en periodo de liquidación y se añadirá la frase “en liquidación” a la denominación social. (Obligatorio en Sociedades de capital, optativo en las demás).
-Reactivación de la sociedad disuelta: Si durante el periodo de liquidación desaparece la causa de disolución, la sociedad podría reactivarse. La junta general podrá acordar el retorno a la actividad si: 1. No existe la causa de disolución.
2. El patrimonio contable no es inferior al capital social.
3. No se haya pagado la cuota de liquidación a los socios.
4. No se trate de uno de los casos “de pleno derecho”.
Bajo las mismas condiciones de una modificación de estatutos.
Los socios que no voten a favor podrán separase de la sociedad y los acreedores podrán oponerse al acuerdo en los mismo términos que para una reducción de capital. Se deberán cesar a los liquidadores y nombrar a los administradores en la escritura del acuerdo de reactivación.
53 2) Liquidación: La liquidación comprende la satisfacción de los acreedores y la distribución del patrimonio restante entre los socios.
-Órganos sociales durante la liquidación: Cesa la facultad de los administradores de representación para hacer nuevos contratos y obligaciones. Los liquidadores tomaran sus funciones de representación y gestión durante el periodo de liquidación.
El nombramiento se efectuara según lo establecido en los estatutos sociales, los cuales pueden decir que sean los propios administradores. Esto es así en las sociedades personalistas. En las SL los administradores quedan convertidos en liquidadores a no ser que los estatutos o la junta digan lo contrario. En las SA el numero de liquidadores deberá ser impar, aunque podrá ser uno solo. En su inscripción en el RM deberá constar su identidad y el modo de ejercitar sus funciones.
Sus funciones serán gestionar y representar a la sociedad con la finalidad de realizar las operaciones de liquidación. El poder de representación será individual a cada liquidador.
La terminación en el cargo de los liquidadores se producirá por: -Conclusión de la liquidación.
-Revocación de la junta general.
-SA: Decisión judicial solicitada por una vigésima parte del capital social.
-Los nombrados por un juez solo podrán ser separados del cargo por este a solicitud de alguien q acredite interés legitimo.
-Si renuncia el liquidador formalmente al mismo.
-Cualquier socio o persona con interés puede solicitar la separación del cargo, si tras tres años del periodo de liquidación no se ha presentado a aprobación por junta general el balance de situación.
La responsabilidad de los liquidadores durante la fase de liquidación ante socios, la sociedad y acreedores será la misma que las de un administrador.
-La Junta General: Continuará existiendo pero solo se encargara de los asuntos relevantes para la liquidación, la posible reactivación de la sociedad, la revocación de los liquidadores y la aprobación del balance final de liquidación. El régimen de convocatoria de las juntas será el mismo que en su funcionamiento normal.
-Los interventores: En las S.A., en sustitución de los auditores de cuentas aparecerán los interventores como órgano de fiscalización de las operaciones de liquidación. Uno podrá ser nombrado por un juez si lo pide una vigésima parte del capital social. También podrá ser nombrado otro por el Sindicato de Obligacionistas y si es una S.A. de gran importancia o patrimonio, el gobierno podrá designar un interventor para que presida la liquidación.
-Operaciones fundamentales de la liquidación: En un plazo de tres meses los liquidadores deben redactar un inventario y un balance de la sociedad del día que comienza la liquidación.
Acto seguido, se satisfarán a los acreedores sociales y luego se repartirá el patrimonio resultante entre los socios. En la primera fase se deberán realizar todas las operaciones pendientes, pagos, cobros, etc. y realizar las operaciones que sean necesarias para la liquidación, como enajenar bienes inmuebles si fuera necesario. Se deberá informar periódicamente a los socios y acreedores del estado de la liquidación.
Una vez realizado esto, se redactara un balance final de liquidación, un informe completo de su actividad y una propuesta de repartió del activo que deberá ser aprobado por la junta general. Los socios podrán impugnar el acuerdo durante los dos meses siguientes si no hubieran votado a favor.
54 La cuota de liquidación de cada socio será proporcional a su participación en el capital, salvo que los estatutos digan lo contrario. Tendrán un reparto diferente las acciones que no estén desembolsadas por completo, en función de la cantidad liberada. El pago será en dinero, a no ser que los estatutos prevean la devolución de las aportaciones no dinerarias o el pago en bienes sociales aun existentes en el haber social. El pago se efectuara transcurrido el plazo de impugnación del balance final sin que se hayan formulado reclamaciones. Las cuotas no reclamadas a los 90 días del acuerdo de pago se consignaran en depósito en la caja general de depósitos, a disposición de sus dueños.
3) Extinción: La extinción de la sociedad se produce cuando los liquidadores solicitan, mediante inscripción de escritura pública en el Registro Mercantil, los asientos relativos a la sociedad, una vez que haya sido aprobado el balance final.
Una vez concluido todo el proceso de liquidación de la sociedad disuelta, la extinción implica la cesación de su personalidad jurídica. Sin embargo, la LSC ha previsto la posibilidad de que una vez hayan sido cancelados los asientos de la sociedad en el RM, aparecieran bienes sociales (los liquidadores adjudicarán a los antiguos socios la cuota adicional que les corresponda) o deudas no satisfechas por la sociedad durante el período liquidatorio (los antiguos socios responderán solidariamente de esas deudas no satisfechas hasta el límite de lo que hubiera recibido como cuota de liquidación).
8.MODIFICACIONES ESTRUCTURALES de las SOCIEDADES ANÓNIMAS Transformación: La transformación es el paso de de una estructura social a otra (el paso de una sociedad a otra), pero conservando su personalidad jurídica (existencia e identidad).
Fusión: La fusión se basa en la unión de una o más empresas para formar una sola. En una fusión pura los activos y pasivos de ambas empresas se utilizan para formar la nueva empresa de la que son dueños los accionistas de ambas, generalmente de manera equitativa, es decir que mantienen una relación de poder más o menos de igual a igual (caso de fusión pura).
Las fusiones de sociedades de capital se caracterizan por: -Estar constituidas en un Estado Económico Europeo(EEE).
-Situarse su domicilio social, administración central o centro de actividades principal dentro del EEE.
-Una de ellas como mínimo tiene que estar sujeta a la legislación española.
El régimen de fusión (no está abierto a todas las sociedades mercantiles) está abierto a las sociedades anónimas, comanditarias por acciones y a las de responsabilidad limitada.
Escisión: Fenómeno por el cual una sociedad o bien divide la totalidad de su patrimonio en dos o más partes transmitiéndolas en bloque a otras sociedades nuevas o existentes o bien segrega de su patrimonio una o más partes que traspasa en bloque a otra u otras sociedades ya existentes o de nueva creación.
9.GRUPOS DE SOCIEDADES -Noción y régimen de los grupos de sociedades 55 Especial interés en los grupos de sociedades basados en el principio de subordinación (Cuando un conjunto de sociedades se vinculan entre sí y se someten a una dirección única llevada por una de ellas 'matriz' que las domina a las otras 'filiales').
FALTA una regulación adecuada de los grupos de sociedades que se han disciplinado parcialmente.
Esta es necesaria cuando se produce una contradicción en el Derecho de Sociedades. La esencia de ésto es la existencia de una pluralidad de sociedades que mantienen su propia personalidad formal, pero que están sometidas a una dirección única; mientras que el régimen tradicional del Derecho de sociedades parte del principio de que cada sociedad tiene un poder de dirección autónomo.
En el caso del grupo las distintas sociedades , manteniendo su personalidad jurídica, forman una macroempresa, calificada ocasionalmente como “poli corporativa”, Art. 42 del Código de Comercio: “Existe un grupo cuando una sociedad ostente o pueda ostentar el control de otras u otras”. Presume que la sociedad dominante posee la mayoría de los derechos de voto o puede disponer de ellos con acuerdos a terceros de la sociedad dominada o bien que haya designado o pueda destituir los miembros del órgano de administración.
La sociedad dominante debe formular las cuentas anuales y el informe de gestión.
La LSC ha introducido la definición de grupo de sociedades incidiendo en el fenómeno del control como elemento definidor del fenómeno de grupo.
Grupo cooperativo: Idea de la unidad de dirección. Su ámbito de aplicación se restringe a las sociedades cooperativas y que sólo pueden formar grupos por coordinación, nunca jerárquicos o subordinados.
-Orientaciones al régimen eventual de los grupos de sociedades a) Ha de procurarse que la existencia del grupo y la de las vinculaciones existentes entre las sociedades sean conocidas por los terceros mediante la oportuna publicidad; es importante que sea relevante al grupo a los efectos de la contabilidad anual.
b) Buscar una protección especial de los socios minoritarios de las sociedades filiales o dependientes, ya que los intereses de estos socios están en constante conflicto con los intereses del grupo.
Esta protección puede constar en otorgarles la facultad de desprenderse de su participación social por un precio especial. Un ejemplo so las OPAs, cunado alguien consigue tener el control de la sociedad esta obligado a hacer una oferta por la totalidad de las acciones (en el caso que estén cotizadas). Si no están cotizadas esto será voluntario.
c) Es preciso regular las relaciones entre las sociedades; en especial cuando el que dirige el grupo imparta ordenes beneficiosas para la sociedad dominante o para el grupo, sea perjudicial para la sociedad dominada.
d) Ha de protegerse a los acreedores de las sociedades filiales, concediéndoles la facultad de dirigirse contra la sociedad madre cuando no hayan podido cobrar sus créditos de las filiales.
-Agrupaciones de interés económico 56 Las Agrupaciones de Interés Económico son las sociedades mercantiles sin ánimo de lucro que tienen por finalidad el facilitar los resultados de la actividad de sus socios; su objeto exclusivo será el desarrollo de una actividad económica auxiliar y diversa de la de éstos. Están basadas en el principio de coordinación.
· Su fin es facilitar el desarrollo de la actividad económica de la sociedad de la cual son instrumento.
· No puede poseer participaciones en las sociedades que sean miembros suyos, ni dirigir ni controlar las actividades de sus socios o terceros.
2.LA CRISIS ECONÓMICA DEL EMPRESARIO Ley Concursal: Esta materia la rige la LCon. Se ha inspirado en los principios de unidad legal, de disciplina y de sistema.
 a) Unidad Legal, un mismo cuerpo legislativo regula tanto aspectos sustantivos como los procesales del procedimiento concursal. Los límites vienen determinados esencialmente por los aspectos que afectan a los empresarios en situación de insolvencia y son objeto de declaración de concurso.
b) Unidad de Disciplina. La LCon mantiene la unidad de procedimiento respecto a todos los deudores, sean civiles o no.
c) Unidad de Procedimiento. Procedimiento que en un principio tiene una fase común, que desemboca en dos soluciones distintas: la fase de convenio del deudor con los acreedores o bien la apertura de la fase de liquidación.
 Declaración de Concurso: A) PRESUPUESTOS DE LA DECLARACIÓN DE CONCURSO La declaración de concurso exige que un deudor común se encuentre en estado de insolvencia “Cuando el deudor no puede cumplir regular y puntualmente con sus obligaciones exigibles”.
Si la declaración de concurso la presenta el deudor, el estado de insolvencia puede ser actual o inminente, entendiendo por tal cuando el deudor prevea que no podrá cumplir regularmente sus obligaciones. Debe justificar su endeudamiento y su estado de insolvencia.
Cuando la declaración de concurso se solicita por un acreedor deberá fundarla: a) En un título por el cual se haya despachado ejecución o apremio sin que del embargo resultaren bienes libres bastantes par el pago.
b) Existencia de: 1º- Sobreseguimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.
2º- Embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.
3º- Lanzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.
4º- Incumplimiento generalizado de obligaciones.
El deudor debe solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiere conocido o debido conocer su estado de insolvencia.
Se concede al deudor insolvente un mayor plazo antes de proceder a la solicitud de su declaración de concurso. Cuando el deudor hubiere iniciado negociaciones para obtener 57 adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, podrá ponerlo en conocimiento del juzgado. Se deberá producir a partir del conocimiento del estado de insolvencia y dentro de los dos meses siguientes. Producida la comunicación, tendrá 3 meses para alcanzar las adhesiones de los acreedores. Si se alcanzan estas o no, agotados los 3 meses, el deudor deberá solicitar la declaración de concurso en el mes siguiente.
B) SOLICITUD DE LA DECLARACIÓN DE CONCURSO Concurso voluntario: cuando hace la solicitud el deudor.
Concurso necesario: cuando lo solicitan los acreedores o otra persona.
a) Solicitud del deudor (LA MÁS FRECUENTE): La solicitud ha de ir acompañada de un conjunto de documentos: presentación de una memoria expresiva de la actividad del deudor en los últimos tres años, detallando su situación patrimonial. Si es una empresario deberá acompañar sus cuentas anuales y en su caso el informe de gestión o de auditoría; aportar una memoria de los cambios significativos del patrimonio; y si es una sociedad, la identidad de sus socios, la de los titulares de los diversos órganos sociales, y si forma parte de un grupo habrá de describirlo con aportación de las cuentas consolidadas.
b) Solicitud de los acreedores y de los demás legitimados: Deberán presentar la situación de sus créditos, los documentos acreditativos, también deberán señalar la prueba de la que pretenden valerse para acreditar los hechos en que fundamentan esa solicitud.
C) LA DECLARACIÓN DE CONCURSO Realizada la solicitud, el Juez ha de examinar en el mismo día en que la recibe o en el día siguiente hábil, y ha de resolver mediante auto si admite la solicitud o no. Si el Juez considera acreditada alguna de las formas de insolvencia de la solicitud del deudor, dictará un auto declarando el concurso de acreedores. Si la solicitan los acreedores, el Juez deberá resolver, en primer lugar, si admite a trámite o no la solicitud. Admitida esta, el Juez habrá e resolver sobre la petición de medidas cautelares anteriores a la declaración del concurso, sobre la eventual oposición del deudor, una vez practicada las pruebas pertinentes, dictará un auto sobre si declara el concurso o no.
D) PUBLICIDAD DE LA DECLARACIÓN DE CONCURSO Deberá constar en el Registro Público Concursal, accesible desde Internet. Deberán constar aquellas resoluciones por las que se declaren concursados culpables, designen o inhabiliten administradores concursales u otras.
 Efectos de la Declaración de Concurso: -El deudor declarado en concurso no pierde todas sus facultades de administración y disposición de su patrimonio. Dependerá no sólo de si se trata de un concurso voluntario en el que efectivamente las conserva con intervención de la administración concursal, o de un concurso nesesario, en el que esas facultades las pierde y pasan a la administración concursal.
La declaración de concurso no interrumpirá la continuación de la actividad empresarial que viniera ejerciendo el deudor.
-En el caso de que el deudor quede suspendido de las facultades de administrar y disponer de su patrimonio, el Juez podrá acordar la limitación de sus derechos fundamentales.
Administración Concursal: Los administradores concursales son designados por el Juez en el auto que declara el concurso y puede separarlos del cargo cuando haya justa causa. Tras su  58 aceptación, desempeñan unas funciones no sólo de auxilio del Juez, sino otras propias de especial importancia.
A) ESTRUCTURA DEL ÓRGANO DE ADMINISTRACIÓN CONCURSAL Los administradores, por regla general, son un órgano colegiado formado por 3 miembros: 1º Un abogado en ejercicio profesional de al menos 5 años.
2º Un auditor de cuentas economista.
3º Un acreedor que podría ser una persona natural o jurídica.
La administración concursal podrá solicitar la autorización del Juez para delegar determinadas funciones en auxiliares delegados. El juez nombra a estos, especificando sus funciones y retribución, siendo aplicables a estos el régimen de incompatibilidades, prohibiciones, recusación y responsabilidad de los administradores concursales.
B) FUNCIONES DE LOS ADMINISTRADORES DEL CONCURSO a) Informe que han de realizar sobre los datos y circunstancias del deudor expresadas en su memoria, el estado de contabilidad del deudor, b) 1º- En el caso del concurso voluntario, el deudor mantiene las facultades de administración y disposición de su patrimonio, bajo la intervención de los administradores judiciales.
2º- En el concurso necesario, los administradores tienen las facultades de administración y disposición del patrimonio del deudor.
C) RETRIBUCIÓN DE LOS ADMINISTRADORES CONCURSALES La retribución de los administradores concursales se hará con cargo a la masa activa.
D) EJERCICIO DEL CARGO Y RESPONSABILIDAD DE LOS ADMINISTRADORES CONCURSALES Actuaran de forma colegiada. Podrán proponer al Juez que acuerde atribuir competencias específicas a alguno de sus miembros.
Si faltare uno de los miembros habrán de actuar los dos restantes de forma mancomunada, y en caso de que no se pusieran e acuerdo, decidirá el Juez.
Los administradores concursales responderán solidariamente frente al deudor y frente a los acreedores de los daños y perjuicios causados a la masa por los actos y omisiones contrarios a la Ley Concursal o los realizados sin debida diligencia. Podrán librarse si prueban que no han intervenido, desconocían la existencia del acto o se opusieron a este expresamente.
 Masa activa y Masa pasiva: A) NOCIÓN DE MASA ACTIVA Constituyen masa activa del concurso los bienes y derechos integrados en el patrimonio del deudor a la fecha de la declaración e concurso y los que se reintegren al mismo o adquiera hasta la conclusión del procedimiento. Se trata de bienes o derechos de carácter patrimonial.
No forman parte de la masa los bienes y derechos que sean legalmente inembargables.
-Normas sobre los bienes conyugales cuando el concursado sea empresario casado 59 En tal caso, la masa activa comprenderá los bienes y derechos propios o privativos del concursado. La LCon se ocupa de: a) Eventual inclusión en la masa activa de los bienes gananciales o comunes cuando el concursado sea persona casada. El cónyuge del concursado podrá pedir la disolución de la sociedad o comunidad conyugal y el Juez acordará la liquidación o división del patrimonio de los cónyuges.
b) Cuando la persona concursada esté casa en régimen de separación de bienes y reciba donaciones, tales donaciones se incluirá en la masa activa.
c) Los bienes adquiridos por ambos cónyuges con pacto de sobrevivencia, se considerarán divisibles en el concurso e cualquiera de ellos, integrándose en la masa activa la mitad correspondiente al concursado. Presume que los cónyuges se encuentran en el régimen de separación de bienes.
La Ley Concursal confiere al cónyuge del concursado el derecho a la adquisición de la totalidad del bien si satisface a la masa activa la mitad de su valor.
-Separación de bienes de la masa activa a) El principio de separación de bienes se enuncia diciendo que los que sean de “propiedad ajena que se encuentren en poder del concursado y sobre los que no tenga este derecho de uso, garantía o retención serán entregados por los administradores concursales a sus legítimos titulares, a solicitud de éstos”.
b) En el caso de que los bienes o derechos susceptibles de separación hubieran sido enajenados por el deudor antes de la declaración de concurso a un tercero de quien no puedan reivindicarse. Hay 2 opciones: 1º- exigir la cesión del derecho a recibir la contraprestación. 2º- comunicar a la administración concursal la existencia del crédito correspondiente al valor que tuvieran los bienes o derechos enajenados, más el interés legal.
-Formación del inventario de la masa activa La formación del inventario ha de contener la relación completa de los bienes y derechos del deudor que integran la masa activa. La relación de bienes y derechos ha de referirse a la fecha de cierre del inventario, que será la del día anterior al de emisión del informe.
La relación de bienes y derechos deberá ir acompañada de la valoración de cada uno de ellos.
Ha de efectuarse sobre la base de su valor de mercado.
B) DETERMINACIÓN DE LA MASA PASIVA -Distinción entre créditos concursales y créditos contra la masa a) De los créditos concursales forman parte todos los acreedores referidos a la fecha de solicitud del concurso y que han de figurar en la lista de acreedores unida al informe de la administración concursal.
Los créditos concursales son los convocados a la junta de acreedores una vez abierta la fase de convenio y participan en la fase de liquidación.
b) Se consideran como créditos contra la masa los que surgen de los gastos y costas del procedimiento, las obligaciones contraídas por la administración concursal durante el mismo, de los alimentos del deudor y de las personas respecto de las cuales tuviera el deber legal de prestarlos, etc.
-Comunicación de los créditos y su reconocimiento 60 a) El Juez, en el auto, hara un llamamiento a los acreedores para que pongan en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos y el acreedor deberá comunicar la existencia de su crédito en el plazo de un mes a partir de la última publicación acordada en el auto.
b) La administración concursal determinará si un crédito debe incluirse o no a la lista de acreedores.
c) Todos los créditos se computarán en dinero y se expresarán en moneda de curso legal.
-Clasificación de los créditos concursales No se admitirá en el concurso ningún privilegio o preferencia que no esté reconocido por Ley Concursal. Hay créditos privilegiados, ordinarios y subordinados.
 CRÉDITOS PRIVILEGIADOS a) Créditos con privilegio especial 1º- Los garantizados con hipoteca o prenda sin desplazamiento sobre los bienes hipotecados o pignorados.
2º- Los garantizados con anticresis sobre los frutos del inmueble gravado.
3º- Los refaccionarios sobre los bienes refaccionados, incluidos los de los trabajadores mientras tales bienes sean propiedad o estén en posesión del deudor.
4º- Leasing o compraventa a plazos de bienes.
5º- Los créditos con garantía de valores representados por anotaciones en cuenta sobre los valores gravados.
6º- Los garantizados con prenda constituida en documento público sobre los bienes o derechos pignorados.
b) Créditos con privilegio generalizado: Afectan al patrimonio del deudor en general y se sitúan después de los créditos con privilegio especial.
1º- Los créditos por salarios que no tengan reconocido privilegio especial.
2º- Las cantidades correspondientes a retenciones tributarias y Seguridad Social.
3º- Los créditos por trabajo personal no dependiente, entre los que se incluyen los de la propiedad intelectual.
4º- El cincuenta por ciento de los créditos tributarios y demás de Derecho público.
5º- Los créditos por responsabilidad cívil extracontractual.
6º- La cuarta parte del importe de los créditos de que fuera titular el acreedor que hubiera solicitado la declaración de concurso.
 CRÉDITOS SUBORDINADOS 1º- Los créditos comunicados tardíamente a la administración concursa.
2º- Los que por contrato tengan carácter de subordinado.
3º- Los créditos por intereses de cualquier clase.
4º- Los créditos por multas y demás sanciones.
5º- Los créditos que fuera titular alguna persona especialmente relacionada con el deudor.
6º- Los créditos a favor de una persona que se considere que ha actuado con mala fe.
7º- Los créditos derivados de contratos con obligaciones recíprocas y que el Juez constate que el acreedor obstaculiza de forma reiterada el cumplimiento del contrato en perjuicio del interés del concurso.
-Formación de la lista de acreedores Lista de acreedores incluidos y otra de excluidos, ordenadas alfabéticamente.
61 Soluciones del Concurso: La celebración de un convenio del deudor con los acreedores o bien la liquidación del patrimonio del deudor. La fase del convenio y la de liquidación son posteriores a la fase común.
 1) CONVENIO La fase de convenio presupone que, estando en el Juzgado el inventario y la lista de acreedores, el deudor no haya solicitado la liquidación o que no se hubiere mantenido una propuesta anticipada del convenio. Los momentos fundamentales son: 1º- La resolución dictada por el Juez declarando la apertura de la fase de convenio y la convocatoria de la junta de acreedores.
2º- Presentación de la propuesta de convenio y admisión a trámite.
3º- Celebración de la junta de acreedores.
4º- Aprobación del convenio o oposición del Juez.
5º- Efectos del convenio.
-Apertura de la fase del convenio El Juez dicta un auto en que declara la apertura de la fase de convenio y convoca la Junta de acreedores.
El anuncio se ha de efectuar por medios telemáticos y electrónicos mediante su publicación en el BOE y en un periódico de gran circulación.. y el auto tendrá que ser notificado al concursado, a la administración concursal y a todas las partes que estén personadas en el procedimiento.
-Presentación y admisión a trámite de la propuesta de convenio La propuesta de convenio por el deudor puede hacerse una vez transcurrido el plazo para la comunicación de los créditos y hasta que se pongan de manifiesto en la Secretaría del Juzgado.
También podrán hacerla los acreedores que superen el veinte por ciento del importe total del pasivo, antes de la apertura de convenio. Si no hubieren presentado la propuesta de convenio ninguna d ellas dos partes; podrán hacerlo desde la convocatoria de la Junta hasta cuarenta días antes de la fecha señalada para su celebración. Requisitos de la propuesta de convenio: 1º- La propuesta podrá contener alguna facultad alternativa, pero no podrá ser condicionada.
2º- La propuesta de convenio podrá contener una proposición de quita ( por regla general no super el 50 por ciento) y de espera (no superior a los 5 años a partir de que se aprueba el convenio).
3º- Se prohíben las cesiones de bienes y derechos en pago o para pago de los créditos.
4º- Sí se admite que se prevea en la propuesta la transmisión de la empresa a un tercero, con el fin de asignar el precio al pago de los acreedores, pero deberá ir acompañada de un plan de viabilidad.
-Junta de acreedores · La junta de acreedores presidida por el Juez o excepcionalmente por un miembro de la administración concursal.
· Actuara como secretario el que lo sea del juzgado.
· Tienen (deben) derecho de asistencia los acreedores que figuren en la lista, la no asistencia puede determinar la presunción de dolo o culpa grave a los efectos de calificar el cocncurso como culpable. Podrán asistir personalmente o por representante.
· Se formará una lista de acreedores asistentes o representantes.
62 · La junta se entenderá constituida cuando concurran acreedores que sean titulares de créditos por importe de, al menos, la mitad del pasivo ordinario del concurso.
· Abierta por el presidente la sesión, el secretario expondrá la propuesta o propuestas admitidas a trámite que se someten a deliberación.
· Tienen derecho de voto los acreedores ordinarios, y carecen de él: Los titulares de créditos subordinados; los que hubieran adquirido un crédito ordinario por actos entre vivos después de la declaración del concurso, salvo de una realización forzosa; los acreedores privilegiados, salvo que voten a favor de la propuesta que sea aceptada por la junta y aprobada por el juez.
Se deliberará y se votará, en primer lugar, sobre la propuesta presentada por el concursado. Si no fuera aceptada, se procederá del mismo modo con las presentadas por los acreedores; aceptada una propuesta, no se deliberara sobre las restantes. Es necesario al menos el voto favorable de la mitad del pasivo ordinario del concurso.
-Aprobación judicial del convenio Aprobado el convenio por la junta, el secretario elevará el acta de la misma al Juez para su aprobación.
Antes de producirse ésta, dentro del plazo de diez días contados a partir de la aceptación del convenio por la junta, la administración concursal, los acreedores que no hubieran asistido a la junta y los que hubieran votado en contra a la propuesta de convenio, podrán formular oposición a la aprobación de convenio.
El Juez podrá resolver sobre la oposición, desestimándola con la aprobación del convenio o estimar tal oposición por infracción legal. En este caso, el Juez, convocará nueva junta que deberá celebrarse dentro del mes siguiente a la fecha de la sentencia.
El Juez, rechazará de oficio el convenio aceptado por la junta si apreciase la existencia de infracción legal, y acordará la convocatoria de una nueva junta de acreedores.
-Efectos del convenio El convenio adquirirá plena eficacia desde la fecha de su aprobación.
a) Alcance de la eficacia del convenio: Los efectos de la declaración de concurso quedarán sustituidos por los que en su caso se establezcan por el propio convenio, cesando en su cargo los administradores concursales.
El convenio vinculará al deudor y a los acreedores ordinarios y subordinados respecto de los créditos que fuesen anteriores a la declaración de concurso. Los acreedores privilegiados sólo quedarán vinculados a la propuesta contenida en el convenio si hubieran votado a favor de la misma.
La aprobación del convenio no afectará a la responsabilidad de los obligados solidarios fiadores o avalistas del concursado.
El contenido del convenio tendrá una eficacia novatoria (sustituir una obligación) con relación a los créditos de los acreedores ordinarios. Todos estos créditos quedaran extinguidos en la parte a que alcance la quinta y aplazados en su exigibilidad por el tiempo de espera.
b) Cumplimiento del convenio: El convenio podrá establecer medidas prohibitivas o limitativas del ejercicio de las facultades de administración y disposición del deudor, cuya infracción 63 constituirá incumplimiento del convenio. Cada 6 meses el deudor informará al Juez acerca del cumplimiento de lo previsto en el convenio.
Una vez que el deudor estime que ha cumplido el convenio, presentará al Juez del concurso el informe correspondiente con la justificación adecuada y solicitará la declaración de cumplimiento -Régimen especial de la propuesta anticipada de convenio -Presentación de la propuesta anticipada de convenio: La presentación de la propuesta por el deudor presupone una conducta correcta por su parte.
No puede presentar propuesta anticipada de convenio el concursado que hubiere sido condenado por ciertos delitos económicos o hubiere incumplido en los tres últimos años la obligación del depósito de las cuentas anuales en el Registro mercantil.
En esta propuesta el deudor ha de prever la continuidad de su actividad empresarial, contar con los recursos necesarios para ella y ha de acompañar un plan de viabilidad.
-Admisión a trámite de las propuestas: Para que sea admitida a trámite, ha de ir acompañada de adhesiones de acreedores ordinarios y privilegiados que representen más del veinte por ciento del pasivo presentado por el deudor. El Juez ha de resolver sobre la admisión a trámite de la propuesta.
Admitida a trámite, se somete a examen de la administración concursal. Si su parecer fuera favorable, se unirá al informe de esa administración. Si fuera desfavorable, el Juez podrá acordar la exclusión de la propuesta o su tramitación con el informe de los administradores concursales.
-Adhesiones de acreedores y aprobación judicial del convenio: Desde la admisión a trámite y hasta la expiración del plazo de impugnación del inventario y de la lista de acreedores, cualquier acreedor podrá manifestar su adhesión a la propuesta. Si las adhesiones no alcanzaran la mayoría exigida, el Juez dictará auto abriendo la fase de convenio o liquidación.
2) LIQUIDACIÓN -Apertura de la fase de liquidación: La apertura de liquidación puede realizarse a petición del deudor, del acreedor o de oficio por el juez.
a) · El deudor puede pedir la liquidación en la misma solicitud del concurso voluntario desde que se dicte el auto de declaración de concurso, siempre que no hubiera efectuado una propuesta de convenio y también dentro de los 5 días siguientes a aquel en que los acreedores hayan presentado propuesta de convenio.
· El deudor debe pedir la liquidación cuando durante la vigencia del convenio conozca la imposibilidad de cumplir los pagos comprometidos y las obligaciones en él contraídas.
b) Cualquier acreedor podrá solicitar la liquidación durante la vigencia del convenio. (Hay que acreditarlo según lo dispuesto en el art. 2.4 de LCon.) c) Procede la apertura de oficio de la liquidación cuando del deudor no hubiera presentado dentro del plazo legal ninguna propuesta de convenio, no hubiese aceptado la junta de 64 acreedores ninguna propuesta, o por haberse declarado judicialmente nulo el convenio y por la declaración judicial del incumplimiento del convenio.
-Efectos de la liquidación Abierta la fase de liquidación, el concursado será suspendido en el ejercicio de las facultades de administración y disposición de su patrimonio. Si el concursado fuera persona natural, la apertura de la liquidación producirá la extinción de su derecho a alimentos con cargo a la masa activa.
Si el concursado fuera la persona jurídica, la resolución judicial implicará la disolución de la misma y cesarán los administradores o liquidadores, que serán sustituidos por los administradores concursales.
La apertura de la liquidación produce el vencimiento anticipado de los crédito concursales aplazados y la conversión en dinero de los que consistan en otras prestaciones.
-Realización de la liquidación a) La Ley Concursal pretende realizar la liquidación de todos los bienes y derechos tras la elaboración de un plan con suficientes garantías.
b) Los administradores concursales, en el plazo de 15 días desde la apertura de la fase de liquidación, deberán presentar al Juez un plan para la realización de todos los bienes y derechos. Si es posible, la enajenación será del conjunto de la empresa.
c) La Ley Concursal autoriza la enajenación de los bienes o derechos litigiosos, quedando el adquirente a resultas del litigio.
*Litigio: "Discusión o enfrentamiento por una diferencia de opiniones o intereses".
Los administradores presentarán al Juez cada 3 meses, un informe sobre el estado de las operaciones de liquidación.
-Pago de los acreedores 1º- Antes de proceder al pago, la administración concursal deducirá de la masa activa los bienes o derechos necesarios para satisfacer los créditos contra esta.
2º- El pago de los créditos con privilegio especial se hará con cargo a los bienes o derechos afectos. Se pagarán mediante la realización del bien o derecho afectado, y si son varios los créditos que tienen afectado el mismo bien, los pagos se realizarán conforme a la prioridad temporal.
3º- Abonados los créditos anteriores, se atenderá con el remanente al pago de los créditos con privilegio general.
4º- El pago de los créditos ordinarios se efectuará con lo que reste una vez satisfechos los créditos enunciados anteriormente.
5º- El pago de los créditos subordinados no se realizará hasta que se hayan quedado satisfechos íntegramente los créditos ordinarios.
 Calificación del Concurso: La formación de la sección relativa a la calificación del concurso se inicia: 1º- En los que se inica la fase del convenio y éste establece para todos los acreedores, o para una o varias clases, una quita superior a un tercio del importe de sus créditos o una espera superior a 3 años.
65 2º- En todos los supuestos de apertura de la fase de liquidación. El concurso se calificará de fortuito o culpable.
Será culpable cuando en la generación o agravación del estado de insolvencia hubiera mediado dolo o culpa grave del deudor o, si los tuviere, de sus representantes legales y, en caso de personas jurídicas, de sus administradores o liquidadores.
Efectos: 1º- Determinación de las personas afectadas por la calificación del concurso.
2º- La inhabilitación de las personas afectadas por la calificación, que alcanza la prohibición de administrar bienes ajenos.
3º- La pérdida de cualquier derecho de las personas afectadas por la calificación o declaradas cómplices que tuvieran como acreedores concursales o de la masa y la condena a devolver los bienes o derechos que hubieran obtenido indebidamente.
4º- En el caso de sociedades, la sentencia podrá condenar a los administradores o liquidadores a pagar a los acreedores concursales, total o parcialmente, el importe que de sus créditos no perciban en la liquidación de la masa activa.
Conclusión del Concurso: En los casos de conclusión del concurso cesan las limitaciones de las facultades de administración y disposición del deudor, salvo las que se contengan en la sentencia firme de calificación del concurso. Si la conclusión del concurso se debe a insuficiencia de bienes y derechos para el pago de los créditos, el deudor quedará responsable del pago de los créditos restantes, y en su caso podrá producirse una reapertura del concurso.
 66 ...