procesos de ejecucion parte 9 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Derecho - 4º curso
Asignatura procesos de ejecucion y procesos civiles especiales
Año del apunte 2017
Páginas 3
Fecha de subida 03/08/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

optativa de 4º curso UAM

Vista previa del texto

Ejecución de las obligaciones de hacer El título puede contener una obligación de hacer y este “hacer” puede ser de dos clases: a) hacer personalísimo  regulado en el artículo 709 LEC. Un ejemplo de hacer personalísimo sería el formalizar un contrato de compraventa según las condiciones pactadas. En el supuesto de que el ejecutado se niegue a cumplir el requerimiento del órgano jurisdiccional deberá manifestar los motivos por los cuales se niega, en el plazo concedido, al cumplimiento de lo acordado.
En estos casos el ejecutante puede pedir que la ejecución siga adelante para entregarle un equivalente pecuniario de la prestación de “hacer” imponiéndosele además al ejecutado una única multa que podrá llegar al 50% del valor de la prestación en los términos del artículo 711 LEC. En segundo lugar se puede solicitar que se apremie al ejecutado con una multa por cada mes que transcurra desde la finalización del plazo para el “hacer” personalísimo hasta que lleve a cabo la prestación. Esta multa coercitiva podrá llegar al 20% de la prestación atendiendo a los términos del artículo 711 LEC (esta multa coercitiva no es una sanción, es una multa procesal y es una novedad de la Ley 13/2009). Por tanto, en estos casos, el ejecutante puede optar o por un equivalente pecuniario de la prestación o bien insistir en la obtención de la condena de “hacer” con lo cual también se dispone la imposición de la multa coercitiva para que se refuerce la obligación y el cumplimiento de la condena b) hacer no personalísimo  está regulada en el artículo 706 LEC. En este caso el ejecutante ante el incumplimiento del ejecutado puede optar por encargar a un tercero, valorándose el coste de este “hacer” por un perito tasador. El Secretario Judicial designará a este perito tasador a través de un decreto y recurrible en revisión sin efectos suspensivos. Además se podrá reclamar daños y perjuicios. En estos casos, puede encargar/asumir la obligación de hacer el ejecutado (a su costa) o puede asumirla un tercero (a costa del ejecutado) Ejecución de las obligaciones de no hacer: Las obligaciones de no hacer, solamente se quebrante la condena cuando se hace, pues esta condena es de “no hacer”. Si el condenado quebrante la sentencia entonces el Secretario Judicial a instancias del ejecutante le requerirá para que deshaga lo mal hecho e indemnice al ejecutante por los daños y perjuicios causados. Ejemplo de obligaciones de no hacer: construir un muro.
El ejecutado podrá ser intimado con la imposición de multas que podrán ir hasta el 20% del coste dinerario que el mercado atribuya a su conducta por cada mes que transcurra sin deshacerlo. Si se le ha condenado a no construir se le va demoler lo no construido. También puede ser que el ejecutado incumpla sucesivamente la condena, entonces se le va a requerir sucesivamente por el Secretario Judicial para que deshaga lo mal hecho + para que indemnice los daños y perjuicios causados al ejecutante + le va a apercibir de que está incurriendo en un delito de desobediencia penado en el C.P TEMA 6: LA EJECUCIÓN HIPOTECARIA Lo primero que hay que decir es que hay que manejar, además de la LEC, hay que tener en cuenta la Ley Hipotecaria (LH). El artículo 104 LH dice que la hipoteca sujeta unos bienes de una manera directa e inmediata al cumplimiento de la obligación para cuya seguridad ha sido constituida.
El artículo 682 LEC establece que las normas de la ejecución hipotecaria solamente son aplicables cuando la ejecución se dirija frente a bienes hipotecados o pignorados en garantía de la deuda frente a la cual se procede.
Con estos artículos tenemos acotado el ámbito del procedimiento de ejecución hipotecario.
La pretensión del artículo 681 LEC, es una pretensión directamente ejecutiva pues el crédito hipotecario tiene que estar documentado necesariamente en escritura pública y por ello no hace falta acudir al declarativo, sino que se puede acudir y se acude directamente al proceso de ejecución. Este crédito, necesariamente documentado en escritura pública, tiene que estar inscrito en el Registro correspondiente y faculta a su tenedor (persona que dispone de él) para acudir directamente a la ejecución hipotecaria y le evita acudir al procedimiento declarativo.
Requisitos para utilizar el procedimiento hipotecario (artículo 681-698 LEC): 1) Para poder acudir a este procedimiento es necesaria la fijación del precio de tasación de la finca o del bien hipotecado: en la escritura de constitución de hipoteca las partes tienen que establecer el precio en el que tasan la finca. La tasan el acreedor hipotecario y el titular del bien hipotecado. Esta tasación del bien se hace con la finalidad de que sirva de tipo en la subasta. La LEC no establece ningún criterio para la valoración del bien, ni siquiera hay una remisión al valor que este tenga en el mercado; sin embargo atendiendo a la Ley de Regulación del Mercado Inmobiliario (Ley 2/1981) y para proteger al deudor, se exige que el valor en que los interesados tasen la finca no puede ser inferior al 75% del valor real.
2) Hay que establecer el domicilio del deudor para la práctica de las notificaciones y los requerimientos: es muy importante fijar en la escritura un domicilio, el domicilio del deudor para que se practiquen los distintos requerimientos y las notificaciones. Este domicilio lo establece el deudor. El posible que el deudor cambie de domicilio, el artículo 683 LEC establece dos sistemas para el cambio de domicilio: - hace falta el consentimiento del acreedor  si es en distinta población se requiere el consentimiento de acreedor para el cambio del domicilio en la escritura - no hace falta el consentimiento del acreedor  cuando el cambio de domicilio sea dentro de la misma población Tanto si hay que contar con el consentimiento del acreedor como si no se es necesario el cambio de domicilio se hace por acta notarial y en nota marginal en el Registro.
La competencia para conocer de la ejecución hipotecaria es del orden jurisdiccional civil. La competencia objetiva la va a tener el Juzgado de Primera Instancia (artículo 545 LEC) a no ser que estemos en un concurso, en este caso, la competencia la tendrás los Juzgados de lo Mercantil (artículo 84.ter LO). La competencia territorial, si estamos ante la hipoteca de bienes inmuebles no cabe sumisión expresa o tácita (las partes no pueden pactar el órgano jurisdiccional que va a llevar su caso) y será competente el Juzgado de Primera Instancia del lugar en el cual radique la finca. Si es hipoteca de bienes muebles entonces las partes, en la escritura, pueden pactar, es decir, cabe la sumisión expresa y en defecto de esta sumisión será competente para conocer el Juzgado de Primera Instancia del Partido Judicial en que se haya inscrito la hipoteca.
La demanda es igual que todas las demandas ejecutivas  artículo 549 LEC Documentos que han de acompañar a este demanda: - el título que lleva aparejada ejecución y que en el artículo 517 LEC (copia ejecutiva que se solicita al notario atendiendo a lo establecido en el artículo 233 Reglamento Notarial) - poder del procurador - certificación registral que acredite la inscripción de la hipoteca ¿Contra quién se dirige la demanda? La demanda se dirige, en primer lugar, frente al deudor y también contra el hipotecante no deudor (persona que ha hipotecado sus bienes para garantizar que el deudor va a pagar, al que hay que dirigir la demanda) que no es el tercer hipotecario. El tercer hipotecario es una persona que es un tercero en la hipoteca, o sea que ha adquirido el bien por un error (artículo 34 LH) y que no tiene nada que ver con esta cuestión. También nos dirigimos contra el tercer poseedor, éste es una persona que ha adquirido el bien con posterioridad a que este haya sido hipotecado; es ajeno a la obligación contraída por el deudor, es ajeno al acto constituido en la hipoteca pero sin embargo ha adquirido el bien previamente hipotecado y entonces ese bien está directamente afectado al pago de la deuda.
El despacho de ejecución: tiene que haber un requerimiento de pago al ejecutado, o bien antes de la demanda por vía notarial sino por acto notarial o bien un requerimiento de pago después de interpuesta la demanda (requerimiento judicial). ¿Qué pasa si no hay requerimiento de pago? El TS ha dicho que hay nulidad del procedimiento de ejecución.
El requerimiento notarial (antes de la demanda) evita el requerimiento judicial, siempre que se haga con todas sus formalidades. El requerimiento judicial tiene lugar tras el auto de despacho de ejecución. El órgano jurisdiccional a la vista de la demanda dicta auto de despacho (declaración) pero luego tiene que venir el Secretario Judicial y en el decreto de éste del mismo día del auto de despacho o al día siguiente del auto de despacho se tiene que contener las medidas concretas de ejecución y el contenido del requerimiento de pago al deudor.
Hay también una fase previa de admisión ante las clausulas abusivas del contrato, de la escritura (artículo 552 LEC): si el órgano jurisdiccional cuando examina el título ve que puede haber una clausula abusiva ni puede despachar ejecución ni puede denegarla, lo que hace es abrir un trámite para depurar el título ejecutivo. Este trámite consiste en dar audiencia a las partes por 5 días para que manifiesten lo que a su derecho convenga y una vez oídas resolverá lo procedente en el plazo de otros 5 días.
Este trámite previo, antes de denegar el despacho, también es de aplicación a la ejecución dineraria cuando se trate de ejecución de un título extraprocesal que derive de un contrato que se ha firmado entre un profesional y un consumidor.
...

Comprar Previsualizar