Reflexión sobre la vejez, grandma (2017)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura desarrollo en la adolescencia, madurez y senectud
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 13/09/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

REFLEXIÓN SOBRE LA VEJEZ La película “Grandma” dirigida por Paul Weitz trata sobre el período de la vejez.
La protagonista de la película, Elle, no parece considerarse a sí misma como una persona mayor. No obstante, si se tiene en cuenta la cantidad de criterios que definen el hecho de que una persona sea mayor, es decir, criterios cronológicos, biológicos, psicológicos, sociales o de roles, y económicos, se puede confirmar que al principio de la película la dimensión social o de roles la tiene afectada. Esto muchas veces se debe a la visión de la sociedad que bombardea con información acerca de cómo han de ser las personas dependiendo de la edad que tengan, y al final, lo que se consigue es una limitación de la potencialidad de estas.
Por otra parte, Rowe y Kahn (1987, citado en Triadó y Villar, 2006) definen el envejecimiento exitoso como una combinación de tres elementos: tener una baja probabilidad de padecer enfermedades y discapacidades asociadas a ellas, una buena función física y cognitiva, y una implicación activa con la vida. Elle, a pesar de parecer tener dificultado el compromiso con la vida, puesto que al principio de la película se observa un abandono de objetivos y metas, tendría un envejecimiento satisfactorio. La aparente carencia de compromiso con su vida se puede explicar por el proceso de duelo que está experimentando debido a su estado de viudedad, teniendo en cuenta que luego remonta sus objetivos.
Hay mucho estereotipo sobre la vejez. Tradicionalmente se han asumido unas características estereotípicas negativas, que solo son propias de una minoría de personas mayores. Por ejemplo, las personas mayores son dependientes de otras personas, son incapaces de aprender cosas nuevas, se vuelven rígidas e inflexibles, son más conservadoras, y se irritan con más facilidad. “Los estereotipos negativos de las personas mayores son peligrosos porque pueden funcionar como una profecía que se cumple a sí misma: si esperamos incapacidad y dependencia, es probable que nos comportemos de manera que la fomentemos, reduciendo las oportunidades para que los mayores se comporten de manera diferente a nuestros prejuicios sobre ellos” (Triadó y Villar, 2006, p.27).Por otro lado, también existen estereotipos positivos sobre la vejez, tales como que son sociables, o personas muy dulces y con tendencia a querer ayudar a los demás. En este sentido, Elle va en contra de todo estereotipo, tanto positivo como negativo. Ella es una persona con mucho carácter pero es evidente que ha sido de esta manera durante toda su vida. La sociedad envía el mensaje de que los rasgos de personalidad cambian con la edad, por lo que se asocian ciertos rasgos de personalidad con la edad de esa persona, cuando realmente lo que sucede es que la personalidad se mantiene estable. ”El problema es que a lo largo de la vida atribuimos todo a la edad, y esta es solo un factor más” (Fernández, 2006, p.16). Es más, dependiendo de los rasgos que tenga una persona vivirá o experimentará más positivamente o más negativamente el periodo de la vejez. Los rasgos que le han definido durante la adultez son los mismos rasgos que determinarán cómo afrontará la senectud.
En cuanto a la relación abuelo/a-nieto/a la frecuencia de contactos influye en la satisfacción, la tolerancia recíproca y la percepción de utilidad e importancia de la interacción. El modelo de Uhlenberg y Hammill (1998, citado en Pinazo, 2006), afirma que hay 6 factores que potencian este contacto. Para empezar, la proximidad geográfica, puesto que facilita los encuentros; el 1 número de nietos, asociado negativamente, es decir, a más nietos menos recursos para cada uno; el género del abuelo, las abuelas, generalmente, más cuidadosas y centradas en lo emocional (ministras de interior), en contraposición a los abuelos, más centrados, normalmente, en actividades lúdicas, instrumentales, o ejerciendo de consejeros (ministros de exterior). También influye la línea familiar, siendo mayor la relación con los abuelos de parte de madre; el estado civil de los abuelos, la teoría afirma que hay mayor relación con los abuelos casados, pero la realidad es distinta dado que, las personas viudas se benefician mucho de la relación con los nietos. Por último, la calidad de la relación con la generación intermedia (la relación de los abuelos con los hijos adultos), pudiendo facilitar, limitar e incluso bloquear las relaciones de los abuelos con los nietos. Según Pinazo (2006, p.277) “la generación intermedia (los padres) puede determinar las relaciones entre abuelos y nietos facilitando o entorpeciendo las interacciones entre ellos, la frecuencia de contactos e incluso el tipo de actividades realizadas”. En la película, teniendo en cuenta que Sage es la única nieta, que el género de la abuela es femenino, que la línea familiar es la materna y que Elle es viuda, no se entiende por qué la relación entre abuela y nieta aparentemente sea tan distante. Sin embargo, cuando en la película aparece la madre adulta, se puede intuir que la mala relación entre ella (madre adulta) y Elle, puede estar influyendo negativamente en la relación abuelanieta (influencia de la calidad de la relación con la generación intermedia). Además, se intuye que la relación que tuvieron Elle y su hija durante la crianza no estaba basada en el afecto, así que la relación actual no es más que un traslado de los efectos de la relación que mantenían en el pasado.
A pesar de esto, en el momento en que abuela y nieta están en la clínica se observa un vínculo emocional muy importante, pues se dan la mano y se observa el deseo que tienen de no separarse. Es decir, se observa una gran satisfacción en el rol de cuidador auxiliar, mientras que las desventajas de este rol son escasas. Para la abuela cuidar a su nieta supone una actividad beneficiosa y productiva, tanto por el mismo contacto, como por el valor que adquiere (Triadó et al., 2008). En adicción, después del aborto de Sage, al final de la película, y gracias al vínculo entre abuela y nieta, se puede inferir un fortalecimiento de los lazos familiares ya que, madre adulta y abuela comentan la posibilidad de volver a reunirse las tres para cenar.
Por último, y teniendo en cuenta la homosexualidad de la protagonista, se hace necesario comentar el impacto que tiene envejecer siendo del colectivo LGTBI, pues este hecho se dice coloquialmente que es “como una vuelta al armario”. Asimismo, Mesquida, Quiroga Y Boixadós (2014, p.189) afirman “las personas LGTB mayores son un grupo social poseedor de una vivencia muy particular, porque han vivido un período de gran cambio social que les ha permitido pasar del rechazo y el silencio a mayores niveles de respeto y presencia pública, porque deben afrontar una doble discriminación basada en la combinación de la homofobia y el edadismo, porque han padecido expresiones de profundo rechazo que puede haber impactado en sus vidas en forma de malestar físico y emocional y, finalmente, porque miran hacia los actuales servicios de atención a las personas mayores con miedo a perder la libertad ganada.” Es evidente que el grupo de personas mayores no es un grupo minoritario, tampoco siéndolo el grupo de personas mayores del colectivo LGTB, aunque desgraciadamente no se tenga 2 conciencia de ello, sino aminorado en sus derechos por los cánones de la sociedad. Este colectivo se encuentra en un estado de invisibilidad enorme y, a pesar de que suene desolador estando en el siglo XXI, todavía es negado en muchos países. La vejez en general, incluyendo el colectivo LGTB, no debería ser vista, entendida ni vivida como algo desagradable y esto me lleva a asumir que todavía nos queda mucho que aprender y, sobretodo, progresar como sociedad.
3 REFERENCIAS Mesquida González, J. M., Quiroga Raimúndez, V., & Boixadós Porquet, A. (2014). Trabajo Social, diversidad sexual y envejecimiento. Una investigación a través de una experiencia de aprendizaje-servicio, 21(9), 177-192.
Pérez, P. (2006). Entrevista Rocío Fernández-Ballesteros. Sesenta y más. Recuperado de https://carolinazori.files.wordpress.com/2012/06/entrevistarocc3ado-fdez.pdf Pinazo, S. (2006). Relaciones sociales. En C. Triadó y F. Villar (Eds.), Psicología de la vejez (pp.253-285). Madrid: Alianza.
Triadó, C., y Villar, F. (2006).La psicología del envejecimiento: conceptos, teorías y métodos. En C. Triadó y F. Villar (Eds.), Psicología de la vejez (pp.23-62). Madrid: Alianza.
Triadó, C., Villar, F., Solé, C., Celdrán, M., Pinazo, S., Conde, L., & Montoro-Rodríguez, J. (2008).
Las abuelas/os cuidadores de sus nietos/as: tareas de cuidado, beneficios y dificultades del rol.
Psicología de la Infancia y la Adolescencia, 4(1), 455-464.
4 ...

Tags:
Comprar Previsualizar