Tema 4 Desarrollo (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Salamanca
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Desarrollo sexual, afectivo y social
Profesor A.F.
Año del apunte 2014
Páginas 8
Fecha de subida 01/11/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes tomados en las clases de Desarrollo sexual, afectivo y social. Curso 2014-2015. Profesores: Antonio Fuertes, José Luis Martinez y Rodrigo Carcedo. Nota: 8'4.

Vista previa del texto

TEMA 4: DESARROLLO SEXUAL ÍNDICE 1. Desarrollo sexual prepuberal 2. Desarrollo sexual en la pubertad y adolescencia CONCEPTO DE SEXUALIDAD (OMS) La sexualidad es un aspecto fundamental del ser humano. Es una cualidad que lo condiciona durante toda la vida. Abarca aspectos como el sexo, las identidades y roles, la orientación, el placer, los vínculos afectivos, la reproducción…Tiene múltiples maneras de expresión, ya que incluye pensamientos, actitudes, conductas, relaciones…Es influenciada por la interacción de factores biológicos, socioculturales, interpersonales y psicológicos.
SALUD SEXUAL Se refiere al estado de bienestar físico, emocional, mental y social en relación con la sexualidad.
Requiere una aproximación positiva y responsable (afirmar que somos personas sexualmente activas es positivo), para así tener la posibilidad de experiencias placenteras y seguras. Requiere también el respeto a los derechos sexuales de todos. Actualmente nuestra cultura no reconoce los derechos sexuales de los niños, adolescentes y ancianos.
FUNCIONES SOCIOEMOCIONALES DE LA SEXUALIDAD Además de su función biológica, la sexualidad contribuye al desarrollo socioemocional de las personas favoreciendo: ü Los sentimientos de placer, vitalidad y bienestar.
ü El contacto y vinculación con otros.
La actividad sexual provoca una mayor producción de oxitocina, que favorece la vinculación, por lo que a nivel biológico estamos programados para ella.
1. DESARROLLO SEXUAL PREPUBERAL Desarrollo sexual prenatal • • • • • Sexo genético: XX/XY, en un primer momento hay una gónada indiferenciada que se va a convertir o bien en gónadas masculinas o femeninas.
Sexo gonadal. El cromosoma Y tiene un gen (Sry) que provoca que la gónada se desarrolle como un testículo. A partir de aquí todo son relevos (los testículos se generan, producen testosterona y andrógenos).
Sexo genital.
§ Genitales internos.
§ Genitales externos.
Sexo cerebral.
Sexo somático.
El desarrollo de la identidad sexual se finaliza en el periodo prenatal, cada vez tenemos más claro este asentamiento.
En los años 70 se creía que el desarrollo de la identidad estaba vinculado a los procesos de educación y el ambiente.
A lo largo de la infancia y la niñez A lo largo de la infancia ocurren una serie de procesos típicos, fisiológicamente venimos preparados con un sistema sexual muy activo, muy desarrollado desde que nacemos.
Tenemos capacidad para sentir excitación y placer antes las caricias, especialmente en los genitales. Si se acarician los genitales de un bebé, éste se pone en guardia. Somos erotofílicos (estos estímulos provocan en nosotros placer y emociones positivas) y con el tiempo nos convertimos en erotofóbicos (con miedo al sexo). Toda la superficie corporal del niño es sensible al tacto, a las caricias.
Los cambios, desde el punto de vista sexual, son cambios lentos y paulatinos, ya que desde el principio somos muy activos. Hay niños que registran respuestas fisiológicas orgásmicas con menos de un año de edad.
Tareas psicosociales Desde el punto de vista psicosocial hay una serie de tareas que los niños y niñas deberían cumplimentar: ü Desarrollar vínculos afectivos seguros y relaciones positivas con los iguales.
ü Desarrollar un conocimiento adecuado del propio cuerpo sexuado y una consideración positiva hacia él. Para los niños es fácil darse cuenta de la presencia de genitales, mientras que las niñas tienen que reconocerlo, y eso no es tan sencillo. Los adultos suelen establecer asociaciones sucias en relación a los genitales (le decimos a los niños que se laven las manos después de tocarse la “colita”.
ü Resolver las curiosidades e intereses sexuales propios de su nivel de desarrollo, reconociendo y aceptando la sexualidad como algo placentero.
ü Desarrollar un sentido positivo de su identidad sexual y de género: Favorecer la vivencia de forma positiva.
ü Conocer los valores y normas sociales. En nuestro contexto sociocultural no garantizamos que los niños tengan esta información.
Del nacimiento a los 2 años Es la edad en la que se desarrolla la asignación sexual y de género (“leer los genitales”). Esto es muy importante en nuestra sociedad, ya que lo hemos tomado como un principio de asignación y diferenciación básico.
Cuando se sabe el sexo del bebé, los adultos comienzan a tener un comportamiento diferencial: Comportamiento diferencial de los adultos en función del sexo. El tipo de interacción que existe entre una madre/cuidador y su bebé solo ocurre en este tipo de relaciones y en las relaciones sexuales entre una pareja, por lo que es reseñable la importancia de los vínculos afectivos.
De los 2 a los 6 – 7 años Hay un desarrollo de la identidad sexual y la diferenciación de género (atención a la diversidad). Los niños y niñas empiezan a discriminar la categoría sexo (sobre los 2 – 3 años, es una de las primeras categorías que diferencian). Una vez que discriminan esta categoría estos empiezan a incluirse en una de ellas y empiezan a organizar su vida, sus preferencias, deseos, compañías… en función de esa categoría en la que se han incluido. A lo largo de esta etapa esta construcción de la identidad es variable, y también es influenciada por el rol que se les haya sido asignado (del género, no tanto del sexo biológico [“el vestido es lo que las hace niñas”]à aferrarse a eso es lo que les da seguridad en su identidad sexual [DIBUJO MAMÁ CON “PENE”]).
En esta etapa empieza a aparecer curiosidad e interés sexual. Esta curiosidad empieza en su propio cuerpo, pero cuando empiezan a ver a otros se interesan más. A los 3 años se empiezan a plantear de donde han venido. Aparecen numerosas manifestaciones y juegos sexuales.
De los 7 años a la pubertad Se produce una adquisición de la constancia sexual y una mayor flexibilidad en torno a la identificación de género. Empiezan a comprender que su identidad sexual es fundamentalmente fisiológica y a tener claro que esta no va a cambiar, que está sometida a cierta estabilidad.
Empieza a aparecer la interiorización de las normas sociales en torno a la sexualidad: interiorización de la moral sexual de los adultos. La espontaneidad referida al sexo empieza a desaparecer, pero solo de cara a los adultos, ya que con los iguales hay una mayor complicidad. Aparece el pudor sexual.
2. DESARROLLO SEXUAL EN LA PUBERTAD Y ADOLESCENCIA Desarrollo sexual en la adolescencia Fisiológicamente se produce un cambio importante, puesto que aparece una mayor reactividad fisiológica. Las gónadas empiezan a segregar mayores niveles hormonales, estos cambios van a producir nuevos deseos y preferencias sexuales.
El desarrollo puberal se caracteriza por los cambios hormonales, en la figura y en la fisiología corporal. En las niñas el comienzo de la pubertad está sobre los 10 años o antes. Cuando aparece la menstruación el proceso de la pubertad está ya muy avanzado. Una forma de reconocer este desarrollo puberal es mediante el aumento de “los botones” del pecho. En los niños empieza aproximadamente un año más tarde, percibiéndose mediante un aumento representativo de los testículos.
Tareas en el desarrollo sexual adolescente ü Desarrollar una consideración positiva del propio cuerpo sexuado, ya que los cambios empiezan a ser significativos, drásticos.
ü Reconocer y aceptar los nuevos sentimientos y deseos sexuales sin culpa, miedo, vergüenza… ü Descubrir y explotar diferentes posibilidades de expresión sexual. Es una etapa de crisis en la que hay que tomar decisiones.
ü Desarrollar un sistema de valores propio respecto a la sexualidad. Por lo general este tema se convierte en un “debería” y ese tipo de mentalidad no es adecuada.
ü Desarrollar un sentido de responsabilidad personal en el uso de la sexualidad, frente a uno mismo, la posible pareja y la sociedad.
* Muchas de estas tareas no se cumplimentan hasta la edad adulta.
Redefinición de la identidad sexual y de género (atención a la diversidad). Implica la construcción de un sentido del sí mismo sexual coherente y único, en el que se integren las experiencias y sentimientos que emanan del nuevo cuerpo sexuado, así como los sentimientos y conductas en relación con el sexo y el género.
Problemática de la imagen corporal en la adolescencia Apariencia y destrezas físicas.
• • La acomodación a los estereotipos sociales dominantes asociado con indicadores positivos de desarrollo psicosocial.
Lo contrario en los/as que no se acomodan o adecuan a dichos estereotipos.
Asimilación del nuevo cuerpo funcional.
• Menstruación • Eyaculación y poluciones nocturnas.
• Respuesta fisiológica ante la excitación sexual.
Problemática relacionada con el momento de aparición de la pubertad.
• Pubertad precoz.
• Pubertad retrasada.
Imagen corporal e identidad sexual.
• Aceptación del propio cuerpo sexuado.
• Mensajes recibidos acerca del propio cuerpo.
Una de las cuestiones de más relevancia durante esta etapa es la de la problemática de la imagen corporal en la adolescencia, especialmente en las primeras etapas de la pubertad.
En cuanto a los aspectos asociados a la apariencia y las destrezas físicas, este hecho es algo multidimensional, y tiene gran repercusión en cómo nos sentimos como personas. El acomodarse a los estereotipos existentes característicos se asocia de forma positiva (mayor autoestima), el no acomodarse a esto se relaciona con indicadores negativos (ansiedad, rechazo…). Esto no es una cuestión estática, sino que hemos aprendido a valorar y considerar positivamente nuestro cuerpo no solo en el tema estético. La imagen corporal es dinámica.
Hay que asimilar el nuevo cuerpo funcional, hay que acomodarse a temas como la menstruación, eyaculación, poluciones nocturnas y la respuesta corporal ante la excitación sexual.
La menstruación es una de las señales claves de la “evolución a adultos”, por lo que hay que disminuir los principales efectos negativos de esta. De las eyaculaciones y poluciones nocturnas se sabe muy poco, ya que se habla de placer. Esto genera situaciones incómodas y vergonzosas, y no debería ser así. Con más frecuencia se tendrán reacciones de excitación ante los casos más inverosímiles, creemos que son cosas que tendríamos que controlar, por lo que no sabemos por qué pasa.
En cuanto a la problemática relacionada con el momento de aparición de la pubertad, para los chicos mayores, el madurar antes que sus compañeros tiende a ser positivo, mientras que la maduración tardía sería negativa. En las chicas, el desarrollo temprano suele asociarse a indicadores negativos y la maduración tardía sería positiva. Esto no está tan claro en chicas como en chicos. El madurar antes, en los niños, se toma como señal de virilidad, por lo que proporciona otro estatus, mientras que en niñas es más ambiguo.
Hay un efecto de desviación que tiene que ver con la pubertad temprana y tardía.
Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de imagen corporal esta está teniendo un impacto clave sobre la identidad sexual. Cuando tenemos una imagen positiva reforzamos nuestra identidad sexual, y también pasa lo contrario. Los adolescentes van recibiendo mensajes a cerca del propio cuerpo.
Especificación de la orientación del deseo sexual El deseo sexual no es algo que aparezca en la adolescencia, si no que siempre existe, lo que pasa es que en estos años se hace más específico y aparecen sensaciones a las que se da un significado puramente sexual. Es difícil que los sentimientos sexuales sean claros y objetivos, son difusos.
Hay determinados objetos o estímulos externos que aparecen como fuente de atracción sexual. En función del objeto de atracción predominante el adolescente puede ser: heterosexual, homosexual, bisexual… Es necesario considerar la variabilidad y diversidad en relación con la orientación sexual.
Se debe prestar atención a las necesidades de chicas y chicos que no se acomodan a los imperativos y expectativas sociales y las de los familiares respecto a la orientación sexual.
Especificación y desarrollo de otros vínculos asociados a la sexualidad A. ENAMORAMIENTO B. AMOR A. ENAMORAMIENTO En el enamoramiento está implicado en un gran deseo y atracción sexual hacia otra persona. En Psicología se define como un profundo deseo de unión con otro. La vida emocional de una persona gira en torno a si hay reciprocidad o no, por lo que es un estado agridulce. Cuando la incertidumbre se decanta el enamoramiento se acaba, es un proceso relativamente corto.
• • • Componentes emocionales: 1. Deseo de unión completa y permanente.
2. Atracción y deseo sexual.
3. Estado de ánimo dependiente del otro.
4. Deseo de reciprocidad.
5. Terror a la ausencia de esperanza.
Componentes cognitivos: 1. Incertidumbre.
2. Pensamientos intrusivos y preocupación por el otro.
3. Idealización.
4. Facilidad para imaginar e interpretar los comportamientos del otro en términos positivos.
5. Facilidad para olvidar otras preocupaciones.
Componentes conductuales: 1. Búsqueda de proximidad con el otro.
2. Acciones encaminadas a conocer los sentimientos del otro.
3. Ofrecimiento de servicios y favores.
4. Alejamiento de lo que no se relaciona con la persona amada.
El enamoramiento es algo concreto y específico, aparece de forma prototípica en la adolescencia, pero no es exclusivo de ella.
ORIGEN Y CURSO DEL ENAMORAMIENTO B. AMOR En la adolescencia tardía empieza a aparecer una combinación de pasión y deseo sexual con la intimidad.
Siguiendo a los teóricos del apego, el amor romántico integraría la implicación de tres sistemas conductuales: ü Sexual ü Apego ü Provisión de cuidados Estos tres sistemas están de un modo u otro desarrollándose en una relación amorosa.
Sexual: El otro se convierte en figura de atracción sexual.
Apego: El otro se convierte en figura de apego.
Provisión de cuidados: El otro se convierte en figura de provisión de cuidados.
La forma en que estos tres sistemas se integran en una relación nos hablaría de la forma en que se da la relación: más productiva, menos productiva, etc. Estos sistemas se pueden integrar sin que haya habido un enamoramiento previo, pueden integrarse a partir de una relación de amistad, aunque lo más habitual es que se haya llegado desde un proceso de enamoramiento.
Comportamientos sexuales en la adolescencia • Las necesidades y los deseos son cada vez mas frecuentes, y la forma de resolverlos más sencilla es la individual, por lo que se da una mayor frecuencia de comportamientos autoeróticos.
• Mayor frecuencia e inicio más temprano de relaciones sexuales: o Secuencia sistemática de eventos.
o Diferentes motivaciones.
o Diferentes oportunidades y riesgos en el desarrollo.
La secuencia de acontecimientos normal es: besarse, abrazarse, meterse mano (primero por fuera de la ropa y luego por dentro) y acabar con el coito. Esto ocurre en las parejas adultas en 30 minutos o 1 hora; en los adolescentes es un proceso que puede llevar incluso años y no tiene que ser con la misma pareja.
Riesgos asociados a la sexualidad Ø Ø Ø Ø Embarazos no deseados.
E.T.S. y V.I.H.
Coerción y agresión Insatisfacción Factores condicionantes del desarrollo sexual Modelo de sexualidad dominante • • • • Alta permisividad sexual y sobreestimulación sexual.
Ambigüedad y falta de verdadero reconocimiento de la sexualidad en la infancia y adolescencia.
Asociación físico – identidad – sexualidad.
Modelo heterosexual dominante.
Factores interpersonales • • • Relaciones familiares.
o Actitudes – comunicación.
o Afecto – control.
Grupo de iguales.
o Actitudes y conductas.
o Tendencia a la similitud.
o Procesos de Influencia – selección.
Relaciones de pareja.
o Actitudes.
o o Control y poder.
Compromiso relacional y vinculación afectiva.
Factores personales • • • • Maduración cognitiva – emocional.
Conocimientos y actitudes.
Balance sociabilidad – individualidad.
Habilidades interpersonales.
...

Comprar Previsualizar