Los Modelos Didácticos (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Pedagogía - 1º curso
Asignatura Didáctica
Año del apunte 2013
Páginas 4
Fecha de subida 16/02/2015
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

  MODELOS DIDACTICOS.
Un modelo didáctico es un mediador entre la teoría y la práctica. Es una representación abstracta, provisional y aproximada de la realidad. Explica el proceso de enseñanzaaprendizaje.
1- Modelo clásico.
También denominado tradicional transmisivo, se centra en el profesorado y en los contenidos. Los aspectos metodológicos, el contexto y, especialmente, el alumnado, quedan en un segundo plano.
Este modelo concibe al profesor como sujeto principal del proceso.
El modelo didáctico tradicional pretende formar a los alumnos dándoles a conocer las informaciones fundamentales de la cultura vigente.
Los contenidos se conciben desde una perspectiva más bien enciclopédica y con un carácter acumulativo.
Desde el conocimiento inicial del alumno, se presenta la materia por parte del profesor.
El alumno estudia a partir del libro de texto y la realización de ejercicios. El maestro evalúa los conocimientos adquiridos.
2- Modelo tecnológico.
Se caracteriza no solo por la utilización de instrumentos técnicos sino también por la aplicación de conocimientos científicos.
Tiene cierta obsesión por la eficiencia, con objetivos y programación muy detallada.
Los contenidos se desarrollan en forma de competencias, a través de actividades que combinan la exposición y la práctica, normalmente en forma de secuencia de descubrimiento dirigido y en ocasiones de descubrimiento espontáneo.
Parte de las teorías conductistas de Skinner, para quien la conducta está controlada a partir de sus consecuencias, propuesta que denominó “condicionamiento operante”, en la que el refuerzo adopta un valor prioritario.
Desde los primeros artilugios, como la caja de Skinner, hasta ahora, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y ha puesto a nuestra disposición toda una serie de valiosos instrumentos nunca antes sospechados, pero es necesario que toda esta tecnología sea humanizada y utilizada de manera racional, para fines positivos.
3- Modelo comunicativo.
La esencia del acto didáctico es la comunicación. Partiendo de esta premisa reconocemos este modelo como fundamental para dar y recibir información.
  La comunicación funciona como un sistema de interacción y se basa en las teorías de la comunicación verbal y no verbal. Como comenta el profesor Medina Rivilla, el discurso paraverbal, la importancia del lenguaje pragmático, es fundamental en el acto didáctico.
La clase es un ecosistema de comunicación interactiva y la vida del aula, con sus múltiples variables y su riqueza plurirelacional, es un contexto vivo donde se relacionan todos los procesos didácticos.
Rodríguez Diéguez (1985, 73) define el acto didáctico como un proceso de comunicación, cuyo contenido es compartido entre el emisor y el receptor. Recoge tres modelos: • Modelo informativo unidireccional, donde un sólo emisor transmite un mensaje a uno o varios receptores, pudiendo ser una conferencia o una clase magistral.
• Modelo interactivo, en el cual se produce una alternancia entre el emisor y el receptor. Es una comunicación bidireccional con cambio de roles, dando lugar al diálogo.
• Modelo retroactivo, que representa una síntesis de los dos modelos anteriores. El profesor da paso al tema y aprovecha la intervención del alumno para introducir nuevas intervenciones y preguntas, lo que da lugar a un feedback, favoreciendo el clima relacional del aula. Está considerado como uno de los mejores métodos, ya que se aprende a comunicar mejor, se promueve el dialogo sincero y abierto.
Los modelos comunicativos deben seguir unas pautas para que se produzca una comunicación interpersonal de calidad, basadas fundamentalmente en el respeto hacia los demás, aprender a discrepar, aprender a escuchar y ser capaz de separar los sentimientos de los razonamientos.
4- Modelo constructivista.
Modelo basado en las teorías de Piaget, Ausubel, Bruner y Vigotsky, el constructivismo sostiene que el aprendizaje se forma construyendo nuestros propios conocimientos desde nuestras propias experiencias. El alumno posee esquemas mentales previos procedentes de experiencias anteriores. Los nuevos conceptos se forman sobre las estructuras precedentes y, por tanto están alterados por su existencia. Según la psicología piagetiana el conocimiento es interiorizado por el que aprende y la acomodación es el proceso por el cual la mente reajusta la interpretación mental del entorno para asimilar nuevas experiencias. Según Vigotsky, para que el espacio social de interacción de la Zona de Desarrollo Próximo se desarrolle, es necesario un proceso de mediación a través de instrumentos de comunicación como la lengua, los símbolos y otras extensiones comunicativas, así como herramientas psicológicas. Todas ellas se convierten en sistemas de andamiaje que el adulto competente o profesor, pone a   disposición del alumno para que se produzca la interiorización del plano social, el desarrollo de las funciones mentales superiores. El conocimiento no se transmite, sino que construye por la acción del que aprende sobre el medio físico y social.
Mayer (2000) presenta un modelo constructivista, basado en la selección, organización e integración de la información denominado SOI. El objetivo principal de esta teoría es fomentar la comprensión del conocimiento a través de la educación directa. Está diseñada para ser utilizada en el aprendizaje basado en los libros de texto, clases magistrales y entornos multimedia. Ofrece un planteamiento de aprendizaje constructivista sin investigación ni manipulación.
5- Modelo colaborativo.
El modelo colaborativo es una evolución del modelo comunicativo, donde el profesor se convierte en un mediador de los aprendizajes de los estudiantes, que trabajan colaborativamente entre ellos. El objetivo es construir conocimiento. Las principales características del modelo colaborativo son la interdependencia positiva (los alumnos no compiten entre sí, la realización del trabajo exige la interacción y el aporte de todos), comparten experiencias y conocimientos, los integrantes no son sólo responsables de su aprendizaje, también del aprendizaje de los demás; los alumnos aprenden a construir consensos para la repartición de las tareas y deciden como realizar el trabajo, lo cual les aporta autonomía. Este modelo desarrolla relaciones interpersonales y destrezas sociales, mejora la autoestima y la autoconfianza. Aumenta la motivación y el interés. A pesar de que la adquisición del conocimiento es un proceso estrictamente personal, hay que reconocer las ventajas de la labor de equipo, de la interacción con un grupo de iguales.
También hay que tener en cuenta la teoría de inteligencias múltiples de Gardner, que tiene en cuenta diferentes tipos de inteligencias: abstracta, social, práctica, emocional, estética y cinestésica. La inteligencia social estaría muy relacionada con la capacidad de conseguir que los demás colaboren en el trabajo en grupo.
Los grandes avances tecnológicos de finales del siglo XX y el triunfo de la globalización económica y cultural configuran una nueva sociedad, la "sociedad de la información". En este marco, con el acceso cada vez más generalizado de los ciudadanos a los "mass media" e Internet, proveedores de todo tipo de información, y pudiendo disponer de unos modernos instrumentos para realizar todo tipo de procesos con la información (los ordenadores), se va abriendo paso un nuevo currículum básico para los ciudadanos y un nuevo paradigma de la enseñanza: "la enseñanza abierta".
Además las "redes" permiten establecer comunidades de aprendizaje que no exigen la presencia física constante del equipo, pero sí facilitan la constitución de una comunidad de intereses y la realización de un trabajo coordinado.
El aprendizaje colaborativo ya estaba presente en la Educación Nueva, a finales del siglo XIX, principios del XX, siendo Cousinet, discípulo de Durkheim, el principal teorizador del trabajo en equipo. El docente debe motivar en la escuela la libertad del   trabajo en grupo y lograr un ambiente que favorezca el florecimiento de todos los aspectos positivos. Libertad con responsabilidad y toma de iniciativas, libertad de grupo donde se respeten las opiniones de los demás, se deje a un lado el individualismo y se puedan crear espacios donde prevalezca la armonía y el entendimiento, tanto del grupo, como del docente hacia el grupo.
Como inconveniente, podríamos señalar que este modelo consume mucho tiempo y esfuerzo. No puede programarse para espacios cortos de tiempo. Los estudiantes no están acostumbrados a este tipo de trabajo, por lo que se requerirá cierto entrenamiento para ayudarles a aprender a trabajar en equipo. La falta de implicación por parte de algún miembro del mismo puede resultar una fuente de conflicto. Seria aconsejable combinar este modelo con otras estrategias.
  ...