Sesión 15. Que anda don Carnal sañudo muy estraño astragando mi tierra, fasiendo mucho daño. Las fiestas y la cultura urbana (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 26/05/2014
Descargas 12

Descripción

Apuntes de Hisotria Medieval con Victor Farias

Vista previa del texto

14/11/2013 Sesión 15. Que anda don Carnal sañudo muy estraño astragando mi tierra, fasiendo mucho daño. Las fiestas y la cultura urbana 1. Las fiestas Las fiestas en las ciudades eran muchas, ocupaban unos 120 días del año.
Aproximadamente una tercera parte del año era de fiesta, esto significa que una persona medieval se pasaba, más o menos, una tercera parte de su vida de fiesta. En términos cuantitativos ya nos hacemos una idea de la importancia que le daban a las fiestas.
Los domingos, aunque son una fiesta cristiana (se iba a misa), también se cantaba, se bailaba, se comía y bebía. Incluso los funerales tenían un aspecto festivo. La Iglesia luchó por erradicar este tipo de fiestas.
También había fiestas públicas, p.ej. los patrones de la ciudad, del barrio, de la plaza, etc. Al igual que también había fiestas de las diferentes cofradías.
La catedral era considerado un espacio de fiesta en el que se celebraba, en concreto, una fiesta muy especial, la fiesta de los niños, conocida con diferentes nombres según la ciudad (fiesta de los locos, de los burros, de los inocentes, etc.) La catedral es el espacio público cubierto más grande de cada ciudad.
Cada catedral tenía su población: monjes, canónigos, etc. Pero también niños (los niños del coro). Niños de entre 8 y 15 años. La fiesta de los niños esta organizada por estos, y consiste en un cambio de roles, los niños remplazan a los adultos y estos les han de obedecer.
Gran parte de las fiestas tienen su origen en la Iglesia, solo en un segundo lugar las fiestas pasan a celebrarse en la calle.
La fiesta religiosa por excelencia es el Corpus Cristi, aunque no es la única.
Las fiestas seculares solían ir relacionadas con el príncipe. Se celebraba la recepción del príncipe, su estancia y sus visitas, las coronaciones, las victorias, los matrimonios, etc.
También hay periodos en que se dan ciclos de fiestas: ‒ Fiestas de invierno: san Esteban, los santos inocente, etc.
‒ Fiestas de primavera: san Valentín, san Juan, etc.
El carnaval es la fiesta medieval por excelencia. Es una fiesta muy larga que se estira durante meses. Pero también es la fiesta que precede a la cuaresma.
2. Los locos, los niños y los burros Todas las fiestas comportan diversiones, des de las más informales, como los banquetes, cantos, bailes o batallas, hasta las más formales, como son las procesiones, competiciones, o representaciones.
Todas las fiestas tienen en común los protagonistas: todos participan, sin excepciones, todas las condiciones, todos los géneros y todas las edades.
Pero hay unos que son especialistas de la diversión: los juglares. Estos ganan dinero a cambio de proporcionar diversión.
Los locos tienen una gran importancia. Pero hay una gran diferencia entre el loco clínico y el otro tipo de loco, los folls. A los primeros se les trata médicamente, hay hospitales reservados para ellos, lo que vendrían a ser los primeros manicomios. El loco foll es el necio, pero hay diferentes: ‒ El loco pecador. El que da la espalda a Dios.
‒ El loco santo. P.ej. san Francisco de Asís.
‒ El loco de alma estulticia. P.ej. Erasmo de Rotterdam.
‒ 3. La batalla de don Carnal y doña cuaresma ¿Por qué son tan importantes las fiestas? ¿Qué son las fiestas? ‒ Diversión ‒ Inversión de roles ‒ Agresión (golpes, batallas…). La violencia siempre ha formado parte de la fiesta, por ejemplo en las batallas entre don Carnal y doña Cuaresma.
4. Las dos verdades Las fiestas tienen unos fines propios y unos sentidos en particular.
‒ Hay fines explícitos: pasarlo bien.
‒ Hay fines implícitos: para desquitarse.
Su sentido es aportar una manera diferente de ver el mundo. Durante toda la E.M. hay un amor por los opuestos. Esto sostiene las batallas y las guerras, pero también las disputas y los debates. Los opuestos es un tema que se habla en todas partes y sobre los temas más diversos Los opuestos se requieren, se respetan, y se reivindican. No hay una siola verdad, sino dos verdades.
La fiesta lo que hace es expresar una versión del mundo, una visión festia, de espíritu carnavalesco.
5. Un mundo de fiesta La fiesta es un tiempo, pero también puede llegar a ser un mundo.
El país de Cucaña, conocido también como el país de Jauja (disbauxa). Es una manera de ver el mundo.
...