Tema 7 - Eficacia de las leyes tributarias espacial y temporal. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Fiscal I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I Lección VII. Eficacia de las normas tributarias en el espacio y en el tiempo.
Aplicación del Derecho. Vigencia temporal: eficacia de las normas tributarias en el tiempo.
Definimos la aplicación del Derecho como el “conjunto de operaciones lógicas en virtud de las cuales se determina en cada caso concreto qué norma regula el caso y cómo lo hace.” Para determinar qué norma es la que hay que aplicar al caso concreto debe determinarse la vigencia temporal y espacial de la norma.
! Para delimitar el ámbito de aplicación de una norma a una situación jurídica determinada deben determinarse tres elementos: la vigencia de la norma, la retroactividad de la misma y la derogación.
En el caso de las normas tributarias nacionales, dice la Ley General Tributaria en su artículo décimo que “Las normas tributarias entrarán en vigor a los veinte días naturales de su completa publicación en el Boletín Oficial que corresponda, si en ellas no se dispone otra cosa, y se aplicarán por plazo indefinido, salvo que se fije un plazo determinado.”; por lo tanto, debemos distinguir dos posibles modalidades de entrada en vigor de la norma tributaria: la indicación expresa de la fecha de entrada en vigor por parte del legislador o la entrada en vigor tácita, si la norma no lo especifica; en cuyo caso se aplica el art. 10 de la Ley General Tributaria. Generalmente, el legislador opta por indicar taxativamente el momento a partir del cual la norma producirá efectos. Las normas presupuestarias entran en vigor el 1 de enero de cada ejercicio, salvo si son aprobadas en fechas posteriores; de ser así se seguirá el mismo criterio del artículo 10 de la Ley General Tributaria.
En cuanto al Derecho comunitario, la vigencia se da a partir de un determinado momento después de la publicación en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas (DOCE). Por ejemplo, el régimen del IVA está regulado por directivas europeas, que no vinculan de forma inmediata a los Estados miembros, pues son estos quienes deciden cómo las transponen y a través de qué instrumentos jurídicos lo hacen, salvo en caso de que la norma produzca efecto directo.
Los tratados internacionales, en cambio, entran en vigor tras su publicación íntegra en el Boletín Oficial del Estado, tal y como dispone el artículo 1.5 del Código civil, y se hará en la forma en que dichos tratados lo establezcan.
— !28 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I ! Retroactividad de las normas tributarias.
Cuando hablamos de retroactividad de las normas tratamos de responder a la pregunta de a qué situaciones jurídicas afecta esta.
Según el artículo 10.2 de la Ley General Tributaria “salvo que se disponga lo contrario, las normas tributarias no tendrán efecto retroactivo y se aplicarán a los tributos sin período impositivo devengados a partir de su entrada en vigor y a los demás tributos cuyo período impositivo se inicie desde ese momento.”.
Por lo tanto, la regla general es que las normas tributarias son irretroactivas, aunque el artículo 10.2 de la Ley General Tributaria deja abierta la posibilidad de que el legislador pueda prever lo contrario; además, vemos cómo si tienen período impositivo sólo se aplicarán a partir de que se inicie el nuevo período; y en caso contrario, en tributos como el Impuesto sobre el Valor Añadido, que es de devengo instantáneo, se aplicará la norma de forma inmediata tras su entrada en vigor.
Añade además el artículo 10.2 que “No obstante, las normas que regulen el régimen de infracciones y sanciones tributarias y el de los recargos tendrán efectos retroactivos respecto de los actos que no sean firmes cuando su aplicación resulte más favorable para el interesado.”. Por lo tanto, existe una retroactividad in melius para las normas que regulen el régimen de infracciones y sanciones tributarias en los casos en los que no haya un acto firme, siempre y cuando la retroactividad sea favorable para el administrado.
! Conviene hablar también de la retroactividad de los actos administrativos tributarios, que en caso de que no sean sancionadores se regirán por el artículo 10.2 de la LGT, y si son sancionadores la ley exige el criterio de lex favorabilis siempre y cuando no se trate de un acto firme 8.
! En cuanto a los grados de retroactividad, distinguimos, de acuerdo con la doctrina y la jurisprudencia, entre retroactividad de grado mínimo, medio y máximo 9.
! Derogación de las normas tributarias.
Un acto firme es un acto inamovible contra el cual el administrado no ha protestado y por lo tanto consiente; sin embargo no es un acto firme si por ejemplo se ha interpuesto un recurso de oposición: en dicho caso sí que regirá el criterio de la ley favorable.
8 9 Ver Sentencia del Tribunal Constitucional 6/1983.
— !29 — Sergio Gomollón de las Muelas — Apuntes Derecho Tributario I De acuerdo con el artículo 9 de la Ley General Tributaria “1. Las leyes y los reglamentos que contengan normas tributarias deberán mencionarlo expresamente en su título y en la rúbrica de los artículos correspondientes. // 2. Las leyes y los reglamentos que modifiquen normas tributarias contendrán una relación completa de las normas derogadas y la nueva redacción de las que resulten modificadas.”. Por lo tanto, las normas sólo se derogarán por otras posteriores, y además esta derogación, en el caso de las normas tributarias, deberá ser expresa.
! Ámbito espacial de las normas tributarias.
Para determinar a qué territorio o situaciones jurídicas hay que establecer puntos de conexión, en el caso del Derecho tributario, debemos acudir al artículo 11 de la Ley General Tributaria, que dispone que “Los tributos se aplicarán conforme a los criterios de residencia o territorialidad que establezca la ley en cada caso. En su defecto, los tributos de carácter personal se exigirán conforme al criterio de residencia y los demás tributos conforme al criterio de territorialidad que resulte más adecuado a la naturaleza del objeto gravado.”.
Por lo tanto debemos atenernos a los criterios de residencia y de percepción de las rentas en el territorio (criterio de territorialidad, por ejemplo, en el caso de los tributos que gravan bienes inmuebles); hay que determinar los puntos de conexión de la manifestación económica con el ámbito de soberanía del Estado. 
 — !30 — ...