hongos no verdaderos (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Biología - 1º curso
Asignatura Botànica
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 04/11/2014
Descargas 7
Subido por

Descripción

Apuntes de Botanica para cualquier asignatura de Biociencias (biomedicina, genetica, microbiologia, biologia ambiental, nanotecnologia, biotecnologia)

Vista previa del texto

Tema XVII: Filogenia Fúngica II Tradicionalmente los hongos se estudiaron por la micología, pero solo los hongos verdaderos.
No todos los organismos estudiados por los micólogos son hongos verdaderos, algunos están en otros reinos, excepto el Plantae, donde nunca encontraremos hongos.
Los hongos del reino ameboide no tienen pared celular, tienen células desnudas. Los pseudohongos tienen pared celular de celulosa. Los hongos verdaderos tienen pared celular de quitina.
Los hongos verdaderos no tienen flagelos en ninguna parte de su ciclo biológico, sin embargo los otros dos sí que tienen flagelos. Cada grupo de organismos tienen mitocondrias diferentes. Los hongos ameboides tienen morfología de ameba, la célula desnuda se llama plasmodio y se mueve reptando.
Lisotrofia es la alimentación de los pseudohongos y de los hongos verdaderos y consiste en segregar enzimas que degradan la materia orgánica y después recoger tanto la enzima como el alimento degradado.
Ameboides Los hongos ameboides se dividen en tres grupos, cada uno en filiums diferentes:    Mixomicetes: son los que realmente estudiaremos.
Acrasidos Plasmodioforidos Una ameba se parece a un hongo porque forma esporas en esporangios aéreos. Se parece a un animal porque es una ameba, una célula desnuda (plasmodio) polinucleada con numerosas corrientes citoplasmáticas que facilita su movimiento. Una ameba es lo mismo que un plasmodio. En el interior de la celula hay numerosos núcleos, se mueven por medio de pseudopodos que hacen que el organismo vaya reptando. Se nutren por fagocitosis. Si aparecen dos amebas juntas se pueden fusionar para ocupar más terreno. También puede pasar por encima o incluso matarla para seguir por delante.
La fase vegetativa o de crecimiento es la etapa del ciclo de vida de un hongo, formada por filamentos microscópicos muy pequeños, llamados hifas, que se agrupan y forman una masa filamentosa llamada micelio que se expande sobre el sustrato. Es una masa protoplasmática desnuda pluricelulada con movimientos por reptación y fagocitosis.
Si dos hifas se fusionan dan lugar a un esporangio parecido al de los zigomicotas aunque en este caso se forman para la reproducción sexual. Por su morfología son iguales, de nuevo hay una prolongación perpendicular al sustrato (pie) con una bolsa llamada peridio que en la mayoría de los casos esta calcificado. En el interior se forman esporas y están sujetadas por la columela (continuación del pie).
El hongo ameboide es diplo-haploide. Partimos de los organismos haploides, es decir, el estado ameboflagelado. Se puede comportar como mixamebas (sin flagelos) o mixoflagelados (amebas con flagelos). Cuando hay mucha humedad y poca temperatura los hongos ameboides se transforman en mixoflagelos. Si en el medio hay mucha temperatura y falta agua, se transforma en mixameba de nuevo, ya que no podrá usar los flagelos para moverse. La transformación es continua, pueden estar cambiando todo el tiempo. Hay momentos en los cuales si tiene condiciones peores pueden formar enquistamientos, estructuras de resistencia con membrana muy gruesa para que cuando las condiciones ambientales sean las óptimas vuelvan a dar una ameba.
En un momento dado se fusionan para dar lugar a un individuo diploide. El plasmodio diploide puede también protegerse si las condiciones son malas, la membrana se engruesa y se forma un esclerocio. Cuando el plasmodio diploide madura forma un esporangio que da esporas diploides que da cuatro meiosporas haploides, tres abortan y solo una germina.
Pseudohongos (oomycetes) Actualmente se encuentran emparentados con las heterocontas diatomeas y algas pardas. A diferencia entre heterocontas autótrofas, estos tienen morfología miceliar y son heterótrofos. Se vuelven a diferenciar en tres grandes grupos. Los oomicetes se parecen a las algas, a los hongos y tienen otras características propias.
Se parecen a las algas porque existe fase flagelar con dos flagelos diferentes (Heteroconta, dos flagelos diferentes). Su pared celular es de celulosa, como las algas. Se parecen a los hongos verdaderos porque su morfología es de filamentos (hifas cenocíticas, solo aparecen septos para aislar las estructuras reproductoras) agrupadas en micelios. Segregan encimas que degradan la materia orgánica para posteriormente reabsorberla, es decir, son lisotrofos. Tienen características propias como por ejemplo que la reproducción se da por oogamia especial porque los espermatozoides no tienen flagelo. Además la fecundación se hace por contacto de los gametangios. Su ciclo es diploide y son en su mayoría acuáticos aunque también parasitan plantas. No necesitan flagelo porque el anteridio penetra el oogonio. Se forma un organismo, el hongo crece dentro del oogonio.
Las estructuras flageladas aparecen en la reproducción asexual (zoosporas), se da la reproducción asexual si no encuentra pareja. Las zoosporas salen cuando están completamente maduras, la hifa se tabica para dar zoosporangios y en ese momento las esporas se forman por mitosis.
Muchos peces tienen estructuras algodonosas que son un hongo del orden saprolegniales.
También pueden vivir en la superficie del agua en materia en descomposición, como es el caso de los pitiales. Uno de los parásitos más importantes es la phytophthora infestans, del orden Pereonsporales, que vive en las hojas de la patata en la cual forma los esporangios. Las esporas van a otra hoja y vuelven a crecer. Si caen en el suelo y está muy húmedo, viajan hasta el tubérculo y mata la patata. Es el hongo más peligroso y ha creado grandes hambrunas en Galicia y en Irlanda.
...