Lectura 4 (2015)

Pràctica Catalán
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Criminología + Derecho - 1º curso
Asignatura Introducció a la criminologia
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 26/09/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Unybook.com Maria Gasull Cobacho LECTURA 4 Sutherland, E. (1949). The problem of white collar crime. White Collar Crime: the Uncut Version. New Haven: Yale University Press.
1. Define, de acuerdo al texto, el concepto de “White collar crime”.
Los delitos de “cuello blanco” son violaciones de la ley por parte de personas de clase socioeconómica alta, de aquí viene el nombre ya que los supuestos culpables no visten informal sino que llevan camisa de cuello blanco. Aunque violen leyes de restricción del comercio, publicidad, alimentos y drogas en la mayoría de los casos no son arrestados y tampoco juzgados en tribunales penales ni llevados a prisión, esto es debido a que sus delitos son tratados por comisiones administrativas o tribunales bajo jurisdicciones civiles.
Ejemplos de delitos de cuello blanco serían; el fraude, malversación de fondos, la delincuencia organizada, el tráfico de influencias y el blanqueo de capitales.
2. Presenta, con detalle, la crítica del autor a la teoría de que la pobreza es causa de la delincuencia.
El autor nos dice que no es correcto relacionar la pobreza con la delincuencia. Podemos confirmar-lo a través de la cantidad de mujeres culpables de delitos ya que si realmente estuviera relacionado el nivel socioeconómico, la vivienda, el barrio y la educación recibida entonces tendría que haber la misma proporción de mujeres condenadas que de hombres.
Entonces si sabemos que hay una misma proporción de mujeres que de hombres viviendo en condiciones precarias pero que estas no llevan a cabo actos delictivos, como podemos ver en los hombres, no podemos dar por válido el argumento de que la pobreza nos lleva a la delincuencia.
Es inevitable que haya personas que cometan crímenes por conseguir algo que no tienen y necesitan, pero el simple hecho de vivir en condiciones socioeconómicas bajas no implica que esa persona tenga predisposición a delinquir, ya que como podemos ver en delitos de “cuello blanco” las personas de estatus alto también sienten necesidad de delinquir.
3. Comenta la siguiente frase del autor; “The sample of criminal behaviour on which the theories are founded is biased as to socioeconomic status, since it excludes these business and professional men. The bias is quite as certain as it would be if the scholars selected only red-haired criminals for study and reached the conclusion that redness of hair was the cause of crime”.
Hemos de tener en cuenta que las estadísticas que relacionan la clase baja con la delincuencia son estadísticas viciadas que se basan en la cantidad de condenados a través de tribunales penales, es decir, la mayoría de delincuentes condenados son de clase socioeconómica baja principalmente porque no tienen los medios para evitar ir a prisión.
Los delincuentes de clase alta tienen el poder financiero o político suficiente para pagarse abogados o influir en la administración para evitar ser condenados, por lo tanto, las estadísticas están basadas en aquellos delincuentes que si han podido ser enviados a prisión y cuentan con pocos delincuentes de “cuello blanco”, pero no por esto los delincuentes de clase alta son menos culpables.
4. Que explicación derivaría de la teoría formulada por Sutherland de que las personas de estatus socioeconómico bajo estén sobre representadas en las estadísticas penitenciarias.
Sutherland en sus primeras teorías relacionaba el desorden social con la delincuencia y creía que la clase socioeconómica baja estaba más predispuesta a aprender a delinquir que la clase alta. Estos conceptos fueron rectificados a lo largo de sus estudios ya que una vez tuvo en cuenta los delitos de “cuello blanco” dejó de subestimar los rasgos de la personalidad de cada uno como estimulo hacia la delincuencia, y por lo tanto dejar de dar tanta importancia a las asociaciones de los individuos con otros delincuentes como principal fuente de motivación hacia la delincuencia.
BIBLIOGRAFÍA - Newburn, T. (2007). Criminology. Cullompton: Willan, cap. 18 i cap. 9 - Garrido, V; Stangeland, P i Redondo, S. (2006). Principios de Criminología. Valencia: Tirant lo Blanch, cap. 19.
...

Comprar Previsualizar