Lecciones 22 y 24. Los vicios de la voluntad. Los elementos accidentales del negocio jurídico (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Dret Civil de la Persona
Año del apunte 2015
Páginas 10
Fecha de subida 14/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes 22. Los vicios de la voluntad 22.1 Ideas generales Aquí la voluntad interna está viciada, de tal forma que, si no hubiese existido dicho vicio, la voluntad interna hubiese sido otra. Estudiaremos la regulación de los vicios de la voluntad en los contratos (CC). Estos supuestos de vicios de la voluntad están enumerados en el art. 1265 CC cuando dice que será nulo el consentimiento testado por error, violencia, intimidación o dolo (se refiere a anulabilidad).
Estos vicios del consentimientos de la voluntad pueden afectar o bien al conocimiento cuando se tiene una representación falsa de la realidad supuestos de error y dolo , o bien pueden afectar a la libertad (cuando el sujeto emite la declaración de voluntad coaccionado supuesto de intimidación .
El régimen de los contratos celebrados con estos vicios es el de la anulabilidad, según establece el 1300CC.
22.2 La violencia y la intimidación No hay consentimiento.
 Violencia absoluta o Vis ablativa (quitar fuerza): Que la declaración de voluntad es quitada al sujeto por la fuerza.
Lo que pasa es que la doctrina generalizada opina que en estos supuestos de violencia, como la violencia por un lado se enumera entre los vicios del 1265, y por otro lado la violencia, en este sentido parece que sea la del 1267 (y para el CC la sanción aquí es la anulabilidad). Entonces dice la doctrina mayoritaria que los supuestos de violencia estarán solucionados con la anulabilidad.
Respecto a la intimidación: Según el CC hay intimidación cuando se inspira a uno de los contratantes el temor racional y fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona o bienes de su cónyuge, descendientes o ascendientes. Así pues, para la intimidación se requiere que el mal objeto de la amenaza sea inminente (si es remoto no produce temor ya que se confía en que habrá tiempo para evitarlo) y grave.
1 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes Desde antiguo se ha planteado el problema de si amenazar con la interposición de demandas judiciales viciaba el consentimiento por intimidación. El TS parece que analiza cada caso concreto y decide según las circunstancias de éste.
El CC dice que el mal ha de ser en la persona o bienes del contratante o del cónyuge, descendientes o ascendientes. La intimidación no ha de provenir del otro contratante. La amenaza ha de causar un temor racional y fundado, de que se pueda realizar el mal con el que amenaza El CC dice que el temor de desagradar a las personas a las que se debe sumisión y respeto no anulará el contrato (temor reverencial). También nos dice que para calificar la intimidación debe atenderse a la edad y a la condición psicológica de la persona. Por último, el temor ha de ser el determinante de la emisión de la declaración de voluntad, la amenaza del mal tendrá que probarla quien pretenda impugnar el contrato, pero el nexo de causalidad entre amenaza y emisión de voluntad se presume, y la parte que quiere mantener la validez del contrato habría de probar que el que sufrió la amenaza lo habría celebrado igualmente sin ésta.
22.3 El dolo: concepto, clases y efectos. Su regulación legal Está definido en el 1269 CC: hay dolo cuando con palabra o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes es inducido el otro a celebrar un contrato que sin ellas no hubiera hecho. Para que el dolo produzca la anulabilidad de los contratos debe ser grave, es decir que el engaño sea creíble. Cuando ambas partes proceden con dolo el contrato es válido.
Si el dolo no determina la celebración del contrato, el contrato es válido pero si tiene sus consecuencias jurídicas (dolo incidental): el dolo incidental obliga al que lo empleó a indemnizar daños y perjuicios.
22.4 El error de vicio: concepto y clases. Efecto El error vicio de la voluntad es una falsa representación de la realidad que se hace el sujeto del negocio. Para que el error sea relevante son necesarios dos requisitos (los mismos que en el error obstativo), el de la esencialidad sí que está de alguna manera presupuesto en el art. 1266 CC cuando dice que para que el error invalide el 2 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes consentimiento deberá recaer sobre la sustancia de la cosa objeto del contrato o sobre aquellas condiciones de la misma que principalmente hubiesen dado motivo a celebrarlo, y el error sobre la persona sólo invalidará el contrato cuando la consideración a ella hubiese sido la causa principal del mismo (el error es esencial cuando de no haberlo sufrido no se hubiera celebrado el contrato).
El 1266 considera por un lado relevante el error cuando recae sobre el objeto o también cuando recae sobre la persona, pero no es relevante el llamado error en los motivos, es decir en los motivos por los que una persona celebra el contrato (esto es irrelevante). El otro requisito (exigido por la jurisprudencia y la doctrina) es que el error sea excusable, que no se deba a la negligencia del que padece el error.
22.5 Relaciones entre el error y el dolo El dolo produce error, que es lo que lleva a celebrar el contrato, pero entonces nos podemos preguntar ¿Porque el legislador introduce el dolo y no basta con el error? Pues el dolo tiene su consistencia propia, porque resulta que el dolo es causa de anulabilidad del contrato cuando produce un error que considerado como tal error no sería suficiente para anular el contrato.
3 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes 24. Los llamados elementos accidentales del negocio jurídico Esto se llama así porque pueden o no darse en los negocios jurídicos, que son la condición, el término y el modo.
24.1 La condición. Concepto y clases Los civilistas decimos de métodos accidentales en el sentido que pueden o no darse en el negocio jurídico.
La condición es un acontecimiento incierto de cuya eventual realización dependen los efectos de un negocio jurídico celebrado. En orden a la eficacia del negocio jurídico, la condición puede ser:  Suspensiva: Aquí el negocio jurídico celebrado no produce efectos hasta que se cumpla la condición.
 Resolutoria: Aquí el negocio jurídico produce efectos desde su celebración pero se extinguen al cumplirse la condición.
En la doctrina se habla también de aponibilidad de la condición, esto significa que negocios jurídicos pueden celebrarse bajo condición.
No hay duda que los contratos pueden celebrarse bajo condición, y en el CC sin ninguna limitación en los testamentos se puede constituir heredero o legatario bajo condición. En los testamentos, en el Derecho catalán, cabe el heredero bajo condición suspensiva pero no se admite la condición resolutoria en dicha institución. La condición no se admite en los negocios jurídicos de familia (no se puede celebrar un matrimonio bajo condición).
Hay unos negocios en los que la ley ad casum no admite la condición (aceptación o la repudiación de la herencia), y éstos se llaman negocios puros. Si celebra bajo condición un negocio puro en teoría hay 2 posibilidades: que es nulo o bien que se tiene la condición por no puesta siendo válido el negocio (a veces la ley da la solución y no hay problema, en el matrimonio por ejemplo se tiene la condición por no puesta), el 4 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes problema está cuando la ley no lo soluciona, entonces la doctrina se inclina al considerar el negocio como inválido.
Respecto las características de la condición son dos:  Incertidumbre: No puede tenerse como condición un acontecimiento necesario, uno pasado o presente o uno posible. El tratamiento de las condiciones imposibles es el mismo que el de las ilícitas.
 Voluntariedad: Es incluida voluntariamente por los sujetos del negocio. Como no hay voluntariedad, no es condición propiamente hablando lo que se llama conditio iuris son aquellas circunstancias que la ley exige para que un negocio jurídico tenga eficacia (la celebración del matrimonio es una conditio iuris para que las capitulaciones matrimoniales tengan eficacia).
La autonomía de la voluntad en introducir condiciones en el negocio jurídico tiene como límite que no se pueden introducir condiciones ilícitas. El régimen de estas condiciones es el siguiente: en los negocios jurídicos ínter vivos invalidan el NJ, en cambio en los mortis causa se tienen por no puestas.
Respecto a las clases hay distintos criterios de clasificación:  Entre condición suspensiva y resolutoria: (vista anteriormente)  Clasificación por la relación entre la voluntad del afectado por la condición y la realización del acontecimiento se distingue entre:  Potestativas: La realización del acontecimiento depende de la voluntad de la persona afectada por la condición. Dentro de éstas se distingue entre simplemente potestativas (dependen de la voluntad del interesado pero ha de realizar una actividad que le supone un cierto esfuerzo) y puramente potestativas (cuando solo dependen del poder del interesado, no requiere ningún esfuerzo). La condición simplemente potestativa es siempre admisible, no así la otra la cual es admisible si depende de la voluntad del beneficiado con el NJ y no es admisible si depende de la voluntad de la persona a cuyo cargo se producen los efectos del NJ.
 Casuales: Son las que dependen del azar o de la voluntad de un tercero.
5 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes  Mixtas: Dependen en parte de la voluntad y en parte de otras circunstancias.
Hay que distinguir 3 supuestos:  Durante la fase de pendencia de la condición: En las condiciones suspensivas el NJ no produce efectos, pero hay una expectativa de adquisición de derechos. EL que tiene esta expectativa puede ejercitar las acciones procedentes para que no se frustre la adquisición de derechos que le corresponden si la condición se verifica. Cuando el NJ condicional es ínter vivos, esta expectativa es transmisibles tanto ínter vivos como mortis causa, pero cuando es mortis causa esta expectativa no es transmisibles, por tanto el heredero o legatario sometido a condición suspensiva, si fallece antes del cumplimiento de la condición no transmite nada a sus herederos. Si el deudor paga antes del cumplimento de la condición puede pedir que se le devuelva lo pagado  Durante la fase de pendencia de la condición resolutoria: El negocio ya ha producido efectos desde su celebración, pero sigue habiendo una situación de expectativa porque si se cumple la condición resolutoria habrá una persona a la que al resolverse el NJ tendrá que ir el objeto del mismo. SI el negocio se resuelve, el objeto de éste tendrá que ir a quien corresponda.
 Durante la fase de la no verificación de la condición: Momento en el que ya se sabe que la condición no se verifica entonces se extinguen las expectativas de adquisición de derechos que durante la fase de pendencia de la condición. EL CC confía al árbitro de los tribunales la fijación del tiempo.
 El cumplimiento de la condición: Al respecto hay que resaltar lo siguiente.
Según el CC se entiende cumplida la condición cuando el obligado impidiere su cumplimiento. A veces se habla de cumplimiento por equivalencia cuando no se da exactamente el acontecimiento puesto como condición sino uno análogo.
Podríamos decir que no hay cumplimiento por equivalencia, sino que 6 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes interpretada rectamente la voluntad del sujeto negocial, el cumplimiento de la condición también alcanza al acontecimiento análogo.
El principio general aunque con excepciones (1120.1 CC) es que el cumplimiento de la condición tiene efectos retroactivos tanto en la condición suspensiva como en la resolutoria. Se plantea la doctrina que la retroactividad no parece muy congruente en las condiciones resolutorias. Hay que tener en cuenta que la condición resolutoria, desde el punto de vista de la parte a quién beneficia la resolución del NJ es como una condición suspensiva.
24.2 El término. Concepto y clases. Efectos Se distingue entre:  Término de eficacia del NJ: Aquí éste no produce efectos hasta que no llegue el término, en el caso de ser el término inicial o suspensivo, o el NJ produce efectos de su celebración hasta el momento en que se cumpla el término.
 Término de ejercicio o de ejecución del NJ: Éste produce efectos desde su celebración pero no hay que ejecutarlo hasta que se cumpla el término. El término es un momento futuro pero cierto que se dará aunque no se sepa cuando se dará.
Respecto a la aponibilidad de término: El término de eficacia es aponible tanto a los contratos como a los testamentos. Aunque en el Derecho catalán el término no es aponible a la institución de heredero, pero si a la de legatario. El de ejecución es aponible a los contratos pero no a los testamentos. En los contratos el término suele ser de ejecución y no de eficacia. En los contratos, si hay duda de si las partes han querido un término de eficacia o de ejecución, la presunción está a favor de éste último. Finalmente cabe destacar que el término no es aponible e los negocios de familia.
Si se celebra baja término un negocio puro nos remitimos a lo dicho cuando se celebra bajo condición un negocio puro.
Respecto a las clases:  Término inicial 7 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes  Término final Distinción entre los términos:  Certus an incertus quando  Certus an certus quando En los casos en los que el término sea imposible, si el término es inicial el NJ será inválido, pues realmente el sujeto negocial no ha querido que el negocio produzca efectos, en cambio si el término imposible es final el NJ es válido, pues realmente el sujeto negocial ha querido que el negocio produzca efectos y no deje de producirlos.
Respecto al régimen jurídico de término, antes de llegar éste se crean unas expectativas, que permiten a los interesados tomar medidas conservativas de los derechos. Además estas expectativas son transmisibles (también en el supuesto de que provengan de un NJ mortis causa). El legatario sometido a término inicial que muera antes de la llegada del término transmite su derecho a sus herederos.
24.3 El modo. Concepto y naturaleza jurídica El CC no emplea el término de modo, sino el de carga, y al hablar de donación emplea el término de la condición. El modo es una obligación accesoria que se impone al beneficiario de un negocio a título gratuito.
En el negocio modal hay dos voluntades, una principal que quiere los efectos típicos del negocio y otra accesoria que quiere otros efectos atípicos. En toda la tradición histórica sólo se ha admitido el modo en la donación y en el testamento pero no en los contratos gratuitos.
Tanto en el CCC como en el CC el régimen jurídico del modo establece sobretodo en sede de testamento, mientras que al regular la donación hay muy pocas normas que se refieren al modo, por lo que se plantea si al modo en la donación son de aplicación analógica las normas que regulan el modo en el testamento.
El modo se distingue de la condición y el término en que en estos no se quieren los efectos del negocio sino se da el término o la condición, hay una sola voluntad negocial que se autolimita a querer los efectos sólo cuando se cumple la condición o el término, en cambio en el modo existe la voluntad de querer los efectos del negocio y presupuesta 8 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes la eficacia del negocio se añade la voluntad de que surjan otros efectos accesorios, la obligación del beneficiario del negocio de hacer o no hacer una determinada cosa, la condición suspende pero no constriñe, y el modo constriñe pero no suspende. En la condición no se adquieren los derechos hasta que se cumpla la condición. En el modo el beneficiario adquiere los derechos sin esperar a que cumpla el modo. Cuando hay dudas de si se ha querido un modo o una condición hay que inclinarse por el modo.
En el caso del testamento puede haber dudas de si nos encontramos ante un modo o ante un legado con que se graba al heredero o legatario (si el beneficiario, con la obligación puede exigir su cumplimiento estamos ante un legado y sino ante un modo).
El modo imposible o ilícito en el testamento se tiene por no puesto, en la donación podría pensarse que la invalida como sucede con las condiciones imposibles o ilícitas, más esto no es así porque hay dos voluntades, la voluntad principal (que quiere los efectos del negocio) y la voluntad accesoria (que quiere el modo) y no parece justo que la nulidad de lo accesorio acarree la voluntad de lo principal por eso el modo se tiene por no puesto. Si el modo deviene imposible sin culpa del grabado con el modo se extinguirá la obligación moral, si la imposibilidad sobrevenida es por culpa del grabado por el modo este habrá de responder de daños y perjuicio.
En CC establece que en el modo testamentario el grabado con el modo ha de afianzar el cumplimiento de lo mandado por el testador y la devolución de lo percibido si faltare a ésta obligación. El CCC no impone esta obligación de prestar fianza que asegure la restitución de lo recibido si se incumple el modo, pero el testador puede imponer esta obligación de prestar fianza. La restitución de lo percibido por el grabado con el modo por incumplimiento de la obligación moral en Catalunya solo es posible cuando el gravado con el modo sea un legatario pero no cuando sea un heredero. El CCC también en sede de testamentos prevé varios medios para que el testador asegure el cumplimiento del modo, por ejemplo establecer sanciones al obligado si no cumple.
La ley prevé un medio directo para forzar al heredero o legatario el cumplimiento del modo, según el 428-4.5 si el heredero o legatario incumplen el modo y ejercen una acción fundamentada en su carácter de heredero o legatario se les puede oponer la excepción de modo no cumplido con la finalidad de suspender el ejercicio de la acción.
Cuando no se pueda cumplir el modo en los mismos términos ordenados por el testador, tanto CC como CCC preven que se cumpla en otros, los más análogos posibles y 9 ecortes38 -> Más apuntes en https://unybook.com/perfil/ecortes38/apuntes conformes con la voluntad del testador. A esto se llama cumplimiento análogo del modo o conmutación o conversión del modo. Cuando se cumple la obligación modal, por un lado, como en cualquier obligación, se puede pedir el cumplimiento forzoso en forma específica (el juez obliga a cumplir al deudor la obligación en los términos en que se contrajo dicha obligación), y, si no es posible éste, se puede pedir una indemnización de daños y perjuicios. Ante el incumplimiento del modo, la otra posibilidad es solicitar la revocación de lo percibido por los gravados por el modo. Con la advertencia del derecho catalán la revocación de lo percibido o grabado sea el legatario pero no el heredero.
10 ...

Comprar Previsualizar