Tema 9 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Farmacia - 3º curso
Asignatura Nutrición
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

    Tema  9:  Vitaminas  liposolubles     Vitámeros  de  la  vitamina  D   La  vitamina  D  es  un  derivado  del  colesterol.   Se  puede  formar  en  la  piel  por  acción  de  los   rayos  UV  sobre  el  colesterol.  El  colesterol   se  transforma  en  7-­‐dehidrocolesterol  en  la   piel.  El  colecalciferol  es  la  vitamina  D3.     La  vitD  también  se  puede  formar  a  partir  de   fitoesteroles,  como  el  ergosterol  que  da   ergocalciferol  (tiene  la  misma  función  que   la  vitamina  D).  Pero  tenemos  pocos   fitosteroles,  la  mayoría  de  ellos  es   colecalciferol.     La  vitamina  formada  en  la  piel  está  inactiva.   Para  activarse  debe  ir  al  hígado  para   hidroxilarse.  Se  forma  el     25-­‐hidroxicolecalciferol.  Es  la  forma  mayoritaria  de  la  vitamina  D.  Esta  forma  sigue  siendo  inactiva.  La  forma   activa  necesita  la  PTH.  Esta  hormona  estimula  en  el  riñón  su  transformación  en  1,25-­‐dihidroxicolecalciferol   (forma  activa).     La  secreción  de  PTH  está  relacionada  con  la  cantidad  de  Ca  presente.  Hay  una  estrecha  relación  entre  la   regulación  de  la  vitamina  D  del  Ca  y  a  la  inversa.  El  Ca  regula  la  cantidad  de  vitD  activa.   Tiene  funciones  en  prácticamente  todas  las  células,  gracias  a  receptores  de  la  vitD  activa.  Es  realmente  una   hormona  esteroidea,  su  función  es  similar.  Tiene  funciones  en  la  inmunidad,  división  celular.  La  falta  de  esta   molécula  está  relacionada  con  los  procesos  autoinmunes.       Balance  corporal  de  Ca   La  vitamina  D  fabrica  los  transportadores  de  Ca  en  la  sangre.  A  su  vez,  cuando  disminuye  el  Ca,  produce  PTH   que  forma  vitamina  D  en  el  riñón.  Debe  haber  un  equilibrio  entre  la  ingesta  de  Ca  y  vitamina  D.  Cuando  se   altera  el  equilibrio,  tenemos  problemas  por  falta  de  Ca  o  por  mucho  Ca  y  poca  vitamina  D.  En  el  último  caso,   está  inhibida  la  formación  de  la  forma  activa  de  la  vitamina  D.  Este  sistema  influye  en  enfermedades   autoinmunes  y  cáncer,  sobre  todo  de  próstata  y  mama.     Una  dieta  rica  en  Ca  implica  que  se  produce  poco  PTH  y  se  reduce  la  fabricación  de  la  forma  activa  de  la   vitamina  D.  Si  sumamos  que  hay  bajo  nivel  de  D3  en  sangre,   el  nivel  final  de  la  forma  activa  será  especialmente  bajo.  La   hormona  esteroidea  derivada  de  la  vitamina  D  tiene   funciones  importantes  en  la  regulación  del  sistema  inmune.   Si  esto  se  mantiene,  la  persona  tiene  riesgo  de  padecer   enfermedades  autoinmunes,  como  la  enfermedad   inflamatoria  intestinal.     La  fuentes  de  la  vitamina  D  son  muy  pocas:  pescados   grasos,  aceite  de  hígado  de  bacalao  y  langostinos.  Con  la  luz   solar  (15-­‐20min)  es  suficiente  para  producir  una  cantidad   adecuada  de  vitamina  D.       Vitamina  E     Tiene  más  de  20  vitámeros  distintos,  todos  tienen  función  de  vitamina  E.  Los  más  representativos  son  los   tocoferoles  y  dentro  de  estos,  el  a-­‐tocoferol.  Está  metilado  en  3  sitios.     Hay  tocotrienoles,  cuya  cadena  isoprenoide  está  saturada.     Esta  vitamina,  como  casi  todas  las  liposolubles,  necesita  el  mecanismo  de  la  absorción  de  la  grasa  para  que  se   pueda  absorber.  Tiene  que  haber  grasa  en  la  dieta  para  poder  liberarlas.  Esta  vitamina  se  absorbe  al  pasar  la   grasa  al  enterocito.  En  él,  se  une  a  los  quilomicrones  de  grasa  que  se  están  formando.  Suministran  vitamina  E     1       a  todas  las  células  del  cuerpo.  En  los  remanentes  queda  la  vitamina  E  que  sobra  y  vuelve  al  hígado,  donde  se   deposita.  La  proteína  transportadora  de  tocoferol  es  donde  se  sujeta  en  el  hígado.  Es  el  principal  órgano  de   almacenamiento  de  la  vitamina  E,  aunque  también  se  puede  almacenar  en  el  tejido  adiposo.       Vías  seguidas  por  el  radical  tocoferoxilo   Los  tocoferoles  intervienen  en  los  procesos  oxidativos.  Los  ácidos  grasos  tienen  enlaces  coordinados.  Se   puede  producir  un  radical  libre  lipídico  que  genera  el  anión  superóxido.  Es  un  proceso  a-­‐oxidativo.  Los   radicales  libres  lipídicos  que  se  están  formando  todo  el  rato  son  los  que  inactiva  el  tocoferol.  Este  neutraliza  el   radical  de  los  ácidos  grasos.     El  tocoferol  produce  el  radical  tocoferoxilo,  que  es   un  radical  estable.  Inmediatamente  es  reducido  por   el  ácido  ascórbico  (vitamina  C).  Este  ácido  es   estabilizado  por  el  NADPH2  (niacina)  que  le   devuelve  el  electrón.     Si  no  hay  niacina  ni  vitamina  C,  no  se  puede   regenerar  el  a-­‐tocoferol.  Se  acumula  el  radical   tocoferoxilo.  La  salida  que  tiene  no  es  buena,   porque  es  prooxidante.  También  puede  formar   peróxidos  que  le  estabilizan.  Estas  2  opciones  son   prooxidantes.     Si  no  hay  vitamina  C,  las  posibilidades  de  la  vitamina   E  se  reducen  notablemente.   Esta  función  antioxidante  es  la  principal,  pero  tiene  otras  funciones  propias.  La  que  tiene  estas  funciones  no   son  todos  los  vitámeros,  sino  el  a-­‐tocoferol  concretamente.     Se  ha  comprobado  que  un  nivel  bajo  de  vitamina  E  produce  un  favorecimiento  de  la  agregación  plaquetaria  y   una  desregulación  de  la  respuesta  inmune.  Parece  relacionado  con  el  papel  de  la  vitE  en  el  metabolismo  del   ácido  araquidónico.  Es  un  ácido  de  membrana  componente  de  los  fosfolípidos.  Se  libera  en  la  célula  y  a  partir   de  él  se  liberan  prostaglandinas  y  tromboxanos.  Esta   formación  está  regulada  por  la  vitamina  E.  Los   tromboxanos  son  proagregantes  y  estimulan  la  formación   de  la  prostaglandina  E2  (antiinflamatoria).  Es  una   facilitación  de  la  función  endotelial,  va  en  contra  del   desarrollo  de  la  ateroesclerosis.  Hay  una  correlación   negativa  entre  ingesta  de  vitamina  E  y  enfermedad   cardiovascular.   Es  necesaria  para  la  reproducción.  Esta  es  la  primera   función  que  se  conoció  de  la  vitamina  E;  una  falta  de  ella   produce  infertilidad.     Se  encuentra  en  grasas  vegetales  sobre  todo:  aceite  de   girasol,  soja,  oliva.  También  en  grasas  de  pescados,   legumbres,  aguacates  y  espinacas.       Retinoides  (vitamina  A)   Son  el  retinol  y  sus  derivados  y  los  b-­‐carotenos.  La  molécula  representativa  es  el  trans  retinol.  Es  derivado  de   la  b-­‐ionona.  Termina  en  un  OH,  pero  puede  estar  oxidado  en  aldehído  o  ácido.  Los  3  tienen  funciones   similares,  aunque  unas  están  más  indicadas  que  otras.     Hay  otros  retinoides  que  son  formas  sintéticas  en  medicamentos,  como  retinil  metiléter  y  15-­‐dimetil  retinol.   La  vitamina  D  es  tóxica  en  altas  concentraciones,  pero  la  E  no  es  tóxica.  Los  retinoides  sí  son  tóxicos  en   elevadas  concentraciones.  Está  totalmente  contraindicada  durante  la  gestación,  porque  produce   malformaciones  congénitas.     Otras  moléculas  son  los  carotenoides,  un  grupo  de  moléculas  de  origen  vegetal  que  dan  color  a  los  vegetales.   Se  han  aislado  más  de  600  distintos,  pero  solo  unos  50  tienen  actividad  vitamínica.  El  b-­‐caroteno  es  el  que   tiene  más  actividad  porque  al  cortarlo  por  la  mitad  da  2  moléculas  activas.  El  a-­‐caroteno  tiene  la  mitad  de  la     2       capacidad  vitamínica  que  el  b  porque  la  parte  del  doble  enlace  no  tiene  capacidad  de  transformarse  en   retinoide.   Hay  otros  carotenoides  que  tienen  oxígeno,  son  las  xantofilas.  Son  compuestos  coloreados  que  no  tienen   posibilidad  de  transformarse  en  retinol.  Como  tienen  O  en  la  molécula,  no  sirve  como  retinoide.  Hay  algunas   xantofilas,  como  la  luteína  y  zeaxantina  que  no  tienen  posibilidad  de  transformarse  en  retinol,  pero  tienen   funciones  importantes  en  el  organismo.  Se  acumulan  en  la  mácula  de  la  retina  y  previenen  la  degeneración   macular.   Todos  ellos  (retinol  y  derivados),  tienen  una  función  en  la  visión.  Forman  la  rodopsina  (pigmento  de  la  visión).   Si  falta,  se  produce  ceguera  nocturna.       Funciones  de  los  retinoides   El  anillo  isoprenoide  saturado  tienen  posibilidad  de  oxidarse.     El  ácido  retinoico  es  imprescindible  para  la  maduración  y  diferenciación  de  las  células  de  epitelios,  mucosas  y   células  inmunes.  La  trasformación  de  una  célula  mieloide  en  linfocito  requiere  la  presencia  de  retinol.  En  las   mucosas,  el  mantenimiento  de  la  proliferación   adecuada  y  reposición  de  las  células  de  la   mucosa  precisa  del  ácido  retinoico.  La   deficiencia  de  vitamina  A  produce   engrosamiento  y  sequedad  de  la  piel.     Los  bastones  retinianos  necesitan  la  rodopsina,   si  no  se  da  una  ceguera  nocturna  reversible.     Tienen  papel  en  la  reproducción  y   diferenciación  de  las  células  sexuales.  Actúan   sobre  la  espermatogénesis,  deficiencias  del   ciclo  menstrual  y  desarrollo  de  la  placenta.   Una  de  las  mayores  causas  de  ceguera  es  por   deficiencia  de  vitamina  A.       Funciones  de  la  carotenoides   Son  antioxidantes,  incluso  más  potente  que  el  retinol.  Actúan  como  antioxidantes  en  determinadas   condiciones,  pero  en  otras  son  prooxidantes.  Se  dieron  cuenta  de  ello  cuando  vieron  que  en  estudios  de   cáncer  había  una  relación.  La  ingesta  de  carotenos  reducía  el  cáncer,  excepto  en  el  cáncer  de  pulmón.  Son   antioxidantes  en  tejidos  con  baja  presión  parcial  de  oxígeno.  En  el  tejido  pulmonar,  esta  presión  está  por   encima  de  100mmHg.  En  estas  condiciones  pasa  a  ser  prooxidante.     Otro  papel  es  evitar  la  degeneración  macular  (luteína  y  zeaxantina).     Participan  en  la  mejoría  del  sistema  inmune  porque  se  transforman  en  retinol.     Inhiben  la  mutagénesis  y  algunos  tipos  de  cáncer.   Presentan  beneficio  cardiovascular  porque  son  antioxidantes.     Esta  vitamina  se  absorbe  con  la  grasa  de  la  dieta  y  se  transporta  a  través  de  los  quilomicrones.  Esta  vitamina   se  almacena  en  un  80%  en  el  hígado.  Después  vuelve  con  las  lipoproteínas  residuales  y  se  almacena  en  el   hígado.  Este  tiene  una  reserva  importante  de  vitamina  A,  puede  durar  varios  meses.  Es  capaz  de  suministrarla   movilizando  la  vitA  gracias  a  la  proteína  transportadora  de  retinol.  Se  fabrica  en  el  hígado  para  movilizar  la   vitamina  A  y  suministrarla  a  los  tejidos.  Esta  proteína  transportadora  tiene  una  vida  media  muy  corta,   depende  del  estatus  proteico  del  individuo  para  que  se  forme.  Si  no  hay  suficiente  ingesta  proteica,  no  hay   suficiente  proteína  transportadora.  Habrá  deficiencia  de  vitA  aunque  haya  mucho  depósito.  En  niños  con   deficiencia  proteica  y  con  baja  vitamina  A,  se  manifiestan  los  síntomas  clínicos.     La  fuente  principal  de  la  vitamina  A  es  el  hígado.  El  hígado  de  algunos  animales  es  tóxico  porque  tienen   demasiada  vitamina  A.  Las  espinacas  también  tienen  mucha  vitamina  A.  Los  alimentos  de  origen  animal  son   en  general  pobres  en  vitA.       Vitamina  K   Es  la  menos  liposoluble  de  todas  las  liposolubles.  No  mantiene  unos  depósitos  elevados  en  el  cuerpo.  Se   puede  excretar  por  orina  en  alguna  de  sus  formas,  aunque  normalmente  no  lo  hace.  Hay  dos  formas  de   vitamina  K:  K1  y  K2.     3       -­‐  K1:  es  la  filoquinona.  Todas  las  formas  derivan  de  la  naftoquinona.  La  filoquina  es  como  encontramos  la   vitamina  K  en  los  vegetales.     -­‐  K2:  es  la  menaquinona.  Procede  de  los  MO.  Su  fuente  son  procesos  de  fermentación  de  MO.  En  el  tracto   gastrointestinal  se  genera  vitamina  K.  Una  parte  importante  de  esta  vitamina  se  fabrica  en  el  colon.     La  menadiona  es  sintética,  se  utiliza  como  fármaco.   La  función  de  la  vitamina  K  es  colaborar  con  la   enzima  gamma-­‐glutamil  carboxilasa.  Está   especializada  en  añadir  un  grupo  carboxilo  en   las  moléculas  de  ácido  glutámico.  En  el  Cg   genera  un  grupo  carboxilo  a  partir  de  CO2.  Las   proteínas  que  sufren  esta  carboxilación  están   relacionadas  con  la  coagulación:  protrombina   VII,  IX  y  X.  Todas  tienen  que  ser  g-­‐carboxiladas   para  dar  trombina.  Los  2  grupos  ácido  laterales   son  necesarios  para  incorporarse  al  Ca  y  formar   la  red  que  sujeta  las  plaquetas.   Cuando  la  vitamina  K  se  activa,  se  queda  en   forma  oxidada  (epóxido).  Este  epóxido  es   inactivo.  Tiene  que  ser  reducido  para  que   pueda  seguir  funcionando.  La  reducción  del   epóxido  se  hace  en  2  pasos,  por  la  vitamina  K  epóxido  reductasa  y  vitamina  K  quinona  reductasa.  Se  forma  la   naftoquinona.  Los  anticoagulantes  impiden  que  se  reduzca  la  vitamina  K  y  se  bloquea.     La  vitamina  K  procede  de  vegetales  y  flora  intestinal.  Se  absorbe  en  el  intestino  y  se  distribuye  con   quilomicrones  en  el  organismo.  El  hígado  tiene  un  pequeño  almacén.  Además,  tiene  posibilidad  de  poder   excretarse  por  la  orina,  por  lo  que  es  poco  tóxica.     Actualmente  se  ve  que  también  hay  g-­‐carboxilación  en   algunas  proteínas  óseas,  como  la  osteocalcina.  Interviene   en  la  mineralización  del  hueso.  Necesita  g-­‐carboxilarse   para  activarse.     Su  falta  produce  hemorragias  que  son  peligrosas  en   personas  tratadas  con  anticoagulantes.  Estas  personas   tienen  que  controlar  el  nivel  de  anticoagulante  y  el  de   vitamina  K.     Se  producen  cambios  de  la  vitamina  K  en  tratamientos  de   antibióticos  de  amplio  espectro  porque  se  elimina  la  flora   bacteriana,  que  es  una  de  las  fuentes  de  vitamina  K.     Fuentes  de  vitamina  K:  verduras  ricos  en  filoquinona.  Las  espinacas  son  fuente  importante  de  todas  las   liposolubles  excepto  la  D.  Los  alimentos  de  origen  animal  no  son  fuente  de  vitamina  K,  excepto  el  hígado.  Los   alimentos  fermentados  también  tienen  vitamina  K,  gracias  a  las  bacterias  que  han  tenido.           4   ...

Tags: