Adultez - Tema 2 (Rol de padres) (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 2º curso
Asignatura Adolescencia, Madurez y Senectud (AMS)
Año del apunte 2016
Páginas 6
Fecha de subida 12/04/2016 (Actualizado: 19/04/2016)
Descargas 51
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 2 – ROL DE PADRES: TRANSICIÓN Y VIVENCIA DE LA PATERNIDAD Y MATERNIDAD Datos: - Ha habido un aumento en el número de nacimientos de hijos de mujeres entre 30 y 34 años.
Entre el 15 y el 20% de mujeres blancas no tendrán hijos.
Ha aumentado el no tener hijos de forma voluntaria en las últimas décadas.
Aumentan las posibilidades de tener hijos por voluntad propia: o Niveles altos de educación.
o Ingresos más altos.
- Disminuyen las posibilidades de tener hijos por voluntad propia: o Una situación de un matrimonio que no es estable o Conforme la pareja va aumentado la edad.
1. DECISIÓN DE TENER HIJOS ¿Por qué tener hijos? Primero de todo, tenemos que cuestionarnos si la paternidad es un imperativo o un rol adulto deseable. Aunque el imperativo ha disminuido, la mayoría de jóvenes esperan convertirse en padres algún día.
- Imperativo instintivo de perpetuar la especie humana. Si la Madre Naturaleza hizo del sexo algo placentero fue para que los miembros de nuestra especie se reprodujeran.
La paternidad es la última fuente de significado. Gutmann afirma que la paternidad ejerce un rol de control a lo largo del ciclo vital. Así, la edad adulta se ve moldeada por nuestros hijos.
Razones sociales: los hijos ponen su granito de arena en el bienestar de la familia, son una póliza de seguros para cuando uno sea viejo y los sistemas de seguridad social hacen que la generación joven financie las pensiones de los ancianos del momento.
Una encuesta hecha por Gallup en 1997, se hicieron tres preguntas para observar las diferencias entre países en cuanto a los valores familiares: - Pregunta 1: ¿Usted personalmente piensa que es necesario tener un hijo en algún momento de su vida para sentirse realizado? La mayoría de los adultos de todos los países encuestados (excepto Alemania y EEUU) pensaban que sí. En cuanto a diferencias de género, sólo en EEUU y Canadá fueron significativas, siendo los hombres los que decían que tener hijos era más fundamental para el desarrollo personal.
- Pregunta 2: ¿Piensa que es moralmente incorrecto que una pareja que no esté casada tenga un hijo? Los países más liberales fueron Alemania, Francia e Islandia, donde el 90% de los adultos dijo que era moralmente correcto. Países como India, Singapur y Taiwan presentaron porcentajes muy altos afirmando que no era aceptable.
EEUU es el país más dividido equitativamente.
En cuanto a diferencias de género, hay diferencias mínimas pero sí encontramos diferencias generacionales, donde los jóvenes presentan mayor tolerancia que los adultos.
- Pregunta 3: ¿Cuál piensa que es el número ideal de hijos que debe tener una familia? Los resultados muestran un amplio intervalo de respuestas. Los hombres y las mujeres de cada país suelen coincidir entre ellos, y cuando hay diferencia suele ser la mujer quien dice un número mayor.
¿Por qué no tener hijos? Childlessness (sin hijos) o Childfree: aparece el término porque en los estudios de demografía empieza a ser una decisión más normativa.
En un estudio señalan algunos motivos dados por mujeres que no han tenido hijos: - Modelos parentales: si la relación con los padres ha sido insatisfactoria o si el tipo de modelo parental que ha tenido no lo quiere para ella. Por ejemplo, una mujer que su madre ha dedicado su vida al cuidado de sus hijos y ella no quiere eso.
Las mujeres argumentan no tener las características o habilidades para ser madre.
Las mujeres argumentan que su rol profesional es una barrera y como tener un hijo les supone un coste a nivel laboral, deciden no tenerlo. O bien ya se sienten satisfechas con el logro profesional y no quieren un hijo como logro personal.
Sentimientos hacia los niños que no son positivos. Esto incluye a las mujeres que no sienten afinidad por los niños.
Es muy importante diferenciar las parejas que no tienen hijos por decisión propia y las que no tienen por infertilidad o problemas ajenos a su decisión. En estos casos: - Aparece un sentimiento de culpa en la pareja.
El soporte de la pareja es muy importante para superar el malestar psicológico que provoca esta situación.
- El hecho de no tener hijos impacta en la satisfacción en la pareja. Clásicamente se decía que sigue un modelo de U.
Las personas que no tienen hijos, tienen un mayor sentimiento de soledad ya que, en principio, la red social de estas personas es menor. Muchas personas que no tienen hijos, cubren esta red social menor con otras actividades como, por ejemplo, voluntariado, amistades, comunidad… No se ve diferencias en cuanto al nivel de satisfacción con la vida por tener o no tener hijos.
Las mujeres mayores que no tienen hijos, en la sociedad actual, tienen un mayor nivel educativo, relación más igualitaria, menos religiosidad y más logros laborales.
¿Tiene impacto tener hijos? Estudios en personas que han llegado a la vejez sin tener hijos: - No se ha llegado a ninguna conclusión porque probablemente en el momento de decidir tener hijos, los dos grupos (los que deciden que sí o que no) ya son diferentes, y las diferencias no empiezan en la decisión de tenerlos o no.
Ventajas y desventajas de la paternidad más comunes mencionadas por padres jóvenes y adultos.
- Ventajas: o Los hijos son fuente de amor, compañía y vínculos familiares. Estimulantes y divertidos.
o Proporcionan seguridad en la vejez (padres adultos) o Te dan una razón para ser decente, trabajas duro para ellos. (padres adultos) - Desventajas: o Restricción de libertad o Coste económico.
2. RELACION ENTRE HIJOS Y SATISFACCIÓN MATRIMONIAL Uno de los efectos más irónicos de los hijos es que parecen disminuir la probabilidad de divorcio pero también disminuyen la satisfacción matrimonial.
Durante el primer año de vida de los hijos disminuyen las expresiones de afecto positivo en la pareja y aumenta el conflicto abierto. La mayoría de investigaciones se centra en la transición a la paternidad con el primer hijo.
Factores por los que el hijo puede producir insatisfacción matrimonial: - Los hijos disminuyen la cantidad de tiempo que los cónyuges pasan juntos. Las parejas con hijos tienen menos comunicación verbal que las parejas sin hijos y los temas de conversación se centran más en los hijos y menos en los miembros de la relación.
Las discusiones de los padres sobre la crianza de los hijos pueden ser una fuente de conflicto y desacuerdo.
La división del trabajo en el hogar entre los cónyuges.
o Las mujeres dedican más tiempo a las tareas de la casa durante los días laborales que los hombres.
o Las mujeres con hijos en edad escolar son las que pasan más tiempo en tareas del hogar.
o Los hombres con hijos preescolares pasan más tiempo haciendo tareas de la casa que el resto de los hombres.
- - o Los hombres trabajan una media de 49 horas semanales en trabajos remunerados y las mujeres 42h.
o Una de las estrategias para manejar las múltiples tareas: contratar a alguien.
Hay estudios sobre el tiempo dedicado al trabajo remunerado y las responsabilidades del hogar: o Datos transversales:  Mujeres: descenso constante en el trabajo remunerado durante el periodo de vida adulta.
 Mujeres: aumento en el tiempo dedicado a las tareas el hogar desde la juventud hasta la madurez.
 Hombres: aumento gradual en las tareas del hogar.
o Datos longitudinales:  Mujeres: aumento en el tiempo que se dedica al trabajo remunerado entre los 35 y 45 años.
 Mujeres: descenso en el tiempo dedicado a las tareas del hogar desde los 20 hasta los 50 años.
 Hombres: aumento gradual en las tareas del hogar.
Dada la gran discrepancia en las horas totales de trabajo de maridos y mujeres, ¿qué impacto tiene en la satisfacción matrimonial? No sólo es la cantidad de horas, sino más bien el rol de género y los sentimientos de justicia, es decir, sentir que estás haciendo más de lo que te corresponde. Además, los hombres y las mujeres difieren en sus percepciones de lo que es equitativo: o La satisfacción en el matrimonio aumenta para los maridos cuando se comparte de forma equitativa el trabajo remunerado.
o La satisfacción en el matrimonio aumenta para las mujeres cuando se comparte de forma equitativa el trabajo del hogar.
Las características individuales del niño.
o Género. En EEUU ha menos tasas de divorcio entre parejas con hijos varones.
o Temperamento del niño o Deficiencia de un hijo. Más bien, la interacción de la deficiencia con otras características de la familia (recursos económicos, estrategias de afrontamiento, apoyo social) Genética. Los padres de hijastros muestran menor satisfacción parental que los padres de hijos biológicos.
No todas las parejas sufren esta insatisfacción. Las parejas algo mayores, con mejores niveles educativos, mayores ingresos y con un marido con sensibilidad interpersonal mayor y una mujer con autoestima más alta tienen más probabilidades de notas una mejora en la relación cuando llega un niño.
3. TRANSICIÓN A LA PATERNIDAD / MATERNIDAD La mayoría de la literatura habla de los cambios que sufre la mujer y sobre todo, del primer hijo.
La transición a la paternidad o maternidad implica los nueve meses de embarazo más los dos primeros años del bebé.
Es un gran ejemplo de que todo cambio vital implica ganancias y pérdidas.
a. PERÍODO PRENATAL Vínculo materno – fetal (VMF): en muchos casos de abortos, se quita importancia desde la medicina, pero para la mujer, supone una muerte de alguien y puede aparecer un duelo al niño que no ha podido nacer. Este vínculo se ve influenciado por: - Edad gestacional: cuanto más avanzado está el embarazo, más vínculo.
Visualización del feto.
La percepción de los movimientos.
Apoyo social: la presencia de pareja o no y el soporte que proporcione. El apoyo social como amortiguador del estrés también es importante.
Algunos procesos de aproximación al feto: - Diferenciación con el feto porque ya tiene nombre, porque aparece en las conversaciones de pareja… Una vez el niño nace, la pareja debe de reajustar la imagen que se tenía del bebé a la real. Este aspecto es muy importante en casos de patología.
Pensamientos sobre el futuro bebé: imaginar la voz, su cara, si será alto, el color de ojos… Interacción con el feto.
Importancia de la identidad en la mujer: La mujer se imagina ella como será ella como madre. Se produce una reorganización de la imagen de cómo ve a su madre y realiza una proyección de cómo quiere ser.
b. DOS PRIMEROS AÑOS DEL BEBÉ Se producen una serie de cambios: - Vínculo paterno / materno – filial: vinculación afectiva de los padres con el niño. No es una vinculación ipso facto, es una elaboracon que se construye durante los primeros meses.
Cambios cognitivos: se produce un cambio en los valores, en la priorización. Algunos autores hablan de que se produce Maternal Brain, cambios a nivel de estructura cerebral producidos por todos los cambios hormonales que sufre la mujer durante el embarazo y parto.
Identidad: aparece un planteamiento de cómo quieres que te vean tus hijos.
Relaciones sociales: o La relación de pareja empeora en el sentido de que no hay tanta preocupación por cuidarla, tu atención está más focalizada en el bebé.
o Las amistades sufren un reajuste i normalmente hay una disminución de la frecuencia de actividades que realizas con ellos.
o En cuanto a los nuevos abuelos, se produce un reajuste con la relación que tienen los padres con sus padres.
Depresión postparto: encontramos diferencias entre: - - Baby blues: tristeza post parto. Es bastante general en todas las mujeres. En teoría la mujer debería estar contenta pero se siente cansada, irritada, se encuentra mal… y además, tiene que poner buena cara a todo el mundo. Se da durante el pulp period: cuarenta días des del nacimiento del bebé. Sucede por el gran cambio hormonal que sucede en el embarazo y en el parto que produce una inestabilidad emocional y por el soporte social. Incluye insomnio, tristeza, llanto fácil, irritabilidad y dudas sobre la propia capacidad para ser madre.
Depresión post parto: más clínico.
Psicosis postparto: caso extremo. Una de cada cuatro mil. Incluye ideas suicidas, comportamientos auto lesivos o lesivos hacia el bebé.
¿Y el padre? Hay muy poca literatura sobre lo que le ocurre al hombre adulto cuando se convierte en padre. Hay muchos micro-machismos, acciones cotidianas en las que se produce discriminación de género pero sin intención. Por ejemplo, ir al médico para algún tema del hijo y que se lo expliquen todo a la mujer, que la abuela paterna tenga algún problema y llame a la madre y no al padre… hay un monopolio maternal bastante importante.
4. EL PAPEL DE PADRE Desde la perspectiva histórica, el padre siempre ha cumplido el papel de sustento económico en la familia. No obstante, en las décadas recientes esta imagen ha ido disminuyendo y se ha pasado a un papel más activo en la implicación de la crianza de los hijos. Esto es debido, en parte, por la introducción de las madres en el mercado laboral.
En función de la edad en que sucede la paternidad, ocurren una serie de sucesos: - Paternidad en la adolescencia: se salen del curso normativo de la vida y las actividades de cuidado de los niños interfieren en los progresos educativos y vocacionales.
Paternidad en la madurez temprana: tienen más energía para actividades como el juego físico pero también más presiones económicas, de tiempo y las demandas de establecer de forma simultanea una profesión y una familia.
Paternidad tardía: son más maduros y tienen más recursos emocionales para realizar el papel de padre. Pasan más tiempo que los padres jóvenes con los hijos.
La mayoría de padres creen que el cuidado de los hijos se debe compartir de forma equitativa. No obtante, como media, los padres cuidan a los hijos un 40% del tiempo que les dedican las madres.
Situaciones en las que los padres se implican más: - Cuando los niños son pequeños más que cuando son mayores.
- En fines de semana más que en días laborables.
En hijos varones más que en hijas.
Los padres de las familias en las que trabajan los dos miembros de la pareja.
Las relaciones padre-hijo están muy relacionadas con la calidad de la relación de pareja. Los padres parecen distanciarse de los hijos cuando no se llevan bien con la madre.
El rol de padre es más sensible a las prácticas contextuales e institucionales. La percepción del padre de su propia situación económica influye más que la situación real en la conducta parental.
Los padres pasan más tiempo de juego con sus hijos que las madres. Además, el tipo de juego es distinto, siendo el del padre más físico y activo y el de la madre más verbal e instructivo.
Conforme los niños crecen, los padres tienden a ser más instructivos y directivos que las madres. Cuando los hijos llegan a la pubertad, aumentan los conflictos con las madres debido al cuidado más diario que realizan dando más oportunidades para el conflicto.
a. Familias monoparentales Se estima que la mitad de los niños pasarán parte de su niñez en un hogar con uno de los padres solo, probablemente con la madre.
Normalmente, cuando los hombres divorciados vuelven a casarse asumen las responsabilidades de crianza del nuevo hogar, dejando de implicarse tanto en el antiguo. Esta pérdida de contacto con el padre produce implicaciones en las relaciones del hijo adulto con los padres.
Los hombres criados en familias monoparentales tienden a estar más dispuestos a compartir las tareas del hogar cuando se casan y tienen hijos.
La probabilidad de que el padre que no tiene custodia proporcione cuidados es mayor cuando mantiene contacto con los hijos, influenciado por el nivel educativo, los ingresos y si ha estado o no casado con la madre de los niños.
En cuanto a diferencias entre etnias, en las familias de raza negra aumenta la ausencia del padre en el hogar. Se debe, en parte, al gran número de niños nacidos de madres solteras negras. No obstante, cuando está presente, los padres tienen una implicación igual a la de la madre y los negros casados tienden a ser más felices que los no casados.
5. EL NIDO VACÍO El síndrome del nido vacío está centrado en características negativas porque cuando se estudió fue con mujeres mayores americanas que habían dedicado su vida al cuidado de sus hijos. Cuando una persona solo tiene un rol y este se quita, aparece un vacío en la identidad y se tiene que producir una reorganización. Más que verlo como algo negativo, debería verse como una oportunidad de reorganización de nuevos proyectos, viajes y metas personales.
También aparece una reorganización de la pareja. Si durante todos los años el vínculo no ha sido cuidado, cuando los hijos se van, aparecen las separaciones y divorcios.
- La investigación transversal expone que la calidad y la satisfacción matrimoniales a lo largo del ciclo vital adulto sigue una curva en forma de U, yendo desde la pareja de recién casados, pasando por el proceso de paternidad y acabando en la pareja de ancianos.
La investigación longitudinal, documentan que la tendencia de la satisfacción matrimonial a descender durante los primeros años incluso cuando no tienen hijos.
Dejar el nido también tiene muchas implicaciones para el joven: - Auto organización: tomar decisiones propias.
Desapego emocional: romper los lazos familiares.
Independencia económica.
Formar una familia propia.
Se vio que los jóvenes que daban más importancia a la auto organización se sentían menos solos y con mayor autoestima. En cambio, los que daban más importancia al desapego emocional, se sentían más solos, tenían menos autoestima y más conflictos con los padres.
¿Por qué algunos jóvenes dejan antes de lo normal el nido? Hay dos factores importantes: la estructura de la familia y las expectativas respecto a la edad del matrimonio.
- Los hijos de familias de segundos matrimonios abandonan antes el hogar. Primero, porque se espera que lo hagan antes. También, porque los roles padre – hijo no están tan bien establecidos y eso puede llevar conflictos.
Los hijos de familias monoparentales también abandonan antes el hogar. La edad a la que quieren casarse es más avanzada y por eso, es probable que se vayan a vivir de forma independiente antes de querer casarse.
Dos casos: - Cuando los hijos no se van: el Observatorio de la emancipación en 2015 dicen que un 80% de los menores de 30 años no se han emancipado.
Cuando los hijos regresan: teniendo en cuenta que las razones por las que los hijos regresan suelen ser negativas, ya sean divorcios, desahucios o algún proyecto vital que ha fracasado. Los llaman hijos bumerán.
6. EL SEGUNDO MATRIMONIO EN LA VEJEZ El segundo matrimonio en la vejez se percibe por los hijos adultos como una disrupción en las interdependencias de la familia, amenazando tanto las relaciones economías como emocionales entre padres e hijos.
Las preocupaciones varían según la edad de los hijos. Aunque la mayoría de los adultos pensaban que los padres deberían comentar con sus hijos su intención de volver a casarse, se vio que los hijos más mayores pensaban que sus padres debían de pedirles permiso, o, por lo menos, dejar planificado el patrimonio familiar.
Un estudio hecho a estos matrimonios relata como ellos no esperaban cambios radicales en sus vidas o personalidades, sino, compañía y sentirse útiles para sus nuevos cónyuges.
...

Tags: