Tema 5 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Girona (UdG)
Grado Criminología - 1º curso
Asignatura metodología de la investigación social
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 23/06/2015
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5: NIVEL DE MEDICIÓN DE LAS VARIABLES Las variables pueden ser clasificadas según el nivel o escala de medición, es decir, según cómo pueden medirse y el tipo de operaciones matemáticas que se pueden realizar con ellas.
Esta clasificación es de gran relevancia, pues según el nivel de medición de las variables de nuestro estudio podremos usar unas u otras herramientas estadísticas.
Por ejemplo, con una variable cuantitativa (cardinal) como la edad podemos calcular la media, pero con una variable cualitativa como el género ¿tiene sentido calcular esta medida? ¿Cuál es la media entre hombre y mujer? Según su nivel de medición, las variables pueden clasificarse en 4 grandes grupos.
Estados propiedad Procedimiento operacionalicación Tipo de variable Característica de los valores Operaciones matemáticas posibles Discretos, sin posibilidad de ser ordenados Clasificación Nominal Nombres =/≠ Discretos con posibilidad de orden Ordenación Ordinal Números con características ordinales = /≠ </> Discretos enumerables Cómputo Cardinal Números con características cardinales = /≠ </> +-x: Continuos Medición Cardinal Números con características cardinales = /≠ </> +-x: VARIABLES NOMINALES: Son variables cualitativas, también se les llama categóricas. Tenemos una variable nominal cuando los valores que pueden adoptar son discretos y no ordenables.
Decimos que una variable es discreta cuando sólo puede tomar valores finitos (1 hombre, 2 mujer, pero nunca 1,38).
Se dice que no son ordenables porque los valores de la variable no tienen ningún tipo de relación jerárquica u orden.
Las variables que sólo tienen dos valores (SI/NO) se les llama variables dicotómicas y su nivel de medición es nominal.
VARIABLES ORDINALES: Cuando adopta valores discretos ordenables. Decimos que son ordenables porque los valores que adopta la variable mantienen entre sí una relación jerárquica, un orden de mayor a menor. Además de la clasificación, podemos establecer jerarquía y ordenar los valores que puede adoptar la variable. Los números que utilizamos para identificar las categorías si tienen un valor numérico (1 educación primaria, 2 educación secundaria, 3 educación universitaria) Estos números tienen la propiedad de ordenación, pero no deben ser entendidos como números cardinales.
VARIABLES CARDINALES (CUANTITATIVAS): Son los valores que puede adoptar la variable son plenamente numéricos, es decir, no sólo tienen propiedades ordinales sino que además tienen propiedades cardinales. Son variables numéricas cuyos valores representan magnitudes y la distancia entre los números de su escala es igual.
Podemos clasificar las variables cardinales en dos subgrupos:  Medición (continuas): Son aquellas en las que los valores que pueden adoptar la variable son infinitos dentro de un intercalo entre dos estados.
Se trata de número fraccionables, que habitualmente se redondean.
Tienen una unidad de medida establecida por convención y nos permite comparar con claridad la distancia entre un valor y otro. Nos permiten determinar la diferencia entre puntos a lo largo de un mismo continuo (metro).
 Cómputo (recuento): Son aquellas en las que los valores que puede adoptar la variable son discretos, finitos y no fraccionables. Además de la unidad de medida es natural, se basa en el hecho mismo de contar (nº de hijos).
Las variables cardinales o cuantitativas pueden ser clasificadas también en variables de intervalo o variables de razón.
La diferencia entre estos dos tipos radica en la existencia o no de un cero absoluto (o natural):  Variable de intervalo: Cuando la escala medida que utilizamos para la variable cuantitativa posee un cero arbitrario, asignado de manera convencional (Tª en ºC, 0ºC no significa ausencia de Tª).
 Variables de razón: Cuando la escala de medida sí cuenta con un cero absoluto o natural (ausencia total de medida, altura).
Algunos autores señalan que si bien es cierto que la mayoría de variables con las que se trabaja en ciencias sociales no son plenamente cardinales, sí pueden ser consideradas como cuasicardinales, puesto que existe un continuo subyacente.
Este sería el caso de las escalas de actitud como la de Likert: 1 muy de acurdo, 2 de acuerdo, 3 ni de acuerdo ni en desacuerdo, 4 en desacuerdo, 5 muy en desacuerdo.
En rigor esta variable no es cardinal, se trata de una variable ordinal. No podemos establecer la distancia que hay entre muy de acuerdo y en acuerdo, ni asegurar que sea la misma que existe entre de acuerdo y ni en acuerdo ni en desacuerdo. Tampoco podemos usar operaciones matemáticas básicas como sumar las respuestas de diferentes preguntas de este tipo.
...