Tema cuatro (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Traducción e Interpretación - 1º curso
Asignatura Fundamentos de la traducción
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 10/11/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

EL PROCESO DE LA TRADUCCIÓN La dimensión sociprofesional: el proceso es un sentido amplio.
1.1 Fase previa.
El iniciador de la traducción contacta con el traductor, presenta el texto, especifica la función que ha de cumplir la traducción y concierta las condiciones de trabajo.
Requisitos: - El texto tiene que ser legible.
- El texto tiene que estar completo.
- El traductor debe disponer de las herramientas necesarias.
- El traductor debe estar familiarizado con la temática.
- El traductor debe tener el tiempo necesario para la realización.
- El traductor debe tener claro el propósito de la traducción, a quién va dirigida, si ha de ser editado.
- El traductor ha de analizar si es rentable.
1.2 Fase de realización.
El traductor se preocupa por acumular la documentación necesaria, recuperar las fuentes terminológicas pertinentes, planificar las fases del trabajo, establecer los criterios para la selección de posibles soluciones. Después de esto tiene que realizar la comprensión del TO y la reverbalización de la LM.
1.3 Fase posterior.
REVISIÓN: El traductor debe cerciorarse de que no existen errores ortográficos, que hay constancia en el estilo, el registro, la terminología, etc. El borrador puede ser revisado por un especialista si se necesita. También debe asegurarse de que la traducción satisfará las necesidades específicas de sus receptores.
EDICIÓN: es importante que la traducción resulta correcta en la presentación, formato, número de páginas, ilustraciones, gráficos, equivalencias de monedas, no superar la extensión de texto previsto, etc.
Una vez entregado hay que estar atento del cobro, de las ventas, de seguir las críticas, mantener contacto con iniciador de traducción, mantener contacto con asociaciones y estar al tanto del desarrollo tecnológico.
La dimensión cognitiva: el proceso en un sentido restringido.
2.1. El proceso traductor: idiosincrasia y complejidad del acto cognitivo.
Todos los autores coinciden en que la traducción es un caso especial de comportamiento humano, que forma parte del fenómeno más general del procesamiento humano de la información.
El traductor no es el destinatario natural del TO. Ha de salvar una serie de dificultades, valiéndose de la documentación, prestar una mayor atención a rasgos culturales, etc. El tipo de lectura que lleva a cabo integra en su compresión el hecho de que tendrá que proceder más tarde a la reversión, por lo que se trata de una comprensión especial, la cual necesita un alto grado de concentración. El traductor no tiene porque ser un especialista muy cualificado en los temas tratados.
2.2 El proceso traductor: problemática de su estudio y vías de investigación.
Se han dado dos grandes corrientes en el análisis del proceso traductor: La perspectiva teórico-especulativa: que parte del producto para así proceder a una comparación entre TM y TO. Este contraste sirve supuestamente para acceder indirectamente a los procesos mentales empleados durante la traducción.
El proceso de Thinking Aloud Protocols (TAP). Esta tendencia se inscribe dentro de la línea de investigación que denominamos aproximación empírica. Los TAP constituyen una técnica introspectiva de recogida de datos mediante la verbalización de los procesos mentales y su recogida en protocolos. Se han llevado a cabo estudios tanto de traducción directa como inversa, de traducción escrita y también de traducción a la vista.
Los TAP tienen como objetivo conseguir una mejor comprensión de los mecanismos psicólogos. El sujeto puede tomar conciencia de parte de las operaciones intelectuales que está efectuando y que las actividades que afluyen a la conciencia en primer lugar son aquellas que dan respuesta y que las actividades que afluyen a la conciencia en primer lugar son aquellas que dan respuesta a un problema difícil que requiere una estrategia particular. Los datos de verbalización presentan grados de fiabilidad muy variables.
2.3 Características esenciales del proceso traductor.
Hay dos fases principales en el proceso traductor: comprensión y reexpresión. En cada una de las fases principales intervienen diferentes elementos que interactúan entre sí. El procesamiento de la información no consiste en una mera descodificación de los signos, sino que se ven implicados también todos los conocimientos extralingüisticos. La fase de reversión es igualmente sometida a continuadas revisiones que van variando el productor, el traductor hace vaivenes, modificando elementos que provisionalmente se habían previsto de equivalentes.
La traducción requiere un sistema de procesamiento de la información en el que interactúan tanto procesos controlados como procesos intuitivos.
El proceso de traducción consiste en un proceso de reconocimiento y resolución de problemas, de toma de decisiones y de utilización de estrategias. La toma de decisiones del traductor afecta tanto a problemas globales como a elementos macro y microestructurales. El traductor, toma decisiones de diverso tipo y que afectan a las diversas fases del proceso.
En el proceso de traducción tomar una determinada solución supone una elección.
Cualquier elección conlleva un elemento de riesgo. Para solucionar un problema el ser humano ha de contar con dos tipos de conocimientos: el declarativo y el de procedimiento. El conocimiento declarativo (conocimiento del qué) implica que la persona ha almacenado en la memoria un caudal de conocimiento o de la experiencia; el conocimiento del procedimiento (conocimiento del cómo) implica que se cuenta con un conocimiento estratégico que permite reconocer en qué situaciones se deben aplicar determinadas estrategias para llegar a los fines deseados.
Cada modalidad y cada tipo de traducción caracterizan específicamente el proceso traductor.
En la traducción se puede identificar una fase de verificación de la solución provisional propuesta. Por otra parte, la naturaleza de las competencias ha de ser necesariamente diferente.
Exiten estrategias más propias de la traducción escrita que de la traducción a la vista. El tipo de traducción también determina los rasgos del proceso. El método elegido para la traducción introduce características propias a partir de opciones diferentes que inciden en distintos aspectos: el sentido, la información, etc.
...