Memoria episódica - Capitulo 5 (Baddeley) (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Memoria y Representación
Año del apunte 2016
Páginas 6
Fecha de subida 28/04/2016
Descargas 7
Subido por

Descripción

Resumen del capítulo 5 del libro "Memoria" de Baddeley. Profesor: Pedro Ramos

Vista previa del texto

MEMORIA  EPISODICA   ¿Cuándo  viste  el  mar  por  primera  vez?  Esta  pregunta  requiere  un  tipo  especial  de  memoria,  una   que   hace   referencia   a   la   capacidad   para   acordarse   de   experiencias   específicas:   la   memoria   episódica.     La   memoria   episódica   que   aquella   que   Tulving   denomino   –   viaje   mental   en   el   tiempo   –   permitiendo  viajar  hacia  atrás,  revivir  eventos  pasados  y  usar  esta  capacidad  para  viajar  hacia   delante  y  anticipar  eventos  futuros  (recordar  haber  quedado  ayer  a  la  noche  con  un  amigo  y   haber  quedado  mañana  a  jugar  a  tenis).   Todo  este  depende  de  la  capacidad  para  codificar  y  luego  recuperar  eventos  específicos,  que   mejora   notablemente   si   el   material   es   significativo   y   está   bien   organizado,   por   lo   tanto,     poder   diferenciar   unos   eventos   de   otros   y   un   método   de   almacenamiento   adecuado   para   luego   la   recuperación  del  evento.     Barlett   fue   una   figura   muy   influyente   a   la   hora   de   romper   con   la   tradición   del   aprendizaje   repetitivo   de   Ebbinghaus   (control   experimental),   donde   éste,   estudio   la   memoria   en   toda   su   complejidad,   aceptando   que   nuestra   capacidad   para   controlar   cada   estudio   siempre   será   limitada,   estudiando   dibujos   y     cuentos   populares   pertenecientes   a   otras   culturas.   Estos   métodos  eran  mucho  más  informales  que  los  empleados  por  Ebbinghaus.     Una   característica   central   del   enfoque   de   Barlett   fue   el   esfuerzo   en   pos   del   significado,   donde   los  participantes  se  esfuerzan  activamente  por  llegar  al  significado  e  intentando  captar  la  esencia   del   material   presentado.   La   otra   característica   es   el   papel   de   los   esquemas,   estructuras   mentales  que  nos  ayudan  a  organizar  nuestro  conocimiento  sobre  el  mundo,  a  largo  plazo  (dar   sentido  al  material,  almacenarlo  y  recordarlo).  Esas  tendencias  eran  visibles  en  cuentos  como  La   guerra  de  los  fantasmas.   Barlett   interpretó   sus   resultados   afirmando   que   los   errores   sistemáticos   y   las   distorsiones   presentes   en   los   recuerdos   de   los   participantes   se   debían   a   intrusiones   de   su   conocimiento   esquemático.   Esto   se   criticó   pero,   a   pesar   de   ello,   hay   datos   convincentes   que   apoyan   sus   descubrimientos  más  importantes.   Sulin  y  Dooling  pusieron  a  prueba  la  teoría  de  Barlett.  Lo  que  hicieron  fue  presentar  a  algunos   participantes  una  narración  sobre  Gerarld  Martin  y,  a  otros  participantes  se  les  mostro  la  misma   narración   pero   de   Adolf   Hitler.   El   último   grupo   se   caracterizó   por   un   mayor   recuerdo,   erróneamente,  haber  leído  la  frase  –  é  odiaba  especialmente  a  los  judíos,  así  que  los  persiguió-­‐.   El   conocimiento   de   los   esquemas   sobre   Hitler   distorsionaba   su   recuerdo   de   lo   leído   al   cabo   de   una  semana,  pero  no  en  un  periodo  breve  (5min).     Existe   una   manera   más   controlada   que   el   recuerdo   de   narraciones   para   estudiar   el   sesgo   de   la   memoria,   utilizando   estímulos   ambiguos   y   etiquetas   de   desambiguación.   Carmichael,   Hogan   y   Walter,   presentaron   unos   estímulos   visuales,  donde  cada  uno  era  lo  suficientemente  ambiguo  como   para   encajar   en   dos   etiquetas   verbales   distintas.   Cuando   luego   se  les  pedía  que  dibujaran  los  estímulos  de  memoria,  estaban   muy   influenciados   por   las   etiquetas   que   se   les   había   proporcionado.  Se  pudo  interpretar  el  sesgo  en  cómo  se  percibe   y  almacena  el  material.  Pero  no  es  así.     Ítems  ambiguos   MEMORIA  EPISODICA   Unos  estudios  posteriores,  con  las  mismas  condiciones  que  el  estudio  anterior  pero  se  minimizó   la  carga  durante  la  recuperación  utilizando  una  tarea  de  reconocimiento  en  vez  de  recuerdo.   Con   estas   condiciones,   el   efecto   de   la   etiqueta   desaparece.   Esto   indicaba   que   el   sesgo   se   daba   en  recuperación  más  que  en  codificación,  la  información  adecuada  se  almacenaba,  pero  la  difícil   tarea  de  recordar  dibujos  llevaba  a  una  excesiva  influencia  de  las  etiquetas  verbales.     La  crítica  principal  a  Ebbinghaus  por  parte  de  Barlett  fue  afirmar  que  su  intento  de  separar  la   memoria  del  significado  implicaba  estudiar  simples  hábitos  de  repetición,  fenómeno  de  poca   relevancia  para  la  manera  en  que  nuestros  recuerdos  funcionan  en  la  vida  cuotidiana.   Glaze  pidió  a  sus  estudiantes  que  puntuaran  el  grado  en  que  cada  agrupación  de  una  serie  de   consonante-­‐vocal-­‐consonante   sugerían   una   o   más   palabras   reales   (CAS:   castillo,   casino;   ZIJ:   difícil).  Esto  indica  que  las  silabas  puntuadas  como  más  significativas  son  más  fácil  de  recordar.     Según  Ebbinghaus,  con  la  velocidad  que  recitaba  las  silabas  en  sus  listas  hacía  que  lo  anterior   fuese  poco  probable.  De  hecho,  parece  más  probable  la  teoría  de  Barlett  según  la  cual  esta  tarea   implica  el  desarrollo  de   –  hábitos  de  repetición  –  y  que  las  silabas  más  cercanas  a  la  estructura   de  lengua  de  los  participantes  sean  las  más  fáciles  de  adquirir.     La  investigación  sobre  el  papel  del  significado  realizada  dentro  del  marco  de  la  tradición  clásica   del  aprendizaje  verbal  se  concentró  primero  en  las  asociaciones  entre  palabras,  enfoque  que  se     basaba  en  que  la  memoria  podía  explicarse  en  la  asociación  o  conexión  entre  palabras,  donde   las   asociaciones   más   fuertes   (pan   y   mantequilla)   eran   más   fáciles   de   aprender.   Esto   mismo   también   sucedía   con   los   listados,   donde   las   listas   que   estaban   fuertemente   asociadas   las   palabras  eran  más  fáciles  de  recordar  que  las  listas  con  pocas  asociaciones  de  palabras.  Pero   bien,  cuando  nos  encontramos  con  una  lista  mixta,  que  incluían  algunas  palabras  asociadas  y   otras  no,  éstas  tendían  a  recordarse  agrupadas.     Esto  se  extendió  después  a  la  importancia  de  la  imaginabilidad  de  las  palabras  para  la  memoria.   Paivo   propuso   que   la   imaginabilidad   ayuda   gracias   a   la   hipótesis   de   la   codificación   dual   según   la  cual  las  palabras  que  son  “imaginables”,  como  los  sustantivos  que  designan  objetos  concretos   (cocodrilo),   se   recuerdan   bien   porque   es   posible   codificarlas   tanto   visual   como   verbalmente.   Pero,  la  creación  de  imágenes  interactivas  tiende  a  ser  mucho  más  difícil  en  el  caso  de  palabras   abstractas,  como  esperanza  y  teoría.     ¿Diferencia  crucial  entre  frase  y  secuencia  de  palabras  sin  relación?  La  diferencia  principal  es  la   fuerte  relación  que  existe  entre  las  palabras  de  una  frase  y  que  faltan  entre  las  palabras  de  una   lista.   Esto   se   refleja   a   la   tendencia   que   tiene   cada   palabrea   de   una   frase   a   ser   predecible   en   función  de  las  palabras  que  la  rodean.     Una  manera  de  medir  la  previsibilidad  o  redundancia  es  la  técnica  de  Cloze:  texto  con  huecos  y   adivinar  las  palabras  que  han  sido  borradas.  Hay  dos  textos,  el  primero  para  niños  y  el  segundo   un   clásico   de   novela.   El   primero   lo   encuentran   más   predecible   y   logran   completarlo   con   bastantes   más   palabras.   La   redundancia   medida   con   la   tarea   de   Cloze   es   un   predictor   razonablemente  bueno  tanto  de  la  legibilidad  otorgada  al  texto  como  de  la  capacidad  para  poder   MEMORIA  EPISODICA   recordarlo.   Cuanto   más   redundante   y   predecible   es   un   fragmento   de   prosa,   más   fácil   es   recordarlo.     ¿Por   qué   el   significado   facilita   el   aprendizaje   a   largo   plazo?   Una   posibilidad   es   que   el   almacenamiento  en  la  MCP  se  apoye  en  un  código  fonológico,  mientras  que  la  MLP  tendría  una   base  semántica.  Esto  no  es  del  todo  correcto.     Craik   y   Lockhart   propusieron   la   hipótesis   de   los   niveles   de   procesamiento,   es   decir,   que   el   procesamiento  más  profundo  lleva  a  una  mejor  memoria.  Esta  hipótesis  recibió  amplio  apoyo   experimental  y  sigue  siendo  una  importante  regla  general.  En  los  experimentos  realizados,  se   vio   que   la   respuesta   “sí”   se   recordaba   mejor   que   la   respuesta   “no”,   Craik   y   Lockhart   sugirieron   que,     para   los   ítems   positivos,   la   palabra   a   recordar   se   integraba   más   estrechamente   con   la   pregunta   de   codificación,   en   especial   en   la   codificación   semántica.   Por   ejemplo,   si   una   frase   tenía  sentido  con  se  conectaba  con  la  palabra  juzgada  (los  caballos  vivían  en  el  campo),  recordar   la  frase  te  ayudaría  a  recordar  la  palabrea  en  cuestión,  a  lo  mejor  mediante  la  imagen  de  un   caballo  en  el  campo.       No   obstante,   surgieron   problemas   a   la   hora   de   medir   la   profundidad   de   procesamiento   y   especificar   la   naturaleza   de   los   procesos   de   codificación   y   recuperación.  Muchos   datos   indican   que  son  muchas  las  diversas  características  de  un  estímulo  que  podrían  estar  procesándose  a  la   vez,   en   lugar   de   seguir   el   estricto   orden   serial   que   se   suponía:   primero   visual,   luego   fonológico   y  después  semántico.  Improbable  que  un  participante  decida  si  perro  y  hierro  riman  y  le  sea   totalmente  ajeno  al  significado,  a  pesar  de  que  la  atención  prestada  a  ese  aspecto  de  la  palabra   quizás  sea  menor  en  comparación  con  el  caso  del  procesamiento  semántico.       Esto  llevo  al  concepto  de  procesamiento  apropiado  para  la  transferencia,  un  segundo  conjunto   de   problemas   concierne   a   las   situaciones   en   las   que   procesamiento   profundo   no   siempre   conlleva  una   mejor   ejecución.  Este  principio  postula  que  para  que  un  test  ponga  de  manifiesto   el   conocimiento   previo,   los   requisitos   de   procesamiento   del   test   han   de   coincidir   con   las   condiciones  de  procesamiento  de  la  codificación.  Es  decir,  si  jamás  has  ido  en  bici  pero,  lees  un   manual  de  como  montar  en  bici  y  aciertas  el  100%  del  test,  en  el  momento  de  montarse  a  la  bici,   serás  incapaz  de  mantenerte  más  de  pocos  segundos  de  pie.     La   codificación   más   profunda   sigue   siendo   generalmente   mejor   porque   suele   llevar   a   un   procesamiento  más  elaborado  y  rico,  que,  a  su  vez,  aumenta  el  número  potencial  de  rutas  de   recuperación.   Para   ello,   los   autores   describieron   un   experimento,   la   tarea   del   este   consistía   en   evaluar   si   una   palabra   especifica   encajaba   o   no   en   el   contexto   de   una   frase:   “se   le   cayó   el   bolígrafo”.   Después   se   ponía   la   memoria     a   prueba   proporcionando   el   contexto   de   la   frase   y   pidiendo  que  se  recordaran  las  palabras  subrayadas.  Hubo  una  clara  ventaja  con  las  palabras  de   las  frases  semánticamente  más  ricas.           MEMORIA  EPISODICA   Según   estos   dos   autores,   la   idea   de   procesamiento   profundo   encaja   de   forma   clara   con   la   distinción  establecida  de  dos  tipos  de  repaso:   • • Repaso   del   mantenimiento:   implica   seguir   procesando   un   ítem   en   el   mismo   nivel;   el   repaso   de   memoria   de   un   número   de   teléfono   mientras   nos   lo   recitamos   a   nosotros   mismos  es  un  ejemplo.   Repaso  de  elaboración:  que  implica  conectar  el  material  presente  en  la  memoria,  tanto   en  el  conjunto  de  ítems  a  aprender  como  con  otro  material.   El  repaso  de  elaboración  mejora  el  aprendizaje  a  largo  plazo.   Se  realizó  un  estudio  de  Glenberg,  donde  los  participantes  tenían  que  recordar  unos  números  al   cabo  de  un  tiempo  de  demora.  A  lo  largo  del  intervalo  de  la  demora,  los  participantes  leían  unas   palabras,   de   manera   que   no   podían   repasar   los   números   primeros.   Algunas   palabras   solo   se   recordaban  una  vez  en  la  demora,  y  otras  varias  veces.  Recordados  los  números,  se  les  pedía  a   los   participantes   que   recordaran   tantas   palabras   como   les   fuera   posible.   El   recuerdo   fue   bastante  pésimo,  aunque  hubo  un  aumento  del  reconocimiento  del  0,65  al  0,74.  Posiblemente,   el  ligero  aumento  de  la  familiaridad  basada  en  la  reciente  repetición  es  suficiente  para  aumentar   el   reconocimiento,   pero   no   proporciona   una   señal   lo   suficientemente   potente   como   para   permitir  que  evoquen  las  palabras  originales.     Por  lo  tanto,  ¿el  repaso  del  mantenimiento  nunca  ayuda  al  recuerdo  a  largo  plazo?  Depende  de   la  tarea.  Mechanic  pidió  a  sus  participantes  que  articularan  una  serie  de  silabas  sin  sentido,  una   vez  o  todas  las  veces  que  les  hiciera  falta  en  un  intervalo  determinado  de  tiempo.  Un  grupo  fue   avisado   de   la   posterior   fase   de   recuerdo,   mientras   que   el   otro   grupo   se   le   comunico   que   el   objetivo   del   estudio   era   estudiar   la   velocidad   de   articulación.   Los   resultados   fueron:   la   articulación   repetida   mejora   el   recuerdo,   prescindiendo   de   si   el   participante   espera   o   no   la   fase   de   recuerdo,   mientras   que   a   los   participantes   que   se   les   pide   una   sola   repetición   se   caracteriza   por   una   sola   ejecución   muy   pobre   en   la   condición   de   aprendizaje  incidental.  Posiblemente,  al  saber  que   se   necesitaba   recuerdo   presentó   un   procesamiento   adicional   en   el   grupo   de   “aprendizaje   intencional”,   mientras   que   la   instrucción   de   articulas   repetidamente   disuadía   muy   pronto   de   llevar   a   cabo   un   procesamiento   adicional  en  los  dos  grupos.   ¿Cuál  es  la  diferencia  de  los  resultados  de  Glenberg  (no  detectaron  ventajas  en  la  repetición)  y   los   de   Mechanic   (la   repetición   ayudaba   al   recuerdo)?   Depende   de   la   cuestión   que   se   está   aprendiendo.   En   el   estudio   de   Mechanic,   las   silabas   no   son   familiares   y   no   forman   grupos   naturales   ya   existentes,   y   repetirlos   potencie   su   representación   en   la   MLP   fonológica.   Por   el   contrario,  en  el  estudio  de  Glenberg,  no  hay  necesidad  de  aprender  las  palabras,  ya  que  forman   parte  del  vocabulario  de  los  participantes,  por  tanto,  la  tarea  de  memoria  en  este  caso,  consiste   en   recordar   que   palabra   específica   que   había   presentado,   algo   que   depende   de   las   conexiones   significativas  entre  palabras.  Esto,  se  ve  favorecido  por  el  abundante  conjunto  de  características   semánticas,  que  es  típico  de  las  palabras  y  no  se  las  sílabas  sin  sentido.   MEMORIA  EPISODICA     Hay  métodos  eficaces  para  organizar  el  material,  como  jerarquías,  matrices  y  conexiones  entre   conceptos  para  formar  historias  coherentes.  La  intención  de  aprender  ayuda  sólo  si  lleva  al  uso   de  buenas  estrategias  de  aprendizaje.   Para  ello,  decimos  que  una  razón  por  la  que  el  procesamiento  más  profundo  suele  ser  bueno   para   el   aprendizaje   es   que   enfatiza   el   uso   de   código   semántico,   que   es   más   rico   que   un   código   de   sonidos   o   formatos   de   impresión   de   una   palabra.   Esto   depende   de   la   tarea   a   la   que   el   participante  se  enfrenta  en  un  experimento  típico  de  niveles  de  procesamiento  (ver  o  escuchar   una  secuencia  de  palabras  para  luego  intentar  recordar  el  máximo  posible).     Una  manera  de  poder  hacer  esto  es,  unir  las  palabras  sueltas  en  grupos  y  recordarlas.  Como   indicó  un  estudio  de  Tulving,  es  justo  lo  que  la  gente  suele  hacer.  Presento  a  los  participantes   una  lista  de  palabras,  cambiando  su  orden  en  cada  ensayo  y  pidiendo  a  los  participantes  que   recordaran  tantas  palabras  como  fuese  posible.  Conforme  los  participantes  iban  aprendiendo  la   lista,  tendían  a  recordar  las  palabras  en  “clusters”  o  grupos  que  se  producían  en  el  mismo  orden   a  lo  lado  de  los  diversos  ensayos.  El  aprendizaje  consistía  en  crear  grupos  cada  vez  más  grandes,   un  proceso  que  se  denominó  organización  subjetiva  (estrategia  mediante  la  cual  un  aprendiz   intenta  organizar  un  material  poco  estructurado  para  mejorar  el  aprendizaje).     Se   facilita   el   recuerdo   cuando   es   posible   agrupar   los   ítems   basándose   en   sus   categorías   semánticas,   por   lo   tanto,   los   factores   que   fomentaban   esta   agrupación   eran   las   variables   semánticas.     Como   hemos   dicho   anteriormente,   una   manera  especialmente  eficaz  para  organizar  el   material   es   mediante   una   estructura   jerárquica.  En  estudios  relacionados  con  esta   tarea,   se   demostró   que   no   siempre   es   posible   organizar  el  material  en  términos  jerárquicos.     Afortunadamente,   Cooper   y   Broadbent   demostraron  que  estructurar  el  material  en  na   matriz   también   aporta   un   beneficio   considerable.   El   material   a   recordar   no   se   presenta   organizado   en   categorías   semánticas,  eso  significa  que,  como  vimos  con   Tulving   en   la   organización   subjetiva,   la   organización  no  es  relevante,  ya  que,  cuando   se   pide   que   se   aprendan   mezclas   sin   significado   aparente   de   palabras   no   relacionadas,   la   gente   empieza   a   establecer   conexiones   para   que   las   palabras   formen   grupos  con  significado.         Estructura  jerárquica   Matriz  (Broadbent)   MEMORIA  EPISODICA   Por   lo   tanto,   es   casi   imposible   que   los   participantes   no   realicen   agrupamientos   dada   la   riqueza   semántica  del  lenguaje  y  la  ingeniosidad  de  estos.  Algunas  técnicas  son  más  eficaces  que  otras,   aunque   una   de   estas   es   intentar   conectar   las   varias   palabras   formando   una   historieta   coherente.  Este  tiene  la  ventaja  que  no  solo  crea  grupos,  sino  que  además  los  conecta,  haciendo   que  sea  menos  probable  que  algunos  se  queden  fuera.  Crear  este  tipo  de  historietas  aparte  de   ser  eficaz  es  bastante  demandante,  y  puede  ser  muy  difícil  establecer  conexiones  semánticas,   sobre  todo  con  una  presentación  rápida  de  palabras  no  relacionadas.  Además,  que  se  puede   correr  el  riesgo  de  recordar  palabras  empleadas  para  crear  la  historieta  y  estas  no  aparezcan  en   el  original.   Un   método   más   flexible   se   basa   en   las   imágenes   visuales,   mediante   los   cuales   los   ítems   se   conectan   imaginándolos   de   alguna   forma   interactiva.   La   interacción   no   tiene   por   qué   ser   plausible.  Las  mnemotécnicas  con  imágenes  han  desempeñado  un  papel  determinante  en  las   artes  de  la  memoria.     La  intención  de  aprender,  es  decir,  el  interés  y  la  manera  activa  de  prestar  atención  a  cierto   material,  no  es  importante.  Es  decir,  lo  realmente  importante  para  el  aprendizaje  es  lo  que  haces   con  el  material,  no  cuál  es  tu  propósito.     El  estudio  de  Mandler,  a  los  participantes  se  les  daba  unas  tarjetas  con  una  palabra  en  cada  una   de  ellas.    Al  primer  grupo  se  le  pidió  que  aprendiera  las  palabras  de  memoria  y,  al  segundo  grupo,   que   la   agrupara   formando   categorías   que   incluyeran   las   palabras   que   tenían   en   común,   al   tercero,   se   les   pidió   lo   mismo   pero   se   les   aviso   a   los   participantes   que   tenían   que   recordar   después,  y  por  último,  el  cuarto  grupo  se  les  pidió  que  colocaran  las  palabras  en  columnas.  Los   tres  primero  grupos  tuvieron  un  recuerdo  superior  al  último  grupo  (columnas).     Los  resultados  nos  dan  la  gran  importancia  de  cómo  se  debe  estudiar.  Lo  importante  no  es  el   deseo  de  recordar  sino  la  manera  en  que  se  procesa  el  material.  Si  piensas  sobre  su  significado,   lo  relacionas  con  lo  que  ya  sabes  y  consideras  sus  implicaciones  más  amplias,  entonces  tendrás   muchas  más  posibilidades  de  aprender  que  si  te  limitas  a  la  simple  lectura  de  los  puntos  más   importantes.     El  hipocampo  desempeña  un  papel  importante  en  la  memoria  episódica,  aunque  no  se  entiende   del  todo  cuál  es  su  papel  relativo  y  el  de  las  regiones  anatómicas  que  lo  rodean.  Los  estudios  con   neuroimagen  han  confirmado  la  función  del  hipocampo,  junto  con  la  de  los  lóbulos  frontales,   durante  la  codificación.  El  papel  de  los  lóbulos  frontales  derecho  e  izquierdo  en  la  recuperación   posiblemente  dependa  en  parte  de  si  el  material  aprendido  es  verbal  o  viso-­‐espacial.   Finalmente,   empiezan   a   cumularse   datos   relativos   a   los   cambios   físicos   que   ocurren   en   el   cerebro  adulto  como  consecuencia  del  aprendizaje.  La  idea  se  pone  de  manifiesto  en  el  caso  de   los  taxistas  de  Londres,  cuya  adquisición  de  conocimiento  espacial  a  lo  largo  de  varios  años  se   traduce  en  un  cambio  en  su  estructura  hipocampal.   ...