DERECHO CONCURSAL: Determinación de la masa activa y la masa pasiva (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Mercantil II
Año del apunte 2015
Páginas 4
Fecha de subida 19/09/2016
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

cbou Determinación de la masa activa y la masa pasiva La determinación está precedida de un informe del administrador concursal que recoge el artículo 74.
1- Informe del administrador concursal. Art. 74.
Aparece recogido en el artículo 74 de la ley concursal este informe es necesario para la conclusión de esta primera parte del concurso y una vez hecho el informe pasaríamos ya a las dos situaciones que ponen fin al concurso: - La liquidación.
Convenio.
La función de este informe es ofrecer tanto al juez como a los acreedores una valoración del patrimonio del deudor en el momento de la declaración del concurso, las razones que han conducido a la declaración del concurso y a la viabilidad de las soluciones que se proponen.
El artículo 74 dice que el plazo para la presentación de este informe será de dos meses, contados a partir de la fecha de afectación. Tiene sus excepciones, su apartado segundo dice que este plazo podrá ser prorrogado por el juez en dos casos: - Cuando concurran circunstancias excepcionales.
Cuando el vencimiento del plazo de los dos meses, no hubiere concluido la comunicación de los créditos.
El artículo 74.3 dice que cuando el número de acreedores sea superior a 2000, los administradores concursales podrán solicitar una prórroga del plazo que no podrá exceder de cuatro meses más. Concluye en el apartado 4, los administradores que no presenten el informe dentro del plazo perderán su derecho a remuneración.
Este es el informe que debe presentar el administrador concursal de lo que ha hecho, para ello esta sometido a un plazo y este informe tiene que tener una estructura determinada recogida en la ley concursal en su artículo 75, el cual cita unos epígrafes donde se recoge el contenido de este informe que son: - Deberá recoger un análisis de los datos y circunstancias del concursado expresado en la memoria que ha presentado el deudor.
Una valoración por parte del administrador concursal acerca de si la documentación presentada por el deudor cumple la normativa contable.
Deberá recoger una relación de las principales actuaciones o decisiones adoptadas por el administrador concursal.
El informe debe responder esta estructura. Además debe ir acompañado de los siguientes documentos: - Un inventario de la masa activa.
La lista de los acreedores.
Un escrito evaluando o valorando las propuestas de convenio.
Documento, en caso de liquidación, que elabore un plan de liquidación.
cbou - Valoración de la empresa en su conjunto y de las unidades productivas que la integran.
Esto sucederá en dos supuestos, en el supuesto que continúen las operaciones mercantiles del deudor quebrado y el en caso de liquidación.
El informe concluye con una exposición acerca de la situación patrimonial del deudor y cualesquiera otros datos que puedan ser relevantes.
2- Determinación de la masa activa.
a. Concepto.
Artículo 76 y ss. De la ley concursal. Concepto de masa activa, en primer lugar debemos situarnos bajo el principio de universalidad que describe el artículo 76, dice que constituyen la masa activa del concurso los bienes y derechos integrados en el patrimonio del deudor en la fecha de declaración de concurso. Buscar artículo….
Se exceptúa de lo dispuesto en el apartado anterior de aquellos bienes o derechos que aunque tengan carácter patrimonial, sean legalmente inembargables.
El artículo 77 y 78, solo decir que hace una regulación muy minuciosa de las situaciones que puede encontrarse el deudor dependiendo si está casado.
b. Separación.
Artículos 80 y 81 de la ley concursal. Los bienes de propiedad ajena que se encuentren en poder del concursado, serán entregados por la administración concursal a sus legítimos titulares a solicitud de estos. Pero cuando la separación no es posible, es decir, hay una imposibilidad de separación, el artículo 81, expresa si los bienes o derechos que deben separarse han sido vendidos antes de la celebración del concurso, el titular de los bienes podrá optar entre exigir la cesión del derecho a recibir la contraprestación, si el deudor concursado tiene que entregar algo al tercero, el administrador tiene derecho a una contraprestación, si no es posible comunicara al administrador concursal, el valor que tuvieren los bienes en el momento de la enajenación más el interés legal.
c. Inventario.
El administrador concursal deberá hacer, establece la ley, con los asesoramientos necesarios y designados por el juez, deberá hacer un inventario de la masa pasiva. Tiene que estar formado por una colección completa de los bienes y derechos del deudor, indicando la naturaleza del bien, las características, el lugar en el que se encuentra e identificación registral del bien. Esta relación de bienes y derechos se referirán y estará referenciada al día del cierre del inventario que será el día anterior a la emisión del informe. Esta relación de bienes debe ir acompañados de cada uno de ellos con arreglo a su valor de mercado y teniendo en cuenta los gravámenes o cargas que le pudieran afectar. Importante relación con los inmuebles.
3- Publicación del informe La publicación de este informe, se recoge el artículo 95 y 96 de la ley concursal, una vez puesto a conocimiento del juez de lo mercantil, se notifica a las personas que se hayan presentado en cbou el concurso. Y se publica en el registro público concursal y en el tablón de anuncios del juzgado.
El artículo 96 dice que este inventario podrá ser impugnado en el plazo de diez días a contar desde la notificación del mismo o desde su última publicación. Caben dos posibilidades de impugnarlo, cuando ha sido notificado por medios informáticos.
4- DETERMINACIÓN MASA PASIVA. (importante) El artículo 84 en su apartado primero, constituye en su masa pasiva los créditos contra el deudor que conforme a esta ley no tengan esta consideración de créditos contra la masa.
a. CRÉDITOS CONTRA LA MASA Y CRÉDITOS CONCURSALES.
El artículo 84 del apartado segundo nos dice cuáles son los créditos los que surgen de los gastos y los costes del procedimiento, las obligaciones contraídas por el administrador concursal durante el procedimiento, los créditos derivados de los alimentos del deudor y de las personas respecto de las cuales tiene el deber de prestar alimentos. Los generados en el ejercicio de la actividad empresarial después de la declaración del concurso. Los créditos por salarios de los trabajadores en los últimos treinta días antes de la declaración del concurso, esto son lo que se llama créditos contra la masa.
Créditos contra la masa activa, son créditos que surgen como consecuencia del procedimiento concursal, una vez que nos hemos situado en la situación de concurso, son los créditos que aparecen, créditos que surgen como consecuencia de declaración de concurso.
Créditos concursales son todos los demás.
b. COMUNICACIÓN DE LOS CRÉDITOS.
En el artículo 85 de la ley concursal, se habla de la comunicación de estos créditos. El juez, en el auto de declaración del concurso, hacía un llamamiento de los acreedores para que pusieran en conocimiento la existencia de los créditos y la identificación del administrador concursal en el plazo de un mes a contar de la última publicación del auto de declaración del concurso. A la vista de estos créditos que se han comunicado al administrador concursal, determina si estos créditos deben incluirse o no en la masa pasiva. El administrador concursal debe tener en cuenta al determinar los créditos de la masa pasiva, no solo los créditos comunicados por los acreedores, sino aquellos libros que resulten de los documentos del deudor. En el artículo 82.2 la ley recoge algunos créditos que el administrador debe incluir en la masa pasiva, que son los reconocidos por una sentencia o laudo, en segundo lugar, los créditos que consten en un documento con fuerza ejecutiva, en tercer lugar, los reconocidos por una certificación administrativa y por último los créditos de los trabajadores cuya existencia, conste en los libros o documentos del concursado.
A los efectos de consideración del pasivo, todos los créditos se computan o se valoran en dinero y se expresan en moneda de curso legal.
c. CLASIFICACIÓN DE LOS CRÉDITOS. Se recoge en el artículo 89 y ss. De la ley concursal.
El principio de igualdad de trato es una máxima del concurso y para su resolución, este principio no es obstáculo para que se establezca una clasificación de los créditos: cbou Los créditos Privilegiados. A su vez se subdividen: A) Especial. Afecta o se refieren a bienes o derechos determinados. Están enumerados en el artículo 90.1. estos bienes son objeto de pago mediante la ejecución separada sobre los bienes o derechos sobre los que recaen. Los garantizados con hipoteca o prenda.
Los créditos garantizados con anticresis recaen sobre los frutos del inmueble gravado, contrato de ámbito que se establecía sobre unas fincas rusticas que daba la percepción de los frutos sobre las mismas. En tercer lugar los créditos refaccionarios, es decir, por reparaciones que se hagan en un bien, por reparación de un inmueble. En cuarto lugar, los créditos por cuotas de arrendamiento financiero, se obtienen sobre esos bienes en concreto. En quinto lugar, los créditos con garantía de valores mobiliarios. Los créditos con prenda constituida en documento público. Siempre van relacionados con hipoteca.
B) General. Afecta o se refieren a la totalidad del patrimonio del deudor. Estos están garantizados con todo el patrimonio del deudor, a la totalidad de su patrimonio, aparecen recogidos en el artículo 91. Se sitúan detrás de los créditos con privilegio especial y antes de los ordinarios. En primer lugar los créditos por salarios, en segundo lugar, las cantidades correspondientes a las retenciones tributarias y de seguridad social. Los créditos por trabajo personal no dependiente, en cuarto lugar, el 50% de los créditos tributarios y otros créditos de derecho público. En quinto lugar, los créditos por responsabilidad civil extracontractual. En sexto lugar, los créditos que supongan nuevos ingresos de tesorería obtenidos en virtud de un acuerdo de refinanciación. Por último, la cuarta parte del importe de los créditos de que fuera titular el acreedor que hubiere solicitado la declaración de concurso.
La ley a la hora de ver los principios generales, trata de favorecer la viabilidad o continuidad de la empresa, en la mayoría de los sistemas concursales de la UE los organismos públicos renuncian a su privilegio especial cuando lo tengas, pero esto en el sistema empresarial español no ocurre.
Los créditos ordinarios. Son aquellos que carecen de privilegios.
Los créditos subordinados. Se sitúan en el rango inferior, están citados en el artículo 92 de la ley concursal. Especie de penalización. Los créditos que se han comunicado tardíamente a la administración concursal, en segundo lugar, los créditos que tengan por contrato el carácter de subordinados, los créditos por intereses de cualquier clase, los créditos por multas y demás sanciones pecuniarias, en quinto lugar, los créditos del que fuera titular alguna persona que fuere relacionada con el deudor. Los créditos que resulten a favor de un apersona que la sentencia ha declarado de mala fe de algún contrato que haya sido prescindido como consecuencia de la acción de reintegración. Y por último los créditos derivados de los contratos con obligaciones reciprocas.
...