Tema 18 (2012)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Penal I
Año del apunte 2012
Páginas 3
Fecha de subida 17/10/2014
Descargas 1

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Penal  I  –  Tema  18   Tema  18:  Elementos  de  la  culpabilidad   Elementos   Para  poder  afirmar  la  culpabilidad  de  una  persona  es  necesario  que  se  den  en  esa   persona  una  serie  de  requisitos  sin  los  cuales  no  se  puede  hablar  de  culpabilidad.   Estos  elementos  son:   • La   imputabilidad   o   capacidad   de   culpabilidad.  Supuestos  que  se  refieren   a  la  madurez  psíquica  y  a  la  capacidad  del  sujeto  para  motivarse.   • El  conocimiento  de  la  antijuricidad  del  hecho  cometido.  La  norma  penal   sólo  puede  motivar  al  individuo  en  la  mediad  en  que  éste  pueda  conocer,  a   grandes  rasgos,  el  contenido  de  sus  prohibiciones.   • El   conocimiento   de   un   comportamiento   distinto.   Normalmente   el   Derecho  exige  la  realización  de  comportamientos  más  o  menos  incómodos   o  difíciles,  pero  no  imposibles.  El  Derecho  no  puede  exigir  comportamientos   heroicos;   toda   norma   jurídica   tiene   un   ámbito   de   exigencia,   fuera   del   cual   no   puede   exigirse   responsabilidad   alguna.   Cuando   la   obediencia   de   la   norma   pone   al   sujeto   fuera   de   los   límites   de   la   exigibilidad,   faltará   ese   elemento  y,  con  él,  la  culpabilidad.     Estos   tres   elementos   son   graduables   y,   por   eso,   las   causas   que   los   modifican   o   desdibujan   pueden   tener   un   efecto   excluyente   o   sólo   un   efecto   atenuante   de   la   culpabilidad,  cuando  no  tienen  la  entidad  suficiente  para  excluirla  totalmente.     *Son  los  tres  grandes  grupos  de  causas     La  imputabilidad  o  capacidad  de  culpabilidad   Al   conjunto   de   las   facultades   psíquicas   y   físicas   mínimas   requeridas   para   considerar   a   un   sujeto   culpable   por   haber   hecho   algo   típico   y   antijurídico   se   le   llama  imputabilidad  o  capacidad  de  culpabilidad.  Son  aquellas  facultades  mínimas   requeridas  para  poder  ser  motivado  en  sus  actos  por  los  mandatos  normativos.   Quien  carece  de  esta  capacidad,  bien  por  no  tener  la  madurez  suficiente,  bien  por   sufrir  de  trastornos  mentales,  no  puede  ser  declarado  culpable  y,  por  consiguiente,   no   puede   ser   responsable   penalmente   de   sus   actos,   por   más   que   éstos   sean   típicos   y  antijurídicos.     El   concepto   de   imputabilidad   es   pues   un   tamiz   que   sirve   para   filtrar   aquellos   hechos   antijurídicos   que   pueden   ser   atribuidos   a   su   autor   y   que   permite   que,   en   consecuencia,  éste  pueda  responder  por  ellos.     La  exigencia  de  imputabilidad  aparece  como  una  limitación  de  la  responsabilidad   penal.     *A  los  inimputables  se  les  excluye  la  pena  no  debido  a  que  el  OJ  ampare  la  acción,   pues  a  diferencia  de  con  las  causas  de  ausencia  de  antijuricidad  las  de  culpabilidad   no  lo  hacen,  sino  porque  el  derecho  considera  que  la  imposición  de  la  pena.       1   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Penal  I  –  Tema  18   El  conocimiento  de  la  antijuricidad   Quien   realiza   dolosamente   un   tipo   penal   actúa,   por   regla   general,   con   conocimiento  de  la  ilicitud  de  su  hacer.   La   realización   dolosa   de   un   tipo   penal   casi   siempre   va   acompañada   de   la   conciencia   de   que   se   hace   algo   prohibido,   tanto   más   cuando   el   bien   jurídico   protegido  en  el  tipo  en  cuestión  sea  uno  de  los  fundamentales  para  la  convivencia  y   en   cuya   protección   tiene   su   razón   de   ser   el   Derecho   penal.   De   ahí   que,   en   la   práctica,  el  conocimiento  de  la  antijuricidad  no  plantee  demasiados  problemas.     La  atribución  que  supone  la  culpabilidad  sólo  tiene  sentido  frente  a  quien  conoce   que  su  hacer  está  prohibido.  La  función  motivadora  de  la  norma  penal  sólo  puede   ejercer  su  eficacia  a  nivel  individual  si  el  individuo  en  cuestión,  autor  de  un  hecho   prohibido  por  la  ley  penal,  tenía  conciencia  de  la  prohibición,  pues,  de  lo  contrario,   éste  no  tendría  motivos  para  abstenerse  de  lo  que  hizo.     Este   conocimiento   de   la   antijuricidad   no   es   necesario,   sin   embargo,   que   vaya   referido  al  contenido  exacto  del  precepto  penal  infringido  o  a  la  penalidad  concreta   del  hecho;  basta  con  que  el  autor  tenga  motivos  suficientes  para  saber  que  el  hecho   cometido  está  jurídicamente  prohibido.     Es  suficiente  con  que,  de  acuerdo  con  su  formación,  nivel  cultural…  se  represente   dicha  ilicitud  como  posible  y,  a  pesar  de  ello,  actúe.     En   definitiva,   el   conocimiento   de   la   antijuricidad,   como   los   demás   elementos   subjetivos   de   la   Teoría   del   Delito,   es   también   un   concepto   que   requiere   del   juez   una   valoración   de   los   diversos   componentes,   psicológicos   y   sociales,   que   inciden   en   el   comportamiento   del   individuo.   Si   el   sujeto   desconoce   la   antijuricidad   de   su   hacer,  actúa  entonces  en  error  de  prohibición.     La  exigibilidad  de  otra  conducta   El   cumplimiento   de   los   mandatos   normativos   es   un   deber   para   todos   los   ciudadanos.   No   obstante,   los   niveles   de   exigencia   de   este   cumplimiento   varían   según  el  comportamiento  exigido,  las  circunstancias  en  que  se  realice,  los  intereses   en   juego…   En   principio,   el   OJ   marca   unos   niveles   de   exigencia   que   pueden   ser   cumplidos   por   cualquier   persona.   Mas   allá   de   esta   exigibilidad   normal   el   OJ   no   puede  imponer,  salvo  en  casos  determinados,  el  cumplimiento  de  sus  mandatos.     La   culpabilidad   trata   la   no   exigibilidad   subjetiva   o   individual,   que   se   refiere   a   determinadas  situaciones  extremas  en  las  que  no  se  puede  exigir  al  autor  concreto   de   un   hecho   típico   y   antijurídico   que   se   abstenga   de   cometerlo,   porque   ello   comportaría  un  excesivo  sacrificio  para  él.     El   Derecho   no   puede   exigir   comportamientos   heroicos   o,   en   todo   caso,   no   puede   imponer   una   pena   cuando   en   situaciones   extremas   alguien   prefiere,   por   ejemplo,   realizar  un  hecho  prohibido  por  la  ley  penal  antes  que  sacrificar  su  propia  vida  o   integridad   física.   La   no   exigibilidad   de   un   comportamiento   distinto   en   esas   situaciones  no  excluye  la  antijuricidad  sino  la  culpabilidad.       2   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Penal  I  –  Tema  18   A   esta   idea   responden   dos   exenciones   de   pena   contenidas   en   el   Código   penal:   el   miedo  insuperable  y  el  encubrimiento  entre  parientes.           3   ...