Tema 10 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Farmacia - 3º curso
Asignatura Farmacologia general
Año del apunte 2017
Páginas 6
Fecha de subida 09/06/2017
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

    Tema  10:  Distribución  de  fármacos     Proceso  de  distribución   Es  el  transporte  del  fármaco  dentro  del  compartimento  sanguíneo  y  su  posterior  penetración  en  los  tejidos.   Tiene  que  atravesar  células  y  tejidos  para  llegar  a  la  biofase.   Factores  que  condicionan  la  distribución:   -­‐  Características  FQ  del  PA:  PM,  solubilidad,  grado  de  ionización.  Condiciona  que  se  una  a  proteínas,  atraviese   más  fácil  o  difícil  las  membranas  celulares  y  llegue  a  donde  ejerce  su  actividad.     -­‐  Unión  a  proteínas  plasmáticas.  Los  PA  viajan  por  el  torrente  sanguíneo  de  forma  libre  o  unidos  a   determinadas  proteínas  plasmáticas.  Influye  en  el  acceso  del  PA  el  que  esté  más  o  menos  unido  a  proteínas.   Si  está  con  proteínas  es  más  difícil  que  atraviese  membranas.   -­‐  Flujo  sanguíneo.   -­‐  Tipo  de  capilares  que  permitan  la  extravasación  del  fármaco.   -­‐  Barreras  especiales.   -­‐  pH  de  los  compartimentos.     Transporte  de  los  fármacos  en  la  sangre   El  fármaco  puede  ir  unido  en  mayor  o  menor  grado  a  determinadas  proteínas  plasmáticas:  albúmina,   lipoproteínas,  a1  glicoproteína  ácida,  eritrocitos,  etc.  Solo  el  fármaco  libre  es  capaz  de  difundir  a  través  de  las   membranas  y  tener  actividad  farmacológica.  Que  esté  unido  a  una  proteína  plasmática  es  un  equilibrio  en  el   que  hay  una  fracción  libre  y  una  unida.  El  porcentaje  de  la  fracción  del  medicamento  unido  depende  de:   -­‐  Afinidad  del  fármaco  por  la  proteína   -­‐  Concentración  de  la  proteína  de  unión     -­‐  Concentración  de  fármaco  respecto  a  la  concentración  de  la  proteína  de  unión     Unión  a  proteínas  plasmáticas   Si  un  fármaco  se  une  poco  a  proteínas  plasmáticas,  está  libre  en  el  torrente  y  se  une  a  sus  receptores  en   mayor  proporción.  Tendrá  rápido  efecto  y  es  susceptible  de  eliminarse  rápidamente  por  el  organismo  por   biotransformación  o  eliminación  renal.     Si  el  fármaco  se  une  poco  a  proteínas  plasmáticas,  tenemos  una  concentración  plasmática  máxima  muy  alta  y   Tmax  corto.  Es  un  efecto  muy  intenso  y  muy  rápido.   Si  el  fármaco  se  une  en  gran  proporción  a  las  proteínas  plasmáticas,  habrá  poca  cantidad  libre  y  poca  cantidad   ejercerá  su  acción.  Como  solo  se  excreta  y  se  metaboliza  lo  que  está  libre,  tenemos  poca  eliminación.  La  curva   es  más  plana.  La  Cmax  es  más  baja  y  el  efecto  más  sostenido.       Albúmina   Es  la  proteína  más  abundante  en  el  plasma.  Se  sintetiza  en  el  hígado.  Tiene  mucha  afinidad  por  fármacos   ácidos.  Tiene  4  subdominios.  Las  uniones,  en  principio,  a  los  PA  son  de  carácter  reversible.  Hay  equilibrio   entre  unión  y  disociación,  excepto  para  algunos  fármacos,  como  el  ácido  acetilsalicílico  que  se  une  de  forma   irreversible.     Clásicamente,  hay  2  sitios  de  unión.     -­‐  El  sitio  I  tiene  gran  afinidad  por  fármacos  de  tipo  anticoagulantes  orales,  como  warfarina,  y  por   determinados  AINEs,  como  fenilbutazona  y  salicilatos.   -­‐  El  sitio  2  tiene  gran  afinidad  por  benzodiacepinas  y  por  AINEs  tipo  profeno,  como  ibuprofeno  y  derivados.     Esta  unión  es  reversible  y  además  es  esteroselectiva.  Tiene  más  afinidad  por  un  determinado  isómero.  El  sitio   I  tiene  mayor  afinidad  por  el  isómero  S-­‐warfarina.  Además  de  la  estereoselectividad,  existe  unión  cooperativa   en  algunos  casos.  La  unión  de  la  S-­‐warfarina  al  sitio  I  condiciona  la  unión  de  la  S-­‐benzodiazepina  al  sitio  II.   Cuando  se  una  la  S-­‐warfarina  favorece  que  se  una  la  S-­‐benzodiazepina  al  sitio  II.  Provoca  un  cambio   conformacional  que  favorece  la  unión  del  otro  fármaco.     a1  glicoproteína  ácida   Tiene  afinidad  por  fármacos  básicos  y  neutros.  Se  sintetiza  en  hígado  y  en  células  tumorales.  Sus  niveles   aumentan  en  procesos  inflamatorios.       1       Es  una  proteína  con  un  grado  de  glucosilación  elevada.  El  grado  de  glucosilación  y  el  tipo  de  glucoformas   varían  en  embarazo  y  en  situaciones  patológicas:  artritis  reumatoide,  cirrosis  alcohólica  y  hepatitis.     Los  grados  de  glicosilación  varían  a  lo  largo  de  los  estados  fisiológicos  y  patológicos,  como  artritis  reumatoide,   cirrosis  alcohólica,  hepatitis.  Es  estereoselectiva.     Se  unen  a  esta  glicoproteína  es  ácido  retinoico,  fluoxetina,  propanolol,  tamoxifeno.     Lipoproteínas   Transportan  fármacos  hidrofóbicos,  como  la  anfotericina  B  y  nistatina  (antifúngicos),  antiarrítmicos,  vitamina   E,  ciclosporina,  antidepresivos  tricíclicos,  etc.     Eritrocitos   Se  fijan  a  la  hemoglobina,  anhidrasa  carbónica  y  membrana  plasmática  de  estas  células  y  de  otras  células  de  la   sangre.  Su  interés  en  la  distribución  de  fármacos  es  cada  vez  mayor.     Factores  que  modifican  la  unión  a  proteínas  plasmáticas   La  albúmina  humana  puede  estar  disminuida   en  el  organismo.  Los  ancianos  y  niños  tienen   menor  cantidad  de  albúmina.  Los  problemas   hepáticos  producen  disminución  de  albúmina.   Los  pacientes  con  insuficiencia  renal  agravan  su   situación  porque  tienen  menor  cantidad  de   albúmina.  Las  malnutriciones  severas  y   quemaduras  lo  disminuyen.   Determina  la  afinidad  de  fármaco  por  proteínas,  cantidad  de  fármaco  y  cantidad  de  proteínas.     Esto  tiene  repercusión  en  las  interacciones  farmacológicas.  Si  2  fármacos  tienen  alta  afinidad  por  las  proteínas   plasmáticas,  uno  desplaza  al  que  tenga  menor  afinidad.     Hay  fármacos  de  escasa,  intermedia,  alta  y  muy  alta  unión  a  proteínas  plasmáticas.  Los  de  escasa  unión  suelen   ser  fármacos  de  margen  terapéutico  estrecho.       Consecuencias  clínicas  de  la  modificación  de  la  unión  a  proteínas  plasmáticas   Hay  un  equilibrio.  El  grado  de  fijación  a  proteínas  plasmáticas  será  constante  en  el  organismo  normalmente.  Si   consideramos  el  grado  de  unión  para  la  mayoría  de  los  fármacos,  al  aumentar  la  fracción  libre,  y  si  no   interviniesen  otros  procesos  fisiológicos,  tendríamos  mucho  fármaco  activo  y  se  produciría  la  intoxicación.   Pero  el  organismo  aumenta  los  procesos  de  distribución  y  se   consigue  eliminar  el  fármaco  más  rápidamente.  Si  el  margen   terapéutico  es  amplio,  no  tenemos  mucho  problema.  Pero  si  el   fármaco  tiene  un  margen  estrecho,  puede  tener  problemas.     Es  el  caso  de  la  warfarina.  El  sintrón  es  derivado  de  la  warfarina,  tiene  estrecho  margen.  A  estos  pacientes  se   les  ajusta  la  dosis  de  sintrón  en  función  del  grado  de  coagulación  del  paciente.  Si  se  le  da  otro  fármaco  con   unión  a  proteínas  plasmáticas  igual  o  mayor,  va  a  desplazar  de  su  unión  y  estará  libre.  Si  hemos  ajustado  la   dosis  para  unión  de  90%,  tenemos  libre  un  10%,  que  produce  el  efecto  deseado.  Si  se  desplaza  un  10%  más,   tenemos  libre  un  20%,  hemos  duplicado  la  dosis  terapéutica,  lo  que  da  riesgo  de  hemorragia.  Si  fuera  una   unión  del  50%,  una  modificación  del  5-­‐10%  tenemos  niveles  terapéuticos  todavía.       Tipos  de  capilares   El  fármaco  tiene  que  difundir  a  tejidos.  Debe  salir  del   territorio  vascular  a  los  capilares.     Continuos   Los  de  tipo  continuo  es  una  monocapa  de  células   endoteliales.  Hay  uniones  estrechas  y  pericitos  entre  las   células  y  es  difícil  que  fluya  PA  del  interior  al  exterior.  Pasan   moléculas  muy  pequeñas  y  lipófilas.  Están  en  músculo,  piel  y   SNC.       2       Fenestrados   Es  una  monocapa  de  células  endoteliales  y  a  veces  pericitos.  Hay  poros  (fenestras)  que  dejan  pasar  algunos  PA   mayores,  de  80-­‐100nm,  y  moléculas  hidófilas.  Están  en   glomérulos  renales,  vesícula  biliar,  glándulas  endocrinas,  plexo   coroideo  y  tracto  gastrointestinal.  Es  donde  se  metaboliza  o   excreta  el  fármaco.     Discontinuos  o  sinusoides   Las  células  endoteliales  tienen   grandes  hendiduras  entre  ellas  y   ausencia  de  membrana  basal.   Dejan  pasar  moléculas  de  PM  más   elevado.  En  hígado,  bazo,  médula   ósea  y  nodos  linfáticos.     Barreras  especiales   Tienen  la  función  de  impedir  que  entren  a  determinados  órganos  y  tejidos  sustancias  extrañas  exógenas  que   pueden  ser  tóxicas  para  las  células.  Las  principales  a  nivel  de  SNC  son  la  hematoencefálica  y   hematocefalorraquídea;  barrera  placentaria;  y  barrera  testicular.     Barreras  en  el  SNC   Tenemos  la  BHE  en  los  capilares  cerebrales  y  la  hemato-­‐ cefalorraquídea  en  el  LCR.  Son  capilares  continuos  con   uniones  muy  estrechas.  Están  rodeados  de  pericitos  y   células  astrogliales.   No  todo  el  SNC  tiene  esta  barrera.  El  centro  del  vómito   no  tiene  barrera.  Determinados  tumores  generan  una   formación  de  nuevos  vasos  (neovascularización)  que   tienen  capilares  más  laxos.  Por  estos  vasos  se  permite  el   flujo  de  los  fármacos.     Esta  BHE  actúa  como  sistema  de  metabolización.  Hay   enzimas  como  citocromo  P-­‐450,  UDP-­‐glucuronil   transferasas,  MAO,  para  degradar  el  fármaco  que   accedería  al  SNC.     Características  de  los  fármacos  que  atraviesan  la  BHE   Son  fármacos  muy  lipófilos,  como  los  anestésicos   generales  y  opioides.     La  unión  a  proteínas  plasmáticas  hace  que  no   atraviesen  la  barrera,  excepto  las  benzodiacepinas   porque  lo  atraviesan  por  canales.     Los  de  altos  PM  tampoco  entran  (<800Da).   La  BHE  es  permeable  a  la  difusión  de  sustancias  muy  lipófilas  y  pequeñas.   En  determinadas  condiciones  se  modifica  la  BHE,  como  cáncer  o  enfermedades  infecciosas.       Transportadores  de  entrada  en  la  BHE   Si  solo  entrasen  los  medicamentos  por  difusión,  los  travesarían  pocos  medicamentos.  Hay  transportadores  de   entrada  y  de  salida.   •  Transportadores  de  cationes  orgánicos  (OCT):   o  Neurotoxinas  catiónicas   o  Neurotransmisores   o  Algunos  antihistamínicos,  sobre  todo  los  de  1ª  generación.  Tienen  alta  lipofilia.  Los  antihistamínicos  que   provocan  somnolencia  (reacción  adversa)  es  por  su  paso  por  estos  transportadores.   •  Transportadores  de  aniones  orgánicos  (OAT).   •  Transportadores  de  aminoácidos  neutros:  L-­‐dopa,  a-­‐metildopa,  gabapentina.     3       •  Transporte  de  glucosa  GLUT1:  glucosa  y  glucopéptidos.   •  Transporte  de  nucleósidos:  lo  utilizan  determinados  fármacos  antivirales  análogos  de  nucleósidos,  como   lamivudina  y  abacavir.  Se  usan  en  el  tratamiento  de  infecciones  víricas  y  tumores  cerebrales.     Transportadores  de  salida  de  la  BHE   Sacan  sustancias  del  interior  de  las  células  nerviosas.   •  Glucoproteína  P.     o  Elimina  fármacos  xenobióticos  (antitumorales,  antirretrovirales).  Los  expulsan  de  nuevo  al  exterior  de  la   célula  nerviosa.     o  Hay  tumores  y  otras  enfermedades  como  SIDA  que  hacen  que  se  sobreexprese  la  glucoproteína  P.  Si   tratamos  a  un  paciente  con  antitumorales  y  el  tumor  hace  que  se  sobreexprese  la  glucoproteína  P,  expulsa   fármaco  activo  y  disminuye  la  concentración  de  fármaco  en  la  biofase.     o  Se  utilizan  inhibidores  de  la  glucoproteína  P  para  inhibir  la  sobreexpresión  y  que  el  fármaco  permanezca   más  tiempo  en  la  célula  nerviosa,  como  verapamilo,  quinidina.   •  Proteína  de  multirresistencia  a  fármacos  (MRP).  Expulsa  los  fármacos  de  la  célula.  Estas  células  son  menos   sensibles  a  los  fármacos  con  los  que  se  les  trata.  Tipos:  MRP1,  MRP3,  MRP4,  MRP5,  MRP6.       Modificación  de  la  permeabilidad  de  la  BHE   Son  situaciones  patológicas,  como:   -­‐  Meningitis   -­‐  Esclerosis  múltiple   -­‐  Hipertensión     -­‐  Tumores  cerebrales  por  neovascularización   -­‐  Isquemia  cerebrovascular     Barrera  placentaria   La  placenta  se  forma  en  las  primeras  10  semanas  de  embarazo  y   se  hace  más  delgada  (más  permeable)  a  lo  largo  de  la  gestación.   La  barrera  placentaria  tiene  endotelio  capilar  y  trofoblastos  de   la  vellosidad  placentaria.     Los  fármacos  la  atraviesan  por  difusión  pasiva.  En  esta   membrana  también  hay  transportadores  multirresistencia  y   glucoproteína  P.  Tiene  importancia  en  fármacos  que  puedan   lesionar  al  feto.  Es  el  caso  de  la  talidomida.  Que  un  fármaco   atraviese  la  barrera  placentaria  y  acceda  al  feto,  puede  tener   consecuencias  muy  graves.     Hay  que  tener  en  cuenta  el  pH  de  los  distintos  líquidos.  La   sangre  fetal  tiene  un  pH  inferior  a  la  materna.  Tenemos  que   tener  en  cuenta  la  ecuación  de  Henderson-­‐Hasselbach  y  ver  qué   ocurre  cuando  el  fármaco  entra  a  la  sangre  fetal.  Con  un  pH   inferior,  si  el  fármaco  es  básico,  tiene  un  bajo  grado  de   ionización  y  pasa  al  pH  más  ácido,  en  este  pH  se  ioniza  y   dificulta  su  salida.  Quedaría  retenido  en  el  interior  del  feto.  Este   cambio  de  pH  hace  que  en  el  interior  del  feto  se  acumulen   fármacos  de  carácter  básico.   Los  fármacos  en  la  circulación  fetal  pueden  tener  efectos   teratogénicos  (más  en  el  primer  trimestre)  y  alteraciones   funcionales  (en  etapas  más  avanzadas).       Barrera  testicular   El  fármaco  puede  entrar  a  las  células  productoras  de  espermatozoides  (células  germinales  en  desarrollo).  Está   formada  por  capilares  testiculares  (células  endoteliales),  capa  de  células  de  Sertoli  y  capa  de  células  mioides   (rodean  los  tubos  seminíferos).     Hay  una  barrera  especial  para  que  los  medicamentos  no  pasen  tan  fácilmente.  Se  expresa  proteína  P  y   glucoproteína  multirresistente  (MRP1).  En  condiciones  normales  esto  es  una  ventaja.       4       Si  nos  encontramos  con  un  tumor  testicular,  tenemos  el  problema  de  la  dificultad  del  acceso  de  los  fármacos   necesarios  para  tratar  el  proceso.       Influencia  del  flujo  sanguíneo   El  flujo  condiciona  principalmente  la  difusión  de  moléculas   pequeñas  lipófilas.     A  mayor  flujo  sanguíneo  (órganos  más  irrigados),  mayor  difusión   tendremos.  Favorece  que  pase  el  fármaco  al  interior  de  la  célula.  En   los  órganos  menos  irrigados,  el  fármaco  difunde  con  mayor  dificultad.   A  mayor  número  de  capilares  (ejercicio  físico,  jóvenes),  mayor  difusión.  A  menor  número  de  capilares   (diabéticos,  hipertensos),  menor  difusión.     También  influye  la  distancia  de  las  células  al  capilar.  Si  el  capilar  está  próximo,  difunde  bien  a  la  célula.  Si  está   muy  alejado,  el  fármaco  tiene  que  ir  al  tejido  circundante  y  luego  ir  a  la  célula,  lo  que  provocaría  edemas.     Influencia  del  pH   Produce  el  atrapamiento  iónico.   Los  fármacos  ácidos  se  acumulan  en  lugares  donde  el  pH  sea  mayor  que  su  pKa.  Un  fármaco  ácido  en  un  sitio   alcalino  se  ioniza  y  queda  atrapado.  Los  fármacos  básicos  se  acumulan  en  lugares  de  pH<pKa.   La  sangre  materna  (7,35-­‐7,45)  tiene  diferencia  de  pH  con  la  sangre  fetal  (7-­‐7,2).  Se  acumulan  en  el  feta   sustancias  básicas,  como  la  nicotina,  heroína,  etc.   La  leche  materna  (6,5-­‐6,8)  puede  provocar  que  se  atrapen  fármacos  básicos  aquí.       Tropismo  tisular   Determinados  tejidos  tienen  afinidad  por  determinados  fármacos.  Si  un  fármaco  accede  al  tejido  por  el  cual   tiene  mucha  afinidad,  queda  retenido  en  este  tejido,  retirándose  de  la  circulación  sistémica.  Actúa  como   reservorio.  Si  el  fármaco  es  muy  liposoluble,  pasa  a  cerebro  o  tejido  adiposo  (obesos).  Baja  la  concentración   plasmática  del  fármaco  y  cuando  baje  lo  suficiente,  sale  fármaco  del  reservorio  a  circulación  sistémica.  Es  el   proceso  de  redistribución.  Su  distribución  es  diferente  en  pacientes  sanos  que  en  pacientes  obesos.   Ocurre  en  las  tetraciclinas,  bifosfonatos.  Se  fijan  a  tejido  mineralizado,  sobre  todo  hueso.   La  redistribución  es  en  primer  lugar  a  los  tejidos  más  irrigados  y  después  a  los  tejidos  donde  se  acumula.       Compartimentos  de  líquidos  en  el  organismo   El  organismo  se  puede  considerar  un  compartimento  con   diferentes  cantidades  de  líquido.     Hay  fármacos  que  se  distribuyen  al  administrarse  por  vía   intravenosa  por  igual  es  todo  el  organismo.  Solo  hay  un   compartimento,  se  considera  compartimento  central.   Se  puede  considerar  el  organismo  como  un  segundo   compartimento  periférico,  formado  por  el  agua   intracelular  poco  accesible  y  tejidos  menos  irrigados.   Otro  compartimento  periférico  profundo  son  los   depósitos  tisulares  a  los  que  el  fármaco  se  une  y  de  los   que  se  libera  con  lentitud.     Modelo  monocompartimental   Si  se  administra  el  fármaco  por  vía  intravenosa,  tenemos  una  hipérbola.  Lo  transformamos  en   recta  tomando  log.  La  pendiente  es  la  constante  de  eliminación.  Quiere  decir  que  el  fármaco   se  distribuye  igual  en  todo  el  organismo.  Accede  con  una  velocidad  y  se  elimina  con  otra   constante  de  eliminación.     Hay  paralelismo  entre  concentraciones  plasmáticas  y  efectos.     Modelo  bicompartimental   El  fármaco  no  se  distribuye  igual  en  todo  el  organismo.  Primero  hay  una  fase  rápida  de  acceso  al   compartimento  central.  La  segunda  fase  es  en  la  que  pasa  el  fármaco  al  compartimento  periférico  de  forma     5       más  lenta.  Hay  una  gráfica  con  2  rectas,  hay  una  fase  más  rápida  y  otra  más  lenta.  A  la  vez  se   elimina  el  fármaco  y  distribuye  al  periférico,  tenemos  2  salidas  del  fármaco  del   compartimento  central,  por  eso  caen  rápidamente  las  concentraciones  del  compartimento   central.       Modelo  tricompartimental   Pasa  de  forma  rápida  al  central,  luego  de  forma  rápida  al  periférico  y  luego  al  profundo.   Primero  hay  eliminación  con  difusión  rápida  al  periférico  y  difusión  algo  más  lenta  al   profundo.  Luego  se  favorece  el  retorno  del  fármaco  al  superficial  y  periférico.     El  fármaco  se  fija  fuertemente  a  determinados  tejidos  en  los  que  se  acumula  y  de  los  que  se   libera  con  lentitud.   Tenemos  3  rectas  en  la  gráfica.       Volumen  de  distribución   Es  el  volumen  teórico  en  el  que  el  fármaco  se  distribuye  en  el  organismo.  Disolviendo  la  cantidad  de  fármaco   inyectado  provoca  una  concentración  igual  a  la  plasmática.     El  volumen  aparente  de  distribución  es  el  volumen  hipotético  de  líquido  en  el  que  sería  necesario  disolver  la   cantidad  total  de  fármaco  que  está  en  el  organismo  para  conseguir  en  él  una  cocnentración  igual  a  la  del   plasma  sanguíneo.     Depende  de  la  liposolubilidad,  afinidad  por  proteínas  plasmáticas  y  tisulares  y  procesos  de  acumulación.     Si  es  por  vía  intravenosa,  la  concentración   teórica  en  el  momento  inicial  no  se  conoce   porque  al  tomar  muestras  de  sangre  ya  ha   transcurrido  un  tiempo.  No  se  puede  conocer   el  valor  de  la  concentración  inicial  teórica.     Se  hace  la  curva,  se  toman  log  y  se  mira  la   concentración  inicial  extrapolando  al  valor  0.     No  sabemos  qué  volumen  tiene  el  organismo.  A  la  vez  que  el  fármaco  se  distribuye,  se  producen  procesos  de   eliminación.  No  podemos  esperar  a  tomar  una  muestra  y  determinarlo.  Si  se  administra  por  vía  intravenosa,   sabemos  que  a  tiempo  0,  hemos  puesto  x  gramos  de  PA.  Con  el  tiempo,  hacemos  una  curva.  Es  difícil   extrapolar  en  una  curva,  por  lo  que  tomamos  log  y  la  transformamos  en  una  recta.  Si  sabemos  la  dosis  y   concentración,  sabemos  el  volumen  teórico  en  el  que  se  distribuirá  el  medicamento.     Este  volumen  es  teórico  porque  en  la  distribución  influye  la  unión  a  proteínas  plasmáticas  y  que  se  distribuya   a  tejidos  en  los  que  se  acumule  (depósito).  Un  volumen  de  distribución  bajo  significa  que  las  concentraciones   plasmáticas  alcanzadas  son  elevadas.     Si  tenemos  concentraciones  bajas  es  porque  se  acumula  en  determinados  tejidos  y  se  une  a  proteínas   plasmáticas.     Ejemplo:   Vd=4l  à  el  fármaco  se  distribuye  prácticamente  solo  en  plasma,  no  pasa  a  otros  tejidos.   Vd=10l  à  plasma  y  agua  extracelular   Vd=30l  à  plasma  y  agua  extra  e  intracelular   Vd=300l  à  es  irreal,  quiere  decir  que  el  fármaco  tiene  mucha  afinidad  por  un  determinado  tejido.  En  la   distribución  pasa  rápidamente  a  tejido  graso  por  ejemplo  y  las  concentraciones  plasmáticas  son  bajas,  por  lo   que  los  volúmenes  de  distribución  serán  muy  altos.   Conociendo  el  Vd  podemos  calcular  la  dosis  de  fármaco  necesario  para  alcanzar  una  determinada  Cp:   Dosis  =  Cp  ·∙  Vd  ·∙  peso  corporal  (kg)   Es  una  administración  de  dosis  única  por  vía  intravenosa.         6   ...

Comprar Previsualizar