Tema 4. derecho y moral (2014)

Resumen Español
Universidad Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Teoria del Derecho
Profesor T.D.M.
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 16/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEORÍA DEL DERECHO TEMA 4. DERECHO Y MORAL.
4.1.
Evolución histórica.
La aceptación de que derecho y moral son dos realidades diferentes es mucho más reciente de lo que pudiera parecer. De hecho, las sociedades primitivas se regían por un sistema indiferenciado de normas morales, costumbres y reglas jurídicas debido al sentimiento religioso existente en la época.
Más adelante, con el proceso de racionalización que experimentó el pensamiento humano se empiezan a atisbar algunas diferencias entre las reglas jurídicas y las normas morales, sin que todavía se procediera a su diferenciación definitiva. Aunque la civilización griega a través de Aristóteles llevó a cabo un esfuerzo para tratar de encontrar la forma más adecuada de actuación moral, no puede decirse que existiera desde esta época una teorización concluyente de la distinción entre derecho y moral.
La filosofía escolástica tampoco alcanzó mayores resultados a este respecto, puesto que a pesar de que el cristianismo había hablado del fuero externo y el interno, en última instancia se procedió a una juridización de la moral.
Algunos autores realizaron importantes aportaciones a este respecto. Christian Tomasius identifica los tres sectores normativos con el decoro, la honestidad y la justicia.
El decoro tendría que ver con los usos sociales; la moral se ocupa de las reglas de la honestidad, que afectan a las acciones internas del hombre imponiendo deberes cuyo cumplimiento no estaría garantizado por el uso de la fuerza; y el derecho se ocupa de las reglas de la justicia que afectan a las acciones externas del hombre imponiendo un modelo de conducta garantizado por el uso de la coacción.
Por último, Kant plantea un criterio de distinción basado en el origen de la acción.
Así, se habla de la moral como un deber autónomo, mientras que el deber jurídico sería un deber heterónomo.
1 TEORÍA DEL DERECHO 4.2.
Las acepciones de la moral.
La moral no es única e invariable, sino que es un código de conductas que representan a una doctrina. Así, si se analiza una doctrina religiosa podríamos encontrar la moral cristiana, si se analiza una doctrina filosófica encontraríamos, entre otras, la moral utilitarista, y si se analiza una doctrina política, la moral socialdemócrata.
Con todo, cada uno de los individuos que componen la masa social constituye en sí mismo un universo que no se puede descubrir median la aplicación de estereotipos prefijados por su adscripción doctrinal. Es por ello que hablamos de moral individual para referirnos al conjunto de convicciones personales de cada individuo que le permiten actuar correctamente, según su comprensión de la idea de bien.
Además de esto, hay que ser conscientes de que las divergencias que puedan darse entre las morales individuales de los componentes de un grupo social no eclipsan la aceptación generalizada de un conjunto e convicciones por parte de todos los individuos de este grupo social. Para referirnos a ello, empleamos el término moral social.
Se puede distinguir dos tipos de adhesión a la moral social. La adhesión de origen consiste en la asunción de un código moral debido al origen del individuo y al entorno en el que se ha educado, mientras que la adhesión de conocimiento consiste en la aceptación de la moral debido a que se está de acuerdo con ella por uno mismo y no porque en nuestra decisión intervengan factores externos.
Por último, se puede hablar también de una moral universal que representa a todo el conjunto social de los seres humanos, una moral difusa debido a las divergencias existentes entre las diferentes culturas que integran nuestro mundo.
4.3.
Los criterios de distinción entre el derecho y la moral.
Han sido muy numerosos los criterios de distinción entre el derecho y la moral.
Podríamos destacar los siguientes: a) El carácter de los actos regulados: tradicionalmente se ha entendido que la moral regula los actos internos mientras que el derecho se ocupa de la regulación de los actos externos. Se puede criticar este criterio diciendo que no existen actos puramente externos, puesto que a la hora de actuar siempre interviene un 2 TEORÍA DEL DERECHO proceso interno. Además, la moral no sólo se ocupa de actos internos, sino también de actos que tienen manifestación externa. Por último, el derecho en su aplicación tiene en cuenta elementos internos de la acción humana, como la predeterminación o el error.
b) La importancia de la materia regulada: según este criterio, hay materias cuya relevancia las lleva a ser reguladas desde las normas morales, mientras que hay otras de menor entidad que son reguladas por la norma jurídica. Es por ello que nuestros juicios morales son constantes mientras que los jurídicos son más circunstancias. Además, las materias relevantes que son reguladas por la moral también son reguladas por el derecho.
c) La formulación lingüística de las normas: este criterio indica que el derecho sólo contiene preceptos negativos, mientras que la moral junto a los preceptos negativos también incluye otros positivos. En la actualidad, los Ordenamientos Jurídicos realizan una función promocional, impulsan situaciones de cambio social para las que se requieren mandatos positivos.
d) La estructura lógica de las normas: la norma moral tiene una estructura unilateral, en tanto que la norma jurídica tiene una estructura bilateral. Podría objetarse que también hay derechos morales que se predican del individuo y que no es necesario que se recojan en un Ordenamiento Jurídico para su cumplimiento.
e) La forma de imposición de las normas: las normas morales son normas autónomas, es el mismo sujeto quien se obliga a su cumplimiento; y las normas morales son heterónomas, es decir, producidas por personas ajenas al sujeto al que le afectan. Por una parte, las normas que componen la moral individual no son autónomas, puesto que si bien es el individuo quien decide cumplirlas en última instancia, la precepción de que n comportamiento es o no correcto viene dada por la educación recibida por el sujeto. Por otro lado, las normas jurídicas no son tampoco completamente heterónomas, porque las personas a las que les 3 TEORÍA DEL DERECHO afectan estas reglas han participado directa o indirectamente en el proceso de creación de las normas. Sin embargo, correctamente matizado este criterio de distinción es valido f) La especialidad de la sanción: éste es uno de los argumentos más válidos a la hora de diferenciar entre derecho y moral. Las normas morales son normas sin sanción en caso de inobservancia, mientas que las jurídicas sí sancionan en caso de incumplimiento. La distinción se realiza pues, desde el punto de vista de que la sanción jurídica dispone para la ejecución de la sanción un aparato coactivo organizado que impone la sanción, mientras que la sanción moral consiste en un sentimiento desagradable que experimenta el individuo al caer en la cuenta de la vulneración del código moral que ha cometido.
g) La institucionalización del proceso de creación normativa: mientras que las normas jurídicas tienen un carácter institucional que establece diferentes órganos para la regulación y garantía del cumplimiento de las normas. Las normas morales no requieren ninguna configuración institucional.
h) La diversificación normativa: las normas morales nos indican cómo debemos comportarnos. Por su lado, el derecho presenta un espectro normativo más amplio que incluye producción de normas, los poderes existentes… 4.4.
Las relaciones entre el derecho y la moral.
Se reconoce que entre el derecho y la moral hay algún tipo de relación, pero esta se presenta como una relación muy estrecha, ya que ambas contienen referencias recíprocas del uno sobre el otro. Así pues, el análisis de la relación entre el derecho y la moral podrá asumir la forma de relación coherencia o de relación de conflicto. La relación entre el derecho y la moral individual se presentará en la mayoría de las ocasiones como una relación de tensión, ya que es imposible que las diferentes morales individuales coincidan al unísono con el Ordenamiento Jurídico. Sin embargo la relación 4 TEORÍA DEL DERECHO entre derecho y la moral social debería ser una relación de coherencia, pues se ha pensado incluso que sólo era auténtico derecho el derecho legítimo.
Durante mucho tiempo se ha pensado que sólo era auténtico el derecho legítimo, que estaría integrado por el conjunto de normas coincidentes en su contenido con la regulación que establece la moral social. Es la clásica tesis del iusnaturalismo que propugna la unión entre el ser y el debe ser, negando la condición jurídica al orden normativo ilegítimo.
Con el surgimiento del positivismo jurídico como doctrina dominante asistimos a la definitiva separación entre el derecho y la moral. Las normas adquieren la condición jurídica por haber sido dictadas con arreglo al procedimiento que el propio derecho establece y no por ninguna consideración moral La moral se presenta como un orden normativo superior relacionado con la idea del bien, pero el derecho es la base de la convivencia social, por lo que la desobediencia de sus normas podría acarrear graves consecuencias.
5 ...

Tags:
Comprar Previsualizar