TEMA 5 (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Internacional Público I
Año del apunte 2012
Páginas 8
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 5: LOS TRATADOS INTERNACIONALES (I) 1. CONCEPTO Y CLASES DE TRATADOS Concepto La inexistencia de un poder legislativo institucionalizado la comunidad internacional ha conferido al tratado internacional un importancia primordial como medio de creación y de codificación tanto de las normas internacionales no escritas como de las que adolecen de falta de precisión por encontrarse dispersas en varios tratados.
El desarrollo del derecho internacional y su codificación en esta materia se ha venido realizando perfectamente por la comisión de derecho internacional de la ONU y en grandes conferencias auspiciadas por las NU.
En ellas cabe señalar la que, reunida en Viena en dos periodos de sesiones, elaboró una convención sobre el derecho de los tratados entre estados firmada el 23 de Mayo de 1969, a la que España se adhirió por instrumento de dos de malla de 1972 y que entró en vigor el 27 de enero de 1980. El segundo periodo es el que elaboró la convención de Viena sobre el derecho de los tratados entre estados y organizaciones internacionales o entre romanización es internacionales de 21 de marzo de 1986.
Según el artículo 2.1 a) del convenio de Viena de 1969, “Se entiende por tratado un acuerdo internacional celebrado por escrito entre estados y recogido por el derecho internacional, ya conste en un instrumento único o en dos o más instrumentos conexos y cualquiera que sea su denominación particular”.
Esta definición límite la aplicación de la convención a los acuerdos concertados: 1) En forma escrita, ya sea en un instrumento único o en varios conexos.
2) Entre estados (los celebrados entre estados y organizaciones internacionales o entre estas son objeto de la convención de Viena 1986).
3) Regidas por el derecho internacional, pero sin que importe la denominación que reciba (acuerdo, convención, carta, compromiso, concordato, pacto, protocolo, estatuto.
Suspensivos).
Pero como el art. 3 prevé que la no aplicación del convenio a los acuerdos celebrados en forma no escrita o entre estados y otros sujetos de derecho internacional o afecta al Valor jurídico de tales acuerdos, podemos considerar acuerdos internacionales a: - Los concertados entre estados, entre estados y otros sujetos de derecho internacional (por ejemplo la unidad de los internacionales) o entre otros sujetos entre sí (por ejemplo entronización es internacionales.
Por el contrario nos son acuerdos internacionales los concluidos entre personas diversas o entre estados y personas privadas.
- Es concertados en cualquier forma o bajo cualquier denominación, siempre que supongan un acuerdo de voluntades entre sujetos de derecho internacional recogida por derecho internacional.
Lo que caracteriza a un tratado es la naturaleza del acto o transacción contenida en el mismo y no su forma.
Así señaló el tribunal internacional judicial en el asunto de la delimitación marítima y cuestiones territoriales entre Qatar y Bahrein.
“Un acuerdo internacional puede tener formas variadas y presentarse bajo denominaciones diversas”.
La práctica internacional confirma que no es necesaria la forma escrita para que exista un acuerdo obligatorio otras partes.
El derecho internacional no exige unas forma rígidas, dándose en la práctica una gran variedad de formas y siendo posible incluso la forma verbal.
El tribunal internacional judicial en el asunto entre Qatar y Bahrein antes citado, llegó a considerar que existía un tratado en la minuta firmada en diciéndole de 1990 por los ministros asuntos exteriores de Bahrein, Qatar y Arabia saudí.
En palabras del tribunal: “Este instrumento o los una simple acta de la reunión … No se limita a relatar discusiones de reunir. Se acuerde de desacuerdo. Enumera los compromisos en los que las partes han consentido. Crea sea para las partes derecho y obligaciones en derecho internacional. Constituye un acuerdo internacional”.
Existen dos medios para conocer cualquier tratado: - El más importante es la publicación en la secretaria General de las Naciones Unidas.
- El otro medio, es la publicación que cada Estado hace en su ordenamiento (en el caso de España se publicaría en el BOE) Los tratados gozan de la posibilidad de una rápida entrada en vigor si los estados lo desean (solo obligan a los estados parte en el mismo).
El tratado es un acuerdo de voluntades entre estados apoyados en el principio de que los Estados son líderes para autolimitar su voluntad, pero una vez que deciden establecer normas convencionales, están obligados a cumplirlos y obedecerlos.
Las reglas que rigen la obligatoriedad de los tratados se encuentran en los principios generales del derecho y en la costumbre internacional.
Clases de tratados Los tratados internacionales se pueden clasificar: a) Por el número de partes contratantes: - Bilaterales: concertados entre dos sujetos internacionales.
Ejemplo: cuestiones fronterizas, cuestiones de intercambio comercial, cuestiones de paz … - Plurilaterales o multilaterales: en los que participan más de dos sujetos. Está prevista la incorporación de otros estados potencialmente interesadas a formar parte del tratado. Son los llamados tratados colectivos o tratado regionales, que tienen una vigencia en un conjunto geográfico.
Ejemplo: tratado de la unión europea.
Que a su vez pueden ser:   Restringidos: abiertos a un número determinado este estados.
Generales: con vocación de universalidad.
b) Por su grado de apertura a la participación: - Tratados abiertos: a los que se puede llegar a ser parte en los mismos aunque no se haya tomado parte en su proceso de formación.
- Tratados cerrados: aquellos que quedan restringidos a los participantes originarios en los mismos y a los que la participación de uno estados supone la creación de un hubo acuerdo entre los participantes originarios y el nuevo estado.
- Tratados semicerrados: aquellos en que otros estados pueden llegar a ser partes, distintos a los estados originarios, pueden figurar en una lista anexa al tratado o bien se prevé en el propio tratado un procedimiento o particular de adhesión y también por el envío de una invitación de estos estados originarios para que otros estados se adhieran al tratado.
c) A por la materia de objeto del tratado: los hay de carácter político, económico, cultural, humanitario, consulares, establecimiento … d) Por su función de creación de obligaciones: - Tratados-contrato: los que prevén un intercambio de prestaciones en que los contratantes.
- Tratados-ley: los que intentan crear una norma de carácter General aplicable a toda la comunidad internacional o aparte de ella.
e) Por la naturaleza de los sujetos que participan: tratados entre estados, entre estados y otros sujetos de derecho internacional.
- Los concordatos de la Santa Sede con los estados o los acuerdos de sede entre un organización internacional del estado en que ésta tiene su sede u oficina principal.
- Tratados entre otros sujetos de derecho internacional - Acuerdos de las organizaciones entre sí.
f) Por su duración: tratados con un plazo de duración determinada, pasado el cual se extingue. De duración determinada, salvo denuncia y prorrogables, viene expresa o tácitamente.
Es muy frecuente la cláusula de prórroga tácita por periodos determinados, salvo denuncia expresa dentro del término preestablecido.
g) Por su forma de conclusión: - Tratados concluidos en forma solemne: cuyo perfeccionamiento exige un acto o de ratificación autorizada por el parlamento, e intervención en un proceso formativo el jefe de estado como órgano supremo de la relaciones internacionales, y el intercambio depósito de los instrumentos de ratificación.
- Acuerdos concluidos en forma simplificada: que obligan en virtud de un acto distinto la ratificación, manifestándose el consentimiento mediante la autentificación del texto o del acuerdo o por un acto posterior a la autenticación del texto del acuerdo o por un acto posterior al autenticación, distinto de la ratificación, como la aprobación, la notificación, la aceptación o la adhesión.
En sentido amplio podrían también considerase acuerdos en forma simplificada “aquellos en que el consentimiento del estado se manifiesta verbalmente o mediante un acto una conducta que exprese los elementos constitutivos del oferta de una aceptación de una oferta, según el estado se oferente voz et ante en un acto una conducta complementarios de otro sujeto de derecho internacional”.
Al hablar de forma simplificada nos referimos al plano internacional, pues internamente siguen en muchos casos un proceso paralelo al de ratificación.
El número de acuerdos en forma simplificada es enorme y sigue aumentando, ellos jurídicamente posible porque el derecho internacional, lo hace depender la validez de los tratados de ninguna forma especial.
Y en la práctica ellos se ve favorecido por los factores como el aumento progresivo de la relaciones interestatales y su rapidez y tecnicismo crecientes para hacer frente a las necesidades políticas económicas de la relaciones internacionales, el aumento progresivo de la importancia del poder ejecutivo, y el formalismo y la lentitud de procedimiento parlamentario.
Todo ello con la salvedad, sin embargo, de que dentro de las formas simplificadas la forma verbal es extremadamente rara.
Los gobernantes cuya normalmente mucho de sus palabras cuando pueden tener una proyección exterior vinculante la forma escrita por lo General se mantiene con toda su pujanza.
2. LA CODIFICACIÓN DEL DERECHO DE LOS TRATADOS El Convenio de Viena del 23 de mayo de 1969 sobre el Decreto de los Tratados es uno de los más importantes del trabajo codificador de la Comisión de Derecho Internacional. La normativa sobre tratados era una de las tareas prioritarias que configuraban en la lista inicial de la Comisión (1949). Pero fue a partir de 1962 cuando el Decreto de Tratados fue el tema central de la Comisión de Derecho Internacional de modo que en 1967 se considero la tarea terminada.
En la actualidad cuenta con 65 Estados parte, entre ellos los de la Unión Europea (excepto Francia, Portugal e Irlanda). El Tratado entra en vigor el 27 de Enero de 1980 tras obtener el mínimo de 35 ratificaciones.
Dicho tratado consta de un preámbulo (destaca la importancia de los tratados como medio para el desarrollo de relaciones de cooperación internacional, la aplicación y vigencia normas consuetudinarias en cuestiones no regladas por el convenio…etc) y 85 artículos distribuidos en 8 partes.
Entre sus características destaca el efecto codificador para ciertos principios y reglas.
En cuanto a sus fines, destaca facilitar la solución pacífica de controversias surgidas en la aplicación y la interpretación de los tratados, creación de condiciones que faciliten el respeto de las obligaciones emanadas de tratados y el desarrollo progresivo del derecho internacional público.
Su alcance se circunscribe a tratados entre Estados y no es de aplicación en las relaciones entre estados que no sean parte en el convenio o en los que solo lo sean algunos de ellos.
Hay materias propias del derecho del tratado, que no están contempladas en el convenio (se rigen por la costumbre u otras normas convencionales). Algunas de estas cuestiones quedan excluidas de forma explícita. En cambio otras se intentan regular con otros convenios que no se hallan aún en vigor: Convenio de Viena de 21 de marzo de 1986 sobre tratados entre Estados y Organizaciones Internacionales y Organizaciones Internacionales entre si y la Convención de Viena de 1978.
3. LA CAPACIDAD PARA CONCLUIR TRATADOS.
La celebración de un trato se puede llevar a cabo por Estados, Santas sedes y organizaciones internacionales que tienen reconocida esa capacidad en el tratado constitutivo. Algunas veces también podrán concluir tratados que no estén sujetos al Derecho Internacional, como por ejemplo los Estados Federales o las Comunidades Autónomas, en concreto las españolas no pueden firmar tratados, entre otros entes que tampoco pueden concluir tratados como son los propios individuos y el comité internacional de la Cruz Roja.
A) LA CAPACIDAD DE LOS ESTADOS: De acuerdo con el Derecho Internacional general, esto depende de la constitución de dicho Estado. Y el hecho es que las constituciones que reconocen tal posibilidad lo hacen dentro de límites estrictos.
Las Organizaciones internacionales interestatales reciben por lo general, de los estados que las crean, por atribución explícita o implícita, la capacidad para concluir tratados internacionales, capacidad ejercitable en un ámbito variable de materias, de acuerdo con las funciones para cuya realización fuera creado el ente.
(Muchos tratados creadores de organizaciones internacionales prevén la capacidad de éstas para concluir ciertos tratados internacionales).
B) LA CAPACIDAD DE LA UNIÓN EUROPEA: Una de las características de la Unión Europea es la creación en su seno de un autentico ordenamiento jurídico obligatorio que se impone a los Estados miembros de la organización, debiéndose articularse con los ordenamientos nacionales.
Las competencias de la Unión Europea es una cuestión que viene definida por los propios tratados constitutivos de las Comunidades Europeas .
El reparto de poder entre Comunidad y Estados se basa en el denominado “principio de atribución”, según el cual la Comunidad ejerce exclusivamente las competencias cedidas por los Estados, permaneciendo las demás bajo la soberanía de estos.
Sin embargo, el sistema de reparto es bastante impreciso ya que los Tratados Constitutivos o establecen la lista de materias cuyo ejercicio se transfiere; lo que hacen es señalar los fines que la Comunidad persigue y los instrumentos con los que cuenta para alcanzar esos fines.
En su origen, los objetivos de la Comunidad tenían una naturaleza estrictamente económica, por lo que las materias cuyo ejercicio se transfirieron tenían ese mismo carácter. Ahora bien, a medida que se han ido dando pasos en la integración de naturaleza económica, se ha visto que esta no puede disociarse de otros aspectos de la actividad publica.
Dicho de otra manera, la integración económica debe correr pareja a la integración, o al menos, a la cooperación de las políticas nacionales de distinto signo. Por ello, en la actualidad, la integración europea se ve como un proceso económico, social, cultural y político.
C) LA CAPACIDAD DE OTROS SUJETOS Y ENTIDADES: Los particulares son incapaces para concluir entre sí tratados internacionales, por muy importantes que sean sus acuerdos para las relaciones internacionales en su conjunto.
Cuando personas que son órganos de diferentes Estados concluyen acuerdos en calidad de simples particulares, dichos acuerdos no son verdaderos tratados internacionales.
Estos acuerdos entre Estados y particulares si se quieren concluir pueden ser sometidos (por vía de tratado internacional) a un régimen que sea regulado en mayor o menor medida por normas de Derecho Internacional Público.
4. LA FUNCIÓN DE LOS TRATADOS EN LA ESTRUCTURA NORMATIVA DEL DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO.
Esta cuestión hace referencia a la función de los tratados en el sistema de fuentes: - Función de tratados respecto a principios generales del derecho: Las normas convencionales contenidas a tratados constituyen un medio importante para la formulación de principios que están ya en la conciencia de la sociedad internacional pero que por su naturaleza carecen de un medio propio de formulación.
- Función de los tratados respecto a la costumbre: Los efectos de estas relaciones pueden adoptar 3 modalidades diferentes:  Efecto declarativo: La norma convencional es tan solo una expresión formal y por escrito de una norma consuetudinaria previamente existente (el tratado-> instrumento codificador de una regla consuetudinaria).
 Efecto cristalizador: alguna disposición del tratado constituye una primera formulación escrita de una norma consuetudinaria en vías de formación.
 - Efecto generador: Todo tratado incluye una disposición que supone un desarrollo progresivo del Derecho Internacional (se genera una práctica antes inexistente y que será obligatoria para los estados parte, que será una práctica general, frecuente y uniforme).
Función de los tratados respecto a las propias normas convencionales: El tratado sirve para modificar normas anteriores de la misma naturaleza. En primer lugar prevalecerá lo contenido en la carta de las Naciones Unidas, en segundo lugar prevalecerá el tratado reconocido expresamente como superior y en tercer lugar prevalecerá el principio de temporalidad, es decir, prevalece el tratado posterior al anterior ...

Comprar Previsualizar