Tema 17. Interpretación y aplicación del derecho. (2014)

Resumen Español
Universidad Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Teoria del Derecho
Profesor T.D.M.
Año del apunte 2014
Páginas 7
Fecha de subida 16/10/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEORÍA DEL DERECHO TEMA 17. INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DEL DERECHO.
17.1. El sentido general de la aplicación del derecho.
Es muy común entre los juristas entender que la aplicación del derecho consiste en la atribución por parte del juez de las consecuencias desfavorables que el propio orden jurídico prevé para el caso de su contravención.
Se considera como destinatarios del derecho, desde diferentes perspectivas, a los ciudadanos en general, a los diferentes órganos y autoridades a los que el orden jurídico reconoce competencia para realizar actos, a los jueces y a los funcionarios encargados de llevar puntualmente a efecto la resolución que haya podido dictar el juez.
Se entiende que todos no hacen otra que aplicar derecho. Claro está que la aplicación del derecho asume un significado diferente en cada supuesto a operar sobre manifestaciones diversas del fenómeno jurídico.
La aplicación judicial del derecho, se produce como respuesta del orden jurídico a una situación de tensión de la vida social. Proporciona una explicación convincente del sentido restrictivo que se ha venido atribuyendo a la expresión aplicación del derecho como aplicación judicial del derecho que puedan realizar otros sujetos jurídicos.
Con esta idea se resalta que la aplicación judicial del derecho no hace otra cosa que realizar el programa de actuaciones que el orden jurídico le asigna sin que resulte relevante al respecto que la actuación asignada consista en resolver con arreglo a derecho el conflicto que ante él se plantee Aunque la idea de aplicación del derecho de es inherente la de una cierta regularidad, de la conducta que lleva a efecto de la aplicación, se han solido distinguir los supuestos de aplicación regular el derecho de los de aplicación irregular del derecho.
17.2. La interpretación jurídica como momento específico del proceso de aplicación del derecho.
Se sabe que el sentido general de la aplicación del derecho no varía en función de los diferentes sujetos que puedan proceder en cada caso a su realización, 1 TEORÍA DEL DERECHO requiriéndose siempre la determinación del significado preciso de la disposición jurídica que se pretende aplicar.
Se reconoce normalmente como interpretación del derecho a la imputación de un determinado significado a un enunciado jurídico normativo.
Ello hace que el juez no sólo se vea obligado a interpretar el modelo de conducta que de él se requiere, sino también a interpretar las disposiciones jurídicas que van a determinar el tipo de respuesta jurídica que merece la situación que debe juzgar. La determinación de los hechos acaecidos presenta en muchas ocasiones un problema que obliga al juez a actuar como un investigador.
La elección de las disposiciones jurídicas que van a fundamentar la resolución judicial requiere a la previa imputación de significado no sólo a tales disposiciones, sino también a las que son descartadas por el juez por no resultar aplicables al caso concreto.
El proceso aplicativo del derecho que realiza el juez puede ser objeto de valoración por parte de los propios sujetos que protagonizan los acontecimientos o de los propios analistas del fenómeno jurídico, lo que supone una interpretación paralela a la del juez.
17.3. Clases de interpretación jurídica.
Podemos distinguir 3 criterios de clasificación: La consideración del sujeto que lleva a efecto la interpretación del derecho.
a. Interpretación judicial: interpretación que realiza el juez. Adquiere una enorme relevancia en el Estado moderno a partir de la separación de poderes. La atribución en exclusiva al juez de la capacidad de producir efecto jurídicos entre las partes en conflicto a través de sus resoluciones garantiza su operatividad como interpretación jurídica fundamental.
b. Interpretación auténtica: la que realiza el propio órgano que dicta la disposición jurídica a la que se imputa el significado. Se alegan, sin embargo, en su contra las dificultades de acudir continuamente para resolver cada caso al órgano que la dictó y las evidentes dosis de inseguridad jurídica.
2 TEORÍA DEL DERECHO c. Interpretación doctrinal: es la que efectúan los analistas del derecho al señalar el significado que en su opinión corresponde a las diferentes disposiciones que integran el Ordenamiento Jurídico.
d. Interpretación general: la que lleva a cabo el ciudadano particular en tanto que es destinatario del derecho. Carece de valor oficial, únicamente es útil al sujeto que la realiza para comprender el sentido que tienen que tener sus comportamientos para poder ser calificados como jurídicamente correctos.
Atendiendo al objeto de la interpretación jurídica se distingue la interpretación del derecho escrito de carácter general, diferenciándose dentro de ella en función del rango jerárquico que puedan tener las diversas disposiciones, de interpretación de las costumbres, de los actos jurídicos y de las sentencias.
Finalmente el criterio de la cualificación de los resultados de la actividad interpretativa permite distinguir la interpretación literal, extensiva y declarativa. La interpretación literal supondría la imputación a la disposición del significado que se deprende directamente del tenor de sus palabras. Las interpretaciones extensiva y restrictiva ampliarían y reducirían respectivamente tal significado con vistas a hacerlo compatible con los diferentes elementos que se estima que deben integrar el proceso interpretativo.
17.4. El objeto de la actividad interpretativa.
La consideración de la interpretación jurídica requiere para ser operativa la especificación adicional del fin que persigue el intérprete al indagar semejante cuestión.
Se han planteado a este respecto dos tesis fundamentales: 1) La teoría subjetiva de la interpretación jurídica: entiende que la labor del intérprete consiste en la averiguación de la voluntad del legislador. Se argumenta a favor de esta tesis señalando que: a. El pretendido carácter racional de las disposiciones jurídicas únicamente puede explicarse desde su estimación como producto directo de la voluntad de un sujeto o de varios dotados de los tributos propios de los seres humanos.
3 TEORÍA DEL DERECHO b. La salvaguarda del principio de seguridad jurídica exige el sometimiento de los individuos a la regulación jurídica establecida.
2) La teoría objetiva: los exponentes de la teoría objetiva sostienen que la interpretación jurídica debe aspirar a desentrañar el sentido inmanente al texto que se interpreta, el cual adquiere tras su promulgación una vida propia independiente por completo de la voluntad de su autor. La defensa de esta tesis se fundamenta en: a. La imposibilidad de detectar una voluntad perfectamente identificable al presentarse generalmente la ley como el producto de voluntades que pueden incluso resultar contradictorias.
b. La necesidad de acomodar el significado de los textos jurídicos vigentes a las condiciones ambientales, con el fin de preservar su operatividad.
Se impone una interpretación evolutiva que adecúe su sentido a las relaciones históricas que definen su ámbito operativo, respetando el espíritu que presidió la entrada en vigor de las disposiciones jurídicas.
17.5. Los criterios de interpretación del derecho.
17.5.1. Enunciación de los criterios de interpretación jurídica.
Según Ara Pinilla, una interpretación jurídica que quiera se consistente no puede dejar de conjugar los resultados que proporciona la adopción concurrente de los criterios que denominaremos gramatical, lógico, histórico, sistemático, teleológico y sociológico.
1) El criterio gramatical: la circunstancia de que las disposiciones jurídicas se expresen por medio del lenguaje obliga al intérprete a ponderar el alcance semántico de los componentes del texto y de su conexión gramatical. Aun cuando las reglas de la sintaxis gramatical responden a un sistema bastante tecnificado que permite eliminar muchas ambigüedades, en el terreno semántico la situación es muy diferente, requiriéndose la utilización combinada del resto de los criterios interpretativos.
4 TEORÍA DEL DERECHO 2) El criterio lógico: la congruencia de la imputación de significado que se puede realizar a una disposición jurídica con el respeto a determinadas reglas lógicas va a permitir descartar determinadas interpretaciones, reivindicando la idoneidad de las que se estiman lógicamente aceptables.
3) El criterio histórico: la determinación del espíritu de la disposición jurídica que es objeto de interpretación requiere la consideración de la voluntad del legislador a la que se llega a través del análisis de los documentos que sirvieron de base a su elaboración de las declaraciones de intenciones de su autor y de las circunstancias del momento que hicieron aconsejable que la regulación jurídica tuviera un contenido normativo determinado y otro no.
4) El criterio sistemático: la labor del intérprete debe atener a la identificación preliminar de la regulación jurídica completa de cada situación determinando cuáles son los enunciados del sistema jurídico que pueden tener una incidencia directa o directa a efectos de la regulación de la materia que se trate. La complejidad de los modernos ordenamientos jurídicos y la necesidad de excluir las interpretaciones jurídicas que resulten incompatibles con el sentido general del sistema ha incrementado la trascendencia de este criterio.
5) El criterio teleológico: la consideración del ordenamiento jurídico como sistema exige tener presentes los valores que subyacen y presiden al conjunto de reglas que lo integran a la hora de proceder a su interpretación. Una interpretación jurídica que no tuviera en cuenta suficientemente el elemento teleológico resultaría una interpretación ciega.
6) El criterio sociológico: la indagación de las circunstancias ambientales que rodean a su aplicación es de la teoría objetiva. Se entiende que el contenido normativo de la disposición necesita ser completamente, en cada caso por el acontecimiento que es objeto de regulación, cuya singularidad exige lógicamente considerar la realidad social y temporal en la que tal acontecimiento se produce.
5 TEORÍA DEL DERECHO 17.6. La naturaleza de la función judicial.
El juez incorpora siempre aspectos personales al resultado del ejercicio de su función, aspectos que tienen que ver con su propio sistema de valores.
Todos estos factores se manifiestan en las diferentes fases del proceso aplicativo del derecho, pasando por las diferentes valoraciones, especulaciones y articulaciones argumentativas que jalonan sus razonamientos.
Se produce una indeterminación de la actividad del juez. La indeterminación de la interpretación jurídica afecta directa o indirectamente a las diferentes fases del proceso aplicativo del derecho. Puede decirse que la interpretación jurídica constituye una actividad de inciertos resultados que condiciona al propio sentido final de las resoluciones judiciales.
La actividad interpretativa opera sobre textos, en definitiva, que el enunciado normativa constituye el presupuesto necesario de la interpretación jurídica.
De ahí que se haya podido hablar de una desvinculación relativa al juez con respecto al texto de la ley, que operaría así como un condicionante más de la decisión judicial, asumiendo la necesidad de esperar del error que supone entender que la interpretación carece de asideros jurídicos.
No parece muy razonable que se reconozca libre capacidad creadora de derecho a quien carecen de legitimidad democrática, sino a quienes superan un sistema de selección aparentemente neutral en el terreno ideológico valorativo que atiende fundamentalmente a los conocimientos técnicos de que disponga el aspirante.
De ahí la tendencia natural de considerar al juez como un mero instrumento técnico, y a entender a la actividad judicial como una actividad neutra.
Una visión semejante tiene la indudable virtud de representar al mundo del derecho como un universo en el que son los propios integrantes de la sociedad los que disponen las soluciones a los problemas jurídicos. La propia estructura del fenómeno jurídico como un orden normativo que habilita al juez para suministrar soluciones a todos los problemas jurídicamente relevantes que se presentan en la vida social hace 6 TEORÍA DEL DERECHO inevitable la condición creadora de derecho de la función judicial y la índole política de su actividad 7 ...

Tags:
Comprar Previsualizar