4. La cortesía y la cultura cortés (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 25/10/2014
Descargas 8
Subido por

Descripción

Primer trimestre

Vista previa del texto

IV. LA CORTESIA Y LA CULTURA CORTÉS 1) El caballero cortés Enlazamos con el proceso de domesticación del guerrero para convertirlo en un caballero cristiano. Ahora el proceso de domesticación va encaminado a conseguir que también sea un caballero cortés. Son dos ideales que se exigen al mismo hombre para que sea un caballero. La cortesía distingue dos terminologías (francesas, ya que en Francia es donde se desarrolla la cortesía): el preux, el guerrero bruto, de el prudhomme, el caballero que aparte de ser cristiano es cortés. El caballero cortés (y cristiano) es un tema tratado por Ramón Llull en sus textos: ‘‘cortesía y caballería conviven entre sí’’, y lo contrapone a la villanía.
Esta cortesía es primero de todo un código normativo de comportamiento que se le exigía al caballero si quería ser cortés, tanto para el día a día como en ocasiones excepcionales, principalmente en fiestas. Estas reglas de cortesía se dan tanto en la mesa, en la casa como en la cama. Poema alemán de Tannhäuser, que trata sobre la conducta cortés en la mesa: Nuestra concepción del asco a lo pringoso nace en el momento, sobretodo en el ámbito de la mesa. Lo podemos observar como un proceso de civilización. Las reglas de cortesía define las ‘‘bellas gentes’’ y las distingue de los villanos, plebeyos o rústicos. Estos son términos que se definen a partir de lo bello, no sólo de la economía.
2) Los curialitas La cortesía (un conjunto de normas) forma parte de un hecho más amplio, de la cultura cortés, esta con unos rasgos muy bien definidos. En primer lugar, es una cultura laica porque los personajes de la cultura cortés no son religiosos, y profana, porque no introduce la religión. También es una cultura literaria, es decir, que se define sobre todo a partir de lo poético. Su forma de expresión es sobretodo literaria. Es una cultura vernácula ya que no se recurre al latín (lengua académica y oficial de la Edad Media) sino el provenzal, el francés o el alemán. Tiene también su dimensión moral, ya que la cultura cortés se moraliza.
El origen de la cultura cortés se encuentra en el siglo XII, en el noreste de Francia con dos focos de origen principales: los duques de la Champaña y la corte de Flandes, a partir de donde se expandirá por todo el occidente europeo. En la corte del príncipe conviven muchas personas diferentes según el género, la edad, las condiciones económicas, y de estrato social (laicos o religiosos). Las relaciones son permanentes y estrechas, y todos los miembros se encuentran sometidos al príncipe o rey.
En este colectivo encontramos en primer lugar al príncipe y a su familia. Después les siguen sus amigos, sus hombres, el mundo del guerrero. Por debajo, encontramos el cuerpo de oficiales (que hacen funcionar el conjunto del principado) y el clérigo (clericus/-i) que en la Edad Media se relaciona con aquellos que han recibido una educación y saben leer y escribir (aunque a parte después tengan los votos). También encontramos los huéspedes, los jóvenes ˗ que suelen ser adolescentes pero no todos tienen porque, realmente son aquellos que no están casados ˗ que están recibiendo una educación en la corte. Finalmente, los servidores. En la corte, el príncipe gobierna y administra gracias a la ayuda de los oficiales, y es donde se cultiva la ‘alegría’, tanto día a día como en las fiestas. La corte ocupa un lugar esencial en la confección de la cultura cortés y el culto a la alegría. En la corte se disfruta de todo tipo de juegos (muchos todavía existen hoy en día), tanto hombres como mujeres. En el mundo de la alegría es esencial la música que se canta y se baila (normalmente entre hombre y mujer).
También se disfruta de la literatura (lectura en voz alta) y sobretodo de la poesía que es cantada y bailada. La literatura cortés encontramos dos versiones: la literatura lírica de los juglares, y la épica cortés. Todas estas actividades no son guerreras, y por tanto esta cultura de la corté impone a los guerreros una atmosfera pacífica, la renuncia de la violencia corporal y a los impulsos violentos, el aprendizaje de un nuevo código de comportamiento. Esta cultura supone un cambio del guerrero respeto a la dama, principalmente.
3) La alegría cortés La alegría se define como joye, delit, solaz, vreuda… y sostiene el conjunto de la cultura cortés y da sentido a la cortesía. La alegría es una joye que se vive en las fiestas de gran durada, que consumen muchos recursos, donde todo es diversión con los bailes, la música, los juegos, etc. Los jardines de las delicias, jardines de la alegría, donde los que residen son bellos: hay pájaros, músicos, arboles, etc. Un jardín que alimenta los sentidos: música, aromas, vegetación… propios de la alegría. La ‘alegría’ no sólo es un estado anímico, sino que también tiene una dimensión moral. Con la joye se relacionan vicios y virtudies. Hay más virtudes propias de las gentes bellas y unos vicios que deben rechazar. (Guillaume de Lorris, Roman de la Rose, circa 1235) 4) La gente bella El proceso de domesticación tiene una finalidad concreta, la fijación de unos ideales para convertir al guerrero en un caballero, cortés y cristiano (Girart del Rosellón, 1150).
Este ideal lo que crea un colectivo que se distinguen del resto porque son bellos y reúnen todas las cualidades de la cortesía. La cortesía realmente legitima una sociedad dividida en los bellos, que son buenos, y los feos, los malos (hay un proyecto social). Al grupo de los bellos (que se acaban llamando la nobleza) se situaran como una elite social que adoptará las costumbres y virtudes de los caballeros (corteses y cristianos).
Estos son los que luchan, los que sirven (vasallos, homines), mandan (jefes, domini) y regalan (son ricos, dives). Son unos ricos que usan su riqueza de forma especial, el rico es el que gasta y regala todo, no el que acumula su riqueza. Los miembros de este grupo dominante comparten todas las características.
...