La televisión autonómica vasca: EITB (2014)

Ejercicio Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Periodismo - 3º curso
Asignatura Polítiques de comunicació
Año del apunte 2014
Páginas 2
Fecha de subida 15/12/2014
Descargas 11
Subido por

Vista previa del texto

Miguel  Lois  Vidal     21/03/2014   LA TELEVISIÓN PÚBLICA AUTONÓMICA La televisión pública que tuve que analizar fue Euskal Irrati Telebista (EITB), un ente público, de derecho privado gestionado por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco. El 23 de noviembre de 1982 fue la fecha en la que empezaron las emisiones de la cadena. Por lo que se refiere al financiamiento, el Grupo EiTB presenta una doble financiación: por un lado recibe subvenciones públicas del gobierno vasco. Por otro lado, obtienen ingresos por publicidad.   Los cargos de dirección son de 4 años, una de las principales diferencias con otras televisiones públicas, como la TV3, dónde son 6.
La televisión vasca coincide en varios apartados con las otras cadenas públicas autonómicas como la catalana, la gallega o la andaluza. En todas se busca la máxima independencia del poder, veracidad en la información, accesibilidad y objetividad. Además, en las cadenas con lengua propia (catalana, vasca y gallega) se busca también mantener la lengua, identidad y cultura del territorio.
A nivel de audiencia es realmente curioso como las cadenas autonómicas suelen liderar o tener mucho peso en su territorio. Dudo que sea por motivos de calidad en todas, sino quizás por la proximidad con la que tratan los contenidos y la innovación.
La transparencia es uno de los aspectos (accountability) más fundamentales en una televisión pública porque parte de la inversión proviene de la misma sociedad. Curiosamente, en muchas de las cadenas estudiadas ha costado encontrar los datos económicos con claridad y explicados minuciosamente.
Finalmente, el código deontológico es uno de los signos de identidad de cada medio para establecer una línea editorial y guiar los contenidos por una rama o por otra. En muchas ocasiones queda patente que no terminan de llevarlo a cabo.
Marco legal Una de las claves para entender el actual marco audiovisual es la Ley 7/2010 General de la Comunicación Audiovisual (LGCA). Esta ley no ha llevado nada nuevo sino que lo que ha hecho es dar carta de naturaleza jurídica a realidades ya existentes que ya se habían instalado por razones económicas y/o sociales pero que no estaban reguladas jurídicamente. Esta nueva ley a corto plazo no provocará cambios, pero si habrán efectos a largo plazo.
- La ley ha consagrado el modelo de economía de mercado. Ahora se reconoce con toda claridad la transmisión y alquiler de las licencias y una correspondiente capacidad de uso del dominio público radioeléctrico. Esto nos lleva a un modelo econòmico de mercado, en claro contraste con el control del Estado que había en España. Situación actual: concentraciones empresariales entre los operadores de ámbito estatal, es decir, cadenas privadas que conviven con cadenas públicas.
- La ley consagra también la existencia de un espacio competencial propio de la Comunidades Autónomas para regular la televisión regional y local. Las Comunidades Autonomas tienen permiso para determinar si quieren tener televisión pública y como esta tiene que ser gestionada.
Esta situación ya se daba en España, la ley ahora lo consagra. El Estado durante todo este tiempo intentó tener la habilitación para hacer televisión autonómica y dictar como esta se tendría que desarrollar, pero fracasó. Con la llegada de la TDT, se reconoció desde el Estado la existencia de este espacio competencial autonómico pero todavía no se había regulado. Con la LGCA del 2010 se detallan las bases para un reparto competencial más ordenado, sensato y acorde con el espíritu constitucional.
¿Vale la pena mantener las televisiones públicas? El futuro de las televisiones autonómicas en el Estado español se antoja incierto. La desaparición de Canal 9, provocada por despilfarro económico y voluntad expresa de los políticos valencianos de cerrarlo, ha reabierto el debate: ¿son rentables?. La Administración no puede sufragar muchas veces la financiación pertinente a las televisiones públicas. No es un ámbito esencial en sus presupuestos como sí lo son la sanidad o la educación.
El actual modelo implantado en España está muerto y necesita transformarse de forma muy profunda en los próximos años. Quizás deberíamos ir hacia un modelo como el de Alemania, donde las televisiones públicas se financian con un canon que pagan los usuarios del servicio y con publicidad. En 2005, un informe comparaba la financiación de TV pública de Europa con España, siendo TVE la única cadena pública que ha renunciado a la publicidad de forma absoluta.
La Ley 7/2010 General de la Comunicación Audiovisual (LGCA) no ha beneficiado en absoluto a las cadenas públicas. En plena crisis económica, los grandes grupos han podido concentrarse y crear varios canales: Mediaset (Telecinco, FDF, 9, La Siete, Energy…), Planeta (Antena 3, Nova, Neox, Nitro…) o Unidad Editorial (Veo TV). Todo esto conlleva a una pérdida de pluralismo porque se eliminan voces del mercado.
La crisis puede suprimir algunos canales temáticos que tienen las televisiones públicas y mantener el “generalista” y que habitualmente es el que más audiencia tiene. Hay que ajustar todos los presupuestos   Referencias  bibliográficas       2013. El audiovisual en la Unión Europea, nuevas perspectivas. Revista de derecho de la Unión Europea. (número 24). Recuperado desde: 2013._Crisis_y_transformacion_del_modelo_de_television_autonomica_en_Espana_en_el_co ntexto_europeo_(RDUE__nº_24)-­‐3.pdf       ...

Tags: