derecho mercantil bloque III (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura derecho mercantil
Año del apunte 2017
Páginas 8
Fecha de subida 09/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

BLOQUE III DERECHO MERCANTIL TEMA 13. Teoría general de los títulos de valores 1. Concepto, caracteres esenciales y clases de títulos de valores Letra de cambio, cheque y pagaré son los 3 títulos valores por excelencia. Los títulos nacieron con la proposición de a algo material incorporarle algo inmaterial.
El titulo valor es un documento esencialmente transmisible, necesario para ejercitar el derecho literal y autónomo en él mencionado. Es literal en cuanto a lo que está plasmado en el título es aquello que hay que ejecutar. Los títulos valores se han creado para circular o transmitir el derecho que lleva incorporado el documento.
La conexión entre lo “corporal” (el título) y lo “intangible” (el derecho que se ha incorporado en ese título, normalmente es una orden de pago). Es útil para ejercitar el derecho y por la posibilidad de transmitirlo.
**Tiene 3 características incorporadas al título valor en sí que son: la legitimación, literalidad y autonomía.
 En cuanto a la legitimación, la mera posesión es legitimidad suficiente para poder ejercitar el derecho de cobro de ese título. La posesión del TV es requisito mínimo y necesario para legitimar a quien tenga en su poder el título.
 La literalidad: el contenido del derecho, sus límites y modalidades dependen de los términos en que esté redactado el TV.
 Autonomía: el derecho incorporado es autónomo en el sentido que cuando se transmite el TV nace de nuevo el derecho para el adquiriente.
Clases de títulos valores: 1. Nominativos designa como titular a una persona determinada y sólo puede ser transmitido si se notifica la transmisión al deudor. Por ello, la incorporación del derecho al TV se dice que es “atenuada”. La nota esencial es que, en principio, el título normativo no está destinado a la circulación o transmisión del documento. Están destinados a garantizar el pago de una deuda aplazada.
2. A la orden es nominativo, pero por medio de una cláusula de endoso (cuando una persona transfiere el derecho de cobro a otra), estampada en el mismo TV, puede ser sustituida la persona designada en él, sin permiso ni necesidad de notificarlo al deudor.
No se limita el derecho en favor de la persona designada, sino que se permite el ejercicio del derecho a otra persona, cesionaria de la primera.
3. Al portador son aquellos que legitiman a su poseedor como título del derecho incorporado al documento, y es el poseedor quien puede ejercer los derechos que en él se contienen.
Régimen de los TV al portador 1. El ejercicio del derecho incorporado al título se ve facilitado enormemente. El deudor cumple su prestación al serle presentado el documento, sin tener que examinar si corresponde, o no, a su poseedor el derecho incorporado.
2. LA trasmisión del título valor se realiza con la mera entrega.
3. El TV es irreivindicable, la posesión jurídica del poseedor de buena fe del TV al portador, adquirido sin culpa grave, es prácticamente inatacable, ya que el título es irreivindicable.
2. La circulación de los títulos de valores La circulación constituye un elemento característico especial dentro de los títulos valores y de esa manera lo concebimos.
Elementalmente la circulación tiene relación con el desplazamiento, con la movilidad, con el traslado del título valor entre las personas. De circulación podrá hacerse referencia cuando el documento, cuando el título es entregado entre emisores o tomadores y cuando por cualquier motivo el título llega a manos diferentes de las anteriores. Basta que haya simple desplazamiento del título para que se predique la circulación del mismo, sin importar los beneficiarios.
Más que hablar de clases de circulación de los títulos valores, se pretende es distinguir las modalidades o sentidos que adquiere tal fenómeno. En este orden la doctrina menciona la circulación propia, impropia, regular, anómala, libre y limitada.
Se habla de circulación en sentido propio para indicar aquella forma de circulación que tiene por objeto directamente el documento como una cosa e indirectamente el derecho. La circulación será impropia en aquellos eventos en que el desplazamiento del título se consigue en virtud del traspaso a otra persona de la titularidad del derecho, es decir, la movilidad de la titularidad del derecho consagrado en el título valor.
De otro lado, la circulación seria regular cuando la adquisición del título sobreviene y deriva del precedente titular, y es anómala en aquellos casos en que la adquisición del título se produce de modo originario por efecto de la buena fe adquirente.
Por su parte, se habla de circulación libre o limitada, cuando la adquisición del título valor produce o no todos sus efectos típicos.
Si se tienen en cuenta los conceptos que están en la base de tales distinciones, se observa enseguida que el concepto de circulación del título valor no es homogéneo: La expresión "circulación" a veces está referida al título, otras, en cambio, al derecho mencionado en el mismo.
No se trata por lo tanto de diversas formas de circulación del título valor sino de fenómenos de circulación, jurídicamente diferentes e inconfundibles, aunque tiendan al mismo resultado práctico. En nuestro criterio puede hablarse de circulación del título valor en sentido técnico sólo con referencia a la hipótesis en la que el objeto de la circulación sea el título. En efecto, cuando el título se desplaza de un sujeto a otro, por efecto de la circulación del derecho al que se refiere, no existe posibilidad de hablar de circulación autónoma del documento. El desplazamiento del título se efectúa no por la cualidad de título circulante del documento, ni con los efectos que le son propios, sino como consecuencia del desplazamiento de la titularidad del derecho y por las exigencias de la prueba de esta. Todo el fenómeno de la llamada circulación impropia está, por lo tanto, fuera del campo de los títulos valores y prescinde del régimen de circulación propio de estos títulos, efectuándose en cambio según las reglas del derecho común.
Con respecto a la circulación del título valor como tal, deben precisarse los puntos salientes de su disciplina, o sea, fijar sus modalidades y efectos. Con respecto a la circulación del título valor deberán establecerse las relaciones que medien con la circulación del derecho, teniendo en cuenta la FUNCIÓN que sume el título y, en este aspecto, podrían considerarse aquellas distinciones según las cuales se contrapone una circulación regular a una anómala, una circulación libre a una limitada.
A través de la consideración de las diversas formas de circulación de los títulos valores se agota el examen de las posibles relaciones inherentes. En efecto, el derecho mencionado puede ser objeto de relaciones obligatorias o ser sujetado a medidas cautelares, como puede ser objeto de derechos reales (prenda, usufructo), pero todas estas relaciones deben actuarse sobre el título o con referencia a él y presentan características particulares solamente en cuanto determinan la atribución de la legitimación, plena o limitada, a un sujeto distinto del titular del derecho, o en cuanto, como ocurre en el caso de usufructo, atribuyen lisa y llanamente un media de legitimación diferente al usufructuario y al nudo propietario.
3. La desmaterialización de los títulos valores Los títulos desmaterializados son aquellos valores que carecen de un documento físico que los soporte. En su reemplazo existe un registro contable, conocido como documento informático, que se administra a través de los depósitos centralizados de valores.
En el pasado, las emisiones de títulos valores se realizaban en papel, lo que generaba un alto riesgo ya que al realizar transacciones se debía transportar el documento físico de un lugar a otro y al momento de la entrega se debía hacer el respectivo endoso y la entrega del dinero que respaldara la transacción.
Esto implicaba una constante movilización de títulos y dinero, que fácilmente podían ser perdidos o robados. Con la desmaterialización de las emisiones se eliminó dicho riesgo ya que todas la operaciones son compensadas electrónicamente por los depósitos centralizados de valores.
En la actualidad, para poder negociar un título a través de los mercados públicos de valores, éste debe estar inscrito en el Registro Nacional de Valores e Intermediarios. Este último exige que los títulos a inscribirse estén desmaterializados.
Sin embargo, aún existen títulos físicos, especialmente de renta variable que fueron emitidos antes de la existencia de esta modalidad, que deben ser desmaterializados para su posterior venta en la Bolsa de Valores de Colombia. Para esto último es necesario contactar al emisor de la acción quien indicará cuáles son los procedimientos a seguir.
TEMA 14. LA LETRA DE CAMBIO LETRA DE CAMBIO La letra de cambio nació en la Edad Media, por dos motivos:  Evitar el riesgo del traslado de dinero en metálico de una plaza a otra, en concreto para proteger al comerciante de los asaltos en caminos y abordajes en el mar.
Nace como una carta que incluía la orden de pagar una suma de dinero a la persona indicada en el texto. Los banqueros se dieron cuenta de la necesidad de disponer de un dinero en efectivo en cada uno de las ciudades donde efectuaban transacciones comerciales, es decir, necesitaban CAMBIO (dinero en metálico/moneda).
En el momento de la emisión de la LC, existen 3 personas: librador, librado y tenedor.
LA LC es el TV que incorpora una orden incondicionada dada por quien lo empite (librador), a otra persona (librador), de pagar una suma determinada al tenedor o tomador del documento.
- Librador es quien emite la LC dando la orden de pago de la suma de dinero, garantiza la aceptación y el pago de la obligación de aceptación puede examinarse, de la de pago no. Su firma es requisito fundamental para la perfección del TV.
- Librado es el deudor principal, la persona a la que va dirigida la orden del pago, si no existe esta figura tampoco existe LC; si es una persona física deberá constar el nombre y dos apellidos, si es jurídica, la denominación o razón social.
- Tenedor es la persona que como poseedor del título se le ha de hacer el pago.
En una LC existen dos declaraciones originarias: 1. La del librador cuando emite la letra de cambio.
2. La del librado que la acepta, obligándose al pago de la misma.
La falta de aceptación por parte del librado abre la vía de regreso del tenedor de la LC contra el librador y los endosantes.
TEMA 15. EL CHEQUE Y ELPAGARÉ PAGARÉ: Los arts. 94 a 97 LCCh regulan el régimen jurídico del pagaré, siendo muy similar su regulación al de la LC. El pagaré es un TV literal y abstracto, que puede ser emitido: -a la orden o, -a favor de un tercero.
La normativa es prácticamente la misma que la de la letra de cambio, aplicando de forma subsidiaria al pagare escasamente regulado, los arts. relativos a la letra de cambio.
Es el instrumento de crédito más empleado en nuestro país.
El pagaré contiene una promesa incondicional de su firmante de pagar una suma determinada a su vto.
Diferencia con la LC: NO es una orden de pago a favor de un tercero, sino una promeso de pago.
El emisor o firmante NO ordena que se realice el pago, sino que se compromete él mismo a pagar a quien tenga el pagaré (tenedor o portador a su orden).
Al vencimiento. La relación no es triangular (como en la LC) sino dual: firmante y tenedor.
Diferencias con la LC: 1) quien lo emite llama firmante, no librador.
2) Frente al librado de la LC, el que firma un pagaré se constituye en obligado directo y principal al pago, como un aceptante.
3) no se puede endosar el pagaré después de su vencimiento porque es un instrumento de crédito. Después de vencimiento nunca se puede traspasar a un tercero.
FUNCIÓN BÁSICA DEL PAGARÉ: Es la propia de un instrumento de crédito: retrasar la obligación de pagar, pero con la garantía del rigor propio de los títulos cambiarios: el P es un título ejecutivo cuyo pago podrá reclamarse en un juicio cambiario; también se puede endosar y/o descontar.
El hecho que el pagaré se pueda descontar permite utilizarlo como instrumento para obtener financiación: conseguir liquidez.
Si el pagaré se firma A LA ORDEN puede ‘’circular’’. Otra forma de conseguir liquidez es formar el pagaré NO A LA ORDEN y entregarlo al banco, éste mediante el contrato de descuento bancario descuenta (adelanta) su importe, el pagaré no circula y a su vencimiento (dicho banco) lo carga en cuenta corriente, previo descuento de una comisión.
En un pagare no se puede poner la fecha a la vista porque si no haríamos un cheque. Siempre debe de indicar la fecha del vencimiento. El pagaré es cheque que vence en un plazo determinado.
CHEQUE: A finales el siglo XVIII en Inglaterra se generalizó la práctica, por parte de particulares y compañía, de depositar en los bancos, dinero en efectivo, de forma irregular, para que los depositantes pudieran retirar a su favor o de un tercero los fondos depositados.
Es decir, desde su nacimiento, la característica esencial del cheque es que exista una cuenta corriente en el banco, que disponga de fondos que respalden su emisión.
Se regula en los arts. 106-167 LCCH. Se trata de un medio de pago, NO de un instrumento de crédito. El cheque nace ya vencido cualquier fecha que postergue la fecha de presentación del cobro del cheque se tiene por nula.
La LCCH entiende que los cheques nacen vencidos, es decir, son pagaderos desde el momento de su emisión, para evitar que funcionen como título de crédito, su vencimiento es siempre a la vista.
Art. 134: el cheque es pagadero a su presentación, aunque se presente antes de la fecha que figura en el mismo.
CARACTERÍSTICAS DEL CHEQUE: Es un título de valor formal (para su validez requiere de una determinada forma); Literal: solo lo que está en el cheque es alegable por las partes); abstracto: no se menciona el negocio jurídico por el que se emitió el cheque, que incorpora un derecho autónomo (independiente del negocio subyacente) y que incluye a la orden del pago incondicional y a la vista, dirigida por su creador (librador) contra un banco (librado) y a favor de un tercero, a su orden o al portador.
Sujetos intervinientes: 1) Librador: quien lo firma. Garantiza el pago art 118 2) Librado: banco o caja que lo paga.
3) Tomador: quien lo presenta al cobro.
Dos supuestos fundamentales para que le cheque surta sus efectos: 1) que haya un acuerdo previo (escrito o verbal) entre el librador y su banco para disponer de sus fondos mediante cheque (habitualmente dicho acuerdo adquiere la forma de un contrato de cuenta corriente).
2) que existan fondos suficientes en el banco a disposición del librador para pagar el cheque.
La obligación es doble: el librador debe mantener en la cuenta corriente fondos suficientes, el librado debe tener a disposición del librador los fondos y dar curso a sus órdenes de pago.
Si no existen fondos suficientes el banco está obligado al pago parcial, hasta donde alcancen los fondos.
Los requisitos formales se recogen en el art. 106 y la carencia de alguno de ellos en el 107 LCCh.
NO son requisitos esenciales… 1) el vencimiento, (por imperativo legal vencen a la vista).
2) la mención del tenedor (si no se hace se considera un cheque al portador: art. 111 LCCh.
Art. 113: toda cláusula de intereses inserta en un cheque se repute no escrita.
Si no pone lo que es NO es un cheque. Pueden estar en cualquier idioma que sea oficial en el lugar de emisión. Un cheque puede poner fecha, pero no es eficaz ya que nace vencida.
Nacimiento del cheque: cliente va al banco y abre una cuenta corriente. Cuando se abre y se garantizan unos fondos, se solicitarían las referencias bancarias y procederían a aprobar la cuenta del cheque.
La transmisión del cheque: ARTS 120 A 130.
AUNQUE EL CHEQUE ES UN MEDIO DE PAGO Y SE PUEDE ENDOSAR, en la práctica no es frecuente debido a la corta vida que tiene (vence a la vista).
Si le cheque se emitió al portador la circulación se realiza a través de la entrega (traditio).
Si el cheque es nominativo la circulación resulta más difícil porque el librador está manifestando que solo se pague a aquella persona. En ese caso, si el cheque incluye la mención ‘’NO A LA ORDEN’’ no podrá transmitirse con todas las garantías cambiarias, aunque sí como una cesión ordinaria, civil o mercantil. Si no incorpora aquella expresión sí podrá transmitirse por endoso.
El pago de un cheque también se podrá garantiza mediante aval, por su totalidad o, por una parte. Nunca se podrá avalar al banco-librado. El aval en el cheque se regula en los arts. 131133.
Del extravío, sustracción y destrucción del cheque tratan los arts. 154-155.
Cheques ‘’especiales’’ TIPOLOGIA DE CHEQUES: 1) cruzado: arts. 113. Limita la legitimación de cobro a los bancos. Ejemplo: compras una vivienda de 2ª mano y la persona a la que se la compras tiene una hipoteca y como la tienes pues hay que liquidar esa hipoteca.
2) para abonar en cuenta: art. 145: no se puede cobrar en efectivo. Si no se tiene cuenta en el librado, el banco te cobra una comisión.
3) garantizado: lleva incorporada una declaración del banco-librado obligándose a pagar al legitimo tenedor que se lo presente al cobro. Debe estar formado por el librador, incluir el DNI y que el importe no supere la cifra máxima que el propio documento indica.
4) de viaje: lo emite un banco en forma nominativa para que el tenedor lo pueda cobrar en cualquier agencia o sucursal, nacional o extranjera.
5) postal: el librado es la caja postal de ahorros y se utiliza para hacer giros postales o transferencias de dinero a través de correos.
6) conformado: el banco-librado garantiza la autenticidad del cheque, la existencia de fondos en la cuenta del librador y que el importe del cheque ha sido retenido en dicha cuenta.
7) bancario: es el propio banco el librado y librador. Por ello la garantiza de cobro es total.
Anotaciones en cuenta: entre el efectivo y los títulos valores hay algo intermedio y son las anotaciones en cuenta. Se realiza en todas las acciones de la SA. Todas las sociedades que cotizan en bolsa, sus acciones están representadas por medio de anotación en cuenta y es obligatorio. Son nominativas y al portador.
Definición: representación documental de los derechos de crédito por medio o mediante anotaciones en cuenta. En vez de reflejarse en documentos se representan en un sistema informático en formato electrónico.
Surgieron ya que antiguamente se llevaba un registro de los socios y esos libros y contabilidad de acciones se empezaron a llevar en anotaciones en cuenta.
Arts. 5-12 ley mercado de valores.
...

Tags: