Tema 1 Introducción (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Ciencias Biomédicas - 3º curso
Asignatura Cáncer
Año del apunte 2015
Páginas 6
Fecha de subida 03/05/2016
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

3º C. Biomédicas (UdL) Irene LV CÁNCER TEMA 1 Concepto de neoplasia. Terminología. Benignidad y malignidad.
DEFINICIONES Una NEOPLASIA (nuevo crecimiento) es una masa anormal de tejido, cuyo crecimiento es excesivo y no está coordinado con el crecimiento de los tejidos normales adyacentes y persiste de la misma forma excesiva tras el cese de los estímulos que provocaron el cambio.
Por otro lado, tenemos el concepto de HIPERPLASIA que también son masa de tejido que presenta una proliferación anormal. La principal diferencia es que, en el caso de la hiperplasia, la proliferación para en cuanto cesa el estímulo. Es decir, la hiperplasia responde al microambiente.
Muchas neoplasias se originan a partir de hiperplasias (cuando el crecimiento no cesa aunque deje de existir el estímulo que provocó este crecimiento).
Tumor: se trata de un término inespecífico que significa masa o hinchazón. Frecuentemente utilizado como sinónimo de neoplasia. Es un término demasiado genérico ya que, por ejemplo, podemos encontrar tumores inflamatorios.
Cáncer: cualquier neoplasia maligna.
Metástasis: extensión discontinua de una neoplasia maligna a lugares distantes . Es decir, hablamos de metástasis cuando el cáncer se disemina por el organismo.
Neoplasias  Son monoclonales, lo que significa que todas las células proceden de una sola (aunque esto no implica que la lesión inicial sea clonal).
 Se diversifican, es decir, a pesar de que todas las células provienen de la misma, no son iguales (heterogeneidad tumoral).
 Se clasifican en función de su morfología al microscopio atendiendo a la célula a la que se parecen.
 Antes de ser invasores pasan por fases pre-invasivas en las que sí se puede ver cierta oligoclonaliad.
En estas fases hablamos de displasia.
A continuación vemos un esquema en el que se muestra cómo una célula normal pasa a convertirse en una célula tumoral que hace metástasis. Como podemos ver, a medida que las células continúan multiplicándose y quedan más lejos de la célula tumoral inicial, menos se parecen a esta.
Al final del proceso, las células tumorales son capaces de adquirir unas características que le permiten hacer metástasis.
1 CÁNCER Curso 2015/2016 Podemos encontrar neoplasias en infinidad de tejidos: - Epiteliales. Estos son los más frecuentes. Podemos encontrarlas en glándulas, epitelio escamoso (t.
digestivo, t. respiratorio), epitelio urotelial, etc.
- Mesenquimales: tejido adiposo, conectivo, muscular.
- Hematopoiéticos (linfocitos, histiocitos) - Neuroectodérmicos - sistema nervioso central, melanocitos.
- Germinales El cáncer es una enfermedad de células madre, por lo que es más frecuente en los tejidos que más se regeneran, como los epitelios. Por ejemplo, los tumores de hueso son más frecuentes durante el crecimiento.
Nomenclatura En general, los tumores benignos reciben el sufijo -oma.
En el caso de los tumores malignos podemos diferenciar la terminología en función del tipo de tejido afectado: los tumores malignos mesenquimales reciben el sufijo -sarcoma mientras que los tumores epiteliales llevan el sufijo -carcinoma.
Encontrar esta terminología es lo más habitual pero podemos encontrar muchas excepciones: - Un melanoma se trata de una neoplasia maligna pero recibe nombre de tumor benigno.
- El linfoma es también un tumor maligno a pesar de que su nombre denota benignidad.
- El mesotelioma también es maligno y recibe nombre de neoplasia benigna.
*Por lo general, las excepciones son neoplasisas malignas a las que se les da terminología benigna.
Diferencias entre neoplasias benignas y malignas - Los tumores benignos se caracterizan por un crecimiento lento. Un paciente puede tener un tumor durante años sin que este presente un gran crecimiento. Por el contrario, los tumores malignos presentan un crecimiento muy rápido.
Además, los tumores benignos se encuentran muy bien delimitados, ya que están encapsulados. Es el tejido adyacente al tumor el que forma la cápsula debido a que la compresión por parte del tumor induce atrofia del tejido que se encuentra alrededor. En cambio, los tumores malignos están muy mal delimitados.
Las células de las neoplasias benignas se parecen mucho a las células del tejido del que se desarrollan. Es decir, podemos distinguir perfectamente de qué tejido se trata. Sin embargo, los tumores malignos no son tan parecidos al tejido original (pueden parecerse pero nunca tanto como los benignos); en caso de encontrarnos ante una neoplasia maligna, cuanto más se parezca al tejido original, será menos grave.
Por último, las neoplasias malignas pueden hacer metástasis (si se operan antes de que ocurra, no las harán) y las benignas no.
2 3º C. Biomédicas (UdL) Irene LV A continuación tenemos dos fotografías, la primera de las cuales corresponde a una neoplasia benigna mientras que la segunda es de una neoplasia maligna.
Podemos observar que la benigna presenta muy pocas células (hay mucho tejido y poca célula) mientras que en la maligna, vemos una gran cantidad de núcleos.
En la neoplasia maligna hay muchas mitosis e incluso se puede ver alguna mitosis anormal de las que se forman células hijas con una dotación cromosómica que no corresponde. De las mitosis anormales salen células con más y menos de 2n; de estas las que tienen más de 2n son las que sobreviven y tendrán muchos genes sobre-representados, lo que explica por qué las células tumorales se diversifican.
A continuación tenemos una serie de imágenes de neoplasias BENIGNAS: - Adenoma folicular de tiroides Cápsula Se trata de una neoplasia BENIGNA. A nivel macroscópico vemos que podemos trazar su silueta ya que no invade el tejido.
En la histología podemos distinguir una cápsula que separa el tejido normal del tumoral. Además, el tumor hace folículos o glándulas (es un adenoma), al igual que el tejido normal.
- Adenoma suprarrenal Esta glándula suprarrenal tiene un nódulo (se ve amarillento). La neoplasia se puede delimitar.
3 CÁNCER Curso 2015/2016 Cápsula A nivel microscópico vemos que la cápsula es más fina que en el caso anterior pero el tumor no la infiltra.
- Adenoma de colon Vemos que es un pólipo que protruye hacia el lumen.
Neoplasias MALIGNAS - Carcinoma folicular de tiroides Vemos que hay cápsula rodeando parte del tumor pero que en una zona el tejido tumoral sale; puede verse como el tejido maligno ha roto la cápsula y se extiende por fuera (invade el tejido adyacente).
También forma folículos, como el adenoma, pero en este caso no los hace tan bien. Podemos ver mitosis.
4 3º C. Biomédicas (UdL) Irene LV - Adenocarcinoma de mama No está bien delimitado. Vemos que tiene forma de cangrejo, lo que nos explica de dónde viene la palabra cáncer  cáncer = cangrejo.
En el siguiente esquema vemos un epitelio escamoso, en concreto el epitelio escamoso del cuello uterino.
El cáncer de cuello uterino es uno de los más frecuentes del mundo debido a malas condiciones. Es por esto por lo que en nuestro entorno es menos frecuente que en zonas subdesarrolladas o en vías de desarrollo.
Puede diagnosticarse fácilmente con una citología - la toma de muestras permite el diagnóstico en fase pre-invasiva.
Para que se desarrolle esta neoplasia es necesario que se den una serie de factores, aunque la infección por el virus del papiloma siempre es común a todas las pacientes. En el subgrupo de células infectadas se producen una serie de alteraciones moleculares que acaban afectando a todo el epitelio. Por tanto, al inicio, es policlonal. Estas alteraciones tienen, por tanto, consecuencias en todo el epitelio.
La neoplasia comienza como una displasia leve (CIN I).
El desarrollo completo de la neoplasia dura alrededor de 10 años a no ser que el sistema inmunitario de la paciente esté deprimido. Por tanto, es difícil llegar a desarrollar un cáncer.
El proceso se va complicando y llega un momento en que una célula toma el liderazgo y la neoplasia se vuelve monoclonal (Policlonalidad  oligoclonalidad  monoclonalidad) En la imagen vemos la histología de una displasia leve (CIN I). Podemos ver alteraciones celulares, como por ejemplo, núcleos más gordos de lo normal. En esta fase, es policlonal.
5 CÁNCER Curso 2015/2016 En esta imagen la neoplasia está en fase de displasia moderada (CIN II). Vemos que el tejido se ve más azul (muchos núcleos) ya que nos encontramos ante toda una población con alteraciones. En este momento ya es oligoclonal.
Por último, tenemos una displasia severa (CIN III). Todas las células son neoplásicas. Ya es monoclonal.
El tumor de cérvix es uno de los tumores que son malignos desde sus inicios. La mayoría de los tumores malignos son malignos desde el comienzo (mientras que los tumores benignos quedan suelen como tumores benignos). El intestino grueso es una excepción ya que los adenomas pueden llegar a dar lugar a adenocarcinomas (no siempre ocurre). De hecho, casi todos los adenocarcinomas tienen este origen.
El proceso está siempre condicionado por genes.
6 ...