2. LA INDUSTRIALIZACIÓN EUROPEA 1750-1870 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Ciencias políticas y de la Administración - 3º curso
Asignatura Historia Económica
Año del apunte 2016
Páginas 33
Fecha de subida 16/03/2016 (Actualizado: 18/03/2016)
Descargas 14
Subido por

Vista previa del texto

Judit Baeza TEMA 2 La industrialización europea 1750 – 1870 LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL (1750-1870).
CAMBIO TECNOLÓGICO E INTERPRETACIONES ¿Qué es la Revolución Industrial? El concepto de Revolución Industrial puede entenderse en dos sentidos: 1. Sentido amplio → cambio económico estructural de una economía agraria a una economía industrial.
 Fenómeno de largo plazo.
 Históricamente es comparable a un cambio tan radical como el de la revolución neolítica.
2. Sentido restrictivo → las transformaciones industriales experimentadas por Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVIII y gran parte del siglo XIX.
Gran cantidad de innovaciones permiten clasificarlas: - Sustitución del trabajo humano por máquinas.
- Sustitución de fuentes de energía animal por energía mecánica.
- Introducción de motores para la conversión de calor en trabajo.
Todas estas innovaciones son las que constituyen la Revolución Industrial → un flujo continuo de inversión e innovación acaba produciendo incrementos en la productividad y en la renta per cápita. Con esto se acaba generando un crecimiento autosostenido en el tiempo.
¿Por qué produjo esta avalancha de innovaciones? Desde el punto de vista teórico, se tienen que producir varios factores: - Que las mejoras sean posibles y necesarias, como consecuencia de cambios en el precio de los factores.
- Que los rendimientos cubran los costes de su adopción.
43 Judit Baeza Ruptura de los límites pre-industriales Revolución agrícola Diversas innovaciones permitieron la revolución agrícola: - Introducción de nuevos cultivos, como la patata o el maíz → los europeos empiezan a demandar estos productos.
- Construcción de sistemas de riego y drenaje.
- Innovaciones en la mecanización.
- Mejoramiento de razas.
- Eliminación del barbecho (tierras poco fértiles que se deben dejar descansar para recuperar la fertilidad, en catalán guaret) → mayor especialización y diversificación de la tierra  Sistema Norfolk: hay ciertos cultivos que permiten la recuperación de fertilidad de la tierra. Muchos cultivos acaban fijando la falta de nutrientes, de manera que ya no es necesario dejar descansar la tierra.
 Sin embargo, en ciertos países no se puede implementar el sistema Norfolk debido a características climáticas, como en los países de secano.
- Tras la crisis del feudalismo (siglo XIV) en el norte de Europa se implantó el sistema de cultivos en campos abiertos.
- La agricultura comercial y la posibilidad de beneficio creó incentivos en la era moderna para que los terratenientes cercaran tierras y las expropiaran a los campesinos por medios legales y/o ilegales.
Con el paso del tiempo, el gran predominio del sector agrícola se reduce → gana importancia la industrialización y parte de la población que trabajaba en la agricultura pasa al sector industrial.
Además, vemos grandes diferencias entre los países y donde se desarrolla antes la industrialización.
Protoindustrialización - Transformación de los bienes de las zonas urbanas a las zonas rurales.
- Mejoras en la estructura de costes.
Ciudad Campo  Precios del trabajo y materias primas son caros.
 Precio trabajo y materias primas son baratos.
 Restricciones gremiales.
 Ausencia de regulación gremial.
 Mejores comunicaciones.
44 Judit Baeza - Incremento de la demanda.
 Crecimiento de la población → urbanización y nuevos centros urbanos.
 Salarios más altos y mejores niveles de vida.
 Distribución del ingreso más equitativo: » Mejores barreras a la movilidad social.
» Homogeneización del consumo.
Límites de la Protoindustrialización - Incorporación creciente de zonas rurales → hay límites geográficos.
- Desfalco de materias primas por parte de los obreros-campesinos:  Parte de los campesinos se quedan materias primas para venderlas.
 Tensiones con comerciantes.
- Tendencia a concentrar la producción:  Centros con supervisión.
 Máquinas que solucionaban la escasez laboral y relativamente baratas.
- Mayor interés y capacidad por las innovaciones y maquinaria.
- Promoción de la capacidad técnica → academias, financiación de proyectos de innovación, rápida adopción.
De la protoindustrialización al sistema fabril Producción doméstica-rural manufacturas Ventajas - Desventajas - de Sistema de producción centralizada fabril Poca inversión en capital fijo.
Menor riesgo y mayor versatilidad frente a cambio en la demanda.
Salarios bajos - Menor control del trabajo.
Costes de transporte, vigilancia y transacción más altos.
Inflexibilidad de la oferta frente a cambios en la demanda.
- - - Mayor control del trabajo (disciplina).
Mayor control de la calidad.
Menores costes de transacción y de transporte Mayores oportunidades de especialización y mecanización Salarios más altos.
Mayores requerimientos de inversión en capital fijo.
Mayores riesgos (al requerir mayores inversiones tienes mayores riesgos).
45 Judit Baeza Centralización de la producción - Principio de división el trabajo (Adam Smith).
- Costes fijos más altos y mercados más amplios.
 Se produce en un contexto de creciente demanda.
 Más fácil de obtener en economías de escala.
- Se necesitan fuentes de inversión cada vez más grandes y fuertes → los empresarios se convierten en esclavos de su inversión.
- El obrero pierde gran parte de su independencia en el proceso de producción debido al mayor control del trabajo en los sistemas centralizados fabriles.
Base de la revolución - Invención de la máquina de vapor → se adoptó en gran parte de las distintas capas del proceso productivo, en especial los medios de transporte.
- Uso de fuente de energía inorgánicas → combustibles fósiles, como carbón.
- Desde el punto de vista del transporte, el ferrocarril conllevó:  Transporte más barato → acortamiento de las distancias y del tiempo.
 Favoreció la integración de los mercados.
 Regular + seguro suministro a gran escala a las fábricas, comercios y consumidores.
 Impulsó el comercio.
La formación de la clase obrera Obreros: el cambio más fundamental fue para los obreros → sus ocupaciones y formas de vidas estaban en juego. Ahora el trabajo debía hacerse en la fábrica, al ritmo de las máquinas (incansables e inanimadas), como parte de un equipo y bajo la mirada de capataces que imponían la constancia en el trabajo mediante amenazas morales, pecuniarias y, a veces, incluso físicas.
Con la introducción del sistema fabril se genera la división social entre empresarios y obreros.
- No era inamovible como en la sociedad preindustrial, pero era difícil → los empresarios provenían de la clase media-alta.
- Curva Kuznets → en las primeras fases de la industrialización, en las cuales el ingreso per cápita va incrementándose, las desigualdades crecen más, pero a medida que los ingresos son mayores, las desigualdades disminuyen.
46 Judit Baeza Evolución de las desigualdades Engels fue un testigo directo de la época y en su libro The condition of the working-class in England in 1844 (1845) explica la evolución de las desigualdades a partir de las máquinas tejedoras y el cambio que produjo en el estado de los trabajadores ingleses.
“El primer invento que dio origen a un radical cambio en el estado de los trabajadores ingleses fue la «Jenny». Inventada en el año 1764 por John Hargreaves, un tejedor (weaver) de Standhill, North Lancashire”.
“En Londres, 50.000 personas se levantan cada mañana sin saber dónde reposarán la cabeza la noche siguiente. Los más afortunados son aquellos que logran disponer de un penique o dos cuando llega la noche y van a lo que se llama una «casa dormitorio» (lodging house) fque se hallan en gran número en las grandes ciudades y donde se les da asilo a cambio de su dinero.
¡Pero qué asilo! La casa está llena de camas de arriba abajo; 4, 5, 6 camas en una pieza, tantos como puedan caber. En cada cama se apilan 4, 5, 6 personas, igualmente tantas como quepan, enfermos y sanos, viejos y jóvenes, hombres y mujeres, borrachos y no borrachos; como sea, todos mezclados”.
“Los argumentos económicos de los industriales que la Ley de las 10 horas (Ten Hour’s Bill) podría incrementar el costo de producción e incapacitar a los productores ingleses para competir en los mercados foráneos, y que los salarios deben bajar, son media verdad; pero prueban nada más que excepto esto, que la grandeza industrial de Inglaterra puede ser mantenida solo a través del tratamiento bárbaro de los operarios, la destrucción de la salud, la decadencia social, física y mental de las generaciones”.
La revolución industrial en Gran Bretaña En el siglo XVIII, una serie de inventos transformaron la manufactura de algodón en Inglaterra y dieron lugar a un nuevo modo de producción: el sistema fabril. Otras ramas de la industria también experimentaron adelantos comparables, que al combinarse (reforzándose mutuamente) hicieron posible nuevos progresos.
Mejoras que constituyen la Revolución Industrial a) Sustitución de capacidades y esfuerzos humanos por máquinas (rápidas, regulares, precisas e incansables).
47 Judit Baeza b) Sustitución de fuentes de energía mecánica.
c) Introducción de motores para la conversión de calor en trabajo → dotó a la humanidad con una oferta nueva y casi ilimitada de energía y la utilización de materias primas nuevas y muy abundantes (sustitución de substancias vegetales/animales por otras minerales).
Con estas mejoras la productividad humana incremento (sin precedentes) y conllevó a un aumento de la renta per cápita. Además, este crecimiento tan rápido se autosostenía. Por primera vez en la historia, la economía y la ciencia crecieron a una velocidad suficiente para generar un flujo continuo de inversión y de innovación tecnológica, que elevó los techos de las restricciones maltusianas por encima de todo límite perceptible.
Consecuencias Revolución Industrial - Abrió una era con nuevos horizontes.
- Alteró el balance del poder político dentro de las propias naciones, entre naciones y entre civilizaciones.
- Revolucionó el orden social.
- Cambió la forma de pensar del hombre y sus formas de conducta.
¿Por qué se dio primero en Inglaterra? Respuesta de Bob Allen Bob Allen sostiene que la economía inglesa era más sensible a las oportunidades de mercado, y lo relaciona con el carácter de la aristocracia, más volcada en lo comercial. Muchos nobles se dedicaban a actividades industriales y le daban prestigio a actividades industriales y comerciales.
La preocupación del gentilhombre inglés por aumentar su fortuna le llevó a participar en la sociedad, en vez de convertirse en un parásito. El interés económico hizo que se diese un grado de interrelación entre gentes de distintas categorías y posiciones sociales.
En Inglaterra había muchos incentivos hacia el cambio y una débil resistencia.
a) Encontramos terratenientes innovadores, vallado de los campos, agricultura comercial, talleres rurales, sistema doméstico en minas y forjas, un activo mercado de hipotecas. Y todo ello se combinó para romper las cadenas, lugares y costumbres y para asimilar campo-ciudad. Todo ello constituyó un estímulo muy poderoso para el desarrollo general.
b) El flujo de iniciativas en los negocios era más libre y la asignación de recursos más eficaz que en otras economías.
48 Judit Baeza c) La estructura de la empresa comercial era más abierta y racional en Gran Bretaña. En todas partes, la unidad fundamental era la empresa individual o la sociedad familiar. Los empresarios ingleses estaban mucho mejor dispuestos a asociarse con sus amigos o con los amigos de sus amigos. Ésta parece haber sido la fórmula preferida para conseguir capital para las expansiones o para atraer y ligar a la empresa individuos con capacidades especiales.
d) La inflación de precios permitió mayores beneficios y este aumento en los beneficios hizo posible el cambio industrial. Las empresas inglesas reinvirtieron sus beneficios en el propio negocio, mientras que sus competidores extranjeros los transfirieron a menudo desde el comercio hacia actividades más honrosas o los mantuvieron en reserva en forma de tierras, préstamos hipotecarios y otros usos no industriales similares.
e) La estructura financiera estaba considerablemente desarrollada.
 Los créditos que ofrecían los bancos privados eran a corto plazo y para cubrir transacciones comerciales.
 La mayoría de créditos se concedían en forma de créditos abiertos y rotatorios.
 El desarrollo de una red nacional de descuento y de pagos permitió que las áreas industriales necesitadas de capital pudiesen extraerlo de los distritos agrícolas que lo tenían en exceso.
 Importancia del capital circulante.
 Flujo de recursos desde la agricultura hacia la industria + incremento productividad agricultura para generar ahorros para financiar la expansión industrial.
f) El incremento de la producción agrícola se debió en gran parte a los cercados y a las mejoras que éstos hicieron posibles:  Concentración de las posesiones.
 Eliminación del barbecho (guaret en catalán).
 Decisiones más productivas sobre la rotación de cultivos.
 Selección de las especies ganaderas.
 Mejoras técnicas de desecación y fertilización.
 Cultivo más intensivo.
Gracias a los cercados y a la “Revolución Agrícola”, Gran Bretaña consiguió evitar lo que Ricardo llamó estado estacionario → el final del crecimiento y de la acumulación cuando las presiones de la población sobre la demanda de alimentos hacen aumentar los costes de subsistencia (y los salarios), hasta un punto en que los fabricantes dejan de obtener beneficios y la riqueza de la nación se dirige en forma de renta hacia los propietarios de tierra.
49 Judit Baeza En resumen, en gran medida fue la presión de la demanda sobre el modo de producción lo que exigió nuevas técnicas en gran Bretaña y la oferta de factores (abundante y elástica) la que hizo posible su rápida explotación y difusión.
Incorporación de la población rural al circuito productivo La industria textil inglesa hizo su fortuna sobre la base de la manufactura rural a finales del medioevo y principios del período moderno. Ningún centro de producción (excepto Flandes) se reorientó tan rápidamente desde las ciudades al campo. A mitad del siglo XVIII, la mayoría de la manufactura de lana inglesa era industria rural.
En conjunto, la industria había experimentado un progreso impresionante. Este crecimiento fue el factor desencadenante de los cambios de la Revolución Industrial, y su comprensión puede ayudarnos a entender las razones por las que Inglaterra fue la primera en desarrollarse tecnológica y económicamente.
En el mercado interior inglés, el poder adquisitivo per cápita y el nivel de vida eran notablemente más alto que en el continente. Existen muchos testimonios de viajeros de ambos lados del Canal respecto a la mayor igualdad en la distribución de la riqueza, los sueldos más elevados y la mayor abundancia que se disfrutaba en Inglaterra. El trabajador inglés comía mejor y gastaba una proporción menor de su renta que sus similares en el Continente, y en la mayoría de las regiones esta proporción tendía a disminuir. En consecuencia, podía gastar más en otros artículos, por ejemplo, manufacturas. Defoe describe la importancia de esta demanda de manufacturas inglesas en su Plan del comercio inglés de 1728: …respecto a los demás, observamos que sus casas y habitaciones están tolerablemente amuebladas, como mínimo bien provistas de los útiles domésticos necesarios y de buena calidad. Incluso los que llamamos pobres, jornaleros, trabajadores y gente que sufre, duermen calientes, viven en la abundancia, trabajan duro y no les falta de nada (…) es por la magnitud de sus ingresos que pueden mantenerse, y por la magnitud de su número que el país en conjunto se mantiene; gracias a sus salarios pueden vivir en abundancia y gracias sus forma de vida libre, dispendiosa y generosa, el consumo nacional ha subido a tales niveles, tanto de productos propios como extranjeros… La estructura del consumo inglés era favorable al crecimiento de la manufactura. La sociedad inglesa era abierta; probablemente más que ninguna otra en Europa. La distribución de la renta 50 Judit Baeza era más equitativa, las barreras a la movilidad social eran más bajas y la definición de status menos precisa.
Sin embargo, la calidad y la dirección en el consumo son cosas distintas. En sociedades no primitivas (donde existen técnicas desarrolladas + acumulación de riqueza): - La desigualdad favorece el gusto por lo extravagante entre las minorías.
- La igualdad estimula una demanda de bienes elementales por parte de la mayoría.
- Las grandes fortunas entre mares de pobreza son producto de una relación capital-trabajo muy baja (o de inversiones de capital inadecuadas).
Una difusión de la riqueza más equitativa es el resultado de una mano de obra más cara → es el caso de Gran Bretaña: - Los salarios eran casi el doble que en Francia.
- Las funciones de producción tienen una intensidad de capital mayor.
- El consumidor rico cultiva menos extravagancias y se contenta con tener en mayor abundancia los mismos bienes que los consumidores más pobres pueden tener en menor escala y con peor calidad.
- El poder adquisitivo relativamente alto de los sectores más pobres de la población genera una demanda mayor de aquellos bienes que necesitan y que están a su alcance.
- La movilidad actúa como fuerza homogeneizadora → implica emulación, que promueve la difusión de esquemas de gasto entre la población.
- Proceso general de urbanización y estado avanzado de la comercialización e industrialización.
El comercio inglés del siglo XVIII, en comparación con el del Continente, se caracterizó por una energía, capacidad de expansión y de innovación impresionantes. Los vendedores ingleses tenían pocas restricciones tradicionales o legales sobre los objetivos y el carácter de su actividad. Podían vender lo que quisieran y donde quisieran, y eran libres de competir en base al precio, la propaganda y el crédito. Aunque muchos empezaron a vender a precios fijos y establecidos, lo cual llevó a una asignación más eficiente de los recursos económicos y a costes de distribución más bajos.
El mercado interior de manufacturas crecía, gracias a: - Mejoras en las comunicaciones.
- Aumento de la población.
- Una renta media elevada y en ascenso.
- Una estructura de la demanda que favorecía a los productos sólidos, estandarizados y de precio moderado.
- Falta de ataduras sobre la empresa comercial.
51 Judit Baeza ¿Y el papel del sector exterior? La posibilidad de exportar aumentó los incentivos para expandir la producción a través de innovaciones técnicas y acumulación de capital. Los productores ingleses se basaban en producir más cantidad que calidad. Esto generó que los precios bajarán y creciera la demanda interior y exterior, que creaba incentivos a incrementar la producción → necesidad de flujo continuo de inversión y mayor inversión en maquinaria, producción… Además, se impone el algodón (que viene del sur de EE.UU.) → el incremento de las exportaciones fueron equivalentes al 21% del aumento del PIB entre 1780 y 1801.
Los industriales británicos innovadores dependían de los mercados externos para expandir la producción, lo cual generaba la necesidad de exportar más para incrementar la producción, aunque también era importante el comercio interno.
El aumento de las ventas inglesas al extranjero (y en el mercado nacional) reflejaba, en gran parte, sus condiciones naturales y algunas ventajas institucionales e históricas: - Tradición marítima fuerte.
- No tenía ejércitos costosos y engrandeciendo su territorio.
- Concentró sus esfuerzos en asegurarse privilegios comerciales y un imperio colonial, en gran parte a expensas de sus principales rivales continentales (Francia y Holanda) → este tipo de empresas costaban menos que adquirir territorios europeos y a la larga resultaron más rentables.
- Gran Bretaña desarrolló una marina mercante abundante y agresiva, y las instituciones financieras necesarias para sostenerla.
- Capacidad de producir a bajo precio aquellos artículos cuya demanda exterior era más elástica.
 Los mercados más prometedores para Gran Bretaña en el siglo XVII y XVIII fueron los de ultramar: el Nuevo Mundo, África y Oriente.
 Estas regiones tenían necesidades y gustos diferentes, pero tenían en común que no estaban especialmente interesados en productos lujosos, caros y bien acabados.
- Adopción de nuevos métodos de producción que ahorrasen costes a expensas de la calidad.
Por ejemplo, uso del carbón en lugar de leña en la fabricación de vidrio o la obtención de la cerveza.
El efecto del incremento de las exportaciones, por tanto, tendió a reforzar la tendencia a la homogeneidad en contra de la diferenciación, la cantidad en oposición a la calidad. Se adoptaron nuevos métodos de producción que ahorrasen costes a expensas de la solidez o la presentación.
Esta buena disposición por abandonar métodos antiguos por otros nuevos, para anteponer el beneficio al orgullo profesional e incluso a las apariencias de orgullo, implica una cierta 52 Judit Baeza distanciación entre productor y producto, una orientación hacia el mercado en lugar de hacia el taller. En ninguna parte la reacción ante pérdidas y ganancias era tan inmediata, ni las decisiones empresariales reflejaban menos consideraciones irracionales de prestigio y de hábito.
Según Landes, en gran medida fue la presión de la demanda (la demanda aumentó por el aumento demográfico y el aumento de los salarios reales) sobre el modo de producción lo que exigió nuevas técnicas en Gran Bretaña y la oferta de factores, abundante y elástica, la que hizo posible su rápida explotación y difusión.
¿Qué propició que Inglaterra fuera adecuada para la implementación de nuevo métodos de producción? (Landes) Por el lado de la oferta: a. La manufactura rural inglesa estaba muy poco sujeta a restricciones o regulaciones gubernamentales, y aprovechó las ventajas que suponía disponer de estos recursos, al poder adaptar su producción a la demanda y a los cambios en ésta. Algunos de los competidores más peligrosos del otro lado del Canal estaban siendo objeto de una regulación y un control crecientes durante los siglos XVII y principios del XVIII. Además, sobre los vendedores ingleses pesaban relativamente pocas restricciones tradicionales o legales sobre los objetivos y el carácter de su actividad. Podían vender lo que quisieran y donde quisieran, y eran libres de competir, y lo hacían, en base al precio, la propaganda y el crédito. No fue sólo un fenómeno de tipo negativo (es decir, la ausencia de regulaciones limitadoras o depresivas) sino más bien una tendencia positiva, una versatilidad ambiciosa que estuvo siempre alerta a la mejor oportunidad.
b. Alejamiento relativo de la industria inglesa respecto a las alteraciones y destrucciones de las guerras, el flujo rico y prolongado, aunque desigual, de artesanos cualificados provenientes del extranjero y el acceso que tuvieron los centros de producción a vías de transporte fluviales y marítimas, y, por tanto, a mercados distantes –todos ellos factores que permitieron bajos costes de producción y distribución.
c. Unidad política que llevaba a la ausencia de fronteras aduaneras internas.
Por el lado de la demanda: d. La población del reino no era muy grande, pero estaba creciendo, a mediados del siglo XVII, probablemente más aprisa que en ninguno de los países del otro lado del Canal.
53 Judit Baeza e. La ausencia de fronteras aduaneras internas (fruto de la unidad política) y de cargas feudales hacía de Gran Bretaña el mercado más amplio y coherente de Europa.
f. El poder adquisitivo per cápita y el nivel de vida eran notablemente más altos que en el Continente, y existía una mayor igualdad en la distribución de la riqueza, sueldos más elevados y mayor abundancia que en el otro lado del Canal (Europa continental). Además, las barreras a la movilidad social eran más bajas y la definición de status quo menos precisa.
Respecto a los efectos de una mayor difusión de la riqueza y de una mayor movilidad social, Landes señala: i.
Mayor distribución de la riqueza: resultado de una mano de obra más cara. En una economía de este tipo, las funciones de producción tienen una intensidad de capital mayor, al tiempo que el consumidor rico cultiva menos las extravagancias y se contenta con tener en mayor abundancia los mismos bienes que los consumidores más pobres pueden tener en menor escala y con peor calidad. Por otra parte, el poder adquisitivo relativamente alto de los sectores más pobres de la población genera una demanda mayor por aquellos bienes que necesitan y que están a su alcance –artículos más baratos y sencillos, susceptibles de ser producidos en masa. Por debajo de la nobleza estaba una clase media de hacendados, un grupo amorfo, sin definición o status legal, que no tenía equivalente en el continente.
ii.
Mayor movilidad social: actúa como fuerza homogeneizadora del gasto, se promueve la difusión de esquemas de gasto entre la población, y esto supone el desvanecimiento de diferencias regionales verticales y de distinciones sociales horizontales.
g. Inglaterra no sólo tenía más gente viviendo en las ciudades que ningún otro país europeo, acaso con la excepción de Holanda, sino que las características de la vida rural inglesa hacían que este tipo de asentamiento fuese particularmente significativo. La ciudad, más que un núcleo de actividad económica en que se intercambiasen manufacturas y servicios mercantiles por productos del campo, era un centro político y cultural que obtenía sus ingresos por medio de tasas y rentas sobre la población rural, en base a derechos tradicionales y a cambio de servicios de gobierno.
Gracias a los cercados y a la “Revolución Agrícola”, Gran Bretaña consiguió evitar lo que Ricardo llamó estado estacionario → el final del crecimiento y de la acumulación cuando las presiones de la población sobre la demanda de alimentos hacen aumentar los costes de subsistencia (y los salarios), hasta un punto en que los fabricantes dejan de obtener beneficios y la riqueza de la nación se dirige en forma de renta hacia los propietarios de tierra.
54 Judit Baeza En resumen, en gran medida fue la presión de la demanda sobre el modo de producción lo que exigió nuevas técnicas en gran Bretaña y la oferta de factores (abundante y elástica) la que hizo posible su rápida explotación y difusión.
Las investigaciones más recientes muestran que los incrementos de capital son responsables sólo de una pequeña fracción del aumento en la producción agregada y que, de hecho, las contribuciones globales debidas a los factores de producción tradicionales (tierra, trabajo y capital) representan sólo un papel secundario en el conjunto del proceso. Parece ser que los incrementos se debían a la calidad de los factores → a una mayor productividad de las nuevas técnicas y a una mayor capacidad y experiencia por parte de empresarios y obreros.
 Sólo cambios cualitativa y cuantitativamente importantes pueden transformar un modo de producción e iniciar un proceso de desarrollo económico autosostenido.
Para llevar a cabo la Revolución Industrial, a) Hacían falta máquinas que sustituyesen a la mano de obra y que obligasen a concentrar la producción en fábricas → máquinas cuyas necesidades de combustible fuesen excesivas para poder abastecerse en centros de producción doméstica y cuya superioridad mecánica fuese suficiente para quebrar la resistencia de las viejas formas de producción manual.
b) Era necesaria una gran industria, que produjese un bien sujeto a una demanda amplia y elástica, como también que:  La mecanización de uno de sus procesos ejerciese fuertes presiones sobre los demás  El impacto de las mejoras en la industria se hiciera sentir sobre toda la economía.
No se entró en la dinámica de la revolución hasta que se transformaron las técnicas de hilado y tejido para telas baratas. Este paso se dio primero en la manufactura del algodón.
- A mediados del siglo XVIII, los beneficios en el interior y en el exterior habían convertido a los manufactureros del algodón en un grupo de presión demasiado poderoso.
- El algodón se prestaba más fácilmente a la mecanización que la lana.
- Con la mecanización de la industria algodonera → productividad muy superior a la que se hubiera podido esperar en la lanera.
 Elasticidad en la oferta de materia prima (del algodón) era mucho mayor → se puede aumentar la superficie de cultivo mucho más rápidamente que el número de ovejas.
 El mercado de productos de algodón era más elástico que el de la lana.
Hay que recordar que en un contexto de gran crecimiento demográfico (la población inglesa pasó de 6 millones en 1760 a 13,1 millones en 1830), el ingreso per cápita promedio no descendió: éste es el mayor logro de la Revolución Industrial en términos de bienestar.
55 Judit Baeza LA INDUSTRIALIZACIÓN EUROPEA Y EL FRACASO DE CHINA La Revolución Industrial (finales siglo XVIII – primera mitad siglo XIX) fue la consecuencia de una serie de innovaciones convergentes en la agricultura, el comercio, los transportes y sobre todo la industria, que se produjeron de forma acumulativa en Inglaterra antes que en otras partes.
El factor fundamental de discontinuidad fue el rápido incremento de la capacidad productiva, gracias a la utilización de técnicas cada vez más perfeccionadas y a la explotación de nuevas fuentes energéticas. Con la industrialización, los bienes aumentaron más deprisa que la población, los niveles de vida mejoraron constantemente y la vida económica experimentó continuas transformaciones y aceleraciones.
Desde la segunda mitad del siglo XIX, la industrialización se impuso como condición necesaria para el crecimiento. Pero la industrialización (y el desarrollo) no ha sido general en todo el globo.
Mientras la riqueza ha crecido en los países implicados en la Revolución Industrial, no ha experimentado cambios relevantes para la mayor parte de los habitantes de la tierra. Como consecuencia se han generado diferencias de renta, de la distribución de la riqueza y de los niveles de vida.
La Revolución Industrial dio lugar a: - Una sociedad cada vez más dominada por los progresos de la industria, de la ciencia y de la técnica.
- Permitió a la población europea doblarse en 150 años.
- Un mundo de elevada intensidad de energía.
- Aumentar de forma imprevisible la producción industrial.
- Incrementar los intercambios, tanto entre los países del continente como con las áreas exteriores.
- Introducir nuevas formas de organización de la producción - Cambiar radicalmente las condiciones de vida de poblaciones enteras.
Las vías de la industrialización fueron múltiples, tanto por el peso de las vías de desarrollo anteriores como porque el cuadro de referencia general sufrió profundos cambios después de la industrialización inglesa. Este conjunto de cambios tuvo lugar en Inglaterra antes y en mayor medida que en otras partes.
Phillis Deane: “la primera revolución industrial fue a un tiempo el resultado de una revolución demográfica, de una revolución agraria, de una revolución comercial y de una revolución en los transportes”.
56 Judit Baeza Según Wrigley, en el centro de este largo proceso de desarrollos que desembocaron en la industrialización, estuvo la utilización de energía derivada del carbón mineral → el crecimiento de importantes sectores de la economía inglesa dependió del uso de energía barata en gran escala. Además, el contexto también favoreció: existía la oportunidad de obtener beneficios vendiendo más a precios más bajos, lo que proporcionaba un fuerte incentivo para buscar fuentes de energía cada vez más potentes y máquinas cada vez más automatizadas para aumentar el flujo de productos disponibles y reducir su coste.
La Revolución industrial se extendió muy rápidamente a muchas otras regiones del continente, también existían condiciones favorables en otras zonas de Europa, aparte de en Inglaterra. La Revolución Industrial fue un fenómeno de “progresos lentos en la agricultura, cambios más rápidos en la industria, ampliación de las relaciones comerciales dentro y fuera del continente, atención creciente al problema de las soluciones técnicas en actividades económicas”.
Cinco hechos estilizados (Voth, 2003) 1. Lento crecimiento del output y de la productividad: ruptura frente a las sociedades agrarias.
2. Estancamiento de los estándares de vida: el salario real se estanca y el PIB/trabajador tiene tendencia creciente → cada vez hay más diferencia entre el PIB/cápita y el salario.
57 Judit Baeza 3. Aumento del input de la fuerza de trabajo 4. Cambio estructural:  Cambio económico en el modelo productivo de las economías, sobretodo en la industria,  Rápido crecimiento demográfico des del inicio del siglo XIX hasta principios del XX. En 100 años casi se triplica la población (1750-1850).
 En Inglaterra hay más empleo en la industria (cambio de la agricultura a la industria), pero en el promedio europeo no.
5. Rápido crecimiento demográfico 58 Judit Baeza Primera Revolución Industrial: la era de las máquinas, del carbón y del vapor Entre 1730 y 1830 la tecnología asociada con la explotación de nuevas fuentes de energía se convirtió en el factor clave del excepcional cambio europeo.Se ha destacado que el carácter fundamental de la revolución industrial inglesa fue su duración (no la velocidad de las transformaciones). La producción en fábrica no sustituyó el sistema a domicilio, que durante siglos había estado en la base del sistema manufacturero inglés. El vínculo con la protoindustrialización o con sistemas productivos de pequeña empresa o de taller parece evidente si se examinan los censos ingleses, hasta mediados del siglo XIX.
Las máquinas permitieron aumentar notablemente la productividad (la producción por trabajador y por unidad de tiempo). El maquinismo produjo un efecto avalancha → la puesta a punto en un sector de una máquina con elevada productividad creaba un estrangulamiento de la producción en otro sector. Entonces ingenieros, técnicos o simples artesanos concentraban esfuerzos para descubrir una solución práctica, que, a menudo, planteaba nuevos problemas a su vez. De esta manera se explica la aparición o adopción de innovaciones sólo en determinados momentos.
La innovación tecnológica fue el resultado del esfuerzo convergente y acumulativo de muchos innovadores, que, en esta fase, eran a lo sumo unos artesanos hábiles provistos de buenos conocimientos mecánicos.
La consolidación del algodón se debió a la facilidad de coloración y de lavado, a la oferta de materia prima y a la adaptabilidad de la fibra a los procesos de mecanización. En la industria de la lana, la materia prima (más delicada de trabajar que el algodón) hizo que la mecanización fuese más lenta.
De la «civilización de madera» al «paradigma del carbón» Desde el siglo XVII, en Inglaterra el elevado coste de la madera, el aumento de la población y la eventual disponibilidad de mineral llevaron a la adopción progresiva del carbón en los procesos en que se requería la simple energía térmica (vidrierías, cervecerías, hornos de fundición, refinerías de sal, lavaderos…), con la excepción de la siderurgia. En el siglo XVIII, la proximidad de los yacimientos al mar, las vías navegables y la red de canales permitieron distribuir el carbón con relativa facilidad. Entre 1760 y 1790 el procedimiento al coke sustituyó al de carbón de leña, primero en Gran Bretaña y después en el continente europeo. Durante todo el período de la revolución industrial dominó el hierro, porque producir acero era difícil y costoso, a pesar del 59 Judit Baeza nuevo proceso de refundición y batidura de pequeños trozos a altas temperaturas y del uso de hornos de reverbero alimentados por coke que podían llevar el acero al punto de fusión.
El caso emblemático de la máquina de vapor muestra cómo las innovaciones fundamentales de la primera revolución industrial provinieron del genio creativo (artesanal) y del deseo de reducir los costes. Su éxito también dependió de la disponibilidad de innovaciones complementarias (máquinas perforadoras, cilindros de mayor precisión y resistencia...). Ello permitió aumentar la potencia de las máquinas, reducir sus dimensiones y consumos e instalarlas en naves y vagonetas.
La mecanización de los transportes inauguró una nueva fase de la civilización, pero también en la historia de la energía: el de su distribución → barcos de vapor y ferrocarriles transportaron energía mineral.
Dotaciones de recursos y combinaciones energéticas El modelo energético que se instauró en Inglaterra durante la industrialización se basaba en la dotación de recursos del país: energía hidráulica y abundancia energía mineral transformable en energía mecánica gracias a convertidores adecuados.
- Mecanización textil → fuerza hidráulica.
- Minas y ferrerías → necesitaban una intensidad de energía elevada.
 El carbón y el vapor permitieron el desarrollo de la revolución industrial y su difusión.
El binomio industria textil – energía hidráulica operó casi en todas partes en la primera mitad del siglo XIX (Francia, Alemania, Suiza, norte de Italia). El vapor sustituyó rápidamente a la rueda hidráulica sólo donde el carbón era más abundante (Bélgica) o cuando se descubrieron yacimientos relevantes (Alemania, EE.UU.).
En Alemania el binomio carbón – industria pesada desplegó todo su potencial. Clave del proceso fue el rápido desarrollo de la cuenca carbonífera del Ruhr, que se transformó en la región con la máxima concentración mundial de industria pesada.
Las máquinas-herramientas y el American System of Manufacturing El desarrollo en el sector de las máquinas-herramientas (tornos, fresadoras, muelas, limas, pulimentadoras, rectificadoras, etc.), que permitían obtener partes metálicas con los requisitos mecánicos y de proyección indispensables para el buen funcionamiento de las máquinas que se 60 Judit Baeza construían con ellas y fabricas objetos estandarizados. Con las máquinas-herramientas las operaciones se hicieron rápidas y precisas.
En EE.UU. Eli Whitney, John Hall, Simon North y Thomas Blanchard establecieron los presupuestos del American System of Manufacturing, el sistema basado en la estandarización del producto y en la intercambiabilidad de las partes. Consistía en producir mecanismos compuestos por partes que se adaptaban e interaccionaban entre ellas con tal precisión que se podía insertar un componente de uno en otro semejante sin tener que efectuar ningún ajuste.
Máquinas-herramientas especializadas se aplicaron a una secuencia de operaciones para obtener una mayor velocidad operativa y de movimiento de los materiales.
La adopción de piezas intercambiables se produjo en la fabricación de armas (Colt, Remington), maquinaria agrícola (McCormick), máquinas de coser (Singer, hacia 1850), en las ollas (Waltham) y en la cerrajería (Yalenelle). Después de la guerra de Secesión los métodos de producción en masa se difundieron rápidamente, primero en la producción de armas y después en la de muchos otros productos.
Su difusión en Europa fue mucho más lenta, ya que la calidad de los productos americanos era más baja que la de los fabricados con los tradicionales métodos europeos y porque comportaban la eliminación de obreras especializados en los procesos productivos.
La cooperación internacional entre franceses, ingleses y alemanes llevó al alumbrado de gas, solicitado por las exigencias de la vida urbana, la necesidad de iluminar las grandes fábricas centralizadas y para hacer posible el trabajo nocturno.
¿Por qué la industrialización se retrasó en algunos países? - Factores coyunturales: guerras napoleónicas (1802 – 1825) en la Europa continental, mientras que Inglaterra se industrializaba.
- Presencia de estructuras políticas y sociales no modernas → políticas poco unificadoras (p. ej.
los aranceles en Francia) + presencia de gremios dificultaba la innovación.
- Persistencia de ciertas estructuras feudales. Por ejemplo, en Europa Oriental se experimentó una segunda servidumbre, donde los campesinos eran adscritos a la tierra y existían rendas por trabajo. Factor Iglesia como señor feudal.
- Mercados limitados en países que no experimentan un aumento demográfico sustancial.
- Escasez de bienes primario como el carbón, elemento clave de la industrialización.
- Pobres niveles de educación y alfabetización.
61 Judit Baeza Características de la difusión industrial - Cada país siguió su “propio modelo” de acuerdo con sus circunstancias particulares (recursos, geografía, salarios, energía...).
- Tres hechos característicos del período en relación al sector industrial: a) Todos transformaron sus estructuras productivas y mejoraron los niveles de bienestar.
b) En 1870 Inglaterra seguía siendo el país más industrializado y de mayor ingreso per cápita.
c) La Primera Revolución Industrial siguió estando muy concentrada a nivel mundial.
- Fenómeno regional → diferencias importantes dentro de cada país Los factores de la industrialización Empresarios y empresas El verdadero motor del sistema capitalista es el empresario → individuo/individuos asociados entre sí que poseen los medios de producción –máquinas y fábricas (capital fijo), materias primas, existencias, recursos financieros (capital circulante)– en condiciones de obtener productos. Es el emprendedor el que organiza la producción, que toma la decisión de invertir para innovar una tecnología, un producto o una modalidad organizativa de la producción.
Riesgo de la empresa: el empresario no puede controlar el mercado. El empresario, si no dispone de recursos financieros suficientes puede recurrir a préstamos para adquirir los enseres necesarios.
También se hace cargo de los obreros y encargados (como asalariados) y vende los productos bajo su responsabilidad.
Durante la fase de arranque de la industrialización, el desarrollo de las empresas industriales se produjo más recurriendo a la autofinanciación que al mercado de capitales. El empresario se proponía conseguir el mayor rendimiento posible de los capitales invertidos, más que obtener un determinado volumen de producción. Había competencia perfecta → pequeñas unidades autónomas (incapaces de ejercer una influencia decisiva sobre los precios) competían entre ellas.
A lo largo del siglo XIX fueron apareciendo empresas de grandes dimensiones que tendían a conquistas posiciones dominantes, pudiendo imponer fácilmente sus decisiones (competencia imperfecta). Los precios se formaban cada vez menos automáticamente y cada vez más controlados a mediad que pocas empresas (oligopolio) o una sola (monopolio) dominaban el mercado.
62 Judit Baeza Hasta 1860 la mayor parte de la producción industrial provenía de empresas de dimensión pequeña o media, cuyo capital pertenecía a un individuo solo o con algún partner (sociedad colectiva caracterizada por la responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios). La unión familia-empresa fue una constante en el siglo XIX. Pero las “empresas familiares” no podían financiar las inversiones exigidas por las nuevas tecnologías y por el aumento de la dimensión.
Así, poco a poco empezaron a nacer las “sociedades anónimas por acciones”, un tipo de sociedad que desde el último tercio del siglo XIX alcanzó una importancia cada vez mayor. Al principio las sociedades anónimas por acciones fueron obstaculizadas por las carencias y las restricciones impuestas por las leyes. Dado que los accionistas sólo eran responsables por las cantidades que habían suscrito y no con la totalidad de sus bienes, los Estados exigían una autorización de tipo administrativo para su constitución. Pero en 1860-1870 se aceptó progresivamente el principio de la sociedad de responsabilidad limitada.
Concentraciones industriales Con la consolidación de nuevos sectores una parte creciente de la producción dependía de un reducido número de empresas, que en algunos sectores con una elevada concentración de capital disminuía en relación al rápido crecimiento del volumen de negocios. El fenómeno del aumento de las dimensiones para obtener “economías de escala” cada vez mayores afectó también a los sectores tradicionales.
La reducción de precios de 1870 aceleró las concentraciones horizontales y verticales, con el fin de garantizar los beneficios. Dado el fuerte peso de los costes fijos (intereses de las obligaciones, dividendos, impuestos) respecto a los costes variables (precios de las materias primas y energía, salarios, sueldos directivos), las grandes empresas tenían interés en seguir produciendo a pesar de las pérdidas.
La competencia de bienes a precios inferiores deprimía el mercado y amenazaba la solidez de las empresas mejor gestionadas.
- Pools, kartelle alemanes o comptoirs franceses se multiplicaron → ligados por contratos que establecían los volúmenes de producción, los precios de venta, las condiciones de reparto de los beneficios.
- Fusiones de empresas → konzerne alemanes (Krupp, Thyssen, Stinnes) integrados verticalmente; las amalgamations inglesas y los trusts americanos.
Las enormes concentraciones que se llevaron a cabo entre 1898 y 1906 trastornaron las reglas del juego económico, socavando los cimientos de la economía de libre empresa. De aquí la legislación 63 Judit Baeza antitrust (Ley Sherman, 1890), pero que no fue muy eficaz a causa de la jurisprudencia de los tribunales.
Los bancos Al comenzar la revolución industrial, los bancos tuvieron un papel débil. En la primera mitad del siglo XIX financiaron sobre todo el comercio internacional y la colocación de préstamos gubernamentales. El sistema bancario estaba compuesto por: a) Bancos centrales: controlados por unos pocos ricos accionistas, practicaban el redescuento, desarrollaban el papel de “bancos de bancos” y realizaban anticipos al Estado, a través de un privilegio de emisión de billetes en un área limitada, cuyo monto global estaba limitado por un plafond.
b) Bancos comerciales: descontaban las letras de los comerciantes y pequeños industriales.
c) Bancos privados: se dedicaban a la aceptación de las letras de cambio y a la suscripción de los empréstitos públicos. No concedían préstamos a largo plazo a los industriales.
Pero con el progreso de la industrialización, la creciente necesidad de crédito comercial e industrial ya no pudo ser satisfecha por un sistema de este tipo. Así pues, nacieron nuevas instituciones bancarias, que captaban los capitales de los pequeños ahorradores con nuevas técnicas (depósitos a la vista o a plazo, cuentas corrientes) y los prestaban a un interés más alto del que abonaban a los depositantes.
- Bancos de depósitos (Francia):  Recursos → disponían de ingentes medios, proporcionados por los depósitos a la vista y a corto plazo, y de una red de sucursales.
 Aplicaciones → se dedicaban sobre todo a las operaciones ordinarias (descuentos, anticipos sobre títulos, descubiertos en cuenta corriente).
- Bancos de negocios:  Recursos → no tenía sucursales y sus recursos procedían de depósitos a medio y a largo plazo de ricos capitalistas o de sociedades y, en proporción, más de medios propios (capital desembolsado y reservas).
 Aplicaciones → asumían muchos más riesgos, ocupándose casi únicamente de inversiones a largo plazo, participaciones en el capital, préstamos a los gobiernos… - Bancos por acciones (Inglaterra):  Los bancos privados fueron absorbidos por los bancos por acciones o se fusionaron entre ellos.
64 Judit Baeza  Práctica del cheque para poner remedio a la oferta “inelástica” de la moneda fiduciaria x el Banco Central (Banco de Inglaterra).
Alemania – Bancos mixtos - Bancos mixtos: bancos comerciales que concedían créditos a corto plazo + banco de inversión que orientaban hacia el crédito a largo plazo.
- Los bancos mixtos apoyaron con fuerza a las sociedades industriales en su formación y favorecieron la colocación de sus acciones y obligaciones entre el público.
- También hacían intervenciones de rescate de las empresas en dificultades y poseían paquetes de acciones para poder controlar desde dentro la marcha de las empresas, aun sin ser accionistas mayoritarios.
- Para reducir los riesgos propios llegaron a apoyar la protección del mercado interior y la formación de cárteles entre las empresas.
- El sistema alemán fue modelo de referencia en otros países de Europa central, Suiza, norte de Italia, España y Suecia.
Las instituciones públicas Existían diversas modalidades asumidas por las intervenciones del poder público según los períodos y los contextos nacionales.
- Países con fuerte autonomía local (Gran Bretaña, EE.UU.) se confiaron al espíritu de empresa.
- Países con aparatos estatales más potentes (Francia, Prusia/Alemania) → intervención del Estado de forma articulada.
- Países que comenzaron más tarde su desarrollo (Rusia zarista, Japón) → Estado = agente sustitutivo de la debilidad de la burguesía y de la escasez de capitales.
Las concepciones “ortodoxas” del equilibrio presupuestario tendían a limitar los gastos del Estado. En las políticas fiscales se recurrió más a los impuestos indirectos (sobre el consumo) que a los impuestos directos. La estructura fiscal estimuló las inversiones y redujo los gastos de consumo, perjudicados por los impuestos indirectos.
Por medio de la legislación, el Estado influyó de diversas maneras: - Promoción libre empresa.
- Eliminación de antiguas restricciones (gremios, portazgos).
- Protección de los inventos con un sistema de patentes.
65 Judit Baeza - Control de los fraudes.
- Reglamentación de la banca.
- Ferrocarriles → limitación de los efectos nocivos + legislación social.
- Ayuda a industrias en situaciones difíciles.
- Urbanización.
La contribución más importante del poder público al desarrollo se produjo en el campo de la instrucción y educación → formación de capital humano.
Las vías nacionales Gran Bretaña y Estados Unidos Gran Bretaña gozó de una supremacía aplastante durante la primera mitad del siglo XIX. Sus empresarios, sostenidos por un clima de liberalismo, por la abundancia de las materias primas y del carbón, por el dinamismo del mercado interior, tuvieron la posibilidad de acumular capitales y de disponer de las máquinas más modernas.
En 1900 el Reino Unido fue alcanzado por EE.UU. en la producción industrial per cápita, pero en valores absolutos la industria americana ya ocupaba el primer puesto desde 1880 gracias a: - La riqueza de sus recursos naturales (bien localizados y fácilmente explotables).
- El crecimiento demográfico producido por las grandes oleadas migratorias.
- El ambiente social particularmente favorable a la acumulación de las riquezas materiales.
- Adopción de las técnicas más modernas.
- El equilibrio entre todos los sectores productivos y las diversas áreas del país - El crecimiento de grandes empresas en los sectores estratégicos del desarrollo.
El declive de Inglaterra se trató más bien del inevitable relajamiento de una economía que había llegado con notable anticipación a su plena madurez, al límite de la frontera tecnológica del tiempo y de la explotación de los recursos propios.
a) Motivos económicos → diversidad de los costes de los factores de producción, trabajo y capital entre EE.UU. y Gran Bretaña. La escasez relativa de mano de obra suponía una elevación del coste del trabajo americano, que indujo a los industriales a invertir en maquinara, a pesar de los tipos de interés más altos.
66 Judit Baeza b) Factores de orden social → los industriales ingleses se retrasaron en las viejas producciones y tecnologías. La escuela inglesa se ocupó poco de la formación de base y de los cuadros técnicos, cosa que frenó el desarrollo de nuevas industrias. Las empresas se mantuvieron principalmente en el ámbito familiar, mientras que en Alemania se estableció una relación muy estrecha entre la banca y la industria. Alemanes y americanos, más interesados en la eficiencia técnica, a la larga superaron a los ingleses, quienes estaban más orientados al rendimiento financiero inmediato.
Bélgica Bélgica se vio favorecida por la semejanza de recursos naturales con Inglaterra, por la larga tradición marítima, comercial y manufacturera de Flandes y por la proximidad territorial con Inglaterra. El modelo de desarrollo belga fue típicamente el de “país pequeño” (7,7 millones de habitantes en 1913).
En la época napoleónica se había podido beneficiar de su inclusión en el vasto mercado francés y después, con la Restauración, había sido incorporado a los Países Bajos. Alcanzada la independencia en 1830, Bélgica siguió cultivando sus intereses económicos, integrando en un sólido sistema industrial: - La actividad minera y metalúrgica.
- La industria mecánica y siderúrgica - El polo lanero más potente del continente - Refinerías de azúcar (Verviers).
- La hilandería de lino tradicional se mecanizó.
- La industria algodonera en el área de Gante.
- Fábricas de vidrio - Astilleros - Fábricas de material ferroviario y tranviario - Industria química.
Bélgica experimentó un instrumento financiero original de apoyo a las actividades industriales que no existía en Inglaterra: la Societé génerale pour favoriser l’industrie nationale des Pays Bas, constituida con el sostén del rey Guillermo I de Holanda en 1822 y conocida después de 1830 como Societé Génereale de Belgique, un banco de inversión que poseía paquetes de acciones de empresas y también creaba otras, interesándose directamente en su marcha. En 1835 se fundó la Banque de Belgique, que en menos de 4 años fundó o refundó 24 empresas.
El papel del Estado fue particularmente activo en las construcciones ferroviarias, que reforzaron las industrias metalmecánicas y del carbón. En 1840 Bélgica era el país más industrializado del continente y lo siguió siendo hasta la I Guerra Mundial.
67 Judit Baeza Francia Francia siguió una vía evolutiva diferente del modelo inglés. En desventaja respecto a los ingleses por tener unas instituciones menos adaptadas al desarrollo industrial, por una cierta mentalidad empresarial y por la escasez de carbón, en la primera mitad del siglo XIX Francia continuó teniendo en un primer plano los intereses agrícolas, aunque lograba un desarrollo significativo en los sectores algodonero, siderúrgico y mecánico. Las refinerías de azúcar y la elaboración de papel y goma también eran importantes.
Las ¾ partes del producto industrial se obtenían en la manufactura artesanal y doméstica de los bienes de lujo con alto valor añadido, que dirigida por los centros de la moda parisinos, gozaba todavía de gran prestigio y arraigadas tradiciones.
Adolphe Blanqui: “la verdadera prosperidad de nuestro país descansa en el desarrollo progresivo de sus industrias naturales, es decir, de todas las artes en las que la habilidad de las manos y la pureza del gusto pueden ejercer una influencia”. Eran estas “industrias naturales” las que gracias a su elevada proporción exportadora contribuían a hacer de Francia la segunda potencia comercial del mundo. Con la aportación pública en la construcción de una red ferroviaria y telegráfica en condiciones de representar un notable impacto en la economía, el crecimiento del país alcanzó un ritmo excelente.
En el desarrollo industrial francés pesó negativamente la derrota en la guerra franco-prusiana, con la pérdida de Alsacia y Lorena. Como también las guerras comerciales con Italia, el giro proteccionista del período (que penalizaba a un país fuertemente exportador), y el relajamiento del mercado interior debido a la baja coyuntura y a la modesta tasa de crecimiento de la población.
Así, surgieron algunos puntos débiles de carácter estructural: - Las características y la pequeña dimensión de las empresas.
- El acentuado dualismo de la industria francesa, dividida entre un amplio sector de pequeñas producciones artesanales y polos de industria moderna (localizados generalmente alrededor de los escasos grandes centros urbanos).
- La dependencia energética de la fuerza hidráulica.
La electricidad hizo posible una recuperación que al comenzar el nuevo siglo tuvo su sector de arrastre en la industria automovilística, hasta el punto de que Francia fue el primer país de Europa que orientó su industria automovilista hacia la cadena de montaje y la tecnología americana.
68 Judit Baeza Alemania Alemania se convirtió en el rival continental más temible de Inglaterra. El auténtico despegue del país tuvo lugar después de la unificación de 1871. Respecto a Francia, Alemania siguió una vía de desarrollo que se diferenciaba todavía más a la inglesa → activa participación del Estado, en una estrecha relación entre bancos y empresas y, en particular, en el papel propulsor que asumió la banca mista.
La banca mixta: - Asumió la financiación de las construcciones ferroviarias.
- Se extendió a los sectores situados hacia atrás → industria minera, siderurgia y mecánica pesada.
- Sectores químico y electromecánico.
Después de los años 1870 fue configurándose como “capitalismo organizado” o “capitalismo gerencial cooperativo”. Los ritmos de crecimiento de la economía alemana entre 1873 y 1913 fueron impresionantes: el PIB se triplicó gracias a la industria, que evolucionó a una tasa de crecimiento medio anual de 3,4%, pero llegó al 5% en 1908-1913.
Los aspectos más significativos del modelo de industrialización alemán fueron: a) La tendencia a la concentración de las plantas, con el consiguiente refuerzo del papel de la gran empresa.
b) La consolidación de prácticas de cooperación entre empresas que operaban en un mismo sector, a través de acuerdos de cártel.
c) Fuerte relación entre ciencia e industria.
Los sectores de la mecánica industrial pesada, la metalurgia y la química son sectores productores de bienes instrumentales (no de bienes de consumo) que se impusieron gracias a unas agresivas políticas de marketing en los mercados internacionales. Se requerían fuertes inversiones iniciales (de ahí la relación con los bancos) y en su crecimiento explotaban las ventajas derivadas de las economías de diversificación (química o mecánica) o las ventajas en costes derivadas de las economías de escala (metalurgia).
69 Judit Baeza El Big business acercó Alemania con EE.UU., pero lo que las diferenció fue el distinto planteamiento institucional y legislativo de los acuerdos entre empresas. Los cárteles1 fueron reconocidos como legítimos y protegidos por el Estado en 1897.
En vísperas de la I Guerra Mundial, Alemania cubría las ¾ partes de todas las exportaciones químicas en el mundo. En la electricidad, la Siemens y la AEG competían directamente con las dos grandes empresas americanas General Electric y Westinghouse, mientras que en el acero dominaban los Krupp y los Thysenn. Alemania fue la primera nación europea que introdujo desde 1880 un sistema de previsión social administrado por el Estado y extendido a todos los trabajadores.
Imperio de los Habsburgo El sistema financiero alemán fue imitado por el Imperio de los Habsburgo con los vieneses Creditanstalt (1855) y Wiener Bankvein, como también los cárteles.
En la primera mitad del siglo XIX, el Imperio de los Habsburgo no participó en la modernización puesta en marcha por Prusia, tenía un grado de apertura muy bajo (el comercio internacional era inferior al de Bélgica) y una industria principalmente ligera (alimentaria, textil, vidrio, papel).
Pero dentro de las fronteras las situaciones eran extremadamente diferentes, tanto en términos económicos como culturales e infraestructurales. También existían fuertes desequilibrios regionales en Rusia, Italia y España, consecuencia de las herencias del pasado.
Rusia La enorme extensión territorial de Rusia “ahogaba” en un mar de atraso el relieve del progreso industrial alcanzado. En vísperas de la I Guerra Mundial, Rusia disponía del tendido ferroviario más largo de Europa y producía más o menos la misma cantidad de acero y electricidad que Francia. Sin embargo, tenía una renta per cápita que era una tercera parte de la inglesa, el 75% de la fuerza de trabajo ocupada en la agricultura, el 72% eran analfabetos y sólo el 15% de la población habitaba en áreas urbanas.
La privatización efectiva de las tierras sólo tuvo lugar con las reformas del ministro Stolypin en 1907. El Estado desarrolló un papel muy activo como “agente sustitutivo” de carácter gerschenkroniano de los canales privados de inversión → introdujo el patrón oro para atraer 1 Cárteles: tienen como objetivo limitar la competencia, estabilizar los precios y los beneficios, y consolidar el control monopolístico del mercado.
70 Judit Baeza inversiones extranjeras, protegió las industrias estratégicas, encargó armamentos, subvencionó con generosidad a los emprendedores. El capital extranjero desempeñó un papel fundamental financiando la mitad de la deuda pública rusa, utilizada en gran parte para los ferrocarriles y el 40% del capital de todas las sociedades anónimas. Fue la demanda pública la que hizo despegar desde 1880 la industria pesada (carbón, acero, máquinas) vinculada a los ferrocarriles y el armamento.
España La economía española también padecía un profundo dualismo → agricultura generalmente atrasada y un nivel de instrucción con grandes carencias. Destacan Cataluña, con la industria algodonera y mecánica, medios de transporte, electricidad y servicios públicos; y el País Vasco, que desde finales del siglo XIX desarrolló la industria siderúrgica explotando las minas de hierro.
A lo largo del siglo XIX, el crecimiento español fue lento y limitado a algunas regiones.
Italia Italia concentró en sus áreas central y septentrional las actividades industriales propias, dada la riqueza de energía hidráulica y la presencia de manufacturas tradicionales favorecidas por una mezcla de materias primas → actividades textiles (producción de seda en bruto y semielaborada), que tenían un notable peso en las exportaciones. En general, en un contexto agrícola dominante, destacaban pequeñas unidades productivas y trabajos artesanales.
En el período preunitario, las profundas diferencias en las estructuras económicas, en las dotaciones infraestructurales, en los niveles de instrucción y en las condiciones socioculturales entre las distintas partes de la península, se tornaron más profundas e hicieron bastante difícil y gravosa la obra de los gobiernos comprometidos en poner las bases del nuevo Estado unitario.
Aunque se vieron cargados con una deuda pública muy elevada, los gobiernos de los Estados preunitarios llevaron a cabo una amplia obra de modernización institucional e infraestructural: adoptando una legislación librecambista y una de las leyes europeas más avanzadas sobre la instrucción (Ley Casati); desarrollando las redes ferroviaria, de carreteras y puertos; extendiendo las infraestructuras educativas; enajenando bienes nacionales y eclesiásticos; y haciendo un amplio uso de los mecanismos fiscales para obtener los recursos necesarios. Y la moneda se vinculó al patrón oro.
71 Judit Baeza En el aspecto industrial, Italia se veía penalizada por la falta de carbón, por la estrechez del mercado interior, por la insuficiente acumulación de capitales y por los sistemas de financiación, por el bajo de instrucción y por un cuadro cultural que no era favorable a un cambio estructural del sistema económico.
El papel del Estado para preparar las condiciones previas del desarrollo fue desde el principio relevante, a pesar de que los gobiernos dieron preferencia a los ya establecidos intereses agrícolas, comerciales y financieros, ampliamente representados por la propia clase dirigente postunitaria.
El 1893 se creó la Banca d’Italia, que compartía el poder de emisión con el Banco di Napoli y el Banco di Sicilia. En el sistema bancario italiano aumentó el papel de los bancos mixtos al estilo alemán → la Banca commerciale italiana (Comit), el Credito italiano (Credit) y Banco di Roma.
En apoyo a las pequeñas actividades operaban a nivel local cajas de ahorros y montes de piedad, pero sobretodo la red de bancos populares y de cajeros rurales con un planteamiento liberal y católico.
En las dos últimas décadas del siglo XIX todos los sectores industriales despegaron, sobresaliendo el textil, pero con un importante desarrollo de los astilleros, la siderurgia, la producción material ferroviaria y el armamento. La industria hidroeléctrica liberaba de la dependencia del carbón: Italia producía tanto como Francia y Prusia, y el doble que el Imperio de los Habsburgo. También arrancó la industria automovilística (Fiat, 1899), la de goma (Pirelli, 1872). Pero la fuerza productiva italiana se concentraba en las regiones del triángulo industrial (Paimonte-LiguriaLombardia), en parte del Véneto y del centro de Italia, con algunas áreas aisladas en otras pocas regiones italianas.
Revolución de las comunicaciones Con la aparición de sistemas de transportes veloces como los ferrocarriles, las informaciones necesarias para su gestión tenían que viajar con ritmos todavía más rápidos.
Telégrafo (Morse, 1835): relé que retransmitía automáticamente la señal ampliando enormemente el radio de acción y el conocido código que identificaba cada letra con no más de cuatro impulsos y permitía elevadas velocidades de transmisión.
A partir de 1843, el telégrafo permitió poner en comunicación en tiempo casi real ciudades y continentes diversos, unificando el mercado mundial desde que los fondos marinos fueron surcados por cables. En 1851 se instaló el primer cable bajo el canal de la Mancha, en 1866 se 72 Judit Baeza atravesó el Atlántico norte, en 1872 se alcanzó el Extremo Oriente y en 1874 la América Latina.
En 1902, con la unión de las dos costas del Pacífico, se completó la red que daba la vuelta al mundo.
La simbiosis telégrafo / ferrocarril extendió sus efectos también al mercado financiero: “la railways mania de los años 1840-1850 amplió enormemente la actividad de la Bolsa de Londres haciendo surgir una docena de bolsas en provincias, que se comunicaban gracias al telégrafo”.
La comunicación telegráfica internacional fue la primera que requirió intervenciones de armonización normativa y estandarización: - Unión Telegráfica Europea Occidental → Francia, Bélgica, Suiza, Reino de Cerdeña, España.
- Unión Telegráfica Internacional → primer órgano supranacional de carácter técnicadministrativo.
- Los recursos financieros procedían en determinados casos del ámbito público, para pasar después al privado (EE.UU.) o viceversa.
 Primer caso de nacionalización de un servicio público en Europa para corregir las distorsiones del mercado → paso de la red interior al Estado en Inglaterra.
La transmisión de informaciones se hizo todavía más rápida e intensa con la llegada del teléfono (Bell, 1877). Solo a finales del siglo XIX el uso se extendió a la comunicación privada: en 1900 daba servicio al 6% de las familias estadounidenses. Finalmente, las primeras transmisiones de radio de Marconi en 1896 abrieron el camino para la invención de la radio y la creación de un sistema de comunicación de masas.
73 Judit Baeza LA GRAN DIVERGENCIA Incremento de las diferencias de renta entre Oriente (China) y la industrialización de Occidente.
Causas Culturales (Goldstone): para que se produjera la revolución fabril eran necesarias unas condiciones similares que las de Inglaterra, pero en China no se dieron.
- Situación de la mujer → grandes restricciones de trabajo fuera del hogar, excepto en Shanghái (Japón).
- Existencia de clanes (cantón).
Causas Pomeranz - Recursos: dotación de carbón → China tenía grandes yacimientos, pero de difícil acceso.
- Relación centro (Inglaterra / Bajo Yangtsé) – periferia (EE.UU. / Alto y Medio Yangtsé):  Barreras naturales (larga distancia) genera en la periferia desarrollo de manufacturas.
 Bajo Yangtsé pierde mercados desvío de materias primas, que genera una des- especialización regional del trabajo.
El papel de China A mediados del siglo XVII, China era candidata a un despegue industrial similar al de Europa Occidental.
- Tenía todos los requisitos para el desarrollo del sector textil: 74 Judit Baeza  Oferta abundante de algodón  Mano de obra abundante.
“crudo”.
 Mercados amplios.
 Conocimientos  Fuentes de capital.
 Muchas materias primas.
y avances  No tecnológicos.
escasez de madera ni combustible.
- Diversificación del consumo.
- Esperanza de vida similar.
- Consumo de artículos como ropa, azúcar y té.
- Comparación ecológica:  Sector agrícola → la productividad de la tierra en China no estaba por debajo de Europa, incluso podía estar por encima de Inglaterra.
 China tenía un menor “estrés maltusiano” que Europa.
Sin embargo, existen dos diferencias que explican el estancamiento chino: 1. Carbón. En términos económicos, el carbón ahorra tierra y en China la disponibilidad de este material era más baja que en Europa continental. El carbón se encontraba a poca profundidad y lejos de zonas industrializadas.
2. Papel de las periferias:  Dos periferias: » Periferias del Delta del Yangtsé → Medio y Alto Yangtsé.
» Periferia de Inglaterra → Nuevo Mundo (1760 – 1860).
 Las dos periferias tienen un desarrollo diferente dados los diferentes sistemas de control del trabajo.
 En China se da una despecialización regional, lo que hace descender la productividad.
 Desde el Delta era desde donde se proporcionaba el algodón “crudo” necesario para producir.
 En China hubo un aumento de ingresos en el interior, lo que llevó a un despegue del sector industrial en el Delta.
 El interior empieza a comprarle menos al Delta y parte de la materia prima se queda en la periferia.
Cabe mencionar la importancia de la mano de obra femenina en China → las mujeres no podían migrar dada la estructura familiar y debido a la ideología confuciana. La mujer trabajaba en el hogar y no se concebía que alguien externo a la familia le mandará. Las mujeres trabajaban dentro de casa incluso en actividades manufactureras. Había un sistema de roles muy rígidos. Hay autores que dicen que solamente este hecho explica por qué China se estancó. Además, la dinastía Qinz hizo que las familias migrasen a las fronteras agrícolas, y no al Delta.
75 ...