Pubalgia (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Ciencias de la Actividad Física y del Deporte - 4º curso
Asignatura Reeducación funcional
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 20/02/2015
Descargas 4
Subido por

Vista previa del texto

PUBALGÍA. Osteopatía dinámica de pubis Es una alteración del sistema músculo-esquelético localizado en el anillo pélvico.
Tres claves para recuperarla: 1. Diagnostico precoz: Si al realizar una radiografía ya se observa algún defecto en el hueso, hemos llegado tarde, y será muy difícil recuperarlo. Si se hace un diagnóstico erróneo de pubalgia, no pasa nada, ya que los ejercicios que haremos serán de fortalecimiento del anillo pélvico. Es mejor realizar el tratamiento y que al final no sea nada, que arriesgarte a no hacerlo.
2. Trabajo en equipo entre todos los entrenadores: Consensuar y establecer aquello indicado y contraindicado.
3. Tratamiento individualizado Uno de los indicadores de la pubalgia, es que al correr siente dolor, y no se puede realizar la patada hacia atrás, por lo que el glúteo queda inhibido. Poco a poco, el glúteo va perdiendo todo y el desequilibrio muscular es mayor.
Deportes asimétricos pueden producir desequilibrios musculares Factores endógenos de la lesión - Tolerancia al esfuerzo Alteraciones de la estática Fatiga local o general Déficits de acondicionamiento físico Factores exógenos de la lesión - - Características del deporte o Microtraumatismos de repetición o Actividades asimétricas o Sobrecargas o Normas del deporte Características del terreno Planificación de los entrenos Clima Mala rehabilitación Actuación - Para personas que sufren principios de pubalgias, no debemos de cambiarles de superficies o de calzado Cuando sufrimos una pubalgia, no debemos estirar demasiado los aductores, ya que generamos más tensión Sí que debemos realizar gran cantidad de estiramientos de cadena posterior (isquiosurales) Pasos de una pubalgia - - Después del partido o del entrenamiento, aparece dolor en los aductores. Se piensa que es una sobrecarga.
Continua pasando lo mismo, se hace una radiografía, y parece que es muscular. Se deriva al fisioterapeuta para hacer masaje Antes de comenzar la actividad molesta. El dolor desaparece al calentar bien, pero al finalizar la actividad vuelve a doler Durante el entrenamiento, aunque calientes, duele en ciertas ocasiones Duele mientras duermes Si un día duele la inserción, y en la semana siguiente el dolor pasa hacia el vientre muscular, atención, no es muscular, debamos sospechar de una pubalgia Llegados a este punto, está prohibido parar de entrenar, ya que solo instauraría la lesión. Realizar trote continuo en línea recta, elíptica, bici, carrera en el agua. Podemos trabajar con molestia, no con dolor. Si al día siguiente el dolor no va a más, estamos haciendo bien el trabajo.
Con pubalgia, el glúteo pierde fuerza, ya que queda inhibida la acción de arrancada No debemos realizar ejercicios de squat ni prensa de piernas, ya que trabajan los aductores Protocolo de recuperación - - - Ejercicios de movilidad lumbopélvica o Rezar a la meca o Gato-caballo Superserie de ejercicios de glúteo (3-4 ejercicios seguidos, 8-12 rep.) Trabajo isométrico de abdominal SGA de cadena posterior o 4´ aguantando la posición con piernas cerradas o 4´ aguantando la posición con piernas abiertas Ejercicios de propiocepción No trabajaremos demasiado los aductores, y cuando lo hagamos será con tensiones isométricas o excéntricas.
La mayoría de las pubalgias las solucionaremos estirando la cadena posterior, fortaleciendo el glúteo, y con ejercicios isométricos y excéntricos de aductores. Únicamente cuando haya unos déficits de fuerza muy grandes podremos realizar el concéntrico, pero siempre acabando con una serie de excéntrico.
El masaje transverso de Cyriax también es una gran solución para las pubalgias. Consiste en un masaje transversal sobre el tendón, que provoca microroturas en la zona musculo-tendinosa.
Es un masaje corto (10´) y muy doloroso. Esto baja el tono muscular, y desestresa la zona ósea.
Posteriormente al masaje, aparece un proceso de recuperación. Es necesario descansar 15 días antes de volver a realizar otro Cyriax.
Las pubalgias, tienen una duración estimada de 8 semanas, y aunque el dolor desaparezca antes, el protocolo deberá mantenerse al menos hasta que finalicen estas 8 semanas. Si realizamos alguna actividad desaconsejada, y se vuelve a recaer, habrá que empezar otra vez desde 0.
El protocolo se realizará antes y después del entrenamiento El trabajo de propiocepción también es muy interesante Cuanto antes cojamos la pubalgia, más probabilidad tienes de recuperarla. Por lo tanto, si sospechamos de ella, debemos iniciar el protocolo.
...