tema 14 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Constitucional I
Año del apunte 2015
Páginas 2
Fecha de subida 04/05/2016
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes elaborados personalmente combinando apuntes de clase con manuales. Muy claros y bien organizados.

Vista previa del texto

Tema 14. Los Tratados Internacionales. Los Reglamentos Parlamentarios.
Artículo 93: para los tratados por los que se atribuya una organización o institución internacional al ejercicio de competencias derivadas de la Constitución.
Artículo 94: distingue dos tipos de tratados.
1.
2.
Para los primeros, se ha previsto un sistema distinto Encontramos un supuesto residual, referido a todos aquellos tratados restantes. La ley por la que se lleva a cabo esta ratificación es meramente formal, cuyo contenido se agota en la mera autorización.
Lo importante, por tanto, es la calificación del tratado internacional. Esta clasificación la lleva a cabo, en principio, el Gobierno.
Sin embargo, nada impide que las Cortes Generales no estén de acuerdo con dicha clasificación. En última instancia, será el Tribunal Constitucional el que decida en caso de discrepancia.
Esta autorización parlamentaria actúa a modo de veto. Esto quiere decir que la autorización que da las Cortes Generales para que el Gobierno pueda ratificar, sólo vincula al Gobierno en el caso de que no lo autorice. Sin embargo, cuando la autorización sea positiva, el Gobierno podrá decidir después ratificar o no.
Una vez que el tratado ha sido ratificado, queda una última fase antes de que ese tratado comience a producir efectos. Para ello, tienen que ser publicados oficialmente en España, pasando a formar parte del ordenamiento interno (artículo 96.1). Hasta ese momento, se trata únicamente de una norma de derecho internacional. El hecho de que se publique en España no implica que se publique en el BOE, sino que basta con que se publiquen en un boletín oficial que tenga efectos en el territorio español.
El punto más importante de los Tratados Internacionales es su relación con la Constitución y las Leyes. Con respecto a los reglamentos no hay ningún problema, puesto que se relaciona con ellos mediante el principio de jerarquía normativa, siendo superior el tratado, con independencia de cuál de ellos sea anterior o posterior en el tiempo.
A. Relación con la Constitución: En primer lugar, hay que tener en cuenta que los Tratados Internacionales son normas infraconstitucionales, es decir, subordinadas a la Constitución. Por tanto, están sujetos al control de constitucionalidad.
Este control puede llevarse a cabo de dos formas.
a.
A través de los mecanismos tradicionales: recurso de inconstitucionalidad y cuestión de inconstitucionalidad.
Si el Tribunal Constitucional estima que el tratado que ha sido impugnado mediante el recurso es inconstitucional, lo declara nulo, como con cualquier otra norma inconstitucional. Lo que ocurre es que en ningún tratado internacional está previsto que pueda ser invalidado por un tribunal interno. Por lo tanto, aunque sea nulo internamente, a efectos internacionales, España incurre en responsabilidad, puesto que el tratado la sigue vinculando. Para evitar este problema, la Constitución ha previsto la segunda vía.
b.
Control preventivo de los Tratados Internacionales (artículo 95). Se lleva a cabo antes de la ratificación del tratado internacional, es decir, antes de que nos vinculemos jurídicamente al tratado. Si el Tribunal Constitucional llega a la conclusión de que el tratado es inconstitucional y a pesar de eso se quiere ratificar, solo cabe una solución: la reforma previa de la Constitución.
B. Relación con la Ley: artículo 96.1: **** un tratado no va a poder ser afectado por la entrada en vigor de ninguna norma del ordenamiento jurídico interno, excepto la Constitución. Esto expresa lo que la doctrina llama resistencia pasiva del tratado internacional frente a la ley. El tratado es resistente frente a la ley. Esto significa que las disposiciones contenidas en un tratado internacional no pueden verse modificadas por lo dispuesto en otras leyes.
Algunos autores han señalado que del artículo 96.1 se desprende una reserva abierta e implícita a favor del tratado internacional. Es implícita porque no aparece expresamente formulada, y abierta porque cualquier materia es susceptible potencialmente para ser regulada por un tratado internacional. Esto significa que una vez una materia ha sido regulada a través de un tratado internacional, sus disposiciones prevalecen sobre cualquier otra ley que regule esa misma materia, incluso aunque se trate de materias reservadas a la Ley Orgánica.
RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS 1.
2.
Ley Orgánica anterior – Tratado Internacional posterior: ambas tienen competencia para regular la materia, pero prevalece el Tratado internacional, que desplaza la eficacia de la Ley Orgánica, aunque ello no significa que la derogue.
De manera que si había una Ley Orgánica que regula una materia, y posteriormente el Estado Español ratifica un tratado internacional que regula esa misma materia de manera diferente, prevalece el tratado.
Tratado internacional anterior – Ley Orgánica posterior: según el artículo 96.1 y la resistencia pasiva, el conflicto se resuelve también a favor del tratado internacional, puesto que sus disposiciones no pueden ser modificadas por una Ley Orgánica posterior. No obstante, no pierde su vigencia. Simplemente queda desplazada, pero no pierde sus efectos, solo que no se aplica.
LOS REGLAMENTOS PARLAMENTARIOS A pesar de su denominación, no son normas reglamentarias. Lo que distingue a las normas reglamentarias de las demás es el órgano del que proceden, que es el Gobierno, y su situación en el ordenamiento jurídico, que es la última. Sin embargo, los reglamentos parlamentarios ocupan en la jerarquía el mismo lugar que la ley. Por tanto, a la hora de resolver conflictos entre normas que se encuentran en el mismo escalón, hay que desechar el principio de jerarquía normativa.
RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS: ...