TEMA 3 (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura DERECHO CIVIL IV. DERECHOS REALES
Profesor M.G.A.
Año del apunte 2014
Páginas 12
Fecha de subida 02/04/2015
Descargas 19
Subido por

Descripción

Apuntes de clase (powerpoint) + manual (ANTONI VAQUER ALOY- Derecho civil de Cataluña: Derechos reales).

Vista previa del texto

@alexpgo2   1   DERECHO  CIVIL  IV     25/02/2014   TEMA  3:  LA  DONACIÓN     1.  La  donación:  naturaleza  jurídica   2.  El  acto  de  donación:  Estructura,  Capacitad,  Objeto     3.  Forma  y  aceptación   4.   Limitaciones   efecto   dispositivo:   Donaciones   condicionales   y   a   plazo.   Donación   con   cláusula  de  reversión.  Donación  con  reserva  de  la  facultad  de  disponer   5.  Causa  gratuita:  La  donación  modal.  Donación  remuneratoria.  Donación  indirecta     6.  La  revocación  de  donaciones   7.  Les  donaciones  de  carácter  benéfico     LA  DONACIÓN:  NATURALEZA  (art.  531-­‐7)   En   algunos   manuales   está   en   el   apartado   de   contratos,   obligaciones,   esto   obedece   a   la   manera   en   la   que   se   configura   la   donación   en   los   distintos   OJ.   En   Derecho   Romano   se   configuraba   como   un   modo   de   adquirir,   esto   se   sigue   durante   toda   la   E.M   por   una   interpretación,   Jean   Domat,   influyó   en   el   código   civil   de   Napoleón,   y   otro   contemporáneo   suyo:  Pothier.  Esto  dio  como  resultado  que  la  donación  en  algunos  códigos  civiles  pasara  a   regularse  e  interpretarse  como  un  contrato,  de  ahí  esa  dualidad  a  la  hora  de  configurarse  la   donación.  En  el  ordenamiento  español,  el  CC  coloca  la  donación  entre  los  modos  de  adquirir.   Sin  embargo,  la  doctrina  unánimemente  dice  que  la  donación  es  un  contrato.  El  CCAT  dice   que  es  un  modo  de  adquirir.  En  los  artículos  531  CCCAT  se  incluyen  directamente  en  el  título   tercero  del  libro  quinto.       Concepto  Qué  es?     Es  un  acto  de  liberalidad  compuesto  por  la  voluntad  de  una  persona,  donante,  de  enriquecer     a   otra,   o   varias,   personas.   Enriquecerlo   en   el   sentido   de   transmitir   un   bien   de   su   patrimonio   al  del  adquirente  o  donatario.  Hay  un  principio  jurídico,  que  dice  que  nadie  puede  adquirir   una   cosa   sin   o   en   contra   de   su   voluntad,   es   decir,   que   para   adquirir   es   necesario   que   manifiesta  esa  voluntad  de  adquisición  que  se  expresa  a  través  de  la  adquisición.  Es  un  acto   unilateral,   de   voluntad,   por   el   cual   quiere   enriquecer   el   patrimonio   de   una   persona   traspasándole  un  bien  y  el  derecho  que  existe  sobre  ese  bien.     En  definitiva,  la  donación  es  un  acto  de  liberalidad  por  el  cual  el  donante  dispone  de  un  bien   a  título  gratuito  a  favor  de  los  donatarios  que  adquieren  si  aceptan  en  vida.       Es  un  acto  jurídico:   -­‐ gratuito:  se  quiere  enriquecer,  sin  recibir  nada  a  cambio.  Es  siempre  unilateral  por  la   voluntad   porque   quien   se   beneficia   es   una   sola   de   las   partes.   Hay   un   empobrecimiento  del  donante.     -­‐ de   disposición:   para   transmitir   un   derecho   es   necesario   previamente   tener   ese   derecho   y   además   que   el   poder   que   se   tiene   de   ese   derecho   no   esté   limitado;   el   poder  de  disposición.     -­‐ transmisivo:  no  tiene  finalidad  de  crear  una  obligación  como  en  el  contrato.  Hay  una   sola  voluntad  que  es  de  enriquecer  y  transmitir  el  derecho.                   Estructura   Es   un   acto   de   disposición:   es   unilateral,   aunque   requiera   aceptación.   De   hecho   toda   donación   requiere   ser   aceptada.   En   derecho   siempre   se   tiene   que   justificar   a   esto   le   llamamos  causa.  Esto  es  más  difícil  en  el  caso  de  la  donación  pues  no  es  tan  objetivable.  El   jurista  Domat  se  encontró  con  esta  dificultad,  dijo  que  hay  un  motivo  que  hace    a  veces  de   causa.  Es  de  disposición  fundado  en  una  ánimo  liberal:  enriquecer  a  una  persona,  pero  como   hay   una   norma,   es   necesario   una   manifestación   por   parte   del   que   recibe:   la  aceptación;   que   también   es   un   acto   unilateral.   A   partir   de   ese   momento,   jurídicamente,   se   produce   el   efecto   de   la   irrevocabilidad,   artículo   531-­‐8   CCCAT,   la   transmisión   que   persigue   la   donación   se   produce.   Ese   efecto,   provoca   que   desde   que   el   donatario   acepta   ya   se   produce   la   transmisión  de  la  propiedad  de  manera  que  cuando  el  donante  entrega  la  propiedad  ya  no   es   suya.   En   la   donación   basta   la   adquisición?     y   la   aceptación   desde   ese   momento   ya   se   produce   la   transmisión   del   derecho.   No   requiere   tradición,   en   el   sentido   de   la   teoría   del   titulo   y   el   modo   que   aquí   no   funciona   porque   no   es   un   contrato.   No   requiere   tradición   (trasmisivo   per   se).  Entrega,  tipo  de  forma  (art.  531-­‐12.2).   Es   lo   mismo   que   sucede   en   una   sucesión,  una  herencia,  que  es  un  modo  de  adquirir  independiente  del  contrato.  En  esta,  hay   un   acto   unilateral:   testamento;   determina   los   herederos   y   se   les   ofrece   la   herencia   y   los   herederos  aceptan  o  no.  La  donación  como  el  modo  de  adquirir  es  parecido  a  la  herencia.  En   definitiva,   no   existe   el   compromiso   que   existe   en   el   contrato.   La   Estructura   es   similar   a   la   que  tienen  los  contratos:    Sujetos,  Objeto,  Forma.       SUJETOS  -­‐    CAPACIDAD   Las   reglas   que   rigen   para   donar   son   las   reglas   generales   de   los   contratos:   los   mayores   de   edad  no  incapacitados.     Respecto  del  Donante:  art.  531-­‐10   - Capacidad  de  obrar  (menores  emancipados,  menores,  potestades,  asistencia).   Las   reglas   que   rigen   para   donar   son   las   reglas   generales   de   los   contratos:   los   mayores   de   edad   no   incapacitados.   Lo   que   significa   que   cuando   se   trata   de   un   menor  de  edad,  no  puede  hacerlo  libremente,  sino  sólo  respecto  de  aquellos  actos   que  el  OJ  le  otorga  capacidad.  Al  emancipado  hay  ciertos  actos  que  no  puede  hacer   respecto  de  ciertos  muebles.  En  resumen,  cuando  se  trata  de  menores,  en  cada  caso   concreto   habrá   que   ver   si   esa   donación   la   puede   hacer   por   sí   solo   o   si   necesita   complemento  de  capacidad.  El  tema  de  la  capacidad  es  uno  de  los  problemas  más   frecuentes  en  la  práctica,  entonces  se  mira  de  proteger  a  la  persona.   - Poder   de   disposición   (tutela   curatela):   No   tiene   nada   que   ver   con   capacidad.   Significa   que   una   persona   puede   disponer   del   derecho   sobre   un   objeto:   cuando   el   derecho  que  tiene  a  su  vez  comporta  esa  facultad.  El  derecho  subjetivo,  poder  que   se   le   reconoce   a   la   persona.   Poder   de   disposición   es   el   poder   que   le   permite   a   la   persona  decidir  cuál  es  el  destino  de  ese  derecho.  Entonces,  a  veces  está  limitado,   puede   existir   una   prohibición   legal,   o   puede   existir   una   limitación   judicial.   Cuando   el   donante   dona   su   finca   pero   no   puede   porque   esta   embargada   por   deudas   a   hacienda,   se   le   impide   disponer,   es   propietario   pero   hasta   que   no   se   resuelva   no   puede   disponer.   Surge   una   nuevo   principio:   nadie   puede   disponer   aquello   que   no   tiene.  Venderla  sí  pero  no  transmitir.     - Prodigalidad:               @alexpgo2   3   DERECHO  CIVIL  IV     Donatario:  art.  531-­‐20   Se  le  mira  con  otra  cara,  es  quien  se  enriquece,  es  beneficioso  para  él.  La  ley  rebaja  mucho  la   capacidad,  basta  la  capacidad  natural:  entender  y  querer.  Basta  que  la  persona  a  la  cual  se  le   dona   sepa   lo   que   está   recibiendo,   que   lo   entienda.   Se   tendrá   que   apreciar   en   cada   caso   concreto.  Si  no  se  tiene,  aplicamos  reglas  generales  y  necesitará  de  la  representación  legal  o   de   la   asistencia   y   la   misma   idea   se   aplica   a   las   personas   que   tengan   una   sentencia   de   limitación  de  la  capacidad.     Pero,  respecto  de  determinadas  donaciones:  donaciones  con  cargas,  gravámenes,  modo  g   intervención   de   representantes   legales,   asistencia.   Con   perjuicio   para   el   donatario,   la   ley   exige  la  presencia  del  representante  legal:  las  de  cargas,  etc.  Estas  no  son  las  ordinarias,  sino   que   comportan   o   pueden   implicar   una   obligación   para   el   donatario;   para   ellas   no   basta   la   capacidad  natural.     Finalmente,  dos  supuestos  especiales:   - El  concebido  es  el  que  en  principio  tiene  que  nacer.  Se  entiende  que  los  que  serían   sus   representantes   legales   cuando   nazca   son   las   personas   a   los   que   la   ley   legitíma   para  aceptar  la  donación.     - El  concepturus,  si  tienes  un  hijo  le  regalaré  x,  aquí  no  existe  todavía  la  persona  del   destinatario,  la  ley  dice  que  sí  que  se  pueden  hacer,  pero  califica  la  donación  como   condicional;   de   que   el   donatario   llegue   a   existir,   porque   aplicamos   reglas   de   la   condición   suspensiva:   fija   el   acto   jurídico   pero   lo   que   queda   en  suspenso,   pendiente   es   su   eficacia,   queda   pendiente   de   algo,   de   que   llegue   a   nacer,   si   nace   el   acto   jurídico  producirá  la  eficacia  que  se  busca  que  es  la  donación.       Objeto  (art.  531-­‐11).     Bien  cierto  y  determinado.  Comprende:   - Cosas  materiales,  derechos.  Bien  en  sentido  jurídico   - Identificado:  determinación   - Existente.  Carácter  dispositivo  de  la  donación  excluye  los  bienes  futuros.  Nemo  dat   quod  non  habet.     Recogido   en   la   norma,   531-­‐11   CCAT.   En   definitiva,   se   puede   donar   cualquier   cosa,   pero   se   requiere   que   se   trate   de   un   objeto   determinado   (porque   esto   identifica)   y   que   además   el   objeto  deba  existir,  sea  cierto.  Aquí  puede  que  el  sujeto  no  exista.  Pero  el  objeto  debe  existir   porque  nadie  puede  dar  aquello  que  no  tiene.  En  cambio  en  contratos  sí,  se  puede  contratar   sobre   cosa   futura:   aleatorios   o   condición   suspensiva.   No   se   pueden   donar   bienes   futuros,   pero   sí   que   se   puede   hacer   una   promesa   de   donación   y   la   ley   le   reconoce   su   carácter   obligatorio.     Puede   donarse   un   solo   bien,   bienes   compuestos   o   una   universalidad   de   bienes;   conjunto  de  cosas  homogéneas  que  la  ley  las  considera  como  un  todo  a  los  efectos  de  actuar   como   objeto;   rebaño,   biblioteca.   Las   universalidades   pueden   ser   objeto   de   donación,   siempre   que   estén   determinados.   La   ley   dice   que   si   no   se   excluyen   bienes   la   donación   se   extiende   a   todo.     Cuantía:   límite   g   respeto   a   las   legítimas.   Uno   puede   donar   todo   lo   que   quiere:   existe   el   principio,   límite   legal:   es   el   de   la   legítima,   es   una   parte   del   patrimonio,   la   cuarta  parte,    de  la  persona  que  por  ley  está  destinado  a  determinadas  personas  que  son  los   hijos   y   el   cónyuge   o   pareja   estable.   En   derecho   CCCAT:   cuarta   parte   (un   tercio   en   el   CC   español)   de   los   bienes   dejados   en   herencia   que   se   distribuye   en   el   número   de   herederos.   Esta  legítima,  es  un  efecto  legal  que  el  testador  no  puede  obviar  porque  se  podrá  declarar  su   testamento   nulo.   Podemos   donar   todo   nuestro   patrimonio   pero   hemos   de   respetar   la   legítima.  Si  el  donante  lo  ha  respetado  o  no,  se  verá  en  el  momento  en  que  haya  muerto  la   persona,   porque   claro   depende   del   momento   de   cuando   hace   la   donación,   no   se   ve   si   se   perjudica,   pero   cuando   se   muere   se   recompone   el   patrimonio:   delictum   más   donatum.   Entonces    se  hacen  los  números,  si  no  se  cubre  la  parte,  entonces  se  reducen  las  donaciones,   incluso  algunas  se  pueden  llegar  a  eliminar.  Tiene  efectos  retroactivos.  Esto  el  donatario  lo   ha  de  tener  presente.       El   otro   límite   es   que   una   persona   no   puede   quedarse   en   el   momento   de   la   donación   en   situación   que   no   pueda   mantenerse   por   sí   misma,   salvo   que:   persona,   dona   sus   bienes   a   otra,   con   la   carga   que   esta   persona   la   mantenga   hasta   que   muera,   entonces   si   tiene   asegurada  a  graves  de  esta  vía  la  subsistencia  pero  si  no  la  tiene  entonces  no  será  valida.  Es   posible  que  se  puede  revocar  la  donación  por  parte  del  propio  donante.       ACEPTACIÓN  Y  FORMA   Aceptación:  adquisición  del  derecho,  irrevocabilidad,  necesidad  (  arts.  531-­‐7  y  8  ).  A  partir  de   la   aceptación   la   donación   deviene   irrevocable.   Mientras   no   hay   aceptación   la   donación   es   revocable.  En  esto  se  diferencia  del  testamento:  pues  el  testamento  se  puede  ir  cambiando   hasta  la  muerte.     Es  un  acto  eminentemente  formal,  quien  dona  ve  mermado  su  patrimonio,  por  eso  se  exige   una  forma  que  garantiza  la  seriedad  y  la  conciencia  de  la  persona  cuando  hace  un  contrato,   se  presume.  Por  eso  se  dice  que  hay  libertad  de  forma.  En  el  caso  de  la  donación,  como  no   hay  compromiso  a  ello  le  sustituye  la  formalidad.  La  ley  distingue  según  el  tipo  de  bienes  que   se   donan   si   son   muebles   o   inmuebles.   Tradicionalmente,   se   tiende   a   pensar   que   los   inmuebles  tiene  más  valor.  Aunque  no  siempre  es  así.     -­‐  Bienes  muebles:  por  escrito   (art.  531-­‐12.2).   No   es   necesario   fedatario   público.   Vale   también   la   donación   verbal,   pero   requiere   para   que   sea   auténtica   que   en   el   momento  en  que  se  haga  se  efectué  inmediatamente  la  entrega  de  los  bienes  (art.   531-­‐8.1  y  531-­‐12.2),  sino  por  escrito.   -­‐  Inmuebles:  escritura  pública   (art.  531-­‐12.1)  y  que  conste  la  aceptación  que  hace  el   donatario.   Pueden   ser   dos   escrituras   o   una   sola.   Si   es   posterior   se   notificará   notarialmente   al   donante   la   aceptación.   Cuando   se   le   notifica   se   cuenta   como   sabida.       PLURALIDAD  DE  DONATARIOS  (art.  531-­‐22)   Es  posible  donar  a  más  de  una  persona,  esto  lo  rige  la  voluntad  de  la  persona.  Pero  si  no  se   dice  nada  la  ley  establece  una  presunción  de  igualdad:  La  donaciones  y  reversiones  a  favor   de  más  de  un  donatario,  conjuntas  y  simultáneas  se  entienden  hechas  por  partes  iguales.   Simultáneo   quiere   decir   que   todos   son   donatarios   en   el   mismo   momento.   Donar   una   casa   por  30  años  después  a  tu  hijo,  varias  personas  pero  no  conjuntamente  sino  una  después  de   la   otra.   Supuesto   de   no   aceptación   de   alguna   persona:   acrecimiento   a   los   demás,   salvo   previsión   contraria.   Acrecimiento   significa   que   las   cuotas   de   los   que   sí   aceptan   se   ven   incrementadas,   salvo   previsión   contraria.  Otro   problema   resulto   en   la   ley   es   la   donación   por   ingratitud:   la   norma   que   establece   la   ley   es   el   acrecimiento   a   favor   de   los   demás   proporcional  a  la  cuota.     MOMENTO  DE  EFICACIA   Modalidades  de  donación:  art.531-­‐9.   - Inter  vivos:  es  la  donación  que  va  a  producir  sus  efectos  en  vida,  entonces  desde  el   momento   que   se   produce   la   aceptación,   desde   que   sea   conocida   es   desde   que   tiene   lugar   el   efecto   de   transmisión   y   la   adquisición   de   manera   que   después   el   donante   lo   que  tiene  que  hacer  es  entregar  la  cosa  porque  ya  no  es  suya.  No  consideración  de  la   muerte  del  donante.  Eficacia  desde  aceptación  g  adquisición.     @alexpgo2   5   DERECHO  CIVIL  IV     - Mortis  causa:  consideración  a  la  propia  muerte  de  quien  dona.  Normas  del  libro  de   sucesiones   (arts.   432-­‐1   a     432-­‐5).   Aceptación   en   vida   del   donante.   El   simple   hecho   que   se   aplace   la   entrega   de   la   cosa   al   momento   de   la   muerte:     El   aplazamiento   en   la   entrega   del   bien   al   momento   de   la   muerte   no   la   hace   mortis   causa.   Tampoco   la   reserva   del   usufructo   implica   una   donación   mortis   causa,   sino   que   será   inter   vivos   sometida   a   las   reglas   de   las   donaciones   inter   vivos.   Son   donaciones   que   siguen   el   régimen   de   la   sucesión   de   manera   tal   que   un   elemento   de   la   estructura   de   la   donación   es   la   muerte   del   donante.   Aunque   pueden   hacer   inter   vivos:   puede   comunicarse  al  donatario.  Mientras  tanto,  no  produce  al  transmisión.  La  variante  es   que  la  aceptación  es  anticipada.  Se  puede  hacer  también  en  el  testamento.       LIMITACIONES  AL  EFECTO  DISPOSITIVO   Elementos   accidentales   son:   condición,   término   y   el   modo.   En   una   donación   se   pueden   incluir  todas.  Todos  estos  supuestos  son  los  que  aparecen  recogidos  en  la  norma.  Vamos  a   ver   reglas   generales.   Determinación   voluntaria   que   afecta   al   alcance   de     la   eficacia   del   efecto  disposición  e  influye  en  cómo  se  adquiere.   - Aposición  de  elementos  accesorios:  condición,  término.   - Cláusula  de  reversión.   - Reserva  de  la  facultad  de  disponer.     DONACIONES  CONDICIONALES  Y  A  TÉRMINO  (art  531-­‐16)   A  las  donaciones  se  les  pueden  poner  condiciones  o  términos.  La  norma  trata  de  resolver  las   cuestiones  más  controvertidas  que  se  presentan:     Condición  suspensiva   Dice   la   norma   que   esto   es   posible.   Se   fija   la   donación,   incluso   puede   haber   aceptación,  pero  los  efectos  no  se  producen:  No  hay  adquisición  hasta  cumplimiento   de   la   condición.   Entonces,   mientras   tanto,     los   frutos   y   rentas   del   donante   pendente   conditio,   serán   del   donante.   Qué   sucede   si   muere   el   donatario?   Bueno,   como   no   tenía  nada,  lo  único  era  un  derecho  eventual  o  una  expectativa  no  efectiva,  si  muere   no  transmite  nada.  No  transmisión  a  sucesores  de  donatario  (pendente  conditio).                Condición  resolutoria  y  término     Resolutoria   es   aquella   en   la   cual   el   acto   jurídico   produce   ya   eficacia   como   si   fuera   normal.   Y   en   el   término   también.   Aquí   nos   dice   que   mientras   no   se   cumpla   la   condición  o  llegue  el  término  el  donatario  es  quien  realiza  la  adquisición  de  frutos  y   rentas  por  donatarios  y  sus  sucesores  hasta  cumplimiento  (condición,  día).   Qué   sucede   en   estos   casos?   Cargas,   condiciones,   reversiones,   carácter   real:   se   aplican  las  reglas  generales  de  oponibilidad.  Es  decir,  las  previstas  en  relación  con  las   terceras   personas   de   buena   fe   siempre   que   desconozcan   la   existencia   de   estas   cargas.  Que  si  esos  terceros  son  de  buena  fe  serán  protegidos  sino,  deberán  cargar   con   las   consecuencias   desfavorables   que   comporte   para   ellos   la   resolución   del   termino.                         DONACIÓN  CON  CLAUSULA  DE  REVERSIÓN  (art.  531-­‐19)  (I)   Elemento   accidental,   condición   o   término   que   determina   la   restitución   de   los   bienes,   por   voluntad  de  quien  donó,  a  otras  personas  (beneficiarios).  Necesidad  aceptación  beneficiarios   Es  un  punto  aparentemente  complicado  pero  no  lo  es.  Es  cuando  yo  dono  pero  no  lo  hago   de  manera  indefinida  en  el  tiempo  sino  que  se  establece  que  cuando  se  den  determinadas   circunstancias,  normalmente  suelen  ser  circunstancias  muy  varias,  lo  bienes  donados,  van  a   volver   y   por   eso   se   habla   de   reversión   porque   revierten   en   las   personas   que   el   donatario   recibe.  Intervienen:  donante,  donatario  y  beneficiario,  supuestos:     -­‐ Reversión:   donante,   personas   distintas.   Cónyuge,   pareja,   herederos,   terceras   personas  (1)   -­‐ Duda:   sólo   donante   y   caso   de   premoriencia   donatario.   Premoriencia:   que   el   donatario   muere   antes.   Se   entiende   que   cuando   existe   la   cláusula   de   número   1   la   reversión   sólo   se   produce   a   favor   del   donante.   En   todo   caso,   el   beneficiario   de   la   reversión,   el   beneficiario   cuando   se   produce   el   hecho   que   da   lugar   a   la   reversión   necesita  aceptar:   -­‐ Si   cuando   se   cumple,   el   beneficiario   no   quiere   o   no   puede   aceptar   se   purifica   la   donación   (no   retorno   de   los   bienes).   Y   si   no   quiere,   entonces   se   purifica   la   donación   al  extinguirse.     DONACIÓN  CON  CLAUSULA  DE  REVERSIÓN  (art.  531-­‐19)  (II)   En  resumen  la  ley  dice  que  cuando:     ] Beneficiarios   cónyuge,   pareja   o   herederos:   aplicación   de   las   reglas   del   art.   431-­‐27   son  reglas  de  sucesión  que  se  refieren  al  heredamiento;  pacto  sucesorio  por  el  cual   la  persona  que  instituye  en  vida  el  heredero  de  sus  bienes.  (heredamiento)   ] Cuando   el   Beneficiario   sea   un   tercero:   son   normas   del   fideicomiso   (institución   sucesoria  en  la  cual  se  nombran  herederos  en  orden  sucesivo),  sólo  dos  beneficiarios   sucesivos.  Entonces  el  límite  es  de  segunda  generación  para  los  que  no  estén  vivos.   La  idea  es  facilitar  que  los  bienes  si  alguien  quiere  que  salgan  al  mercado  salgan.     ] El  donante  puede  modificar  la  cláusula  en  cualquier  momento.  Para  terceros:  sólo  se   admite  si  la  condición  es  el  nacimiento  de  hijos  del  donatario  y  con  anterioridad  al   cumplimiento  de  la  condición)  (4)   Los   donatarios   cuando   tienen   una   clausula   de   reversión   tienen   un   límite   entonces   ellos  están  grabados  con  la  carga  de  conservar  la  cosa.  Sabe  que  tendrá  que  cuidar   porque  si  se  aplica  la  clausula  tendrá  que  entregar  la  cosa  y  si  no  ha  conservado  bien   responderá.  Carga:  que  si  no  cumples  cargas  con  las  consecuencias.     Si  existe  este  cláusula,  esta  no  opera  automáticamente  sino  que  tiene  que  actuarla   en  donante  o  el  beneficiario.     ] Donatarios:   titularidad   gravada.   Conservación.   Responsabilidad   por   pérdida   o   deterioro  (5)   ] No  opera  automáticamente.  Si  no  se  actúa:  purificación.                       03/03/2014   @alexpgo2   7   DERECHO  CIVIL  IV     La  práctica  de  la  semana  que  viene  estará  integrada  dentro  de  la  explicación.  El  último  punto   que   vimos   fue   la   donación   con   cláusula   de   reversión.   Y   ahora   veremos   lo   que   recoge   el   CCCat,  diferentes  “pactos”  que  dan  lugar  a  donaciones  de  algún  modo  especiales.  Especiales   en   la   medida   en   que   tienen   un   régimen   particular,   que   se   suma   a   lo   que   es   el   régimen   general   de   la   donación.   Veremos   los   diferentes   tipos.   Todos   estos   casos,   por   las   particularidades  que  presentan,  por  el  hecho  de  que  en  algún  momento  pueden  hacer  dudar   de  la  naturaleza  gratuita  de  la  donación,  son  las  que  se  consideran  de  manera  especial.     4.3  RESERVA  FACULTAD  DE  DISPOSICIÓN  (art.  531-­‐20  CCCat)   En  la  donación  con  reserva  de  la  facultad  de  disposición  lo  que  ocurre  es  que  el  donante  se   reserva   la   facultad   de   disposición,   esto   es,   se   trata   de   aquella   donación   en   la   que   el   donante   hace   la   transmisión   del   objeto   de   la   misma,   pero   se   reserva   la   facultad   de   disponer   los   bienes   que   ha   donado.   Eso,  de  alguna  forma,  puede  llamar  la  atención,  porque   ¿qué  tiene  de  donación  eso  si  el  donante  dice  “yo  te  doy  esto  pero  me  reservo  la  facultad  de   disposición”,   si   la   facultad   de   disposición   es   un   elemento   importante   en   la   mayoría   de   derechos?   La   facultad   de   disposición,   la   ley   asemeja   esta   donación   con     reserva   de   la   facultad   de   disposición  a  una  institución  sucesoria,  que  es  la  sustitución  fideicomisaria.     La  norma  que  lo  regula  (art.  531-­‐20  CCCat)  establece  unos  mínimos  conforme  a  los  cuales,   cuando   se   establece   esa   reserva   de   la   facultad   de   disponer,   son   unos   mínimos   que   deben   respetarse  para  que  pueda  seguir  considerándose  donación.     Básicamente,   la   regla   general   es   que   esa   analogía   que   se   establece   con   la   sustitución   fideicomisaria,   el   principio   conforme   la   cual   la   reserva   de   disposición   solamente   puede   hacerse   a   favor   del   propio   donante,   pero   no   a   favor   de   terceras   personas;   asimismo,   solamente  puede  abarcar  los  actos  específicos  que  se  señalen  lo  que  obliga  por  lo  tanto  a   decirlo   (ej.,   me   reservo   el   acto   de   disposición   solamente   para   la   compraventa,   o   para   la   permuta,  etc.);  pueden  ser  tanto  onerosos  como  gratuitos,  pero  la  ley  entiende  que  si  no   se   dice   nada,   los   únicos   que   pueden   estar   dentro   de   este   régimen   son   los   onerosos;   y   también,   lo   que   es   muy   útil,  es  que  esta  reserva   puede  someterse  a  la  condición  de  control   de   otras   personas   o   de   determinadas   circunstancias   (por   ejemplo,   dos   de   las   cosas   que   suceden  la  mayoría  de  veces  en  la  práctica  es  que  el  donante  se  puede  reservar  la  facultad   de   disposición   cuando   lo   necesite   para   él,   o   que   determinadas   personas   se   encarguen   de   controlar   que   efectivamente   se   dan   las   circunstancias   para   que   se   pueda   actuar   esta   facultad).   De   la   manera   que   lo   ejercite,   total   o   parcial,   se   extinguirá   la   donación   de   la   manera  que  corresponda  -­‐>  en  realidad  depende  mucho  de  cómo  se  haya  configurado  en  el   caso;  en  defecto  de  ello,  se  aplicaran  las  reglas  de  CCCat.       CAUSA  GRATUITA   La   donación   se   caracteriza   porque   es   un   acto   de   transmisión   gratuito   que   produce   un   enriquecimiento   y   un   empobrecimiento.   Ese   enriquecimiento   o   empobrecimiento   se   produce  en  virtud  de  una  causa  justificada,  que  es  lo  que  se  denomina  el  ánimo  liberal:  en   principio,  el  ánimo  liberal  es  el  deseo  de  enriquecer  a  la  otra  parte,  por  la  razón  que  sea.   Pero  ese  ánimo  liberal  puede  venir  teñido,  matizado,  por  una  serie  de  motivos  adicionales,   circunstancias  o  hechos.  Y  eso  da  lugar  a  diferentes  tipos  de  donación.  Los  supuestos  son:   - La  donación  modal  (o  con  carga)   - La  donación  remuneratoria   - La  donación  indirecta              1.  LA  DONACIÓN  MODAL  (art.  531-­‐18  CCCat)   Es   el   modo   o   carga,   pero   no   considerando   a   esa   carga   como   la   considerábamos   en   la   obligación.   La   obligación   modal   es   aquella   que   se   impone   en   un   negocio   gratuito   y   que   afecta   sobre   la   eficacia   de   la   liberalidad.   El   ejemplo   donde   efectivamente   se   produce   esa   obligación   modal   es   en   la   donación   modal   o   con   carga   -­‐>   aquella   en   la   que   el   donante   impone   la   transmisión   pero   impone   una   obligación   al   donatario   —la   cual   puede   exigir   el   propio  donante  o,  en  caso  que  sea  a  favor  de  un  tercero  será  el  beneficiario  de  esa  donación   el  que  pueda  exigir—.  En  otras  palabras:  la  donación  modal  es  aquella  donación  en  la  que  se   impone   al   donatario   una   obligación   (carga   o   modo)   que   limita   el   alcance   del   enriquecimiento,  con  el  objetivo  de  conseguir  una  finalidad.   La  característica  de  la  donación  modal  es  que  hay  una  limitación  de  ese  enriquecimiento,  a   través   de   esa   obligación   que   se   impone;  asimismo,  en  la  donación  modal,  esa   obligación   no   actúa   nunca   como   contraprestación   en   sentido   técnico,   pero   que   en   sentido   económico   tampoco,  porque  para  que  sea  carga  es  necesario  que  el  valor  económico  que  se  atribuye  a   esa   contraprestación   sea   inferior   a   lo   donado  (si  es  superior,  estaríamos  claramente  ante   un  negocio  oneroso).   Como   regla   general,   en   la   donación   no   se   plantean   las   reglas   de   saneamiento,   pues   es   propio   de   las   reglas   onerosas,   pero   como   hay   una   parte   de   onerosidad   se   aplican   dichas   reglas  sobre  el  saneamiento  pero  sólo  sobre  la  parte  onerosa.     La   otra   especialidad   de   la   modal   es   que   el   incumplimiento   del   modo   da   lugar   a   que   el   donante   pueda   revocar   la   donación.  Pero  eso   no   excluye   que   antes   de   revocar   la   donación   pueda   ejercitar   la   acción   de   cumplimiento,   esto   es,   que   la   carga   que   ha   impuesto   efectivamente  se  cumpla.            5.2  LA  DONACIÓN  REMUNERATORIA  (art.  531-­‐17  CCCat)   D.   Florencio   García   Goyena   (redactó   el   proyecto   de   CCEsp   de   1851),   cuando   hablaba   de   la   donación   remuneratoria   decía   que   en   realidad   todas   las   donaciones   eran   remuneratorias,   pues   para   él   no   existía   simplemente   el   ánimo   absolutamente   liberal   y   sin   más   motivo   que   enriquecer,   porque   cuando   alguien   dona,   dona   por   alguna   causa   y,   en   el   fondo,   todas   las   donaciones  son  remuneratorias.  Expresado  así,  puede  que  tenga  razón,  lo  que  pasa  es  que   cuando  hablamos  de  la  donación  remuneratoria  hacemos  una  acotación  muy  concreta:   es   aquella  en  la  cual  el  donante  tiene  ánimo  liberal,  lo  que  pasa  es  que  quiere  recompensar  o   retribuir   una   actividad,   servicio   o   conducta   que   ha   tenido   una   persona.   ¡Ojo!   esa   recompensa  que  se  quiere  hacer  no  tiene  el  valor  ni  de  indemnización  ni  de  pago  de  unos   servicios   prestados.   Por   otra   parte,   esos   servicios   prestados   no   tienen   propiamente   la   consideración  jurídica  de  que  deban  ser  remunerados.   Ej.,   el   caso   típico:   una   persona   salva   a  otra  de  morir,  la  rescata.  Como  agradecimiento  a  esa  conducta,  se  hace  una  donación.  Con   todo   lo   dicho,   lo   que   se   pretende   decir   es   que   no   existe   una   exigibilidad   jurídica   de   los   servicios,   sino   que   se   trata   de   una   recompensa.   La   característica   es   que   es   una   causa   matizada  porque  existe  algo  previo.  Para  justificar  jurídicamente  esta  donación  es  necesario   probar   que   aquello   que   el   donante   quiere   recompensar   ha   existido   (ej.,   resulta   que   la   persona  que  le  ha  salvado  es  otra).  Por  eso  se  exige  que  esa  identificación  de  los  servicios,   de  las  conductas  que  se  quieren  remunerar,  efectivamente  haya  existido.     Esta  donación  solamente  se  puede  revocar  por  incumplimiento  de  cargas,  y  el  resto  sigue   el  régimen  ordinario.     La  característica  básica  es  que  esos  servicios  deben  ser  anteriores  a  la  donación  porque  son   el  fundamento  causal  de  ella.                  5.3  LAS  DONACIONES  INDIRECTAS   @alexpgo2   9   DERECHO  CIVIL  IV     No  significa  que  sea  simulado  o  fraudulento.  Nos  recuerda  a  los  contratos  indirectos,  en  los   cuales   existen   una   conexión   causal.   Se   utiliza   un   negocio,   que   se   quiere   realmente,   pero   a   la   causa   onerosa   se   le   añade   una   causa   gratuita.   Vgr.   Negotium   mixtim   cum   donationem:   Compraventa  con  precio  rebajado.   Los  contratos  indirectos  son  aquellos  en  los  cuales  existe  una  conexión  causal:  se  utiliza  un   negocio,   que   se   quiere   realmente   -­‐>   sólo   que   a   la   causa   onerosa   se   le   añade   una   causa   gratuita  -­‐>  la  compraventa  bajo  precio:  te  vendo  mi  coche  pero  no  te  voy  a  exigir  el  precio  de   mercado:  te  rebajo  el  precio.  Por  una  parte  tenemos  compraventa  y  por  otra  donación.  En   este   supuesto,   como   ya   explicamos   en   su   momento,   lo   que   sucede   es   que   tendremos   que   aplicar,   en   la   parte   onerosa   las   reglas   de   la   onerosidad   y   la   parte   gratuita   las   reglas   de   la   gratuidad.  Se  aplican  las  reglas  de  la  donación  en  lo  que  se  refiere  al  enriquecimiento,  lo  que   quiere  decir  que  se  aplicaran  en  este  caso  las  reglas  de  inoficiosidad  testamentaria.   El  art.   321   CDCC,  todavía  vigente  hasta  la  publicación  del  libro  6º  es  el  que  regula  la  rescisión   por  lesión.  Precisamente,  este  artículo  excluye  de  la  rescisión  por  lesión  aquellos  en  los  que   la  venta  se  haya  hecho  por  un  precio  inferior  porque  se    quiere,  en  parte,  una  donación.            5.4  LIBERALIDADES  DE  USO   Cuando   hablamos   de   liberalidades   de   uso   estamos   haciendo   referencia   a   los   regalos   normales  y  corrientes,  las  donaciones   que   se   hacen   conforme   los   usos   sociales   de   escasa   cuantía   o   cuantía   moderada   según   las   circunstancias   (regalos   de   cumpleaños,   de   boda,   propinas…).  Son  aquellas  transmisiones   gratuitas   que   se   hacen   conforme   a   usos   sociales.   Son  básicamente  las  donaciones  verbales.   Sus  características  básicas  son  las  siguientes:   -­‐ Se   trata   de   auténticas   donaciones,   pues   tienen   ánimo   liberal;   tanto   des   del   punto   de   vista   económico   como   des   del   punto   de   vista   jurídico,   serían   calificadas   como   donaciones   menores   -­‐>   entonces   aquí   se   suaviza   el   régimen   tan   duro   que   tiene   la   donación.     -­‐ La   característica   básica   es   que   no   pierde   la   necesidad   de   que   se   tenga   que   aceptar,   pero  como  normalmente  son  de  bienes  muebles,  no  tienen  forma.     -­‐ No  requieren  una  forma,  pero  sí  requieren  aceptación  y  entrega  de  la  cosa;  y     Este  tipo  de  donaciones  no   se   computan   en   la   legítima,  por  lo  que  no   pueden   reducirse   por   inoficiosidad.   Por   eso,   en   cada   caso   concreto,   conforme   las   circunstancias,   examinaremos   si   es   una   donación   o   liberalidad   de   uso   o   en   lo   que   excede   (en   ese   caso   sería   una   donación   normal  a  la  que  aplicaríamos  las  reglas  de  forma).   Existe   un   tratamiento   particular   cuando   existe   matrimonio   y   en   relación   al   régimen   económico  matrimonial  que  tengan  las  personas  entre  sí  (art.  232-­‐19.2.a  CCCat.)                                  5.4  LOS  EFECTOS  CAUSA  GRATUITA   Como   en   principio   no   lleva   aparejado   la   responsabilidad   por   evicción   ni   vicios   ocultos,   salvo  que  esos  se  conociesen  antes  de  hacer  la  donación  y  no  se  comunicasen  en  cuyo  caso   llevaría  aparejada  una  indemnización  (art.  531-­‐13.  CCCat).   También   como   regla   general,   salvo   que   el   donante   lo   haya   dicho,   el   donatario   no   está   obligado  a  pagar  las  reglas  del  donante.     Y  hay  una  regla  general  que  es  la  regla   general   de   oponibilidad  de  la  donación  a  los  terceros   que  puedan  resultar  perjudicados  con  ellos.  En  definitiva:  los  acreedores  del  donante.  ¿Los   acreedores  del  donante  tienen  alguna  acción  contra  este  donante  por  realizar  esa  donación?   ¿Se   pueden   aplicar   las   reglas   de   fraude   de   acreedores?   Aquí   es   simplemente   aplicar   la   norma,   lo   que   dice   en   el   art.?   los   actos   gratuitos   no   perjudicaran   a   los   acreedores   anteriores   al   momento   de   la   donación.   A   los   posteriores   si   perjudicaran,   pero   a   los   anteriores   no   —en   este   punto   es   preciso   recordar   que   existe   siempre   la   sospecha   generalizada  de  que  cuando  un  deudor,  lo  que  tiene  que  hacer  es  pagar  antes  que  donar—   existe  esa  presunción  generalizada  de  la  Ley  -­‐>  cuando  se  está  en  esa  situación  hay  fraude   pero  se  tiene  que  aplicar  lo  que  dice  la  ley.   A  posteriori,  cuando  muera  el  donante,  si  hay  legitimarios,  las  donaciones  hechas  en  vida   puedan  declararse  inoficiosas  porque  perjudican  la  legítima.  En  ese  caso,  va  a  proceder  la   reducción.       6.  LA  REVOCACIÓN  DE  DONACIONES   Una   de   las   características   básicas   de   la   donación   es   la   revocación.   La   revocación   es   una   facultad  que  se  confiere  al  donante  para  que,  concurriendo  una  de  las  causas  (que  ahora   veremos  cuáles  son),  puedan   dejar   la   donación   ineficaz   a   posteriori.  O  sea,  la  revocación,  el   efecto   es   la   ineficacia   del   acto   jurídico,   en   este   caso,   la   ineficacia   de   la   donación.   Una   ineficacia  que  comporta  que  los  bienes  donados  tengan  que  restituirse  al  donante.     Es  ineficacia,  no  invalidez.  Ineficacia  es  el  concepto  general  que  abarca  la  no  producción  de   efectos;  la  invalidez  es  el  defecto,  vicio  que  concurre  en  un  acto.   La   revocación   de   donaciones   es   un   supuesto   de   ineficacia.   Pero   no   una   ineficacia   estructural,  sino  que  es  sobrevenida,  que  opera  extinguiendo  un  negocio,  un  acto  jurídico   que  es  perfectamente  válido  y  eficaz.     La  revocación  es  una  característica  de  todos  los  actos  gratuitos.  En  los  onerosos,  su  régimen   será  el  de  la  nulidad/anulabilidad.    La  diferencia  con  la  donación,  en  el  testamento  hemos  de   esperar   a   que   se   muera   la   persona   y   una   vez   muerto   el   negocio   no   se   puede   revocar   y   entonces  su  alcance  será  distinto.   La  revocación  la  puede  actuar  el  donante  en  algunos  casos,  según  la  causa,  la  ley  autoriza   para  que  lo  hagan  los  herederos,  pero  no  en  todos  los  supuestos.     El   juez,  la  revocación  la   puede   declarar   ineficaz   (total/parcial)   y   que,   en   consecuencia,   se   deban   retornar   los   bienes.   Pero   ¡ojo!   Hasta   el   momento   en   que   se   ha   producido   la   revocación,   todo   eso   se   mantiene:   ha   existido   donación,   y   los   actos   que   ha   hecho   el   donatario  con  los  bienes  también  se  mantienen  (no  es  retroactivo)  -­‐>  desde  que  se  inicia  la   donación,   hasta   el   momento   en   que   se   revoca,   como   regla   general   existe   donación,   transmisión,  por  lo  que  el  donatario  puede  hacer  con  los  bienes  lo  que  le  corresponda  según   el   derecho   que   le   haya   perseguido.   Es   por   ello   que   la   revocación   no   opera   con   efectos   retroactivos.             @alexpgo2   11   DERECHO  CIVIL  IV     Como   es   un   supuesto   de   alguna   forma   excepcional,   son   causas   tasadas,   que   son   simplemente  las  que  dice  la  ley,  art.  531-­‐15  CCCAT.     1. La   sobrevivencia   de   hijos   del   donante.   —Sobrevivencia   quiere   decir:   los   hijos   tenidos  a  posteriori  de  la  donación.  “si  yo  hubiera  sabido  que  iba  a  tener  más   hijos,  a  lo  mejor  no  hubiera  donado”.   2.
La  supervivencia  de  hijos  fallecidos.  —   Hijo  que  se  piensa  que  ha  muerto  o  ha   fallecido,  y  luego  se  da  cuenta  de  que  ha  sobrevivido.  No  se  exige  la  declaración   de  fallecimiento.   3.
El  incumplimiento  de  las  cargas  impuestas.   4.
La   ingratitud.   —No   es   cualquiera,   no   es   interpretada   en   sentido   puramente   social,   sino   que   se   trata   de   que   se   haya   constatado   que   el   donatario   haya   efectuado   actos   contra   la   persona   y   los   bienes,   penal   y   socialmente   reprobables,  que  afecten  a  quien  donó,  sus  hijos,  pareja  estable  y  cónyuge.     5.
La   pobreza.   —El   donante   en   principio   puede   donar   todo   lo   que   quiera,   pero   parece   que   la   ley   exige   que   se   quede   con   bienes   suficientes   para   subsistir.   Precisamente   una   causa   de   revocación   es   esta:   cuando   el   donante   no   tenga   medios   necesarios   para   subsistir.   De   todas   formas,   en   este   caso   la   ley   establece   una   precisión:   la   obligación   legal   de   alimentos   permite   a   determinados   parientes   exigirse   esa   prestación.   Cuando   el   donante   está   en   un   estado   de   pobreza   que   no   puede   subsistir   puede   revocar   la   donación,   pero   la   ley   dice   que   eso   se   puede   hacer   siempre   que   no   pueda   obtener   los   alimentos   para   subsistir   conforme   a   las   normas   de   la   obligación   legal   de   alimentos.   -­‐>   si   resulta   que   no   tiene   tampoco   a   nadie   que   pueda   subsistirle,   entonces   podrá   revocar  la  donación.            6.2  RÉGIMEN  DE  LA  REVOCACIÓN  (art.  531-­‐15.2  i  .3  CCCat)   De   todas   formas,   las   condonaciones   remuneratorias   y   las   capitulares   (las   que   se   hacen   en   capítulos  matrimoniales)  solamente  se  pueden  revocar  por  incumplimiento  de  cargas   El  plazo  de  ejercicio  de  la  acción  es  de  un  año  desde  que  se  conoce  la  causa  de  revocación   o  desde  que  se  conoce  el  hecho  ingrato.  Y  si  hay  un  delito  penal,  desde  el  momento  de  la   firmeza  de  la  sentencia.     No   se   puede   renunciar   a   la   revocación,   y   la   renuncia   a   la   revocación   anticipadamente   es   nula.   Pero   eso   no   quiere   decir   que   el   donante   esté   obligado   a   revocar:   tiene   1   año   para   hacerlo   (el   o   las   personas   legitimadas),   pero   no   tiene   por   qué   hacerlo   tampoco:   si   no   revoca   en  ese  plazo  establecido,  ya  no  podrá  hacerlo  a  posteriori.     En   cuanto   a   la   LEGITIMACIÓN   ACTIVA,   están   legitimados   para   ejercitar   esta   acción   de   revocación   el   donante   (a   través   de   una   acción   personal),   así   como   los   herederos   del   donante,  salvo  en  la  causa  de  pobreza  (esta  causa  es  exclusiva  del  donante).  En  la  causa  de   ingratitud,   los   herederos   sólo   podrán   ejercitar   dicha   acción   de   revocación   sólo   cuando   el   donante  no  pudo.  En  ningún  caso  se  permite  en  la  legitimación  activa  la  acción  subrogatoria   no  se  permite:  los  acreedores  no  pueden  ejercitar  la  acción  revocación.    Por   otra   parte,   en   lo   que   respecta   a   la  LEGITIMACIÓN  PASIVA,   la  acción  se  dirige  contra  el   donatario  y  sus  herederos,  salvo  en  caso  de  ingratitud.  Como  es  personal,  en  la  ingratitud   solamente  se  podrá  dirigir  ante  el  donatario,  pero  no  ante  los  herederos  del  donatario.                  6.2  EFECTOS  DE  LA  REVOCACIÓN  (ART.  531-­‐15.5  CCCAT)   Los  efectos  de  la  evocación  son  los  siguientes:   - Restitutorio.  —Los  bienes  retornan  al  donante.   - Actos   de   enajenación   y   gravamen.   —Los   actos   de   enajenación   anteriores   son   válidos   y   en   ellos   no   hay   efectos   retroactivos.   En   ese   caso,   se   ha   de   restituir   los   bienes  o,  si  no,  el  valor  de  los  mismos.   - En  incumplimiento  de  cargas.  —Las  normas  de  oponibilidad  de  derechos  a  tercero.   El   incumplimiento   de   cargas,   puede   operar   la   revocación   pero   debemos   tener   en   cuenta   siempre   que   puede   ocurrir   que   si   un   tercero   ha   adquirido   de   buena   fe   del   donatario,  a  él  no  le  va  a  afectar  la  revocación  de  la  donación  y  podrá  conservar  el   bien  que  ha  adquirido.  Eso  lo  que  sucede  es  que  el  donatario  deberá  no  restituir  la   cosa,  sino  el  valor  de  la  misma.   - Pobreza.   —Ello   sin   perjuicio   del   derecho   de   alimentos.   Se   puede   evitar   la   revocación,  ofreciendo  bienes  suficientes  para  subsistir  (ex.  art.  451-­‐22.4  CCat).  En  la   revocación  por  pobreza,  no  obstante,  ésta  se  puede  evitar  prestando  los  alimentos   que  necesite  el  donante.          7.  LAS  DONACIONES  DE  CARÁCTER  BENÉFICO   Es  un  tipo  muy  específico,  pero  que  tiene  cierta  relevancia  y  la  ley  se  ha  ocupado  de  regular,   básicamente   para   evitar   maniobras   de   fraude   o   de   estafa.   Es   el   caso   de   las   donaciones   de   carácter   benéfico:   que   se   hacen   en   defecto   de   cuestaciones   o   captaciones   pública,   como   las   que   se   hacen   a   través   de   una   maratón,   por   ej.,   Inicialmente,   este   tipo   de   actos   se   consideraban  actos  sociales,  pero  han  alcanzado  tal  importancia  que  es  necesario  que  exista   una  regulación,  aunque  sea  mínima,  para  garantizar  la  transparencia  de  ese  proceso.   La   ley   se   encarga   de   caracterizarlas:   son   aquellas   que   responden   a   cuestaciones   de   tipo   público  (captaciones)  cuya  finalidad  es  la  aplicación  a  fines  benéficos  de  lo  donado.   Existe   una   regulación,   básicamente   administrativa,   en   la   que   los   organizadores   de   las   cuestaciones   deben   someterse   a   una   serie   de   reglas,   de   controles   administrativos,   para   garantizar  la  transparencia.       LAS  DONACIONES  DE  CARÁCTER  BENÉFICO  (II).     Des  del  punto  de  vista  privado,  de  la  persona  que  hace  la  donación,  su  régimen  jurídico  tiene   las  siguientes  características:     - Entran  dentro  de  la  caracterización  de  ser  donaciones   remuneratorias,  en  el  sentido   de  que  se  trata  de  donaciones  que  se  hacen  en  función  de  un  determinado  fin  (art.   531-­‐17  CCCat).   - Para   que   existan,   no   es   necesaria   la   entrega   simultánea   del   bien:   basta   simplemente  con  el  ofrecimiento  que  se  hace.  (art.  531-­‐12.2  in  fine).   - Son  irrevocables,   no   necesitan   aceptación  (a  diferencia  del  régimen  general):  aquí   basta  con  la  emisión  de  la  voluntad,  que  llegue  a  la  parte  y  la  conozca.  A  partir  de   ese  momento,  se  produce  la  transmisión.       ...