Tema 4. Reforma (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia moderna
Año del apunte 2014
Páginas 10
Fecha de subida 22/10/2014
Descargas 18
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 4 - LA REFORMA CRITICA A LA INSTITUCIÓN ECLESIASTICA POR PARTE DEL PUEBLO Las comunidades modernas siguen teniendo actitudes paganas y muy bajo índice de evangelización, la iglesia desarrolla una gran lucha para cristianizar, hay comunidades que practican la magia, etc. A inicios del siglo XVI hay una crítica al clero, la iglesia cristiana se encuentra en una situación de desprestigio por el acaparamiento de grandes riquezas. La iglesia es de ricos, es una alta nobleza, tienen palacio y sirvientes. Los nobles ocupaban estos cargos, no tenían una función espiritual sino de gestión de riquezas. Es más fácil ascender socialmente a través de la iglesia.
El papa tenía un gran poder, ejercía como un tribunal de justicia internacional, dictaminaba como se repartían y explotaban los territorios. Con esto roma gana el diezmo. También se critica al bajo clero, no había los suficientes curas para la creciente población moderna, aparte de guía espiritual era un cuidador de costumbres y de rentas. A parte, todos los actos que hacia los cobraba. Se critica que estos curas no tenían una formación teológica, son muy pobres y por lo tanto se tienen que dedicar a otra cosa, con lo que sus funciones eclesiásticas estaban descuidadas. Llevaban una vida secular, con mujer hijos y sus negocios y tabernas.
Se necesita esta iglesia para centralizar el discurso estatal, aun no hay un estado estable. Se crea la inquisición como una institución que está por encima de la nobleza. El cardenal Cisneros intenta reformar las ordenes monásticas, 400 monjes prefirieron marchar a marruecos que dejar de vivir con sus mujeres.
RIVALIDAD PAPA – NOBLEZA Critica al papa, hay una rivalidad entre las monarquías y el papa de roma. El papa y los príncipes se enfrentan porque ambos quieren imponer su autoridad.
Con la caída del imperio romano de occidente se dividió la iglesia de occidente de oriente. Los estados empiezan a perfeccionarse en su poder, quieren funcionarios instruidos a su servicio y tienen asentamientos donde los estamentos superiores de la sociedad dan su opinión y pueden discutir sobre lo público. En el siglo XIV hay bastante convocatoria de cortes, pero poco a poco durante la época moderna esto va cambiando, los consejos estarán ocupados por la nobleza.
Los monarcas dicen que la iglesia tenía que estar fuera del poder del estado y dedicarse a lo espiritual. Guillermo de Ockham habla de esta separación, el estado es el único que debe tener el monopolio de la acción política. Sus antecedentes son Marsilio de Padua, con Defensor de pacis, un libro en el que se dice que los poderes estatales del papa habían sido usurpados a los príncipes y, muy al contrario, la iglesia debería estar sometida al estado. El poder del papa se legitimaba por dios, y no por las armas como los nobles. En defensor pacis dice que el poder de los príncipes y los papas vienen del pueblo, de la mayoría de ciudadanos que promulgan la ley. Se habla de hacer una elección a voluntad del pueblo, habla de libertad y de ciudadanía; se adelanta cuatro siglos a Rousseau. Este poder viene del derecho natural de los hombres, esto se conjuga con las ideas de salamanca en relación a los indígenas.
Durante el siglo XVI la rivalidad entre príncipes y el papa revive, no se puede entender la reforma sin tener en cuenta estas rivalidades. También tiene un gran peso el movimiento iusnaturalista que sigue en la línea de los movimientos pro-indios de la escuela de Salamanca (Montesinos, Vasco de Gama, De las Casas…) y se anticipa a los ideales de la revolución francesa.
ERASMO DE ROTTERDAM – CRÍTICAS A LA IGLESIA En los inicios de la época moderna los humanistas cristianos piden un retorno a la pureza de las doctrinas de la iglesia primitiva. Rechazan a las jerarquías eclesiásticas, a los sacerdotes ignorantes y supersticiosos y se quejan de la aridez de la doctrina escolástica. De entre ellos, Erasmo de Rotterdam es uno de los máximos representantes.
El opina que para regenerar la cristiandad se debe mejorar la educación de los futuros líderes, y debe ser una regeneración inspirada tanto en las sagradas escrituras como en los padres de la iglesia. Esta regeneración tendría que ser capaz de cuestionar las enseñanzas establecidas, de favorecer el libre pensamiento (en ese momento estaba la inquisición en España) y se tenía que buscar de nuevo en las fuentes primarias, los primeros textos de la iglesia: los textos puros y sin desviaciones posteriores. El clero no debería explotar a la gente sencilla y no se debería vender a un precio terrenal, lo sagrado.
Se defiende una religiosidad interior e íntima que no tenga que ver con elementos externos como los dogmas o los ritos. Además, siguiendo las ideas de Ockham y de Marsilio de Padua el papa debería dejar su poder temporal a los príncipes.
Por supuesto la parte de la iglesia más conservadora se opuso a las ideas de Rotterdam, no toleraba que se cuestionara ni su autoridad ni sus fuentes.
EL CONFLICTO DE LAS INDULGENCIAS Alberto de Brandemburgo fue un arzobispo alemán que jugó un papel indirecto pero decisivo en la reforma protestante. Alberto de Brandeburgo tiene el arzobispado de Magdeburgo, pero ahora también quiere conseguir el de Maguncia. La familia de la cual proviene rivaliza con otra, la de Sajonia. En ese momento se está edificando la basílica de san pedro en roma, construcción que requiere un dinero que en ese momento Roma no puede pagar. En un primer momento el Papa cree que conseguirá más dinero a través de impuestos, pero los estados pontificios no están en el momento ideal para pagarlos, así que decide que venderá indulgencias (es decir, pagar dinero para evitar un castigo divino por algún pecado cometido).
Alberto de Brandemburgo está dispuesto a pagar lo que vale el arzobispado de Maguncia, así que pide un préstamo a unos banqueros alemanes, el papa León X decide ayudarle si el a cambio promulga las indulgencias durante ocho años para promover la edificación de san pedro, irían al 50%. El rival de Alberto de Brandemburgo, Federico el sabio, de la familia Sajonia, que es el fundador de la escuela de Wittenberg se opone a la venta de indulgencias en los territorios de su propiedad. La gente de Wittenberg muchas veces cruza la frontera para poder comprar las indulgencias.
MARTIN LUTERO Martin Lutero estudia antiguo y nuevo testamento en la escuela de Wittenberg.
En 1517 cuelga en la iglesia de Wittenberg las 95 tesis en contra de la venta de indulgencias. Critica las indulgencias porque piensa que estas vienen a decir que ser un buen cristiano no sirve para nada, y que la iglesia como intermediaria a Dios no tiene ningún sentido. Él no quiere que la gente le pierda el temor a Dios y que piensen que por comprar una indulgencia ya están salvados.
Lutero también critica al papa y a su iglesia, le llama el anticristo y a su iglesia, una institución basada en la falsedad. Está yendo mucho más allá que Erasmo de Rotterdam. El anticristo es un falso profeta que está controlado por satanás, es un hombre de pecado y traerá la perdición para el mundo. Según Lutero las buenas obras no llevan a la salvación, tampoco la penitencia o la confesión: lo que salva es la verdadera fe. El cristianismo de Lutero no es de sufrimiento, sino de creencia. La salvación es un don de Dios, el hombre por sí mismo no puede salvarse y las penitencias solo sirven para sacar dinero y poder.
Las ideas de Martin Lutero se extendieron gracias a la invención de la imprenta como a la gran movilidad de la época. El papa escribió una bula en contra de sus tesis, Lutero la quemo públicamente, pues no se arrepentía de sus ideas, el papa le excomulgo a él y a toda su comunidad.
DIETA DE WORMS Dieta de worms, fue una asamblea de los príncipes del sacro imperio romano germánico, se invitó a Martin Lutero para que se retractara de sus tesis 1521, estaba el papa y Carlos V. En esta época había ya 500.000 copias de sus tesis, ya era un problema muy importante. Él no se retractó, solo da fe a los evangelios, no confía en el papa ni en su concilio pues han errado, no es correcto actuar contra la conciencia. Al no retractarse Lutero es considerado un delincuente y se prohíbe su obra, todo el mundo está autorizado a matarlo sin ser perseguido penalmente (esto era muy común en la época moderna), se ordena también su detención y condenarlo. Federico III el Sabio le secuestra y le mete en su castillo para protegerlo, es en esa época cuando Lutero traduce la biblia al alemán.
LA GUERRA DE LOS CAMPESINOS O LA REVOLUCIÓN DEL HOMBRE COMÚN 1524-1525 Fue una guerra legitimada en el evangelio y las palabras de Lutero. Fue una revuelta de campesinos ciudadanos y nobles que tuvo lugar al sud y en el centro de Alemania, participaron unos 300.000 campesinos y murieron unos 100.000, hasta la revolución francesa fue la revuelta más masiva y generalizada que ha habido en la época moderna.
En el siglo XVI el poder de los príncipes ha aumentado mucho, Carlos V permite este poder en este primer momento, se encontraba muy ocupado con sus guerras contra Francia y los turcos. Carlos V había sobornado para ser emperador, los príncipes lo habían aceptado. Está centrado en otras cosas y deja hacer a los príncipes.
Los príncipes quisieron reforzar su poder a través de la creación de más impuestos, el peso caía sobre los campesinos. Los detonantes fueron que se empezaron a expropiar los terrenos comunales de pastura, cosa muy común en la época moderna, se prohibieron las talas de los bosques comunes y se perdió el derecho a la pesca y la caza.
La revuelta estaría legitimada por las ideas de Lutero "el cristiano solo debe estar sujeto al señor, en la tierra es señor de todas las cosas y no está sujeto a nadie", no hay ningún argumento bíblico que justifique su explotación, ni que legitime la nueva feudalizacion o refeudalizacion a modelo de las sociedades orientales - estaban muy próximas en el espacio-.
PRIMER ARTÍCULO Se reivindica que el pueblo debe elegir la autoridad, en este caso la de nombrar al pastor; se elige al cura que se ensene el evangelio sin ninguna doctrina del hombre SEGUNDO ARTÍCULO Se tiene que establecer un justo diezmo, como en la biblia, estamos dispuestos a pagar el justo diezmo de grano, Dios quiere que compartamos, el diezmo lo recoge el pastor, porque tiene que estar sustentado por todos y no tiene que hacer otros trabajos, el dinero no se tiene que ir a llenar bolsillos de los de arriba, lo que le sobre al pastor tiene que repartirse entre los pobres.
TERCER ARTÍCULO Ha sido costumbre entre muchos tratar a los campesinos como propiedad privada, cristo nos ha redimido a todos, somos y queremos ser libres, no absolutamente libres y no estar sujetos a autoridad ninguna -los antirrevolucionarios siempre acusan a las revueltas de anárquicas y amoralesno quieren darse a la carne ni a las pasiones, ellos quieren ser obedientes a las autoridades elegidas, en el evangelio no sale que haya que ser siervos.
CUARTO ARTÍCULO A ningún hombre pobre se le permite la caza ni de utilizar ningún tipo de recurso natural del señor, nos parece egoísta y contrario a la palabra de dios.
También algunos señores tienen grandes animales para hacer sus cacerías y los tienen sueltos, cosa que destruye el ganado.
QUINTO ARTÍCULO La madera también ha sido apropiada por los señores, si un pobre necesita madera ha de pagar el doble por ella, sino se da el título de que esos bosques son privados y comprados, estos serán públicos y todos podrán coger su leña, es un bien básico.
SEXTO ARTÍCULO Los servicios requeridos son excesivos y se multiplican día a dia-prestacion de trabajo. A partir de ahora no admitiremos la opresión por parte de nuestros señores, solo les permitiremos aquello que es justo y necesario. El señor no deberá forzar ni presionar por servicios u otros deberes sin pago y deberá permitir el gozo de nuestras posesiones.
OCTAVO ARTÍCULO Se tienen que fijar unas rendas justas para cada persona, que haya un profesional que vaya a la tierra y fije unas rentas acordes con el rendimiento de estas.
NOVENO ARTÍCULO No se puede cambiar la ley en función a los beneficios del momento de los príncipes, se tiene que acoger la justicia a los antiguos escritos de derecho. No somos juzgados en relación con la ofensa cometida sino a veces con enorme mala voluntad a veces con indulgencia...
DÉCIMO ARTÍCULO No es justo la expropiación de los terrenos comunales por parte de la mano privada, tomaremos la posesión nuevamente de dichos campos, a no ser que haya demostrado el comprante su propiedad.
UNDÉCIMO ARTÍCULO No se tolerara el tributo por causa de defunción, no se permitirá que viudas y huérfanos sean robados en vez de ser protegidos.
DOCEAVO ARTÍCULO Si uno o más artículos de los aquí expuestos no estuviesen de acuerdo con la palabra de dios, voluntariamente retiraremos tal artículo, si alguien lo demuestra, se cambiarían.
Los príncipes estuvieron en contra de esto y les hicieron la guerra. Martin Lutero se vio horrorizado de que sus ideas justificaran esta revuelta, dijo que habría que matarlos como a perros rabiosos. Los príncipes se aliaron en la liga de suabia y la revuelta se acabó pronto.
LA GUERRA CONTRA LOS PRÍNCIPES Martin Lutero no quiere una ruptura irreparable con el papa de roma, pero muchos príncipes y ciudades alemanas si la querían, querían secularizar las propiedades eclesiásticas y vencer a sus opositores políticos. Hubo la dieta imperial de espira 1526; la cuestión religiosa es algo personal con lo que no estarían de acuerdo con el edicto worms, cada uno responde a dios por sí mismo. Estos príncipes o bien tienen una creencia con la idea de Lutero o bien querían separarse del papa para adquirir nuevas tierras.
Carlos V en un comienzo no va en contra de los príncipes alemanes que apoyan a Lutero, pues ya tiene guerras abiertas con Francia y el imperio turco, no se implica. Pero más tarde en el año 1529, cuando ya había vencido en algunas campañas decide hacer la guerra a los príncipes, como los otros monarcas lucha por mantener su autoridad. Los príncipes crean la liga smalkalda con tal de oponerse a la voluntad de Carlos V, no es bien una guerra de religión, Baviera y Francia, católicos, se unen a los príncipes; es una guerra de intereses, estos reyes quieren debilitar el p poder de Carlos V, mientras este quiere más competencias, más fiscalidad.
Los príncipes justifican esta guerra por la idea de que el emperador estaba metiéndose en la religión de sus súbditos, es un caso de injuria - en ese momento no se permitían las guerras de religión-. Carlos V gana esta guerra y hace encarcelar a su lideras, consigue imponerse a los príncipes y cohesiona su imperio. Carlos decide dividir su imperio, ha ganado militarmente pero no tiene control sobre los príncipes, hay malestar.
Se firma la paz de Augsburgo, ya no existe este imperio de Carlos V, el cargo ahora será hereditario, se fija. Felipe II adquiere el imperio y anexiona otros tantos, consigue gran territorio. En la paz de Augsburgo permite que los príncipes puedan escoger entre el catolicismo y el luteranismo e imponer su religión sobre sus territorios; ellos decían que cada uno era libre de elegir su religión, aquí los siervos no podían escoger. Es decir, la solución iba en contra de la propia legitimación de esta guerra, ...