Derecho Civil II TEMA 10 LA EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Civil II
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 09/12/2014 (Actualizado: 16/09/2015)
Descargas 18
Subido por

Vista previa del texto

Tema 10 La extinción de la obligación Art.1156 CC: Pago o cumplimiento, pérdida de la cosa debida, la acumulación, por la compensación o novación. Recoge las causas de extinción pero no las recoge todas.
Imposibilidad sobrevenida La doctrina y la jurisprudencia hablan indistintamente de perdida de la cosa o imposibilidad sobrevenida, porque la destrucción de la cosa provoca la imposibilidad de prestación, y la extinción de la obligación.
Requisitos para ser causa de extinción  Imposibilidad sobrevenida. La imposibilidad de realizar la prestación existía en el momento de constituir la obligación, no sería una imposibilidad sobrevenida que provoque la extinción, sino que sería una imposibilidad originaria, la cual provoca la nulidad por la RJO ni siquiera llega a existir. En la primera se da el requisito de la posibilidad y la RJO queda constituida.
Actitud de deudor. Para que se dé una imposibilidad sobrevenida, que supone la extinción de la obligación, esa imposibilidad tiene que ser AJENA AL DEUDOR (Fuerza mayor, caso fortuito). Art. 1105 y 112 CC. Nadie responderá de los actos imprevisibles, o que la cosa se perdiese o destruyese sin culpa del deudor. La imposibilidad tiene que ser ajena a la voluntad del deudor, porque si se debe a la actuación dolosa o culposa del deudor, estaríamos ante un supuesto de incumplimiento, le es imputable al deudor. Hay un supuesto en el cual aunque la imposibilidad sobrevenida sea no imputable al deudor, se le imputará igualmente la responsabilidad por incumplimiento si éste estaba ya constituido en mora.
Desplazamiento del riesgo. Si hay dolo, culpa o mora, será imputable al deudor.
Imposibilidad sobrevenida supone el incumplimiento de la obligación, en este caso, puesto que la prestación ha devenido imposible, no se puede cumplir, y no se puede pedir al deudor que realice la prestación. Se produce una perpetuatio obligationis, que consiste en que el deudor deberá entregar el equivalente económico. Si la imposibilidad sobrevenida no es culpa del deudor, sino del acreedor, o estando el acreedor en mora, él es el responsable y el deudor quedará liberado de la obligación y el acreedor correría con el riesgo de la pérdida de la cosa. Si dicha pérdida se debe a la acción de un tercero, el deudor queda liberado pues él no ha participado culposa o dolosamente en esa actividad pero el acreedor puede dirigirse contra el tercero que ha provocado el incumplimiento.
La imposibilidad tiene que ser TOTAL Y ABSOLUTA. El criterio que determina si es una causa de extinción o extinción parcial en la cual subsiste parcialmente la obligación, es la frustración o no del interés crediticio, frustración del fin del negocio, cuando al acreedor ya no le interesa que su cumpla la obligación.
Asimismo tiene que ser DEFINITIVA, y no temporal, y ha de ser IMPOSIBLE, NO DIFICULTOSA.
 Mutuo Disenso. Las partes llegan a un acuerdo por el cual deciden extinguir la obligación, libertad de decisión. Depende únicamente de la voluntad de ambas partes, no depende de terceros ni de situaciones ajenas a la RJO. Si se han realizado las prestaciones, éstas se devolverán, y si no se han cumplido no serán exigible. Hay una RJO en la cual sí que se mantienen partes de la relación: obligaciones de trato subjetivo, realización de una prestación de forma periódica, como un arrendamiento. Aquí el mutuo disenso se mantiene lo ya realizado, pero a partir de ese momento, se extingue y el deudor queda liberado.
 Denuncia por voluntad unilateral o desistimiento. Consiste en que una de las partes de la RJO, tiene la facultad de dejar sin efecto la misma relación, de extinguirla.
Algunas figuras contractuales sí prevén el desistimiento como causa de extinción, como en el depósito, en el cual el acreedor puede desistir del contrato de forma unilateral. Ej. arrendatario que desiste de un contrato de arrendamiento. Puede darse por varias causas, como pérdida de confianza (protección parte jurídica más débil). Otro supuesto, RJO de trato sucesivo, prohibición de la perpetuidad de las obligaciones (Contrato de suministros- Cambio Compañía eléctrica a otra).
Desistimiento tiene que ser de buena fe y siempre con un plazo previo.
 Condonación o revisión. Causa de extinción de la RJO por la cual el acreedor declara extinguida la RJO sin recibir nada a cambio, libera al deudor del cumplimiento sin haber recibido la prestación. Esa declaración implica unilateralidad, solo la puede realizar el acreedor, pues es el único que lo puede hacer “perdonar la deuda”. No tiene por qué estar fundada o motivada. Se condona con efectos definitivos, asimismo gratuita. También puede condonarse parte de la deuda: extinción parcial en aquello condonado. Tampoco puede perjudicar a terceros. No necesita aceptación del deudor.
Si existe pluralidad de sujetos, varios acreedores y un deudor, obligación Parciaria cada acreedor puede condonar la parte de su deuda, los acreedores que no han condonado pueden dirigirse a los acreedores que han condonado para reclamar su parte de derecho (régimen de solidaridad). El acreedor puede condonar la deuda a uno de los deudores pero se mantiene la deuda con respecto a los demás.
 Confusión. Como su nombre indica implica la extinción cuando la posición acreedora y deudora, coinciden en un único sujeto. Ejemplo: D es deudor y A acreedor, pero A fallece y D es su heredero, y obtiene sus derechos y deberes incluido el derecho de crédito frente a él mismo.
Hay que añadir la compensación que cuando es total implica la extinción y la novación.
...

Tags: