Tema 2. El contenido de las libertades informativas (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Periodismo - 2º curso
Asignatura Deontologia periodística i llibertat d'expressió
Año del apunte 2015
Páginas 5
Fecha de subida 17/03/2015
Descargas 1
Subido por

Vista previa del texto

Deontología 12-03-15 TEMA 2. EL CONTENIDO DE LAS LIBERTADES INFORMATIVAS Sujetos que pueden ejercer los derechos derechos universales:  libertad de expresión  libertad de información El sujeto fundamental es el periodista Libertad de expresión: Art. 20.1 a) recoge toda creación de la mente y sus posibilidades de difusión La Constitución española no determina el medio a través del cual ejercer la libertad de expresión. La libertad de expresión incluye el lenguaje corporal o el simbólico, a la vez que ampara nuestra manera de vestir.
Libertad de expresión: ampara opiniones Libertad de información: ampara hechos, plenamente refutables ¿Qué elementos constituyen la libertad de expresión? Libertad ideológica: es el elemento previo. Derecho fundamental autónomo.
Sentencia del Tribunal Constitucional 235/2007: el artículo 16.1 de la CE ampara las ideas contrarias a la Constitución y a la democracia, siempre que no se utilice la violencia. Debemos recordar que España no es una democracia militante y que no hay cláusulas de intangibilidad.
Caso de la librería Europa: hace referencia a los límites de la libertad ideológica. El artículo 607.2 del Código Penal afirma lo siguiente: “La difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos tipificados en el apartado interior de este artículo, o pretendan la rehabilitación Deontología 12-03-15 de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos, se castigará con la pena de prisión de uno a dos años”.
la “negación” entraría en conflicto con el artículo 20.1 b).
El “nieguen” ha sido declarado inconstitucional.
La Constitución tiene unos valores muy fuertes. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos se posiciona abiertamente contra los partidos que no condenan la violencia. La noción de “orden público” está protegida por la ley.
Código Penal: 510: incitación a la discriminación y el odio racial de grupos religiosos, ideológicos, de personas por su nacionalidad, orientación sexual, condición física...
525: ofensa de sentimientos religiosos 607.2: justificación de genocidio EE.UU. es el paradigma del mercado de las ideas. La Primera Enmienda prohíbe la creación de cualquier ley con respecto al establecimiento oficial de una religión, o que impida la práctica libre de la misma, o que reduzca la libertad de expresión, o que vulnere la libertad de prensa, o que interfiera con el derecho de reunión pacífica o que prohíba el a solicitar una compensación por agravios gubernamentales. Esta Primera Enmienda, pero, se viola cuando una idea se convierte en peligrosa: entonces se debe intervenir (caso del secesionismo de Texas).
Es mayor la libertad de expresión que la libertad de información, que debe estar sujeta a la veracidad y a la noticiabilidad del hecho.
Libertad de expresión activa: la Constitución recoge la posibilidad de que existan medios de titularidad pública (no que deban existir). Se garantiza el acceso a estos medios públicos de los grupos políticos y sociales significativos.
Eso lo determina la Junta Electoral y se impone también a los medios privados Deontología 12-03-15 (caso de PODEMOS). Recordemos que ello puede suponer un conflicto con la libertad editorial y que la libertad de creación de medios privados se encuentra limitada en el espacio audiovisual.
Límites de la libertad de expresión: degradación, insulto. Existen los derechos al honor, a la intimidad y a la imagen (derechos de terceros). La crítica mordaz a una figura pública se ve amparada; también a una persona privada, pero jamás debe ser insultante.
Criterios para delimitar:  Derecho a la opinión pública: si se ejerce sin violencia, no se vulnera la dignidad de los demás y no se degrada mediante el insulto o la vejación del otro.
 Derecho a la dignidad personal: la dureza de las expresiones no puede menoscabar la dignidad, lo que se produce cuando se desprende de las mismas animadversión, desprecio o descrédito social.
 Necesidad de una expresión dura: las expresiones degradantes están desprovistas de interés público (insulto) y convierten en ilegítima, constitucionalmente, nuestra opinión.
 Importancia del contexto: el trato indigno desde la posibilidad de una capacidad de reflexión previa debe diferenciarse de la afirmación exaltada en el marco de una polémica. Debemos tener en cuenta el animus iocandi o “ánimo jocoso”.
Libertad de información: su elemento exclusivo es la veracidad informativa.
La veracidad en la actitud informativa viene determinada por la diligencia informativa, haber hecho lo posible para dar la información más correcta y una actitud positiva hacia la verdad, eso es, buscar la verdad y narrarla de forma que se ajuste a la realidad, actuar con celo profesional para llegar a tal convicción y, sobre todo, comprobar los hechos a través de diferentes fuentes, contrastando datos objetivos, verificando versiones o rectificando informaciones. La profesionalidad requiere seguir los códigos deontológicos y Deontología 12-03-15 los usos reconocidos. Por otro lado, el engaño puede ser considerado una intromisión en los derechos de la personalidad.
Como apunte sobre la razonabilidad, hay que señalar que el nivel de diligencia requerido baja cada vez más; como periodistas, no debemos dejar llevarnos por la inmediatez.
Pautas de determinación de la diligencia informativa:  Carácter de la información: la diligencia alcanza cotas máximas de intensidad si la noticia de interés general afecta a los derechos de la personalidad.
 Conducta del informador en relación al contraste de los hechos: estos deben ser confrontados con datos objetivos y fuentes diversas; se deben separar los hechos de las opiniones.
 Conducta del informador frente a las fuentes de información: el nivel de credibilidad de la fuente no libera al periodista de su obligación de contrastar los hechos. El Tribunal Constitucional afirma que la conexión objetiva de la fuente con los hechos rebaja la exigencia de comprobación.
El contenido de los hechos y su realidad No se debe (puede) exigir objetividad en su interpretación, pero los hechos deben responder a la realidad de su propia investigación.
Información neutral: es la información en cuya elaboración y búsqueda no participa directamente el medio de comunicación o periodista. Un reportaje neutral debe dar cuenta de afirmaciones o declaraciones de un tercero. Ello incluye entrevistas, cartas al director y debates o informaciones dadas directamente por los ciudadanos. En este caso, la veracidad de lo transmitido responde al que realiza las afirmaciones, aunque el periódico debe identificar a la persona que revela la información.
Deontología 12-03-15 El periodista, eso sí, tiene que establecer una serie de cautelas formales para determinar la responsabilidad:  Reelaboración de la información dada por el ciudadano: ya no estamos ante un reportaje neutral. En este sentido, hay que tener cuidado con los titulares.
 El ciudadano da una información difundida en directo: sólo se exige al medio la identificación de la persona, excluyéndose la prensa del corazón.
 Los medios de comunicación hacen un reportaje neutral cuando se da cuenta de una información publicada por otro medio (El País publicó el cuaderno de Bárcenas y los otros medios publicaron esa información).
...