Tema 3 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Veterinaria - 2º curso
Asignatura fisiologia
Año del apunte 2015
Páginas 7
Fecha de subida 19/03/2015
Descargas 5

Vista previa del texto

DIGESTIÓN DE LAS GRASAS Tenemos un cuadro de la composición de la bilis. Vemos elementos que tienen función digestiva como las sales biliares. La bilirrubina es el resultado del metabolismo de la hemoglobina, es una sustancia sin utilidad pero sirve para demostrar cual es la función de la bilis.
La bilis es el elemento que utiliza el organismo para poner en el exterior las sustancias de carácter apolar que deben ser eliminadas. A veces el intestino, como tiene mucha capacidad de reabsorción, las recupera. Es la circulación entero-hepática. La bilirrubina es un pigmento biliar porque da un color característico.
A pesar de ser una secreción cuyo objetivo es excretar sustancias polares, contienen agua porque van vehiculadas en un componente acuoso. También se eliminan electrolitos. El colesterol también forma parte de la secreción al igual que los ácidos grasos y la lecitina que es la fosfatidilcolina que se encuentra en el huevo y forma parte de la pared de las células. Es el fosfolípido de las membranas celulares, es muy importante para mantener las características de la secreción biliar, se crean esferas donde van los lípidos dentro para poder ser secretados. Los fosfolípidos junto con las sales biliares hacen la secreción biliar estable.
El colesterol no se utiliza para estabilizar las micelas y se secreta o no en función de la dieta. Hay una contradicción fisiología de nuestro organismo porque ahora tomamos una dieta hipercalorica con muchos elementos de origen animal con mucho colesterol pero aun así lo recuperamos.
La bilis se produce en el hígado y se almacena en la vesícula. Hay animales que no tienen vesícula pero pueden controlar igual la secreción biliar a través del esfínter de la papila duodenal mayor. Los animales que tienen vesícula biliar pueden almacenar bilis y pueden absorber agua y sodio de manera que puede cambiar un poquito la composición. Si tomamos dietas con muchos lípidos y excretamos parte de estos por la bilis se pueden formar cristales de lípidos que son precipitaciones con colesterol que pueden ocluir el colédoco y generar un problema grave.
Todas las especies tienen básicamente los mismos ácidos biliares que derivan del colesterol. El hígado en cualquier especie produce el ácido cólico y el ácido quenodeoxicólico cuyas moléculas son idénticas.
1 Un ácido biliar es lo mismo que una sal biliar. Un ácido se vuelve sal cuando lo pones en el medio acuoso y se ioniza.
Al quenodeoxocólico le falta un grupo hidroxilo. Los ácidos derivados del colesterol que ganan grupos hidroxilo ganan polaridad. Esta molécula presenta dos caras una más polar y otra menos polar por lo tanto puede actuar como interfase de manera que tiende a ordenarse.
Los ácidos llegan al intestino y van haciendo su función y no tienen por qué alterarse pero en el intestino hay bacterias y un medio muy reductor. Como estos ácidos biliares los vamos a recuperar porque el organismo cree que son importantes pasan a la vena porta y por allí al hígado y al intestino. Cada vez que pasan por el intestino son susceptibles de ser degradados, es decir empiezan a perder grupos hidroxilo. Los ácidos grasos secundarios son los que han perdido polaridad y por tanto grupos hidroxilo y son peores. Cuantos más grupos hidroxilo pierdan menos se recuperan.
Para que tengan más carácter polar el hígado los conjuga. Los ácidos biliares se sintetizan fuera del hígado o allí mismo, pero siempre los conjuga de la misma manera uniéndolos a dos aminoácidos que pueden ser la glicina o la taurina. En los omnívoros el hígado en función de cual tenga más utiliza uno u otro. Los utiliza indistintamente.
Además la taurina no es esencial para los omnívoros. En el gato la taurina es esencial porque es un carnívoro estricto y obtiene la taurina del músculo; debido a su dieta nunca le faltará taurina. No pueden sintetizar taurina porque la obtienen fácilmente con la dieta. Si al gato le falta taurina tendrá problemas neurológicos porque la taurina es también un neurotransmisor. Nunca tendrá signos digestivos porque primero aparecen los neurológicos y ya estará muerto. A poca taurina que haya el hígado la utilizará porque no estaba previsto que haya elección. (EXAMEN) Los ácidos biliares se conjugan para darles una dirección y así evitar que se pierdan.
2 Tenemos una imagen de las micelas biliares.
Exteriormente tenemos los ácidos biliares que orientan hacia el exterior su parte polar y protegiendo así su parte apolar donde además se colocan según su hidrofobia los diferentes elementos lipídicos. Tenemos los fosfolípidos y el colesterol con rallas, la unión acido biliar fosfolípido da estabilidad.
DIGESTIÓN DE LAS GRASAS: Cuando comemos grasa esta forma parte de una estructura que en el estómago no se altera pero empieza a separarse. Al estar en un medio caliente se disuelve mejor. Se van formando gotitas de grasa. En estas condiciones no se pueden digerir las grasas porque forman agregados demasiado grandes. La función de los ácidos biliares es esencial para la digestión de las grasas, que llevan a cabo las enzimas pancreáticas, ya que emulsionan. Cuando la bilis llega al intestino des del hígado y el intestino se mueve la grasa, se emulsiona. Una emulsión ya no es una micela, el tamaño es mucho menor, el tamaño de las micelas es mucho más pequeño. Cuando hablamos de emulsión hablamos de reducir el tamaño de las gotas de grasa, aumenta la superficie y facilitamos la actuación de las enzimas pancreáticas que no pueden entrar dentro de las gotas de grasa.
3 Los elementos de la digestión forman nuevamente micelas que con la motilidad del intestino pueden tocar la membrana de los enterocitos y así pueden absorberse los lípidos. Las moléculas polares no podrán entrar y por tanto los ácidos biliares quedaran en la luz. El organismo cree que son importantes y los debe recuperar. En las células del íleon tenemos un trasportador específico acoplado al sodio (ATPasa) para recuperarlos. El sistema es muy eficiente mientras que si la sustancia no tiene transportadores específicos el transporte no es tan bueno.
El anclaje de las enzimas, sobre todo de la lipasa, en la gota de grasa es importante. Tenemos una gota de grasa donde vemos ácidos biliares intercalados entre fosfolípidos en la micela y en la interfase tenemos los elementos que nos permiten tener la emulsión. Dentro tenemos desorganizados los triglicéridos, esteres u otras cosas. La lipasa nos digiere los triglicéridos y debe anclarse en la micela gracias a un péptido segregado por el páncreas. Así la lipasa transforma los triglicéridos que podrán integrarse y formar micelas más pequeñas. Si no fuera así a digestión sería muy ineficiente.
Si no hay emulsión no hay digestión de las grasas porque no da tiempo a la lipasa a unirse a la membrana de la micela.
Para los triglicéridos tenemos la lipasa que es ayudada por la colipasa para estabilizarse. La digestión es tan rápida que la lipasa lo que hace es dar lugar a dos ácidos grasos y un monoglicérido. Los fosfolípidos se digieren por la fosfolipasa de origen pancreático que hidrolizan.
4 Cuando las micelas llegan a tocar el borde en cepillo del enterocito se separan los lípidos que pueden entrar mientras que los ácidos biliares no pueden pasar. Los ácidos grasos de cadena corta pueden pasar el enterocito pero no van en micela. En el enterocito tiene lugar la reesterificacion de los ácidos grasos. Estos compuestos son apolares y no hidrosolubles, por tanto, son acompañados en el enterocito de una proteína para protegerlos del medio acuoso.
El problema es que los quilomicrones son enormes y no pueden pasar por los capilares sanguíneos así que deben ir por la linfa y por tanto no van por el hígado. Casi todas las grasas pasan a circulación general sin pasar por el hígado.
Se empiezan a transformar en el tejido adiposo.
5 Tenemos una imagen del quilomicrón que es la lipoproteína de menor densidad porque tiene menso proteína y más lípidos.
RECUPERACIÓN DE LAS SALES BILIARES: Tenemos que fijarnos en las cantidades que nos dan una idea de la recuperación. Cada día pasamos los ácidos biliares por el intestino en función de cuantas veces comamos. Tenemos entre 12-36g/dl de ácidos biliares en nuestro pool. Con las heces perdemos 0,2-0,6, es decir recuperamos muchísimos. Esta fracción tan pequeña coincide con la síntesis de novo. Lo que perdemos lo sintetizamos. Podríamos bajar el colesterol inhibiendo la recuperación.
6 Si nosotros tomamos determinados vegetales como la avena que tienen fibra soluble que genera geles en el intestino que ayudan a atrapar cosas. De esta manera cuanto más colesterol atrapen más nos ayudan a reducirlo.
Los fitoesteroles también reducen el colesterol y son esteroles vegetales cuya estructura es muy similar al colesterol de manera que se comportan como él pero sin serlo. Compiten con el colesterol y se incorporan mejor a las micelas de manera que cuantos más haya más difícil lo tendrá el colesterol y luego no se podrá absorber quedando en la luz intestinal.
7 ...