Parte I (2012)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Gestión Aeronáutica - 1º curso
Asignatura Derecho Empresarial
Año del apunte 2012
Páginas 13
Fecha de subida 01/11/2014
Descargas 12
Subido por

Descripción

Resumen de la primera parte del libro: Curso de Derecho Mercantil de Sierra Noguero E.

Vista previa del texto

LOS EMPRESARIOS, LAS EMPRESAS Y EL CONTROL INTERVENCIÓN PÚBLICA EN LA ACTIVIDAD ECONÓMICA (Cap. 3) E Cualquier persona tiene derecho a crear y organizar su propia empresa.
La economía de mercado es un sistema económico donde las decisiones tienden a obtener un mayor beneficio según los precios de la oferta y la demanda. La regulación incluye un régimen sancionador para los supuestos de abuso y ejercicio antisocial del derecho a la libertad de empresa. Las sanciones pueden consistir en multas sancionadoras, el cierre temporal o definitivo de la empresa. Las sanciones penales pueden suponer prisión.
El empresario individual Persona física titular de un negocio que hace suyas las ganancias y asume personalmente el riesgo de pérdidas y responsabilidades.
Las compañías mercantiles Pueden ser empresarios, no solo las personas físicas, también las compañías mercantiles creadas en virtud de un contrato de sociedad. Surgen así de la cooperación entre personas que deciden asociarse en sociedad para formar un empresario social y explotar una empresa en común. Los socios tienen libertad para decidir la forma jurídica que desean adoptar de acuerdo con las leyes. La mayoría de empresas de gran tamaño pertenecen a sociedades anónimas. Los empresarios individuales suelen ser titulares de las empresas más modestas.
El empresario y su empresa El empresario puede ser una persona física, o una persona jurídica. Puede ser propietario de una o varias empresas. El empresario es el sujeto, y la empresa, su objeto directo.
Las grandes empresas, pequeñas y medianas empresas (PYME) y microempresas El C.Co. reconoce la distinción entre empresas comerciales y empresas industriales. La gran empresa suele disponer de uno o varios grandes establecimientos, en uno o varios países, un alto número de trabajadores, tecnología más moderna y el empleo de publicidad. La PYME creada y dirigida por una o varias persona físicas, explota un comercio o fabrica productos de forma lucrativa.
La iniciativa pública e la actividad económica. La empresa pública y el monopolio La Constitución reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Permite a los poderes públicos utilizar organismos públicos o compañías mercantiles bajo su control para desarrollar una actividad de empresa. Se trata de empresas públicas, ya que el Estado, Comunidad Autónoma, etc. son propietarios de la mayoría o totalidad de sus acciones o participaciones de la compañía. Se someten al Derecho mercantil y al resto del Derecho privado.
1 El Registro Mercantil y los Registros administrativos especiales El empresario y las compañías deben inscribirse en el Registro Mercantil y en los Registros administrativos. La inscripción y registro son reglados , deben practicarse a favor de todas las personas, sin discriminación.
2 EL EMPRESARIO INDIVIDUAL (Cap. 4) Más de tres millones de personas que ejercen una actividad profesional o económica, por cuenta propia están afiliadas obligatoriamente al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos.
Definición y caracteres esenciales El empresario individual es aquel que, teniendo capacidad legal para ejercer el comercio, se dedica a él habitualmente.
El comerciante hace suyas las ganancias y asume personalmente el riesgo de pérdidas.
Los bienes utilizados en su negocio, los de carácter personal y todos los obtenidos gracias a su actividad económica son su garantía de pago de las deudas de los acreedores de su negocio.
Al empresario individual le es aplicable el principio de responsabilidad patrimonial universal, conforme al cual el deudor responde de todas sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros.
El ejercicio habitual del comercio Se presume que existe ejercicio habitual cuando la persona disponga de un establecimiento que tenga por objeto alguna operación mercantil. Se puede ser empresario sin disponer de un establecimiento distinto al propio domicilio, prestando servicios, por ejemplo, a domicilio.
Exclusión de los agricultores, ganaderos, artesanos y profesiones liberales Quedan excluidos de la condición de empresarios individuales los agricultores, ganaderos y artesanos, así como las denominadas profesiones liberales, como abogados y médicos, que disponen de un régimen jurídico especial.
Capacidad legal para ser comerciante La tienen todas las personas física mayores de edad y con libre disposición de sus bienes. Excepcionalmente los menores e incapacitados pueden continuar el comercio que hubiera ejercido sus padres o sus causantes, evitando así la perdida del negocio.
Hasta la mayoría de edad o la obtención de plena capacidad, el comercio debe realizarse por medio de sus tutores.
La inscripción del empresario individual en el Registro Mercantil La inscripción es voluntaria para los empresarios individuales. El empresario no inscrito en el Registro Mercantil no puede pedir la inscripción de ningún documento, ni aprovecharse de sus efectos legales.
La inscripción se practica en virtud de una declaración dirigida al registrador, cuya firma se extiende ante él o se halla notarialmente legitimada. Es necesario acreditar que se ha presentado la declaración de alta en el Censo de Obligados Tributarios y la obtención de un código de identificación.
3 El ejercicio del comercio por persona casada La persona casada sea hombre o mujer, puede iniciar un negocio individual o continuar el que mantiene de soltero sin necesidad del consentimiento del cónyuge.
Prohibiciones e incompatibilidades Una persona puede compatibilizar la actividad empresarial con otras profesiones, salvo que exista una prohibición legal expresa.
Hay supuestos de prohibición absoluta, como la que pesa sobre los miembros del Gobierno y altos cargos de la Administración General del Estado, los magistrados, jueces y fiscales en activo. Los funcionarios pueden estar incursos en incompatibilidades por razón de su singular cargo.
El comerciante comunitario y extranjero Los extranjeros y compañías constituidas en el extranjero podrán ejercer el comercio en España, con sujeción a las leyes de su país, en lo que se refiere a su capacidad para contratar, y las disposiciones del Código de Comercio, en todo cuando concierna a la creación de sus establecimientos dentro del territorio español, a sus operaciones comerciales y a la jurisdicción de los tribunales españoles. Los extranjeros mayores de dieciséis años precisarán, para ejercer cualquier actividad lucrativa, laboral o profesional, de la correspondiente autorización administrativa previa para residir y trabajar.
4 LAS COMPAÑÍAS O SOCIEDADES MERCANTILES (Cap. 5) El legislador mantiene una posición laborable a la constitución de sociedades mercantiles por entender entre otras razones que son un eficaz elemento de fomento empresarial de crecimiento económico. Esta consideración puede observarse en varias normas juntas.
Primero, el Código de Comercio ya no exige la previa autorización del gobierno para crear compañías. Segundo, el legislador reconoce la posibilidad del socio de limitar su riesgo al importe de su inversión y no al conjunto de su patrimonio. Tercero, desde 1995 se h generalizado el derecho, de constituir y mantener sociedades anónimas y limitadas unipersonales o de un solo socio. Esto permite que muchos empresarios individuales hayan decidido continuar con su empresa a través de una sociedad mercantil.
Tipos de compañías mercantiles Por norma general las sociedades mercantiles se constituyen al adoptar alguna de las formas siguientes: sociedad colectiva, sociedad comanditaría, simple o por acciones, anónima y de responsabilidad limitada. Estas cinco son las sociedades mercantiles generales. La sociedad colectiva y la comanditaría simple se regulan todavía en el Código de Comercio, mientras que la sociedad anónima, la sociedad comanditaria por acciones y la sociedad de responsabilidad limitada están desarrolladas en la ley de sociedades de capital.
El grupo de sociedades existe cuando una sociedad ostenta o puede ostentar, directa o indirectamente, el control de otra u otras.
El contrato de compañía o de sociedad mercantil Mediante este contrato los socios fundadores se obligan a poner en fondo común bienes, dinero o trabajo y otros valores para obtener lucro.
La aportación se realiza, salvo que otra cosa sería diga, a título de propiedad a favor de la sociedad de nueva constitución. A cambio de su aportación, el socio contratante se convierte en propietario de un número de acciones, participaciones o interés en el capital social.
Generalmente, la participación es proporcional al importe de la respectiva aportación, pero cabe pactar un régimen distinto a favor de algunos socios, como ventajas económicas adicionales para los fundadores, dividendos garantizados para los socios que renuncien ejercer su derecho de voto en las asambleas, etc.
Capacidad para celebrar el contrato No pueden prestar su consentimiento los menores no emancipados, ni los incapacitados.
Necesitan para ello de un complemento de capacidad, padres, tutor legal, jueces... El menor emancipado puede ser parte en el contrato de sociedad, pero le resultan de aplicación ciertos límites legales: no podrá tomar dinero a préstamo... sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador.
5 Los socios han de prestar su consentimiento sobre todo el contenido del contrato. El consentimiento lo puede empezar a través de sus representantes. El consentimiento prestado con violencia Los socios han de prestar su consentimiento sobre todo el contenido del contrato. El consentimiento lo pueden prestar a través de sus representantes. Es nulo el consentimiento prestado con violencia.
Número de socios fundadores Se admite la posibilidad de constituir sociedades anónimas y limitadas de un solo socio.
Adhesión al contrato de nuevos socios El contrato de sociedad vincula tanto a los contratantes originarios como a los nuevos socios que se incorporen posteriormente a la asociación a través de la compra de acciones o participaciones.
La inscripción del contrato en el Registro Mercantil Toda compañía mercantil, antes de iniciar sus operaciones, deberá hacerse constar en el Registro mercantil. Los socios no pueden hacer pactos reservados, sino que todos deben constar en la escritura social.
La personalidad jurídica de las compañías mercantiles Una vez constituida la compañía mercantil, tendrá personalidad jurídica en todos sus actos y contratos.
La denominación social de la compañía Para inscribir sociedades anónimas y limitadas en el Registro Mercantil, sus estatutos deben indicar cuál es la denominación social de la compañía.
La nacionalidad y el domicilio social. Sucursales. Sociedades extranjeras Son españolas y se rigen por las leyes españolas todas las sociedades de capital que tengan su domicilio en territorio español, cualquiera que sea el lugar donde se hubieren constituido. Deben tener su domicilio en España las sociedades de capital cuyo principal establecimiento o explotación radiqué dentro del territorio nacional. En particular, fijarán su domicilio en el lugar en que se halle centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación.
La inscripción de la sociedad se practica el Registro Mercantil Territorial correspondiente al domicilio.
Las compañías constituirás el extranjero pueden ejercer el comercio en España, con sujeción a las leyes de su país en lo que se refiere a su capacidad de contratación a las disposiciones del Código de Comercio, en todo cuanto concierna la creación de sus establecimientos en territorio español, a sus operaciones mercantiles y a la jurisdicción de los tribunales españoles, sin perjuicio de lo que en casos particulares puede establecerse por tratados o convenios con otros.
6 La sociedad extranjera se somete a su ley personal, que es la de su nacionalidad, que rige en todo lo relativo a capacidad, constitución, representación, funcionamiento, transformación, disolución y extinción. Las sociedades extranjeras que trasladen su domicilio a territorio español y sus sucursales también deben inscribirse en el Registro Mercantil. En concreto, las sociedades extranjeras que establezcan una sucursal en España deben inscribirla en el Registro Mercantil del lugar de su domicilio.
Los órganos sociales La compañía necesita valerse de órganos, llamados sociales. Como regla general, las sociedades mercantiles deben disponer necesariamente de dos órganos: uno que agrupe a los socios reunidos una o varias veces al año, normalmente llamado junta de socios, y otro que suele llamarse órgano de administración, formado por una o varias personas elegidas por los socios, que asume la gestión permanente de la empresa y rinde periódicamente cuentas a los socios.
El objeto social. El interés social. El patrimonio social El objeto social puede ser cualquiera que no sea contrario a la ley, a la moral y al orden público.
El interés social no coincide necesariamente con el interés de los socios mayoritarios, por lo que la minoría puede acudir al juez para que anule acuerdos de la junta que sean contrarios al interés social.
En las sociedades anónimas y limitadas, la compañía es propietaria de un patrimonio propio, distinto del de los socios. Se denomina patrimonio social. Una sociedad sin patrimonio propio puede ser colectiva, pues los socios responden de las deudas sociales.
Obligaciones comunes a las compañías mercantiles Las sociedades mercantiles llevarán además de los libros de contabilidad, libros fiscales, y libros de visitas al centro de trabajo, tabién un libro o libros de actas. Cualquier socio tiene derecho a obtener certificación de los acuerdos y de las actas de las juntas generales. Las sociedades anónimas y la comanditarias por acciones deben llevar un libro de registro de acciones nominativas. Cualquier accionista que lo solicite podrá examinar este libro. La sociedad de responsabilidad limitada llevará un libro de registro de socios, legalizados por el Registro Mercantil.
7 EL REGISTRO MERCANTIL (Cap. 6) Finalidad y organización del Registro Mercantil La finalidad del registro mercantil es la de llevar el registro de los comerciantes, de dar publicidad de ciertos actos relativos a los mismos, así como de la constitución de compañías mercantiles o industriales.
El Registro Mercantil se lleva bajo la dependencia del Ministerio de Justicia. En cada capital de provincia se ubica un Registro Mercantil Territorial. En Madrid radica el Registro Mercantil Central.
El sistema de hoja personal El Registro Mercantil Territorial se lleva por el sistema de hoja personal. En cada hoja, el registrador debe inscribir y anotar los actos y contratos de los que legal y reglamentariamente las empresas deben dar publicidad.
Publicidad de la inscripción en la documentación de la empresa El domicilio y los datos identificadores de la inscripción en el Registro Mercantil se harán constar en toda la documentación.
Las compañías mercantiles y otros sujetos obligados a inscribirse Es obligatoria la inscripción en el registro mercantil: del naviero empresario individual, de las sociedades mercantiles, etc.
Principio de titulación pública Sólo se admiten anotaciones o inscripciones en la hoja personal del empresario o la compañía de informaciones contenidas en el documento público. En algunos casos basta un documento privado para realizar la inscripción o anotación.
Principio de legalidad El Registrador Mercantil califica bajo su responsabilidad la legalidad de las formas extrínsecas de los documentos.
Principios de legitimación y fe pública El contenido del Registro Mercantil se presume exacto y válido.
Principio de oponibilidad Los pactos sujetos a inscripción general sólo serán oponible al tercero de buena fe desde su publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.
8 Principio de publicidad formal La publicidad se hace efectiva por certificación del contenido de los asientos expedida por los Registradores o por simple nota informativa o copia de los asientos y de los documentos depositados en el registro.
El cumplimiento previo de las obligaciones fiscales No puede practicarse asiento alguno si no se ha justificado previamente.
La acreditación de la obtención de un código de identificación fiscal En la inscripción primera de las sociedades y entidades inscribibles habrá de consignarse su número de identificación fiscal, aunque sea provisional. Una vez inscrita la sociedad en el Registro Mercantil se solicita el código de identificación fiscal definitivo, aportando copia de la inscripción y la tarjeta del código de identificación fiscal provisional.
9 LA PROPIEDAD INDUSTRIAL (1): LA PROTECCIÓN JURÍDICA DEL NOMBRE COMERCIAL DE LA EMPRESA, DE LAS MARCAS DE PRODUCTOS Y SERVICIOS Y DE LOS NOMBRES DE DOMINIO (Cap. 13) El nombre comercial de la empresa El comerciante individual o la compañía mercantil pueden presentar su empresa al público utilizando su propio nombre civil, o bien encontrar signos distintivos que puedan resultar más atractivos para los consumidores o que identifiquen con mayor claridad el negocio al que se dedican.
La Ley reconoce gran liberatd en la formación del logotipo de la empresa .
El registro del nombre comercial en la Oficina Española de Patentes y Marcas En la Oficina Española de Patentes y Marcas, voluntariamente las persona físicas o jurídicas españolas y extranjeras con residencia habitual o establecimiento comercial o industrial efectivo y serio en territorio español pueden inscribir el nombre comercial de su empresa. La inscripción del nombre comercial, con el pago de una tasa de registro, confiere a su titular el derecho de uso exclusivo. El registro del nombre comercial se otroga por diez años desde la fecha de presentación de la solicitud y podrá renovarse por períodos sucesivos de diez años.
Las marcas de productos y servicios Resulta esencial disponer de signos distintivos que permitan al empresario destacar sus productos y servicios frente a los de los competidores para evitar riesgo de confusión en los consumidores y usuarios. Las empresas son conscientes de la importancia de la marca y, probablemente en mayor medida que su nombre comercial, intentan prestigiar las marcas de sus productos y servicios a través de inversiones en publicidad.
El registro de marcas en la Oficina Española de Patentes y Marcas Cada comerciante ha elegido tradicionalmente el signo distintivo que deseaba utilizar en sus productos para marcarlos frente a los otros. La Oficina Española de Patentes y Marcas también lleva un registro de marcas de productos y servicios, donde los comerciantes y las compañías pueden obtener la propiedad sobre una marca específica.
La propiedad comporta el derecho de uso exclusivo en el tráfico económico.
Procedimiento de registro de marcas y nombres comerciales La solicitud de registro de marcas y nombres comerciales se presenta ante los órganos competentes de la Comunidad Autónoma o por correo.
La solicitud de registro de marcas debe contener: A) la identificación del solicitante; B) la reproducción del signo cuya inscripción se pretende; y C) la lista de productos o servicios para los que se solicita registro. La presentación de lugar, además, al pago de las tasas establecidas.
10 Legitimación para solicitar el registro Si en el plazo de cinco años contados desde la fecha de la concesión, la marca no hubiera sido objeto de uso efectivo y real en España para los productos o servicios para los que fue registrada, el derecho de propiedad sobre la marca caduca. La marca se considera usada por su titular cuando sea utilizada por un tercero con su consentimiento.
Clases de marcas La marca puede estar compuesta por palabras, letras y números, símbolos, figuras, imágenes, por una combinación de los mismos, por signos sonoros, o por modelos tridimensionales.
El registro de una marca comunitaria El derecho de propiedad sobre una marca de productos o servicios produce en principio efecto sólo en España, aunque hay sistemas voluntarios a los que el titular puede acudir para disfrutar de una protección de alcance supranacional, bien comunitario, bien internacional. La concesión de la marca comunitaria corresponde a la Oficina de Armonización del Mercado Interior.
Las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas Conceder el derecho exclusivo de uso de acuerdo con su legislación específica. Pueden utilizarla todas las empresas que elaboran productos en el área geográfica de que se trate y cumplen las normas de control de características y de calidad de los productos previstos en el reglamento aprobado por el Consejo Regulador.
11 LA PROPIEDAD INDUSTRIAL (2): LA PROTECCIÓN JURÍDICA DE LAS PATENTES, LOS MODELOS DE UTLIDAD Y LOS DISEÑOS INDUSTRIALES (Cap. 14) El registro de patentes en la Oficina Española de Patentes y Marcas La patente es un título por el que se reconoce oficialmente a alguien la invención de un producto o de un procedimiento industrial y los derechos que de ella derivan. Las patentes impulsan la innovación tecnológica de las empresas y elevan la competitividad y productividad de la industria nacional.
La concesión de una patente corresponde a la Oficina Española de Patentes y Marcas.
El documento de patente Para cada patente concedida se imprimirá un folleto para su venta al público en que constan, entre otras menciones, el número de patente concedida por la Oficina Española de Patentes y Marcas, la clase o clases en que se haya incluido la patente, el enunciado conciso del invento patentado, el nombre y apellidos, o la denominación social, y la nacionalidad del solicitante, así como su domicilio, la referencia al Boletín Oficial de la Propiedad Industrial en que se publicó la solicitud, la fecha de la concesión, la posibilidad de consultar documentos de la patente concedida, dibujos y el texto íntegro del informe del estado de la técnica.
Derechos del propietario de la patente La patente confiere a su titular legítimo el derecho a impedir a cualquier tercero que no cuente con su consentimiento: a) la fabricación de un producto objeto de patente.
b) la utilización de un procedimiento objeto de patente.
c) la utilización en el comercio o la utilización del producto obtenido por el procedimiento patentado.
El derecho de uso exclusivo del producto o procedimiento patentado tiene una duración de 20 años. Transcurrido el plazo legal, la patente caduca, el invento pasa ser de dominio público y la imitación del procedimiento o el producto anteriormente patentado es libre.
El titular dispone de acciones civiles y penales para impedir actos de usurpación por parte de terceros no autorizados.
La patente y la protección de los secretos de empresa Los secretos industriales y empresariales, si concurren todos los elementos exigidos y así lo quiere el titular, pueden protegerse por una patente u otro derecho de la propiedad industrial o intelectual.
12 Procedimiento de la concesión de la patente española de la Oficina Española de Patentes y Marcas Se inicia con la solicitud del titular del invento o de su agente de la propiedad industrial bien directamente, bien a través de los órganos de la Administración Autonómica que asuman esta competencia.
La solicitud no podrá comprender más que una sola invención o un grupo de invenciones relacionadas entre sí de tal modo que integren un único concepto inventivo general. La invención debe ser descrita en la solicitud de manera suficientemente clara y completa para que uu experto sobre la materia puede ejecutarla.
Personas legitimadas para solicitar una patente Pueden obtener el derecho de patente las personas naturales y jurídicas de nacionalidad española y las personas naturales o jurídicas extranjeras que residan habitualmente o tegan establecimiento industrial o comercial efectivo y real en territorio español o que gocen de los beneficios del Convenio de la Unión de París para la protección de la propiedad Industrial.
El derecho a la patente en las invenciones laborales Cuando el trabajador realice una invención en relación con la actividad de su empresa, sobre la base de los conocimientos aquí adquiridos por los medios de la misma, el empresario tiene derecho a asumir la titularidad o reservarse el derecho de explotación, previa compensación económica justa al trabajador.
Causas legales de denegación de la concesión de la patente Admitida a trámite la solicitud, la Oficina Española de Patentes y Marcas denegará total o parcialmente la concesión cuando concurra alguna de las siguientes razones.
1) Que se trate de descubrimientos, teorías científicas o métodos matemáticos, obras literarias, artísticas, métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, formas de presentar informaciones, etc.
2) No son patentables los métodos de tratamiento quirúrgico o terapéutico del cuerpo humano-animal ni los métodos de diagnóstico, pero si los aparatos o instrumentos para la puesta en práctica de tales métodos. Son patentables en España las invenciones de productos químicos y farmacéuticas desde 1922.
3) No son patentables las invenciones cuya explotación sea contraria al orden público, como procedimientos de clonación de ser sumados, etc.
4) Se denegará la concesión de la patente cuando la invención no pueda ser fabricada o utilizada en la industria, incluida la agrícola.
5) Se denegará la concesión cuando resulte que la invención carece de novedad manifiesta o notoria.
La venta y las licencias de la patente La patente y la misma solicitud pueden transmitirse por cualquier medio que reconoce el Derecho. Ambas pueden ser hipotecados, dadas en usufructo y, en su caso, embargadas o expropiadas. Lo más frecuente es que esta situación se realice a través de un contrato.
13 ...