Tema 5. Distorsiones de Memoria (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Psicologia de la Memoria
Año del apunte 2014
Páginas 5
Fecha de subida 17/07/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes completos (diapositivas y lecturas obligatorias). Saque Matricula de Honor.

Vista previa del texto

TEMA 5 – Distorsiones de la memoria Tipos de cambios en la memoria Cambios naturales en la memoria  Los trazos de memoria se debilitan con el paso del tiempo. La idea de una debilitación a lo largo del tiempo se conoce como decaimiento de la huella, y al final nos ajustamos a los esquemas previos de conocimiento para “recordar” lo que sucedió en determinadas situaciones. Por ejemplo, si recordamos nuestro último cumpleaños, recordaremos lo que normalmente se hace en los cumpleaños más que lo que sucedió concretamente. Es decir, según pasa el tiempo se cometen distorsiones y omisiones.
 Cuando pensamos y hablamos del suceso llevamos a cabo un énfasis de los aspectos internos, pues acabamos relacionándolo más con las propias interpretaciones. Pero también se puede generar una auto-sugestión, lo que se refleja en una variabilidad de cambios sobre el suceso.
Sugestión externa  Después de que ocurra un suceso, el recuerdo de éste se puede ver distorsionado por la acción de diversas fuentes externas (comentarios de amigos y familiares, medios de comunicación, etc.).
 También inferimos sobre lo que pudo pasar cuando no recordamos con detalle un suceso, lo que puede traducirse en (auto)sugestión.
Memorias falsas: paradigmas de investigación El efecto de información engañosa Es un fenómeno de interferencia retroactiva (IR). Se les presenta a los participantes un suceso destacado (accidente de tráfico); tras el intervalo de retención se introduce la información engañosa de manera verbal (a la mitad de los participantes) o información neutra (a la otra mitad). Por último, se da la recuperación (prueba de memoria) mediante una tarea de reconocimiento, en la que se pide que expliciten los detalles del suceso original (¿qué señal estaba en el cruce del accidente?). El efecto que produces es que consigues que los participantes acepten la información engañosa y reconozcan, por lo tanto, la alternativa engañosa.
Pero, ¿esto es un cambio en el informe y/o en la representación de memoria? Si es un artefacto experimental (el procedimiento provoca la respuesta que tú quieres) no hay que preocuparse, pero de lo contrario tendría una gran repercusión. Por lo tanto, a los participantes se les vuelve a pedir que valoren la confianza/seguridad con sus decisiones y, con una seguridad muy alta, eligen la opción errónea (la sugerida).
También se midió el tiempo de reacción, lo que permitió valorar la complejidad de los procesos que se estaban llevando a cabo al tomar una decisión. La idea detrás de esta medida era que el grupo experimental tardaría más tiempo (¿vi el ceda o vi el stop?) que el grupo control, pero los TR fueron muy parecidos entre ambos grupos. Además se midieron los juicios fenomenológicos (R/S), y a la información engañosa le dieron juicios R (lo he visto). Se analizaron los rasgos cualitativos de las descripciones de las memorias:  Los detalles contextuales y sensoriales difieren en el grupo control y en el grupo experimental, siendo de mayor riqueza en el grupo control.
 La información total y/o riqueza semántica es mayor en el grupo control.
 Alusión a operaciones cognitivas, las cuales hacen referencia al momento de la percepción (cuando lo vi pensé que, supuse que, creí que). Un mayor número de ellas en las memorias sugeridas que en las memorias reales.
 Las auto-referencias y muletillas aparecen más en las descripciones que son un producto de la sugestión.
1  La longitud de la descripción no permite discriminar entre las descripciones producto de una sugestión que las reales.
 Mayor número de expresiones de confianza, explicaciones funcionales (para qué estaba eso ahí) y comentarios personales en las memorias sugeridas.
Sólo podemos distinguir las descripciones (reales o sugeridas) mediante los rasgos cualitativos de las mismas, es decir, cuando calculamos las medias en ambos grupos y la significación estadística.
Individualmente, no podemos distinguir unas de otras con los rasgos cualitativos, pues las declaraciones reales no se diferencian de las sugeridas en términos de seguridad, ni en tiempos de reacción ni en contenido.
Memorias reprimidas La característica de las memorias reprimidas es que, una vez recuperadas, son muy vivas y ricas. Las terapias que se utilizan para ello son de tipo psico-dinámico, lo que facilita enormemente la riqueza de los recuerdos.
El problema entra cuando una terapia se aplica erróneamente; ni la hipnosis ni la generación de imágenes se pueden aplicar con ligereza. Para que sea una memoria reprimida tiene que haberse dado un olvido permanente, tiene que haber un redescubrimiento (del suceso) y que hagan alusión a memorias traumáticas.
Memorias de la infancia – amnesia infantil Hay una serie de limitaciones biológicas que impiden que recordemos los primeros años de la infancia: el hipocampo está poco desarrollado y no está desarrollado el repaso sub-vocal. Hay recuerdos de nuestra primera infancia que son falsos, y otros que no, pero que se van adornando con detalles que se van contando en cenas y reuniones familiares. Las memorias de la infancia se caracterizan por el repaso familiar, la creación de imágenes del acontecimiento y el conocimiento general (se suele adornar el relato con detalles contextuales).
Implantación de los recuerdos La clave está en ser persistente y que la persona tenga conocimiento previo donde anclar el nuevo recuerdo.
La implantación de recuerdos falsos tiene sus límites, en el sentido de que sólo parece posible si éstos resultan plausibles para el sujeto. La consistencia o la congruencia del evento falsos con la propia memoria autobiográfica parece un factor especialmente relevante para determinar el grado de plausibilidad.
Memorias ilusorias de palabras – palabras fantasma El paradigma DRM consiste en presentar una lista de palabras que son asociados semánticos de alto nivel de una palabra crítica que no se incluye en la lista (palabra fantasma). Para que funcione correctamente es muy importante que se presenten en orden descendente de asociación y por la vía auditiva. En los tests posteriores de RL o RN los sujetos tienden a creer erróneamente que dicha palabra había sido presentada en la lista de estudio. Para que se produzca este efecto, es fundamental que haya un conocimiento semántico por parte de la persona, pues la red de palabras que están relacionadas provoca auto-sugestión. El paradigma es tan potente que si les pides que te den detalles sobre la presentación de las palabras, pueden dar hasta rasgos cualitativos: detalles sobre el orden de presentación, la imagen que generaron para recordar la palabra, etc. Los autores comprobaron que al aumentar el intervalo entre estudio y test aumentaba tanto el reconocimiento correcto como el reconocimiento falso. Además, cuando se aplica el paradigma recordar/saber, los sujetos asignaban con frecuencia un juicio R a las palabras fantasma.
¿Qué tienen en común las memorias falsas con el efecto de información engañosa? La congruencia, pues todas las memorias falsas tienen que ser congruentes con la experiencia y el conocimiento previo.
2 Similitudes de las memorias falsas y las memorias verdaderas  Los sujetos tienden a asignar al reconocimiento falso de las palabras fantasma niveles de confianza tan altos como al reconocimiento verdadero de las palabras presentadas.
 Asignan frecuentemente juicios R a las palabras fantasma, lo que significa que pueden revivir mentalmente el episodio concreto de haber estudiado esa palabra no presentada.
 Ambos tipos de memorias son sensibles a los efectos de los niveles de procesamiento, es decir, los niveles profundos de procesamiento producen niveles más altos de reconocimiento verdadero y también de reconocimiento falso que los niveles superficiales de procesamiento.
 Ambos tipos de memorias son sensibles al efecto test, pues el acto de recordar aumenta tanto el reconocimiento de los ítems estudiados como el reconocimiento falso de las palabras fantasma.
 Los sujetos no tienen dificultad para asignar una fuente a las palabras fantasma.
Diferencias entre las memorias falsas y las memorias verdaderas  A diferencia de las memorias verdaderas, que decrecen cuando aumenta el intervalo de retención, las memorias falsas se mantienen estables en tests de reconocimiento después de 24 horas.
 Cuantos más detalles tengan disponibles los sujetos, más probable es que aparezca un patrón opuesto para ambos tipos de memorias, es decir, que aumenten las memorias verdaderas y disminuyan las memorias falsas.
 La modalidad de presentación afecta a las memorias falsas pero no tiene efectos significativos sobre las memorias verdaderas. En concreto, la presentación visual reduce drásticamente las memorias falsas, pues permite un procesamiento más distintivo del ítem.
 En condiciones de atención dividida, las memorias falsas parece que aumentan frente al efecto contrario observado en las memorias verdaderas. No obstante, no todos los estudios han confirmado este hallazgo.
El error de atribución de fuente Originalmente el modelo se denomina control de realidad (reality monitoring), aunque hoy en día se llama control de fuente. Según el modelo, todas las distorsiones de memoria implican fallos en los procesos de monitorización de las fuentes de la memoria. Dos ideas son fundamentales para este modelo:  Siempre que recuperamos un recuerdo, su contenido sufre algún cambio, por pequeño que sea. Esto significa que cuanto más usemos una información, más se deformará.
 Las fuentes de los recuerdos son esencialmente dos, una externa (percepción) y otra interna (imaginación). Aunque ambas fuentes generen verdaderos recuerdos, las personas distinguimos con facilidad y rapidez si un recuerdo corresponde a un acontecimiento real o es sólo fruto de nuestra reflexión o fantasía.
Marcia Johnson ha llamado control de fuente a los procesos que nos permiten discriminar los recuerdos y creencias generados por la reflexión de los derivados de la percepción. Según este modelo, toda huella de memoria contiene distintos tipos de atributos: contextuales (situación, tiempo, lugar), sensoriales (detalles visuales, colores, sabores), semánticos (significado del evento, sentimientos) y operaciones cognitivas (razonamiento, repaso, toma de decisiones). Las huellas de memoria varían entre sí cuantitativa y cualitativamente según su origen sea interno o externo. Los recuerdos de origen externo son generalmente más vívidos, porque contienen más características sensoriales, contextuales y más detalles semánticos. Los recuerdos de origen interno se caracterizan por contener más información sobre operaciones cognitivas. A partir de aquí, los procesos de control de fuente: 3  Un proceso automático, inconsciente y no intencionado de toma de decisión compara los atributos de cada huella y permite al individuo seleccionar una respuesta sobre el origen de la huella.
 Si eso no es suficiente, se lleva a cado un proceso consciente e intencionado de razonamiento, que actúa tanto sobre las características de las huellas relacionadas con la huella que está enjuiciando como sobre diversas suposiciones de meta-memoria (sobre cómo funciona su propia memoria).
Una asunción básica del modelo es que la realidad no nos viene dada directamente en el recuerdo sino que es una atribución que hacemos a partir de ciertos procesos de juicio. La mayor parte de las veces, la atribución del origen es correcta, pero en ocasiones ocurre que algunas huellas de memoria contienen características que no son típicas de su clase. Entonces, atribuimos erróneamente el origen de la información, lo que provoca recuerdos y reconocimiento falsos (confusión de fuente) Memoria y emoción Valor emocional de la información En general, se da una mayor tendencia a preservar selectivamente en la memoria lo que es agradable antes que lo doloroso. Además, la información agradable suele ser más accesible que la desagradable y es recuperada con más exactitud y más rápidamente. No obstante, ¿este fenómeno se produce siempre? El fenómeno de la memoria dependiente del estado de ánimo se basa en los siguientes postulados:  La MLP puede considerarse como una red semántica asociativa en la que los conceptos se representan como nodos. Por ejemplo, los nodos que representan experiencias depresivas estarían unidos a conceptos de fracaso, baja autoestima, fatiga, etc.
 El material cargado emocionalmente se codifica proposicionalmente dentro de la red semántica.
 El pensamiento emerge a través de la activación de los nodos. Cuando un nodo se activa, la activación desde ese nodo se propaga de un modo selectivo a otros nodos relacionados.
 La asociación entre nodos se forma durante el aprendizaje.
El estado de ánimo en el recuerdo actúa como un elemento esencial en la memoria de trabajo. El modelo sugiere que la información congruente con el estado de ánimo recibe un procesamiento superior tanto en la codificación como en la recuperación, produciéndose un mejor recuerdo de la información congruente en comparación con la incongruente. Es decir:  Memoria dependiente del estado de ánimo  lo que se experimente en un determinado estado de ánimo tenderá a ser recordado más fácilmente cuando se reinstaura ese estado de ánimo, independientemente de si el material es agradable, desagradable o neutro.
 Congruencia con el estado de ánimo  el material acorde en valencia afectiva con el propio estado de ánimo se aprende y recuerda mejor que los estímulos con una valencia afectiva diferente. Por tanto, bajo un estado de ánimo negativo vamos a procesar de manera más elaborada sucesos negativos (y viceversa). El material acorde en la valencia afectiva con el estado de ánimo se aprende mejor porque su codificación es más elaborada y se va a producir un contexto interactivo con el individuo (mi estado de ánimo va a dotar de una interpretación el suceso).
Trastornos emocionales: depresión y ansiedad Tener problemas de memoria es una queja habitual entre los pacientes deprimidos y ansiosos, así como que sus habilidades cognitivas funcionan a un nivel muy reducido. En la depresión la queja de memoria es muy acentuada; se observa una ejecución baja en tareas de RL, especialmente si hay demora. La explicación más simple es apelar al enlentecimiento psicomotor que caracteriza a la depresión. Si pasamos la técnica de Galton-Crovitz se obtienen recuerdos episódicos poco detallados y muy pobres. Es decir, no informan de todo el material disponible: hay veces que sí tienen la información accesible y no la facilitan. ¿Por qué? Porque tienen un criterio de respuesta muy estricto; prefieren no contestar a menos que estén 4 absolutamente seguros. Parece que la codificación de la información es menos elaborada, excepto la del material negativo). En los pacientes con sintomatología depresiva se da el efecto de congruencia con el estado de ánimo (sesgo negativo de congruencia). Parece que están implicados los procesos controlados, pues se lleva a cabo una elaboración deliberada de la información negativa. Esto ayuda al perpetuo humor depresivo, lo que da lugar a sesgos: mejor recuerdo para información con valencia negativa. No obstante, si les ponemos cualquier tarea distractora para que no presten atención al material negativo, se favorece el rendimiento. Es decir, se liberan recursos para la tarea principal.
En la ansiedad la queja principal es la preocupación ansiosa (worry), el estar continuamente angustiado y preocupado. Hay datos consistentes con la ansiedad estado, es decir, cuando tenemos una persona que padece un trastorno de ansiedad o que muestra ansiedad ante determinados estímulos (fobia). En estos casos, en la tarea de amplitud de dígitos (o de memoria) se obtiene un rendimiento bajo. Easterbrooke (1959) afirma que se produce un estrechamiento del foco atencional, pues centran su atención en un rango muy reducido de estímulos. La ansiedad actúa reduciendo el rango de indicios que un sujeto utiliza cuando ejecuta una tarea y, por tanto, los sujetos con un elevado estado de ansiedad se focalizarán en sólo unos pocos indicios durante el procesamiento, con lo que su recuerdo quedará mermado. En la ansiedad, la distorsión se produce no tanto en la memoria sino en la percepción de amenazas futuras. A diferencia de la depresión, no hay efecto de congruencia con el estado de ánimo; lo amenazante no se recuerda mejor que lo no amenazante. De hecho, hay un peor recuerdo del material amenazante, porque a nivel perceptivo intentan evitar percibir lo amenazante (no le prestan atención). Lo que controlan es su atención; intentar no percibirlos. Es decir, ante el material amenazante se da una estrategia de evitación. Si les pasamos tareas indirectas, sí aparece el efecto de congruencia para los estímulos amenazantes. Parece que están implicados los procesos automáticos, pues de manera deliberada evitan los estímulos amenazantes. Son los procesos automáticos los que provocan el efecto de facilitación en tareas indirectas.Se observa un sesgo de respuestas interfirientes auto-centradas, que son pensamientos persistentes y recurrentes relacionados con la ansiedad.
   Se evita una mayor elaboración de la información Peor recuerdo explícito (directo) de información amenazante Recuerdo implícito (indirecto) de información amenazante 5 ...

Tags:
Comprar Previsualizar