Tema 18. Delitos contra el orden público (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Criminología y Políticas Públicas de Prevención - 3º curso
Asignatura Derecho penal (Clasificación del delito)
Año del apunte 2015
Páginas 14
Fecha de subida 14/03/2016
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Derecho penal TEMA 18. DELITOS CONTRA EL ORDEN PÚBLICO I.
EL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO Bien jurídico protegido: orden público entendido como aquel estado de “tranquilidad general en las manifestaciones colectivas de la vida comunitaria” II.
ATENTADOS, RESISTENCIA Y DESOBEDIENCIA (arts. 550-556 CP) Bien jurídico protegido: “la garantía del buen funcionamiento de los servicios y funciones públicas” 1. Atentados Artículo 550 1. Son reos de atentado los que agredieren o, con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.
En todo caso, se considerarán actos de atentado los cometidos contra los funcionarios docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o con ocasión de ellas.
2. Los atentados serán castigados con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad y de prisión de seis meses a tres años en los demás casos.
3. No obstante lo previsto en el apartado anterior, si la autoridad contra la que se atentare fuera miembro del Gobierno, de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, del Congreso de los Diputados, del Senado o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, de las Corporaciones locales, del Consejo General del Poder Judicial, Magistrado del Tribunal Constitucional, juez, magistrado o miembro del Ministerio Fiscal, se impondrá la pena de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses.
Sujeto pasivo: la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos Tendrán el carácter de agentes de la autoridad los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dependientes del Gobierno de la Nación y los Cuerpos de Policía dependientes de las Comunidades Autónomas y de las Corporaciones Locales.
Los atentados contra estos sujetos sólo serán típicos cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos (cuando estén desempeñando su trabajo) o con ocasión de ellas (cuando el atentado «haya sido motivado por una actuación anterior en el ejercicio de tales funciones», aunque en el momento de la acción típica el sujeto pasivo no esté de servicio).
Conductas típicas  tres modalidades: 1. Acometimiento: ataque, agresión o violencia física Ej. Lanzar piedras contra agentes de la Guardia Civil 2. Agresión 3. Resistencia activa grave: el sujeto activo se opone a una actuación previa de la autoridad, de sus agentes o de los funcionarios públicos (quiere evitarla).
Caso más frecuente: la policía intenta detener a un sujeto y éste se opone dando manotazos o patadas.
1 Derecho penal En la resistencia, tanto se puede hacer uso de la violencia como de la intimidación grave*.
* Jurisprudencia  la intimidación se caracteriza por la inminencia del mal que se cierne sobre la autoridad o funcionario, lo que permite diferenciar esta modalidad de atentado del delito de amenazas, en el que el mal anunciado no es inminente Reforma LO 1/2015  la intimidación con un mal, inminente o no, será constitutivo de un delito contra la libertad (coacciones o amenazas), pero no de atentado, si no ha precedido un acto de la autoridad, sus agentes o los funcionarios públicos.
Acometimiento + Agresión  Alguna jurisprudencia considera que las agresiones escasamente relevantes no quedan abarcadas por estas conductas típicas. No obstante, algunas resoluciones consideran constitutivas de acometimiento conductas que, a priori, puede parecer discutible que lo sean.
Tipo subjetivo:  Conocimiento por parte del sujeto activo de la cualidad y actividad del sujeto pasivo.
 No existe unanimidad respecto a si debe exigirse o no un especial elemento subjetivo del injusto consistente en el ánimo de ofender o causar daño al principio de autoridad.
Esta infracción no exige que se produzca un resultado lesivo al sujeto pasivo, que, de concurrir, se castigará independientemente como delito de homicidio o lesiones en relación de concurso ideal o medial. Por tanto, se trata de un delito de mera actividad que se consuma aunque no se llegue a golpear o agredir materialmente al sujeto pasivo.
Artículo 551  Distintas modalidades agravadas Se impondrán las penas superiores en grado a las respectivamente previstas en el artículo anterior siempre que el atentado se cometa: 1º) Haciendo uso de armas u otros objetos peligrosos.
2º) Cuando el acto de violencia ejecutado resulte potencialmente peligroso para la vida de las personas o pueda causar lesiones graves. En particular, están incluidos los supuestos de lanzamiento de objetos contundentes o líquidos inflamables, el incendio y la utilización de explosivos.
3º) Acometiendo a la autoridad, a su agente o al funcionario público haciendo uso de un vehículo de motor.
4º) Cuando los hechos se lleven a cabo con ocasión de un motín, plante o incidente colectivo en el interior de un centro penitenciario.
Artículo 553  Actos preparatorios La provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los artículos anteriores, será castigada con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.
Artículo 554 1. Los hechos descritos en los artículos 550 y 551 serán también castigados con las penas expresadas en ellos cuando se cometieren contra un miembro de las Fuerzas Armadas que, vistiendo uniforme, estuviera prestando un servicio que le hubiera sido legalmente encomendado.
2. Las mismas penas se impondrán a quienes acometan, empleen violencia o intimiden a las personas que acudan en auxilio de la autoridad, sus agentes o funcionarios.
3. También se impondrán las penas de los artículos 550 y 551 a quienes acometan, empleen violencia o intimiden gravemente: 2 Derecho penal a) A los bomberos o miembros del personal sanitario o equipos de socorro que estuvieran interviniendo con ocasión de un siniestro, calamidad pública o situación de emergencia, con la finalidad de impedirles el ejercicio de sus funciones.
b) Al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
2. Resistencia y desobediencia grave a la autoridad o a sus agentes Artículo 556.1 Serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses, los que, sin estar comprendidos en el artículo 550, resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
A. RESISTENCIA Diferencias con el tipo básico de atentado (art. 550 CP): 1) los sujetos pasivos de este delito son la autoridad o sus agentes -así como el personal de seguridad privada que coopere con éstos-, pero no los funcionarios públicos; 2) sólo se castigan las conductas descritas en el art. 556.1 CP cuando se cometan contra dichos sujetos mientras ejercen sus funciones, pero no con ocasión de ellas; 3) la resistencia subsumible en este precepto tiene que ser activa y menos grave, o pasiva (grave o menos), pues la activa grave se castiga en virtud del art. 550 CP y la leve (activa o pasiva) constituye una infracción administrativa.
Elementos normativos a ponderar:  Actividad o pasividad de la conducta del sujeto activo  Mayor o menor gravedad de la oposición física del mismo sujeto al mandato emanado de la autoridad o sus agentes Resistencia activa: tiene que ser una oposición al cumplimiento de aquello que la autoridad o sus agentes consideran necesario para el buen desempeño de sus funciones y no tener un carácter grave.
B. DESOBEDIENCIA GRAVE A LOS MANDATOS U ÓRDENES EMANADOS DE LA AUTORIDAD O SUS AGENTES Elementos: a) El carácter terminante, directo o expreso de la orden dictada, debiendo imponer al particular una conducta activa o pasiva; b) Su conocimiento por el obligado; c) La existencia de un requerimiento por parte de la autoridad con las formalidades legales, sin que sea preciso que conlleve el expreso apercibimiento de incurrir en delito de desobediencia en caso de incumplimiento; d) La negativa u oposición voluntaria a la misma; e) En todo caso, su especial gravedad.
3 Derecho penal Diferencias entre resistencia y desobediencia:  Toda resistencia también implica desobediencia. Sin embargo, la diferencia entre ambas conductas es que en la resistencia se incumple una orden o mandato recurriendo al uso de fuerza física o ejerciendo oposición corporal.
 Desde el punto de vista criminológico, otro factor importante de distinción entre resistencia y desobediencia es que, mientras la primera suele dirigirse contra los agentes de la autoridad (policías), la segunda también suele tener como sujeto pasivo a las autoridades, sobre todo jueces y magistrados.
Desobediencia grave y leve  «la reiterada y persistente negativa al incumplimiento de la orden o mandato que revela una actitud de franca rebeldía, dará lugar a la apreciación del delito, mientras que [no lo será] la negativa menos contumaz» 3. Faltar al respeto y consideración debida a la autoridad Artículo 556.2 Los que faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad (no a sus agentes ni a los funcionarios), en el ejercicio de sus funciones (pero no con ocasión de ellas), serán castigados con la pena de multa de uno a tres meses.
III. DESÓRDENES PÚBLICOS (arts. 557-561 CP) Según cierta doctrina de los tribunales, en los delitos de desórdenes públicos se sancionan «actos dañinos para la paz pública o integrantes de transgresiones del orden de la comunidad» en los espacios públicos.
1.
Conductas que alteran o perturban la paz pública Artículo 557 1. Quienes actuando en grupo o individualmente pero amparados en él, alteraren la paz pública ejecutando actos de violencia sobre las personas o sobre las cosas, o amenazando a otros con llevarlos a cabo, serán castigados con una pena de seis meses a tres años de prisión.
Estas penas serán impuestas sin perjuicio de las que pudieran corresponder a los actos concretos de violencia o de amenazas que se hubieran llevado a cabo.
Elementos de este tipo: Se trata de una infracción a) plurisubjetiva (al exigirse la actuación en grupo) b) de resultado (puesto que debe darse una alteración del orden o la paz públicos) c) de medios determinados (puesto que tienen que darse algunas de las conductas que el propio tipo describe) Cuestiones concursales Se castigarán dichas conductas sin perjuicio de las penas que les puedan corresponder «a los actos concretos de violencia o de amenazas que se hubieran llevado a cabo».
Por tanto, debe castigarse el delito de desórdenes públicos en concurso con los delitos de lesiones o de daños que se produzcan, así como con los delitos de amenazas, lo que, en este último caso, infringe claramente el principio non bis in idem. Y ello porque en dicha figura, a diferencia de en los delitos de 4 Derecho penal lesiones o de daños, no hay un resultado separado espacio-temporalmente de la conducta que legitime el doble castigo.
2.
Con las mismas penas se castigará a quienes actuaren sobre el grupo o sus individuos incitándoles a realizar las acciones descritas en el apartado anterior o reforzando su disposición a llevarlas a cabo.
Esta figura tipifica como delito autónomo actos constitutivos de provocación, por un lado, y de complicidad psíquica intentada, por el otro.
Artículo 557 bis  Modalidades agravadas 1. Los hechos descritos en el artículo anterior serán castigados con una pena de uno a seis años de prisión cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes: 1º) Cuando alguno de los partícipes en el delito portare un arma u otro instrumento peligroso, o exhibiere un arma de fuego simulada.
2º) Cuando el acto de violencia ejecutado resulte potencialmente peligroso para la vida de las personas o pueda causar lesiones graves. En particular, están incluidos los supuestos de lanzamiento de objetos contundentes o líquidos inflamables, el incendio y la utilización de explosivos.
3º) Cuando los hechos se lleven a cabo en una manifestación o reunión numerosa, o con ocasión de alguna de ellas.
4º) Cuando se llevaren a cabo actos de pillaje.
5º) Cuando el autor del hecho se prevaliera de su condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público.
6º) Cuando se lleven a cabo con ocultación del rostro y así se dificulte la identificación de sus autores.
Estas penas serán impuestas sin perjuicio de las que pudieran corresponder a los actos concretos de violencia, amenazas o pillaje que se hubieran llevado a cabo.
Artículo 557 ter 1. Los que, actuando en grupo o individualmente pero amparados en él, invadan u ocupen, contra la voluntad de su titular, el domicilio de una persona jurídica pública o privada, un despacho, oficina, establecimiento o local, aunque se encuentre abierto al público, y causen con ello una perturbación relevante de la paz pública y de su actividad normal, serán castigados con una pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses, salvo que los hechos ya estuvieran castigados con una pena más grave en otro precepto de este Código.
2. Los hechos serán castigados con la pena superior en grado cuando concurran las circunstancias 1.ª, 3.ª, 4.ª ó 5.ª del artículo 557 bis.
Se trata de una figura muy criticable puesto que criminaliza protestas sociales pacíficas y la disidencia ciudadana.
2. Conductas que perturban gravemente el orden público Artículo 558 Serán castigados con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses, los que perturben gravemente el orden (en alguno de los siguientes lugares): a) En la audiencia de un tribunal o juzgado b) En los actos públicos propios de cualquier autoridad o corporación c) En colegio electoral, oficina o establecimiento público, centro docente d) En cualquier lugar con motivo de la celebración de espectáculos deportivos o culturales. En estos casos se podrá imponer también la pena de privación de acudir a los lugares, eventos o espectáculos de la misma naturaleza por un tiempo superior hasta tres años a la pena de prisión impuesta.
5 Derecho penal 3. Distribución o difusión pública de mensajes incitadores Artículo 559 La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público del artículo 557 bis del Código Penal, o que sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año.
Se trata, al igual que ocurre en el art. 557.2 CP, de un acto preparatorio elevado a la categoría de delito autónomo.
En virtud del art. 559 CP, no será necesario que se vislumbre una evidente, suficiente e idónea llamada a la realización de un hecho concreto que sea un delito reconocible como tal.
4. Delito de falsa alarma Artículo 561 Quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses.
IV. TENENCIA, TRÁFICO Y DEPÓSITO DE ARMAS, MUNICIONES O EXPLOSIVOS (arts. 563-570 CP) El ordenamiento jurídico español controla de manera muy exhaustiva la fabricación, la comercialización, la tenencia y el uso de armas, municiones o explosivos.
El bien jurídico protegido en estos delitos es la seguridad ciudadana como medio de protección de la vida e integridad de las personas.
1. Tenencia de armas Para que concurra la conducta típica consistente en poseer o tener es necesario que exista una relación entre la persona y el arma que deje la disponibilidad de ésta y su utilización a la libre voluntad del agente para los fines propios de tal instrumento.
Se trata de un delito de mera actividad que se consuma con la detentación material del arma.
Dicha tenencia se castiga en tres supuestos: a) Cuando las armas tienen la consideración de prohibidas (art. 563 CP).
Artículo 563 La tenencia de armas prohibidas y la de aquellas que sean resultado de la modificación sustancial de las características de fabricación de armas reglamentadas, será castigada con la pena de prisión de uno a tres años.
6 Derecho penal El art. 563 CP es una norma penal en blanco que, para determinar la conducta prohibida, debe integrarse con el Reglamento de Armas, un texto que carece de rango legal  dudas sobre constitucionalidad de este art.
Constitucionalidad del artículo siempre y cuando se interprete de acuerdo con las siguientes pautas: 1º) Objeto material del delito  se deben excluir del ámbito de lo punible todas aquellas armas que se introduzcan en el catálogo de los arts. 4 y 5 RA mediante órdenes ministeriales. Sólo será de aplicación el art. 563 CP cuando el arma en cuestión se prohíba mediante una norma extrapenal que tenga rango de ley o por el reglamento al que la ley se remite.
2º) La tenencia debe contextualizarse en el caso concreto.
Tribunal Constitucional  dos restricciones: a. las armas han de configurarse como instrumentos de ataque o defensa, de manera que su uso en actividades domésticas o profesionales, o el coleccionismo, son atípicos.
b. sólo es subsumible en este tipo legal la tenencia de armas fuera de estos ámbitos que se produzca en condiciones o circunstancias tales que la conviertan, en el caso concreto, en especialmente peligrosa para la seguridad ciudadana.
b) Cuando las armas son resultado de la modificación sustancial de las características de armas reglamentadas (art. 563 CP).
Artículo 563 La tenencia de armas prohibidas y la de aquellas que sean resultado de la modificación sustancial de las características de fabricación de armas reglamentadas, será castigada con la pena de prisión de uno a tres años.
c) Cuando las armas de fuego (sólo de fuego) tienen la consideración de reglamentadas pero se carece de las licencias o permisos necesarios (art. 564 CP).
Artículo 564 1. La tenencia de armas de fuego reglamentadas, careciendo de las licencias o permisos necesarios, será castigada: 1º) Con la pena de prisión de uno a dos años, si se trata de armas cortas (aquella cuyo cañón no exceda de 30 cms. o cuya longitud total no exceda de 60cms.).
2º) Con la pena de prisión de seis meses a un año, si se trata de armas largas.
2. AGRAVACIÓN  Los delitos previstos en el número anterior se castigarán, respectivamente, con las penas de prisión de dos a tres años y de uno a dos años, cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes: 1º) Que las armas carezcan de marcas de fábrica o de número, o los tengan alterados o borrados.
2º) Que hayan sido introducidas ilegalmente en territorio español.
3º) Que hayan sido transformadas, modificando sus características originales.
Artículo 565 Los Jueces o Tribunales podrán rebajar en un grado las penas señaladas en los artículos anteriores, siempre que por las circunstancias del hecho y del culpable se evidencie la falta de intención de usar las armas con fines ilícitos.
7 Derecho penal 2. Tráfico, fabricación comercialización o depósito de armas o municiones Artículo 566 1. Los que fabriquen, comercialicen o establezcan depósitos de armas o municiones no autorizados por las leyes o la autoridad competente serán castigados: 1º) Si se trata de armas o municiones de guerra o de armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas o de minas antipersonas o municiones en racimo, con la pena de prisión de cinco a diez años los promotores y organizadores, y con la de prisión de tres a cinco años los que hayan cooperado a su formación.
2º) Si se trata de armas de fuego reglamentadas o municiones para las mismas, con la pena de prisión de dos a cuatro años los promotores y organizadores, y con la de prisión de seis meses a dos años los que hayan cooperado a su formación.
3º) Con las mismas penas será castigado, en sus respectivos casos, el tráfico de armas o municiones de guerra o de defensa, o de armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas o de minas antipersonas o municiones en racimo.
2. Las penas contempladas en el punto 1.º del apartado anterior se impondrán a los que desarrollen o empleen armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas o minas antipersonas o municiones en racimo, o inicien preparativos militares para su empleo o no las destruyan con infracción de los tratados o convenios internacionales en los que España sea parte.
Artículo 567 1. Se considera depósito de armas de guerra la fabricación, la comercialización o la tenencia de cualquiera de dichas armas, con independencia de su modelo o clase, aun cuando se hallen en piezas desmontadas. Se considera depósito de armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas o de minas antipersonas o de municiones en racimo la fabricación, la comercialización o la tenencia de las mismas.
El depósito de armas, en su vertiente de comercialización, comprende tanto la adquisición como la enajenación.
2. Se consideran armas de guerra las determinadas como tales en las disposiciones reguladoras de la defensa nacional. Se consideran armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas, minas antipersonas o municiones en racimo las determinadas como tales en los tratados o convenios internacionales en los que España sea parte.
Se entiende por desarrollo de armas químicas, biológicas, nucleares o radiológicas, minas antipersonas o municiones en racimo cualquier actividad consistente en la investigación o estudio de carácter científico o técnico encaminada a la creación de una nueva arma química, biológica, nuclear o radiológica, o mina antipersona o munición en racimo o la modificación de una preexistente.
3. Se considera depósito de armas de fuego reglamentadas la fabricación, comercialización o reunión de cinco o más de dichas armas, aun cuando se hallen en piezas desmontadas.
4. Respecto de las municiones, los Jueces y Tribunales, teniendo en cuenta la cantidad y clase de las mismas, declararán si constituyen depósito a los efectos de este capítulo.
3. Tenencia, depósito, fabricación, tráfico, transporte o suministro de explosivos Artículo 568 La tenencia o el depósito de sustancias o aparatos explosivos, inflamables, incendiarios o asfixiantes, o sus componentes, así como su fabricación, tráfico o transporte, o suministro de cualquier forma, no autorizado por las Leyes o la autoridad competente, serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años, si se trata de sus promotores y organizadores, y con la pena de prisión de tres a cinco años para los que hayan cooperado a su formación.
Objetos del delito: tanto las sustancias como los aparatos explosivos, inflamables, incendiarios o asfixiantes, y los componentes de tales sustancias o aparatos.
8 Derecho penal V.
ORGANIZACIONES Y GRUPOS CRIMINALES (arts. 570 bis – 570 quáter CP ) 1. Introducción Distinción entre organización y grupo criminal Las penas son más graves en el primer caso, puesto que su estructura, más compleja, constituye una amenaza cualitativa y cuantitativamente mayor para la seguridad y el orden jurídico. Así, los grupos se constituyen como formas de concertación criminal que, aunque no encajan en el arquetipo de las organizaciones, sí aportan un plus de peligrosidad criminal a las acciones de sus componentes, respecto a la delincuencia común.
2. Organizaciones criminales Artículo 570 bis  Castiga a los miembros de una organización criminal 1. Quienes promovieren, constituyeren, organizaren, coordinaren o dirigieren una organización criminal serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años si aquélla tuviere por finalidad u objeto la comisión de delitos graves, y con la pena de prisión de tres a seis años en los demás casos; y quienes participaren activamente en la organización, formaren parte de ella o cooperaren económicamente o de cualquier otro modo con la misma serán castigados con las penas de prisión de dos a cinco años si tuviere como fin la comisión de delitos graves, y con la pena de prisión de uno a tres años en los demás casos.
A los efectos de este Código se entiende por organización criminal la agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido, que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos.
2. Las penas previstas en el número anterior se impondrán en su mitad superior cuando la organización: a) esté formada por un elevado número de personas.
b) disponga de armas o instrumentos peligrosos.
c) disponga de medios tecnológicos avanzados de comunicación o transporte que por sus características resulten especialmente aptos para facilitar la ejecución de los delitos o la impunidad de los culpables.
Si concurrieran dos o más de dichas circunstancias se impondrán las penas superiores en grado.
3. Se impondrán en su mitad superior las penas respectivamente previstas en este artículo si los delitos fueren contra la vida o la integridad de las personas, la libertad, la libertad e indemnidad sexuales o la trata de seres humanos.
Concepto Se entiende por organización criminal la agrupación que reúna las siguientes características: 1) Ha de estar formada por más de dos personas que actúen concertada y coordinadamente, se repartan diversas tareas o funciones y tengan el fin de cometer delitos; 2) Debe tener carácter estable o planear su actividad por tiempo indefinido.
3. Grupos criminales Artículo 570 ter 1. Quienes constituyeren, financiaren o integraren un grupo criminal serán castigados: a) Si la finalidad del grupo es cometer delitos de los mencionados en el apartado 3 (delitos contra la vida o integridad de las personas, la libertad, la libertad e indemnidad sexuales o la trata de seres humanos) del artículo anterior, con la pena de dos a cuatro años de prisión si se trata de uno o más delitos graves y con la de uno a tres años de prisión si se trata de delitos menos graves.
9 Derecho penal 2.
b) Con la pena de seis meses a dos años de prisión si la finalidad del grupo es cometer cualquier otro delito grave.
c) Con la pena de tres meses a un año de prisión cuando se trate de cometer uno o varios delitos menos graves no incluidos en el apartado a) o de la perpetración reiterada de delitos leves.
A los efectos de este Código se entiende por grupo criminal la unión de más de dos personas que, sin reunir alguna o algunas de las características de la organización criminal definida en el artículo anterior, tenga por finalidad o por objeto la perpetración concertada de delitos.
Las penas previstas en el número anterior se impondrán en su mitad superior cuando el grupo: a) esté formado por un elevado número de personas.
b) disponga de armas o instrumentos peligrosos.
c) disponga de medios tecnológicos avanzados de comunicación o transporte que por sus características resulten especialmente aptos para facilitar la ejecución de los delitos o la impunidad de los culpables.
Si concurrieran dos o más de dichas circunstancias se impondrán las penas superiores en grado.
Concepto Se entiende por grupo criminal la unión de más de dos personas que, sin reunir alguna o algunas de las características de la organización criminal, tenga por finalidad, o bien la perpetración concertada de delitos, o bien la comisión concertada y reiterada de delitos leves.
El grupo no es necesario que reúna las características de permanencia o estabilidad ni de jerarquía entre sus miembros, por lo que es realmente difícil diferenciarlo de la mera codelincuencia*.
*Codelincuencia (TS): simple consorcio ocasional para la comisión de un delito en tanto que tanto la organización criminal como el grupo criminal constituye un aliud en relación a la codelincuencia.
4. Disposiciones comunes Artículo 570 quáter 1. Los jueces o tribunales, en los supuestos previstos en este Capítulo y el siguiente, acordarán la disolución de la organización o grupo y, en su caso, cualquier otra de las consecuencias de los artículos 33.7 y 129 de este Código.
2. Asimismo se impondrá a los responsables de las conductas descritas en los dos artículos anteriores, además de las penas en ellos previstas, la de inhabilitación especial para todas aquellas actividades económicas o negocios jurídicos relacionados con la actividad de la organización o grupo criminal o con su actuación en el seno de los mismos, por un tiempo superior entre seis y veinte años al de la duración de la pena de privación de libertad impuesta en su caso, atendiendo proporcionalmente a la gravedad del delito, al número de los cometidos y a las circunstancias que concurran en el delincuente.
En todo caso, cuando las conductas previstas en dichos artículos estuvieren comprendidas en otro precepto de este Código, será de aplicación lo dispuesto en la regla 4.ª del artículo 8.
3. Las disposiciones de este Capítulo serán aplicables a toda organización o grupo criminal que lleve a cabo cualquier acto penalmente relevante en España, aunque se hayan constituido, estén asentados o desarrollen su actividad en el extranjero.
4. Los jueces o tribunales, razonándolo en la sentencia, podrán imponer al responsable de cualquiera de los delitos previstos en este Capítulo la pena inferior en uno o dos grados, siempre que el sujeto haya abandonado de forma voluntaria sus actividades delictivas y haya colaborado activamente con las autoridades o sus agentes, bien para obtener pruebas decisivas para la identificación o captura de otros responsables o para impedir la actuación o el desarrollo de las organizaciones o grupos a que haya pertenecido, bien para evitar la perpetración de un delito que se tratara de cometer en el seno o a través de dichas organizaciones o grupos.
10 Derecho penal VI. ORGANIZACIONES Y GRUPOS TERRORISTAS Y DELITOS DE TERRORISMO (arts. 571-580 CP) 1. Introducción Estos delitos se caracterizan porque su realización no sólo afecta a los bienes jurídicos individuales atacados, sino también, en un plano simbólico, a los «elementos esenciales de la organización o convivencia social recogidos en la Constitución» Tendencia político criminal  prevención fáctica de delitos antes de que éstos se ejecuten, mediante la inocuización de sujetos considerados peligrosos.
Una de las principales preocupaciones de los poderes públicos en la actualidad es el llamamiento a través de mensajes y consignas divulgados mediante Internet para que los adeptos a la yihad cometan atentados.
Los destinatarios de tales mensajes son, según el Preámbulo de la Ley, individuos 2. Concepto jurídico-penal de terrorismo y conductas típicas Artículo 573  Concepto jurídico-penal de terrorismo 1. Se considerarán delito de terrorismo la comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad e indemnidad sexuales, el patrimonio, los recursos naturales o el medio ambiente, la salud pública, de riesgo catastrófico, incendio, contra la Corona, de atentado y tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos, previstos en el presente Código, y el apoderamiento de aeronaves, buques u otros medios de transporte colectivo o de mercancías, cuando se llevaran a cabo con cualquiera de las siguientes finalidades: 1º) Subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo.
2º) Alterar gravemente la paz pública.
3º) Desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional.
4º) Provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.
2. Se considerarán igualmente delitos de terrorismo los delitos informáticos tipificados en los artículos 197 bis y 197 ter y 264 a 264 quater cuando los hechos se cometan con alguna de las finalidades a las que se refiere el apartado anterior.
3. Asimismo, tendrán la consideración de delitos de terrorismo el resto de los delitos tipificados en este Capítulo.
3. Colaboración con organizaciones o grupos terroristas A. Adoctrinamiento y adiestramiento de futuros terroristas Artículo 575 1. Será castigado con la pena de prisión de dos a cinco años quien, con la finalidad de capacitarse para llevar a cabo cualquiera de los delitos tipificados en este Capítulo, reciba adoctrinamiento o adiestramiento militar o de combate, o en técnicas de desarrollo de armas químicas o biológicas, de elaboración o preparación de sustancias o aparatos explosivos, inflamables, incendiarios o asfixiantes, o específicamente destinados a facilitar la comisión de alguna de tales infracciones.
11 Derecho penal 2.
3.
Con la misma pena se castigará a quien, con la misma finalidad de capacitarse para cometer alguno de los delitos tipificados en este Capítulo, lleve a cabo por sí mismo cualquiera de las actividades previstas en el apartado anterior.
Se entenderá que comete este delito quien, con tal finalidad, acceda de manera habitual a uno o varios servicios de comunicación accesibles al público en línea o contenidos accesibles a través de internet o de un servicio de comunicaciones electrónicas cuyos contenidos estén dirigidos o resulten idóneos para incitar a la incorporación a una organización o grupo terrorista, o a colaborar con cualquiera de ellos o en sus fines. Los hechos se entenderán cometidos en España cuando se acceda a los contenidos desde el territorio español.
Asimismo se entenderá que comete este delito quien, con la misma finalidad, adquiera o tenga en su poder documentos que estén dirigidos o, por su contenido, resulten idóneos para incitar a la incorporación a una organización o grupo terrorista o a colaborar con cualquiera de ellos o en sus fines.
La misma pena se impondrá a quien, para ese mismo fin, o para colaborar con una organización o grupo terrorista, o para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo, se traslade o establezca en un territorio extranjero controlado por un grupo u organización terrorista.
B. Colaboración económica con organización o grupo terrorista Artículo 576 1. Será castigado con la pena de prisión de cinco a diez años y multa del triple al quíntuplo de su valor el que, por cualquier medio, directa o indirectamente, recabe, adquiera, posea, utilice, convierta, transmita o realice cualquier otra actividad con bienes o valores de cualquier clase con la intención de que se utilicen, o a sabiendas de que serán utilizados, en todo o en parte, para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo.
2. Si los bienes o valores se pusieran efectivamente a disposición del responsable del delito de terrorismo, se podrá imponer la pena superior en grado. Si llegaran a ser empleados para la ejecución de actos terroristas concretos, el hecho se castigará como coautoría o complicidad, según los casos.
3. En el caso de que la conducta a que se refiere el apartado 1 se hubiera llevado a cabo atentando contra el patrimonio, cometiendo extorsión, falsedad documental o mediante la comisión de cualquier otro delito, éstos se castigarán con la pena superior en grado a la que les corresponda, sin perjuicio de imponer además la que proceda conforme a los apartados anteriores.
4. El que estando específicamente sujeto por la ley a colaborar con la autoridad en la prevención de las actividades de financiación del terrorismo dé lugar, por imprudencia grave en el cumplimiento de dichas obligaciones, a que no sea detectada o impedida cualquiera de las conductas descritas en el apartado 1 será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a la prevista en él.
5. Cuando, de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis, una persona jurídica sea responsable de los delitos tipificados en este artículo se le impondrán las siguientes penas: i.
Multa de dos a cinco años si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.
ii.
Multa de uno a tres años si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de más de dos años de privación de libertad no incluida en la letra anterior.
Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas previstas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33.
C. Colaboración con las actividades de organización o grupo terrorista Artículo 577 1. Será castigado con las penas de prisión de cinco a diez años y multa de dieciocho a veinticuatro meses el que lleve a cabo, recabe o facilite cualquier acto de colaboración con las actividades o las finalidades de 12 Derecho penal 2.
3.
una organización, grupo o elemento terrorista, o para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo.
En particular son actos de colaboración la información o vigilancia de personas, bienes o instalaciones, la construcción, acondicionamiento, cesión o utilización de alojamientos o depósitos, la ocultación, acogimiento o traslado de personas, la organización de prácticas de entrenamiento o la asistencia a ellas, la prestación de servicios tecnológicos, y cualquier otra forma equivalente de cooperación o ayuda a las actividades de las organizaciones o grupos terroristas, grupos o personas a que se refiere el párrafo anterior.
Cuando la información o vigilancia de personas mencionada en el párrafo anterior ponga en peligro la vida, la integridad física, la libertad o el patrimonio de las mismas se impondrá la pena prevista en este apartado en su mitad superior. Si se produjera la lesión de cualquiera de estos bienes jurídicos se castigará el hecho como coautoría o complicidad, según los casos.
Las penas previstas en el apartado anterior se impondrán a quienes lleven a cabo cualquier actividad de captación, adoctrinamiento o adiestramiento, que esté dirigida o que, por su contenido, resulte idónea para incitar a incorporarse a una organización o grupo terrorista, o para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo.
Asimismo se impondrán estas penas a los que faciliten adiestramiento o instrucción sobre la fabricación o uso de explosivos, armas de fuego u otras armas o sustancias nocivas o peligrosas, o sobre métodos o técnicas especialmente adecuados para la comisión de alguno de los delitos del artículo 573, con la intención o conocimiento de que van a ser utilizados para ello.
Las penas se impondrán en su mitad superior, pudiéndose llegar a la superior en grado, cuando los actos previstos en este apartado se hubieran dirigido a menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección o a mujeres víctimas de trata con el fin de convertirlas en cónyuges, compañeras o esclavas sexuales de los autores del delito, sin perjuicio de imponer las que además procedan por los delitos contra la libertad sexual cometidos.
Si la colaboración con las actividades o las finalidades de una organización o grupo terrorista, o en la comisión de cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo, se hubiera producido por imprudencia grave se impondrá la pena de prisión de seis a dieciocho meses y multa de seis a doce meses.
Este delito constituye un tipo penal de mera actividad y de peligro abstracto, pues con él se castigan determinados comportamientos que, en sí mismos, no lesionan ningún bien jurídico de los protegidos por la ley, pero se adelantan las barreras de punición con el objetivo de reducir al máximo toda forma de apoyo material posible a una banda terrorista.
Los actos de colaboración deben vincularse con las actividades o finalidades de las organizaciones, grupos o elementos terroristas.
Tipo subjetivo: requiere el conocimiento de la prestación que se está realizando y de que los «medios y métodos empleados por la organización consist[a]n en hacer uso de la violencia». No obstante, también es punible la comisión imprudente de cualquier acto de colaboración, 13 Derecho penal 4. Otras disposiciones a) Exaltación y actos preparatorios: el art. 578 CP castiga con la pena de uno a tres años de prisión y multa: a. El enaltecimiento o la justificación públicos de los delitos de terrorismo o de sus autores o partícipes; y b. La realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de estos delitos o de sus familiares.
Las penas se agravarán… a. cuando los hechos se cometan mediante técnicas de la información y la comunicación y b. cuando resulten idóneos para alterar la paz pública.
Asimismo, se prevén los actos preparatorios punibles y algunas formas sui generis y más amplias de éstos como la difusión de mensajes que inciten a la realización de delitos de terrorismo o la incitación o la solicitud de su comisión (art. 579.1, 2 y 3 CP).
b) Los terroristas arrepentidos: el art. 579 bis.3 CP establece que facultativamente podrá atenuarse la pena de los delitos de terrorismo en uno o dos grados cuando concurran -cumulativamente- los siguientes tres requisitos: El sujeto activo 1º) debe haber abandonado voluntariamente sus actividades delictivas; 2º) debe haberse presentado ante las autoridades confesando los hechos en los que haya intervenido; 3º) debe colaborar activamente con éstas para la consecución de alguno de estos fines: impedir la producción del delito, obtener pruebas decisivas para la identificación o captura de otros responsables u obtener pruebas decisivas para impedir la actuación o el desarrollo de las organizaciones, grupos o elementos terroristas a los que haya pertenecido o con los que haya colaborado.
c) Atenuación facultativa en función de la gravedad del hecho: los jueces y tribunales, motivadamente, podrán imponer también la pena inferior en uno o dos grados, cuando el hecho sea objetivamente de menor gravedad, atendidos el medio empleado o el resultado producido (art. 579 bisA CP).
d) Reincidencia internacional: con determinados requisitos, el art. 580 CP permite aplicar la agravante de reincidencia a los delitos de terrorismo, cuando exista una condena anterior relacionada con la actividad de bandas armadas, organizaciones o grupos terroristas impuesta por un juez o tribunal extranjero.
e) Libertad vigilada: los condenados a pena grave privativa de libertad por uno o más delitos comprendidos en el capítulo dedicado a las organizaciones o grupos terroristas y a los delitos de terrorismo se les impondrá, además, la medida de libertad vigilada de cinco a diez años, y de uno a cinco años si la pena privativa de libertad fuera menos grave.
No obstante lo anterior, cuando se trate de un solo delito que no sea grave cometido por un delincuente primario, el Tribunal podrá imponer o no la medida de libertad vigilada en atención a la menor peligrosidad del autor (art. 579 bis.2 CP).
14 ...