Tema 6. Percepción del movimiento (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Atención i percepción
Año del apunte 2016
Páginas 16
Fecha de subida 17/09/2017
Descargas 13
Subido por

Vista previa del texto

Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Percepció i atenció BLOC II. PERCEPCIÓN VISUAL TEMA 6. Percepción del movimiento Los seres humanos solo tenemos acceso a 4 dimensiones (somos tetradimensionales). Captamos distancia, la longitud, superficies, espacio tridimensional y tiempo. Es decir, 1D, 2D, 3D y 4D. Los humanos solo tenemos acceso a 4 dimensiones (dos espaciales y una temporal). Con esa accesibilidad tenemos unidad del espacio, del tiempo y del movimiento (este último son los cambios de posición). El ser humano se halla inmerso en un ambiente físico que necesita ordenar en una concepción del mundo para responder, de manera adaptada a las restricciones que le impone. Esta cosmovisión la elabora o construye estableciendo relaciones entre los objetos a partir de sus percepciones. Mediante la percepción del espacio (formas, objetos, etc.), la percepción del tiempo y la percepción del movimiento, configura en su mente una representación de la realidad física. No obstante, aquí sólo nos ocuparemos de la percepción del movimiento. Tipos de movimientos (4): 1.
Un solo objeto se mueve a través de la retina (movimiento del objeto). 2.
Toda imagen se mueve en la retina (movimiento del observador) 3.
Nada se mueve en retina, pero realmente hay movimiento del objeto (movimiento persecutorio) 4.
Nada se mueve en el mundo, pero se percibe movimiento, como por ejemplo en la TV o cuando percibimos que se mueven las letras del ordenador, pero en verdad son luces que se apagan y se encienden (movimiento aparente) El movimiento es el cambio espacial del tiempo. El hecho de que los ojos estén en continuo movimiento nos plantea el problema de explicar, en un principio, ¿cómo podemos percibir un mundo estable? Si bien es cierto que los ojos están en movimiento permanente, lo cual ha sugerido que los movimientos sacádicos son imprescindibles para la visión, estos movimientos no suministran información específica sobre la percepción del movimiento. En el Tema-II (Bases Bio-fisiológicas de la visión) hemos distinguido varios tipos diferentes de movimiento en el ojo humano (sacádicos, seguimiento, vergencias), caracterizados por diferentes amplitudes, latencias y velocidades. Aunque toda esta variedad de movimientos hace problemático explicar cómo llegamos a percibir un mundo visual estable (ya que hay movimiento de la imagen retiniana cada vez que los ojos se mueven) existe evidencia de que, de hecho, son esenciales para la percepción de la forma. Es posible examinar la percepción sin los movimientos del ojo mediante la técnica de las imágenes retinianas estabilizadas. Esto puede lograrse mediante la colocación en la córnea del ojo de una lente de contacto en la que se ha montado un proyector en miniatura. Dado que la lente de contacto, y por lo tanto el proyector, se mueve con el ojo, las imágenes de los objetos presentados al ojo permanecen focalizadas en unas coordenadas retinianas idénticas. En unos segundos de estabilización tiene lugar la pérdida de la percepción del color y del contorno (Heckenmuller, 1965). Pritchard (1961) sostenía que la percepción de la forma se desbarata de un modo bastante interesante. Presentaba a los observadores patrones, dibujos y palabras y sus sujetos informaban que desaparecían y algunas veces reaparecían en fragmentos, de tal modo que se preservaban trozos "significativos". Así, la palabra estímulo BEER [cerveza] podía registrarse como PEER [par], BEE [abeja] y BE [ser] en diferentes momentos. Aunque esto, una vez más, sugiere cierto papel de los procesos "arriba-abajo", los efectos pueden haberse producido por un fallo ocasional del sistema 1 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod de lentes (Cornsweet, 1970), o pueden resultar de una información sesgada por parte de los observadores. Con todo, la conclusión general de los experimentos de imagen estabilizada es que el movimiento de la imagen a través de la retina es vital para el mantenimiento de la percepción en el tiempo. No obstante, la sola consideración de los movimientos oculares suscita inmediatamente el problema de cómo sabemos si somos nosotros (ojos, cabeza, cuerpo) o son los objetos del mundo los que se mueven, ya que el movimiento de la imagen en la retina podría producirse tanto por el movimiento del objeto como por el movimiento del observador. Los observadores humanos y otros animales muestrean de forma característica sus mundos visuales con una serie de fijaciones discretas, separadas por sacudidas del ojo, o sácadas. No se experimenta borrosidad visual alguna cuando los ojos van de una localización a otra. En efecto, hay pruebas de que se suprime el procesamiento durante una sácada (Volkmann, 1976), y Stevens et al. (1976). Estos autores indican que la supresión es provocada por el movimiento a gran escala del mosaico retiniano completo. De un modo u otro debemos ser capaces de integrar estas sucesivas "instantáneas" para producir nuestra percepción de un mundo visual estable. El problema de la integración de sucesivas imágenes retinianas ligeramente diferentes, una vez más, puede considerarse análogo al problema de la fusión de imágenes dispares cuando se logra la estereopsis o el movimiento aparente. En ambos casos, el cerebro debe descubrir qué aspectos de la imagen retiniana "corresponden" a los mismos objetos y emparejarlos de acuerdo con ello. Esperamos que el anterior abordaje de la estereopsis y del movimiento aparente habrá mostrado que el problema de la correspondencia no es trivial. No es más fácil de resolver cuando uno considera la integración de sucesivas fijaciones. Si se obtiene una perspectiva de una muestra discreta del mundo visual para emparejarse con una segunda perspectiva ligeramente diferente, obtenida en un momento posterior, es necesario postular algún tipo de memoria para preservar la primera perspectiva que ha compararse con la segunda. Los psicólogos del procesamiento de la información han identificado un sistema de memoria visual de vida tan corta que al principio podría parecer un probable candidato para mediar en la integración de sucesivas miradas. Este sistema de memoria visual de vida corta es conocido como memoria icónica (denominado así por Neisser, 1967). Sus propiedades fueron por primera vez enteramente investigadas por Sperling (1960). Sperling dirigió una serie de experimentos para investigar los límites de la amplitud de aprehensión. Si a un observador humano se le presenta muy brevemente una matriz de tres filas de cuatro letras cada una, es normal que pueda informar solamente de unas cuatro del total de 12 letras de la matriz (promedio de 4.5 letras, empleando exposiciones de 50 msg). Los observadores declaran que pueden "ver" más letras que aquellas de las que pueden informar. Sperling pidió a los observadores que informaran solamente de una fila de tal proyección, dándoles una pista (un tono alto, medio o bajo, para la fila alta, media y baja, respectivamente) después que cesara la exposición. Si la pista seguía inmediatamente a la proyección, los observadores podían informar de unos tres ítems, de los cuatro que componían cada fila, lo que indica que el 75% de las letras estaban disponibles (promedio de 9.1 letras) para dar cuenta de ellas inmediatamente después de la presentación. A medida que el retardo entre el cese de la proyección y la presentación del tono se incrementaba, el número de ítems informado en cualquier fila disminuía, hasta unos 500 mseg de retardo, con campos iluminados antes y después de la exposición no había ventaja alguna que ganar pidiendo un informe parcial respecto a un informe total. La memoria icónica, por lo tanto, parece preservar la información visual de una escena mirada brevemente por un período de 500 mseg o más (dependiendo de los niveles de iluminación previa y posterior del campo). Durante este tiempo la memoria icónica parece decaer pasivamente. La información en la memoria icónica parece estar en una forma no interpretada ya que solamente pueden utilizarse claves físicas para proporcionar una ventaja en el informe parcial (Sperling, 1963; Von Wright, 1968, 1970; aunque véase Merikle, 1980). ¿Podría ser esto el sistema de memoria que sirve para integrar las vistas sucesivas a medida que los observadores fijan las diferentes partes de una escena? Hochberg (1968) y Turvey (1977b) sostienen enérgicamente que no podría, ya que la memoria icónica está ligada a coordenadas anatómicas, específicamente retinianas. Así, como el esbozo 2D de Marr, no puede cubrir una función integrativa provechosa, ya que hemos reemplazado el problema de la comparación de instantáneas retinianas diferentes por el de la comparación de diferentes instantáneas icónicas. Al parecer sería necesario que un sistema de memoria, en un nivel más 2 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod abstracto que el icónico, para atender a esta función integradora. Hay una considerable y convergente evidencia de un almacenamiento visual post-icónico que parece jugar un papel en la imaginación visual, así como en la percepción visual. Por ejemplo, Phillips (1974) describe algunos elegantes experimentos en los que comparó directamente las propiedades de la memoria icónica con las del almacén visual a corto plazo (AVCP). La memória icónica puede resultar enmascarada por la presentación de una luz brillante o un patrón inmediatamente después del estímulo de prueba, está ligada a coordenadas anatómicas y no resulta afectada por la complejidad del patrón. El AVCP no es destruido por enmascaramiento, no está ligado a coordenadas anatómicas pero resulta afectado por la complejidad del patrón. En el AVCP se retiene menos de los patrones complejos que de los simples. Estas observaciones sugieren que el AVCP es un almacén a corto plazo, de capacidad limitada a un nivel más "esquemático" que la memoria icónica. En efecto, hay ahora una considerable evidencia de que el sistema que subyace a la superioridad del informe parcial en los experimentos de "memoria icónica" originales, podía de hecho estar basado en este nivel más "esquemático" (véase Humphreys y Bruce, 1989, para una revisión). Hochberg (1968) implicó a un sistema tal de memoria esquemática en la integración de sucesivas perspectivas de objetos, etiquetándolo como un mapa esquemático. Hochberg dirigió varios estudios en los que simuló un muestreo local sucesivo del campo visual completo revelando instantáneas parciales de objetos a los observadores, en una técnica denominada visión de apertura sucesiva. Un dibujo lineal de un objeto podía proyectarse sección a sección a través de una abertura, como se muestra en las siguientes figuras. Los observadores fueron capaces de recuperar la estructura del objeto a partir de estas instantáneas, ver las inversiones espontáneas en la profundidad y advertir correctamente la "imposibilidad" de ciertas configuraciones. Hochberg sostuvo que las vistas parciales eran integradas en el nivel del mapa esquemático, justo como lo serían si el observador estuviera explorando un objeto completo con una sucesión de fijaciones. No obstante, el mapa esquemático de Hochberg no sirve para combinar sucesivas instantáneas de modo pasivo, "dirigido por los datos". En lugar de ello, sugiere que se puede necesitar conocimiento previamente adquirido sobre las propiedades de los objetos para integrar las sucesivas perspectivas de los mismos. Absoluto Objeto Real Relativo Observador PHY Movimiento Estroboscópico BETA Autocinético ALFA Aparente Inducido Etc.
MOVIMIENTO REAL: Movimiento del observador y movimiento del objeto Problema: decir quien se mueve: observador u objeto. Según Gregory (1.966), para decidir quién se mueve, el observador utiliza dos sistemas que interactúan coordinadamente: • Sistema imagen retina: da respuesta a qué se mueve en la retina. Una parte (movimiento local) o toda ella (movimiento global). 3 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod • Sistema ojo-cabeza: da respuesta a qué movimientos realiza el ojo respecto a la cabeza. Este sistema debe corregir la proyección de la imagen en la retina. Interviene para eliminar la ambigüedad perceptual que, a veces, origina el sistema imagen-retina. Por ejemplo, lo que sucede cuando seguimos un objeto móvil con la mirada, detectamos movimiento a pesar de que la imagen del móvil se proyecte en las mismas coordenadas retinianas. De este modo, la estabilidad se logra mediante una solución de compromiso entre las informaciones contradictorias existentes en ambos sistemas, pudiendo un sistema corregir las señales aportadas por el otro. Para explicar la coordinación entre estos sistemas tres teorías de interés: • La teoría de la entrada de Sherrington (1.906): basada en un sistema de bio-feedback realizado mediante nervios sensoriales. • La teoría de la salida de Helmholtz (1866): sostiene que la señal de anulación se origina a la vez que la señal del músculo ocular (nervios motóricos). Esta propuesta cuenta con más apoyo empírico que la anterior. • La teoría de J.K. Stevens (1.976): afirma que, si se mueve toda la imagen sobre el mosaico retinal, se interpreta como movimiento del observador, pero si se mueve sólo una parte de dicho mosaico retinal, implica movimiento del objeto. Según la teoría de J.K. Stevens, si se mueve toda la imagen se trata del movimiento del observador y si solo se mueve una parte se trata del movimiento del objeto. Problema: ¿Cómo se percibe el movimiento de un objeto móvil? • Estando los dos estáticos • Moviéndose los ojos en la dirección del móvil (seguimiento) Sistema imagen retina: Ni el ojo se mueve ni el observador Sistema ojo-cabeza: la imagen retinal no se mueve cambia de posición. El objeto se mueve de derecha a (movimiento del seguimiento) è se abandonó la teoría: izquierda. Vemos como solo un objeto de la imagen se une a la retina. Modelo de la descarga corolaria. (Este modelo sustituye al de Stevens) La percepción del movimiento depende de 3 tipos de señales asociadas con el movimiento del observado o de la imagen retinal. En el cerebro hay un sistema aferente pero también hay uno efector (músculos que reciben la orden). 1. Solo el observador se mueve: el sistema motor ha de controlar la motilidad de derecha a izquierda y está mirando una escena fija. La señal motora que llega por las aferencias enviara la señal de la descarga corolaria al comparador. Solo se percibe la señal de sistema motor. 4 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod 2.
3.
Movimiento de la imagen y no de los ojos. Solo llega la señal del sistema sensorial. Movimiento del objeto y del observador. La señal motora envía una descarga coloraria al comparador y, por otra parte, hay actividad del nervio óptico que también llegara a comparador. Una orden va en dirección contraria de la otra. Sistema de cancelación: el sistema motor compensa el no movimiento de la retina Hay dos parámetros que extraemos del movimiento la velocidad y la trayectoria. Esas dos propiedades del estímulo del movimiento son la mayoría de investigaciones psicofísicas. • Umbrales: ¿Cuál es la mínima velocidad que ha de llevar un objeto para que el ojo humano perciba el movimiento? Cada investigador daba un umbral diferente. Carecía de interés el umbral, lo que interesaba era que factores o variables influyen en los juicios de detección del movimiento. Dependiendo de estos factores se obtiene un umbral u otro. Si el punto se mueve al vacío (imagen amarilla), es decir, sin referencia espacial se trata de movimiento absoluto y si el punto se mueve con una referencia se trata de movimiento relativo. En el movimiento relativo la percepción era más sensible que en vacío absoluto (el umbral es 10 veces más bajo). Un móvil que se desplaza un segundo y medio de arco por cada segundo de tiempo era el que eran capaces de percibir en un ambiente texturizado, mientras que, en un movimiento absoluto, se producía 10-20 segundos de arco por cada segundo de tiempo. La percepción de movimiento tendrá que ver, por lo tanto, con el entorno en el que se dé. En resumen, somos más sensibles a detectar movimiento relativo que no absoluto (depende del entrono). 5 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Otro experimento es que el tamaño sí que importa. Una moto y un camino yendo a la misma velocidad nos parece que va más rápida la moto que el camión. El tamaño influye en los juicios de velocidad. Por lo tanto, en la imagen veríamos que va más rápido el punto pequeño. Por lo tanto, hay dos factores que influyen: el campo textural (entorno) y el tamaño. De este modo, hay el efecto de transposición de la velocidad (influye el tamaño sobre la velocidad), en el que se juzga con igual velocidad a objetos de diferente tamaño que llevan distinta velocidad. Y también el efecto de constancia de la velocidad (la influencia de la distancia sobre la observación; la constancia significa mantener constante el juicio de la velocidad), en el que se da una tendencia a juzgar que un objeto lleva la misma velocidad a pesar de que cambie la velocidad con que surca la retina. Objetos que llevan la misma velocidad en el mundo físico pueden llevar en la retina diferente velocidad. El ojo observa dos objetos que se mueven a la misma velocidad, pero uno está más lejos (rojo) y otro más cerca (azul); recorren el tiempo al mismo tiempo, por lo tanto, el rojo parece que recorra menos distancia (objetos que llevan la misma velocidad a pesar que lleven distinta velocidad en la retina decidimos que van a la misma velocidad; se corrige). Pero también puede suceder que en la realidad sean de diferente velocidad y que en la retina se perciba como misma velocidad, aun así, se corrige: • Por lo tanto, los juicios sobre la velocidad dependen del entorno (de si esta texturado o no), del tamaño móvil (por ejemplo, moto y camión) y de la distancia (si está cerca o lejos). Conservación de la identidad figural El problema de la conservación de la identidad de figuras en movimiento. Estas investigaciones se centran en explicar cómo y por qué una escena cambiante (estando el observador estático) se interpreta como un único objeto en movimiento (véase Figura 11. Las soluciones aportadas han consistido en describir la correspondencia existente entre elementos de una escena y los mismos elementos un instante más tarde (Ullman, 1.979). En otras palabras, la correspondencia no se plantea entre la escena total, sino entre elementos particulares de la escena. Por ejemplo, comparando fotogramas sucesivos de una película. Sostiene Ullman que la correspondencia se establece sobre la base de emparejamientos entre elementos primitivos del esbozo primario en bruto, tales como bordes, líneas y manchas, en lugar de entre figuras completas. Ullman presenta varias demostraciones que dan soporte a su argumentación. En una de éstas, se presentó a los observadores la proyección de una "rueda rota" en la que un radio sí y otro no estaba incompleto. Si la "rueda" se gira x grados entre sucesivos fotogramas, cuando x es mayor que la mitad del ángulo entre los radios de la rueda, el observador ve la rueda rota en tres anillos diferentes. El anillo interior y el exterior giran en el sentido de las agujas del reloj, mientras que el anillo central parece girar en sentido contrario. Podría esperarse esto si los emparejamientos se estableciesen entre los segmentos lineales, pero no se esperaría si la figura completa estuviera siendo emparejada fotograma a fotograma. Si estuviera teniendo lugar un emparejamiento figural uno esperaría percibir una rotación en el sentido de las agujas del reloj de la rueda completa. Ullman proporciona una elegante explicación computacional de cómo puede lograrse la correspondencia mediante el uso de un principio de "correspondencia mínima". Supongamos que un fotograma de una 6 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod • película consta de los elementos A y B, y un segundo fotograma consta de los elementos A' y B', desplazados respecto a A y B. El problema de la correspondencia consiste en establecer si ha de emparejar A o B con A'. Ullman logra ésto estableciendo una medida de afinidad para cada posible apareamiento. Cuanto más próximos en el espacio y más similares en la descripción son los dos elementos de un par, mayor será su afinidad. Otra línea de investigación psicofísica se centra en: por ejemplo, ver y reconocer a una persona que hacía mucho tiempo que no veíamos. La gaviota es la misma, pero si la forma es cambiante como puede saber el ojo visual humano para mantener la antigüedad de una figura a pesar de que cambie su forma. Esto es un fotograma sucesivo, como por ejemplo un video. Se trata de explicar que es lo que hace que mantengamos la identidad de la misma figura. Es decir, si hay una comparación global en un fotograma. Si se hacen cambios locales, podría resultar satisfactoria. Los defensores de que la comparación es global, y otro de que la comparación es local. Hay una demostración, que es una de las más convincentes de que la comparación es local y no es global la propuso Simón Yulman, y es la prueba de la rueda rota. Hay experimentos que describen su experiencia perceptiva que, como la parte central y la corona circular externa es lo que determina los radios rotos, cuando alcanza una velocidad fuerte, dicen que la corona circular del exterior y el circulo interno, rotan en el sentido de las agujas, mientras que describen que la parte de la corona circular interna gira en el sentido contrario. Estadísticamente la mayoría contaban esta experiencia, y es una evidencia de que el objeto es rígido de una pieza, todo rota en la misma dirección, pero se produce así debido a que la comparación es global y no local. Un ejemplo es el movimiento no verídico, la ilusión naranja y con bolas. La resolución de este problema lo hace mediante la bola amarilla rueda en las agujas del reloj y la roja al revés. Ley de destino común: lo que explica es que no mantenemos la estructura figural, es decir distinguir si es una estructura 3D o una estructura plana. Captación de la estructura 3D a partir del movimiento El problema de la captación de la profundidad a partir del movimiento. Aquí han sido aportadas soluciones fundamentadas en dos concepciones distintas del proceso perceptivo. Como procesamiento guiado conceptualmente, es decir, a partir de los conocimientos almacenados en MLP se infiere la tridimensionalidad del objeto en movimiento (postura tradicional). Como procesamiento guiado por los datos. Es posible recuperar la estructura tridimensional que da lugar a una serie determinada de movimientos. El efecto de profundidad cinética (Wallach y O'Connel, 1953) proporciona quizá el ejemplo mejor conocido de recuperación de la estructura a partir del movimiento. Si se proyecta una sombra sobre una pantalla mediante una especie de armazón de alambre giratorio, lo que hace el 'cinefantoscopio' de Miles un observador puede, fácilmente, percibir la forma de la estructura que hay tras la pantalla a partir del patrón dinámico de la sombra. La propia demostración de Ullman sobre la recuperación de la estructura a partir del movimiento incluye las imágenes de un par de cilindros coaxiales que giran en sentido contrario (véase figura ). Cuando la proyección es estática parece una colección de puntos aleatorios. Sin embargo, una vez se mueve, el observador tiene una clara impresión de un cilindro dentro de otro, girando los dos en direcciones opuestas. Ullman ha mostrado que es posible recuperar la estructura a partir del movimiento si uno supone que el movimiento proviene de cuerpos rígidos. Ullman (1.979) defiende que puede captarse la estructura tridimensional de un objeto rígido en movimiento, a partir de, al menos, tres imágenes sucesivas que exhiban, cada una, cuatro puntos situados en distinto plano. También se han ocupado las investigaciones de la relación entre la velocidad de rotación de un objeto y la percepción de la dirección del movimiento (cinefantoscopio de Miles, 1.931; la ventana de Ames). Finalmente, señalaremos que incluso es posible recuperar estructura de movimiento en estereogramas de puntos aleatorios. Ulhman en 1979 realizo un artilugio que era un cilindro pequeño con unos puntos pequeño y un cilindro pequeño que ambos tienen el mismo punto de rotación. La lámpara al iluminarse proyecta los puntos, el sujeto ve los puntos de la parte 7 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod interna como de la externa, de manera que es impredecible la diferencia. Pero cuando se ponen en marcha sí que somos capaces de distinguir los diferentes tamaños de los cilindros. Por lo tanto, estamos reconstruyendo la estructura 3D a partir del movimiento. Aunque sea un cilindro y no dos, también se interpreta como un cilindro tridimensional, y no como un rectángulo que mueve los puntos. Los objetos rígidos comparten la ley de destino común, se agrupan como formando parte de la misma cara delantera los objetos que se mueven a la misma dirección, y los otros se moverán a distinta velocidad, así pues, hay una forma de explicar cómo percibimos una estructura 3D a partir del movimiento. Otro ejemplo es cuando una figura solo podemos ver la sombra proyectada. El observador ha de discriminar si es una pirámide o un octaedro. Lo que pasa es que, al rotar el sujeto, lo que se refleja son las proyecciones. Otra línea de investigación es sobre el movimiento biológico. Es decir, cómo se combinan de manera tan realista en los dibujos. Si se coloca leds en las lucecitas del personaje y se le filma en la oscuridad solo tenemos vectores y tenemos que decir si es un hombre o una mujer lo que se está moviendo/caminando. Hay diferencias entre los movimientos del hombre y de la mujer. Otra línea de investigación es la percepción de la casualidad, es decir que el responsable de que algo suceda es algo que le ha precedido. En esta serie fotográfica, se ve como un estímulo negro y va hacia al blanco y sale despendido el blanco. Le llaman efecto lanzamiento, explican que la causa del movimiento de uno es el impacto que crea. Sin embargo, el segundo es un efecto arrastre, lo va juntando y lo va arrastrando. A partir de que, edad se pueden experimentar las caídas al vacío, etc. que la tercera línea de cine. MOVIMIENTO ABSOLUTO Y MOVIMIENTO RELATIVO: Desde el punto de vista perceptivo, se denomina movimiento relativo a aquel que tiene lugar cuando un móvil se deplaza a través de un fondo texturado, estructurado. Por ejemplo, en la figura, el punto que se desplaza a través del rectángulo seccionado por una línea. Mientras que, se habla de movimiento absoluto cunado el móvil se desplaza en un vacío contextual, sin textura ni cualquier otro elemento de referencia, como ocurre con el punto de la derecha de la citada figura. Las aportaciones más relevantes de las investigaciones han evidenciado: 1. Que el contexto determina el valor del umbral de movimiento, viéndose más fácilmente el movimiento cuando el objeto se desplaza a través de un fondo estructurado. Por ejemplo, el desplazamiento de un punto sobre un enrejado. El umbral de detección del movimiento absoluto (mov. en un campo homogéneo) es de 10-20'/seg, mientras que el del mov. relativo (mov. en un campo texturado) es de 1-2/seg. Es decir, que es diez veces mayor el primero (o menor la sensibilidad al mov.) que el segundo (Aubert, 1886). Por tanto, es importante recalcar que cualquier cosa que permita articular el fondo podría mejorar la habilidad para detectar el movimiento y, consiguientemente, disminuir el umbral. 2. La percepción de la velocidad del movimiento depende del entorno, del tamaño de los estímulos y de la distancia del observador. Brown (1931) observó que la velocidad con la que perciben los sujetos el movimiento de un objeto depende tanto del tamaño de éste como del tamaño del rectángulo a través del cual se mueve. Así, en la figura, cuando el punto A era 10 veces mayor que el B, el punto grande (A) tenía que moverse siete veces más deprisa que el pequeño (B) para que se percibiese con la misma velocidad aparente. En otras palabras, un camión o un autobús, deben moverse mucho más rápido que un turismo y, a su vez, éste más rápido que una moto, para que percibamos que llevan la misma velocidad. 8 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Se denomina transposición de la velocidad al fenómeno mediante el cual se perciben con igual velocidad dos objetos de diferente tamaño que se mueven a distinta velocidad. 3. A la tendencia a juzgar que un objeto lleva la misma velocidad, a pesar de que esta varíe, se denomina constancia de la velocidad. Brown (1931) observó que no se corresponden las velocidades con que una imagen puntual atraviesa la retina según dicho objeto se halle cerca o lejos del obserrvador. En efecto, el incremento de distancia disminuye ángulo visual (?) atravesado por el punto en su desplazamiento y, por tanto, reduce la velocidad con que se mueve la proyección del punto en la retina. Así, si se alejaba el observador 20 veces más que una cierta distancia, la velocidad percibida se reducía algo menos de la mitad. Es decir, a un gran cambio en la velocidad retiniana le corresponde un pequeño cambio en la velocidad percibida. A este efecto se le denomina Constancia de velocidad. La percepción de la velocidad también depende del entorno. Los fenómenos de la transposición y de la constancia de la velocidad indican que la velocidad percibida no depende de la velocidad de la imagen a través de la retina, sino del entorno, tamaño y distancia. En definitiva, al aumentar la luminancia y el tiempo de exposición del objetivo, el umbral de detección de la velocidad disminuye (Brown, 1955; Leibowitz, 1955). Estos hechos evidencian que nuestra percepción del mov. no puede explicarse considerando sólo el punto en mov. (enfoque físico), sino que también hemos de tener en cuenta las condiciones en que el mov. se produce. IMPLICACION: Las condiciones estimulares, todos los factores implicados en la situación, afectan a la percepción de la velocidad, lo que debe tenerse muy en cuenta en circulación viaria. 4. Cuando un observador realiza movimientos oculares de seguimiento de un objeto móvil, la imagen retiniana apenas se mueve. Sin embargo, el juicio de estimación de dicho observador suele ser que el objeto se mueve 1,5-2 veces más rápido que cuando los ojos están quietos (no seguimiento). Ello implica que la percepción del movimiento real no depende de la existencia de mov. de la imagen a través de la retina. Desde este enfoque, para explicar la percepción del movimiento se acude a la Teoría focal-ambiental (Leibowitz, 1982) habiéndose constatado la existencia de células del córtex sensibles al movimiento (detectores de movimiento) sintonizados a una determinada dirección (Hubel y Wiesel, 1962). No obstante, esta teoría no explica el seguimiento del objeto móvil. MOVIMIENTO APARENTE: En 1832, Stampfer inventó un aparato llamado estroboscopio. Básicamente, consistía en un foco luminoso, colocado en el interior de un cilindro opaco, y un disco cuya mitad era transparente y la otra mitad opaca, de modo que, al girar el disco a cierta velocidad constante y controlable, la parte opaca interfería los rayos de luz periódicamente. Si la velocidad del disco era muy grande, entonces el nivel de resolución temporal del ojo humano era incapaz de percibir la fluctuación de la luz (tasa de parpadeo). Pero si el disco giraba a una velocidad algo menor, se podía determinar el umbral de parpadeo (o fluctuación de la luz) correspondiente al ojo humano. Hasta 1875, en que el fisiólogo Sigmun Exner se ocupó de investigar el fenómeno elicitado por el estroboscopio, nadie se había interesado en el fundamento perceptivo visual. Exner presentó a los sujetos experimentales dos chispazos eléctricos sucesivos, separados espacialmente, comprobando que éstos percibían correctamente el orden temporal cuando el intervalo temporal entre los dos chispazos era de 45 msg. Posteriormente, disminuyó la distancia espacial que separaba los dos chispazos. Aquí, los sujetos, no percibían la sucesión de dos chispazos, sino un solo chispazo que se movía hasta la posición en que tenía lugar el segundo chispazo. El umbral de percepción correcta de la dirección de este movimiento se obtenía cuando el intervalo de separación de los dos chispazos era de 14 msg. Con tiempos inferiores, los dos chispazos se percibían simultáneamente. En realidad. Exner tampoco se dedicó en profundidad al estudio de este fenómeno. La invención del cinetoscopio por Thomas Alba Edison, en 1894, y el rápido desarrollo del cinematógrafo (inventado por los hermanos Lumiere), motivó que progresivamente los psicólogos se interesasen por el tema. Así, en 1912, M. Wertheimer publicó un artículo en el que se estudiaba experimentalmente la percepción del movimiento estroboscópico. Dos subtipos de movimiento estroboscópico fueron puestos de manifiesto por Wertheimer (1.912), en el citado artículo que dio origen al surgimiento de la corriente gestáltica. Los fenómenos de movimiento aparente conocidos reciben diversas denominaciones. Los principales son: 1. Movimiento estroboscópico: tiene lugar al presentar durante breves intervalos imágenes sucesivas de, al menos, dos objetos estáticos. 9 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Wertheimer informó que, al presentar breves exposiciones taquistoscópicas sucesivas de dos líneas situadas a 1 cm. de separación, ocurrían diversas percepciones: • A intervalos temporales de más de 200 msg., se percibían dos líneas sucesivamente. • A intervalos inferiores a 30 msg., las dos líneas se percibían simultáneamente. • A intervalos en torno a los 60 msg., ocurrían los fenómenos denominados de movimiento aparente: o En el intervalo comprendido entre los 30-60 msg., ocurría el denominado movimiento parcial. Aquí, los sujetos informaban que la primera línea parecía recorrer la mitad de la distancia de separación entre las dos líneas, mientras que la segunda línea parecía recorrer la otra mitad. o Hacia los 60 msg., el sujeto percibía que una línea saltaba hasta otra posición, fenómeno que denominó movimiento Beta o movimiento óptimo. o Cuando el intervalo era ligeramente superior a los 60 msg. (entre 60-200msg.), los sujetos percibían, no un salto de una línea, sino un desplazamiento o movimiento puro, al que denominó movimiento Phi. En la percepción del movimiento estroboscópico óptimo influyen, básicamente, tres factores (distancia, luminancia y tiempo de inspección), investigados por Korte (1915) e interrelacionados en las conocidas Leyes de Korte, sintetizadas por Boring (1942) y Graham (1965) del modo que sigue: 1. Relación distancia-luminancia: si el intervalo de tiempo entre los estímulos se mantiene constante, la distancia óptima del movimiento aparente varía directamente en función de la intensidad luminosa del estímulo. 2. Relación luminancia-tiempo: si la distancia entre los estímulos se mantiene constante, el valor óptimo de intensidad luminosa de los estímulos (luminancia), necesario para producir movimiento aparente, es inversmente proporcional al intervalo de tiempo entre dos estímulos sucesivos. 3. Relación distancia-tiempo: si la luminancia de los estímulos se mantiene constante, el valor óptimo correspondiente a la separación espacial entre los estímulos (distancia) es directamente proporcional al intrervalo de tiempo entre ellos. La percepción del movimiento estroboscópico también puede verse influido por la experiencia pasada del observador. Además, aunque todavía no está claro el mecanismo responsable de la percepción del movimiento aparente, éste no puede deberse a los movimientos oculares del observador. Sin embargo, hoy se sabe que diferentes clases de animales perciben el movimiento estroboscópico y, en efecto, parece ser una característica perceptiva innata. El movimiento estroboscópico constituye la base de muchos mecanismos diseñados para captar la atención de las personas, tales como las "luces móviles" que vemos en los pasos a nivel, en ciertos anuncios luminosos, en las marquesinas de los teatros, etc. Sin duda, la aplicación tecnológica del movimiento estroboscópico más conocida es la del cine y la televisión. Estos aparatos presentan una serie de imágenes estáticas (fotogramas) que contienen pequeñas variaciones en las posiciones de los objetos (o de sus partes componentes). Al mostrarse a una velocidad de exposición adecuada, la sucesión de imágenes discretas produce una impresión de movimiento fluido y continuo que resulta dificil de diferenciar del movimiento físico real. En determinadas circunstancias, se produce un efecto perceptivo anómalo en las películas de cine que sorprende a muchas personas, se trata del conocido efecto de la 'rueda de las diligencias', consistente en ver las ruedas de estos carruajes moverse hacia atrás, cuando el vehículo avanza hacia delante. Christman (1971) ofreció la siguiente explicación. Las cámaras de cine fotografían 24 imágenes por segundo (f.p.s.). Si la rueda que se filma gira a una velocidad de 23 r.p.s. (revoluciones por seg.), cada fotograma la reflejará un poco antes de que haya dado una vuelta completa, y por ello al ser proyectada a 24 f.p.s. se ve girar hacia atrás. Si la rueda girase a 24 r.p.s. la veríamos inmovil, mientras que si girase a 25 r.p.s. la veríamos girar hacia delante, o sea en la misma dirección que el avance del vehículo al que está unida y a una velocidad de 1 r.p.s.. Otros tipos de movimiento aparente bien conocidos son: 2. Movimiento alfa: el observador percibe un cambio de tamaño del objeto, al presentarle en rápida sucesión las partes componentes. Así, la caricatura de un rostro suele parecer de mayor tamaño cuando se muestran los rasgos en rápida sucesión que cuando se muestra toda la imagen estática. 3. Movimiento gamma: así llamado por Koffka, consiste en percibir una apariencia de contracción-expansión del objeto al aumentar o disminuir, respectivamente, la iluminación del objeto de forma súbita. 4. Movimiento delta: el observador percibe una inversión del sentido del movimiento cuando el segundo estímulo tiene mayor intensidad luminosa que el primero. 5. Movimiento de Bow: ocurre cuando entre el primer y segundo estímulo se introduce un obstáculo. El observador, aquí, 10 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod 6.
7.
8.
no percibe un desplazamiento en línea recta, sino que tiene la impresión de que bordea por detrás al estímulo. Movimiento autocinético: consiste en percibir movimiento de un punto luminoso estático, al suprimir todas las claves de profundidad o marcos de referencia. Por ejemplo, la lumbre de un cigarro, observada en un cuarto oscuro, nos permitiría experimentar este tipo de movimiento aparente. No se dispone de una explicación. Esta ilusión de movimiento es muy sensible a los efectos de la sugestión (se puede sugestionar a los observadores de ver el movimiento hacia la derecha, izquierda, etc.) Movimiento inducido: consiste en percibir movimiento de un objeto, figura o escena inmóvil, al moverse el fondo. Este truco se utiliza en el cine, por ejemplo, moviendo el fondo sobre el que se sitúa una imagen parcial de un objeto estático (vehículo, caballo, etc.), dando la impresión de que este último se desplaza. También se observa en la situación de un viajero en un tren en reposo, cuando se mueve otro tren en el carril contiguo, tiene la impresión de que es su tren el que avanza. El movimiento aparente de la luna a través de las nubes (son estas las que se mueven). También puede experimentarse pegando un 'gomet' sobre la pantalla del televisor, por ejemplo, mientras observas la retransmisión de una carrera, partido de baloncesto o fútbol, etc. Movimiento de figuras estáticas: con frecuencia ocurre que, al observar una compleja combinación de espacios blancos alternados con espacios negros, apenas podemos lograr una visión estática. Por ejemplo, un suelo formado por rombos blancos y negros, combinados como en un tablero de ajedrez, nos da la impresión de que se mueve, incluso, a veces, produce cierto mareo. En relación con la percepción del movimiento existen una serie de Post-efectos que evidencian la existencia de células, en las vías visuales, detectores (o analizadores) del movimiento. Veamos algunos ejemplos de éstos: Al fijar la mirada en una cascada durante un minuto y luego mirar al paisaje estático circundante, percibimos que los elementos inmóviles, componentes de dicho paisaje, parecen moverse en la dirección opuesta a la de caída del agua. Al fijar la mirada en una espiral, o una disposición de anillos concéntricos, se percibe contracción o expansión según el sentido del giro de la espiral. Si mantenemos la mirada sobre tales estímulos móviles durante un período de adaptación suficiente (en torno a un minuto), al detenerse súbitamente la espiral, percibimos como este estímulo estático parece moverse en sentido opuesto al que anteriormente giraba. Análogamente, al fijar la mirada en un estímulo de enrejado en movimiento, durante un tiempo suficiente, cuando se detiene repentinamente el enrejado, se percibe como si el enrejado estático se moviese en sentido opuesto al del período adaptador. La percepción del movimiento nos permite: • Percibir un hecho como causante de otro. • Percibir la localización de un objeto, aunque temporalmente esté oculto a nuestra vista (efecto tunel). • Dotar de animación, propositividad e intencion, a determinadas acciones. El movimiento aparente comienza a producirse a partir de los tres meses, mientras que el movimiento de causalidad a partir de los doce años. Fotograma a fotograma tenemos ilusión de movimiento de manera que tenemos un movimiento ilusorio, pero no está en movimiento. Se distingue por lo tanto movimiento real que el movimiento de animación gráfica. ¿Qué procesos tienen lugar para esto? La explicación de cómo percibimos el movimiento aparente tiene que ver con la fotografía estroboscópica, cada 20 milisegundo se percibe un fotograma y se superpone. La percepción del movimiento aparente tiene que ver con cada uno de esto, cada foto es estática, pero si la percibimos todas rápido lo percibimos como un movimiento aparente. Podemos distinguir el movimiento real del movimiento aparente. Podemos hacer un vector que nos indica la dirección y la velocidad, así como, la intensidad de este. Establecemos una diferencia entre lo que es el mundo físico y el mundo psicofisiológico. Los objetos que se desplazan se desplazan en un tiempo y en un espacio continuo. ¿Qué quiere decir esta continuidad? Que, entre dos posiciones espaciales, siempre puedo incorporar un punto intermedio, por ejemplo, entre el punto de posición 1 y el dos, aparece el punto 1,25 etc. El mundo físico cuando un coche se está desplazando está recorriendo de manera continua el espacio. Los eventos que median en los astros les servía de pauta para convenir el punto de encuentro, por ejemplo. 11 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Diferencia entre movimiento real y aparente. La fisiología no trabaja con variables continuas, sino con variables discretas. En el espacio discretas en el espacio y en el tiempo. En otras palabras, tiene un periodo refractario de captación de imágenes. Es decir, después de un periodo de captación necesita un periodo refractario, es decir, de descanso. En este caso discretizamos, capturamos fotogramas, instantáneas. Por lo tanto, una cámara de video captura un número determinado de fotogramas por segundo, al igual que nuestro ojo. Normalmente capturamos unas 3 o cuatro imágenes por segundos. Pero tenemos una memoria retinal, que se preserva y persiste en la retina una vez se ha cesado el estímulo que la provocó. Es decir, nos presentan un jarrón, cuando este jarrón se va, se sigue manteniendo esta información. En este caso tenemos que la captura de los movimientos, damos continuidad de manera ilusoria, de manera aparentemente continua, pero no lo es. Nosotros percibimos todo tipo de movimiento, discretizando /tomando muestras. Por lo tanto, hemos determinado que utiliza imputs de manera fisiológica discretizando la imagen que capta. El umbral de resolución temporal hay que tenerlo, es decir, el intervalo de tiempo más pequeño que somos capaces de decir que son dos cosas separadas, de manera que las percibimos como una única cosa. Es lo que se denomina ISI. Es el estímulo temporal es otra variable clínica. Es un post-efecto positivo, o post-imagen positiva, es una imagen congelada que permanece un periodo de tiempo. En algunos experimentos después de presentarnos un experimento clínico aparece una máscara, que es lo que nos hace un reset en la retina, de manera que no puedas acceder más tiempo a este tipo de imagen. ¿Cuál es el movimiento responsable? Por la persistencia retinal que es lo mismo que la memoria icónica y el umbral de resolución temporal del ojo. Es decir, los fluorescentes, están parpadeando 50 veces por segundo, no hay ninguna lámpara de luz continua, que este emitiendo luz continuamente, exceptuando la luz láser, por eso no se desparrama en un cono, sino que es luz continua. La imagen del proyector no es continua, de manera que a veces cuando hacemos fotos a la pantalla sale negra porque captamos un gap. Tiene que ver con la continuidad de lo que es discreto. Capturamos un flujo de imágenes continuas, cuando en realidad captamos un lujo de imagen que es discreto. Concretamente el estroboscopio es lo que permite medir el umbral de resolución temporal del ojo humano. En el primer tercio del s. XIX., un físico puso un tape en un lado y un disco que puede rotar y esta dividido en una parte opaca y en otra parte traslucida. Esta luz hace un intermitente, pero diferente de otros normales, porque lo que permite es congelar imágenes. En este caso se podría medir el espacio temporal que tendría que pasar entre dos encendidos para que no los percibamos como uno solo, y los podamos diferenciar. Una de las aplicaciones de este aparato es el segundero, es decir da una vuelta cada segundo y el otro es un flash estroboscópico, y parece que te vas moviendo a cámara lenta y parece que va congelando a cámara lenta. Sirve para congelar un estímulo en movimiento, es decir, para explorar una imagen como si estuviera quieta los físicos utilizan un flash estroboscópico. Por lo tanto, sirve para medir el umbral de filtro o de parpadeo. El estroboscópico, sirve de fundamento para una serie de experimento que relvo a cabo Exner. Las colocaba de manera que un chispazo ocurría de forma que 45 milisegundos percibían otro chispazo, los sujetos percibían, un antes y un después, es decir sucesivamente, temporal, son capaces de hacer juicios de primero el primer chispazo y después el segundo chispazo. Pero, cuando puso las dos bujías con tal separación temporal un chispazo se producía y el otro chispazo 10 milisegundos después, no percibían dos luces como una tras otra, sino como dos luces a la vez. Entre la sucesión y la simultaneidad, es que a los 14 milisegundos, los sujetos decían que veían una sola luz que saltaba de la posición uno a la dos, las luces eran estáticas, pero el sujeto percibía un movimiento que no se producía entre una posición y la otra. Estos experimentos, pasaron por poco interés por parte de la comunidad científica en su momento. El interés resurgió cuando tuvieron lugar los inventos que generaron curiosidad en la población: Cinescopio de edison. Cinematógrafo de los hermanos lumiere M. Wertheimer: Sobre el movimiento Phi. El todo es más que los elementos. Las globalidades no están contenidas en los elementos. En ninguna de las dos bujías está contenida el movimiento, sino que emerge una cualia nueva del movimiento. 12 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Si se mantienen las relaciones espaciales, la globalidad que emerge se mantiene. Con la música ocurre algo parecido, una melodía la puedo cambiar d escala, cambiar tres tonos más arriba etc, si mantengo las relaciones temporales entre las notas hara que la globalidad se perciba igual. Todo es anterior y posterior a lo que lo componen, el todo es más que la suma de las partes. Estas propiedades que aparecen el todo es la cualia de movimiento. Las conclusiones de estos son que en su laboratorio descubrió: o Simultaneidad de imágenes, sin movimiento, si la separación temporal era menor de 30 ms los sujetos los veían las imágenes simultáneamente. o Sucesión de imágenes, sin movimiento. ISI entre 200-300 ms o El encontró un movimiento denominado de movimiento parcial que no tienen interés (ISI entre 30-60 ms) o Movimiento Phi, en torno a 60 milisegundos en las condiciones del investigador obteníamos este movimiento. Es un tipo de movimiento aparente, un tipo de movimiento estroboscópico (al menos nos presentan dos lucecitas o imágenes en rápida sucesión temporal). Hay una pequeña ventana temporal por encima de los 60 milisegundos pero prácticamente es dos. No se perciben dos, sino que se percibe una en movimiento. La distancia y el ISI son variables críticas. Los tres factores que influyen en el movimiento aparente son tres: § Si se manipula la distancia entre los dos objetos que se encienden, había que cambiar de tiempo. Si mantenemos constante el ISI la distancia y la intensidad es igual § La intensidad de la luz, si la luz es muy brillante produce una persistencia mayor de la imagen, que si la intensidad de la luz es menor. Es decir, se produce una resistencia retiniana. Por lo tanto, la itnenisdad de luz de las imágenes provoca una variable crítica. En este caso la relación es inversada, a menos intensidad más ¿?. § Si dejamos la intensidad de luz constante, la relación entre los otros dos es directa, es decir, entre la distancia y la variación del tiempo de ISI. Resumiendo, el movimiento aparente: El mecanismo responsable es la persistencia retinal y el umbral de resolución temporal del SV. ¿Por qué funciona tan bien? Genera ilusión de movimiento real porque engaña al ojo, porque el muestreo temporal que - hace espacial y temporal, es tan bueno como el que hace de forma natural cuando capta la retina imágenes del mundo real. ¿Qué papel juegan los movimientos oculares? El sujeto no influye en la percepción del movimiento aparente por el hecho de que se hayan detenido los movimientos aparentes o persecutorios. La capacidad de percibir el movimiento aparente es innata, aunque necesita maduración. El cableado, la circuitería, es decir, la memoria retinal y el valor de resolución se encuentran desde un inicio. Finalmente, se utilizan como reclamo atencional en publicidad. Producen cosas que destellan para activar la atención. Para activar la atención destellan, es decir, lo que es de tipo insólito nos llama mucho la atención. Tipos de movimiento aparente: Movimiento inducido (movimiento del fondo) Se induce la creencia de movimiento cuando en realidad no lo hay. Este tipo de movimiento es inducido. Es, por ejemplo, en el metro, cuando estas dentro de él y percibes que se mueve tu metro cuando en realidad es el de la otra vía. También es el ejemplo de la luna, cuando crees que se desplaza y no (hace una inducción al movimiento) Movimiento no verídico Efecto de la rueda de la diligencia: ¿porqué en el cine observamos que el carruaje avanza de izquierda a derecha y en verdad la rueda va hacia atrás…? Suponemos que la rueda se mide por revoluciones por segundo, y capturamos la imagen por fotogramas por segundo (captura el video 24 fotogramas por segundo). Pero suponemos que la rueda rota a una velocidad de 23 revoluciones por segundo (23 ruedas cada segundo) è en el movimiento siguiente, como la rueda va más lenta que el ojo, aparece que va adelantada y cada segundo hay un adelanto. Por lo tanto, lo que veríamos seria: Rueda 23 r/s 25 r/s Video – ojo 24 t/s 24 t/s 13 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Esta desincronía, es decir, esta diferencia de velocidades, produce un retardo si la rueda va más lenta que el ojo. Si la rueda va más rápida sería un adelanto. Pero encontraríamos una rueda estática y un carruaje que se mueve en caso de que la rueda se dé a r/s y el video a 24 t/s. Por lo tanto, cuando están iguales inmovilidad de la rueda. Por convencionalismo, se graba a 20 t/s. Problema de la apertura El movimiento aparente es enrejado. La ventana es la apertura. ¿Como influye nuestro juicio sobre la dirección? En las dos primeras imágenes está claro en qué dirección se mueve el enrejado (porque solo hay unas líneas) pero si se juntan ambas líneas hay un movimiento global. Es decir, si convoco un vector en dirección horizontal y otro en dirección hacia vertical, el resultado (siguiendo las fuerzas visuales) es una diagonal. Pero si la ventana horizontal es más pequeña que la vertical veríamos la combinada casi vertical, en cambio, si la ventana vertical es más pequeña que la horizontal, en la combinada veríamos una línea casi horizontal. uno percibe la horizontalidad y el otro la verticalidad. Circuito detector de movimiento 2D Es un modelo neurofisiológico en lenguaje computacional. Los neurofisiologos observaron que una sucesión de fotoreceptores (A, B, C, D) pueden percibirse la dirección del movimiento. ¿Como se procesa computacionalmente? El detector de Reichardt es un modelo computacional. Todo lo matizable es computable. Se han encontrado poca cosa no modelizables con un ordenador, pero lo que se ha encontrado que no son: emociones, conciencia (todo lo mentalista). La computación está demostrando que no todos los problemas del mentalismo son reducibles a explicaciones computacionales. Neurofisiología de la visión del movimiento à áreas cerebrales implicadas: Sistema magnocelular: detecta color y forma V1 MT (V5) selectividad direccional MST: selectividad a expansión y contracción. Post-efectos: Expansión-aproximación (rotación): cuando nos presentan un estímulo que no se mueve se percibe como dirección contraria. Cuando miramos a una fuente en la que cae agua durante 30 segundos, quitamos la mirada y vemos que las cosas se mueven para arriba (son post-efectos). Para cada propiedad hay post-efectos La agudeza visual dinámica es lo que se mide en un objeto que se mueve. Estímulos en movimiento, cuanta más agudeza dinámica mejor. Los mejores deportistas tienen mayor agudeza, es un buen predictor, hay una correlación de 0.30, es decir tienen buena capacidad para captar movimientos de objetos. Porque, aunque sea innato, la agudeza mejora con la práctica. Gente que tienen problemas, esta agudeza les ayuda a corregirlos. Niños con TDAH que tienen problemas de convergencia (no enfocan adecuadamente) y, por lo tanto, gracias a la agudeza podemos ver que están distraídos (porque miramos le movimiento de los ojos). El raining visual mejora la precisión de profundidad. Cuando vemos una imagen en la que la chica baila hacia un sentido y luego de repente, cambia de sentido (cuando en realidad no) se produce por diferencias interemsifericas Desde la postura del Realismo radical, se considera que el movimiento del observador se halla inseparablemente ligado (correlacionado) a unos determinados patrones de flujo en la disposición óptica y que cada patrón del flujo, en el orden óptico, es específico para cada tipo de movimiento. En un trabajo, publicado por James Jerome Gibson en 1950, describe el 'flujo óptico', a partir de las observaciones de una serie de filmaciones realizadas al situar una cámara en el morro de un avión. A continuación, se muestran cuatro cámaras de vídeo instaladas en un automóvil. Al estudiar las filmaciones obtenidas en cuatro direcciones espaciales diferentes, fácilmente diferenciaríamos tres tipos de flujo óptico (F.O.) en conducción de vehículos: 1. F.O. frontal o flujo expansivo radial. Indica aproximación, lo que se traduce en un crecimiento en tamaño de los objetos conforme se acercan. Este flujo expansivo guía la dirección del movimiento, por ejemplo en la conducción. El centro de expansión o foco señala con mayor precisión tal dirección. Dicha expansión coincide con la tasa de expansión de la imagen 14 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod 2.
3.
retiniana (Regan y Beverly, 1980, 82). F.O. posterior o flujo de contracción radial (vista por retrovisor). Indica alejamiento del centro contracción, lo que se traduce en una progresiva disminución del tamaño de los objetos captados. Véase un esquema del flujo de contracción en la Figura 24. F.O. lateral o flujo lamelar, equivalente al paralaje de movimiento, descrito en el tema relativo a la Percepción de la Profundidad, por lo que no abundaremos aquí, basta para rememorarlo observar la figura. De acuerdo con las ideas apuntadas por Gibson, la textura de la carretera influye en la percepción de la velocidad, ya que el flujo óptico es más informativo cuando existe textura. Así pues, se tenderá a tener la sensación de mayor velocidad cuanto más frecuentes y contrastados sean los trazos del firme (carretera). La sensación de velocidad tiende a reducirse con la exposición continuada al flujo (Denton, 1971), es decir, que al salir de la autopista tendemos a infravalorar la velocidad. Por lo que manipulando las características de la estimulación retiniana a las que está sometido el conductor es posible incrementar o decrementar la sensación de velocidad de éste. Propuestas de Denton: Pintar en la carretera una serie de franjas con las siguientes características: • De máximo contraste con el firme. • Perpendiculares al sentido de la marcha y paralelas entre sí. • Disminución progresiva de la separación inter-franjas. Para J.J. Gibson (1.979) la disposición de los elementos de la textura óptica (producida por la luz reflejada en la realidad) se expande centrífugamente desde el polo del campo visual al observador (véase las líneas imaginarias del flujo óptico sobre la pista del aeropuerto en Figura A. Mientras que, dicha textura óptica, se concentra centrípetamente desde el observador al polo de alejamiento (véase en Figura B las del flujo óptico percibido por un observador colocado en el techo del último vagón del tren, mirando en dirección opuesta a la del avance del tren). Este autor establece una serie de relaciones entre flujo óptico y movimiento, las cuales Bruce y Green (1.985) sintetizan en cuatro puntos: 1. El flujo óptico indica movimiento y el no-flujo indica reposo. 2. El flujo óptico "expansivo" indica movimiento de acercamiento y el flujo óptico "de contracción" indica alejamiento en el campo visual. 3. El foco del flujo (centro geométrico) "expansivo" señala la dirección del movimiento en el ambiente (esto lo apreciamos al deslizarnos por un tobogán). 4. Si cambia el ángulo del centro del flujo óptico "expansivo", indica un cambio en la dirección del movimiento; mientras que, si este no varía de ángulo, indica continuidad (no cambio) en la dirección del movimiento. Respecto al movimiento del objeto sobre el campo visual, sostiene Gibson que la información viene suministrada por los tres factores que siguen. Estos son: • La condensación de textura. • El desvanecimiento de la textura. • La distribución de los elementos de la textura. Así, un objeto móvil irá cubriendo la textura óptica del medio, a través del cual se mueve, en el mismo sentido de su movimiento, e irá descubriendo dicha textura en el sentido contrario de su movimiento, al tiempo que irá dividiendo los elementos de la textura por los bordes paralelos a su movimiento. En resumen, las claves del movimiento del observador vienen dadas por un cambio en el patrón íntegro del flujo óptico, en tanto que las claves del movimiento del objeto sobre el campo visual vienen dadas por cambios parciales y locales en la estructura del orden óptico. (Tiempo para contactar) 15 Si necesitas más apuntes puedes encontrarlos en Unybook.com buscando el usuario b_rod Hasta aquí hemos considerado la velocidad del movimiento (como un parámetro del flujo óptico) y la distancia en profundidad (claves inferenciales). Lee (1980), demostró que es posible detectar un parámetro más complejo del flujo óptico al que denominó 'tiempo para contactar'. Esta característica de orden superior, como su nombre sugiere, especifica el tiempo que transcurrirá antes de que el animal choque contra una superficie, dada una velocidad constante. El propio Lee simboliza este parámetro mediante la letra griega (tau) y lo define, operacionalmente, como la razón entre la distancia de cualquier punto al centro de un patrón óptico en expansión [ r(t) ] y la velocidad con que se aleja dicho punto del centro de expansión [ v(t) ] en su proyección dinámica retiniana, para un instante dado. Por consiguiente, siempre que se mantenga constante la velocidad, este parámetro del flujo óptico es derivable a partir de las sucesivas proyecciones del patrón estimular en la retina y predice el tiempo para establecer contacto entre el animal móvil y la superficie a la que se aproxima. Por lo que, indirectamente, aporta información sobre la distancia de tal superficie en aquellas situaciones en las que la temporalidad de la acción juegue un papel crítico. Existen abundantes evidencias empíricas que apoyan la detección del tiempo para contactar a partir del flujo óptico ambiental. Wagner (1982) recurrió al análisis de fotogramas de filmaciones de las maniobras de aterrizaje de moscas sobre superficies, llegando a la conclusión de que las moscas parecen detectar el valor del parámetro o tiempo de aproximación a una superficie, en lugar de detectar su distancia. Lee y Reddish (1981) analizaron fotogramas de filmaciones de las zambullidas de alcatraces al capturar peces. Estas aves, cuando observan un pez-objetivo, se lanzan en 'picado' desde alturas de hasta 30 m. y lo suelen atrapar con gran precisión por medio de su pico. Al descender según un movimiento uniformemente acelerado (caida libre), que llega a alcanzar los 24 m/seg. al introducirse en el agua, requieren estirar sus alas hacia atrás cuando están a menos de un segundo de la inmersión, para no dañarse las alas. Según estos autores, esta habilidad la logran utilizando el parámetro para detectar el tiempo óptimo en el que deben posicionar sus alas de modo aerodinámico al acercarse a la superficie acuática. Similares estrategias deben utilizar el cormorán y la gaviota, así como una amplia variedad de especies, entre las que cabe citar el caballo (cuando salta un obstáculo), el perro que salta para atrapar una pelota entre sus mandíbulas, etc. En el caso humano, tal vez las situaciones más prototípicas sean la de los trapecistas de circo, la de los atletas saltadores de altura y, principalmente, debido a nuestro interés aquí, determinadas situaciones de conducción de vehículos, tales como el frenado, el adelantamiento o el cambio de carril en la vía de circulación para evitar una colisión, sin excluir el caso de los peatones al atravesar una calle con cierto tráfico de vehículos por donde no hay semáforos ni cualquier otro acceso de preferencia. 16 ...

Tags:
Comprar Previsualizar