DDHH Capitulo 6 - Los derechos humanos en la practica educativa (2014)

Resumen Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Educación Social - 1º curso
Asignatura Derechos humanos y educación
Año del apunte 2014
Páginas 9
Fecha de subida 01/08/2015
Descargas 44
Subido por

Descripción

Resumenes del libro: "La vertiente educativa y social de los derechos humanos".

Vista previa del texto

DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
6.1. ¿QUÉ ES EDUCAR EN DERECHOS HUMANOS? Este concepto se define en diversos instrumentos internacionales:    La Declaración Universal de los Derechos Humanos El pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales La Convención sobre los Derechos del Niño En la Declaración y Programad e Acción de Viena definen la educación en derechos humanos como un conjunto de actividades de capacitación, difusión e información orientadas a crear una cultura universal en la esfera de los Derechos Humanos.
¿Por qué educar en derechos humanos? Los autores, Gil, Jover y Reyero, explican la importancia de la educación en derechos humanos y responden: “Porque a través de la educación en derechos humanos se podría lograr un mundo más humano si las nuevas generaciones asumieran que todas las personas estamos unidas en un proyecto común de humanización a través de los derechos humanos.
Entre otros motivos podemos señalar:          Pág. 204-205 Que es un cauce para cimentar una sociedad pluralista y demócrata.
Porque la mejor garantía de los derechos es la implementación de la cultura y educación en éstos Porque la educación ha de estar basada para consolidar la idea de persona y la necesaria convivencia para su pleno desarrollo.
Porque es necesario para vivir en paz la aceptación y el respeto de los demás.
Porque supone un medio imprescindible para el desarrollo de la identidad personal y social de cada individuo.
Porque supone comunicar una forma de vida que abarca todo el modo de ser de la persona.
Porque organizan y facilitan la convivencia.
Porque reconocen el valor de la vida humana.
Porque son el principio activo que integra un estatus legal, un estatus moral y una identidad por la que una persona se siente perteneciente a una sociedad.
Para entender por qué tenemos que educar en Derechos Humanos, hay que partir de la base de la educación, ya que la educación es la base del desarrollo del hombre tanto en su vertiente interior como exterior, individual y social.
Posible definición o argumentación de la educación en derechos humanos: “Concebimos la educación en derechos humanos, como un proceso educativo continuo y permanente, asentado en el concepto amplio y procesual de derechos humanos, como tal ligado al desarrollo de la paz y de la democracia, y en la perspectiva positiva del conflicto, que pretende desarrollar la noción de cultura de los derechos que tiene como finalidad la defensa de la dignidad humana, de la libertad, la igualdad, la solidaridad, de la justicia, de la democracia y de la paz”.
La educación como base del respeto a los derechos humanos.
La educación presta el mejor servicio al hombre: el de ayudar a madurar, hacerse consciente de sí mismo y ser capaz de autodeterminar su propio proyecto de vida en acciones libres y responsables.
1 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
La propia Declaración de los Derechos Humanos en su preámbulo defiende que la promoción y el respeto de los derechos y libertades del hombre solo se hará realidad mediante la enseñanza y la educación.
La educación en derechos humanos alude a un conjunto de relaciones procesos, y realidades educativas que tienen como finalidad el desarrollo moral y social de la persona.
No basta con que la enseñanza se lleve a cabo de acuerdo con los derechos humanos: para lograrlo es necesario que previamente se reconozca el derecho humano a la educación y el conjunto de los derechos humanos.
La educación en derechos humanos como parte de esa educación ha de empezar desde los primeros momentos de vida del hombre y es la familia a quien corresponde esa función.
La relación familiar y la educativa son dos relaciones de ayuda básica para que un niño alcance la madurez moral e intelectual así como las competencias cognitivas que le permitan incorporarse satisfactoriamente a la sociedad. Características que tienen en común la familia y la escuela:  Las relaciones del niño tanto con la familia como con la escuela, son relaciones asimétricas; están basadas en la confianza y en ambas se busca un bien que tienen una proyección comunitaria y que no se identifican con intereses particulares de ninguna de las partes.  Pág. 207  Ambas se dan en un ambiente de confianza. La confianza es la base sobre la que se articulan las relaciones asimétricas.  Pág. 208  Ninguna de las dos instituciones comparten la finalidad de alcanzar un buen común. Esto supone que los miembros de ambas relaciones forman parte de una misma empresa (familiar y educativa); que el bien perseguido por los integrantes de las relaciones es distinto de los intereses particulares de cada uno de ellos; ese bien es para el niño principalmente y para el conjunto de la sociedad.
Nos centramos en la parte que corresponde a la escuela.
El proceso de enseñanza-aprendizaje en derechos humanos. Hace referencia a un proceso complejo de información, desarrollo de valores y actitudes que tienen unos componentes cognoscitivos, afectivos y de comportamiento.
Todos los factores que intervienen juegan un papel importante y han de estar relacionados de forma que se potencie la actividad de los alumnos. La escuela se convierte en un lugar idóneo para la educación en derechos humanos en los primeros momentos educativos del hombre, pero la educación en derechos humanos no acaba en estos primeros momentos, sino que ha de ser algo que perdure durante toda la vida.
El objetivo de la educación en derechos humanos es darles lo que necesitan para desarrollarse y crecer como sujetos activos en sus vidas. La educación en derechos humanos, necesita cultivar en los estudiantes aspectos cognitivos, emocionales, habilidades sociales y el coraje para demandar su cumplimiento a los demás individuos, y en especialmente a quienes detentan el poder. La educación es una fuerza capaz de hacer evolucionar y cambiar la sociedad, así como en la base ineludible y en la condición necesaria para la promoción y la vigencia de una cultura de los derechos humanos. Pero esa educación presenta distintos obstáculos:   Precisa de una interiorización de los derechos humanos. Se debe producir un proceso empático que permita ponerse en el lado del otro. A través de la educación se potencia no solo el conocimiento de los derechos humanos sino, su interiorización mediante la adquisición de la empatía que va a permitir el desarrollo y la aceptación de los derechos humanos.
Otro problema es que a pesar de tantas declaraciones sobre su importancia, su enseñanza choca con obstáculos como la indefinición curricular de los mismos, programas sobrecargados, temor a posiciones de contenidos ético y político.
2 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
Por todo esto, la educación en derechos humanos no es una tarea fácil de ahí que la Declaración Universal de los Derechos Humanos se refiera a unas pautas sobre el contenido necesario de todo proceso educativo con el fin de garantizar “El pleno desarrollo de la personalidad”; “El fortalecimiento del respeto a los derechos humanos”; “lo que favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones”.
6.2. ¿CÓMO EDUCAR EN DERECHOS HUMANOS? La enseñanza en derechos humanos debe abarcar toda la vida del hombre, debe hacerse desde los distintos ámbitos de la educación ya sea formal, no formal, e informal, dependiendo del ámbito tendrá diferentes momentos donde poder asegurar la consecución de sus objetivos.
Es necesario implicar a los alumnos en experiencias reales, fomentar la participación en los diversos cauces que propicia tanto la escuela como las organizaciones sociales por medio de experiencias en contacto con la realidad. Las prácticas educativas sobre derechos humanos deben potenciar entre los alumnos el uso del pensamiento crítico, la toma de decisiones, la discusión, y la resolución de problemas.
Para conseguir esto la educación en derechos humanos ha de hacerse de modo cooperativo, siendo necesario que la institución donde se realice sea una verdadera comunidad democrática, donde se preste una gran atención a: La organización misma Al respeto a las diferencias A la comunicación Al modo de ejercer la autoridad y el poder A la defensa de los más débiles a la responsabilidad y el compromiso en el desempeño de las tareas y obligaciones A la forma en que se relacionan los diferentes miembros de la comunidad educativa Al respeto y la solidaridad de tal forma que los valores, fundamento de los derechos humanos, sean experimentados y vividos en la práctica produciéndose así una interiorización de los mismos.
Etapas en la educación en derechos humanos.
Cognitiva  Se trata de proporcionar al alumno de información sobre los derechos humanos y los mecanismos existentes para su protección, adaptados a su desarrollo, tanto moral, como de aprendizaje. Las actividades a realizar deben estar elaboradas en función de la edad, del proceso de maduración que el alumno haya asumido.
Emocional  Aquí es donde se produce la interiorización de los derechos humanos. Se trata de hacerles sentir emociones, como rabia, frustración, desesperación, para que puedan entender así qué sienten las víctimas de las violaciones de los derechos humanos.
Activa  Esta etapa es fundamental, ya que el objetivo de la educación en derechos humanos no es que los alumnos conozcan la situación de los mismos, ni que se identifiquen con las víctimas, su principal objetivo es el de crear ciudadanos activos, demócratas, cívicos responsables y cumplidores de los principios de los Derechos Humanos.
Objetivos y contenidos en la educación en derechos humanos.
Los principales objetivos generales de la enseñanza en derechos humanos  Pág. 213 En 1974 se aprueba la Recomendación, que recoge ciertos objetivos  Pág. 213 La educación en derechos humanos supone cultivar en los estudiantes aspectos cognitivos y emocionales.
Objetivos cognoscitivos  Pág. 213-214 Objetivos actitudinales  Pág. 213-215 Además de estos objetivos es necesario potenciar en los alumnos unas habilidades que fomenten la participación competente y desarrollen el sentido de la responsabilidad social y de la solidaridad.
3 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
Contenidos.
En 1969 la UNESCO presenta una recomendación de cómo llevar a cabo la educación en derechos humanos, presenta unos contenidos generales:    La historia de la lucha de los derechos y libertades.
El examen de las declaraciones y pactos aprobados por las Naciones Unidas y por los organismos especializados.
La práctica de los derechos en la vida de las escuelas a partir de la participación, la prestación de los servicios sociales y el interés en asuntos cívicos.
Además pueden estudiarse otros contenidos específicos que se pueden utilizar para la enseñanza de los derechos humanos.
Los contenidos curriculares sobre derechos humanos han de estar basados a la vez en dos fuentes importantes de la vida: En la transversalidad curricular, y en el conjunto de interacciones que habitualmente se producen en el aula.
La transversalidad de los derechos humanos.
Los defensores de la transversalidad afirman que la educación en derechos humanos no puede ser una asignatura más del currículum escolar, sino una dimensión transversal que impregne el currículum de cualquier materia, ya que cualquiera de ellas es capaz de suscitar cuestiones relacionadas con los valores necesarios. Jares, X. explica la transversalidad de los derechos humanos:          Los temas transversales hacen referencia a un tipo de enseñanza que debe estar recogida en todas las áreas de todas las etapas educativas, afectan a todos los elementos del currículum.
Los derechos humanos desde la transversalidad suponen un nuevo enfoque con el que trabajar áreas o disciplinas del currículum.
Afectan a toda la acción educativa de todas las áreas y niveles educativos y requieren su planificación y su correspondiente ejecución.
La educación en derechos humanos ha de ser tratada a todos los niveles de la planificación del centro.
Los contenidos de los derechos humanos han de estar integrados en todas las materias ya que desde cualquiera de ellas se puede tratar.
Los temas transversales, también presuponen contenidos de tipo conceptual y procedimental existiendo una estrecha y necesaria relación entre lo cognitivo y lo afectivo.
Los temas transversales, y en este caso la educación en derechos humanos, no deben ser principios de intenciones que nadie desarrolla, sino que han de ser algo activo y vivo y presente en el currículum escolar.
Es importante prestar atención a la formación de los profesores en los temas transversales, ya que tradicionalmente suelen estar centrados en los contenidos científicos de las disciplinas tradicionales.
La transversalidad de los derechos humanos precisa de una organización del centro basada en estructuras democráticas, participativas, el compromiso y la cooperación para que los valores que se propugnan sean vividos en la vida cotidiana del centro.
Por otra parte están los defensores de que la educación en derechos humanos debe corresponder a una asignatura específica y determinada dentro del currículum escolar.
En este caso defendemos la transversalidad de los mismos pero no de forma exclusiva con otras posturas sino complementarias.
4 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
6.3. ORIENTACIONES METODOLÓGICAS La educación en derechos humanos ha de consistir en una educación centrada en los valores éticos que se sustentan en la Declaración Universal.
La metodología está basada principalmente en la interiorización ha de ir encaminada a elaborar un pensamiento ético, autónomo, racional, justo, solidario y tolerante para la convivencia, así como el compromiso e implicación a nivel individual y colectivo con los derechos humanos.
Siguiendo a Marín Ibáñez y Ferreiros, proponemos una metodología basada en el proceso de clarificación de valores, que tiene en cuenta los ámbitos de reflexión, estima y actuación. Esto supone entender a la persona en su totalidad integrada, como “ser bio-socio-cultural” e implica atender a las tres dimensiones de su naturaleza: pensamiento – emotividad – comportamiento.
Se trata de un conjunto de procedimientos que tienen por objeto que el alumno realice un proceso reflexivo de valoración personal.
     La primera orientación está basada en el ámbito cognoscitivo y aunque no es suficiente con conocer, lo primero para asumir los derechos humanos y los valores es conocerlos.
El segundo componente está relacionado con la estima, lo que permite la entrada al aspecto personal y afectivo.
El tercero es el componente expresivo o comunicativo que supone la afirmación del derecho en sí.
La cuarta vía hace referencia a la creatividad, es decir, al descubrimiento de nuevas formas de expresión y manifestación de los mismos, acorde con la realidad.
La quinta sería el componente personal y social.
Esto supone el desarrollo del autoconcepto como núcleo de la personalidad. La persona para respetar los derechos humanos, ha de sentirse poseedor y descubrir en sí mismo los valores que los sustentan, ha de sentir la necesidad de ellos, su importancia, de otra forma será muy difícil poder reconocerlos en los demás.
Orientaciones metodológicas propuestas  Pág. 219 Principios didácticos.
La metodología para la educación en derechos humanos, está basada en unos principios didácticos que van a hacer que se ajusten a la realidad en la que vive el alumno.
Primer principio Vivir los derechos humanos.
Es necesario que el alumno los viva en el centro escolar o en su entorno social. La base de la educación se encuentra en la vida diaria de la escuela, donde los alumnos pueden aprender a pensar con sinceridad y fundamento, a enjuiciar las normas de la sociedad.
Segundo principio Conexión con la vida real del centro y del entorno.
Para que este aprendizaje sea significativo, los niños de todas las edades necesitan que la instrucción se refiera continuamente a su vida y experiencia cotidianas. Las relaciones entre alumnos y de cada alumno con el profesor son más importantes que la adquisición de conocimientos.
5 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
Tercer principio Importancia del ambiente y la organización de la propia escuela o institución.
La organización democrática de la escuela u organización social basada en la educación para la paz, son componentes imprescindibles.
Cuarto principio Educar desde la acción.
No hay educación para los derechos humanos si no hay práctica. Cuanto más corta sea la distancia entre lo que decimos y lo que hacemos mejor será para nuestra labor.
Quinto principio Participación del alumnado en el “qué” y en el “cómo” del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Las estrategias didácticas fomentarán y se apoyarán en el trabajo en equipo, en la toma de decisiones consensuada, en la cooperación, etc.
El alumno debe ser incitado a:  Participar y a definir las condiciones del propio proceso de aprendizaje.
 La determinación de los fines.
 La elección de los métodos.
 Y la evaluación de los resultados.
Sexto principio Visión de la realidad cambiante y susceptible de transformación.
Es importante reflexionar sobre la realidad ya que los hechos sociales son productos históricos y podían haber sido diferentes.
La educación en derechos humanos presupone la presentación de sus violaciones y suscitar la posibilidad de acción como medio para transformar esa realidad.
Séptimo principio Preferencia en los enfoques globalizadores e interdisciplinares.
La educación en derechos humanos exige enfoques globales e interdisciplinares a través de los cuales se pueda aprehender la complejidad de la temática.
Octavo principio Coherencia entre los fines y los medios a emplear.
Se trata de buscar y poner en práctica medios que sean homogéneos, coherentes con el fin perseguido.
La educación en derechos humanos tiene que ver más con las formas de aprender y las estructuras organizativas que con los contenidos.
Noveno principio Combinación de enfoques cognoscitivos y afectivos.
La vertiente intelectual del proceso de enseñanza-aprendizaje no se puede separar de su componente afectivo y experiencial; ambos procesos van unidos y ambos son necesarios para interiorizar los valores de una educación en derechos humanos.
Métodos y técnicas para la educación en derechos humanos Método socioafectivo  se trata del desarrollo conjunto de la intuición y del intelecto encaminado a desenvolver en los alumnos una más plena comprensión tanto de sí mismos como de los demás, mediante la combinación de experiencias reales y del análisis. (Permite a la persona analizar de manera crítica y creativa su entorno, ayuda a escoger sus principios y ayuda a que sus acciones sean coherentes con su pensamiento).
Consta de tres fases: 6 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
1º. Se trata de que el alumno tenga una experiencia (real o simulada), ya que el desarrollo de las actitudes y valores se desarrollan a partir de una experiencia personal.
2º. Se trata de describir y analizar las reacciones de las personas que participaron en la fase anterior, para desarrollar la empatía, sentimiento de concordancia y correspondencia con el otro.
3º. Contrastar y generalizar la experiencia vivida a otras situaciones de la vida.
Otro método es que los alumnos encuentren respuestas a sus propias preguntas  Proponemos el pensamiento independiente a través del proceso de investigación. La experiencia adquirida con los procesos de investigación, es probablemente, el mejor medio para desarrollar hábitos intelectuales básicos para un razonamiento informado y responsable, cualidades necesarias para una educación en derechos humanos.
Otro método seria la realización de proyectos educativos de participación cívica  Los proyectos son acciones que implican la mejora del medio natural, cultural, social o ciudadano, exigen la responsabilidad y el compromiso cívico. Supone una educación activa que lleva a la implicación personal en la construcción de hombres responsables y defensores de los derechos humanos.
Métodos dialogales  consiste en una serie de orientaciones a tener presentes en conversaciones académicas o informales entre el profesor y el alumno, con el objetivo de contribuir a que mediante preguntas, comentarios y sugerencias a la persona, reflexione o profundice sobre lo que voluntariamente ha constituido la causa de la conversación, sin entrar en críticas ni juicios valorativos.
Todos estos métodos tienen para ello una variada manifestación de técnicas:          Ejercicios autoexpresivos.
Estrategias para el desarrollo del juicio moral.
Pág. 223-225 Desarrollo de la capacidad de toma de perspectiva social y empatía.
Técnicas encaminadas a la comprensión crítica de la realidad.
El diálogo reflexivo.
Estrategia de la concertación, del consenso, de la búsqueda de máximo común denominador.
Participación guiada.
Los practicums morales.
El role playing.
Además de los mencionados, podemos señalar entre otros: la negociación; la asamblea; el debate; el grupo de discusión; resolución de conflictos; juegos de adquisición.  En definitiva, todas aquellas técnicas que potencien el desarrollo del sentido La participación es otro método importante en la educación en Derechos Humanos  Para poder decir que un alumno se está educando es necesario que participe activamente en su proceso de aprendizaje. Los derechos humanos promueven el reconocimiento de una condición humana, de unas capacidades y necesidades que si no se desarrollan lo suficiente conducen al hombre a una deshumanización. Los derechos humanos exigen responsabilidades, es decir, actuaciones que sean humanizadoras. Estas actuaciones se consiguen mediante la participación. Participar es tomar parte, colaborar con otras personas, unirse con otros que tienen inquietudes similares y formar un equipo para hacer algo o para alcanzar unas metas.
A través de la participación en la educación de los derechos humanos, se pretende el desarrollo del sentido de la responsabilidad social y de la solidaridad, e incitar el respeto del principio de igualdad y libertad a través de un aprendizaje activo, ya que la participación exige un grado de libertad, sin libertad la participación no sería real, y sin la igualdad se cierra el paso a la participación.
7 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
Modelos para la educación en derechos humanos.
Felisa Tibbitts (Directora de un organismo perteneciente a la UNESCO). Teoriza sobre los modelos de educación más utilizados y que favorecen el desarrollo y acrecientan la efectividad de la educación en derechos humanos.
Los modelos se han creado con el objetivo de clasificar, ordenar y sistematizar las prácticas reales y futuras de la educación en y de los derechos humanos.
Cada modelo está orientado a un grupo de ciudadanos, por lo que sus objetivos, estrategias y contenidos están vinculados a los destinatarios para que se produzca un cambio social.
Los distintos modelos de educación sobre derechos humanos se ordenan en la “pirámide del aprendizaje”: La colocación de los modelos en estas posiciones refleja: El volumen de la población a la que van destinados  Desde la educación del público en general hasta la formación más especializada.
El grado de dificultad de cada uno de los programas educacionales.
Modelo de valores de percepción.
Este modelo se centra en transmitir el conocimiento básico de los conceptos principales de lso derechos humanos. Consiste en campañas de conciencia y difusión de los conocimientos mínimos para lograr la asimilación de nociones adaptadas a todo el público. Se realizan:    A través de talleres, y por tanto se habla de educación no formal.
Mediante campañas en centros cívicos y otros lugares de reunión, por lo que se trata de un tipo de educación informal.
La inclusión en los programas de estudio, por lo que trata también el aspecto de la educación formal.
Los contenidos teóricos y prácticos que se resaltan en este modelo son:    La historia de los derechos humanos.
Información sobre los instrumentos claves d los derechos humanos.
Análisis de los mecanismos de protección de los propios derechos.
La estrategia pedagógica clave es la participación.
Ejemplos: Campañas publicitarias; educación populr callejera; exposiciones orales, etc.
8 DDHH Tema 6 – Los derechos humanos en la práctica educativa: su dimensión organizativa y metodológica.
Modelo de responsabilidad En este modelo los derechos humanos se vinculan por la responsabilidad profesional por lo que:    Implica la vigilancia directamente de las violaciones de los derechos humanos.
Se definedne ante las autoridades correspondientes.
Se ampran y se protegen los derechos humanos de los individuos por los que tienen cierta responsabilidad.
La capacitación en derechos humanos están orientados hacia estos terrenos especializados.
Ejemplos:   Capacitación de los activistas de derechos humanos: de abogados, fiscales, jueces, agentes de policía y militares sobre el derecho consitucional e internacional.
Capacitación de grupos profesionales: trabajadores en la rama de la salud y el servicio social, periodistas y otros miembros de los órganso de información.
Realización:   Si se realiza mediante talleres y pequeños cursos fuera de lo que sería el sistema educativo, hablamos de educación no formal.
Si se realiza mediante el ámbito curricular de cualquier nivel educativo, pertenece al tipo de educación formal.
Modelo de transformación.
Los programas de educación están encaminados a capacitar al individuo para que reconozca el abuso de los derechos humanos y asumir el compromiso de prevenirlos.
Este modelo requiere de técnicas psicológicas para la instrospección y apoyo del individuo dentro de la comunidad.
Este modelo desarrolla una serie de destrezas y habilidades para el individuo como son:   La capacidad de liderazgo.
Entrenamiento en la resolución de conflictos.
Provoca a los estudiantes que hayan tenido experiencias personales de violación de los derechos humanos puedan anañizarlas, reconocerlas y superarlas.
Ejemplos: Programas educativos que se aplican en los campamentos de refugiados; En sociedades que acaban de pasar por conflictos; Con víctimas de abusos en el hogar; Y con grupos que trabajan con los pobres.
9 ...