Tema 19: Mandato. Prestaciones de Servicios (2013)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Civil II
Año del apunte 2013
Páginas 9
Fecha de subida 17/10/2014
Descargas 2

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     Tema  19:  Mandato.  Prestaciones  de  servicios   Concepto  y  caracteres.  Clases     Mandato   y   representación   no   es   lo   mismo.   El   mandato   puede   ir   ligado   a   la   representación   (si   se   hace   en   nombre   del   mandante)   o   no   (si   se   hace   en   nombre   propio).  Representación  y  mandato  pueden  ir  juntos  o  separados.       Es   importante   tener   en   cuenta   que   lo   que   se   hace   es   encargar   a   otro   una   gestión   jurídicamente   relevante   en   mi   esfera   patrimonial.   Es   esencial   que   tenga   cierta   repercusión   en   ésta   pues   nos   permitirá   distinguir   el   mandato   del   arrendamiento   de  servicios.     En   el   arrendamiento   de   servicios   estamos   ante   gestiones   que   no   tienen   porque   ser   jurídicas.   Para   poderlos   distinguir   bien:   En   el   mandato   se   encarga   a   otro   una   gestión  jurídicamente  relevante  para  mi  esfera  y  en  la  que  el  mandatario  actúe  en   mi   lugar,   en   sustitución   mía.   Por   otro   lado,   en   el   arrendamiento   de   servicios   encargo  a  otro  que  lleve  a  cabo  una  actividad,  ya  sea  jurídicamente  relevante  en  mi   esfera  o  no,    que  yo  personalmente  no  podría  hacer  por  no  tener  las  cualidades  y   condiciones   para   llevarla   a   cabo.   El   arrendamiento   de   servicios   está   haciendo   es   extendiendo   las   posibilidades   de   actuación   del   mandante,   hace   algo   que   el   mandante  no  tiene  cualidades  para  realizar.       Un   mismo   contrato   puede   a   la   vez   ser   un   contrato   de   mandato   y   uno   de   arrendamiento   de   servicios.   Ejemplo:   Contrato   mi   abogado   para   que   ejerza   sus   funciones  (redacte  el  contrato)  y  además  venda  mi  bien.       Otra   diferencia   es   que   el   mandato   es   de   naturaleza   gratuita   mientras   que   el   arrendamiento   de   servicios   es   oneroso.   Cabe   señalar   que   respecto   al   mandato   puede  pactarse  la  onerosidad  (1.711).         Caracteres  del  mandato:   ! Consensual.   El   mandato   es   un   contrato   consensual,   se   perfecciona   por   consentimiento,     productor   de   obligaciones   principales   reciprocas   o   sólo   para   el   mandatario,   según     que   medie   o   no   retribución,   y   de   marcado   carácter   personal:   la   confianza   del   mandante   en   el   mandatario   es   su   trasfondo.     ! Gratuito  por  naturaleza  pero  se  puede  pactar  la  onerosidad  (1.711)   ! No  requiere  requisitos  formales   ! De  cooperación  en  asuntos  jurídicamente  relevante.  Los  elementos  clave  del   mandato  son:     o Ajenidad:  se  gestionan  los  intereses  en  beneficio  del  mandante,  no  se   incluye  el  interés  propio   o Confianza:   es   fundamental   que   yo   confíe   en   el   mandatario   pues   lo   que  le  encargo  que  realice  va  a  repercutir  sobre  mi  esfera  jurídica.  Se   presume   que   es   un   contrato   intuitu   personae.   Esto   conlleva   la     162   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     contemplación   de   la   muerte   como   causa   de   extinción   del   contrato.   Asimismo   se   puede   revocar   en   cualquier   momento   por   la   pérdida   de   confianza.           Clases  de  mandato:   ! Por  la  existencia  de  poder  de  representación   o Representativo:  el  mandatario  actúa  en  nombre  del  mandante   o No  representativo:  no  hace  evidente  esa  representación.  Oculta  que   está  representando  a  su  mandante     ! Por  la  extensión  de  la  gestión  contenida  (1.712  Cc)   o Poder  general:  se  hace  para  todos  los  asuntos  del  mandate,  todos  los   asuntos  de  una  determinada  esfera  jurídica   o Poder  especial:  se  da  para  unos  asuntos  concretos  y  determinados.     ! Por  la  naturaleza  de  la  gestión  encargada  (1.713  Cc)   o En  términos  generales:  poder  para  actos  de  administración   o Expreso   o   especial:   para   actos   de   disposición   (vender,   gravar,   hipotecar,  donar…)     ! Por  el  modo  de  conferirse  (1.710  Cc)   o Tácito   o Expresa     ! Por  la  existencia  o  no  de  retribución  (1.711  Cc)   o Gratuito   o Oneroso     Estructura:  capacidad,  objeto  y  forma     Capacidad     El   mandante   no   requiere   ninguna   cualificación   especial   en   cuanto   a   capacidad,   la   propia  para  cada  negocio  jurídico,  los  requisitos  exigibles  para  llevar  a  cabo  el  acto   concreto  para  el  que  conceda  el  mandato.  Sin  embargo,  el  mandatario  (1.716  Cc)  si   que  requiere  cierta  capacidad.  El  menor  emancipado  puede  ser  mandatario:     ! Si  actúa  en  nombre  del  mandante  podrá  desarrollar  cualquier  acto  para  el   que  se  le  haya  conferido  poder,  incluso  cuando  esté  realizando  actos  que  no   estaría  facultado  para  hacer  respecto  de  su  patrimonio     ! Si   actúa   en   interés   pero   no   en   nombre   del   mandante   solo   responderá   el   mandatario  conforme  al  grado  de  responsabilidad  de  los  menores  (1.301  a   1.304).           163   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     Objeto   El   objeto   directo   del   mandato   es   como   hace   la   actividad   el   mandatario.   Ejemplo:   como  busca  compradores,  consigue  buenas  condiciones,  el  precio  que  tiene  que  ser…     El   objeto   indirecto   o   mediato   es   el   resultado   de   la   actividad   que   realiza   el   mandatario.  Ejemplo:  venta  en  sí  misma     El  objeto  indirecto  del  encargo  que  le  hago  debe  ser  lícito,  posible  y  determinado  o   determinable.  Si  carece  de  alguno  de  estos  tres  elementos  el  mandato  será  nulo.       Obligaciones  del  mandatario   Debe   cumplir   el   encargo   que   se   le   ha   encargado.   Este   cumplimiento   debe   estar   dentro   de   los   límite   marcados   (qué   te   encargo)   y   siguiendo   las   instrucciones   indicadas  (como  te  lo  encargo).  Hay  que  ceñirse  a  ambos  elementos.       Ateniéndose  al  1.714  el  mandatario  no  podrá  traspasar  los  límites  del  mandato.  No   se  considerarán  traspasados  los  límites  del  mandato  si  se  ha  conseguido  algo  más   ventajoso   para   el   mandante   (1.415).   Sin   embargo   esta   medida   dependerá   del   contexto  y  circunstancia  concretas.  Esto  tiene  sentido  cuando  las  circunstancias  en   las  que  el  mandante  había  concedido  el  mandato  se  han  alterado  de  tal  forma  que   si  se  siguiesen  al  pie  de  la  letra  no  se  conseguiría  el  objetivo  del  mandante  y  hay   otra  forma  de  cumplir  en  que  se  consigue  de  otro  modo  un  objetivo  parecido  pero   más   ventajoso   dadas   las   nuevas   circunstancias.   Ejemplo:   cómprame   un   terreno   para   construir   en   una   zona   porque   me   quiero   construir   una   casa   y   cuando   va   a   comprar  se  entera  que  dentro  de  poco  van  a  hacer  que  no  sea  edificable  dicha  zona   por  lo  que  compra  el  terreno  en  otro  paradero.       El   mandatario   deberá   ejecutar   el   mandato   siguiendo   las   instrucciones   señaladas   por  el  mandante.  De  no  haberse  señalado  ninguna  deberá  actuar  con  la  diligencia   del  buen  padre  de  familia.     El  mandatario  responderá  tanto  por  culpa  como  por  dolo.  Responderá  además  de   los   daños   y   perjuicios   que   se   ocasionen   al   mandante   por   incumplimiento   del   encargo.  Esto  incluye  tanto  el  incumplimiento  total  como  la  ejecución  defectuosa,   el  incumplimiento  de  las  instrucciones  y  la  extralimitación  en  sus  facultades.     Se  podrán  tener  auxiliares  o  sustitutos  con  los  límites  y  condiciones  del  art.  1.721.   En  el  mandato  mercantil  no  se  podrá  efectuar,  sin  embargo.     Artículo  1721.  El  mandatario  puede  nombrar  sustituto  si  el  mandante  no  se  lo  ha   prohibido;  pero  responde  de  la  gestión  del  sustituto:   1. Cuando  no  se  le  dio  facultad  para  nombrarlo.   2. Cuando  se  le  dio  esta  facultad,  pero  sin  designar  la  persona,  y  el  nombrado   era  notoriamente  incapaz  o  insolvente.   Lo  hecho  por  el  sustituto  nombrado  contra  la  prohibición  del  mandante  será  nulo.     El  mandatario  está  obligado  a  dar  cuenta  de  sus  operaciones  y  abonar  al  mandante   cuanto   haya   recibido   en   virtud   del   mandato   (1.720   y   1.724).   La   rendición   de   cuentas   no   está   sujeta   a   formalidad,   debe   resultar   de   la   dación   de   lo   que   el     164   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     mandatario   haya   recibido   y   de   las   demás   operaciones   como   venta,   compra,   custodia,   procedimientos   judiciales…   La   rendición   de   cuentas   ha   de   hacerse   a   base   de   documentación   y   comprobantes.   El   mandatario   debe   abonar   al   mandante   cuanto  haya  recibido  en  virtud  del  mandato,  aun  cuando  lo  recibido  no  se  debiere   al   mismo.   Entonces   no   sólo   lo   recibido   del   propio   mandante   sino   de   terceros   respecto   de   los   cuales   haya   actuado   el   mandato,   incluso   lo   recibido   de   ellos   indebidamente,   ya   que   es   el   mandante   responsable   de   la   devolución   de   lo   indebido.   El   mandatario   deber   abonar   al   mandante   aquello   que   debía   haber   recibido  y  no  pudo  por  su  culpa.  Esto  es  un  problema  de  responsabilidad  por  culpa   en  el  desarrollo  de  la  gestión.         Obligación  del  mandante   Deberá  retribuir  al  mandante  si  el  contrato  es  oneroso.     Puede   que   tenga   la   obligación   de   realizar   una   provisión   de   fondos   para   las   actuaciones   del   mandatario   (1.728).   De   no   hacerlo   deberá   anticiparlo   el   mandatario   y   después   el   mandante   devolverle   lo   pagado   más   los   intereses   devengados,  aún  cuando  el  negocio  no  hubiera  salido  bien.       Deberá   resarcir   los   daños   que   ha   recibido   el   mandante   (siempre   y   cuando   no   haya   ni  dolo  ni  culpa)    como  consecuencia  de  sus  acciones  como  mandatario.  Ejemplo:  en   una  obra  le  cae  un  ladrillo  en  el  pie.       Si   el   mandante   no   le   satisface   alguna   de   estas   obligaciones   el   mandatario   tendrá   la   facultad  de  retener  la  cosa  hasta  que  se  le  satisfaga  lo  que  se  le  debe  (1.730).     Eficacia  simple  y  heteroeficacia   La   eficacia   inter   partes   es   la   eficacia   simple:   los   efectos   que   tiene   el   mandato   entre   las  partes  de  ese  contrato.  Es  decir  entre  el  mandante  y  el  mandatario.     La  eficacia  frente  a  terceros  es  la  heteroeficacia  del  mandato:  eficacia  que  va  más   allá   de   los   que   forman   parte   del   contrato,   efectos   que   se   produce   sobre   terceros.   Tiene   lugar   cuando   el   mandatario   actúa   en   nombre   ajeno   y   no   aparecerá   cuando   actúe  en  nombre  propio.       La  heteroeficacia  se  articula  en  dos  grupos:  la  relación  entre  mandatario  y  tercero   y  la  establecida  entre  mandante  y  tercero.     Relación  mandatario  –  tercero   Art.   1.725.   Nombre   ajeno.   Si   el   mandatario   realiza   una   actuación   nomine  alieno   del   mandatario  estaremos  ante  un  supuesto  de  heteroeficacia.  El  mandatario  es  quien   contrata   con   los   terceros   pero   actúa   en   nombre   ajeno   representando   al   mandante,   produciéndose   los   efectos   de   sus   actuaciones   directamente   en   la   esfera   del   mandante.  Así  pues  se  establecerá  una  relación  entre  mandante  y  tercero.         165   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     Hay  una  excepción  a  la  heteroeficacia  del  mandato  en  nombre  ajeno  que  es  cuando   el   mandatario   se   extralimite   o   asuma   expresamente   responsabilidad,   en   ambos   casos   responderá   el   mandatario.   Si   el   mandante   no   ratifica   la   extralimitación   el   negocio   únicamente   será   vinculante   entre   mandatario   y   tercero,   dejando   al   mandante   desvinculado.   Si   actúo   frente   a   terceros   y   nos   excedemos   en   el   cargo,   debemos   saber   que   el   mandante   no   esta   vinculado   sino   solo   el   mandatario   y   el   tercero.   El   mandatario   estará   obligado   a   proporcionar   al   mandante   de   su   propio   patrimonio   la   diferencia   que   haya   generado   su   extralimitación.   Si   el   tercero   también  conocía  dicha  limitación  deberá  responder  junto  con  el  mandatario  frente   al  mandante.       Art.   1.717.   Nombre   propio.   Si   el   mandatario   realiza   una   actuación   nomine  propio   estaremos   ante   un   supuesto   de   eficacia   simple.   Cuando   el   mandatario   actúa   ocultando  que  está  representando  a  otro    (cosa  completamente  lícita)  el  mandante   tiene   que   ser   consciente   que   los   terceros   con   quien   tenga   relación   no   tendrán   responsabilidad   frente   al   mandante,   no   vinculas   al   mandante   con   el   tercero   sino   que  éste  queda  vinculado  con  el  mandatario.  Consecuentemente  ni  tercero  podrá   reclamar   al   mandante   ni   el   mandante   podrá   reclamar   al   tercero,   todo   deberá   efectuarse  a  través  del  mandatario.  No  quiere  decir  que  yo  no  deba  transmitir  los   efectos   de   lo   que   yo   haya   hecho   al   mandante   sino   que   estaremos   ante   dos   operaciones  entre  mandatario  y  tercero  y  entre  mandatario  y  mandante.       Excepción:   “cosas   propias   del   mandante”:   si   después   se   hace   evidente   que   la   gestión  era  propia  del  mandante  y  no  del  mandatario  sí  que  existe  posibilidad  de   que  el  mandante  actúe  contra  el  tercero  o  viceversa.       Relación  mandante  –  tercero     Si  actúo  en  nombre  ajeno  estoy  vinculando  al  mandante  y  al  tercero,  como  ya  se  ha   dicho  antes.  Dicha  actuación  para  ser  vinculante  para  el  mandante  debe  ser  dentro   de  los  límites  pues  sino  se  estaría  vinculando  al  mandatario  (y  no  mandante)  con  el   tercero.  Se  permite  que  el  mandante  ratifique  dicha  extralimitación,  proceso  por  el   cual  quedaría  vinculado  con  el  tercero.       En   los   supuestos   de   mandato   en   nombre   propio   no   hay   una   vinculación   entre   mandante  y  tercero  salvo  que  se  estén  ante  cosas  propias  del  mandante.       Causas  de  extinción   Las  causas  de  extinción  del  mandato  son  la  revocación,  renuncia  y  muerte.       La   revocación   consiste   en   el   libre   desistimiento   del   mandante.   El   fundamento   lo   encontramos   en   que   si   la   confianza   es   un   elemento   esencial   en   el   contrato   de   mandato,  la  perdida  de  la  misma  debe  ser  motivo  suficiente  como  para  extinguir  el   contrato.  La  revocación  consiste  en  una  declaración  unilateral  y  recepticia.       Los  pactos  de  irrevocabilidad  son  posibles  y  lícitos,  pero  no  hacen  que  el  mandato   sea   irrevocable   sino   simplemente   permiten   al   mandatario   reclamar   una   indemnización   por   el   incumplimiento   de   lo   pactado.   Como   mandante   deberé     166   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     responder   de   las   expectativas   que   el   pacto   de   no   revocabilidad   haya   provocado   sobre  terceros.       La   renuncia   consiste   en   el   desistimiento   del   mandatario.   Es   una   declaración   unilateral   y   recepticia.   Si   renuncia   deberá   indemnizar   por   haber   causado   daños.   Sin   embargo   si   de   continuar   la   gestión   le   hubiera   provocado   un   grave   perjuicio   del   mandante  no  tendrá  obligación  de  indemnizar.       Los   actos   realizados   por   el   mandatario   al   que   ya   se   le   había   extinguido   el   mandato   no   podrán   perjudicar   a   los   terceros   contratantes   siempre   y   cuando   no   se   les   hubiere   notificado   (en   este   caso   incurrirá   en   responsabilidad   el   tercero   pero   el   acto  será  válido).  Asimismo  los  actos  realizados  por  el  mandatario  que  desconocía   la  muerte  del  mandante  serán  válidos.       El  contrato  de  comisión  mercantil:  formación  y  efectos   La  comisión  es  el  mandato  mercantil.  Debemos  tener  claro  que  es  un  contrato  en  el   que  se  gestiona  un  asunto  de  otro  sujeto  pero  que,  a  diferencia  del  mandato  civil,   se   calificará   como   comisión   mercantil.   Gozará   de   dicha   calificación   cuando   concurran  los  siguientes  requisitos:     1. Uno  de  los  dos  sea  comerciante  (comitente  o  comisionista)   2. El  acto  que  se  encarga  sea  un  acto  de  comercio     Si  concurren  ambos  el  mandato  será  mercantil,  por  lo  que  se  aplicarán  los  artículos   240  a  280  Ccom.     Es  un  mandato  en  el  que  se  aplica  de  manera  más  rígida  el  régimen  de  obligaciones   y   responsabilidades   del   mandatario.Estamos   en   el   ámbito   del   comercio   y,   por   lo   tanto,   todo   el   régimen   de   obligaciones   y   responsabilidades   es   más   estricto   pues   se   supone   que   las   partes   que   están   llevando   a   cabo   esta   obligación   son   profesionales.   Consecuentemente  no  existe  ese  principio  del  mandato  civil  de  que  el  mandatario   actúa  de  manera  gratuita,  que  se  le  da  cierto  margen…       Elementos  a  destacar:   • La   comisión   mercantil   es   de   naturaleza   onerosa.   Si   se   ha   pactado   se   le   retribuirá   con   lo   pactado   y   si   no   con   lo   que   sea   común   en   ese   ámbito   concreto.     • El  mandatario  se  puede  obligar  a  la  comisión  de  garantía  mediante  la  cual   se   está   señalando   que   el   mandatario   celebrará   contratos   en   nombre   del   mandante  y  se  compromete  él  mismo  a  pagar  el  precio  de  esas  mercancías   lo  cobre  del  tercero  al  que  lo  ha  vendido  o  no.  Está  asegurando  el  buen  fin   de  la  operación  que  está  celebrando.     • El  mandatario,  a  pesar  de  haberse  comprometido,  se  puede  negar  a  cumplir   el  contrato  si  no  le  han  dado  la  provisión  de  fondos  que  le  debían  entregar   (250   CCom).   En   el   mandato   civil   si   no   se   le   da   la   provisión   de   fondos   lo     167   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     deberá   aportar   él   (y   después   solicitar   su   reembolso)   pues   este   hecho   no   libera  de  la  obligación  de  llevar  a  cabo  el  mandato.     • El   grueso   de   las   normas   que   regulan   la   comisión   mercantil   señalan   básicamente  el  nivel  de  diligencia  que  debe  tener  el  mandatario,  su  régimen   de  obligaciones.  No  hace  falta  entrar  en  el  detalle  de  los  artículos.     El  contrato  de  mediación   Hay   ciertos   tipos   de   contratos   relacionados   con   el   mandato   pero   que   no   pueden   considerarse  como  tales.  Esto  sucede  con  el  contrato  de  mediación  o  corretaje.     Un   contrato   de   mediación   es   un   contrato   en   virtud   del   cual   el   mediador   intenta   facilitar  que  se  celebre  un  contrato.  No  interviene  como  mandatario  pues  no  actúa   en  nombre  ni  en  interés  de  ninguno  de  los  dos.       No  se  obliga  forzosamente  a  que  se  celebre  el  contrato  sino  a  buscar  a  la  persona   ideal   para   que   se   celebre   el   contrato.   Pero   es   cosa   de   los   sujetos   que   deben   celebrarlo  llegar  a  celebrarlo  o  no,  no  es  problema  del  mediador.       El   problema   radica   en   que   en   muchas   ocasiones   no   está   claro   si   se   está   efectuando   un  contrato  de  mandato  o  mediación.     En   la   mediación   un   sujeto   le   encarga   a   otro   (mediador)   que   le   busque   una   contraparte   para   un   contrato.   Poniéndolos   en   contrato   cumple   con   lo   que   se   había   obligado,   de   esta   forma   si   han   pactado   honorarios   tendrá   derecho   a   cobrarlos   desde   el   momento   en   que   los   pone   en   contrato   pues   no   quedan   sujetos   a   que   se   celebre  o  no  el  contrato  posteriormente.     El  contrato  de  prestación  de  servicios   De  este  contrato  ya  hemos  hablado  al  principio.       Acaso  la  que  más  convenza  sea  la  teoría  de  la  fungibilidad  o  sustitución.  Para  ello   debe   analizarse   la   naturaleza   del   encargo   objeto   del   contrato.   Si   el   encargo   es   fungible,   en   el   sentido   en   que   en   abstracto   admite   la   sustitución   del   mandatario   por  cualquier  otro,  estamos  ante  el  mandato.  Si,  por  el  contrario,  no  es  fungible,  no   admitiendo   tal   abstracta   sustitución,   estamos   ante   la   prestación   de   servicios.   Así   cuando   se   trata   de   un   encargo   profesional   que   exige   ser   realizado   por   un   determinado   profesional   que   se   elige   por   su   competencia,   el   contrato   es   de   prestación  de  servicios  (vgr;  se  contrata  a  un  médico,  a  un  abogado).     Contrato  de  agencia   Lo  estudiaremos  en  mercantil  con  más  detalle.  Se  parece  al  mandato  y  la  comisión   mercantil  en  que  el  agente  lo  que  hace  es  celebrar  operaciones  jurídicas,  llevar  a   cabo  actos  en  representación  de  un  sujeto  (que  pueden  ser  contratos  o  no)  para  la   esfera  jurídica  de  alguien  pero  que  lo  hace  en  una  relación  de  manera  continuada.         168   Marcos  Sauquet  Trías         Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     Sería   un   híbrido   entre   arrendamiento   de   servicios   y   mandato.   Actúa   sin   seguir   instrucciones   de   nadie.   Es   un   tipo   de   gestión   de   negocios   que   se   ha   profesionalizado   que   actúa   de   manera   estable   y   permanente   para   llevar   a   cabo   unas  gestiones  y  que  lleva  a  cabo  las  operaciones  de  comercio  necesarios  dentro  de   un  ámbito  concreto.  Tiene  independencia  para  como  llevarlas  a  cabo.     Esta   regulado   por   una   ley.   Rasgos   generales:   profesional,   estable   y   actuación   autónoma  (no  tiene  que  rendir  cuentas  de  manera  permanente).                                                                               169   Marcos  Sauquet  Trías       Índice  T19     Contratos  en  especial   Derecho  Civil  II  –  Tema  19     Tema  19:  Mandato.  Prestaciones  de  servicios  .......................................................  162   Concepto  y  caracteres.  Clases  ...............................................................................................  162   Estructura:  capacidad,  objeto  y  forma  ...............................................................................  163   Capacidad  ...................................................................................................................................................  163   Objeto  ..........................................................................................................................................................  164   Eficacia  simple  y  heteroeficacia  .......................................................................................................  165   Causas  de  extinción  ...............................................................................................................................  166   El  contrato  de  comisión  mercantil:  formación  y  efectos  .............................................  167   El  contrato  de  mediación  ........................................................................................................  168   El  contrato  de  prestación  de  servicios  ...............................................................................  168   Contrato  de  agencia  ..................................................................................................................  168         170   ...