Tema 10 (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2012
Páginas 4
Fecha de subida 29/04/2016
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

LECCIÓN 10. LA EFICACIA GENERAL DE LAS NORMAS DE DERECHO CIVIL 1.
LA EFICACIA OBLIGATORIA DE LAS NORMAS JURÍDICAS. EL ARTÍCULO 6 DEL CC Tratamos de ver como vincula la norma jurídica a todos y cada uno de sus destinatarios, cómo se debe cumplir, lo que ocurre en caso de su incumplimiento, etc. Hemos dicho que una norma se dicta para ser cumplida, para que adquiera concreción en el caso concreto. Se presupone que todos las vamos a cumplir pero ante posibles incumplimientos el legislador prevé ya la posible sanción.
Cuando hablamos de eficacia de norma jurídica tenemos que tener en cuenta 3 tipos, regulados en el artículo 6 del CC: 1.
Eficacia constitutiva. Estamos hablando de una situación en la que el legislador acota un sector de nuestra realidad social y la juridifica. Esa realidad social se transforma en realidad jurídica no automáticamente, sino a través de la labor del legislador. Le otorga relevancia jurídica a una determinada situación.
2.
Eficacia vinculante. Estamos hablando de la necesidad de cumplir la norma, ya que se dirige a la generalidad. Nos referimos a una serie de supuestos:  Ignorancia de la ley.
 Error de derecho.
 Exclusión voluntaria de la ley.
 Renuncia de derechos.
3.
Eficacia sancionadora. Si uno decide contravenir una norma la sanción impuesta serían:  Nulidad  Situaciones en que no se infringe directamente la norma pero amparándose en otra normal. Es el llamado fraude de ley 2.
IGNORANCIA DE LAS NORMAS Y ERROR DE DERECHO A. IGNORANCIA DE LAS NORMAS. En función del artículo 9.1 de la CE no parece lógico dejar la eficacia de las normas a expensas del conocimiento o desconocimiento que de las mismas tengamos. El artículo 6.1 del CC indica que la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento. El fundamento de la inexcusabilidad del cumplimiento y de la ignorancia se encuentra, no en el deber de conocer las normas, sino que en la actualidad la doctrina ha considerado el fundamento del deber de conocer las normas mediando desconocimiento o no conocimiento total de ellas estará en el principio de legalidad. Se considera que la efectividad de lo preceptuado en el artículo 9.1 de la CE solo se puede garantizar desde la vertiente de la inexcusabilidad del cumplimiento de las leyes.
Para que esa inexcusabilidad sea eficaz, se requiere un presupuesto: que las normas se hayan publicado. Es un derecho que nos asiste a todos y que aparece recogido en el artículo 9.2 de la CE: la publicidad de las normas.
B. ERROR DE DERECHO. Igualmente tenemos en el mismo párrafo ignorancia de la norma y error de derecho. Sin embargo, el trato igualitario dado a exclusión voluntaria de la ley y la renuncia de derechos por ser los dos renuncias, sin embargo en este caso no se cumple, ya que la ignorancia de la ley es inexcusable y el error de derecho puede ser excusable.
El error es el conocimiento equivocado sobre la vigencia, la existencia, el significado o el alcance de una norma. Ese error ha podido ser la causa de ciertos actos, declaraciones u omisiones de un determinado modo de actuar incorrecto. La manera de darle salida a esa actuación equivocada es el error. En el artículo 6.1.2 del CC se dirige a determinar la posible relevancia de los actos realizados bajo error, y dice: “el error de derecho producirá únicamente aquellos efectos que las leyes determinen”. No significa que el legislador haya decidido darle relevancia al error, sino le da la posibilidad al particular a que con fundamento a la ley invalide a determinadas consecuencias un negocio jurídico. Admite el error no para eliminar la aplicación de una norma, sino para darle relevancia a actos inducidos por ese error.
Para invalidar el negocio el error debe ser excusable: es en el que incurre un sujeto que habiendo podido evitarse y utilizando la diligencia media no se ha podido evitar. Ej.: la diligencia de un buen padre de familia. Aunque el CC solamente haga referencia al error de derecho también existe de hecho.
   El de derecho es cuando se basa en el error de una norma jurídica.
El de hecho es el que recae sobre circunstancias de hecho. Se trata de errores materiales: operaciones aritméticas, cambio de documentos, equivocación en la utilización de términos, etc.
Algunas consecuencias que la norma une al error de derecho suelen ser: En algunos casos el error de derecho supondrá la exclusión o la atenuación de la sanción que la norma prevé para determinadas infracciones.
1  En otras ocasiones la apreciación del error de derecho provocará la ineficacia de los actos o negocios jurídicos que se celebraron mediando ese error.
3.
LA EXCLUSIÓN VOLUNTARIA DE LA LEY APLICABLE Y LA RENUNCIA A LOS DERECHOS Los encontramos en el párrafo 2º del artículo 6 del CC. Es curioso que ambos vayan recogidos conjuntamente, y por ello la doctrina lo ha criticado profundamente. Se incluyeron en el mismo párrafo porque al ser los dos renuncias se tratarían de igual forma, pero en la práctica no se observa así.
Tenemos que nombrar el artículo 9.1 de la CE “Los ciudadanos y los poderes púbicos están sujetos a la CE y al resto del ordenamiento jurídico”. Se puede decir que la función del derecho se cumpliría si se consigue desde la vinculación de todos a la norma jurídica. Lo dispuesto en este artículo refiere a todo tipo de normas; ya es distinto la consecuencia de la infracción de cada tipo.
La comparación del artículo 6.2 del CC y el artículo 9.1 de la CE parece que no se cumple lo expuesto en este último. La ratio de la norma del 6.2 del CC es otra: es la de darle entrada al principio de autonomía de la voluntad (artículo 1255 CC) al efecto de determinar qué normas son aplicables a qué intereses de los sujetos. Es la determinación de la autorregulación de sus intereses.
Ejemplos: o o o Artículo 1760 del CC. “El depósito es un contrario gratuito salvo pacto en contrario” Artículo 1750 del CC. “Si no se pactó la duración del comodato ni el uso a que había de destinarse la cosa prestada, y éste no resulta determinado por la costumbre de la tierra, puede el comodante reclamarla a su voluntad.”.
Artículo 1599 del CC. “Si no hubiere pacto ni costumbre en contrario, el precio de la obra deberá pagarse al hacerse la entrega”.
A. EXCLUSIÓN VOLUNTARIA DE LA LEY. Es necesario aplicar un régimen sustitutorio. El principio de la autonomía a la hora de excluir la ley aplicable actúa solamente:  Respecto de las normas de carácter dispositivo. Básicamente en materia de contratos.
 No se permite que la exclusión vaya en contra del interés, el orden público ni perjudique a terceros. Se produciría la ineficacia del negocio.
 La exclusión de la ley puede ser de una reglamentación o de alguna regla determinada de la reglamentación.
B. RENUNCIA DE LOS DERECHOS. No es necesario el régimen sustitutorio. Funciona también el principio de autonomía de la voluntad. Supone la renuncia a los derechos adquiridos. Supone una declaración unilateral de voluntad por medio de la cual el titular del derecho hace dejación del mismo, sin transmitirlo a otra persona. Es lo denominado abdicación. La renuncia supone:  Un negocio dispositivo en base al cual uno decide disponer de una parte de su patrimonio y sacarlo.
 Tiene un efecto inmediato. Se produce una modificación de la realidad jurídica existente, produciéndose la pérdida de un derecho.
 Es un negocio jurídico unilateral. Se lleva a cabo mediante una declaración de voluntad expresa o tácita.
 El efecto que produce es extintivo, y no requiere el consentimiento de ninguna parte.
 La forma de la declaración será expresa, con lo cual la declaración de voluntad debe ser clara, precisa, terminante y no dar lugar a dudas. Si es tácita tiene que deducirse de actos concluyentes.
 El límite en esta renuncia de derechos está en: a.
b.
c.
4.
La renuncia no puede ir en contra del interés ni del orden público No puede perjudicar a terceros.
No se puede renunciar a situaciones de poder que impliquen al mismo tiempo un deber. Ej.: la patria potestad.
LA INFRACCIÓN DE LA NORMA JURÍDICA Y SUS CONSECUENCIAS. LA NULIDAD DE PLENO DERECHO COMO SANCIÓN TÍPICA POR CONTRAVENCIÓN. OTROS Esa realidad juridificada a través de la labor del legislador cuando se transforma en norma de carácter imperativo, a veces esa norma no se cumple. El ordenamiento jurídico tiene que reaccionar ante dicho incumplimiento. Puede que ese incumplimiento de la norma jurídica se puede producir:  Directamente. Hablamos de contravención de la norma.
2  Indirectamente. Hablamos de fraude de ley.
Ante ambos supuestos el ordenamiento actúa de la misma manera: mediante la sanción. En el caso de la contravención será la nulidad absoluta del acto. Antes de la sanción el ordenamiento actúa ante ese incumplimiento de diversas formas: - A través de la pena: - Inhabilitación especial - Pena pecuniaria - Privación de derecho específico. Ej.: patria potestad - Resarcimiento de daños y perjuicios. Artículo 1101 CC Sanción administrativa Ejecución forzosa Satisfacción por equivalente. Cuando se obliga a reparar un daño puede hacerse in natura (devolverlo a la forma original que tenía lo dañado) o de forma equivalente (dando otro tanto de la misma especie y calidad).
Invalidez del acto. Se lleva a cabo mediante el incumplimiento de una norma. Tiene diversos grados y denominaciones.
- De entre las sanciones explicadas, nos detendremos en la regulada en el artículo 6.3 del CC: la nulidad. “Los actos contrarios a...” Cuando alguien realiza un acto en contra de una norma de carácter imperativo es nulo de pleno derecho, es decir, no ha existido, no ha nacido, es nulo con efectos retroactivos. El hecho de que se imponga una sanción tan extrema como la nulidad por un acto jurídico no quiere decir que no se impongan otro tipo de sanciones.
CONCEPTO: La nulidad es la sanción de carácter general más grave a imponer motivada por el incumplimiento de una norma de carácter imperativo. Aunque el artículo 6.3 hace referencia a las normas imperativas y las prohibitivas. Las prohibitivas es un tipo de norma dentro de las imperativas, que aparece junto a las preceptivas.
Este artículo hace referencia de manera específica a las imperativas porque el acto en contra de una norma dispositiva no podrá anular el negocio jurídico, ya que da paso al principio de autonomía de la voluntad, aunque siempre tendrán que respetar las partes, a la hora de pactar sus actos, la ley, la moral y el orden público.
Los PRESUPUESTOS para la aplicación de la nulidad son: - Existencia de un acto jurídico en sentido propio - Norma de carácter prohibitivo o imperativo - Contradicción entre el acto ejecutado y lo dispuesto en la norma. Es lo denominado contravención.
- Inexistencia de otra sanción diferente para casos de contravención. El legislador en algún caso de contravención establece concretamente otra sanción diferente a la nulidad.
PRECISIONES en cuanto a la nulidad.
- - - Va a afectar a todo tipo de actos, no importan su naturaleza. Declaración de voluntad, negocio jurídico, contratos, etc.
La nulidad se va a producir tanto si se realiza contra normas imperativas de derecho público o privado.
La sanción de nulidad exige la contradicción entre lo ejecutado por la parte y lo mandado por el legislador.
La sanción de nulidad no es necesario que conste expresamente en la ley para que sea impuesta. Ello lo apuntó el TS en pronunciamientos reiterados. El juzgador actuando con cautela aplicará este tipo de sanciones porque tiene que respetar el principio pacta sum servanda (los negocios jurídicos se han de conservar). El juzgador tiene que intentar salvar los negocios jurídicos y lo último que se querría es anular un acto. Existen preceptos que, no obstante, sí imponen la nulidad de un acto. Ej.: el artículo 73 del CC expone en materia de matrimonio “es nulo cualquiera que sea la forma de su celebración...”.
Si el acto o el contrato que se ha celebrado ya ha producido efectos jurídicos cuando el juez dicta la sentencia correspondiente declarando la nulidad del acto, la sentencia deberá contener dos pronunciamientos: 1. Declaración de nulidad del acto 2. Establecimiento de la devolución de las cosas al estado en el que se encontraban antes de la realización del acto o de la celebración del negocio.
Si el acto se declara nulo, se aplica un régimen especial que se caracteriza por: 1. La acción no prescribe 2. La declaración de nulidad está dotada de efectos retroactivos. La nulidad se entiende ab initio (desde el principio).
3. La nulidad es apreciable de oficio por los tribunales sin necesidad de invocación por la parte interesada. Ej.: artículo 74 CC 3 4.
5.
5.
No cabe, salvo excepcionalmente, convalidar o sanar el acto nulo. Ej.: artículo 75 CC. El matrimonio celebrado por un menor es nulo, pero se podrá salvar en el caso que cuando llegada la mayoría de edad conviviera con su cónyuge un año.
La sentencia que dicta un juez cuando declara nulo un acto es una sentencia declarativa. Lo único que hace es constatar una realidad que existía fuera, que ya se ha producido. No se produce el acto nulo a partir de dicha sentencia, no es constitutiva.
EL FRAUDE DE LEY La eficacia de la norma no solamente se puede vulnerar de forma directa, sino que también se puede mediante actos con la apariencia de adecuación a la ley, la que nos protege, pero que tiene una finalidad contraria a derecho.
Al fraude de ley se refiere el artículo 6.4 Código Civil y dice: “los actos realizados al amparo del texto de una norma…”Dicho acto no impide la aplicación de la norma.
Este precepto se refiere al fraude de ley, que desde antiguo trató de ejercerse para eludir la aplicación de las normas dispositivas.
Es la vulneración indirecta de una norma imperativa. El legislador a través de la regulación del fraude ha tratado de salvar la eficacia de las normas.
A. En este precepto el legislador nos habla de dos tipos de normas, que son los dos requisitos que se deben dar para hablar de fraude de ley: - La norma de cobertura: Se ha de tratar de actos que gozan de una apariencia de legalidad, debido a que se encuentran al amparo de una norma jurídica. El supuesto de hecho de la norma m vale para el supuesto de hecho real, el no utilizado.
- La norma defraudada o disimulada: A través de la realización de esos actos, se vulnera la finalidad de cierta norma prohibitiva o imperativa, llegándose a un resultado o contrario al ordenamiento jurídico.
B. Los tribunales se preguntaron si para calificar un acto como fraudulento era necesaria la intención de defraudar. Hay dos argumentos: 1.
2.
Fundamento objetivo: un sector de nuestra doctrina, donde destaca Federico de Castro describió el fundamento objetivo.
Consideró que para que se apreciara la presencia de fraude, no era necesario que constara la intención de defraudar, ya que realmente la única finalidad que tiene una figura como el fraude de ley es hacer efectivo el cumplimiento de una norma, pero no voluntades malintencionadas.
Fundamento subjetivo: otro sector ha considerado que lo más importante es determinar la intención del sujeto, para distinguir entre un acto lícito y uno ilícito.
Finalmente, aunque parece que el artículo 6.4 se decanta por el fundamento subjetivo, tras muchas discusiones el Tribunal Supremo ha utilizado el fundamento objetivo. Lo justifican por la dificultad probatoria del acto fraudulento.
C.
Consecuencias derivadas de la realización de un acto fraudulento: 1.
2.
A esos actos se les va a aplicar la norma defraudada, la que se ha tratado de eludir.
Puede ocurrir que el acto que se ha realizado sea directamente contrario a una norma imperativa, y con lo cual será nulo de pleno derecho.
Un supuesto típico de fraude de ley es una compraventa simulada: las donaciones en vida no salen rentables, ya que hay que pagar a Hacienda más de la cantidad donada. Por ello, se intenta realizar mediante una compraventa simulada entre las partes. Por tanto, se establece un precio, aunque mucho más bajo del real. Por último, aunque no es obligatorio, se elevaba a escritura pública. Sin embargo, si lo descubrían, aunque los requisitos formales fueran los exigidos, se declara el acto nulo de pleno derecho, ya que el la intención que se requiere para la perfección de una donación y de una compraventa son distintas: - Compraventa: animus solvendi Donación: animus donandi 4 ...