Tema 1: La psicología jurídica (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Criminología - 3º curso
Asignatura Psicologia Jurídica
Año del apunte 2017
Páginas 7
Fecha de subida 03/11/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 1: LA PSICOLOGÍA JURÍDICA 1. LA RELACIÓN ENTRE PSICOLOGÍA Y DERECHO La psicología jurídica se interesa en conocer los comportamientos sociales regulados por el sistema legal.
Tres ámbitos de la psicología jurídica (Muñoz Sabaté) • Psicología del derecho. Estudiar los comportamientos psicológicos del derecho. Se estudian las leyes como producto intencional y propositivo de un consenso colectivo. Creciente interés: o Creciente necesidad de estudiar las actitudes y calores respecto de la justicia y sus operadores o Analizar las representaciones sociales de la justicia y los procesos de socialización legal o El creciente interés de la opinión pública por los temas relacionados con el delito o Incremento de la receptividad de los estamentos jurídicos hacia los resultados de la investigación psicológica • Psicología en el derecho: Analiza las normas jurídicas como estímulos sociales que generan determinadas conductas, explicando todos y cada uno de los términos psicológicos utilizados e interpretándolos en cada caso. Los profesionales del derecho que sostienen que debe aplicarse el sentido común legal, defendiendo que el concepto de objetividad científica y legal no coincide y, finalmente criticando la claridad de los datos sociales ofrecidos.
• Psicología para el derecho. Ciencia auxiliar del derecho y le facilitaría información sobre determinaos hechos o acciones sociales. Barca aspectos como la credibilidad de los testimonios, los TM, la predicción de la conducta violenta.
Psicología jurídica (Soria): Campo de la psicología social dedicada al estudio de las conductas psicosociales de personas o grupos, establecidas y controladas por el Derecho en sus distintas vertientes, así como aquellos aspectos que guían o facilitan los actos y las regulaciones jurídicas.
1.1 DIFERENCIAS ENTRE LA PSICOLOGÍA Y EL DERECHO Psicología se ha adentrado en el positivismo y dicho cambio ha significado múltiples cambios en su concepción. Fruto de dicha transformación se han producido numerosas diferencias entre ambas: • Naturaleza de la ciencia: El descubrimiento de las leyes que regulan los comportamientos humanos y permiten su predicción, el Derecho se fundamenta en la aplicación de la ley, y adopta una visión conservadora respecto a la realidad social.
• Campo de elaboración teórico. La psicología crea sus conocimientos mientras que el derecho del ámbito operacional y así la jurisprudencia se revela uno de los elementos básicos.
• Sustrato teórico: La psicología jurídica se fundamenta en los hallazgos científicos para demostrar o afirmar elementos de la conducta criminal de las personas.
• Fundamentos de los hechos sociales. La psicología establece y analiza una pluralidad de causas y efectos el derecho existe la necesidad de una uniformidad, las normas jurídicas.
• Terminología: Ambas disciplinas no sólo se diferencian en los conceptos utilizados, sino que además cuando coinciden pueden hacer referencia a procesos distintos.
• Base decisional: La elección de una alternativa se fundamenta en el empirismo o confirmación de una hipótesis determinada a partir de comparaciones estadísticas. Para el derecho, al articularse en el seno del poder, busca el control de las distintas conductas sociales a partir de la regulación dispuesta en el ordenamiento jurídico vigente en dicho momento.
• Hechos acontecidos. La psicología actúa reactivamente. En derecho busca ser preactivo pues al regular los comportamientos sociales intenta evitar que se produzca su transgresión o conflicto.
A pesar d los anterior, la psicología puede ser preactiva o bien el derecho ser reactivo • Metodología utilizada. La psicología se fundamenta en la probabilidad estadística utilizando técnicas cuantitativas. El derecho utiliza razonamiento reflexivo como método básico para la comprensión y la interpretación de los sucesos sociales.
• El fundamento de la ciencia. Establece en el laboratorio como fuente de conocimientos en la psicología, mientras que para el derecho proviene del proceso adversarial entre las partes enfrentadas en un proceso de litigio.
• La visión de la conducta humana. La psicología intenta describir las leyes que la regulan o dirigen con la finalidad de poder predecirla, mientras que el derecho intenta establecer los mejores y más adecuados mecanismos de control.
• Enfoque: La ciencia del comportamiento humano pretende buscar aquellas teorías que sirvan como modelo explicativo del mismo. El derecho aplica los principios normativos de las leyes al caso concreto juzgado, es decir, cada caso debe analizarse individualmente y establecerse su adecuación o no al principio regulador que le sirve de base.
• Concepto de probabilidad. La psicología se basa en la estadística para su interpretación y comprensión. Para el derecho se fundamenta en el proceso intelectivo-reflexivo de la certeza decisional.
1.2 CONFLICTOS ENTRE PSICOLOGÍA Y DERECHO El conflicto se fundamente en un desconocimiento mutuo entre ambas disciplinas. La visión reduccionista del derecho hacia la psicología como ciencia dirigida hacia el tratamiento y la evaluación de los trastornos mentales menos graves. Ducha percepción no se debe tanto al ámbito profesional como a una actitud personal anclada en la visión social de la psicología.
Existe un profundo desconocimiento del método científico por parte de los profesionales del Derecho, pero esta situación no se circunscribe a la psicología, sino que se observa en el conjunto de las ciencias forenses de base positivista a ausencia de conocimientos sobre las bases estadísticas les conducen a interpretaciones alejadas de la especificidad científica.
Cuando se produce una interacción entre ambas disciplinas, más bien actúan en paralelo, pero sin realmente mezclar sus conocimientos, para ello pueden observarse distintos manuales del ámbito de la psicología jurídica. Este proceso de aproximación se produce fundamentalmente en el seno del mundo profesional, pero en la vertiente académica y de investigación ello no se observa con la misma intensidad.
Hasta principios de los 90, no se observa una preocupación del mundo psicológico por conocer los principios del derecho.
En la actualidad, el elemento clave que sostiene el conflicto y el desconocimiento entre ambas ciencias es la ausencia de formación recíproca.
La conjunción de aspectos sociales con procesos históricos en el seno del derecho académico y aplicado tiende a situar la psicología como una ciencia subordinada o inferior a la psiquiatría, especialmente en lo relativo al estudio y el conocimiento de la patología mental.
El estereotipo popular de considerar la psicología como algo propio de la conducta poco patológica frente a la psiquiatría o bien los deseos de la psiquiatría por tener un papel preponderante o superior a la psicología tildándola como ciencia auxiliar.
La psicología y también su vertiente jurídico-forense estudia tanto los procesos normales como patológicos que explican las conductas humanas, por el contrario, la psiquiatría sólo las patológicas.
El desconocimiento de las técnicas y métodos utilizados por la psicología en el campo de la normalidad es muy significativo, tan sólo en la práctica profesional observamos un interés por conocer las técnicas para evaluar la credibilidad de los testigos, pero otras como las autopsias psicológicas, los perfiles, la predicción de la conducta violenta, son profundamente desconocidas.
2. ANÁLISIS PSICOLÓGICO DE LOS CONCEPTOS BÁSICOS DEL DERECHO La psicología social marxista establece que el Derecho se legitima sobre un conflicto social y productivo, por ello se trata de una legitimación de la estructura social opuesta al cambio social.
La antropología social demuestra con toda cultura y sociedad posee unas normas morales de funcionamiento y un sistema de control social frente a la desviación individual de la misma. Frente a la desviación de la norma sólo quedaría el recurso al poder, que, si en sociedades primitivas es ejercida por la colectividad, posteriormente se escinde y limita a un determinado grupo social.
El interaccionismo social observa como toda persona a lo largo de su proceso de socialización va internalizando progresivamente una serie de roles socioculturales, que actúan como una pauta de conducta y permitirían establecer, consolidar y aceptar unos agentes sociales.
La existencia de una moralidad, unos principios éticos e incluso normas sociales no explican por sí solos la existencia de la ley. Dos factores: 1. Articulación entre el poder y la legalidad. 2. La aceptación mediante la influencia social de unas formas superiores, establecidas por la élite sociopolítica pero que abarcan y afectan al conjunto de ciudadanos bajo el concepto de estado.
2.1 DERECHO Tres aceptaciones: • Objetivo: Conjunto de normas o reglas que guían la actividad humana en la sociedad y cuya inobservancia está sancionada • Subjetivo: Facultades pertenecientes al individuo y, por lo tanto, se refieren a un poder individual.
• Equivalente: Aceptación similar o equiparable a Justicia El objetivo de reglamentar las normas jurídicas a través del derecho no es otro que regular el comportamiento social. En nuestra sociedad capitalista neoliberal el derecho más que utilizar la coacción intenta ejercer una influencia social sobre las personas y ello afecta al conjunto de actividades de su vida social e incluso a adoptar formas no impositivas para resolver los conflictos sociales una vez estos se producen.
2.2 LA LEGALIDAD Vinculación positiva de la administración que exige que todos sus actos y disposiciones se ajusten a Derecho, constituyendo la disconformidad una infracción del ordenamiento jurídico.
Como puede observarse en el concepto, el principio de legalidad cumple un doble papel social, obliga a la administración a seguir los principios normativos recogidos en el derecho y por otro, sanciona su violación.
2.3 LA MORALIDAD Mientras la moralidad surge de la base social, el derecho lo hace desde la cúspide. Es más, posee la característica de la coercividad y el deber. La moralidad establece unas pautas que surgidas de la propia persona determinaran si las sigue o no, dando lugar a una autoevaluación de moralmente aceptable o reprobable.
Es en la característica individual frente a la social donde se producen fricciones constantes y se demuestra que no siempre ambos coinciden.
2.4 LA JUSTICIA Es en el pensamiento presocrático donde surge el concepto de justicia unido al de orden social 2.5 LA LEY Se conceptualiza como una norma de derecho que emana del estado de forma escrita y mediante un procedimiento solemne.
Derivado del concepto de ley aparece en el orden penal el delito. La ley no evalúa personas sino las formas adoptadas por sus conductas sólo en la medida en que estas tienen un contenido social y si la conducta ejecutada se adecua o no a la establecida en el ordenamiento jurídico vigente.
Dichos principios son difíciles de mantener por: • La aceleración del tiempo histórico. El surgimiento de procesos y contextos sociales desconocidos hasta hace poco tiempo producen la existencia de una constante necesidad de ajustar el ordenamiento y su aplicación.
• La división de la cultura. La ruptura de la unidad cultural dominante y su sustitución por numerosas formas culturales, cada una de las cuales establece normas propias de funcionamiento social genera formas muy diversas de aprehender, organizar y categorizar el mundo social. En dicho sentido, las teorías psicosociales del afán de logro aportan datos muy reveladores de las motivaciones personales y sociales y su interrelación con la ley establecida y el cambio social • La aplicabilidad de la ley. Esta solo establece la norma, pero no define la infinita variedad y complejidad del comportamiento social humano. Por ello podemos afirmar que existen tantas leyes como evaluaciones individuales se produzcan. Tan solo la jerarquía en el poder decisorio determinará la validez de las mismas. Incluso los propios profesionales del derecho establecen una solución de continuidad en la aplicabilidad de la ley, así en un polo aparece su desarrollo concreto y literal del texto legal, mientras en el opuesto el espíritu de la ley.
2.6 LA SANCIÓN Reacción del resto de la sociedad ante el comportamiento de un individuo con el objetivo de asegurar el cumplimiento de una norma de conducta social Dos agentes de control social básicos: • La policía que es la responsable de llevar a los transgresores de las normas ante la justicia • La justicia que debe evaluar la conducta social transgredida y sus condiciones con la finalidad de imponer una sanción proporcional a la violencia de la norma.
2.7 LA JUSTICIA DE LA JUSTICIA Dos teorías psicosociales han sido utilizadas para comprender el sentimiento de justicia: • Teoría del mundo justo: Las personas necesitan creer que en el mundo donde viven se recompensa a los meritorios y se castiga a los no meritorios • Teoría de la equidad o justicia distributiva: Los miembros de un grupo se satisfarán con una distribución cuando las retribuciones sean proporcionales a la contribución efectuada a dicha interacción. Así, algo es justo cuando la persona recibe una cantidad proporcional al aporte realizado previamente.
Siguiendo ambas teorías aquellos ciudadanos que no perciban la justicia como justa tenderán a separarse de ella al considerar sus aportaciones como muy superiores a los resultados obtenidos y lo más grave aún, tienden a considerar el mundo como un lugar donde los méritos personales no se ven recompensados, ni las transgresiones sancionadas.
Medidas organizativas recientes intentan aproximar la sociedad a la práctica jurídica: • Desde la policía: Se promueve un mayor contacto con la comunidad, tanto los agentes individuales, como el conjunto de la organización • Desde la justicia: En el orden penal destaca la adopción de medidas de reinserción social más específicas; potenciación de programas especiales de víctimas a nivel prosocial.
2.8 LA RESOLUCIÓN NO JUDICIAL DEL CONFLICTO El derecho intenta establecer normas que regulen los conflictos humos, mientras que el mismo tema es abordado por una gran parte de la psicología social, analizando cómo se produce el conflicto, su proceso interno y las formas resolutivas.
Siguiendo las distintas teorías psicosociales existentes, el conflicto es una forma de interacción donde las personas se perciben a sí mismas como envueltas en una lucha por recursos o valores sociales escasos.
Existen tres grandes modelos para explicar el conflicto: • Modelo agresor y agredido: En todo conflicto, casa uno de los bandos en litigio percibe al otro como agresor y a sí mismo como víctima • El modelo de la espiral del conflicto: Considera que todo conflicto origina un nuevo conflicto sobre el mismo tema u otro aparentemente alejado.
• Modelo del cambio estructural. Estima que los cambios duraderos aparecidos a lo largo del conflicto tienden a perpetuarse y estructurarse en actitudes y opiniones personales contrapuestas El resultado en la resolución de un conflicto es radicalmente diferente según la estrategia utilizada.
En todo proceso de negociación se utiliza la influencia social como medio alternativo a la fuerza.
El conflicto y su escalada son evidentes, pero su conexión con el derecho no resulta fácil: 1. El derecho se aposenta sobre el poder como elemento clave de funcionamiento social 2. La negociación implica la disposición en una situación de igualdad tanto de los diversos participantes en la misma, como el agente social encargado de llevar adelante el proceso.
3. Las instituciones públicas encargadas del sistema judicial quedan al margen del proceso negociador, pudiendo generarse dos tipos de justicia, una pública o general y otra privada o particular entre las personas afectadas por el conflicto 3. ESTUDIOS PSICOLÓGICOS SOBRE LA PRÁCTICA DEL DERECHO La psicología jurídica se ha preocupado también por conocer las causas y motivaciones para el estudio de la licenciatura de derecho, sus procesos de adecuación a la misma, así como en la práctica profesional anterior.
Motivaciones: • Necesidad de reestructurar la sociedad dotándola de una mayor justicia social • Posibilidad de establecer un control individual e independiente en el trabajo propio y en la relación con los clientes • La recompensa de prestigio social o económico derivado de la actividad Currículos profesionales fallaban en tres aspectos: • Determinar los sentimientos y actitudes de los clientes • Descubrir y utilizar los datos científicos y otros datos no jurídicos • Determinar los efectos psicosociales 4. ÁMBITOS DE APLICACIÓN DE LA PSICOLOGÍA JURÍDICA Psicología forense: Puede definirse como aquella rama de la psicología jurídica que relaciona sus conocimientos y aplicaciones con vistas a concluir sus hallazgos en el seno de una sala de justicia con la finalidad de auxiliar al órgano juzgador en la toma de su decisión judicial Psicología judicial: Entendida como aquella rama que estudia los factores extrajurídicos que influyen en las decisiones de los órganos judiciales, sean estos de carácter unipersonal o colegiados, y profesionales o legos.
Dos ámbitos: • Carácter académico-universitario y dirigido a conocer los factores que influyen en las decisiones judiciales • Desarrollo de aspectos de asesoramiento a profesionales del derecho en la presentación de pruebas, selección de jurados • Actuación: apoyo a profesionales psicológicos en la toma de decisiones judiciales y en los procesos psicológicos posteriores que pudiera conllevar el denominado estrés profesional Psicología penitenciaria. Aquella rama que analiza y aplica aquellos procesos de evaluación y tratamiento de personas que se hallan bajo custodia penitenciaria, sean condenados o en espera de juicio, y aquellos procesos posteriores de tipo comunitarios destinados su reinserción social.
Psicología criminal. Entendida como el conocimiento de aquellos procesos psicosociales que influyen en la génesis, desarrollo y mantenimiento de la conducta criminal, así como de aquellas técnicas dirigidas a su control previo o detección.
Psicología de la victimización criminal. Estudio de los efectos provocados por un hecho criminal en la víctima, el tratamiento profesional posterior susceptible de ser aplicado y aquellos procesos dirigidos a su prevención.
Psicología policial. Aquella rama dirigida a la aplicación de la psicología clínica, social y criminal a los procesos organizativos de formación, administrativos y de apoyo interno y de investigación policial.
La psicología militar La psicología aplicada a los procesos de resolución alternativa de conflictos. Definida como aquella rama de la psicología jurídica dirigida a conocer, desarrollar y aplicar las metodologías y técnicas psicológicas dirigidas a facilitar los procesos de negociación y mediación como medios para resolver los conflictos sociales sin adentrarse en la vía de litigio judicial ...

Comprar Previsualizar