Tema 7. Endocitosis (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Biotecnología - 1º curso
Asignatura Biología Celular
Año del apunte 2016
Páginas 2
Fecha de subida 21/03/2016
Descargas 27
Subido por

Vista previa del texto

Biologia Celular Hector Escribano Tema 7. Ruta endocítica Los lisosomas Los lisosomas son unas estructuras membranales de tamaño variable, con un pH muy acido en su interior. Contienen enzimas capaces de hidrolizar cualquier tipo de molécula; se han encontrado más de 50 tipos diferentes. La membrana se protege de las hidrolasas mediante glucolípidos y glucoproteínas, para que no escapen. Pero si escapan, al estar el resto de la célula y el citoplasma a pH neutro no serían activas y, por tanto, no pasaría nada.
El material que llega a los lisosomas puede tener diferente procedencia. Generalmente proceden de la fagocitosis, de la endocitosis o de la autofagia. La autofagia es un mecanismo por el cual los orgánulos de la célula se rodean de membrana procedente del RE y se degradan en el lisosoma.
En células vegetales, no existen los lisosomas. Las vacuolas hacen el papel de los lisosomas entre otras muchas funciones.
Las vacuolas son el almacén de nutrientes y de los productos de desecho. Constituyen una manera económica de aumentar el tamaño celular. Controlan la presión de turgencia de la célula, manteniendo las células erguidas. Regulan la osmolaridad de la célula, hidrolizando o polimerizando polímeros que así constituyen una molécula o varias. Acumulan pigmentos responsables de la coloración celular. Capaces de acumular y liberar productos tóxicos que son liberados cuando la planta es comida o dañada, como mecanismo de defensa.
La vía endocítica: desde la membrana hasta el lisosoma Las vesículas que provienen del Golgi se van dirigiendo hacia la membrana plasmática y entre ellas se fusionan para formar lo que se denomina un endosoma. Entre el endosoma y la membrana hay un constante flujo de vesículas. Las proteínas de membrana, pueden volver al endosoma, al ser normalmente receptores, para que no se necesite volver a sintetizarlos. Los endosomas suelen coger proteínas y otras sustancias marcadas con Ubiquitina que luego el endosoma lleva hasta el lisosoma.
Transporte de macromoléculas a través de la membrana La fagocitosis es la incorporación de moléculas grandes o de otras células, virus, bacterias o parásitos, primero rodeándolos de membrana para luego poderlos digerir en el lisosoma. La pinocitosis en la endocitosis no selectiva, entra todo lo que haya en el medio extracelular en el momento en que se forma la vesícula. Luego también existe un tipo de endocitosis selectivo, mediado por receptores.
Biologia Celular Hector Escribano Tema 7. Ruta endocítica Ejemplo de endocitosis de las partículas de partículas LDL Cuando una molécula de LDL se une a los receptores de LDL de la membrana celular, se forma una envuelta de Clatrina para formar una vesícula. Cuando se ha formado la vesícula, la envuelta de Clatrina se deshace. Cuando la vesícula se fusiona con el endosoma, el pH acido de este provoca que el receptor y el LDL se separen. Entonces, los receptores se devuelven a la membrana plasmática mediante una vesícula, y los LDL se llevan hacia el lisosoma para degradarlos en aminoácidos, colesterol y ácidos grasos.
Captación de Fe por endocitosis El receptor de la Ferrotransferrina une Ferrotransferrina con Hierro. Se forma la envuelta de Clatrina para formar la vesícula, que después se deshace. Al llegar al endosoma, la Transferrina pierde afinidad por el Hierro y lo suelta. Pero sigue unida al receptor. Entonces, receptor y Transferrina son devueltos a la membrana plasmática. En pH neutro del medio extracelular, el receptor pierde afinidad por la Transferrina vacía, y la suelta, uniendo a su vez, Ferrotransferrina nueva.
Destino del material endocitado Hay vesículas de origen endocítico que se quedan en el citoplasma, sin digerir, por si la célula volviera a necesitar las moléculas de su interior; como es el caso de la GLUT4. Algunas proteínas de membrana pueden guardarse almacenadas en vesículas que no se degradaran sino que permanecerán ahí hasta que un receptor o una señal las devuelva a la membrana. Aun así, la mayoría son llevados hacia el lisosoma para su degradación.
Existe una forma de utilizar la endocitosis para transportar receptores o proteínas de membrana de un lado a otro de la célula. Así se pasa material a lados diferentes de la célula, no van a parar al lisosoma. Es el método que se utiliza por ejemplo en las células epiteliales del intestino.
Se cree que las membranas nucleares y el RE pueden haber evolucionado a partir de invaginaciones en la membrana.
Hay enfermedades en que las hidrolasas del lisosoma mutan, volviéndose incapaces de hidrolizar un sustrato lo que produce un cúmulo de éste en el lisosoma, haciéndolo aumentar de tamaño e interviniendo en el desarrollo normal de la función del lisosoma. Dichas enfermedades se denominan de acúmulo lisosomal.
También se puede dar el caso en el que fallen todas las hidrolasas, debido a un falo en el receptor de manosas del Golgi o que no sean marcadas debidamente, o una mutación en la enzima que quita el N-AcetilGlucosamina… Por eso, no se puede degradar nada, lo que es fatal para la célula.
La enfermedad de los mineros: la silicosis, es debida a la entrada de Sílice en las células, que se ven incapaces de degradarlo y que, por tanto, se acumula haciendo que la célula funcione mal y acabe muriendo.
...