Tema 1 - El contrato mercantil (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Mercantil II
Profesor L.P.
Año del apunte 2015
Páginas 10
Fecha de subida 01/10/2015
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

Derecho Mercantil II 2015 TEMA 1. EL CONTRATO MERCANTIL Los contratos mercantiles se distinguen de los civiles porque unos se rigen por el CComercio y normas específicas de ese contrato, y los civiles se rigen única y exclusivamente por el CC. El CC se utiliza en los contratos mercantiles como legislación supletoria, se tomarían como referencia las leyes por lo dispuesto en el CC, como por ejemplo la capacidad para ser contratante. Existe confusión entre tipos de contrato; se pueden clasificar por las partes que intervienen: pueden ser dos empresarios o empresario y consumidor. También por el tipo de negocio que es objeto del contrato: contrato de cuenta corriente es un contrato mercantil porque uno actúa y los otros contratantes pueden ser un empresario o particular que se regirá por las normas mercantiles. La regulación de los contratos se sigue la regulación del CC y se basa n los siguientes pretextos: Art. 1091 CC: todo aquello que disponen las partes es ley contractual siempre que cuando no contravenga ningún título legislativo. Pueden contravenir lo que son los usos de comercio.
1254: Un contrato toma vida desde que varias personas por una u otra parte se obligan a ese contrato o cláusulas que va regir su regulación comercial.
1255 CC: Los contratantes pueden establecer los pactos siempre que no sean contrario a las leyes.
1258 CC: los contratos se perfeccionan por el consentimiento de lo expresamente pactado. Aunque las voluntades no se cumplan, en si ha habido la perfección del contrato.
En cuanto a la forma del contrato: todos los contratos tienen validez sean verbales o escritos. Hay varios ámbitos en que la ley exige que el contrato sea en forma escrita y no tiene validez el verbal. EJ: contratos bancarios. Art. 51 CCcom y normativa del CC.
Contratación con las condiciones generales: las partes no ponen las condiciones sino que ya vienen impuestas por la parte dominante.
La interpretación de los contratos mercantiles: se reparte la normativa entre el CCom y la ley de condiciones generales para la contratación. Existencia de normativa específica para las administraciones públicas.
Plazo de prescripción de acciones judiciales: la carga de la reclamación se da en la parte perjudicada. El procedimiento de reclamación se dará habitualmente por el juicio verbal, regulado en la LEC, con las especialidades que se den por la normativa mercantil y por sus leyes especificas. Plazos: - General. 15 años - Específicos. 6 meses, 1, 2 y 5 años, dependiendo de la reclamación contractual.
Dependiendo del objeto del juicio, dependiendo de la materia etc., también son competentes los tribunales mercantiles, en vez de los ordinarios.
Derecho Mercantil II 2015 Caducidad de contrato de las partes: contrato de bien con garantía de pago. Ese contrato se le pone una clausula penal, que ante el incumplimiento del contrato, entrara en juego el contrato B.
Prescripción: regulación art. 1930 y ss.
Caducidad. Recordar que se establece por pacto inter partes.
Diferencias entre caducidad y prescripción: La caducidad puede establecerse por ley, pero lo común es que se establezca por las partes con una clausula de penalización, en cambio la prescripción solo se produce por ley, ya sea la general o especifica del CCCom, que establece cuales son los plazos según la materia.
La caducidad puede ser estimada de oficio por un tribunal si la otra parte sometiera el contrato a un litigio, en cambio la prescripción debe ser legada por la parte interesada.
Ej.: contrato de alquiler en que el propietario del inmueble lleva 4 meses sin cobrar la renta del inquilino y a los 14 meses quiere reclamar la renta que le debe. El juez no va a decir que estas mensualidades están prescritas, sino la parte interesada.
La caducidad supone la fijación de un tiempo para el ejercicio de derechos y accione, pasado el cual dejan de existir o, en realidad no llegan a nacer, mientras que la prescripción hace referencia a las pretensiones que las partes puedan deducir, no a los derechos que les afectan quedando esto solo paralizado mediante excepción que se promueve.
La caducidad pretende dar seguridad al tráfico jurídico, mientras que la prescripción al igual que los delitos o faltas, pone fin a la incertidumbre de los derechos, abandonados cuando su titular no los ejercite.
Supuestos de caducidad: Nuestro derecho no distingue entre los casos de caducidad ni su terminología es siempre precisa, por lo que ha sido el TS quien ha venido calificando dentro del ámbito de la institución diversos supuestos y además en sentencia de 11 de junio de 1963 ha establecido que en caso de duda y como regla general debe entenderse que el plazo es de caducidad por ser esta institución más acorde con las tendencias procesales y civiles modernas la estimación de oficio por el juzgador, sin necesidad de alegación de parte.
Función interpretativa/ integradora de los usos de comercio Fuente objetiva de derecho mercantil, después del art. 2 CCom. Fuente especial comercial; No todas las practicas por extendidas que estén tienen valor de uso de comercio; en caso de conflicto los usos tienen que ser probados ante el juez.
Derecho Mercantil II 2015 No son reglas fijas ni uniformes. General inseguridad jurídica. Tendencia a la positivización a través de leyes o reglamentos.
Suelen ser usados para resolver casos particulares:  Supliendo clausulas insertas en actos mercantiles  Fijando el sentido de los redactados oscuros o inexactos  Dando sentido a un acto o contrato según las intenciones iniciales de las partes  Modular la interpretación civil que se pueda dar a un contrato de origen o fondo mercantil No se admiten como derecho consuetudinario, lo que genera confusión, teniéndose que recurrir reiteradamente a la jurisprudencia del S.
Principios básicos del TS en cuanto a los usos:  Los usos generan obligaciones y derechos para las partes  Los usos han de ser probados en juicio por la parte que lo alega.
 Las partes intervinientes pueden pactar en contra del uso de comercio  No se admite el uso contra legem.
Capacidad de los contratantes Anteriormente solo podían contratar los que eran considerados mercaderes. A partir de 1885 el CCOm aplica un sistema objetivo y se habla de los actos de comercio, con indiferencia de quien lo ejecute. En consecuencia se exigen los requisitos generales de capacidad para contratar:  Art. 50 CCom (con la practica mercantil, en los documentos, se suelen reconocer la capacidad legal para contratar, tanto en documentos privados como públicos).
 Mayoría de edad, salvo excepciones (art. 315 y 322 CC)  Ciertas prohibiciones para ciertos contratos (art.271, 272 CC, 288 Ccom, 230 LSC)  Los menores emancipados y los incapacitados  Los contratos futuros que obligan a prestaciones personales (menores) – art. 158, 162 y 164 CC.
 Limitaciones de los padres y de los tutores legales con respecto a los contratos de sus representados.
Formas de los contratos mercantiles La forma suele ser escrita y también es válido el contrato oral.
Son contratos consensuales es decir las dos partes consienten en obligarse, y en este nos vamos al art. 254 CC.
Su forma puede ser todas las admitidas en derecho.
Derecho Mercantil II 2015 Forma oral en documentos privado, público o vía electrónica. Cuando hablamos de vías electrónicas hablamos de contrato en cualquier soporte (email, SMS, etc.).
Ejemplos de contrato escrito: constitución de sociedades de capital, contrato de seguro, contratos de financiamiento mercantil, adquisición de buques, contrato de fletamento del buque.
“Los contratos son lo que son y no lo que dicen ser”.
Correo electrónico: luisperaygues@uab.cat CONDICIONES GENERALES DE LA CONTRATACIÓN Ley 7/98, 13 abril, condiciones generales de la contratación. Complementación: real decreto legislativo 1/ 2007, para la defensa de consumidores y usuarios. Ley 50/80 del contrato de seguro.
Se aplican tanto sea un consumidor como un profesional.
Definición: clausulas cuya incorporación al contrato sea impuesta por una de las partes con independencia de su apariencia externa o denominación habiendo sido redactada para ser incorporada a una pluralidad de contratos.
Tiene ciertos controles que hasta el año 1992 no se había dado ninguno, empezaron con la entrada de España en la UE. Los 4 controles que hace es: De incorporación, de contenidos mínimos y máximos, acciones colectivas, y creación de un registro general de condiciones generales de la contratación.
  Control de incorporación: la ley exige una serie de requisitos: - información de la existencia de ellas, que el usuario sepa que existen.
- Conocimiento de las mismas por el contratante.
Control de contenido. Es exclusivo para consumidores, no se aplica a profesionales. Los profesionales deben acudir a los tribunales ordinarios en caso de que quieran la nulidad de alguna de las clausulas de las condiciones impuestas. Este control de contenido como es para el consumidor básicamente, viene regulado en el real decreto legislativo de 1/2007. Son 27 clases.
 Acciones colectivas. Serian principalmente la acción de cesación, es decir que debe de aplicarse esa clausula de las condiciones generales que se considere abusiva. Esta acción de cesación de conducta viene regulada en la ley de condiciones generales de contratación (7/98).
CLASES DE CONTRATOS MERCANTILES Los tipos de contratos mercantiles generales que existen serian la compraventa de empresas o establecimientos mercantiles, compraventa de vienes a plazos, transferencias a crédito, contratos de colaboración, y también el contrato de franquicia y deposito.
La compraventa de empresas o establecimientos mercantiles Derecho Mercantil II 2015 Contrato que tiene mucha importancia económica y mucho volumen en cuanto al núm. de contratos que se realizan, pero no existe ninguna ley que lo regule, sino lo que las partes acuerden según la ley del código civil y código de comercio. Ejemplo: el traspaso de un bar.
Cesión de nombre comercial, marcas y patentes Se utiliza muy poco. Tiene que ver con los productos y servicios propiedad del comerciante o compañía vendedora, se trata de unos factores determinantes en la adquisición de la empresa y la fijación de su precio.
La transmisión de la empresa en su totalidad implica la de sus marcas de productos y servicios. Salvo que exista pacto contrario. Por tanto el vendedor puede conservar todas o algunas de sus marcas. Aunque el nombre comercial de la empresa puede ser cedido por el vendedor sin necesidad de vender también la empresa.
COMPRAVENTA DE BIENES MUEBLES A PLAZOS Regulada en la ley 7/98, dirigida a las compraventas realizadas por un importe superior a 20.000 euros. Tiene la peculiaridad de que quien vende, vende el producto y la financiación. A forma de normas anexas, son de aplicación la ley 7/95 del crédito al consumo, y posteriormente se creó el registro e bienes muebles, que es donde la empresa vendedora registra a reserva de dominio sobre el bien que ha vendido hasta que no se haya pagado la totalidad del precio. Los bienes tienen que cumplir determinadas características.
Medio eficaz para financiar la adquisición de productos por los consumidores, aunque también es aplicable a los empresarios. Para el empresario ello supone una ventaja, porque supone poder vender unos bienes que en caso contrario no serían de adquisición pública, ya que el consumidor no podría pagar.
La ley 28/1998 determino que los bienes muebles objeto de compraventa deben ser cosas corporales identificables (marca, número de serie), no consumibles (de no ser así el vendedor quedaría sin ninguna garantía de cobro) en las que fraccionándose y aplazándose el pago del precio en la forma descrita (superior a 3 meses), el vendedor sea un comerciante y el comprador lo adquiera para su propio uso, no para revenderlo.
Especialidades de este tipo de contrato Se exige la forma escrita. Puede haber dudas sobre si este requisito es solo para demostrar la existencia del contrato, o bien si es para validar el mismo. Debemos entender que es esta última finalidad, puesto que si el contrato no se hace de forma escrita, la ley lo va a considerar nulo, siendo por tanto un contrato de tipo formal. Si se desiste del contrato este se debe devolver y no haberse utilizado más que a efectos de simple prueba. Si el contrato se ha pactado, podrá acordarse de que el vendedor pueda recibir una indemnización.
Otro derecho del comprador es que en cualquier momento este podrá optar por pagar de forma anticipada el contrato. En estos casos, dado que el vendedor no va a poder cobrar los intereses tendrá derecho a percibir una compensación que no podrá exceder del 1,5 % del precio pagado anticipadamente en supuesto de interés variable y Derecho Mercantil II 2015 3% en supuesto de tipo fijo. Esto es así porque se entiende que al vender la cosa mueble a plazos el vendedor debido a su vez financiarse.
Problemas del contrato: Cuando el comprador incumple el contrato, demorándose en el pago de dos plazos o el último de ellos, el vendedor podrá optar por exigir el pago de todos los plazos pendientes o la resolución del contrato, devolviéndose la cosa vendida.
En el caso de resolución del contrato, por un lado tenemos la cosa mueble y por otro lado teneos el precio: en principio el comprador debería devolver la cosa y el vendedor devolver el precio pero se puede crear una situación injusta, por cuanto el comprador ha podido hacer uso del bien. Por ello el vendedor tendrá derecho a quedarse con el 10% de los plazos vencidos en concepto de indemnización por la posesión y uso del bien.
Además de este derecho el vendedor a percibir una cantidad adicional en concepto de depreciación comercial; esta cantidad será igual al desembolso inicial (la señal o cantidad entregada a cuenta del primer momento), sin que pueda ser superior a la quinta parte del precio a contado.
Finalmente tiene derecho el vendedor a exigir al comprador una indemnización o cantidad por el deterioro de la cosa vendida, si procede.
Se aplican las normas del contrato de compraventa mercantil porque se considera contratos afines: consiste en la venta, en este caso de un crédito, y el pago por otra persona para adquirir ese crédito.
LOS CONTRATOS BANCARIOS Los contratos bancarios son todos aquellos que se liguen al mundo de la banca. Estamos hablando de bancos, cajas de ahorro y cooperativas. La regulación de estos contratos se encuentra en directiva comunitaria, que adopta forma de directiva y exige transposición a la normativa española (directiva MIFI); los contratos bancarios se han modulado con la entrada en la UE. Los contratos bancarios pueden ser contratos activos y pasivos: Activo cuando el banco da dinero (contrato de préstamo de dinero, contrato de descuento de efectos, contrato de apertura de crédito, contrato de factoring y leasing).
Pasivo cuando el banco recibe dinero (contrato de depósito, contrato de cuenta corriente bancaria- implica el reconocimiento de recibos, entre un banco y un particular por lo que no es un contrato de cuenta corriente mercantil, en que son siempre dos comerciantes; si ambos fueran particulares seria un contrato de redescuento).
Son muy importantes las condiciones generales de la contratación. También hay contratos neutros o de servicio y gestión.
CONFIRMING Derecho Mercantil II 2015 Es un contrato laboral de los bancos en que se produce la pre aceptación de facturas con garantía. El banco solicitante me garantiza que dentro de 3 meses me va a pagar lo que me debe el solicitante en caso de que este o lo haga efectivo en este periodo. Es una técnica de seguridad en las actuaciones comerciales, puesto que se tiene la absoluta seguridad de que se va a cobrar.
CONTRATOS DE COLABORACIÓN La característica común es que una empresa va a auxiliar o asistir a otra empresa para poder realizar la actividad empresarial.
Hay distintos tipos y distinciones de contratos de colaboración: - Clásicos: si los que tradicionalmente han existido en nuestro país: contrato de comisión y si esa ayuda a realizar la actividad es duradera, tenemos un contrato de agencia.
- Modernos: por el contrario en los últimos tiempos se tiende a otros tipos de contratos, como el contrato de concesión y el contrato de franquicia. El denominador común es que será un empresario que va a ayudar a otro empresario a realizar una determinada actividad.
COMISIONISTA Básicamente es un contrato de mandato por el que se contrata a una persona determinada para que haga algo por encargo, le encarga una gestión ( ej: vende esto, haz aquello). Un ejemplo de ello son las agencias inmobiliarias que se encargan de intentar venderle el piso buscando un posible comprador.
Características: - Es siempre cuando una persona hace algo por encargo a otro - Es un contrato destinado a un único acto - Es el contrato tipo de colaboración entre empresarios.
- Se trata de un mandato mercantil, por lo que debemos acudir al art. 1709 CC.
- La mercantilidad de este contrato vendrá dada, desde el punto de vista objetivo, el contrato de comisión tiene que consistir en actos de comercio y debe ser el comerciante/ empresario el comisionista.
- El contrato de comisión no se encuentra definido en el CCom, por lo que seria “el contrato por el cual el comisionista en su condición de empresario mercantil, se obliga a prestar su actividad consistente en realizar un acto u operación de comercio.” - Se trata de un contrato intuitio personae, de tal manera que a la hora de contratar se tiene en cuenta la persona del comisionista, sus características personales y por tanto no se puede sustituir por el comisionista la persona.
OBLIGACIONES DERIVADAS DEL CONTENIDO DEL CONTRATO DE COMISIÓN Derecho Mercantil II 2015 Obligaciones del comisionista: 1. La principal obligación será la ejecución del encargo para el cual fue contratado.
2. En segundo lugar tiene por obligación seguir las del comitente, si las hubiere, asi como defender siempre los intereses del comitente 3. En tercer lugar el comisionista debe comunicar e informar siempre sobre la marcha del encargo, cuando el comitente lo pida 4. En último lugar el comisionista tiene prohibida la auto entrada en el negocio del comitente ( ej: vender un solar y que lo adquiera el comisionista) a no ser que cuente con autorización de este.
A no ser que se haya pactado una comisión de garantía (cobrar un plus adicional por garantizar el buen resultado del negocio.
Obligaciones del comitente: El contrato de comisión a diferencia del de mandato es un contrato bilateral por lo que van a tener obligaciones las dos partes. Estas obligaciones son: 1. La primera obligación del comitente es pagar el precio acordado, la denominada comisión.
2. En segundo lugar deberá pagar todos los gastos en que haya incurrido el comisionista para el cumplimiento de su gestión así como perjuicios que se hayan podido ocasionar al comisionista por su actividad 3. En último lugar, existe el denominado privilegio del comisionista (art. 276 CCom).
EL CONTRATO DE AGENCIA Es un contrato de comisión pero con una duración continuada en el tiempo, realizando una determinada acción de forma estable. Un ejemplo sería en empresas extranjeras que quieran vender sus productos en el mercado español y en vez de crear una sucursal van a contratar a una empresa nacional para que distribuya sus productos.
No tenía regulación hasta el año 1992 por lo que se aplicaba analógicamente la regulación del contrato de comisión.
Cuando España entro en la UE tuvo que actualizar su normativa en base a una directiva europea, surgiendo así la ley 12/1992 de 27 de mayo. Hasta entonces la jurisprudencia aplicaba analógicamente la regulación del contrato de comisión prevista en el código de comercio.
Este tipo de contrato por norma siempre es mercantil, por cuanto el agente será siempre un empresario y el contratante del agente también siempre un empresario comitente.
Pese a ello en su gestión o actividad, el comisionista puede realizarla de dos modos: - Bien en nombre propio. Si el comisionista contrata en nombre propio aunque sea siempre un interés ajeno, los efectos del contrato se darán entre el tercero y el comisionista de tal modo que el tercero no Derecho Mercantil II 2015 podrá exigir el cumplimiento del contrato o la responsabilidad al comitente, sino que deberá hacerlo al comisionista.
- Bien en nombre de su comitente (la persona que le ha contratado). En cambio si el comisionista contrata en nombre del comitente el contrato vinculara al comitente y no al comisionista. Eso sí, el comisionista siempre deberá probar la existencia de un contrato de comisión para poder vincular al comitente.
EL CONTRATO DE FRANQUÍCIA En el contrato de franquicia aparte de vender el contrato, también vendes un know how, un saber hacer un determinado producto. Se regula a través de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.
Es un contrato atípico aunque existe cierta regulación del contrato de franquicia solo a efectos administrativos por medio de la LOCM, que obliga a las empresas franquiciadoras a inscribirse en un registro.
El contrato de franquicia es aquel contrato en virtud del cual una empresa denominada franquiciadora cede a otra empresa, el franquiciado, a cambio de una contraprestación financiera, el derecho de explotación de una franquicia para comercializar determinados productos o servicios incluyendo el uso de una denominación común, logotipos, marca, rótulos, y sobre todo la cesión al franquiciado del saber hacer, es decir, un know how, por lo que se incluye en el contrato la asistencia comercial y técnica del franquiciador. Así pues, el contrato de franquicia transmite una formula empresarial siendo un paso más del contrato de concesión puesto que el franquiciador vende al franquiciado, no solamente sus productos, sino una formula empresarial para poder venderlos, de tal modo que cuando el cliente compra estos productos o servicios cree que lo está comprando al fabricante o franquiciador.
EL CONTRATO DE DEPÓSITO El depósito es la puesta a disposición de bienes u objetos de valor bajo la custodia de una persona física o jurídica (depositaria) que queda en obligación de responder de ellos cuando se las pidan.
Cualquier persona puede ser depositaria de cosas ajenas (suelen hacerlos las empresas de logística, desde las personas encargadas de transportar, almacenar las mercancías o distribuirlas) y el depositante no ha de pagar nada salvo que se pacte lo contrario.
La excepción se da cando se califica el depósito mercantil o se haga como casa o a consecuencia de operaciones mercantiles. En este caso el depositario tendrá derecho a elegir una retribución por el depósito, salvo que se pacte lo contrario. Además en el caso de que las partes no hubieran ido la cuenta de retribución se regulara según los usos de la plaza en la que el depósito se hubiese constituido.
Derecho Mercantil II 2015 ...