Introducción a la Historia de las Sociedades Contemporáneas (Apunts) (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Ciencias políticas y de la Administración - 1º curso
Asignatura Introducción a la Historia de las Sociedades Contemporáneas
Profesor M.R.
Año del apunte 2014
Páginas 26
Fecha de subida 23/03/2015
Descargas 12
Subido por

Vista previa del texto

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DE LAS SOCIEDADES CONTEMPORÁNEAS Ciències Polítiques i de l'Administració – 1r Curs, trimestre 1 Universitat Pompeu Fabra Eva Rodríguez López Desembre, 2014 TEMA 1. EL CAMINO HACIA LA DEMOCRACIA: LA DEMOCRATIZACIÓN DE LOS ESTADOS LIBERALES 1. El final del Antiguo Régimen y la quiebra del absolutismo político El Antiguo Régimen fue el término que los revolucionarios franceses utilizaban para designar peyorativamente al sistema de gobierno anterior a la Revolución Francesa de 1789 (la monarquía absoluta de Luís XVI), y que se aplicó también al resto de las monarquías europeas cuyo régimen era similar.
El absolutismo monárquico o monarquía absoluta es una forma de gobierno en la que el monarca tiene el poder absoluto. No existe en ella división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) ni existen instituciones parlamentarias, sino que el monarca absoluto puede cambiar las decisiones o dictámenes en ultima instancia o reformar las leyes a su voluntad. El final del Antiguo Régimen y la quiebra del absolutismo político, dieron lugar a hechos históricos cómo la Revolución Francesa o la declaración de la Independencia de los Estados Unidos de 1776.
Características principales del absolutismo monárquico: - Aumento de la autoridad del monarca: “La voluntad del príncipe tiene fuerza de ley” • La dinastía como instancia de legitimidad política.
• Sacralización de la autoridad real (delitos de lesa majestad): la legitimidad de la monarquía otorgada por el derecho divino.
• “L'état c'est moi” (Louis XVI) - Importancia de la burocracia (y de la diplomacia), del ejército y de la guerra.
• Implicaciones fiscales • Redefinición de áreas de influencia - Limitaciones al poder absoluto del monarca • Las instituciones representativas del reino • La filosofía del derecho natural “Un príncipe, pues, no debe tener otro objetivo ni otro pensamiento, ni cultivar otro arte más que la guerra, el orden y la disciplina de los ejércitos, porque este es el único arte que se espera ver ejercido por el que manda.” (N. Maquiavelo, El Príncipe, pág. 1515) La filosofía del derecho natural o también conocida cómo iusnaturalismo es una teoría ética y jurídica que defiende la existencia de derechos del hombre fundados o determinados en la naturaleza humana, universales, anteriores o superiores al ordenamiento jurídico positivo. Es decir, es aquella que dice que por el simple hecho de nacer, todos los hombres tienen una serie de derechos inherentes tales como la vida, la felicidad, etc. El derecho natural es esencial a la naturaleza humana, y no a la creación del hombre, por lo tanto podríamos definir al Derecho Natural como: "El conjunto de las normas que los hombres deducen de la intimidad de su propia conciencia y que estiman como expresión de la justicia en un momento histórico determinado. La idea de la existencia de este derecho sigue al hombre en el curso de la historia, pero es una idea cambiante como el tiempo". Hugo Grotius, John Locke, F. de Vitoria, J. De Mariana, Rousseau...
Las Revoluciones Atlánticas son el conjunto de hechos que configuran el paso del Antiguo Régimen y la destrucción de la monarquía absoluta, tales como la Revolución Francesa, la Independencia de los EEUU, los movimientos obreros, la Revolución Industrial, etc dados en el siglo XVIII y sus consecuencias así como el movimiento de la Ilustración. Tenían una matriz iusnaturalista.
• LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA DE LOS EEUU (4-7-1776) Nos encontramos con 13 colonias en las que se desató una revuelta ya que estas estaban bajo el control británico, pero gozaban de una cierta autonomía. Estas colonias eran diferentes entre sí y la sociedad estaba formada por aristocracia, clases medias y el resto de la población. Paradójicamente, en la tierra de las oportunidades existía un amplio número de esclavos y dentro de este panorama social era necesario destacar a las minorías perseguidas.
Hechos. Nula representatividad en el parlamento británico, los impuestos y la injerencia extranjera, es decir, la rivalidad que causó la guerra de los 7 años. El derecho a la autodeterminación de los pueblos, la soberanía del poder, la división del poder y el constitucionalismo. Presente la ideología política liberal, se declaró la Independencia de los EEUU creando un nuevo mundo, con más independencia administrativa y autonomía comercial con un gobernador. Así pues, se dio la “Guerra de los 7 años”, entre GB y Francia, endureciendo las políticas fiscales, aplicando el pacto colonial y otorgando una mayor presencia militar. También, existió la guerra por la independencia, iniciada el 1775, el 4 de julio de 1776 se declaró la independencia y el 1782 se dio por finalizada la guerra, con una independencia efectiva de los EEUU.
Consecuencias. A largo plazo, nacimiento de una gran potencia y la conquista del oeste y también en otros países con una nueva organización política, con una declaración de derechos y con una constitución del 1787 (democracia, república federal, soberanía nacional y sufragio censatario).
• LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DEL CIUDADANO (26-81789) Es uno de los documentos fundamentales en la Revolución Francesa en cuanto a definir los derechos personales y colectivos como universales. Influenciada por la doctrina de los derechos naturales, establece los derechos fundamentales de los ciudadanos franceses y de todos los hombres sin excepción. Considerado un documento precursor de los derechos humanos. Suponen la supresión de los derechos feudales y dio lugar a la elaboración de numerosos proyectos. Consta de 17 artículos y proclama que a todos los ciudadanos se les deben de garantizar los derechos de libertad de propiedad, seguridad y resistencia a la opresión. Se ratifican en la Convención de Ginebra.
Se muestra un nuevo lenguaje socio-político, de rupturas y continuidades, donde los súbditos del rey pasan a ser ciudadanos de la nación, también conocida como fuente de la soberanía.
El lema político cambia.
2. La representación del cuerpo político Si la soberanía está en el pueblo, deja de tenerla cuando se escoge un representante, es decir.
Rousseau defendía una democracia participativa y directa mientras Constant, lo contrario. Tanto Rousseau como Constant se basaron en Aristóteles (en su política) y en su obra que data de la Grecia clásica. Se establecen debates, acuerdos... Constant trataba el despotismo, mientras Rousseau la democracia, así pues, los liberales vs los demócratas, donde la riqueza no aumentaba el poder.
El papel de la riqueza es clave para entender cómo se organizan las sociedades contemporáneas. La nación adopta un nuevo papel a partir de la Revolución Francesa. Los miembros pasan a llamarse ciudadanos y el sufragio es censatario, es decir, es limitado porqué solo vota aquel que está inscrito en el censo (según riqueza).
¿Quién conforma el cuerpo político? “Este era el dilema fundamental del liberalismo del siglo XIX, que propugnaba la existencia de constituciones y de asambleas soberanas elegidas que, sin embargo, luego trataba por todos los medios de esquivar actuando de forma antidemocrática, es decir, excluyendo del derecho de votar y de ser elegido a la mayor parte de los ciudadanos varones y a la totalidad de las mujeres [...] Como había afirmado sagazmente Aristóteles, la democracia es el gobierno de la masa del pueblo que, en conjunto, era pobre. Evidentemente, los intereses de los pobres y de los ricos, de los privilegiados y de los desheredados no son los mismos”.
3. Las constituciones de 1791 y 1793 en perspectiva comparada La constitución de 1791 es la primera de la Revolución Francesa, donde se hace una distinción entre ciudadanos activos y pasivos. Una constitución es la necesidad de explicar jurídicamente la petición de un pueblo soberano a constituirse. No es lo mismo que una Carta Magna, ya que esta es del rey.
La mejor manera de representar la soberanía del pueblo. Constitución del 1791 (mirar documento AG). La riqueza consta del factor dinero, es decir, discrimina. Así pues, se establece el sistema de elección de doble grado (limitado por la capacidad de renta), dónde los ciudadanos eligen a los electores y estos, a los representantes (que normalmente son los más ricos). La democracia pues, es el poder del pueblo y de la cual cambia la concepción, ya que en este caso solo son los más ricos los que gobiernan. Visto desde otro punto de vista, la aristocracia es el poder de los mejores, donde predominan los sistemas liberales representativos.
La constitución de 1793 nunca se llegó a poner en práctica ya que surgió “la Convención”, órgano legislativo dónde votaron todos los hombres. Rey – Monarca constitucional, dónde la Rev.
Francesa se ha acabado. Perfil diferente al anterior, mayoría Jacobina. En esta constitución se eliminan los sistemas de doble grado, delega soberanía pero no la cede, el pueblo delibera sobre las leyes y el proceso de elección de delegados es anual. (Capítulos 7-10, 16, 18, 28 i 32 hablan sobre el voto secreto, los ciudadanos elegibles, las votaciones anuales y la abolición de la esclavitud).
El sistema de elección de doble grado había presidido la Elección de los Estados Generales (1788 – 1789). El establecimiento de un umbral de riqueza mínimo para el gozo de los derechos políticos reservados a los ciudadanos activos se mantuvo, por ejemplo, en la Carta Magna francesa concedida por Luis XVIII en 1817. Allí se estableció que sólo tenían derecho a votar (electores) los ciudadanos que contribuyesen al Estado por más de 300 francos al año [en 1818, unos 88.000]. El límite para ser “elegible” como representante era superior, 1.000 francos. Tras la revolución de julio de 1830, con la monarquía del rey-ciudadano Luis Felipe de Orléans (19 de abril de 1831) el límite de renta para ser “elector” se redujo de 300 a 200 francos.
La ley “Le Chapelier” (14-06-1791) y que tubo 80 años aproximadamente de vigencia, prohibió el asociacionismo sindical porqué atacaba en contra de los principios de la libertad. El Código Penal español se le parecía (1848), dónde podemos encontrar el TÍTULO XIII, CAPÍTULO V: De las maquinaciones para alterar el precio de las cosas.
Art. 543. Los que se coligaren con el fin de encarecer o abaratar abusivamente el precio del trabajo o regular sus condiciones, serán castigados, siempre que la coligación hubiere comenzado a ejecutarse, con la pena de arresto mayor. Esta pena se impondrá en su grado máximo a los jefes y promovedores de la coligación y a los que para asegurar su éxito emplearen violencias o amenazas, a no ser que por ellas merecieren mayor pena.
4. La ampliación del sufragio masculino: el caso británico Contexto: • • • Triunfo de las revoluciones en Francia (monarquía de Julio) y en Bélgica (independencia), 1830-1831 Elecciones de 1831: buenos resultados de los whigs (liberales) mientras que los tories (conservadores) aceptaron la necesidad de reformas electorales 1831: sólo un 5% de la población adulta tenía derecho a voto. Consenso en la voluntad de incluir a nuevos sectores sociales con el juego político.
REFORM ACT. Ley de reforma del proceso electoral. Revolución 1830 (Orléans) – Julio, acaban con el último Borbón y instauran al “rey ciudadano” Luís Felipe de Orléans Elementos de la reforma: 1. Nuevo diseño de las circunscripciones electorales: se eliminaron algunos “burgos podridos” rurales mientras que se ampliaba la representación de los “condados urbanos”, de acuerdo a su población. Voluntad de reducir la sobrerepresentación: - De las regiones agrarias respecto a las regiones industruales - De los burgos respecto a los condados - Del sur respecto del norte de Inglaterra (objetivo solo cumplido a medias) 2. Ampliación del electorado: disminución en el límite de renta requerido para votar (que siguió siendo, sin embargo, superior en las ciudades que en el campo).
- Se pasó de un 11% a un 18% en la población masculina, con derecho a voto - Las elecciones se hicieron más disputadas - La necesidad de tener un censo electoral específico por cincunscripción forzó la creación de una verdadera maquinaria de partido (especialmente en los whigs) Resultado de la Reform Act (1832): - Triunfo de las clases medias. Las condiciones exigidas para ser elector mantuvieron sin derecho al voto a las capas populares y a la clase trabajadora.
- Se mantuvo el poder de la vieja aristocracia británica (mayoritariamente tory). Valga como muestra el numero de hijos de pares que tomó asiento en la Cámara de comunes.
- Los electores crecieron al largo de los años (cuadro power diapo 14).
5. La protesta de los sectores populares por su exclusión del juego electoral: EL CARTISMO El Cartismo es un movimiento político protagonizado por obreros pero no sindical, es decir, un movimiento reformista pero no revolucionario. Movimiento político nacido en 1836 a partir de la confluencia de dos organizaciones de base eminentemente trabajadora (Gran Liga del Norte y Asociación Obrera de Londres) cuyo objetivo declarado era la “emancipación política del proletariado”.
Se formuló la carta del pueblo con: - Sufragio universal de todos los hombres a partir de los 21 años - Períodos parlamentarios anuales - Votación secreta - Distritos electorales formados uniformemente - Dietas para los diputados - Supresión del censo de fortuna para los candidatos al parlamento Demandas eminentemente políticas (no laborales): voluntad de lograr una mayor participación obrera en la vida pública mediante la ampliación del voto. El cartismo fue el movimiento sociopolítico más importante registrado en la Gran Bretaña del siglo XIX. Para conseguir sus objetivos, los dirigentes cartistas organizaron una campaña por todo el país con reuniones, asambleas, ... en las que se difundía la Carta del Pueblo y donde se recogieron millón y medio de firmas en su apoyo.
Presentación de la Carta del Pueblo acompañada de las firmas al Parlamento de Londres que tras discutir la propuesta acordaron no admitir la propuesta (el 12 de julio de 1839). La incapacidad de los líderes cartistas de proponer una alternativa condujo al movimiento a una desmovilización inicial. No obstante, en julio de 1840 algunos sectores se organizaron en una Liga Nacional Cartista cuyo objetivo era superar el marco organizativo sindical para crear un verdadero partido obrero. La Liga creció rápidamente, llegando a tener 400 secciones locales y unos 40.000 afiliados (quienes pagaban sus cuotas y podían participar en los congresos de la organización).
El Comité Ejecutivo de la Liga Nacional Cartista elaboró una nueva Carta del Pueblo más política y radical que la anterior, con el mismo objetivo de llevarla al parlamento. Esta vez, la burguesía industrial respondió a la agitación cartista con una amenaza de cierre patronal (lock out) mientras que el gobierno enfrentó sus demandas como una cuestión de orden público, enviando a la policía. El conflicto social terminó con una derrota cartista (1.500 dirigentes encarcelados y muchos otros, exiliados fuera de Inglaterra).
A partir de entonces, el movimiento obrero inglés vivió un reflujo hacia posiciones defensistas, pura y propiamente sindicalistas, lejos de las demandas políticas. No obstante, todavía en los primeros meses de 1848 los restos del cartismo quisieron aprovechar los ecos de las revoluciones de 1848 para reclamar la democratización del voto. Entre marzo y abril de 1848 se recogieron más de dos millones de firmas de apoyo a la nueva Carta del Pueblo. Ahora bien, la incapacidad de hacer una gran demostración de fuerza ante el Parlamento, coincidiendo con la entrega de las firmas (10 de abril de 1848) hizo que el Parlamento no tuviese ningún reparo en volver a desestimar las propuestas.
El cartismo se queda rechazado. Movimiento y no partido. En la segunda fase surge un partido. Liga Nacional, después del rechazo del parlamento. Partido que nace muy rápidamente.
Anuncian que utilizarán la huelga política para conseguir las cosas, forma de expresión colectiva para que el parlamento acepte. Los fabricantes cierran las fábricas (lock out) y genera reacciones de represión por parte de la policía (segunda derrota anarquista).
1836-40 1840 Revoluciones, primavera. Se produce una nueva carta del pueblo. Demostración de fuerza.
Miting carlista 10/04/1848 1879 se funda PSOE 6. 1848: el fantasma de la revolución social - Rápida extensión del movimiento - En Francia se disputó el contenido político y social del Estado; en el resto se disputaba además su forma e incluso su existencia - Rasgos comunes 1. Ocurrieron casi simultáneamente; sus destinos se hallaban entrelazados 2. Todas las revoluciones mostraron un talante y estilo comunes, una atmósfera romántica y utópica, igual que una retórica similar (los quarante-huitard) 3. La primavera de los pueblos 4. Todas prosperaron pero, a la vez, todas se debilitaron rápidamente. Después de la capitulación de húngaros y venecianos (agosto 1849) murió la revolución. Con la excepción de Francia, todos los antiguos gobiernos habían recuperado el poder (en algún caso, como el Imperio de los Hasburgo, con mayor autoridad que antes).
LA PECULIAREDAD FRANCESA Alexis de Tocqueville (1805-1859) y su libro Recuerdos de la Revolución de 1848 (algunos fragmentos – Power) 7. 1848: publicación del Manifiesto Comunista El Manifiesto Comunista (Das Kommunistiche Manifest), fue el programa teórico y práctico, destinado a la publicidad de la Liga Comunista redactado en 1847 y publicado el siguiente año por Karl Marx y Friedrich Engels por encargo del partido. No llegó a Inglaterra hasta 1850 i consiguió una gran popularidad entre el movimiento obrero de la segunda mitad del siglo XIX.
Traducido a la gran mayoría de lenguas europeas, empieza con la famosa y conocida frase de “Un fantasma recorre Europa, el comunismo...” y se refiere a sus lectores como proletarios que luchan por una igualdad política y personal ante los otros miembros de la misma sociedad. Hace referencia al derecho de la propiedad, al de la herencia, al de la colectivización, a los medios de producción y al transporte.
8. 1871: la Comuna de París El término de “la Comuna de París”, se refiere al gobierno de París durante la Revolución Francesa. No obstante, actualmente se refiere al gobierno socialista que dominó brevemente París desde el 18 de marzo de 1871 hasta el 28 de mayo del mismo año.
La Comuna de París fue la autoridad local que ejerció el poder en París durante dos meses de la primavera de 1871 y aunque se considera una revolución social, las disposiciones adoptadas por las autoridades locales fueron bastante limitadas: legitimación de hijos naturales, condonación de las deudas y prohibición de los desahucios. Por otra parte, no colectivizaron nada y la acción simbólica más radical fue la de derrumbar la columna Vendôme, que simbolizaba las glorias militares de Napoleón. La versión que se difamó al resto del mundo fue que lo que pasó en París fue la instauración del amor libre y principalmente, la destroza de monumentos y profanación de iglesias cuando el término “commune” en francés no significaba más que “municipio” y se instauraron en otras ciudades francesas así como en Grenoble, Narbona y Marsella.
Así pues, de este movimiento surgió la conocida como “demofobia” o miedo a las multitudes. Esta fobia pues, se define como un persistente y injustificado miedo a encontrarse en las multitudes dados los grandes volúmenes de gente de la época en los movimientos y revoluciones citados anteriormente.
9. 1864-1876: La I Internacional La I Internacional o Associación Internacional de los Trabajadores (AIT), fue la primera gran organización que trató de unir los diferentes países. Se fundó en Londres en 1864 y agrupó sindicalistas ingleses, anarquistas, socialistas franceses y republicanos italianos. Sus finalidades eran la organización política del proletariado en Europa y en el resto del mundo y también, la creación de un forum para examinar los problemas comunes y proponer nuevas líneas de acción.
Fue considerada como uno de los mayores factores que conducieron a la creación de la Comuna de París y el 1872 el consejo general se traslada de Londres a Nueva York disolviéndose finalmente en 1876.
La experiencia revolucionaria vivida en 1848 y, más aún, la experiencia de la Comuna de París en 1871 pusieron de relieve la necesidad de democratizar la vida política de los diferentes Estados. Así, en el período de 1875-1914 se hizo evidente la necesidad de instaurar el sufragio masculino universal o, cuando menos, de una amplia extensión del sufragio. Hacia 1840 los Estados europeos con sistemas electorales más amplios apenas concedían el derecho al voto a una minoría de la población adulta: más allá de Inglaterra, en Bélgica y en Francia, apenas el 1%; en Suecia y Noruega en torno al 7-8%.
Tras la Reform Act de 1832, en Gran Bretaña se aprobaron sendas reformas electorales en 1867 y en 1884, respectivamente, que fueron ampliando progresivamente el cuerpo electoral.
1. En las elecciones de 1869 el número de hombres con derecho a voto fue de 2.418.000 (por encima del 1.364.000 votantes de 1866) 2. En las elecciones de 1886 el número de hombres con derecho a voto fue de 5.699.000. Respecto a las elecciones anteriores (1883) el cuerpo electoral había aumentado en 2.500.000 votantes nuevos.
En países como Noruega, Suecia, Finlandia y Bélgica se producieron cambios respeto a años anteriores. En Noruega en 1898 se duplicó el número de votantes, en Suecia tras la separación de Noruega se registró en 1908 un proceso similar, en Finlandia tras la revolución de 1905 se democratizó el derecho a voto y el 76% de adultos varones tenían derecho a voto y finalmente, en Bélgica, el motor del sufragio universal fue el movimiento obrero organizado en Huelgas Generales como la de 1894 con un gran éxito. A destacar el empuje de los movimientos obreros y socialistas de masas a partir de 1880. La II Internacional se creó en 1889.
10. Efectos de la democratización de la política 1. Incorporación de las masas a la vida política - Tránsito de partidos de notables a partidos de masas (o con voluntad de serlo) - Tránsito de prensa de partido a prensa para un público amplio 2. Importancia de la retórica - El papel de la demagogia. Los gobernantes se acostumbran a no decir lo que piensan 3. Enorme potencial político de la religión - La religión católica se ve obstaculizada por el ultraconservadurismo de las cúpulas nacionales y de la curia romana.
- En 1864 encíclipa de Pío IX – condena del liberalismo. En 1870: Concilio Vaticano I - En algunos países aparecen partidos católicos de masas antes de la Primera Guerra Mundial 4. Corrupción de los sistemas políticos: apoyados no siempre por hombres de riqueza independiente sino por individuos cuya carrera política y cuya riqueza dependía del éxito que pudieran alcanzar en el sistema político 10.1. La democratización de la política: el caso español 24 de julio de 1836, primeras elecciones con sufragio directo. Ley electoral de 1837: método directo de voto y sufragio censitario (limitar la capacidad política a la solvencia economica”. Y preámbulo a la Ley Electoral española de 1846: “Los demasiados electores solo sirven para que abunden aquellos que sin opinión propia, sin conocimientos de los negocios públicos, sin intereses que defender, obedecen ciegos a unos cuantos que los manejan a su antojo […] Por esta razón, el proyecto, fijándose principalmente en la contribución, señala cuota que ni reducirán los electores a un número demasiado escaso, ni los multiplicarán tanto que subsistan los vicios en que esta parte se achacan a la ley vigente”. DCS, 16 de marzo de 1845 El debate entre las diversas familias del liberalismo español (básicamente, entre moderados y progresistas) se establecía en el umbral de la riqueza mínimo que otorgaba el derecho a voto.
Pedro Gil Babot (diputado por Tarragona, vinculado al partido progresista), 1840: Reflexiones que si se creen oportunas podrán tenerse presentes al tiempo de las elecciones.
EL SUFRAGIO MASCULINO EN ESPAÑA - Un esfuerzo truncado: el sexenio democrático o revolucionario (1869) - Sin marcha atrás: a partir de 1890 - El sistema de la Restauración. Alteró las reglas del juego político.
RASGOS PRINCIPALES DEL SISTEMA POLÍTICO - Estabilidad constitucional - Rasgos principales de la constitución - Soberanía compartida entre el Rey y las Cortes - Garantizaba una amplia gama de derechos individuales (cuya regulación quedaba sometida a futuras leyes) - Establecía un particular sistema de equilibrios y contrapesos entre la Corona, el Gobierno y las Cortes - Cortes de la Restauración, sistema bicameral - Senado: compuesto por 360 miembros. La mitad (180) eran senadores por derecho propio o Senadores Vitalicios nombrados por el Rey La otra mitad eran senadores electos, bien por las corporaciones del Estado o por sufragio entre los mayores contribuyentes (requisito mínimo: renta anual superior a las 7.500 pesetas) - Congreso: la Constitución exigía, como mínimo, un diputado por cada 50.000 almas pero no fijaba un máximo. Remitía (art. 28) a la legislación ulterior en modo de elección de diputados: - Ley electoral de 1878 (P. Conservador Liberal), sufragio censitario - Ley electoral de 1890 (P. Liberal Fusionista), sufragio masculino universal - Pacto del Pardo: el turno político (1875-1917) y el sistema del encasillado 10.2. Instrumentos para evitar la democratización de la política 1. Límites al papel político de las asambleas elegidas por sufragio universal - En la Alemania del II Reich, por ejemplo, se minimizaron las competencias del Reichstag mientras se ampliaban las atribuciones del Bundestag 2. Mantenimiento del sistema de votaciones públicas - En Dinamarca, hasta 1901 - En Prusia, hasta 1918 - En Hungría, hasta 1930 3. Ilegalización de opiniones políticas consideradas “peligrosas” para la estabilidad del sistema político - Ilegalización del SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) por el canciller Bismark, en 1879 - En la misma línea cabe situar: - Presión o prisión para dirigentes incómodos - No aceptación de los resultados electorales 11. De súbditos a ciudadanos, de esclavos a ciudadanos - Compatibilidad entre los Estados liberales y la esclavitud - Esclavos: sin derecho a tener derechos (en algún caso, obligaciones de los dueños) - Procesos de abolición: diferencia entre “tráfico de esclavos” y “esclavitud” - Empezó antes la abolición (o ilegalización) de la trata esclavista que la abolición de la esclavitud - Pioneros: Dinamarca (1803) y Gran Bretaña (1807) seguidos por los Estados Unidos (1808) - Impulso de la diplomacia británica - Congreso de Viena (1815) - Tratados bilaterales (con España, a partir de 1820) - Ilegalización de la trata, pero no desaparición (se mantuvo hasta 1865) 12. El acceso al voto de la mujer y los movimientos sufragistas Los movimientos feministas hicieron su aparición en Norteamérica en la década de 1840, en Gran Bretaña en la década de 1850, en Alemania a mediados de 1860 y en Francia a finales de la década de 1860. En los 1870s nace el movimiento feminista en Suecia, en los 1880s nace en Noruega, Finlandia y Dinamarca y en 1890 nace en Islandia. Existe una relación entre el desarrollo económico, la industrialización y la emergencia del movimiento feminista.
ESTADOS UNIDOS En la década de 1840 se hace campaña en el Estado de Nueva York por una ley a favor de la propiedad de la mujer casada, aprobado en 1848. En 1848 se hace la Seneca Falls o convención de los derechos de las mujeres. El manifiesto final acabó convirtiéndose en un texto mítico sobre todo por su demanda del voto de las mujeres, aunque en realidad la mayor parte del texto se basaba en los derechos económicos de éstas. Inauguró una serie de convenciones políticas en las que se mostró poco interés por el voto y no se creó ninguna institución. El primer estado en conceder el voto a la mujer fue el de Wyoming (1869) y los siguientes fueron Utah (1870) y Kansas (1887). Se establece una relación directa entre la industrialización y los derechos femeninos, apareciendo la teoría de la desproporción de sexos.
En EEUU las mujeres sufragistas esperaban que la lucha por el voto de los nuevos ciudadanos negros (antiguos esclavos) a partir de 1865 concluyese también con el voto de la mujer.
En realidad, en los debates posteriores a la guerra civil norteamericana no se incluyó tal derecho. Al contrario, se introdujo entonces en la Constitución la palabra male para evitar expresamente el voto femenino. Fue entonces cuando nació el sufragismo organizado en EEUU. El sufragismo fue un movimiento sociopolítico protagonizado mayoritariamente por mujeres urbanas de clase media, con educación y fue importante en los países anglosajones y en menor medida en los países nórdicos y en Holanda. Su existencia generó el nacimiento de un movimiento antisufragista en el que participaron también mujeres.
En 1868 se fundó la NWSA (National Woman Suffrage Association) y defendían la independencia de la mujer en la vida familiar. Chocaron con la ideología de diferentes iglesas y promovieron campañas activas por el voto femenino a nivel federal y entre 1878 y 1896 presentaron casi cada año una enmienda consitucional. En 1869 nació la AWSA (American Woman Suffrage Association), que se correspondía en el ala más moderada de Boston y se centró en organizar campañas a favor del sufragio femenino, Estado por Estado Conquistaron terreno en el campo municipal.
GRAN BRETAÑA En 1866 nace el movimiento sufragista en el contexto de la discusión de una reforma electoral. Presentación de una petición al Parlamento firmada por 1.499 mujeres exigiendo que el sufragio se ampliase también a las mujeres. .
En 1867 tras el rechazo del Parlamento, las organizadoras de la campaña junto con otros grupos de fuera de Londres crearon la National Society for Woman's Suffrage, cuya estrategia fue presentar enmiendas ante la Cámara de los Comunes para conseguir idéntico derecho al voto que los hombres (es decir, restringido y censitario). Sin embargo, en ningún caso se acabó de materializar la propuesta dado el rechazo de la Cámara de los Lores. (+ Cronologia del voto PP) TEMA 3 – LA CONSTRUCCIÓN DE LOS ESTADOS-NACIÓN EN LA EUROPA DEL S.XIX Las relaciones entre el Estado y la Nación, y entre la Nación y el Nacionalismo (o, mejor dicho, los nacionalismos) han ocupado un interés prioritario en el análisis de diferentes ciencias sociales. Así, numerosos sociólogos, politólogos, antropólogos, filólogos, por supuesto, historiadores han centrado su preocupación en el análisis sobre el denominado hecho nacional, o si se prefiere, la denominada cuestión nacional. Este tema ha venido a ser una de las "cuestiones estrella" de las ciencias sociales en los últimos años.
Vamos a proponer aquí una aproximación a dicha problemática desde el análisis histórico, si bien tendremos en cuenta las aportaciones desde otras ciencias sociales. Y desde ese plano estrictamente historiográfico, la pregunta clave que puede marcar el punto de partida de nuestra aproximación podría ser: ¿Existieron antes las naciones que el nacionalismo o, por el contrario, los nacionalismos precedieron a la existencia de las naciones? Una de las implicaciones de dicha pregunta tiene que ver con el objeto de estudio de los historiadores. Formulado, nuevamente, en forma interrogativa: ¿Qué deben estudiar los historiadores, las naciones o los nacionalismos? La afirmación de que la existencia de las naciones precede a la emergencia de los nacionalismos configura la visión denominada esencialista o primordialista. Se trata de una aproximación minoritaria en el campo de las ciencias sociales (y también del análisis historiográfico) que afirma la necesidad de buscar (y de datar) las raíces históricas de la existencia de las naciones.
Desde ese punto de vista, la existencia de los nacionalismos (entendidos como movimientos político-culturales o como ideologías) sería la consecuencia de esa existencia previa de las naciones.
Y su función, frecuentemente, sería la de “despertar” a la nación.
El tipo de aproximación más frecuente sobre el hecho nacional afirma que la emergencia (y la propia existencia) de los nacionalismos precede a la definición de lasnaciones. Según este punto de vista, lo que deben hacer los historiadores (así como otros científicos sociales) es estudiar precisamente los diferentes nacionalismos. No tendría sentido, por lo tanto, estudiar las naciones en la medida que estas naciones son el resultado (más o menos exitoso) de un proceso de construcción llevado a cabo, de forma consciente, desde los diferentes nacionalismos.
El nacionalismo es una teoría de legitimidad política que prescribe que los límites étnicos no deben ser diferentes a los políticos. El nacionalismo es un principio político que sostiene que debe haber congruencia entre la unidad nacional y la política. Ya sea como sentimiento, como movimiento y la mejor manera de definir el nacionalismo es atendiendo a este principio. El nacionalismo solo emerge en situaciones en las que la existencia del estado se da ya por supuesta.
Condición necesaria, aunque no suficiente en absoluto, del nacionalismo, es la existencia de unidades políticas centralizadas y de un entorno político-moral en que tales unidades se den por sentadas y se consideren norma.
1. Crítica a la visión primordialista o esencialista La visión de las naciones como una forma natural, dada por Dios, de clasificar a los hombres, como un destino político inherente aunque largamente aplazado, es un mito; para bien o para mal, el nacionalismo, ese nacionalismo que en ocasiones toma culturas preexistentes y las convierte en naciones, que en otras las inventa, y que a menudo las elimina, es la realidad.
Habla de “…. la presunción más desafortunada del ideólogo nacionalista, a saber: que las ‘naciones’ están ahí, como lo más natural del mundo, y que tan sólo están aguardando a que llegue el ‘príncipe azul’ nacionalista que las arrancará de su triste letargo (“despertar” es una de las expresiones e imágenes predilectas de los nacionalistas) […] El nacionalismo, aunque se presente como el despertar de una fuerza antigua, oculta y aletargada, en realidad no lo es. Es consecuencia de una nueva forma de organización social basada en culturas desarrolladas profundamente interiorizadas y dependientes de la educación, cada una protegida por su respectivo estado.
Aprovecha algunas de las culturas existentes previamente, generalmente transformándolas durante el proceso, pero no puede hacerlo con todas, ya que hay demasiadas” Benedict Anderson: una nación es una "comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana" Paradojas: 1. Para el historiador NACIÓN = modernidad objetiva Para el nacoinalista NACIÓN = antigüedad subjetiva 2. Universalidad formal de la nacionalidad [todo el mundo debe tener una] versus la particularidad irremediable de sus manifestaciones concretas 3. Poder político amplio de los nacionalismos versus su pobreza ideológica [¿Grandes pensadores del nacionalismo] Propone entender el nacionalismo NO como una ideología política sino como un gran sistema cultural. Propone como referencia para su análisis y comprensión - el reino dinástico - la comunidad religiosa Benedict Anderson señala la afinidad del nacionalismo con las religiones y con el lenguaje religioso. A través, por ejemplo, de la noción de trascendencia - el Soldado Desconocido - la sublimación de la muerte (himnos nacionales) - los panteones nacionales: el Panteón de la Patria en la antigua iglesia de los Jesuitas (1956, Santo Domingo - Rep. Dominicana) - el Candelabro en el Panteón de la Patria (regalo de F. Franco) Importante relación entre la "lengua hablada" y "comunidad imaginada". A valorar el papel de la imprenta en el orígen y desarrollo de la conciencia nacional. La imprenta – acaba reforzando el papel de las lénguas vernáculas. Y la reforma protestante (hija a su vez del "capitalismo impreso") reforzaría también el papel de las lenguas vernáculas.
• Eric Hobsbawm, Terence Range: La invención de la tradición.
El principal legado de ambos autores radica en su capacidad para poner de relieve lacapacidad de los nacionalismos políticos para inventar tradiciones. De hecho, este tipo de aproximación ha generado una fecunda línea historiográfica preocupada en descubrir cuándo y porqué han nacido los mitos (o leyendas) sobre los que se ha cimentado el imaginario nacional compartido por los miembros de una comunidad nacionalista (y, quizás después, de una comunidad nacional). De la nación como mito (Gellner) y la comunidad imaginada (Anderson) a la invención de las tradiciones culturales que sustentan los respectivos proyectos étnico-políticos nacionales.
• Eric Hobsbawm: Nations and Nationalism since 1780. Programme, myth, reality, 1990 [trad.
Cast. 1991] Definición de Nacionalismo: “Utilizo el término ‘nacionalismo’ en el sentido en que lo definió Gellner, a saber: para referirme “básicamente a un principio que afirma que la unidad política y nacional debería ser congruente”.
Definición de Nación: “Al igual que la mayoría de los estudiosos serios, no considero la ‘nación’ como una entidad social primaria ni invariable. Pertenece exclusivamente a un período concreto y reciente desde el punto de vista histórico. Es una entidad social sólo en la medida en que se refiere a cierta clase de estado territorial moderno, el ‘estado-nación’, y de nada sirve hablar de nación y de nacionalidad excepto en la medida en que ambas se refieren a él. Por otra parte, al igual que Gellner, yo recalcaría el elemento de artefacto, invención e ingeniería social que interviene en la construcción de naciones […] En otras palabras, a efectos de análisis, el nacionalismo antecede a las naciones. Las naciones no construyen estados y nacionalismos sino que ocurre al revés".
Quiero insistir en la: - artificialidad y en la - temporalidad (modernidad) de las naciones.
- en la naturaleza adquirida (aprehendida) de las identidades nacionales.
Los individuos se nacionalizan en tanto en cuanto incorporan la nación como parte de su identidad.
2. Los procesos de nacionalización Son procesos de transmisión de identidades integrado por: - mensajes ("narrativas de nación") - canales ("instituciones de nación") - receptores (los individuos nacionales) Se registran en tres espacios diferentes 1. La esfera pública oficial 2. La esfera semipública 3. La esfera privada 2.1. Las "narrativas de nación" Son símbolos, metáforas o imágenes que se producen y reproducen en el ámbito del discurso. Propios del siglo XIX. Por ejemplo, libros de texto, prensa, literatura y pintura, … Se transmiten por canales como escuelas, bares, museos, clubs, hogares, etc. Los símbolos o imágenes referentes a cada nación no son un reflejo de una identidad nacional preexistente sino que son metáforas que crean esa misma identidad.
2.2. La esfera pública oficial Es la esfera donde actúan las instituciones oficiales propias del ESTADO (y lo hacen como agencias nacionalizadoras).
Por ejemplo: - la escuela - el servicio militar - los diversos servicios prestados por funcionarios (sistema judicial, correos, red de transportes públicos, …) 2.3. La esfera semipública Es la esfera en el que actúan instituciones privadas en espacios semipúblicos (instituciones religiosas, asociaciones culturales, partidos políticos, sindicatos, grupos deportivos, …). Ese tipo de instituciones que operan en la esfera semipública vinculan la adquisición de identidades nacionales a procesos de socialización: religiosa, cultural, política, sindical o deportiva. Ese tipo de instituciones se convierten en un espacio de nacionalización alternativa fundamental, en particular durante períodos dictatoriales.
2.4. La esfera privada La esfera privada abarca el entorno familiar y de las amistades de cada individuo. Es precisamente durante la infancia y la adolescencia cuando el individuo aprende una gran cantidad de mitos. También, de hecho, los “instrumentos de personalización de la nación” se dan mayoritariamente en la infancia y la juventud de cada individuo. Nos remiten a una serie de experiencias directas (excursiones escolares y familiares, vacaciones y episodios de ocio) e indirectas (asimilación de los significados oficiales y familiares concedidos en una determinada cultura al paisaje a través de la geografía, la literatura y las artes plásticas) que actúan como formadores de la lealtad nacional.
El estudio de la esfera privada nos abre la posibilidad de entender por qué identidades alternativas a las promovidas en el ámbito oficial tuvieron tanto éxito en determinados momentos.
Los “productores de nación” son aquellos que generan un relato, una mitología y unos símbolos nacionales (estadistas, políticos, escritores, periodistas, historiadores, profesores, funcionarios, …).
Después se produce una “personalización de la nación” que es un proceso de apropiación de la nación por parte del individuo. Las naciones son posibles por la conversión del individuo en homo nationalis.
2.5. Los procesos de nacionalización y autores Los procesos de nacionalización son dinámicos: se transforman a medida que pasa el tiempo. Así, desde principios del siglo XX los procesos de nacionalización de masas en realidad son procesos de “renacionalización” de masas ya que no se crean y transmiten identidades nacionales para suplir a las del Antiguo Régimen sino que se opera en un campo en el que las identidades nacionales ya han sido asumidas, en mayor o menor medida, por la gran mayoría de la población.
Por otro lado, en el siglo XX se produce un “proceso de acumulación de (nuevos) medios nacionalizadores”, a partir de la aparición de medios nuevos (como la radio, el cine, la televisión e internet, por ejemplo). Que permiten inundar a los ciudadanos con “referencias nacionales” (por ejemplo, los mapas del tiempo, las series televisivas sobre historia, las matrículas de los coches, las competiciones deportivas nacionales, …).
1798 – aparece por primera vez la voz “nacionalismo”, obra de Augustin de Barruel en sus Memorias para servir a la historia del jacobinismo.
Borja de Riquer: Identitats contemporànies: “Es necesario diferenciar la idea de nación política de los liberales del nacionalismo identitario posterior. Una cosa es el concepto y el contenido de la nación política del primer liberalismo como proyecto nacional basado en la soberanía del pueblo y en el predominio de la voluntad de los ciudadanos y otra cosa del todo diferente es el que finalmente significará el nacionalismo basado en la defensa de una identidad única”.
Xosé Manuel Núñez Seixas: "Tras el fracaso de la “primavera de los pueblos” (es decir, de las revoluciones de 1848), “el componente liberal-revolucionario del nacionalismo cedió buena parte de su protagonismo al componente cultural, lingüístico y esencialista”.
Ernest RENAN: ¿Qué es una nación? (Conferencia dada en la Sorbona, el 11 de mayo de 1882).
“Acabamos de ver lo que no es suficiente para crear un principio espiritual semejante: la raza, la lengua, los intereses, la afinidad religiosa, la geografía, las necesidades militares. ¿Qué más es necesario? […] Una nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, a decir verdad, no son más que una, constituyen este alma, este principio espiritual. Una está en el pasado, la otra en el presente. La una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos; la otra es el consentimiento actual, el deseo de vivir juntos, la voluntad de continuar haciendo valer la herencia que se ha recibido indivisa […] Una nación es pues una gran solidaridad, constituida por el sentimiento de los sacrificios que se han hecho y los sacrificios que todavía se está dispuesto a hacer. Supone un pasado; se resume, no obstante, en el presente por un hecho tangible: el consentimiento, el deseo claramente expresado de continuar la vida en común. La existencia de una nación es (perdónenme esta metáfora) un plebiscito de todos los días”.
STALIN (1912): "Una nación es una comunidad estable, fruto de la evolución histórica, delengua, territorio, vida económica y composición psicológica que se manifiesta en una comunidad de cultura”. En esta definición, la "conciencia nacional" no aparece como un ítem relevante.
Definiciones genéricas de nacionalismo (según Sisinio Pérez Garzón) (1) “Todo nacionalismo es una respuesta política al problema de la identidad colectiva. Tal respuesta se basa en una percepción del pasado que hace del pueblo o nación su sujeto histórico, en una visión del presente que acentúa el elemento diferencial de ese pueblo frente a los otros, y en un proyecto colectivo de futuro que da sentido político a la identidad nacional así definida”.
(2) “Así entendido, el nacionalismo encarna un proyecto de relaciones sociales que se establecen no sólo con los coetáneos, sino también con los antecesores y los sucesores”.
[Función social de las historias nacionales – configurar comportamientos nacionales entre los “ciudadanos de la nación”].
3. La compleja relación estado-nación en la europa del siglo XIX 1. El nacionalismo como impulsor de la constitución de Estados nacionales partiendo de la unificación territorial de diferentes unidades políticas: los procesos de unificación en Italia y en Alemania 2. El nacionalismo como ideología y discurso político para transformar entidades políticas estatales pre-modernas en Estados nacionales modernos (Francia, España, Portugal...) 3. El nacionalismo en los imperios multinacionales 4. El nacionalismo (alternativo) en las naciones sin estado (Irlanda, P.Vasco, Cataluña...) 4. Los nacionalismos de estado “Todo proceso nacionalizador contemporáneo es el resultado de un doble fenómeno histórico: por un lado, la necesaria erosión, fragmentación y destrucción del viejo mundo comunitario, de las antiguas identidades existentes y de las viejas culturas y, por otro lado, la integración en una unidad superior, la adhesión a una identidad nacional nueva, más abstracta” [Borja de Riquer].
En el siglo XIX “los nuevos regímenes liberales pretendieron vincular estrechamente los procesos de construcción del nuevo Estado (unificación política, administrativa y jurídica) con el proceso de nacionalización de los ciudadanos, identificando por lo tanto Estado y Nación [Borja de Riquer] “Por ‘nacionalización’ cabe entender el complejo proceso social por el cual diferentes colectivos acaban aceptando de manera más o menos explícita una nueva conciencia de pertenencia a una comunidad definida ya como nación” [Borja de Riquer].
4.1. Políticas de estado: procesos de "nacionalización liberal" Sus instrumentos: a) Unificación de los códigos jurídicos (Civiles, Penales, Mercantiles, Procesales...) b) Fin de trabas: al intercambio comercial interno al intercambio social interno (espacios de comunicación social) c) Políticas de homogeneización etno-cultural de sus habitantes.
Instrumentos principales: los elementos simbólicos la escuela pública el servicio militar 4.2. Un ejemplo de nacionalismo de estado: el nacionalismo español La nación española nace con el proyecto liberal doceañista, vinculado a los promotores de la Constitución de Cadiz (1812), que en su artículo 1 define a la nación española como "la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios".
El debate sobre la fortaleza o debilidad del nacionalismo español: - Argumentos favorables a la tesis de la débil nacionalización española • Grave y permanente crisis política durante todo el siglo nacionalizador (1808-1898) • Escasez crónica de recursos públicos (déficit de la hacienda) • El proceso de centralización (uniformización) se dio sobre el papel, en la teoría, siguiendo el modelo francés pero no en la práctica ◦ En realidad, primó el localismo sobre la construcción de una estructura propia de un estado, a lo largo y ancho del territorio [un ejemplo de localismo: la importancia del caciquismo] ◦ Los dirigentes políticos españoles del S.XIX vieron al Estado como una herramienta más al servicio de los intereses de su partido que al servicio de la "comunidad nacional" 4.3. Un ejemplo de nacionalismo (alternativo) sin Estado: el nacionalismo catalán La construcción del Estado-nación liberal español se hizo con la participación de las élites catalanas quienes prestaron su apoyo a un liberalismo español que aceptó, por su lado, la protección de las indústrias catalanas (y la reserva del mercado español para los productores españoles, incluyendo los catalanes).
Esta participación se hizo evidente en los diferentes momentos fundacionales de la construcción del Estado liberal: resistencia antifrancesa y debate constitucional (1808-1814), Trienio liberal (1820-1823) y, sobre todo durante la regencia de María Cristina de Borbón (18331840), que coincide con la sangrante primera guerra carlista.
La Renaixença, pues, debería analizarse como un movimiento esencialmente cultural (nacido bajo la constelación romántica propia del momento, con ribetes medievalizantes) que reivindicaba el uso culto de la lengua catalana pero sin ningún otro tipo de implicaciones políticas.
Es decir, se trataba de un movimiento cultural pero no político.
5. El doble patriotismo La sociedad catalana de mediados del siglo XIX expresaba un sentimiento según el cual había una doble lealtad (o doble patriotismo). Por un lado, un sentimiento de clara lealtad hacia España (que partía de la base de que España era una nación), y por otro lado una lealtad menos clara hacia Catalunya (que aparecía absolutamente compatible con la lealtad nacional hacia España) merced a la cual se reclamaba la necesidad de cultivar los elementos propios de Catalunya, un territorio con características distintivas, propias (historia, lengua y derecho), en el marco de la adhesión nacional española.
Las formas concretas del primer catalanismo político fueron diversas: • Hubo, por un lado, un cierto regionalismo catalán (en sectores del liberalismo isabelino, como y sobre todo, en el seno del liberalismo canovista), que insistía en la peculiaredad y complejidad de la sociedad catalana; un hecho que debía ser abordado y tenido en cuenta por los dirigentes políticos de la nación española • El federalismo de matriz republicana mostraba una línea política que sin cuestionar en absoluto el marco político español pretendía recoger esa peculiaredad catalana en base a una construcción federal del Estado, de abajo hacia arriba. Tuvo apoyo sobre todo en sectores populares urbanos Por su parte, el catalanismo político expresado por Valentí Almirall y su iniciativa del Centre Català, en la década de 1880, no merece ser calificado todavía como un proyecto nacionalista. Y es así puesto que no definen todavía a Catalunya como una nación, ni cuestionan el marco nacional español. Intentan, eso sí, un encaje de la peculiar Catalunya (en clave social, cultural, histórico...) en un marco español que debe recoger esa particularidad.
El nacionalismo catalán nace en torno a Enric Prat de la Riba y su núcleo de jóvenes políticos, quienes definen por primera vez a Catalunya como una nación. Aunque el texto básico de este proceso es el libro "La nacionalitat catalana", publicado en 1906. Lo cierto es que el uso del concepto de "nación" es anterior y lo podemos encontrar en discursos y revistas, ya en los últimos años del siglo XIX.
La crisis política derivada de la derrota militar de 1898 y el posterior fracaso de la llamada solución Silvela-Polavieja (implicadas hasta entonces en el soporte del régimen dinástico) cambiarán su actitud política y acaben prestando su apoyo a este nuevo proyecto político del nacionalismo catalán. De un nacionalismo que acabará cristalizando en la creación de la Lliga Regionalista, el 1901. A pesar de definir Catalunya como una nación, el nacionalismo de la Lliga Regionalista (y de Prat de la Riba) no es en absoluto independentista. Al contrario, reclama para Catalunya el papel central en la dirección política del estado español (una vez que el fracaso del 98 ha puesto en relieve que Castilla ha fracasado como "pastor" de ese rebaño de naciones del Estado).
TEMA 3 – LA CONFIGURACIÓN DEL MUNDO MODERNO: COLONIALISMO E IMPERIALISMO 1. Cuestiones previas: algunas definiciones Colonialismo: proceso que impulsa el dominio y la administración de un territorio fuera de la metrópoli que lo hizo suyo.
“Imposición forzosa y violenta, imperativa, de unos hombres sobre otros, en realidades económicas y culturales distintas, haciendo uso de sus posiciones tecnológicas y económicas ventajosas, en procesos generadores de un discurso de pretendida superioridad racial” - Elena Hernández Sandoica Colonialismo informal: predominio de los lazos mercantiles sobre los lazos políticos. Aquel país o territorio que podemos considerarlo como tal, tiene sus propias instituciones, gobierno y leyes pero está sujeto a una tutela informal por parte de la otra. Ejemplo: cuando las 13 colonias de Estados Unidos se levantaron en contra de Inglaterra.
Imperialismo: proceso de intromisión (económica, política y cultural) en los asuntos de un país soberano. Se difunde y generaliza a partir del último cuarto del siglo XIX.
1.1. Cuestiones previas: de la conquista de Ceuta (1415) a la conquista de Argel (1830) El colonialismo es un fenómeno histórico cuyo origen puede datarse en la Antigüedad clásica. Griegos, fenicios y otros pueblos del mediterráneo establecieron colonias en puntos distantes con una función esencialmente comercial. No obstante, la cronología del colonialismo moderno arranca de la conquista de Ceuta por parte de Portugal, en 1415.
Ese episodio marca la primera conquista territorial de un enclave no europeo por parte de un reino (cristiano) europeo. Durante todo el siglo XVI, Portugal siguió estableciendo factorías, a modo de colonias, y poblando y colonizando territorios insulares en el Atlántico (Azores, Madeira, Canarias, Cabo Verde), es decir, fuera de Europa. Buscando una ruta hacia los archipiélagos del sudeste asiático, que les permitiese sustraerse al dominio turco sobre Constantinopla, los portugueses establecieron colonias en la India (Goa, 1506) y más tarde en las costas chinas (Macao) e incluso en Japón.
Paralelamente, Castilla financió el proyecto de Cristóbal Colón de buscar una ruta alternativa, que llevó a la corona castellana a dominar buena parte del hemisferio americano (primero en las Antillas y después, a partir del 1520, también en el continente). Los portugueses colonizaron asimismo territorios sudamericanos (Brasil) a partir de 1502. A castellanos y portugueses le seguirían, después, británicos, franceses, holandeses e incluso daneses, capaces asimismo de establecer colonias en América y en el Atlántico y, después, también en Asia.
Entre 1775 y 1850, hubo una etapa de descolonización: la independencia de los Estados Unidos de América.
No vamos a ocuparnos, sin embargo, del colonialismo de la Edad Moderna (siglos XVIXVIII) sino que nos centraremos prioritariamente en el colonialismo decimonónico, tomando como punto de arranque la conquista francesa de Argel, en 1830.
El proceso de independencia de los Estados Unidos (1776-1783), seguido de la revolución haitiana y de su independencia (1804) y, sobretodo de las independencias en la América hispana (1810-1825) y de Brasil parecían mostrar un cambio de tendencia en las relaciones internacionales: desaparecía el dominio de territorios europeos por parte de los Estados europeos.
No obstante, apenas seis años después de la batalla en Ayacucho, en Perú (1824), los franceses conquistaron la ciudad de Argel (1830), iniciando una nueva etapa caracterizada precisamente por la expansión y el auge del colonialismo ultramarino europeo a lo largo del siglo XIX y buena parte del siglo XX.
2. Teorías del imperialismo La principal novedad que debemos tener en cuenta es que la expansión colonial se produjo mientras las economías de las diferentes metrópolis europeas estaban transformándose en economías capitalistas a la par que avanzaban en su campo industrializador. De hecho, para muchos autores el colonialismo europeo el siglo XIX y, sobre todo, el imperialismo de fines de la centuria fue un producto de carácter cambiante de las economías europeas, y más particularmente de la expansión de la industrialización en el viejo continente.
a) Los motores económicos (I): el imperialismo comercial Según esta teoría, la expansión del comercio internacional derivada de la transformación de las economías en un sentido capitalista y el colonialismo decimónónico serían dos fenómenos absolutamente imbricados; siendo el segundo consecuencia de la primera.
Las colonias son: - fuente de materias primas, para la industria - mercado (nuevos mercados) para colocar productos elaborados b) Los motores económicos (II): el imperialismo del capitalista Para algunos autores, la expansión imperial durante el último cuarto de siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX se explicaría por la necesidad de los países capitalistas de Europa y de Norteamérica, de hallar nuevos campos adecuados donde invertir el capital excedente.
J.A. Hobson. Imperialism, a study. (1902), Londres R. Hilferding. Das Finanzkapital. (1910), Munich V.I. Lenin. El imperialismo, fase superior del capitalismo (1916) + frases autors ppt c) Los motores políticos (I): el imperialismo e los hombres de Estado A partir de 1815 (Congreso de Viena), se modifica el sistema de grandes bloques de poder y de alianzas, estableciéndose un delicado equilibrio de fuerzas internacionales en las que “colonias” acabaron tomando importancia progresiva. Esta explicación insiste en la idea de “prestigio” como motor de la expansión colonialista e imperialista: el colonialismo sería pues, el resultado de la acción de los gobernantes y no el resultado de intereses económicos.
d) Los motores políticos (II): el imperialismo preventivo Una segunda variante del argumento anterior propone que el imperialismo fue el resultado de la competitividad hipersensible entre los principales Estados de Europa y norte América, la cual a su vez generaba la determinación de no permitir que otra potencia ganase ventaja alguna en Ultramar. Los autores que defienden esta idea consideran incluso el imperialismo como un acumulativo proceso preventivo.
- Ambas razones ponen en relieve la importancia de las razones de geoestrategia y de la geopolítica en la expansión imperial.
e) El imperialismo de las masas Esta explicación pretende dar relevancia a las cuestiones de psicología social (o emocionales, o ideológicas), a partir de la noción de “imperialismo popular”. Dos ejemplos: Cuba (1869) y Carolinas (1885).
La despedida del primer Batallón de Voluntarios para Cuba, el sábado 27 de marzo de 1869, fue un verdadero acto de masas. Carta del liberal progresista Miguel Elías a Víctor Balaguer.
Económicos Motores Prestigio Políticos Proceso preventivo No Económicos Masas Religiosos LA CRISIS DE LAS ISLAS CAROLINAS (1885). Manifestación de Barcelona, 27 de agosto de 1885. Discurso de Pedro Pascual, presidente del Círculo de la Unión Mercantil de Barcelona, Memorias de Cornad Roure y artículo del diario de Barcelona. (power) Guerra de Melilla, 1893.
Para algunos autores, el capitalismo avanzado produjo un nuevo tipo de entusiasmo emocional en pro del imperio, en particular entre la burguesía comercial (argumento a medio camino entre argumentos políticos y económicos). La Geografía es resultado del imperialismo, a manos de territorios europeos para conocer territorios desconocidos, así como el interior de África.
El papel de las Sociedades Geográficas, envoltorios: - ideología racista - reclamación del derecho natural de la sociedad avanzada a dominar a los pueblos atrasados - vinculación con los procesos de afirmación nacionalista El imperialismo es el período triumfal de un nacionalismo: del nacionalismo de un gran pueblo.
Esta es la verdadera sustancia del imperialismo. Por eso los maestros de imperialismo son nacionalistas fervorosos […]. Imperialismo es la aspiración a constituir el Estado-Imperio, a reunir un rebaño de naciones bajo el poder de un solo pastor […]. Dominar por la fuerza de la cultura, servida y sostenida por la fuerza material, es el imperialismo moderno, el imperialismo integral, el de las grandes razas fuertes de ahora. […] Es pues, el imperialismo un aspecto del nacionalismo, un momento de la acción nacionalista: el momento que sigue al de la plenitud de la vida interior.
Enric Prat de la Riba La nacionalitat catalana (1906) f) Elementos religiosos - Penetración de religiones y/o de órdenes religiosas - Presión de las misiones g) Las interpretaciones periféricas del Imperialismo Para algunos autores el imperialismo moderno se explica a partir de los conflictos surgidos no en Europa sino fuera de Europa, a partir del supuesto de que la colonización pudo ser una respuesta de las potencias metropolitanas a estímulos externos más que la expresión de problemas (económicas o de otra clase) surgidos en Europa.
Según esta explicación, el imperialismo europeo puede explicarse como una reacción de comerciantes, banqueros y gobernantes a los cambios en la periferia que hicieron difícil e incluso impossible mantener la voluntad de “imperios oficiosos” (colonialismo informal) durante las últimas décadas del siglo XIX.
- Subimperialismo colonial o “imperialismo del colono”: tendencia de las posesiones europeas ya existentes a desplegarse por sus alrededores.
2.1. Relación entre imperialismo (mercantil) y proteccionismo La época del “nuevo imperialismo” coincidió con el resurgimiento del proteccionismo en Francia y Alemania y su intensificación en Rusia, los Estados Unidos y otros países como Portugal, España e Italia. De los principales Estados en la expansión colonial, sólo Gran Bretaña, Bélgica y Holanda no se vieron afectados. Resulta por eso perfectamente posible que proteccionismo e imperialismo actuaran como causa y efecto.
El caso británico es diferente. Las exportaciones británicas sufrieron una depresión prolongada que duró desde 1873 a 1890, seguida por otra depresión posterior hasta 1898. Tan prolongados fueron estos períodos que resultaba razonable suponer entonces que Gran Bretaña estaba experimentando una reducción secular, más que simplemente cíclica, en su comercio exterior y que el manifiesto desequilibrio comercial continuaría creciendo de forma indefinida.
Aunque este desequilibrio en la balanza comercial no creó un desequilibrio en la balanza de pagos, lo cierto es que un país con un déficit comercial de más de 100 millones de libras al año mostraba una dificultad sería para competir en los mercados ultramarinos. Este hecho bien pudo estimular el interés británico por los nuevos mercados ultramarinos y por las nuevas colonias si éstas eran necesarias para asegurar una salida a los productos británicos.
3. La expansión imperialista La era del imperialismo, así se conoce al período entre 1880 y 1914, un fenómeno de larga gestación pero de rápida ejecución donde la geografía y la antropología cobran un papel muy importante.
El desarrollo de la geografía (así como también de la antropología) como disciplinas académicas tuvo lugar como una consecuencia directa de las expansión imperialista. En África, el papel de las expediciones en el desarrollo de la cartografía y del conocimiento del continente (ejemplo de Stanley). El papel de las Sociedades Geográficas (militares, aventureros, políticos, académicos...) como instituciones impulsoras del imperialismo.
Innovaciones técnicas y colonialismo: 1. Los buques-cañonera: usados para la exploración de los ríos, y sobre todo para lograr la obertura de los puertos al comercio internacional (China y Japón).
2. La quinina: muy útil para prevenir enfermedades tropicales como la malaria 4. La expansión europea, 1830-1880 Primera etapa (1830-1880), segunda etapa (1880-1914). Período en el que se gestaron las fuerzas que iban a llevar el reparto del continente en los veinte años siguientes.
ÁFRICA MEDITERRÁNEA - Argelia: la única posesión europea en África del Norte - Túnez: independizado del imperio turco en 1830 Zona de interés para Francia, Italia y Gran Bretaña Red de concesiones privadas Empréstitos al gobierno tunecino (bolsa de París): quiebra de Túnez en 1869 - Egipto: tras su independencia del imperio turco establecieron una alianza con occidente, en busca de capital y de tecnología. A la altura de 1870 había 100.000 residentes europeos.
• Dependencia financiera del exterior, a través de diferentes empréstitos. Entre 1863 y 1876 se produjo un aumento considerable de la deuda egipcia. Y en 1876 el país entró en bancarrota.
• Francia impulsó una solución pacífica que pasó por el Control Dual (1878): control internacional multilateral sobre las finanzas egipcias.
• En 1882, Gran Bretaña ocupó el país. Posibles razones: (1) Canal de Suez (2) Interés de otras potencias (3) Respuesta a amplios movimientos sociales contra la presencia europea ÁFRICA OCCIDENTAL Salvando la costa mediterránea, el resto de África apenas tuvo interés político para Europa de manera que la expansión imperialista estuvo marcada por los intereses económicos europeos.
Aunque las adquisiciones territoriales significativas se dieron a partir de 1840 y 1880 se dio un “imperialismo solapado” que se puede explicar por cuatro razones: 1. Los efectos de las relaciones temporal o circunstancialmente tensas entre Gran Bretaña y Francia - La anexión británica de Lagos (1861) y la posterior expansión en el entorno se argumentó con la voluntad de contrarrestar la influencia francesa en la zona y de defender los intereses de los comerciales británicos - Los franceses (contra) anexionaron Porto Novo, en 1864 (efímera posesión en Costa del Marfil) 2. Los problemas fiscales de las colonias o bases existentes - La voluntad de autofinanciar los fuertes obligaba a augmentar su recaudación de aduanas, es decir, extender su influencia a otras zonas 3. El deterioro de las relaciones europeas con los Estados o sociedades africanas - Por ejemplo, en el interior de las Costas de Marfil y Oro (reinos de Ashanti, Dahomey..) 4. [caso especial] El subimperialismo de la administración francesa de Senegal - Especialmente de Louis Faidherbe, gobernador en 1854-1861 y 1863-1865 ASIA A diferencia de África, en 1830 había una notable presencia europea en Asia, de manera que la etapa 1830-1880 fue un período (no de inicio, como en África, sino) de culminación de la expansión colonial europea. En esos años se expandieron a Asia cuatro potencias: Rusia, Gran Bretaña, Holanda y Francia. Las tres primeras ya tenían en 1830 considerables posesiones en este continente.
- Rusia: expansión en doble eje 1. Por Siberia, hacia el Pacífico. Iniciado en el siglo XVII y culminado en 1869 con la definición de las fronteras con China - 1858: se fundó la ciudad de Vladivostok (mientras China estaba en guerra con Gran Bretaña y Francia), para obtener reconocimiento de las pretensiones rusas al este del río Amur [una muestra de sub-imperialismo movido por las fuerzas periféricas] 2. Por el Asia central: David K. Fieldhouse afirma que aquí los rusos tomaron "acciones defensivas" para defender su control de la zona del Cáucaso frente a la expansión británica.
- Entre 1864 y 1876 Rusia incorporó en Turquestán y amplió Kazakistán, llegando a las fronteras con Persia y Afganistán GRAN BRETAÑA 1758: Fin del control de la East Indian Company 1870: Enlace telegráfico Londres-Calcuta La India tenía su propio ejército que era pagado por completo con impuestos indios. Este ejército por sí solo hacía de Gran Bretaña una fuerza territorial de primer orden al este del Mediterráneo. En este período (1830-1880), Gran Bretaña extendió sus dominios por Asia en cuatro regiones principales: a) la península india y la frontera noreste de la India b) Birmania c) la península Malaya 1819 – adquisición de Singapur 1824 – Holanda cede Malaca a Gran Bretaña d) las costas de China La guerra del opio (1839-1842) se desencadenó cuando los británicos buscaron una excusa para forzar a los chinos a abrir más puertas al libre comercio (y no sólo el puerto de Cantón). Tras el tratado de Nakín (1842) se extendieron algunos de sus beneficios a otros Estados: por ejemplo Francia y Estados Unidos, en 1844. Al abrir sus puertas al comercio internacional, ninguna ptencia quiso ocupar región alguna de China. [en 1880, el 76% del comercio exterior chino se realizaba con Gran Bretaña].
Veure power tema 3: la India británica (1805-1857), India británica (1931), expansión británica en Birmania (1826-1886) ¿Qué empujó a Francia a establecerse en la península indochina, en 1858-1862? 1. Proteger las misiones católicas francesas 2. Los intereses empresariales de los grandes comerciantes franceses, cada vez más interesados por el comercio de China (necesidad de establecer una base comercial, estilo Hong-Kong 3. Necesidad de una base en la zona para la marina francesa de guerra Tras el tratado de 1862, Francia siguió extendiéndose hasta controlar en 1885 todo el imperio annamita y parte de Camboya, en defensa de los imperios establecidos en la zona (más que a los metropolitanos).
5. La expansión europea en África, 1880-1914 Teorías sobre el orígen del "reparto" de África: 1. La ocupación británica de Egipto estimuló demandas de territorios por otras potencias - Eje de la expansión británica: de Ciudad del Cabo hasta el Cairo 2. La pretensión alemana de tener colonias - Alemania: Camerún, Togo, Namibia y Tanzania - Italia: Eritrea, Somalia y Líbia 3. Leopoldo III y el Congo 4. Las ambiciones francesas en el Sudán Occidental - Ejes de expansión francesa: de Argel al golfo de Guinea / de Senegal hasta el Chad 6. El Congreso de Berlín (1884-1885) El Congreso de Berlín fue una asamblea diplomática de los representantes de varios estados europeos, convocada por parte de británicos con el propósito de reorganizar la región de los Balcanes tras la guerra ruso-turca, de la misma manera que para organizar y armonizar los intereses del Reino Unido, del Imperio Ruso y del Imperio Austrohúngaro en la zona. Fue organizada bajo la presidencia de Otto von Bismarck y estuvieron presentes los países y hicieron: 1. Reconocimiento de la libertad de navegación de los ríos Níger y Congo 2. Creación del Estado libre del Congo 3. Nueva doctrina de ocupación territorial: la fuerza 7. El africanismo español: el protectorado franco-español sobre Marruecos 1906 – Conferencia de Algeciras 1912-1956 – Protectorado francoespañol Se hicieron tratados secretos para repartir el territorio. Los alemanes consiguieron ampliar el territorio y en 1906 se hace la Conferencia de Algeciras, hasta 1912 no empezó el protectorado. Una parte de los problemas de Marruecos eran por los movimientos europeos. El papel de los intereses económicos, nace la Sociedad Española: Minas del Rif, para sustituir las minas de hierro y explotar los recursos en España. En 1909 volvieron a movilizar reservistas para ir a Marruecos cuando antes habían ido a Cuba y el reconocimiento a esta intervención militar no se reconoce (los años de la penetración pacífica) Serán las potencias europeas las que intervendrán enviando ejército y que los propios países se beneficien, a diferencia de Marruecos. Son los efectos del imperialismo. Informe Picasso para que analizase las responsabilidades en una derrota militar que se produjo (desastre de Annual).
Millán Astray. A final del siglo XIX Portugal cede territorio en Guinea Ecuatorrial a España.
A partir de 1880 hay una unión Güell-Comillas desde Cádiz hasta Guinea Ecuatorial, donde ponen granjas para la producción agraria y el principal producto que se cultiva es el cacao y los catalanes (mayor parte de los colonos) son los que hicieron el mayor desarrollo. (lobby colonial) Acaba con la independencia del país el 12 de octubre de 1968 donde las posesiones españolas en guinea pasan a ser la nueva guinea ecuatorial. El ministro que lo hizo fue Manuel Fraga y a partir de 1956 no ejerce el papel de protectorado sobre Marruecos.
El Sáhara occidental. La colonización es un fenómeno propio del siglo XX (años 30), cuando España empieza a estar presente en esta zona. Es un espacio administrado por militares y el protectorado Español de Marruecos tenía dos partes. Frente Popular del Sáhara y del Río de Oro. La descolonización del Sáhara no fue completada 100% y España sigue teniendo cierta importancia, dificultades de política interna en España donde decide irse del Sáhara pero no hace una declaración de sobirania totalmente cierta ya que se han repartido amigablemente los territorios con Mahuritania y Marruecos.
...