Ensayo película "Etre et avoir" (2014)

Trabajo Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Periodismo - 3º curso
Asignatura Teoria i pràctica del documental
Profesor A.C.
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 29/04/2015
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Miguel  Lois  Vidal   Grup  3   Angel  Custodio   Teoria  i  pràctica  del  documental     26/05/14   ENSAYO   Être et avoir 2002. Francia. 104 min.
Dirección: Nicolas Philibert.
Género: Documental.
Producción ejecutiva: Gilles Sandoz.
Música: Phillippe Hersant.
Fotografía: Katell Djian y Laurent Didier.
Montaje: Nicolas Philibert.
Intervenciones: Georges Lopez, Laura, Guillaume, Julien, Jonathan, Nathalie, Olivier, Alizé, Johann, Jessie, Jojo, Marie, Létitia, Axel.
No hagas difícil lo que puedas hacer fácil. Es una de las frases que nos han repetido en la escuela infinidad de veces para hacer cualquier trabajo. No sabía exactamente qué documental escoger ni tampoco veía claro cuáles comparar.
Así que me decanté por la opción más “sencilla”. Con el uso de este término me refiero a que “Ser y Tener” de Philibert es una obra de arte que no necesita de efectos especiales espectaculares o de una postproducción repleta de retoques fascinantes para atraer al público y conseguir transmitir el mensaje que se desea.
Argumento y tipología El documental nos muestra la relación entre un profesor vocacional con más de 35 años de experiencia a punto de jubilarse que da clases a niños de entre 4 y 10 años. La historia transcurre en una aula donde se va viendo el   1   comportamiento de los alumnos y la relación que tienen entre ellos y el profesor, Georges López.
El documental es un claro ejemplo de cómo debe ser el modo observacional.
El autor no interviene en ningún momento sobre la acción ni influye sobre los personajes. El discurso se elabora en la sala de montaje. Evita cualquier tipo de comentario o representación. El espectador ve lo que pasa tal y cómo pasa. No hay guión, no hay intervenciones ni preguntas. La clave es que no se quiere construir una realidad específica (no se quiere establecer un juicio de valor) sino usar testimonios para que el espectador construya la suya subjetivamente.
Son muchas las horas de grabación para que después tengan que editarse. Lo que consigue Philibert es que cada instante del documental aporte algo o, al menos, dé un respiro al espectador para pensar sobre lo que está viendo.
Precisamente la voz observacional nació como contraposición a la voz expositiva con el fin de evitar el control del realizador sobre los hechos que se desarrollan delante de la cámara (voz moralista).
Robert Joseph Flaherty: “La finalidad del documental, tal como yo lo entiendo, es representar la realidad bajo la forma en que se vive” Creo que no podemos hablar de un documental reflexivo aunque sí genera un pensamiento tras visionarlo. El autor no representa el mundo buscando que el espectador tenga una idea concreta, sino una libre interpretación. Y tampoco podemos calificarlo como performativo porque la experiencia que se nos muestra no la vive el autor (el director).
Aspectos técnicos Como he comentado, la relación entre el cineasta y el cámara es mínima. Una serie de cuestiones estructurales para saber cómo grabar, pero ninguna incidencia durante el desarrollo de la misma grabación. Los personajes no   2   miran prácticamente nunca a cámara, aunque sí en ínfimas ocasiones en las que la timidez o algo que van a decir es muy personal y miran al objetivo como diciendo: “¿Me está grabando?”. Eso ayuda mucho a la credibilidad del documental. Los personajes no actúan como actores, sino como son ellos mismos.
Por lo que se refiere al movimiento de la cámara, éste es estático. La mayoría de imágenes se hacen con una cámara fija captando lo que está pasando (observacional). La gran mayoría de planos son generales y se centran en una acción. En algún momento sí se hace zoom para poder ver con detalle como escriben, pintan o mueven las manos los niños. En las escenas de transición sí que hay un poco de travelling, pero no hay un despliegue de planos destacable.
Bill Nichols: “El placer y el atractivo del filme documental residen en su capacidad para hacer que cuestiones atemporales nos parezcan, literalmente, temas candentes”.
El sonido no es lo más reseñable en el documental. No hay voz en off y solo se usa sonido de fondo en las escenas de transición. En todo el documental se utiliza el sonido ambiente y la voz de los alumnos y del profesor.
  3   La ausencia de música, no obstante, no impide que haya dinamismo y espontaneidad a lo largo del documental.
Aunque es documental observacional, hay una parte en la que se entrevista al profesor para que podamos conocer un poco más de él. Pese a ser una de las deficiencias de este tipo de documentales, el punto de contexto está muy completo y en ningún momento te pierdes.
Hay cuatro grandes secuencias que corresponden a las cuatro estaciones del año y que marcan el paso del tiempo y del curso escolar. Empieza en otoño y termina en verano. La naturaleza marca el paso de los meses: los trineos que marcan la llegada del invierno; los brotes de flores que adornan el paisaje de primavera y el sol veraniego que culmina el ciclo.
Valoración personal En una época en la que la educación sufre recortes, masificación de las aulas y los profesores viven, muchas veces, en condiciones infrahumanas, este documental permite reflexionar sobre cómo debería ser el dar clase. Diversidad, éxito para todos y mucha paciencia. Un buen ejemplo que serviría para recuperar la esencia de la educación; el compromiso y la voluntad de que los alumnos sean personas antes que empollones; hacerles ciudadanos y abrirles el campo de visión del mundo.
Dziga Vertov: “La obra cinematográfica es el estudio acabado de la visión perfeccionada, precisada y profundizada por todos los instrumentos ópticos existentes y principalmente por la cámara que experimenta el espacio y el tiempo”.
Personalmente creo que es un documental sincero, emotivo, de obligada visión para todos los que estén estudiando magisterio (e incluso para los profesores   4   que ya ejerzan). Georges López es capaz de enseñar las lecciones pertinentes a todos los alumnos sin olvidarse de ninguno ni desatender a nadie. Creo que el documental va mucho más allá de una simple representación de cómo puede ser el día a día en una clase. No solo se reflejan los contenidos académicos sino otros aspectos como la resolución de conflictos, el aprendizaje de normas y valores y otras facetas imprescindibles en una escuela y que en el país actual parece que se están dejando de lado viendo al evolución de los más jóvenes.
Uno de los aspectos que más me atrae del documental es ver el comportamiento de los niños sin fachadas. Todo es real. La tímida Alizé, el pícaro Jojo, las confrontaciones entre Olivier y Julien y la curiosa Marie, muy atenta a todo lo que ocurre.
Creo que Philibert es capaz de programar, ordenar y secuenciar los contenidos sin influir en el comportamiento de los niños (ni sobreactúan ni se cortan delante de la cámara). El autor busca ver cómo se repiten las actitudes para después seleccionar y priorizar en el montaje.
Otro punto fuerte está en el uso del contexto social y natural para ubicar la obra. Los compases entre distintas escenas o momentos en los que la monotonía puede aborrecer al público son frenadas con imágenes de transición muy acertadas.
Finalmente me gustaría analizar la importancia que tiene el documental en lo que a sentimientos se refiere. Estamos acostumbrados a un mundo en el que Hollywood nos inunda de filmes con millones de efectos especiales que nos sorprenden, asustan o enamoran. Philibert es capaz de transmitir todo tipo de sensaciones sin necesidad de añadir una música que llegue al corazón. Las imágenes hablan por sí mismas.
Me parece un gran documental que te permite pensar, reír y hasta llorar. Una obra de arte.
  5   ...

Tags: