Literatura Española de la Edad Media I (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Salamanca
Grado Filología Hispánica - 4º curso
Asignatura Literatura Española de la Edad Media I
Año del apunte 2014
Páginas 24
Fecha de subida 01/04/2016
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

Tema 0. Introducción a los estudios de literatura medieval Cuando hablamos de literatura medieval, nos encontramos ante la acotación de un periodo inmenso, inabarcable. La datación de las primeras obras, del género de la épica, se sitúa alrededor de finales del siglo XI, aproximadamente. Estas ediciones no son más que apoyos para la transmisión de hechos literarios.
Además de esta generalización, debemos dar cuenta de la connotación negativa que tiene la Edad Media: una edad intermedia, cuya denominación otorgan los renacentistas, en desprecio a la misma.
Su límite final tampoco es preciso: diferente en cada país, aunque todos en torno a finales del siglo XV. Se produce una revolución absoluta en la transmisión de la cultura con la invención de la imprenta en 1455.
Habrá que esperar al Romanticismo para que se produzca la reactivación, el redescubrimiento de la Edad Media. Así, el siglo XIX supone la vuelta de la vista hacia la época medieval y su valoración.
Entre los rasgos generales de la cultura medieval influyentes en la literatura podemos destacar los siguientes:  Pobreza y parcialidad de testimonios. Se producen inmensas pérdidas de literatura de la época, como por ejemplo las jarchas descubiertas en 1948 en una sinagoga de El Cairo. La historia de España tiene un enorme descuido en cuanto a la conservación cultural. Además, existe una gran parcialidad de los testimonios conservados.
Lo que dice una minoría es realmente lo que sabemos acerca de la sociedad medieval, pues es solo esa minoría quien hace literatura, muy cercana al poder, donde se confunde lo religioso con lo civil.
 El teocentrismo, que impregna teóricamente la vida medieval, porque solo tenemos escritos de gente cercana al poder. Existe un inmovilismo social que se establece en paralelo al diseño de lo que Dios tiene previsto en la organización celestial. El hombre medieval, la única democracia que conoce y predica es a post-mortem y quiere que funcione como consuelo. Es el mensaje que se transmite desde las Danzas de la Muerte.
 Empleo del latín como lengua franca. Es la lengua del conocimiento, por eso se explica que existan unas mismas historias en distintos lugares de Europa; se depende de unas mismas fuentes. El hombre medieval es un individuo distinto a nosotros, pero ello no quiere decir inferior.
De esta forma, entonces, la antigüedad de la literatura medieval es una circunstancia.
Nuestro esfuerzo es entender aquella literatura en sus parámetros, pero sería un error valorar aquello porque es antiguo. Hay una técnica en la época perfectamente consolidada pero según el medio por donde se expresen podemos encontrarlo inmaduro o imperfecto.
Por otro lado, se ha hablado del infantilismo de la literatura medieval, cuando en realidad de lo que se trata es de la adecuación del autor para una mentalidad más ingenua y menos elaborada, con menor preparación libresca y erudición. Es, pues, una sociedad más espontánea y primitiva.
Tema 1. La épica. Orígenes y cronología. Cantar de Mio Cid. Otros ciclos épicos En un principio, la épica ha sido una forma de hacer literatura en todas las comunidades primitivas de los pueblos. La poesía épica enaltece los valores militares de un héroe al que la comunidad reconoce como encarnación de los máximos valores, virtudes heroicas, que por lo general son caudillos encarnando los valores de ese pueblo.
Es una literatura primitiva y primera, con una gran homogeneidad de público, en comunión con aquello que se le está contando. Tiene más de prosa que de poesía: es más narrativo, con hazañas, aventuras, etc.
La clave de este género es presentarnos a un héroe que ha de superar una serie de obstáculos para alcanzar el triunfo, el reconocimiento; en el caso del Cantar del Mio Cid, recuperar su honra. Un héroe que cae en absoluta desgracia al destierro, suponiendo todo un proceso de regeneración.
La poesía épica es un género muy paradójico literariamente, pues no nació para ser leído: se transmite oralmente. Tiene mucho que ver con la música, transmitiéndose en canción y acompañado de instrumentos, lo cual explica su imperfección métrica. Se trata de textos recitados o salmodiados de memoria.
En el caso de la épica, además, estamos ante un género de muy difícil valoración: hay una gran distancia temporal entre el momento que ese cantar ha vivido y entre el momento en el que se ha fijado por escrito. Es un género con el que se inicia la literatura, pero no primitivo en su sentido peyorativo, no es un producto espontáneo y sin elaboración: es fruto de una voluntad artística.
Estamos, sobre todo en el caso del Cantar del Mio Cid, ante un producto con una base indudablemente histórica, pero sometido a intereses literarios, además de manipulación política: algo se quiere decir, el Cid es el héroe matador de moros. Algunos historiadores también han pronunciado la exaltación del interés del Cid por asuntos políticos.
Respecto a la vigencia del Cantar del Mio Cid, hay poca presencia del mismo en el romance viejo; en cambio, en los romances nuevos –sobre todo a partir de la 1ª mitad del siglo XVI- es abundante, en figuras como Guillén de Castro con su propuesta Las mocedades del Cid o Le Cid de Corneille. También Francisco de Quevedo, como buen barroco y develador de mitos. Y modernamente, en el siglo XX, el Cid ha encontrado eco en un novelista y dramaturgo como Eduardo Arquina, que desarrolla un teatro histórico de tinte conservador, nostálgico del pasado. Y Antonio Gala con Anillos para una dama, propuesta personalísima y muy inteligente donde se plantea la relectura de la reconstrucción histórica; es una lectura épica inventada, convirtiendo a la viuda del Cid en la protagonista.
 Documento Cantar de Mio Cid, vv. 715-164 Apenas hay oraciones subordinadas. Toda la primera tirada (series de versos) está compuesta a base de yuxtaposiciones o paratácticas. Existe la subordinación mental aunque no exista la subordinación escrita. En los versos 750 y 751. Le pegó tal golpe que le mató, así sería en castellano actual.
Estructura del fragmento. No estamos ante un tipo que suelta versos. Hay una voluntad estilística y voluntad de construcción.
 Del verso 715 al 721 tenemos una información sobre los preparativos inmediatos para entrar en combate y más adelante tengo la narración del combate que además esta graduada completamente.
 Del 722 al732 tenemos información del conjunto de los guerreros.
 A continuación del 733 al 743 tenemos el comportamiento de los principales caballeros pero me destaca a los líderes.
 Ha pasado de la masa al núcleo fuerte del 754 al 768 focaliza en un caballero, en Minaya Albar Fañez.
 A continuación, del 759 al 764, acto singular del Cid, del héroe que decide la batalla.
Desde el punto de vista estético es una técnica en la que hay una voluntad de jugar con los distintos enfoques de los personajes que cambia perspectiva, cambia enfoques de personajes. Aporta vitalidad, reduce la monotonía y ayuda a ensalzar la figura del héroe.
Desde el principio, el Cid, se erige el santo y seña para infundir valor y confianza. Él incita al combate, les anima y el grita su propio nombre. Juan Manuel nos dirá que es una técnica del caballero en batalla. Cuando se representa es doblemente predicado, se prodigan los elogios. Él es el eje del desarrollo del combate. Todos acorren la señal, todos están para defender la bandera y al Cid. Minaya, uno de los jefes, está en situación peligrosa y es ayudado por cantidad de guerreros cristianos. El mismo se defiende con dignidad, pero es el Cid el que da la solución definitiva.
Recursos estilísticos. No hay tiradas de versos acumulados. Hay un proceso muy calculado de narración perfectamente construida con una finalidad muy clara. Hay voluntad artística y mental. Hay epítetos y frases formuladas. Se logra directez, dramatismo, plasticidad y podemos reconstruir todo lo que nos están contando. Nos están dando cantidad de detalles para que lo reconstruyamos. La vista y el oído están magníficamente utilizados. Pendones que ondean, gotear de sangre, lanzas que van y suben. Es un festival de colores.
Hay hipérboles narrativas, le pegan un golpe y le cortan la mitad. Son propias de un mundo de acción y exageración.
Existe una técnica distinta, no están resueltos los pasajes de idéntica manera. Al principio hay austeridad narrativa porque es lo normal, todo el mundo sabe que se enfrentan dos bandos. Cuando ocurren cosas se acumulan verbos, y aparece una riqueza narrativa. Hay narraciones ascendentes, movimiento de lanzas, resultado de choque violento, la imagen fantástica de los caballos sueltos.
Formidables cambios de perspectiva porque es distinto enfoque. Del todo va pasando al individuo. Cambio de tiempos, de perspectiva temporal, los presentes indicativos frente a imperfectos y perfectos. Hay alternancia de tiempos verbales que da riqueza y variedad. Todo está construido para que el brillen aspectos ridículos, así como el proteger a los suyos, como la amistad.
La épica ha sido una manera de hacer literatura en todas las circunstancias primitivas de todos los pueblos. Todos los pueblos prácticamente lo primero que han hecho son textos épicos épicos y sobretodo poesía épica, que cantan las virtudes de un héroe a las que la comunidad considera y reconoce como un héroe porque es la Encarnación de los máximos valores de la época, generalmente militares. Son caudillos que encarnan los ideales de una nación. En momentos en que la moral democrática no ha aparecido. Es una literatura primitiva y primera lo cual no quiere decir que esté exenta de valores. Es literatura que tiene una gran homogeneidad de público. El auditorio formado por partes y altas y bajas está en comunión con aquello que se está contando. Tiene más de narrativa que de poesía. Es más narrativa de hazañas más o menos creíbles. La clave de estas épicas, es que nos presenta un héroe que debe superar unos obstáculos para poder recuperar la honra. Ese héroe que ha caído en absoluta desgracia. Vamos a asistir a un proceso de recuperación de la honra. Al acabar estará convertido en suegro de aspirantes al trono.
Cada episodio épico del Cid, ensalza las hazañas que ha hecho el Cid.
La épica es un género muy paradójico porque no nació para ser leído. Sabemos que la poesía épica se transmite oralmente. Los juglares cantan estos cantares. Es un género que tiene que ver con la música. Se transmite en canción con cierta letanía y acompañado con instrumentos musicales. Esa transmisión oral explica la imperfección métrica. Lo paradójico es que nosotros es que estamos conociendo por vía escrita algo que se vivió de forma oral y esto puede llevar a injusticias. Son textos salmodiados de memoria.
Para todo hay una ruptura absoluta entre lo que fue la literatura latina y lo que aquí va formarse.
Para explicar los orígenes de la épica castellana se ha dicho que es producto de lo latino vulgar. Pero esto no tiene que ser así. El problema es cuando se identifican lugares comunes o cuando es una coincidencia. La teoría latina está descartada. También la teoría arábigo-andaluza. Hay alguna concomitancia de algunos pueblos que conviven en la península.
Las dos teorías son las del origen francés y la del origen germánico. La superioridad cultural de lo francés. Hay que darse cuenta de que la comunicación entre reinos castellanos con Francia por un motivo o por otro. Tenemos muchos documentos, las peregrinaciones a Santiago de Compostela. Peregrinos franceses que han dejado sus huellas en conventos. Es importante para la influencia de la épica castellana. Alfonso VI, a cuyas órdenes esta Rodrigo Díaz de Vivar, tuvo la tendencia de casarse con bula del Papa y se solía casar siempre con francesas y esto implica una influencia de cultura, de cortesanos…Van a tener mucha importancia los monjes del Cluny para repoblar y reconquistar. Se les confían monasterios y su venida implica la llegada de gran material literario. La épica francesa es muy rica. Algunos de los episodios más importantes de epica francesa discurren en suelo español, lo que facilita el acercamiento de los españoles a estos textos. La épica castellana podemos decir que es hija de la francesa. Menéndez Pidal dice que no, dice que es un afluente importante pero la causa fundamental es la épica de origen germánico, de los cantares que han traído los visigodos, que son los que se quedan en buena parte de España. Estos pueblos, dice Pidal que son los auténticos padres de la épica castellana y también de la francesa y de toda la europea. Rastrea costumbres, reacciones, momentos culminantes de cantares castellanos que no tienen nada que ver con lo francés.
La venganza como un acto colectivo, a responsabilidad de los ciudadanos cuando algún individuo de esa ciudad ha hecho algo. Ej. Bellido Dolfos, se hace todo contra la ciudad de Zamora. Hay un aspecto más interesante, que reaparece con los romances. Cómo nace la épica, esta épica. Hay tres teorías, la romántica, la racionalista y la neotradicionalista.
Teoría romántica.
Los primeros eruditos alemanes sostienen la idea de que la épica, las gestas es de creación colectiva, es el espíritu de un pueblo. Esto hoy resulta anticientífico.
Contra esta teoría surge el positivismo francés. Toda creación literaria tiene origen individual en un individuo con dotes superiores a la media, estudioso. Los grandes poemas conservados son los primeros poemas que existieron. Cada cantar es obra de un individuo y es el primero que existe. Los positivistas dicen que los cantares de gesta carecen de valor histórico fundamental. No se puede reconstruir la historia desde los cantares.
Básicamente, la idea es creer que los autores son hombres cultos, clérigos, hombres de letras formados. M. Pidal dedicó buena parte de su vida al estudio de todo esto.
Él acuña la teoría neotradicionalista. En síntesis, lo que va a decir es que la épica romance ha nacido mucho antes de los textos que hemos conservado. Estos cantares tienen tal perfección literaria que parece imposible que fuera la primera obra que se escribiese. Para Pidal los cantares de gesta nacen de los hechos históricos con la intención de perpetuar a esos héroes como modelos de conducta. En el caso de la épica castellana tiene voluntad propagandística. El Cid se hace millonario matando moros y por ello, se pretende incitar a esta acción.
Los cantares, admite Pidal, son obras de poetas individuales aunque no tengamos identificación en ninguno de los casos. Estamos ante una poesía que se ha rehecho, que se enriquece en sus variantes. Siendo de origen culto y popular, es transmitida por vía oral muy viva que va a dar pie en el caso castellano a los romances. De la ruptura de los cantares van a surgir los romances.
El Cid es un profesional de la guerra, pone su espada en servicio de quien le pague.
El Cid procura no enfrentarse a su rey natural porque perder la gracia del rey es perder la gracia de Dios. Pero a partir de ahí, la historia del Cid es la de un profesional que sabe matar. Tiene detrás de sí tropas que viven detrás de él y que tiene que dar de comer. En el caso del Cid es cierto el matrimonio con Jimena y que ella pertenecía a una clase noble superior. Es cierta la conquista de Valencia, el destierro, etc.
 Documento Texto de Alberto Montaner El Cid es el producto de la maestría técnica de un poeta. Menéndez Pidal dijo en una segunda ocasión que pudo haber dos autores. Un autor primitivo en el que hay mayor fidelidad histórica mientras que un segundo juglar, hacia 1140, compondría las partes segunda y tercera.
La crítica moderna tiende a creer que de ninguna manera estamos ante un producto próximo al Cid, sino más tardía. Ante un producto elaborado por un erudito que no tiene por qué ser un monje. Toda la crítica actual piensa en una composición alejada un siglo, lo cual explica muchos de los errores. El nombre del abad donde el Cid deposita Jimena, por ejemplo, no se llamaba así. Hay una serie de fallos que se explican por el distanciamiento.
Esto conecta con el asunto principal del cantar que es la historicidad y novelizacion.
Estamos ante un personaje de ficción. Hay historia y novela -ficción- de circunstancias. El Cid se puede decir que en el conjunto de la épica europea es el menos fantasioso, es el más creíble. La autoría hoy creemos que es de una persona culta. Algunos quieren demostrar como el autor ha leído a Salustio.
El poeta sabe muy bien lo que quiere hacer. Se puede establecer perfectamente un paralelismo. El Cid es un problema de honra, que es la que estructura el verso. El Cid constantemente hace alusión a la honra. Es una obsesión (v.1316). Es el motivo central del poema.
Estamos ante un género con el que se inicia la literatura y otras literaturas, pero no un género primitivo en el sentido negativo del término. Hay arte, voluntad artística. Es fruto de una aplicación artística. Es la idiosincrasia de un género al que empobrecemos viendo solo desde la literatura. Estamos ante una manipulación artística y política, es decir, no estamos ante un caso de historia pura ni ante un caso de negación de la historia, estamos ante un producto que tiene un componente histórico indudable, base histórica indudable pero sometida a la literatura. Se quiere decir un mensaje de un héroe matador de moros.
El Cid en el futuro El primer aprovechamiento para romances es escaso. Aparece poco en los romances viejos, no existe hasta el siglo XV en adelante. La presencia del Cid en los romances nuevos a partir del XVI es grande y numerosa. Se va a magnificar en la pluma de Guillen de Castro cuando edita Las mocedades del Cid. El tema en el XVII tiene una particular versión en la pluma de Francisco de Quevedo. Es capaz de hacer un romance larguísimo y extraordinario. En el siglo XX el Cid ha encontrado eco en la pluma de un dramaturgo formalmente modernista y temáticamente nostálgico, Eduardo Marquina. Es conservador y nostálgico del pasado.
Antonio Gala, Anillos para una dama. Es una propuesta muy personal y muy inteligente cargada de humor e ironía. No se plantea reconstruir la vida del Cid, es una lectura inventada. Convierte en protagonista a la viuda del Cid, doña Jimena. Se plantea algo. Jimena se ha quedado viuda y se le ocurre la posibilidad de volver a casarse. El problema es la Iglesia, el rey. Lo trata magníficamente.
En el Cid hay una voluntad de escritura, una estructura bien desarrollada. Hay una simetría en el texto, simetrías buscadas y en cuanto a la técnica narrativa dos aspectos, el poeta tiene voluntad de narrar con habilidad técnica para atraer al oyente, atracción al oyente. El texto está cargado de recursos para repetir información y para crear tensión.
La voluntad de un escritor de un género como la épica es narrar exaltativamente.
Comienza en media res. Esta habilidad le concede el estilo directo. Importa mucho que dice. Esto vivifica el género. El detallismo al que desciende para darnos datos descriptivos.
Interesa el otro aspecto, narrar exaltativamente. La épica, según Valle Inclán, está escrita de rodillas. Mirar a los personajes de igual a igual, lo hace, por ejemplo, Shakespeare. O el autor se puede poner arriba de los personajes, así está escrito el esperpento.
El receptor acoge de rodillas la épica. Este personaje es bestia y es humano. Nos lo presenta llorando que indica el primitivismo en la expresión de los sentimientos. Pero lo contrasta con su altanería, con su orgullo. Observamos como cuando se habla del Cid desde los demás, todos les adoran, todos le quieren ayudar…; lo repite porque tiene que subrayar que el pueblo esta con el Cid.
Observamos por otra parte que estamos ante un héroe medieval cristiano. Se dirige al cielo, a Dios. Antes de marcharse a Burgos se arrodilla para rezar a la virgen. Con esto podemos tener una imagen de este héroe, fuerte, cristiano, respetuoso…que respeta a su rey. Es el poeta quien lo tacha de malvado.
Mester de juglaría = épica. Oficio propio de los juglares Tema 2. Literatura del siglo XIII. El mester de clerecía.
2. 1. El mester de clerecía en el XIII. Berceo Mester de clerecía= oficio de los clérigos. Gonzalo de Berceo es el máximo representante. El mester de clerecía casi en la totalidad de lo que ha escrito, no inventa nada en cuanto a temas. Esa forma de hacer literatura todo lo que escribe lo encuentra en unas fuentes que por lo general están escritas en latín. El autor traduce, embellece, algo que ha encontrado en una base latina y también en base francesa más adelante. Tenemos los Milagros de Berceo en un manuscrito que se encuentra en Dinamarca. Es muy interesante conocer el texto latino y ver en que lo ha convertido para ver si estamos ante un predicador religioso que traduce. Sin embargo, Berceo es un creador magnifico que maneja textos religiosos. Convierte en arte un texto latino que no era artístico. El texto latino no tiene voluntad artística, es solo antología de milagros, de vidas de santos pero no busca belleza. Son el esqueleto estos textos, el esqueleto de una historia.
Me cuenta esquemáticamente y esqueléticamente algo. Llega el traductor al francés, italiano, español…y le pone la carne. Naturalmente, para eso estira el texto, o lo comprime, o lo desordena. Berceo cuenta milagros, pero el interés que tiene es dar verosimilitud, lo acerca a los lectores.
 Documento Milagro IX, El clérigo ignorante Berceo hace hablar a la Virgen de forma chulesca, amenazando. Hay otro aspecto y es como Berceo y esta literatura está cargada de ideología, por eso es un reflejo involuntario pero magnifico de la sociedad de la época. La literatura por lo general si está bien escrita está reflejando la sociedad de manera natural. De manera natural refleja el sistema de valores. Este texto es un caso fantástico de testimonio de un sistema feudal. Lo que ejercita este sistema es el proteger a sus vasallos y que vivan maravillosamente los que protegen a sus vasallos, pero tiene que haber un diálogo entre derechos y obligaciones, de ahí que luego surjan los problemas. El señor feudal debe proteger a sus vasallos de caprichos y robos de otros señores.
Es lo que Berceo transmite. Hay una señora feudal que es la Virgen. En una relación que funciona bien viene un obispo que prohíbe a ese vasallo ejercer su oficio. Involuntariamente esta testimoniado por Berceo. Voluntad narrativa. Habilidad en la disposición.
Intencionalidad. Valorar la vivificación.
Consigue que nos llegue mejor el mensaje. Observamos el gran acierto en la caracterización de los personajes, en la pintura de los personajes. Obispo altanero, capellán ignorante.Berceo es escritor del XIII y es perteneciente al mester de clerecía. En este caso mester de clerecía es una denominación que no inventa la crítica. En la introducción del libro de Alexandre ya encontramos esta denominación: Mester traigo fermoso, non es de joglaría Mester es sin pecado, ca es de clerecía Fablar curso rimado por la cuaderna vía A sílabas contadas ca es grant maestría Alude a la cuaderna vía, respetando el computo de silabas, a diferencia de lo que veíamos en el Cid donde el anisosilabismo es característico. Estos versos suponen una declaración de principios, una pequeña poética en la que el autor manifiesta todo un concepto del arte de la escritura. Frente a la joglaría, considerada un mester con pecado, es decir, con errores, la clerecía es un ministerio limpio de estos malos y por lo tanto fermoso. Queda implícito en este verso el rechazo hacia el anisosilabismo propio de la juglaría, mientras se hace explícita la dificultad exigida por la nueva escuela.
Mester de clerecía, oficio de clérigos en el doble sentido. Pueden ser los clérigos pero no tienen por qué pertenecer a la Iglesia. Sin duda, son hombres de enorme formación cultural latina y literaria. El mester de clerecía se consolida en el XII. Hay varios reinos en la península, varios árabes y otros reinos cristianos en manos de distintos reyes. Se produce la unificación del reino de Castilla y León, Fernando III el Santo unió los dos reinos. La unificación es importantísima a efectos políticos, y culturalmente significa la proclamación de la lengua castellana como lengua más importante de la península. Fernando III es el primero que obliga a utilizar el castellano para ciertas legislaciones. El castellano con él consigue un prestigio que hace que se afiance la lengua castellana. Cuando Fernando III muere, quedan en poder de los árabes 5 provincias andaluzas. El avance de la Reconquista es brutal.
El mester de clerecía es un fenómeno literario culto del XIII y XIV. En el siglo XIV el libro más representativo es el Libro de Buen Amor. El mester de clerecía acaba en el transito del XIV al XV con el Rimado de Palacio, escrito por el Arcipreste de Ayala.
El contenido marca una personalidad propia de temas y estilo. Se afianza contra el latín.
Desde el punto de vista literario el latín no tiene cultivo artístico, no es renovador. El mester coge del latín temas, pero va por caminos distintos. Hace un camino propio contra el mester de juglaría. Se aleja de los dos extremos. Frente a esta literatura popular, este mester eleva la exigencia poética. Aporta una voluntad estilística que el latín no tiene. Manejan siempre fuentes escritas. No tiene originalidad temática, sino que coge temas de otras literaturas. El monasterio es el lugar donde se guardan los libros, donde se copian, donde se transcriben, donde se hacen copias. Cuando Alfonso X quiere escribir historia tiene que pedir prestados documentos a los monasterios. El monje culto e ilustrado es un privilegiado que hace de puente entre fuentes escritas y destinatarios.
Del mester de clerecía debemos insistir en que estamos ante una forma de literatura muy consciente de ser forma de literatura, incluso autodefinida, recordemos los primeros versos del Libro de Alexandre que veíamos anteriormente.
Es una forma de hacer literatura que sin saberlo, sin basarse en Horacio, está coincidiendo.
Quieren adoctrinar deleitando. Nos tiene que interesar la referencia al contenido y analizar, valorar comprobar cómo está escrito. Por esta raíz culta, por la voluntad de ampliar conocimientos, siempre se basan fuentes escritas y se enorgullecen de ello. En estos momentos se valora cómo transmito unos conocimientos que están en lengua franca, latín y cómo los paso a mi lengua romance. Recurren a formas de la retórica clásica. Las fuentes escritas son para ellos el todo, utilizadas con cierto tono de exhibicionismo. El apoyarse en que algo está escrito es un argumento de autoridad. Estos autores recurren a técnicas como anacronismo para conectar con un público iletrado, inculto. Se dirigen a un público que no tiene conocimientos porque no hay libros que utilizar, no hay escuelas etc. Lo que van a hacer continuamente es jugar con el anacronismo para facilitar la información.
El mester de clerecía esta próximo al de juglaría con interpelaciones al público, el tono narrativo oral e incluso la petición de dones, uso de fraseología épico-religiosa, imitando lengua de épica, uso de epítetos religiosos que son guiños a los epítetos de juglaría. El mester de juglaría y clerecía van a coincidir en el tiempo y por esto se contamina con una contaminación voluntaria reflexiva por parte del de clerecía porque sabe que va a ser más fácil la llegada de lo que está diciendo a público acostumbrado al mester de juglaría. Una característica que muestra y subraya el carácter culto es la métrica. En el mester de juglaría hablamos de tiradas, anisosilabismo, desigualdad en el cómputo de silabas. El mester de clerecía sí tiene cómputo exacto de silaba. El verso más frecuente es el alejandrino o verso de 14 silabas. Suele tener este verso una fuerte cesura. Sistemáticamente tiene un corte que incluso impide la sinalefa. Estas silabas contadas, este verso, nos viene servido en la estrofa llamada cuaderna vía.
El representante máximo de esta escuela va a ser Berceo. Va ser el primer poeta castellano de nombre conocido. Berceo es riojano. Autor del XIII. Es muy curiosa su comparecencia en el mundo literario. Fue rescatado a finales del XIX y principios del XX por Menéndez Pelayo. Con su inmenso conocimiento de literatura medieval tira de este autor y se revaloriza su obra. Estamos ante un erudito, hombre de formación extraordinaria, ante un latinista consumado, con la ventaja de que ha sido uno de los que más latinismo ha metido en el castellano y ni siquiera nos damos cuenta de ello. Era un individuo religioso, clérigo, sacerdote, vinculado al monasterio; probablemente trabajaba como notario. El mismo, sabemos que fue un hombre forzadísimo en el primer núcleo universitario, núcleo universitario de la catedral de Palencia, Ahí parece que pudo estudiar. No estamos ante un poeta ingenuo, primitivo. Estamos ante un individuo de erudición excelente, incluso vanguardista para la época y que domina una magnifica estrategia para dirigirse a una audiencia muy amplia, compuesta también por sus compañeros de convento, los clérigos.
Los escritos de Berceo, están siendo escritos para individuos que pasan para ir a Santiago. Nos deja datos de su vida. Que es de Berceo, que escribe cosas en San Millán de Suso. Estamos ante un individuo con esas capacidades y cuya obra tiene dos focos fundamentales.
Sus obras están dirigidas a la Virgen y también a las vidas de santos. La obra máxima son los Milagros de Nuestra Señora. También los loores y las obras hagiográficas, exceptuando el martirio de San Lorenzo, el resto están escritas por Berceo con los ojos puestos por el interés del monasterio para el que trabaja. La Vida de San Millán, de Santo Domingo de Silos y la Vida de Santa Oria. De estas vidas de santos, si acaso llamo la atención sobre el hecho de que san Millán, aquí airea la fama y el origen de los tributos que hay que pagar al monasterio, por qué Fernán González ordena que toda Castilla pague tributos a este monasterio. En el caso de la Vida de Santo Domingo, es el texto hagiográfico donde mejor se muestra la contaminación de recursos de la épica. Hay gran cantidad de fraseología; si nos fijamos en los gestos de Santo Domingo, se llega a equiparar este hombre santo con el hombre o héroe de gesta. Se hacen simetrías, paralelismos, guiños, a sistemas expresivos del cantar de gesta. El martirio de San Lorenzo es el tema que menos se une a sus intereses, pero hay alusiones al humor medieval, cómo preparan la salsa para la parrilla… y están hablando de martirio y de San Lorenzo pero hay un deseo de distraer al oyente para que sea llevadero y atractivo.
La obra cumbre son los Milagros de Nuestra Señora. Colección de 25 milagros precedidos con introducción, en la que de forma alegórica se nos presenta a la virgen como un prado armonioso, locus amoenus. Lugar placentero, agradable, donde el hombre peregrino siempre puede encontrar refugio y descanso. La finalidad del libro es probar esta afirmación inicial, del poder consolador de la Virgen que siempre va a acudir a salvar a sus devotos aunque sean pecadores consumados. Al escribir esto está coincidiendo con otros autores, con lo que hará el rey Alfonso X, con literatos de otros puntos de Europa. No está exento de fines económicos.
A Berceo no le interesa que se queden en su monasterio con las vidas de santos y entonces lo que hace es abrir el foco de atención a la virgen. Lo que debe subrayarse es que Berceo está siguiendo un manuscrito latino, el llamado manuscrito de Copenhague, al que le falta la introducción. Sin embargo, lo curioso es que los milagros del I al XV están contados por Berceo en el mismo orden en que aparecen en el manuscrito de Copenhague. Solo el milagro 24 no tiene una fuente latina que se haya identificado. El resto tenemos relatos de los que puede proceder.
Berceo escribiendo tiene elogios y si tuviésemos que particularizar, diríamos que estamos ante un autor culto, tiene una formación latina, detecta construcciones, tiene mucho léxico, pero no se nos indigesta.
En Berceo podemos subrayar la claridad expresiva, se le entiende todo, es un divulgador de conocimientos. No hace que la retórica complique la comprensión del mensaje.
Tiene una gran claridad. Sus comparaciones son descendentes porque no compara aquello para embellecerlo con algo. La descripción que hace la compara a algo muy identificable. Son comparaciones extraídas, por ejemplo, de la vida agrícola. Puede afirmarse que Berceo lo hace porque abundan estas comparaciones en el testamento. La gramática es diáfana, sencilla, de tal manera que el hipérbaton apenas existe y viene provocado cuando viene, por la rima. Hace coincidir la rima con su voluntad expresiva.
En Berceo hay que alabar la técnica del dialogo, es decir, Berceo convierte en estilo directo o formas dialogadas fuentes que en latín están escritas en modo indirecto. Hay obras ricas en diálogos como la vida de Santa Oria. En los Milagros de Nuestra Señora lo vamos a encontrar también con mucha viveza y plasticismo. En Berceo hay un gran realismo, es una fuente informativa impresionante. Involuntariamente nos aporta una magnifica información y documentación social.
Una de las últimas ideas que podemos aportar, es que Berceo teniendo una sólida formación latina, cuando leemos su poesía notamos que por suerte la palabra de Berceo -léxico y sintaxisestá desligada de la organización sintáctica del latín, cosa que no podemos decir en el siglo XVI cuando nos encontremos con prosistas latinizantes –humanistas- hasta un extremo. En Berceo esto no ocurre. Estamos ante un creador literario, un cura que escribe literatura. Al margen de que tenga un objetivo religioso, lo cierto es que lo que nos admira es el método artístico en su predicación.
Concretamente en Berceo, como en otros casos, tenemos que valorar los pasos previos de la literatura castellana para la invención de la novela. Berceo forma parte de la cadena de quienes hagan posible la narración ficcional en castellano. La vinculación de las fuentes latinas no condiciona sus méritos artísticos. Berceo no inventa nada, pero ilumina el proceso creador. Berceo, si cuenta milagros no tiene que justificar nada, Berceo noveliza los milagros, quiere darlos verosimilitud, en cierta manera, los domestica para hacerlo todo más creíble.
Existe el hecho religioso pero hay un proceso de humanización. Conecta con la poesía universal, por la sencilla razón de que en los milagros, al humanizar a la Virgen, señora feudal, amiga de un clérigo borracho. La Virgen es en Berceo una mujer celosa, tiene un devoto, muy devoto, y sufre los celos y quita al novio de la cama.
Berceo conecta con el canto a la mujer, que es una de claves de la lírica universal. Berceo es de una ortodoxia absoluta pero nos da un testimonio simpático de la sociedad de su época, con especial atención a la vida monástica. Nos va dando testimonio de vida y verdad que constituyen un retablo o friso de costumbres, así como reflejo de sociedad. Está haciendo literatura costumbrista, nos da información muy variada sobre vestidos, comportamientos… 2. 2. Los grandes libros anónimos del Mester: Alexandre y Apolonio Ambas son obras de ficción muy imaginativas. El Libro de Apolonio es una magnifica telenovela interminable. Es todo ficción.
El Libro de Apolonio, que viene de una novela bizantina, está muy cristianizado. El mester de Clerecía se aprovecha para condenar vicios. Hay perlas literarias y sociológicas. Tenemos testimonio de una juglaresa. V-428. Hay muchos rasgos juglarescos a lo largo del libro.
El Libro de Alexandre es más culto, porque conecta con Alejandro. Tenemos un buen resumen de la guerra de Troya. Se ha llegado a editar con el nombre del autor Berceo o Juan Lorenzo. No hay argumentos suficientes para atribuirlo a Berceo. Nos cuenta la vida de Alejandro Magno. Se hace hincapié en el afán de sabiduría de Alejandro Magno. Hay una ciencia ficción de época. Narra ampliamente las batallas de este individuo. Se critica la soberbia y la codicia que precipitan la muerte de Alejandro. Lo interesante de una obra como esta es como se está convirtiendo a Alejandro en un caballero medieval, lo están transformando, actualizando. Hay muchos anacronismos cristianizadores que llaman mucho la atención. Hay una gran cantidad de transferencia de costumbres. Alejandro dice a Aristóteles que por él sabe clerecía. Aquiles se esconde en un convento de monjas. Cuando Alejandro ataca Jerusalén le sale a recibir el obispo y a la entrada de la ciudad hace el via crucis. Es una actualización que se hace para entender. Tiene muchos hallazgos de comparaciones, de descripcio 2. 3. La prosa. Los orígenes de la prosa literaria: de las antologías doctrinales (los exempla) a Alfonso X Alfonso X (1252-1284), que tuvo un largo reinado, y al que no debemos confundir con Alfonso IX, quien en 1218 funda la Universidad de Salamanca, refundada e institucionalizada por el posterior Alfonso X, del que vamos a hablar.
Para nosotros, Alfonso X implica un verdadero hito en la literatura española, aunque su labor más importante es en el terreno de la lengua. Como literato, debería pasar a la historia como poeta, autor de cantigas escritas en gallego; en lengua castellana, textos de divulgación científica, jurídica e histórica. Con él está naciendo la prosa culta que busca enseñar y divulgar ciencia, derecho e historia con los parámetros del momento. El nacimiento de la prosa como fenómeno literario es el más tardío. Va por delante la poesía y el teatro. La prosa culta nace de forma más tardía. En el caso castellano, su desarrollo coincide con un momento de importante expansión cristiana, con la llamada reconquista. En este siglo XIII, se produce una expansión importante del reino de Castilla. En 1212 se libra la Batalla de las Navas de Tolosa con triunfo del ejército cristiano. Esta superioridad militar es la que explica el desarrollo y expansión del castellano. Este rey impone el uso del castellano para difundir la comunicación en la corte. Es un fervoroso defensor del uso del castellano y de su enriquecimiento. La prosa nace con carácter erudito y además, con un carácter didáctico absoluto. En este siglo se produce la creación de órdenes como los dominicos o franciscanos que tienen la predicación como piedra angular de su función religiosa. Hay personas ilustres de estas órdenes y el hecho de que tengan la predicación como base en su ejercicio, hace que tengan muchos milagros, fabulas, historias recogidas en latín que tienen que traducir al castellano con fin de impactar a los oyentes en su predicación.
El nacimiento de la prosa como género literario es el más tardío. En el caso castellano, su desarrollo en el siglo XVIII coincide con la llamada Reconquista. En este siglo se produce una expansión importantísima del castellano (Batalla de las Navas de Tolosa en 1212). Esta superioridad militar es lo que justifica la expansión. Lo hace, en un principio, como un género culto, y escribir en prosa culta requiere unas ciertas habilidades. Alfonso X impone, pues, el uso del castellano para difundir la comunicación en la corte; es un fervoroso defensor de uso del castellano y de su enriquecimiento.
Además, en este siglo se produce la creación de las órdenes de los dominicos y los franciscanos, con la predicación como piedra angular de su función religiosa. Ello significa que requieren mucho a los libros de vidas de santos, fábulas, milagros…, que traducen al castellano para su uso y con el fin de impactar a los oyentes en su predicación.
De esta forma, nos encontramos ante un largo período, el reinado de Alfonso X, que ocupa toda la parte central del XIII: desde 1252 hasta 1284. Dada su extensión, tiende a divirse en tres subperiodos: la actividad de Alfonso como infante, después la primera parte de su reinado esplendido en lo cultural y político y después el segundo periodo de su reinado, muy prospero en lo cultural, pero en lo político todos los triunfos obtenidos se convierten en derrotas, problemas familiares o políticos.
En la primera parte de su reinado, la Reconquista alcanza los momentos casi definitivos. (Se recupera Sevilla, Cádiz…), en cambio, en el segundo periodo de su vida, la soberbia le juega malas pasadas porque quiso coronarse como emperador de Europa. Se crea en la segunda parte un malestar político importante. Tuvo una desgracia familiar: su primogénito muere en un enfrentamiento con los africanos que habían desembarcado en Tarifa.
Alfonso X dijo que su heredero no era el segundo hijo sino que lo eran los herederos del primer hijo. El final de su vida es muy duro. La aportación libresca más importante es la Grand e General Estoria y Las Siete Partidas. Tuvo la ambición de escribir la historia de España. Aquí concibe otra gran idea, que fue la de crear la gran historia del mundo. Para hacer esta historia utiliza la Biblia y también historias árabes, así como fuentes latinas. Tiene amplitud de miras intelectuales. El concepto de historia que tenemos hoy es muy distinto al concepto de historia que tuvo. Es una labor acumulativa. Las historias de Alfonso a veces tienen más de ficcional. Es una recopilación buscando fuentes en muchos de los diversos datos. Su gran aportación es la escritura de las partidas. Es el deseo de recoger en lengua castellana toda la normativa jurídica existente hasta el momento. A diferencia de la historia, Las Partidas serian algo parecido a la Constitución más los principios ligados a esa Constitución. En las partidas encontramos un desarrollo extraordinario del estilo determinativo porque hay una redacción de leyes. Hay un estilo justificativo antes de pasar a las normas.
Nos interesan muchos aspectos. El rey y quienes escriben se echan encima un trabajo imponente en cuanto a desarrollo de la lengua. El castellano existe pero no ha sido desarrollado para la expresión del pensamiento culto. Nos interesa subrayar el criterio de este hombre que va a imponer el castellano derecho, que sigue la norma de Burgos. Los criterios y normas que da van a estar vivas hasta la reforma que haga Nebrija en su gramática. Estas normas van a perdurar dos siglos. En el caso de Alfonso, la discusión que se hace es la labor personal, ‘’hasta dónde llega la labor del rey y hasta dónde la de su equipo’’. Hay un texto del propio Alfonso que ilustra esto muy bien. Lo que está claro es que el rey decide un tema y encomienda la labor a un grupo de colaboradores que son divulgadores, escritores…lo que se va a llamar la Escuela de Traductores de Toledo. A raíz de la conquista de Toledo hubo un núcleo de judíos, árabes y cristianos que trabajaron en la traducción de los textos. Su mayor aportación es el enriquecimiento del léxico y de la sintaxis. Gran desarrollo de las oraciones subordinadas para la expresión del pensamiento subordinado que ya existía. Frente a la sintaxis suelta del cantar de gesta, que apenas tiene partículas conectivas. Introduce gran cantidad de neologismos y cultismos que nunca se habían expresado en lengua castellana. El mérito no es la cantidad sino el criterio. Lo primero que hace siempre que puede es derivarla del castellano. Sacará también sustantivos de los verbos. Solo en segundo término recurre al latín para usar latinismos o traducirlos, pero con una repetición de sistema, siempre que utiliza una palabra latina que pasa por primera vez al castellano, la explica con una perífrasis.
En tercer lugar, recurre al griego y solo en cuarto lugar recurre al árabe siguiendo el mismo modelo de palabra introducida. Quiere dejar claros los conceptos.
Es autor de 420 composiciones en lengua gallega. Para la expresión lirica utiliza el gallego. Es muy profesional esta utilización porque la lengua gallega está más capacitada, más desarrollada para la expresión lírica. Tiene otros precedentes en Europa. Guillermo de Aquitania elige el occitano en sus poesías porque le parece más adecuado.
El contenido de las cantigas es muy variopinto. Encontramos cantigas de amor, cantigas a la Virgen que contienen algunos de los milagros. Junto a estos dos tipos hay otras que son de maldecir que contienen sátiras, elementos obscenos… El mismo autor que escribe en lengua refinada hace estas composiciones con variedad de género.
Esto también lo va a hacer Jorge Manrique.
En el teatro medieval en Castilla hay una polémica absoluta. Se dice que no bubo textos teatrales, otros dicen que se han perdido. Alfonso escribe sobre qué teatro se puede hacer. Hay una gran variedad de contenidos.
 Documento Textos para la reflexión: sobre anacronismos e infantilismos en la literatura medieval.
Texto de Michel Gerli Por lo que nos plantea Gerli en el presente fragmento, Berceo baja el nivel de dificultad para que le entiendan.; vehicula su mensaje para llegar a todos. Los autores medievales buscan, entonces, facilitar la comprensión del relato. Esto determina la naturaleza de su obra poética; se trata de literatura para la imaginación cultural. Berceo, además, sabe, conoce y tiene amplia formación libresca.
Nosotros nos encontramos con un estado de la lengua que es medieval, encontrando dificultades pero que se identifican muy rápidamente. Es el caso de la conjugación latina de formas analíticas en lugar de sintéticas, la carencia de nexos conjuntivos o la oposición de sonidos entre sibilantes, entre otros rasgos.
En continuación con la anterior caracterización de los principales rasgos de la cultura medieval, cabe mencionar dos aspectos clave:  Teocentrismo. En teoría, el período medieval se caracteriza con una visión del mundo señorial, religiosa.
 Ordenamiento social. Principios religiosos, también excesos mundanos. Oficialidad profana a la par que práctica religiosa.
La historia del período medieval muestra un lento pero progresivo proceso de desacralización.
Bajo esos pronunciamientos se cruzan otros intereses, como las cruzadas, mandamientos para establecer rutas comerciales o saqueos, entre otros.
Además, la teología es la ciencia summa del período y todo se supedita a la religión, también la literatura, concebida como un instrumento para servir a los servicios cristianos. Todos los libros de la época tienen un prólogo en el que se dice que están escritos para ello (por ejemplo, en La Celestina se dice que está escrita para prevenir de las alcahuetas). En cualquier caso, la finalidad adoctrinadora está presidiendo toda la literatura medieval. El papel de la Iglesia y de los monasterios es, pues, fundamental en este proceso: conservan escrituras, transcriben, copian, etc.
Por otro lado, aparece en este mundo eclesiástico la figura del clérigo: un hombre de iglesia, pero también sinónimo de hombre culto; es, de lejos, un precedente del hombre humanista. Son cada vez más, también, los que manejan los asuntos de sabiduría y literatura; cuando oímos clérigo o clerecía ello supone una referencia al dominio de las letras, a una cultura denominada. El clérigo es, entonces, el depositario y transmisor del saber, que no se identifica necesariamente en este sentido con el hombre eclesiástico.
Junto a esta concepción de lo religioso, se encuentra el sistema de organización social: si Don Juan Manuel escribe un libro llamado Los Estados y él se encuentra en un estadio superior, lo que hará será predicar. Así pues, en la Edad Media se predica que la organización social está dividida en tres estados: oratores (clérigos), velatores (caballeros) y laboratores (trabajadores).
El siglo XV ya es muy próximo a nosotros. Es el siglo del Humanismo y del prehumanismo.
Es la transición hacia el Renacimiento. En la Península como en el resto de Occidente aumentan las contradicciones del sistema político, es decir, hay una crisis absoluta del sistema feudal dando paso progresivo a los planteamientos del humanismo. Conviven obras que miran hacia atrás y otras que miran hacia otros tiempos.
Existe en este momento un gran debilitamiento político que da pie a un siglo de una enorme anarquía, de un desgobierno. La debilidad del poder real es una rémora para la estabilidad política. Hay una monarquía débil y una nobleza que abusa del poder. Hay bandidaje generalizado, de forma que se crean las hermandades, organizaciones sociales casi militares que imparten justicia. A lo largo del XV las luchas de la Reconquista se concentran en la parte final del siglo cuando los Reyes Católicos anulen el reino de Granada. La lucha de la Reconquista se sustituye por luchas entre nobles. Debemos tenerlo en cuenta para entender algunas claves. Por ejemplo, en Jorge Manrique.
Se arrastran consecuencias de la catástrofe demográfica del siglo anterior. A lo largo del XV las minorías étnico-religiosas lo van a ir pasando cada vez peor y no olvidemos que los Reyes Católicos procederán a la expulsión de los judíos a finales del XV, expulsión que será una catástrofe desde el punto de vista cultural porque en ellos estaba depositado el saber de medicina, astronomía, etc. Va a ser un alivio para los intereses reales por la cantidad de deuda que había con ellos. No olvidemos que en 1480 crean o establecen el tribunal de la Inquisición en España.
Más adelante se producirá el descubrimiento de América. De todas formas, hay muchos judíos que se convierten y se quedan en España.
En lo cultural este siglo supone un avance extraordinario de tendencias que se han ido fraguándose desde el siglo XIV y que ahora van a ir consolidándose. Se va a recibir una gran influencia italiana. Si el siglo XIII supone la exaltación de los clérigos, de los valores clericales. Si en los XI y XII tenemos la exaltación de lo militar, si el XIV corresponde a la exaltación de lo burgués, el XV supone la exaltación de la corte y de todo lo que le rodea. La influencia italiana nos va a traer lo grecolatino. Todo esto explica que la lengua se impregne de italianismos y de latinismos.
Todo esto no ahoga los aires de lo popular. El romance, va a alcanzar en este siglo el honor de estar escrito. Se produce una paradoja porque lo que regala el siglo XV no es aquello que en ese momento fue más triunfante.
El siglo XV castellano se divide en tres periodos  Primer gran periodo: reinado de Juan II 1406-1454. En este periodo hay cierto esplendor económico porque España exporta hierro, vino, lana…Es la época del valido del rey, don Álvaro de Luna. Es la época de Santillana, de Juan de Mena, la época de las coplas de la panadera (satíricas y duras, donde hay escarnio de los nobles y del rey en torno a la batalla de Olmedo).
 Enrique IV: Desde 1454-1474. El desprestigio real alcanza grandes niveles. Desde el punto de vista literario, el gran escritor es Jorge Manrique. Las coplas de Mingo Revulgo y Las coplas del Provinciano en donde se hace un análisis de la política castellana. A partir de aquí se origina una distensión entre la nobleza y la monarquía.
 Los Reyes Católicos: 1474- final del siglo. Los Reyes Católicos son quienes ocupan la última parte hasta 1516. Es positiva su contribución desde el punto de vista política.
Desde el punto de vista cultural es una época de sedimentación de todo aquello que venía de atrás. La fusión entre las corrientes castellanas y las venidas de fuera se produce extraordinariamente. Es la época de La Celestina. Es la consolidación entre el cruce de lo tradicional y lo italianizante.
 Documento La lengua en el XV (Notas tomadas de Rafael Lapesa, en Historia de la lengua española) Se produce una necesidad de latinizar. Se quiere alabar esto, mostrando en paralelo un desprecio por todo lo que se hace en romance. No solo es una postura a favor de un estilo, sino también de un contenido. Era el sumun del modelo literario al que se quería aspirar. Se desprecian los villancicos, romances…Hay uso y abuso de hipérbole. Hay descolocación violenta en las frases.
Tema 4. Literatura del siglo XV 4. 1. Prosa en el XV: Arcipestre de Talavera Es un caso hibrido de cultura latina y sabor popular. De lo que conocemos es un individuo que fue cura en contacto directo con sus feligreses. Ejerció su sacerdocio en la zona levantina.
Llegó a ser capellán de la Corte Real. Esto quiere decir que también fue cronista. Nos explica por qué puede combinar los dos estilos. Es característico el antifeminismo en este autor. Es uno de los tópicos más comunes de la escritura doctrinal de la Edad Media que muchas veces no tiene nada de doctrinal. Hay una descalificación total de las mujeres. Lo del antifeminismo de tipo religioso es algo a lo que dan énfasis.
Es un individuo que vive en la primera mitad del XV. Fundamentalmente es autor del llamado libro del Arcipreste llamado El Corbacho.
El libro está dividido en cuatro partes:  La primera condena el loco amor, insistiendo en las consecuencias negativas que provoca la lujuria. Incita al amor divino.
 La segunda parte se dedica a describir vicios, tachas…de las malas e viziosas mugieres.
Son trece capítulos y en cada uno descredita un vicio de la mujer. Se mete con las avariciosas, envidiosas, falsas, soberbias, falsas, criticonas, lujuriosas…; nos interesa la segunda parte porque entran cantidad de anécdotas y recuerdos personales, vivencias.
Todo ello se traduce en una expresividad popular que repercute en el nacimiento de la prosa castellana. La prosa es fresquísima en el Arcipreste. Como ocurre con otros libros medievales, estamos ante un placer de lectura más que de didactismo. Es un hombre que se lo pasa bien retratando. Estos libres consisten en el placer de la escritura. El moralista se convierte en satírico, realista, concreto.
 La tercera parte del libro e ocupa de los varones, que también tienen defectos pero la culpa es siempre de las mujeres.
 La cuarta parte habla del libre albedrío, del cual está a favor.
Es, pues, el Arcipestre de Talavera un gran fabricador de todos los elementos que harán posible la novela. Pone las bases del diálogo realista, que hará posible La Celestina o el Lazarillo de Tormes. Es un magnifico creador de diálogos y monólogos, con una técnica elaboradísima. Es una de las muestras de cuanto ha aportado a la literatura la técnica de los sermones de Iglesia. La técnica de los sermones, además, supone en él un claro ejemplo de la influencia de esta: cuando escribe, está predicando. Hace por la literatura mucho más de lo que podemos imaginar. Es un moralista que necesita casuística y ejemplos. Muchas veces estos ejemplos son escenas y estampas.
Tiene lecturas distintas a lo religioso.
 Documento Arcipestre de Talavera, Libro del Arcipestre de Talavera Del Arcipestre de Talavera nos interesa especialmente su técnica; cambia radicalmente el tono. Quiere desacreditar a la mujer, causa de todos los males, cúmulo de todos los vicios.
Ejemplifica en este texto que es una avariciosa. Hay dos partes, las puras lamentaciones, los gritos con esa evocación admirativa. Ese adjetivo plañidera, que es la mujer que llora en un entierro.
Primero dice qué buena era su gallina voceando. Una vez que ha cumplido eso, que ha conseguido reunir el auditorio, sin intervención del narrador. A partir de ahí le da voz directa, deja que la mujer se retrate hablando. El narrador desaparece y ella se retrata hablando con alguien. El narrador no da voz a los interlocutores, solo se focaliza en esa mujer que habla que hace que se caricaturice mejor a la mujer.
Hay dos bloques: dialogo con las amigas, exhibición del dolor. El segundo bloque es el dialogo con las muchachas y muchachas, inferiores en edad, a los que insulta.
El autor ridiculiza a la mujer. Se observa otro detalle, no interviene el narrador. La clave de la oración medieval es la adulación. Otra vez el rechazo del consuelo. Vamos a observar la manera de querer consolarse con el refranero. Por su sabor sentencioso, de frase bíblica, de principio evangélico, aparece continuamente como recurso de autoridad.
Última parte del texto: dialogo con las muchachas y muchachos. Se retrata ya completamente. Magnifica técnica constructiva, llamando a las muchachas, donde estades? / Y dónde estabas?.
Cita a Trotaconventos, personaje creado por el Arcipreste de Hita. Además, observamos una tendencia a la bimembración y la vacilación de vocales no acentuadas.
Omisión de los personajes con los que habla. Lo hace porque quiere focalizar toda la atención en los personajes de los que habla. Se está haciendo en el cine y teatro actual con las llamadas telefónicas. En el teatro ha supuesto una revolución. El sistema constructivo en este texto es parecido, porque no oímos al otro.
4. 2. Teatro Medieval Hubo una ruptura con los clásicos, con Terencio, con Plauto. Hay también una ruptura con la épica culta, con toda la cultura grecolatina. La discusión es por qué vuelve a haber teatro. En el caso castellano nuestra pregunta es: ¿Volvió a existir teatro? ¿Hubo teatro? Lázaro Carreter escribió en la Historia del Teatro en Lengua Española de la Edad Media, que para él, era una ausencia. Estamos ante una tremenda apariencia de salud. Tuvo que haber teatro, nace al socaire de las celebraciones religiosas, para solemnizar la liturgia religiosa. Sin embargo, no hay textos, no se conserva teatro escrito.
4. 2. 1. Los testimonios polémicos Hay una polémica en torno al hecho de si existió o no existió teatro medieval. En el caso del teatro, deberíamos decir teatro medieval castellano. En Cataluña, Valencia e Islas Baleares no tiene nada que ver con el resto de la península. Hablamos de teatro medieval en castellano. Va a la par que el teatro francés. No se trata de querer hacer pasar por teatro todo lo que sea dialogo.
Hay debate porque hay carencia de textos. Para que haya teatro tiene que haber acción dramática y conflicto construido a través de un dialogo.
¿Cómo renace el teatro? La teoría más extendida y más normal, es que el teatro nace o renace vinculado a la Iglesia Católica que es la que existe. Se muestra la fuerza teatrogónica de la Iglesia. La Iglesia y el Teatro van del brazo probablemente desde los orígenes. Las relaciones entre teatro e Iglesia, al margen del nacimiento son relaciones absolutamente conflictivas. La Iglesia ha prohibido enterrar actores durante mucho tiempo. Siempre ha habido una pugna. Los jesuitas hacen de la escritura de teatro, de su representación un elemento que forma parte de su plan de estudios, pero siempre lo usan para sus bienes. El teatro forma parte de sus beneficios, siempre son para hospitales públicos, siempre se tienen que pagar ciertos impuestos, como, por ejemplo, el impuesto de menores.
El teatro y la Iglesia. Es la liturgia la manera en que resucita el teatro entre nosotros. La teoría más extendida es que se práctica eso que se llama drama litúrgico, que sería la semilla de un posible teatro religioso. De ahí surgirían formas hasta llegar al teatro religioso, que no es el vinculado a la lectura del texto o representación en la liturgia, sino que se sale al exterior, a una representación en un terreno más laico.
¿De dónde nace el teatro litúrgico? Los historiadores del teatro occidental entienden que la célula sería el llamado tropo. El tropo es una ampliación verbal de algunos pasajes de la liturgia como interpolación o conclusión de varias de estas formas. Parece que alguien echa literatura a estas formas y en ciertas celebraciones como Navidad, tienen el texto delante y meten palabras, glosas, es decir, tropos. En correspondencia a lo que ocurre en las partituras del Canto Gregoriano, que también se añaden anotaciones a dichas partituras.
La glosa es el enriquecimiento del texto, aquello que se añade para solemnizar los momentos de la liturgia cristiana.
¿Cuál es la teoría? Estas pequeñas escenas van a ir ampliándose, cada vez se crean con más libertad escenas y momentos escénicos nuevos que incluso se puede aglutinar. Se pueden meter elementos extra litúrgicos e incluso algunas cosas que se incorporan tienen tono de comicidad. Cada vez se va a ir contaminando la celebración de la liturgia. Ese núcleo de teatro litúrgico se va convirtiendo en teatro religioso. Se va a coger esa pieza de la liturgia y se la va a acabar llevando al terreno exterior. Esa representación, en la medida en que las gentes ignoran más el latín, se pueden representar en la lengua autóctona porque ya no es el texto evangélico. El paso siguiente será la creación de teatro de temática religiosa pero sin vinculación religiosa y en la lengua propia de cada pueblo. Esta es una hipótesis muy evolucionista.
 Documento Le drama liturgique de Paques Litturgie e theatre. Texto nº4 El gusto por el teatro es algo connatural a las personas.
 Documento Disposiciones conciliares. Ministerio de Cristo de los Gascones.
Texto nº3 4. 2. 2. Los textos convencionales del estudio del teatro medieval: Representación de los Reyes Magos y Representación del Nacimiento de Cristo Se ha hecho búsqueda profesional de textos teatrales. Se ha encontrado algún tropo primitivo que es probable que fuera traído por algún monje. Se ha argumentado que la diferencia de España con el resto es que teníamos una forma distinta de dar misa. En España por la situación tan especifica de la presencia también de los árabes, se realizaba el rito mozárabe. El rito mozárabe al parecer no favorece estas representaciones. Nos falta el escenario en España, todavía no hay catedrales como en otros países. El teatro es un género burgués en realidad, que necesita estar asentado y España no está en esa situación en ese momento. Es una sociedad que no permite ciertos placeres sociales. Hay algún dato a favor del teatro en Castilla. Hay unos textos del XVIII, en el que un canónigo reconstruye datos que el encuentra en la catedral de Toledo y hace referencia al Auto de Los Reyes Magos. Se hace referencia a otras representaciones, oficio de pastores, canto de la sibila…pero no tenemos textos. Sin embargo, hay un texto muy importante:  Documento Auto de los Reyes Magos. Texto nº5 Es uno de los textos más antiguos que se conservan. Encontramos una enumeración (primera escena, segunda escena…). Lo que se edita entre corchetes es invención del editor. Las atribuciones de quien habla (Gaspar) y la enumeración no estaban en el testimonio que hemos encontrado. Es teatro porque hay un dialogo donde se retratan y crean el conflicto. Hay dudas.
Hay también ingenuidad.
...