TEMA 5 (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho civil II
Año del apunte 2011
Páginas 15
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5. INCUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDAD CONTRACTUAL 1. EL INCUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN: CONCEPTO Y PRESUPUESTOS.
Hay incumplimiento de la obligación, lesión del derecho de crédito del acreedor, siempre que la conducta de prestación debida no se realiza por el deudor exacta y oportunamente (en los términos, del modo y en el tiempo procedente, según el tenor de aquélla).
Mas, naturalmente, para que la no realización, por el deudor, de la conducta de prestación, pueda considerarse como un incumplimiento de la obligación, es preciso que aquélla sea realmente debida, lo cual comporta: 1. Que la obligación sea existente y valida: en particular, que la prestación que constituya su objeto fuera, al constituirse aquélla, física y jurídicamente posible ponto de no ser así, como sabemos, la conducta de prestación no esté vida y, por tanto, no puede el deudor incumplirla.
2. Que la obligación subsista, esto es, que no se haya extinguido.
En particular, extingue la obligación la imposibilidad sobrevenida la prestación, pero sólo en los casos en que el ordenamiento entiende que dicha imposibilidad no es imputable al deudor. Sigue fuera imputable, la obligación subsiste, transformada en la de prestar su equivalente en dinero.
3. Que la obligación este vencida y sea exigible.
Es decir, Concepto de cumplimiento art. 1101 CC En términos generales, incumplir una obligación equivale a no llevar a cabo la exacta prestación debida.
El cumplimiento de la obligación conlleva al deudor a llevar acabo el programa de la prestación. Y su cumplimiento tiene unos requisitos (identidad, integridad, indivisibilidad) Cualquier divergencia o cualquier movimiento que separe el deudor a llevar a cabo el programa de la prestación, estamos ante un escenario de incumplimiento.
Con la dación, consignación y los otros mecanismos explicados no estamos ante un incumplimiento, ya que, so subrogados del pago o cumplimiento.
Y ahora lo que hace el deudor es separarse del programa de la prestación por causas imputables.
Art 1206 CC.
Tipos de incumplimiento: Hay 3 escenarios: 1. Que el deudor se retrase en el cumplimento y se constituya en mora (genera incumplimiento relativo) 2 .Que el deudor incumpla totalmente la obligación y se produzca un incumplimiento completo o total (total o definitivo) 3 .Que el deudor cumpla defectuosamente porque no cumple exactamente lo debido, cumple de forma defectuosa. Aunque luego se permite el posterior cumplimiento exacto y absolutamente de acuerdo con el título constitutivo de la obligación (cumplimento defectuoso) Otra clasificación: Incumplimiento propio o absoluto: en el que habrían de integrarse todos aquellos supuestos de falta de cumplimiento caracterizado por la imposibilidad futura de ejecutar la prestación.
Incumplimiento relativo: categoría que acogería a todos los caso de cumplimiento defectuoso, extemporáneo o parcial que no obstante, permiten un posterior cumplimiento exacto y absolutamente acuerdo con el título consecutivo de la obligación.
Si es posible la reparación, el deudor debe realizar los actos necesarios para que el cumplimiento sea correcto y el acreedor así se lo puede exigir, junto con el resarcimiento de los daños y perjuicios causado.
Incumplimiento imputable y exoneración por caso fortuito o fuerza mayor: Cuando hablamos de incumplimiento hablamos de imputabilidad, es decir hay una causa que se imputa al deudor. Es el deudor el que para liberarse de la obligación ha de cumplir forzosamente y si así procede, ha de cumplir con el resarcimiento de daños y perjuicios.
Y es el deudor el que para liberarse de las consecuencias de su incumplimiento tendrá que acreditar o probar que el incumplimiento NO le es imputable, es decir, tendrá que probar que se encuentra en una de esas circunstancias extraordinarias o excepcionales que le permiten o le facultan para exonerarse del cumplimiento. Son caso fortuito y la fuerza mayor Estos supuestos están el CC, en el artículo 1105. Son los conocidos como caso fortuito y fuerza mayor. Son causas de exoneración, causas que permiten liberarse al deudor de su obligación, de responder por cumplimiento. Circunstancias a hechos extraños a la voluntad del deudor.
El 1105 merece una lectura atenta “Fuera de los casos expresamente mencionados en la ley, y de los en que así lo declare la obligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse, o de previstos, fueran inevitables”. Es decir, no se responde de los sucesos inevitables. No se responde por los hechos de naturaleza o por fuerza mayor. El art.
1105 dice que la ley puede establecer casos en los que responda por caso fortuito. Tienen matices distintos una y otra.
- Lo previsible pero inevitable ( Fuerza mayor) Lo imprevisible y evitable (Por caso fortuito) Vamos a distinguir ahora algo que es sencillo y es la idea de la responsabilidad contractual frente a la idea de la responsabilidad extractual: - Responsabilidad contractual: deriva del incumplimiento parcial o definitivo de un contrato (art. 1101 y ss) Responsabilidad extracontractual: deriva de la conducta de una persona, que causa un daño a otra, en que interviene género de culpa o negligencia (art. 1902 y ss) Hay preceptos de la responsabilidad contractual que se aplican analógicamente a la no contractual. Ejemplo: el artículo 1103 CC.
4 CONSECUENCIAS DEL INCUMPLIMIENTO Y ACCIONES DEL ACREEDOR Como es lógico, dado una situación de incumplimiento de la obligación, ha de poder el acreedor reaccionar en defensa de sus intereses legítimos, lesionados por aquel.
El sistema que, a tal fin, diseño nuestro ordenamiento, puede sintetizarse del siguiente modo: - Como regla General, cuando el deudor de cualquier manera incumple la obligación, sintió obligado cumplimiento.
El acreedor puede pretender que el deudor cumpla con su deber de prestación (acción de cumplimiento).
La excepción, que hemos anticipado ya, es la imposibilidad sobrevenida de la prestación, cuando no es imputable al deudor, puesto que entonces se extingue la obligación y el deudor queda liberado.
- Pero, además, la conducta incumplidor la del deudor puede también causar daños a otros bienes o intereses de éste, de su estricto interés en que la prestación debida se realice, aunque originados en el hecho de que la prestación no se realizó, o se realizó en correctamente.
En este caso, y con independencia de que la obligación subsista o no, ese daño causado al acreedor genera responsabilidad para el deudor. La llamada responsabilidad contractual.
Nace, entonces, una nueva y distinta obligación para el deudor: la de indemnizar al acreedor los daños y perjuicios causados por el incumplimiento (art.1101 cc). La acción de que dispone entonces el acreedor para exigir ese indemnización no es de cumplimiento, sino de resarcimiento.
Pero además de encajar en el supuesto del art. 1101 cc, puede ocurrir que los daños causados al acreedor el cumplimiento de un obligación puedan subsumirse también en lo dispuesto en el art.1902cc, a cuyo tenor “ el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”, que no distingue y tiene alcance General.
Cuando los daños serían igualmente indemniza bless de no existir un contrato relación obligatoria previa, por ambas vías, pues, podría alcanzar el acreedor su resarcimiento.
- Por último, reciben el código civil un trato específico la hipótesis de que el incumplimiento o tenga lugar en el seno de una obligación sin alas, tica, en la que las partes están vinculadas recíprocamente con prestaciones correlativas, siendo, cada una, acreedora y deudor ha de la otra.
En este caso, además de que cada uno de los deudores puede negarse a realizar su prestación mientras el otro no lleve a cabo la suya (excepción “de contrato no cumplido”), la parte que hubiere cumplido puede optar entre exigir a la incumplidor a que cumpla a su vez (acción de cumplimiento) o extinguir la obligación (resolución por incumplimiento).
Pudiendo reclamar además, en ambos casos, la indemnización de los daños y perjuicios causados por el incumplimiento, sea los hubiere (acción de resarcimiento).
LA MORA DEL ACREEDOR: (solo la cito un poco para saber de qué va, en clase la citó) La mora del acreedor no consiste, pues, sólo en que éste injustamente retrase la realización de la prestación (por no recibirla o no cooperar a tal realización), si no en retrasarla injustificadamente, una vez ofrecida con la intimación de que se la reciba o se preste cooperación para que sea realizada.
Requisitos: son pues requisitos para la mora del acreedor: - Que haya llegado el momento del cumplimiento Que el deudor lo ofrezca al acreedor (art. 1176 cc) Esto que es regla sufre excepción de que la ley establezca en ciertas obligaciones la producción automática de la mora, de forma que entonces desde que llega el día del - cumplimiento, y el deudor tiene la prestación puesta a disposición del acreedor, éste incurre en mora sin necesidad de ser intimado para que la reciba.
Que el acreedor se niegue sin razón a admitirlo o a poner de su parte lo preciso para que pueda efectuarse o, de cualquier modo, no esté en condiciones de recibir la prestación que se le ofrece debidamente.
LA MORA DEL DEUDOR: (mora debitoris o mora solvendi) Subsistió también obligación con de la prestación hubiera devenir imposible después de que el deudor se hubiere constituido en mora, y ello, aunque tal imposibilidad sobrevenida no son debiera culpa del deudor, sino que se hubiera producido por caso fortuito.
Es decir, el retraso jurídicamente en el cumplimiento de la obligación ( que ni impide ni hace inútil el cumplimiento tardío) del que es responsable aquél.
a) Concepto y requisitos. Consiste la mora en el retraso del deudor en cumplir cuando el cumplimiento o es todavía posible, pero se trata un retraso cualificado por la concurrencia de ciertos requisitos: - Ha de referirse al cumplimiento de una obligación positiva (“ de entregar o a hacer alguna cosa", dice el art. 1.100 CC. Las obligaciones de no hacer) no pueden cumplirse tarde.
- La obligación ha de ser exigible.
Art.1100 CC “Incurren en mora los obligados a entregar o a hacer alguna cosa desde que el acreedor les exija judicial o extrajudicialmente el cumplimiento de su obligación.
No será, sin embargo, necesaria la intimación del acreedor para que la mora exista: 1. Cuando la obligación o la ley lo declaren así expresamente.
2. Cuando de su naturaleza y circunstancia resulte que la designación de la época en que había de entregarse la cosa o hacerse el servicio, fue motivo determinante para establecer la obligación.
En las obligaciones recíprocas ninguno de los obligados incurre en mora si el otro no cumple o no se allana a cumplir debidamente lo que le incumbe. Desde que uno de los obligados cumple su obligación, empieza la mora para el otro.” b) En particular, la interpelación. Como regla- el cumplidos los sentido requisitos-, “ incurren en mora los obligados a entregar o hacer alguna cosa antes de que el acreedor les exija judicial o extrajudicialmente el cumplimiento de su obligación” (párrafo primero del artículo 1.100 CC) Esa exigencia de cumplimiento es la denominada interpelación.
Es una declaración de voluntad receptiva por la que el acreedor le exige la prestación concreta y determinada que éste debe cumplir, siendo preciso que sea efectiva y definitiva, no reclamaciones más o menos abstractas o tratos más o menos decisivos, por lo que "la simple remisión de una factura una carta en que no figura la intimidación de una cantidad concreta no cumple este requisito.” Y no requiere de ninguna forma particular. La judicial, según la jurisprudencia se produce con la presentación de la demanda.
Por excepción, sigue diciendo el art. 1100 CC, “ no será, sin embargo, necesaria la intimación del acreedor para que la mora exista" en otros casos siguientes: 1º cuando la obligación o la ley lo declaren así expresamente 2ºcuando de su naturaleza y circunstancias resulte que la designación de la época en que había de entregarse la cosa o hacerse el servicio, fue motivo determinante para establecer la obligación". No pueda tratarse de obligaciones con termina esencial, han de comprenderse aquí las hipótesis en que el momento o época de cumplimiento previstos fuentes en cuenta por el acreedor como integrante de sus intereses, este puede todavía satisfacerse con el cumplimiento tardío.
c) Evitación determinación de la mora. Mora del acreedor y purga de la mora. Evita la mora el deudor pagando u ofreciendo oportunamente el pago. Las obligaciones de dar contempla el código la posiblidad de que el deudor se libere, sin o contra la voluntad del acreedor, través del mecanismo del ofrecimiento del pago y la consignación. Mas, incluso sin la consignación, sí el acreedor se negaré a recibir el pago, pasan a él los riesgos de la imposibilidad de la prestación.
Excluye también amor a la concesión de por el acreedor de un nuevo plazo para el pago (una moratoria). Lo digo circunstancias hacen que termine la mora, sí estaría hubiere comenzado, en cuyo caso persisten los efectos que se produjeron mientras existió. La eliminación de dichos efectos se produce por la renuncia del acreedor hacerlos ver, que puede ser expresa o tacita. Se suele entender que esta última se producen casos tales como la concesión de una moratoria para el pago o la novación de la obligación; pero, en éstas, en cualquier a otras hipótesis ello depende de que, en el caso concreto, quepan deducir de los mismos la voluntad de renuncia del acreedor.
d) Consecuencias de la mora en el orden al cumplimiento.
Habiendo mora, si la prestación es posible cuando el acreedor reclame el pago, la pretensión del acreedor ante dirigirse, como ya sabemos, al cumplimiento o in natura (en su caso, forzoso), sí, tras la mora, la pretensión hubiere devenido imposible, subsiste, la obligación y proceder a su cumplimiento por equivalente. Además en ambos casos, a la acción de cumplimiento se acumula la de resarcimiento debiendo indemnizar se los daños moratorios.
_______ PARA ACLARAR _________ Clases de mora La mora se divide en mora solvendi o del deudor y accipiendi o del acreedor y se subdivide la primera en solvendi ex persona y solvendi ex re, según que necesite o no la interpelación del acreedor para producirse (castán, 1992).
La mora del deudor La mora del deudor consiste en aquel incumplimiento, que aunque tardío, todavía satisface el interés del acreedor y que es imputable al deudor La mora es compatible con el dolo y la culpa, ya que la mora puede tener su causa en la falta de diligencia (culpa) o en la actuación dolosa del deudor. Sin embargo, en el caso de que el retraso haya sido originado por caso fortuito o fuerza mayor, este no será imputable al deudor y por tanto este no podrá ser constituido en mora.
_______ Requisitos de la mora del deudor Para la constitución en mora del deudor se exige: 1º Que se trate de una obligación dirigida a una prestación positiva (de dar o hacer), pues en las obligaciones de no hacer no cabe el cumplimiento tardío. Así se infiere a sensu contrario del artículo 1100 del Código Civil.
2º Que la obligación sea exigible (lo que excluye de la mora las obligaciones naturales), vencida (ya por ser pura o ya por haber transcurrido el plazo o haberse cumplido la condición) y determinada (líquida).
3º Que el deudor retarde culpablemente el cumplimiento de la obligación. En cuanto a la prueba de la no culpabilidad, correrá a cargo del deudor, por la presunción de culpabilidad que establece el artículo1183.
4º Que el acreedor requiera de pago al deudor, judicial o extrajudicialmente, pues dice el artículo1100 que «incurren en mora los obligados a entregar o hacer alguna cosa desde que el acreedor les exija, judicial o extrajudicialmente, el cumplimiento de su obligación». No es necesario el requerimiento en los casos de mora automática.
El retraso en el cumplimiento y los presupuestos de la mora.
Se habla de mora del deudor (o de deudor moroso, o más sencillas y directamente coman de moroso) cuando cumplimiento de la obligación no tiene lugar en el momento temporal prefijado. En este sentido, mora equivale a retraso en el cumplimiento.
Mas, como sabemos, meter más ocasiones, en simple retraso en el cumplimiento equivale al incumplimiento total. Ocurre así en todos los supuestos en que el cumplimiento obligación ha sido sometido a un término esencial. Por tanto, sólo tendrá sentido hablar de mora cuando el cumplimiento, aunque tardío, resulte satisfactorio para el acreedor; al mismo tiempo que la faltan de complemento puntuar será imputable al acreedor.
Quiere decir que la mora no es incompatible con la culpa o el dolo. Todo lo contrario: la mora en cuenta su causa en la falta de diligencia con la actuación de los ante el deudor. Sí el retraso en el cumplimiento ha sido vigilado por el caso fortuito o fuerza mayor y, por tanto, no es imputable al deudor, éste no podrá ser constituido en mora.
De otra parte, atendiendo al dato objetivo de la prestación, la mora sólo entra en juego en las obligaciones positivas (entregar o hacer alguna cosa, art 1.000.1), quedando excluida su aplicación en las obligaciones negativas (no hacer algo). La razón de ellos clara: sólo las obligaciones de carácter positivo es posible el cumplimiento tardío o extemporáneo.
La obligación ha de ser asimismo exigible y, en el caso particular de las obligaciones pecuniarias, debe tratarse de deudas líquidas, según constante y continua la jurisprudencia.
La Constitución en mora: La intimación o interpelación: Para que el retraso se convierta en mora es necesario que el acreedor exija al deudor, judicial o extrajudicialmente, el cumplimiento obligación, como afirma textualmente el art. 1100.1 Esto es, pese a que la obligación será exigible y este vencida, el acreedor ha de llevar a cabo la intimación o interpelación al deudor para constituir lo en mora.
Mientras que la interpelación o intimidación no se lleve a cabo, no puede hablarse técnicamente de deudor moroso, por muy grave o grande que sea el retraso en que éste haya incurrido. Top finalmente, se subraya que ello representa una manifestación más del favor debitoris, derivado ante el entendimiento siguiente: si el acreedor pudiendo exigir el cumplimiento no lo hace, cabe pensar en que tácitamente está otorgando al deudor cumpla son complementario para el cumplimiento de la obligación.
Por lo demás, la exigencia del cumplimiento qué consiste la interpelación puede llevarse a cabo de cualquier manera. De ahí que el art. comentado exprese de forma que la interpelación vale igual tantos y se hace judicial como extrajudicialmente. No obstante, conviene atender especialmente a los aspectos probatorios del tema.
En efecto, la carga de la aprueban de la intimidación recae sobre el acreedor. Por tanto en los casos de interpelación extrajudicial deberá preconstituirse o prepararse la prueba de la misma: por ejemplo, mediante carta con acuse de recibo o requerimiento notarial.
En relación con la interpelación judicial es sumamente importante determinarse la mora del deudor y, por tanto, los intereses moratorios, comienzan con la interposición de la demanda o, en cambio, a partir del emplazamiento en del demandado.
Definición de interpelación, vista en clase: Es el retraso culpable en el cumplimiento de la obligación, generador de un incumplimiento relativo. Se distingue entre la mora del acreedor (mora «accipiendi») y del deudor (mora «solvendi»).
La mora del deudor se regula en el art. 1100 CC: «Incurren en mora los obligados a entregar o a hacer alguna cosa desde que el acreedor les exija judicial o extrajudicialmente el cumplimiento de su obligación. No será, sin embargo, necesaria la intimación del acreedor para que la mora exista: 1º Cuando la obligación o la ley lo declaren así expresamente. 2º Cuando de su naturaleza y circunstancias resulte que la designación de la época en que había de entregarse la cosa o hacerse el servicio, fue motivo determinante para establecer la obligación. En las obligaciones recíprocas ninguno de los obligados incurre en mora si el otro no cumple o no se allana a cumplir debidamente lo que le incumbe. Desde que uno de los obligados cumple su obligación, empieza la mora para el otro». Por tanto ha de tratarse de una obligación dirigida a una prestación positiva, exigible, vencida y determinada -líquida-; el deudor ha de haber retardado culpablemente el cumplimiento de la obligación y el acreedor tiene que requerir el cumplimiento, salvo en los supuestos previstos en el propio CC.
Por efecto de la mora, el deudor debe indemnizar al acreedor de los daños y perjuicios que la tardanza ocasione (arts. 1101 y 1108 CC) y a responder de los riesgos perecimientos y deterioros de la cosa.
Apuntes internet, resumido por si no lo entendemos La constitución en mora: la intimación o interpelación. El mero retraso en el cumplimiento para convertirse en mora necesita que el acreedor, siempre que previamente haya cumplido lo que le incumbe, exija «judicial o extrajudicialmente, el cumplimiento de su obligación» al deudor (art. 1100.1). De modo que hasta que la interpelación o intimación no se lleve a cabo, no puede hablarse técnicamente de mora, por grande o grave que sea el retraso del deudor (Lasarte, 2007).
El CC no exige ningún requisito de forma para realizar la interpelación, si bien como la carga de la prueba de haber efectuado la intimación recae sobre el acreedor, este deberá asegurarse de la fehaciencia de la notificación (por requerimiento notarial, telegrama, burofax, etc.) cuando se realice extrajudicialmente.
Mora automática: La regla general de que la constitución en mora exige la previa interpelación del deudor no es absoluta. El propio art.11 00 cc señala que no es necesario el requerimiento, por lo que puede hablarse de mora automática, en los siguientes casos: 1º Cuando medie pacto expreso en contrario (art.1100-1º). La exclusión convencional de la necesidad de interpelación es muy frecuente en la práctica contractual. Para ello, según Lasarte, basta indicar en alguna de las cláusulas del contrato que el retraso en su ejecución dará lugar a la indemnización de daños y perjuicios sin necesidad previa de reclamación.
2º Cuando expresamente lo declara la ley. Este es el caso de las obligaciones mercantiles que tengan día señalado para su cumplimiento (arts. 62 y 61 del Código de Comercio).
3º Cuando de la obligación se desprenda ser motivo determinante de ella la época o el momento señalado para su cumplimiento (art. 1100-2º). Ej. Calefacción encargada para el invierno y que se termina en el verano siguiente, etc. Diferente sería el caso de un traje de novia, puesto que su entrega después de la ceremonia constituiría un supuesto de incumplimiento definitivo y no de mora, puesto que ya no es posible ya el cumplimiento tardío; mientras que en el caso de la calefacción siempre es posible utilizarla en años venideros.
En todos los supuestos comentados de mora automática el más simple retraso equivale a la constitución en mora del deudor.
Por excepción se incurre en mora automáticamente ( sin necesidad del requerimiento del acreedor), tan pronto como se retrase materialmente el cumplimiento, en los siguientes casos: 1) Aquellos en los que la obligación o la ley lo determinen (art. 1100.1 Cc) 2) Aquellos en los que la naturaleza y circunstancias de la obligación resultase que la designación de la época en que había de entregarse la cosa o hacerse el servicio fue motivo determinante para establecerla.
_________________ Moratoria: Dado que la constitución en mora requiere, en principio, la reclamación del cumplimiento por incumplimiento por parte del acreedor, es obvio que, cuando este concebir un nuevo plazo de cumplimiento al deudor, la mora que total y absolutamente excluida de la relación obligatoria.
A esta prórroga del plazo o término de cumplimiento se denomina moratoria “ prórroga, plazo o espera que se concede para el pago de una deuda".
Mora es distinto que moratoria. Es la Mora mas el añadido de cumplimiento.
Moratoria es espera. Cuando el acreedor convencional, aplaza el plazo de cumplimiento al deudor. La moratoria evita la mora. Moratoria, Hay dos tipos: convencional y legal.
En atención a su origen conviene distinguir entre: - Moratoria es convencionales, esto es, dimana antes del autonomía privada.
Las moratorias convencionales son frecuentes en el tráfico jurídico-civil y en el mundo comercial y, como es natural, dependen de la voluntad del acreedor.
- Moratoria legal, que encuentran su base de existencia en disposiciones legislativas. Son mucho menos frecuentes, pese a su gran trascendencia social, y suelen establecerse por decreto-ley en caso de catástrofes (terremoto, inundación, sequía. Suspensivos) que en imposibilitan o dificultan una vida ciudadana normal. Naturalmente, la extensión y el alcance de tales moratorias dependen de la disposición legal que las acuerde. Por lo General, suelen alcanzar a todo tipo de obligaciones, desde el pago de pensión al cónyuge e hijos por separación o divorcio hasta el pago impuestos.
Efectos de la mora: La insistencia han demostrado en los epígrafes de entidades en distinguir entre en mí o retraso y la mora es un alarde de precisión, sino que en cuenta su causa en el diferente régimen normativo de la falta de cumplimiento puntual o temporáneo en uno y otro caso.
En efecto, el deudor moroso queda obligado a: - Compre la obligación y, indemnizados daños y perjuicios causados al acreedor por su retraso (culpable en sentido amplio en: culposo o doloso). Este efecto, como sabemos, es común a cualquier tipo de incumplimiento: “ quedan sujetos a la indemnización de daños y perjuicios causados los que en el cumplimientos obligaciones incurren en dolo, negligencia o morosidad en las que de cualquier modo contra vinieran a tenor de aquéllas". (art.1101 CC) Por consiguiente, conviene remitir su análisis a los epígrafes siguientes, en los que se estudian alcance de la indemnización de daños y perjuicios.
Sin embargo, por razones sistemáticas, es necesario subrayar que, conforme al artículo 1108 CC “Si la obligación consistiere en el pago de una cantidad de dinero, y el deudor incurriere en mora, la indemnización de daños Y perjuicios, no habiendo pacto en contrario, consistirá en el pago de los intereses convenidos, y a falta de convenio, en el interés legal.” - Responder por falta de cumplimiento obligación incluso en los supuestos en que el cumplimiento resulte imposible, con posteridad al momento de constitución en mora, a consecuencia de caso fortuito o de fuerza mayor.
Esto es, el deudor moroso ve agravada su responsabilidad, pues la asistencia de caso fortuito o de fuerza mayor no le libera el cumplimiento, como normalmente ocurre (art. 1105 CC) .
La aludida alegación de responsabilidad del deudor moroso suele denominarse, perpetuatio obligationis.
Por el contrario, el deudor que sí ha retrasado en el cumplimiento, pero ha sido constituido en mora: 3) No habrá de indemnizar daños y perjuicios por el menor retraso.
4) No soporta el perpetuatio obligationis por caso fortuito o fuerza mayor que provoquen la imposibilidad de cumplimiento.
5 LA ACCIÓN DE CUMPIMIENTO Ejecución forzosa: cumplimiento específico o cumplimiento in natura; cumplimiento por el equivalente: Indemnización de los daños y perjuicios.
La ejecución forzosa de las obligaciones Cuando el deudor no quiere o no puede cumplir voluntariamente con su deber de prestación, el ordenamiento concede al acreedor los pertinente remedios, encaminados a que aquélla, pese a todo, ingrese en su patrimonio (in natura, o, en otro caso, mediante el pago de su equivalente en dinero). A estos efectos, el derecho procesal requiere que el acreedor tenga un título ejecutivo, que puede ser una sentencia firme que condene al deudor al cumplimiento, pero también otras resolución y documentos que las leyes consideran como “ un título que lleva aparejada ejecución”.
Esto es, que faculta para el ejercicio de la acción ejecutiva con la consiguiente aplicación de los oportunos mecanismos de ejecución forzosa de la prestacion de que se ocupa la Lec.
Cumplimiento forzoso en forma específica o in natura Cuando el cumplimiento es perfectamente posible, pero el deudor nos realicen absoluto la conducta debida, la realiza de forma defectuosa o se retrasen cumplir, la pretensión del acreedor frente al deudor, deriva de su derecho de crédito, ha de ser, en principio, la exacta realización de la conducta debida (cumplimiento in natura), y no una diferente.
De esta pretensión de cumplimiento forzoso en forma específica se ocupa los arts.1096 y ss.
Cc, de los que resulta: a) Que, “ cuando lo que debe entregarse sea una cosa determinada, el acreedor, independientemente del derecho que le otorga el art.1101 (a la indemnización de los daños y perjuicios causados, se les hubiera habido, puede compeler al deudor a que realice la entrega”.
b) Que, “sea la cosa fuera indeterminada o genérica, podrá pedir (el acreedor) que se cumpla la obligación a expensas del deudor”.
c) Que, “ sea el obligado a hacer alguna cosa no le hiciere, se mandará ejecutar a su costa”, observándose lo mismo “se le hiciere contraviniendo el tenor de la obligación” (o sea, defectuosamente), en cuyo caso “además podrá decretarse que se deshaga lo mal hecho” (art.1098).
d) Y que lo mismo que previene el art.1098, deshacer lo hecho, a costa del deudor, “ se observará también cuando la obligación consista en no hacer y el deudor ejecutar de lo que le había sido prohibido (art.1099).
Como es evidente, esta pretensión de cumplimiento forzoso en forma específica deriva de la fuerza vinculante de la obligación misma.
Por ello, para que dicha pretensión prospere, al acreedor le basta con probar el hecho objetivo del incumplimiento.
Además, mientras la prestación sea materialmente posible jurídicamente adecuada para satisfacer el interés del acreedor tiene la relación obligatoria, éste haga de pretender tal cumplimiento, y no puede libremente optar por el exigir su Valor.
Cumplimiento por equivalente: indemnización de daños y perjuicios.
Cuando, subsistiendo la obligación, el cumplimiento forzoso en forma específica resultar irrealizable o, aún siendo todavía materialmente factible no fuera ya idóneo para satisfacer el interés del acreedor como el ordenamiento, ya que no cabe las actas realización de la conducta de prestación debida, concede al acreedor la facultad de obtener su equivalente en dinero.
La prestación del equivalente pecuniario, que se fundan el principio de responsabilidad patrimonial del deudor (art.1911 cc), es, pues, un eventual resultado de la acción de cumplimiento, dentro de la cual se presenta como subsidiaria de la prestación in natura, a la que viene a sustituir.
Satisface el estricto interés del acreedor a la prestacion que les debida, por lo que no puede enmarcarse en la acción de resarcimiento o indemnización de los daños causados como consecuencia de haber cumplido el deudor.
Y, por lo demás, se extiende a ella lo ya concluido para el cumplimiento forzoso en forma específica: deriva de la fuerza vinculante de la relación obligatoria y, por ello, para que prospere basta con que el acreedor pruebe el hecho material del incumplimiento, sin que quepa exigir la concurrencia de ningún criterio específico de imputación del mismo el deudor ni la prueba de daño alguno.
A nuestro juicio, más que del autonomía del equivalente pecuinario respecto a la indemnización de daños, ha de hablarse de autonomía de esta respecto la acción de cumplimiento, en la que aquel se integra como eventual resultado de su ejercicio, no disponible libremente para el acreedor.
Este, en efecto, sólo puede pretender, en principio, el cumplimiento exacto (in natura), y únicamente está facultado para solicitar la prestación del equivalentes y, en el curso de la ejecución forzosa, se manifiesta la imposibilidad de aquel o, eventualmente, su idoneidad para satisfacer su interés y, entonces, claramente, como subrogado o sustitutivo de la prestacion y natura.
Y este esquema ha de trasladarse al caso en que, por carácter del título ejecutivo, el acreedor precise obtener una sentencia de condena, en el cual sólo podrá pedir rectamente el equivalente pecuniario demostrando la subsistencia de la obligación y le imposibilidad de la presunción y natura.
Por eso, la afirmación del art.1096 cc de que, en las obligaciones de dar (pero la regla sirve para las demás de hacer y de no hacer), el deudor puede ser compelido a que realice la ante independientemente del derecho a ser indemnizado que le otorga el art.1101, no vale sólo para el cumplimiento o forzoso en forma específica, sino también para la prestación del equivalente que eventualmente lo sustituye.
La prestación del equivalente comprende el Valor de la prestación en sí misma, que será el pacto o, en su defecto, el usual o General de la cosa o servicio en el lugar y tiempo en que se pida el cumplimiento.
Tiene de, pues, a satisfacer, cuando menos en parte, el llamado interés positivo o de cumplimiento del acreedor: a dejar a estela situación que tendría sea el deudor hubiera cumplido.
Pero sólo en cuanto al ingreso de su patrimonio de la prestación misma, sin considerar el concurso del incumplimiento con otras circunstancias, objetivas o subjetivas, que, eventualmente, lo hagan más perjudicial para él.
Cumplimiento y resarcimiento de daños.
La acción de cumplimiento, in natura o por equivalente, y la acción de resarcimiento de los daños y perjuicios causados por el incumplimiento (y los hubiera), son siempre compatibles.
La indemnización de estos últimos no sustituye nunca al cumplimiento, ni especificó ni por equivalente, sino que es siempre, cuando procede, adicional y distinta.
La pretensión de cumplimiento sólo requiere, para prosperar, que la obligación subsista y que el deudor no haya cumplido.
La de resarcimiento requiere, en cambio, la prueba de los daños.
Acompaña a cualquiera de las dos anteriores es decir, al cumplimiento forzoso in natura (no es posible una cantidad de dinero) o al cumplimiento forzoso por equivalente (dinero concreto).
La indemnización por daños y perjuicios, en los casos en que el deudor cumple in natura puede a ver tenido daños y perjuicios que se sumaran a dicho cumplimiento. Asimismo puede pasar, que se pueden sumar a la prestación por equivalente.
No se presumen, se tiene que acreditar el daño puesto que puede existir la hipótesis de que el acreedor no la sufra. Si no los padece no puede ser indemnizado.
...