tema 7 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Criminología y Políticas Públicas de Prevención - 1º curso
Asignatura Teorías criminológicas
Año del apunte 2017
Páginas 13
Fecha de subida 11/07/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

7. TEORÍA DE LAS SUBCULTURAS DELICTIVAS 1. INTRODUCCIÓN -Cuando una comunidad de personas comparte costumbres, creencias, códigos de conducta, valores, prejuicios, etc. está unida por una cultura común que las personas adquieren por la participación en el grupo.
-Es posible que dentro de este grupo unido por esta cultura común, existan subgrupos que se identifican con el grupo en cuestiones fundamentales pero que se distinguen de él en algún aspecto relevante  SUBCULTURAS -Cuando en este subgrupo se premia o se justifica lo que el resto del grupo desaprueba  SUBCULTURA DELICTIVA -Característica central de la subcultura delictiva  En su seno alguna clase de conductas delictivas, desvaloradas y meritorias de castigo por la cultura de la que el grupo forma parte, aparecen como legítimas.
-El objeto de análisis de la teoría de las subculturas delictivas consiste en la delincuencia juvenil que se realiza en el seno de bandas, en grupos organizados. No tiene interés por la delincuencia individual ya que en esta el infractor no encuentra el apoyo del grupo para realizar su acto delictivo.
-En la banda la delincuencia es más frecuente (la reputación en el grupo exige delinquir), más factible (favorece que se formen carreras delictivas) y más duradera (las subculturas son resistentes al cambio).
-La teoría de las subculturas se fundamenta, principalmente, en dos tradiciones criminológicas:  Teoría de la asociación diferencial  Toma la idea que la delincuencia surge como consecuencia de un proceso de influencia cultural sobre la persona (la justificación del acto delictivo por parte del grupo).
 Teoría de la anomia  Es la base principal para entender que las subculturas se originen principalmente entre jóvenes de clase obrera, viéndose la creación de la subcultura como una respuesta ante los problemas de frustración que puede experimentar el joven de esta clase social en una cultura que enfatiza el valor del éxito monetario.
-El capítulo se divide en dos partes: 1. Elaboración de la teoría de las subculturas a partir de las obras de COHEN y de CLOWARD-OLHIN, examinando las revisiones críticas de esta teoría por parte de MILLER y de MATZA-SYKES.
2. Actualidad de la teoría de las subculturas  la gran expansión de las bandas en los barrios marginados de muchas ciudades y las bandas de orientación ideológica neo-nazi que surgen a partir de los años 80 2. PRINCIPALES IDEAS TEÓRICAS SUBCULTURAS EXPRESIVAS (COHEN) Objeto de análisis -COHEN trata de dar una explicación acerca de lo que considera el retrato robot de la delincuencia juvenil: compuesta por jóvenes de sexo masculino que pertenecen mayoritariamente a familias de clase obrera y cuya actividad como grupo presenta las siguientes características: a) Delincuencia expresiva (no-instrumental): el delito no es un medio para adquirir cosas inaccesibles por medios legales, sino una actividad que produce placer, satisface la necesidad de ocio y, permite adquirir estatus en el seno del grupo.
b) Delincuencia maliciosa: en el grupo se experimenta un cierto placer por hacer daño a los demás, por dar miedo a los "buenos chicos" y por desafiar las normas dominantes.
c) Oposición a las normas dominantes: se toma la pauta de comportamiento de las normas dominantes, para hacer lo contrario de lo que ellas prescriben.
d) Versatilidad: no existe especialización en una clase de delitos o de conductas desviadas; los jóvenes que la integran realizan una variedad de actos delictivos o desviados.
e) Búsqueda del placer a corto plazo: los miembros de la subcultura no tienen interés en actividades que requieren mucha planificación. Responden impulsivamente a cualquier sugerencia que pueda suponer diversión, como puede ser realizar una actividad delictiva o desviada.
f) Énfasis en la autonomía del grupo: los integrantes de las bandas son solidarios con el grupo, mientras que en las relaciones con otros grupos tienden a ser hostiles y expresan resistencia frente a las instituciones que tratan de regularlas.
Origen de las subculturas delictivas -COHEN atribuye una relevancia fundamental al hecho de que la inmensa mayoría de los miembros de la subcultura sean jóvenes varones que proceden de familias de clase obrera. El joven de clase obrera está sometido a un grave problema de estatus que puede tratar de superar con la subcultura.
-El problema de estatus del joven de clase obrera surge por vivir en un mundo competitivo donde los compañeros valoran en función de disponer de las cualidades que auspician un buen futuro en la vida adulta.  Ética de la clase media. No sólo es dominante en el ámbito de la escuela, los medios de comunicación y oras instituciones, sino que también tiene influencia en las familias de clase obrera: transmiten a sus hijos el valor del éxito.
-Si el joven de clase obrera toma como marco de referencia la ética de la clase media y busca el reconocimiento del grupo de personas que también comparten esta ética es probable que vea frustrados sus deseos de reconocimiento.
-Por una parte, su origen familiar (lo que COHEN llama el "estatus adscrito") opera como un primer obstáculo, ya que las personas que interiorizan esta ética suelen atribuir reconocimiento a los demás sobre la base de los indicadores que muestran la clase social a la que se pertenece. También influye la educación que recibe, ya le pone en inferioridad de condiciones para alcanzar las capacidades valoradas por la ética de la clase media (en consecuencia, su "estatus adquirido" también será menor que el de los jóvenes de clase media).
-Mientras que los padres de clase media educan a sus hijos para conseguir que se adapten a los valores de la clase media, siendo controlados, exigentes, atribuyendo un amor condicional y dando educación extraescolar, los padres de clase obrera suelen dar una educación más tolerante, tienen menos posibilidades de dar educación suplementaria, con un amor más incondicional, fomentando más la relación con el grupo que la disciplina individual, admitiendo las formas impulsivas de resolver los conflictos.
-En atención a la clase social de la familia y al hecho de haber recibido una educación poco consistente con el fin de ser una persona de éxito en la vida adulta, si el joven de clase obrera toma como marco de referencia la ética de la clase media, es muy probable que se encuentre en el punto más bajo de la jerarquía de estatus y que experimente sentimientos negativos  Esta [falta de estatus] es un problema que reclama una solución.
Solución delictiva -Para el joven de clase obrera existen 3 vías posibles de solución para superar los problemas que le comporta su falta de estatus (falta de reconocimiento por el grupo de referncia): 1. Esforzarse por ser un chico aplicado y lograr el reconocimiento del grupo.
Supone competir en inferioridad de condiciones con los jóvenes de clase media.  RESPUESTA CONFORMISTA.
2. Renunciar a las aspiraciones y asumir el papel de "chaval de barrio". Comporta aceptar la situación de inferioridad respecto de los jóvenes triunfadores, pero permite amortiguar los problemas de estatus juntándose con otros jóvenes de clase obrera que acepten el mismo punto de vista.  RENUNCIA A LA LUCHA.
3. Acoger la vía de la subcultura delictiva. Consiste en cambiar el marco de referencia de la persona por uno que defina como meritorio capacidades de las que el joven dispone. Para que esta solución sea factible se requiere que el joven asuma como grupo de referencia a unos chicos, con problemas de adaptación semejantes, que puedan aceptar un nuevo marco de referencia. A partir de ahí, el joven ha de explorar la reacción de los demás ante un acto suyo que no sea aceptable de acuerdo al antiguo marco de referencia, pero del que se espera aceptación por parte del nuevo grupo. Cuando la persona ve que el acto puede ser asumido por el grupo como una nueva forma de estatus, se da la innovación cutlural.  SUBCULTURA DELICTIVA.
-Cuando el grupo atribuye reconocimiento al comportamiento transgresor se está iniciando un cambio de valores y se abre una vía para solventar los problemas de estatus de los miembros del grupo.
Consolidación de la subcultura -Con la primera innovación cultural todavía no se ha creado la subcultura, pues los jóvenes deben enfrentarse a la reacción adversa del mundo exterior y a los remordimientos que les puede producir el haber vulnerado una prescripción de la ética que han interiorizado.
-Para que la subcultura delictiva se consolide se requiere que se produzca un proceso individual de ruptura con la ética dominante y un proceso grupal de aislamiento con el mundo exterior.
Para combatir la ansiedad que produce infringir la ética que ha interiorizado, la persona deberá demostrarse a sí misma que carece de cualquier apego a esta ética. Así se explican las formas de violencia irracional (una sobreactuación para combatir la inseguridad hacia el propio rol) y los delitos contra la propiedad y las personas (manifiesta su rebelión contra la ética fuente de su frustración).
El grupo sólo puede sobrevivir si se aísla del mundo exterior e impide que sus valoraciones negativas le puedan hacer mella. El sectarismo del grupo es condición necesaria para su supervivencia.
-"La subcultura delictiva consiste en el rechazo explícito y global de los estándares de la clase media y en la adopción de su antítesis".
SUBCULTURAS INSTRUMENTALES (CLOWARD – OHLIN) Tipología de subculturas delictivas -COHEN Centrado en la explicación de una subcultura juvenil cuya delincuencia es principalmente expresiva -CLOWARD-OLHIN  Amplían el objeto de investigación: su teoría puede dar explicación no sólo a las subculturas expresivas, que los autores denominan conflictuales (y que se basan en la violencia como forma de lograr estatus) sino también a las de carácter apático o "pasota" (centradas en el consumo de drogas) y a las de carácter netamente instrumental (aquellas en que la actividad delictiva de la persona puede verse como una "carrera").
Condiciones para el surgimiento de subculturas instrumentales -CLOWARD-OLHIN aceptan que la visión de COHEN acerca de las subculturas expresivas resulta muy buena explicación del comienzo de una actividad delictiva, pero que esta delincuencia expresiva puede transformarse en una delincuencia instrumental (dirigida al logro del éxito económico por vías ilícitas) cuando en el barrio existe una estructura de oportunidades para hacer carrera a través de la delincuencia.
-La existencia de
esta "estructura de oportunidades ilícitas" se manifiesta en los siguientes aspectos: a) Existencia de una delincuencia adulta que aparece ante los jóvenes del barrio como una posibilidad real de conseguir éxito económico. Para ello es necesario que existan en la comunidad delincuentes triunfadores (personas de las que se sabe que han alcanzado un cierto éxito económico por vías delictivas).
b) Existencia de estructuras de integración del joven con el mundo delictivo adulto: en el barrio debe existir un sistema de relaciones sociales que permita la integración entre los adultos y los jóvenes, facilitando la comunicación entre personas de diferentes edades tanto de motivaciones delictivas como de técnicas para realizar los delitos.
c) Integración del mundo convencional y el mundo delictivo: en el barrio debe existir un cierto apoyo a las actividades delictivas y esta debe encontrar cierta protección por parte del mundo convencional.
-En los barrios con estas características, una parte de los jóvenes que experimentan un bloqueo de oportunidades lícitas y que han evolucionado hacia una solución subcultural a los problemas de estatus, puedan dar un paso más hacia la delincuencia profesional.
-En el proceso de integración en la subcultura instrumental, el joven abandona la anterior delincuencia expresiva y desarrolla un comportamiento disciplinado, instrumental y orientado a la carrera. Se trata de una subcultura totalmente controlada por el mundo adulto.
-Como muestra el cuadro que se expone, el joven de clase obrera que más posibilidades tiene de formar parte de una subcultura delictiva instrumental es aquel situado en la tipología III: rechaza ser un joven de clase media pero pretende alcanzar el éxito económico.
Subculturas violenta y apática -CLOWARD-OLHIN consideran que cuando en un barrio no existe una estructura de oportunidades ilegítimas no es posible que se produzca la evolución antes señalada de una subcultura basada en la delincuencia expresiva a otra basada en la delincuencia instrumental.
-El prototipo de subcultura expresiva a la que se refieren los autores es la "subcultura conflictual (o violenta)"  Subcultura en la que el fin es adquirir estatus a través de la exhibición de fuerza física, que se muestra principalmente en la lucha violenta entre bandas. Los valores que identifican al grupo son el culto a la masculinidad, la hombría, el mantenimiento del honor ante cualquier provocación y la actitud solidaria en la defensa del grupo.
-La subcultura conflictual no puede ser muy duradera, porque carece de organización y de apoyo y porque la exhibición de fuerza física sólo sirve para solucionar los problemas de estatus en los años de la adolescencia.
-Los autores predicen que en la medida en que los barrios bajos de las ciudades se convierten en guetos, la delincuencia que florece es la violenta.
-Para completar el cuadro de subculturas delictivas los autores aluden a la subcultura apática (evasiva, pasota) que se estructura sobre el consumo de drogas. Se trata de una subcultura integrada principalmente por jóvenes que, experimentando frustración por falta de estatus o de capacidad de lograr el éxito económico, se refugian en el mundo de las drogas como forma de aliviar tales problemas.
-Los más proclives a integrar esta subcultura son los que fracasan tanto en el mundo convencional como en el resto de subculturas (no triunfan en el mundo de la clase media pero tampoco poseen las habilidades para triunfar en la delincuencia profesional o en la violenta) y las personas que fracasan en el mundo convencional pero su apego a los medios lícitos les impide recurrir a las otras soluciones subculturales.
-A pesar de que la introducción en el mundo de las drogas suele requerir de una dinámica de grupo, el proceso de hábito tiende a la disolución del grupo.
OTRAS CONCEPCIONES ACERCA DE LAS SUBCULTURAS -Nos centraremos en dos críticas:  Crítica de MlLLER  No es cierto que las bandas juveniles surjan para superar problemas de estatus del joven de clase obrera, sino que el joven de clase baja delinque en conformidad a la cultura que recibe.
 Crítica de MATZA-SYKES  No es cierto ni que el delincuente subcultural esté aislado del mundo convencional ni tampoco que proceda fundamentalmente de la clase baja, sino que la delincuencia juvenil supone un comportamiento en búsqueda de excitación que es propio de la cultura juvenil y no específicamente de los jóvenes de clase baja.
Delincuencia y cultura de clase baja (MILLER) -MILLER afirma que la tesis de Cohen (relativa a que el integrante de la banda delictiva es una persona que ha sufrido un conflicto cultural por haber tomado como marco de referencia los valores de la clase media y advertir que no logra encontrar reconocimiento a través de ellos) no resulta adecuada a la realidad de la delincuencia juvenil en los barrios de clase baja americanos.
-Dice que el prototipo de delincuente no es una persona "rebelde", que recurre a la inversión de valores como medio de ser reconocido, sino que es una persona "conformista" a los valores que le transmite su propia clase social (la clase social baja).
-No es que el autor sostenga que la clase social baja valore positivamente el comportamiento delictivo, sino más bien que existen valores de la clase baja que dan cobertura a esta clase de acciones.
-Entre estos valores destacan la masculinidad, la búsqueda de excitación, la capacidad de triunfar con el mínimo esfuerzo, la autonomía y el consiguiente rechazo de las reglas que constriñen y de la autoridad.
-Estos valores explican la formación de bandas de chicos adolescentes y los principales delitos que realizan en su seno, que son de carácter expresivo, para que el adolescente consiga demostrar que "ya es un macho".
Delincuencia y excitación (MATZA – SYKES) -MATZA – SYKES atribuyen a Cohen y a Cloward-Olhin una concepción de las subculturas delictivas juveniles como grupos de personas aislados de la sociedad y portadoras de un sistema de valores opuesto al de la sociedad dominante. Para combatir esta visión de las subculturas presentan 2 argumentos: 1. Si el delincuente subcultural valora positivamente justo lo que la sociedad rechaza entonces es incomprensible el sentimiento de culpa que expresan la mayoría de delincuentes juveniles al ser detenidos. En realidad, la persona dispone de los mismos valores que la sociedad convencional, pero ha aprendido a neutralizar el sentimiento de culpa que le produce la infracción de normas que comparte. Las excusas del delincuente juvenil subcultural apelan en todo caso a valores a los que la sociedad da algún reconocimiento (responder a una provocación, actuar por solidaridad al grupo, ser fruto de
las circunstancias, estar fuera de sí).
2. Los autores señalan que el delito propio de las subculturas juveniles no es un acto totalmente alejado de la moral dominante, sino que encuentra relación con algún valor (más o menos reconocido) de esta cultura. La cultura dominante destaca como valores prioritarios el trabajo, el estudio o la disciplina, los cuales fomentan la conducta respetuosa de la ley; no obstante, esta misma cultura también atribuye un reconocimiento a valores como la excitación (a través de la aventura o el riesgo), la demostración de la masculinidad o la consecución de dinero fácil, los cuales promueven conductas desviadas como la violencia entre bandas.
Estos valores secundarios o excepcionales ("valores subterráneos") son los que guían al delincuente juvenil subcultural, el cual no se encuentra, como presupone Cohen, en oposición a la sociedad dominante, sino en unión a sus valores subterráneos.
El aspecto central de estos valores subterráneos consiste en el reconocimiento a la diversión, al ocio. El valor del ocio influye de manera prevalente entre los adolescentes, pues en este periodo de la vida la persona está en un limbo entre el anterior control paterno y la futura integración en el mundo adulto.
-Otra discrepancia con la concepción de Cohen y de Cloward-Olhin  La delincuencai juvenil subcultural no es un fenómeno propio de los adolescentes de clase baja, sino que es esperable que adolescentes de todas las clases sociales participen en las subculturas juveniles.
-Pero los autores son conscientes de que en la mayoría de adolescentes no prevalece la conducta delictiva, sino que se trata de un comportamiento minoritario y su respuesta es que, así como la delincuencia es una adaptación desviada a los valores subterráneos, también existen versiones convencionales de estos valores, como los que se expresan a través del deporte o del juego o incluso en conductas todavía aceptables en el mundo convencional, como las que podrían calificarse de juerguistas o gamberras.
-La pregunta que dejan sin resolver es por qué la mayoría de adolescentes expresan su adaptación a los valores subterráneos de manera convencional y otros de manera desviada.
3. CONSECUENCIAS DE POLÍTICA CRIMINAL -Las principales propuestas de política criminal de los teóricos de las subculturas se enmarcan en los postulados de la teoría de la anomia. CLOWARD-OLHIN son los principales artífices de una línea de prevención de la delincuencia basada en combatir los problemas de ajuste del joven de clase obrera, que le podían llevar a participar en una subcultura delictiva, a través de incrementar las oportunidades de formación y trabajo en los barrios deprimidos de las ciudades.
-Estos autores piensan que esta clase de actuación puede ser más efectiva en aquellos barrios donde los jóvenes carecen tanto de oportunidades legales como ilegales y las subculturas tienden a ser de carácter expresivo.
-Existen otras posibilidades político-criminales que abre la teoría de las subculturas.
COHEN sugiere que otra alternativa para combatir la delincuencia que surge para resolver los problemas de estatus consiste en que no se desvalore al joven de clase obrera, aunque reconoce que se trata de una vía de prevención de la delincuencia nada fácil de llevar a cabo ya que supone sacrificar en cierta medida el impulso a la competitividad y sus beneficiosas consecuencias económicas.
-La obra de MATZA abre la vía a una perspectiva diferente de política criminal basada en combatir la base sobre la que se asienta la atribución de legitimidad al acto delictivo en el seno de la subcultura.
-De acuerdo con este autor, para que la persona pueda desarrollar técnicas de neutralización se requiere que anteriormente se haya distanciado el orden convencional. Esta separación del orden convencional exige que la persona experimente una sensación de injusticia respecto del funcionamiento del aparato legal.
En la medida en que esta sensación de injusticia tenga una base real, puede llegar a afirmarse que una vía de prevención de la delincuencia consiste en que la aplicación de la ley penal incremente su legitimidad, tanto por la mayor honestidad de quienes la aplican como por que sus decisiones sean más adecuadas al principio de igualdad. Esta vía permite que menos personas puedan desarrollar este sentimiento de injusticia y tengan menores posibilidades de desarrollar técnicas de neutralización que les facilite la realización de actos delictivos.
...

Comprar Previsualizar