Tema 3: Delitos contra la libertad (2013)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Penal II
Año del apunte 2013
Páginas 16
Fecha de subida 17/10/2014
Descargas 2

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Tema  3  :  Delitos  contra  la  libertad   Detenciones  ilegales  y  secuestros   Éstas  están  reguladas  en  el  capítulo  primero  del  título  cuarto  del  libro  segundo.     De  las  detenciones  ilegales  y  secuestros   Artículo  163   1. El   particular   que   encerrare   o   detuviere   a   otro,   privándole   de   su   libertad,   será   castigado  con  la  pena  de  prisión  de  cuatro  a  seis  años.     2. Si  el  culpable  diera  libertad  al  encerrado  o  detenido  dentro  de  los  tres  primeros  días   de  su  detención,  sin  haber  logrado  el  objeto  que  se  había  propuesto,  se  impondrá  la   pena  inferior  en  grado.     3. Se   impondrá   la   pena   de   prisión   de   cinco   a   ocho   años   si   el   encierro   o   detención   ha   durado  más  de  quince  días.     4. El   particular   que,   fuera   de   los   casos   permitidos   por   las   leyes,   aprehendiere   a   una   persona  para  presentarla  inmediatamente  a  la  autoridad,  será  castigado  con  la  pena   de  multa  de  tres  a  seis  meses.     Artículo  164   El   secuestro   de   una   persona   exigiendo   alguna   condición   para   ponerla   en   libertad,   será   castigado   con   la   pena   de   prisión   de   seis   a   diez   años.   Si   en   el   secuestro   se   hubiera   dado   la   circunstancia   del   artículo   163.3,   se   impondrá   la   pena   superior   en   grado,   y   la   inferior   en   grado  si  se  dieren  las  condiciones  del  artículo  163.2.     Artículo  165   Las  penas  de  los  artículos  anteriores  se  impondrán  en  su  mitad  superior,  en  los  respectivos   casos,   si   la   detención   ilegal   o   secuestro   se   ha   ejecutado   con   simulación   de   autoridad   o   función   pública,   o   la   víctima   fuere   menor   de   edad   o   incapaz   o   funcionario   público   en   el   ejercicio  de  sus  funciones.     Artículo  166   El  reo  de  detención  ilegal  o  secuestro  que  no  dé  razón  del  paradero  de  la  persona  detenida   será   castigado,   según   los   casos,   con   las   penas   superiores   en   grado   a   las   señaladas   en   los   artículos  anteriores  de  este  capítulo,  salvo  que  la  haya  dejado  en  libertad.     Artículo  167   La  autoridad  o  funcionario  público  que,  fuera  de  los  casos  permitidos  por  la  Ley,  y  sin  mediar   causa   por   delito,   cometiere   alguno   de   los   hechos   descritos   en   los   artículos   anteriores   será   castigado  con  las  penas  respectivamente  previstas  en  éstos,  en  su  mitad  superior  y,  además,   con  la  de  inhabilitación  absoluta  por  tiempo  de  ocho  a  doce  años.     Artículo  168   La   provocación,   la   conspiración   y   la   proposición   para   cometer   los   delitos   previstos   en   este   Capítulo  se  castigarán  con  la  pena  inferior  en  uno  o  dos  grados  a  la  señalada  al  delito  de  que   se  trate.         27   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Detenciones  ilegales  y  secuestros   En  el  artículo  17  CE  se  protege  el  derecho  a  la  libertad.   Partiendo   de   esta   base   constitucional   el   derecho   penal   considera   procedente   proteger  la  libertad     En   el   delito   de   las   detenciones   ilegales   el   bien   jurídico   protegido   es   la   libertad   ambulatoria,  es  decir  la  capacidad  de  la  persona  de  fijar  por  sí  misma  su  situación   en  el  espacio  físico.     Artículo  163  CP   1. El   particular   que   encerrare   o   detuviere   a   otro,   privándole   de   su   libertad,   será  castigado  con  la  pena  de  prisión  de  cuatro  a  seis  años.   2. Si   el   culpable   diera   libertad   al   encerrado   o   detenido   dentro   de   los   tres   primeros   días   de   su   detención,   sin   haber   logrado   el   objeto   que   se   había   propuesto,  se  impondrá  la  pena  inferior  en  grado.   3. Se   impondrá   la   pena   de   prisión   de   cinco   a   ocho   años   si   el   encierro   o   detención  ha  durado  más  de  quince  días.   4. El  particular  que,  fuera  de  los  casos  permitidos  por  las  leyes,  aprehendiere  a   una   persona   para   presentarla   inmediatamente   a   la   autoridad,   será   castigado  con  la  pena  de  multa  de  tres  a  seis  meses.     El  sujeto  activo  es  el  particular  o  la  autoridad  o  el  funcionario  público  que  actúa   como  particular,  pero  prevaliéndose  de  su  función  o  cargo.  En  este  caso  se  aplicará   la  pena  cualificada  del  167.   El  sujeto   pasivo  también  será  cualquier  persona.  Puede  ser  sujeto  pasivo  incluso   un   menor   o   incapaz.   Cuando   en   estos   casos   concretos   el   menor   o   el   incapaz   no   tenga   suficiente   capacidad   para   poder   trasladarse   por   si   mismo   la   detención   ilegal   y   secuestro   consistirá   en   el   quebrantamiento   de   la   relación   de   custodia   con   la   persona  encargada  legalmente  de  su  guarda.     Tipo  objetivo:    consiste   en   privar   al   sujeto   pasivo   de   la   posibilidad   de   determinar   pos   sí   mismo   su   situación   en   el   espacio   físico.   El   elemento   objetivo   consiste   en   encerrar   (situar   a   una   persona   en   un   lugar   no   abierto   mueble   o   inmueble)   o   detener   (aprehender   una   persona   a   la   que   se   priva   de   la   facultad   de   alejarse   en   un   espacio  abierto)  a  una  persona.       La  detención  ilegal  no  requiere  fuerza  o  violencia  pues  puede  producirse  mediante   engaño  o  narcóticos.       La  agravante  de  superioridad  es  inherente  por  lo  que  no  es  aplicable.  Es  decir  que   el  legislador  ya  ha  incluido  este  elemento  de  superioridad  en  la  pena  de  4  a  6  años.     Es   un   delito   de   consumación   permanente   pues   se   consuma   con   la   privación   de   libertad  del  sujeto.  No  termina  el  delito  hasta  que  no  se  pone  en  libertad  al  sujeto   pasivo.     Tipos   subjetivo:  Requiere  dolo,  la  voluntad  de  impedir  a  alguien  el  empleo  de  su   libertad  ambulatoria.       28   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Distinción  frente  a  otros  delitos   Detenciones  ilegales  –  coacciones     La  doctrina  utiliza  distintos  parámetros  o  criterios  par  distinguirlos:   • La  diferencia  se  determina  con  el  tiempo  de  detención.  Si  ato  una  persona  y   la  suelto  en  unos  minutos  se  habla  de  coacciones.       • Intensidad  de  la  violencia   • Si  anula  completamente  la  libertad!  detención.  Si  solo  la  limita!  coacción     Detenciones  ilegales  –  robo  con  violencia   Como  regla  general  el  robo  con  violencia  absorbe  la  privación  de  libertad  prevista   por   las   detenciones   ilegales.   Sólo   cuando   esta   ha   sido   la   estrictamente   necesaria   para  cometer  el  delito.  Si  se  excede  de  la  detención  necesaria  se  castigarán  ambos   delitos  por  concurso  real.     Concurso  ideal:  el  delito  más  grave  en  su  mitad  superior   Concurso  real:  se  suman  las  penas  de  los  distintos  delitos     Detenciones  ilegales  –  Agresiones  sexuales   Las   agresiones   sexuales   ya   contemplan   la   detención   o   privación   de   libertad   necesaria  para  violar  por  lo  que  solo  se  castigará  por  el  segundo  delito.     Otra  vez,  si  excede  la  detención  de  la  necesaria  para  la  violación  se  computarán  por   concurso  real.     Detenciones  ilegales  –  Atentando.  Detenciones  ilegales  –  Allanamiento  de  morada   En  ambos  casos  la  pena  se  establece  por  concurso  ideal.  Solo  se  pone  la  pena  del   delito   más   grave   en   su   mitad   superior   cuando   con   un   mismo   hecho   o   acto   cometemos  los  dos  delitos.   Detenciones   y   atentado:   golpeando   a   un   policía   y   al   mismo   tiempo   lo   privo   de   libertad:  un  hecho  dos  delitos  un  mismo  destino   Cuando  entro  en  una  casa  y  detengo  al  morador,  aplicaremos  el  concurso  ideal.     ¿Cuándo  puedo  detener  a  alguien?   Según  la  los  artículos  490  y  491  LECrim  se  pueden  detener  a  una  persona  por  unos   motivos  tasados.  En  estos  supuestos  se  podrá  detener  legalmente  a  alguien.     Artículo  490   Cualquier  persona  puede  detener:   1. Al  que  intentare  cometer  un  delito,  en  el  momento  de  ir  a  cometerlo.     2. Al  delincuente,  «in  fraganti».     3. Al  que  se  fugare  del  establecimiento  penal  en  que  se  halle  extinguiendo  condena.   4. Al   que   se   fugare   de   la   cárcel   en   que   estuviere   esperando   su   traslación   al   establecimiento   penal   o   lugar   en   que   deba   cumplir   la   condena   que   se   le   hubiese   impuesto  por  sentencia  firme.     29   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3       5. Al   que   se   fugare   al   ser   conducido   al   establecimiento   o   lugar   mencionado   en   el   número  anterior.     6. Al  que  se  fugare  estando  detenido  o  preso  por  causa  pendiente.     7. Al  procesado  o  condenado  que  estuviere  en  rebeldía.     Artículo  491   El   particular   que   detuviere   a   otro   justificará,   si   éste   lo   exigiere,   haber   obrado   en   virtud   de   motivos   racionalmente   suficientes   para   creer   que   el   detenido   se   hallaba   comprendido   en   alguno  de  los  casos  del  artículo  anterior.     Detenciones  ilegales  y  secuestros:  supuestos  agravados   Son  los  siguientes:   • Privación  de  libertad  de  más  de  quince  días   • Simulación  de  autoridad  o  función  pública   • Víctima  menor  de  edad,  incapaz  o  funcionario  público  en  el  ejercicio  de  sus   funciones   • No  dar  razón  del  paradero  (art.  166  CP)     En  todos  estos  supuestos  la  pena  queda  agravada  (con  especialidad  del  último  en   el  que  se  agrava  aún  más  la  misma).     Delito  de  secuestro   La   detención   ilegal   y   el   secuestro   se   diferencia   en   que   el   secuestro   requiere   un   requisito  adicional:   • Advertencia   al   sujeto   pasivo   o   a   otras   personas   que   la   recuperación   de   la   libertad  depende  del  cumplimiento  de  la  condición  impuesta.     Se   agrava   la   pena   en   secuestro   porque   es   un   delito   compuesto   o   complejo:   detención  y  amenazas.  En  vez  de  penarse  ambos  delitos  por  separado  mediante  el   concurso   real   o   el   ideal   el   legislador   ha   creado   un   delito   especifico   de   secuestro   previsto  en  el  art.  164.     El  secuestro  admite  la  tentativa.     ¿Si   pagas   un   rescate   en   un   secuestro   se   te   puede   imputar   por   cooperación   con   banda  armada?  !  No.  Se  aplica  la  causa  de  justificación  estado  de  necesidad.     Detenciones  y  secuestros  por  autoridad  o  funcionario  público   Si   es   efectuada   por   una   autoridad   o   funcionario   público   se   pondrá   la   pena   en   su   mitad  superior  y  se  inhabilitará  al  sujeto  por  un  tiempo  de  ocho  a  doce  años.         30   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     El   supuesto   es   que   una   autoridad   o   funcionario   público   fuera   de   los   casos   permitidos   por   la   ley   y   sin   mediar   causa   por   delito   prive   de   libertad   al   sujeto   pasivo  de  forma  inmotivada,  arbitraria  o  abusiva.     Solo  se  comete  este  delito  cuando  lo  realiza  en  el  ejercicio  de  sus  funciones.     Para  aplicar  este  delito  debe  prevalerse  de  la  condición  de  autoridad  o  funcionario.     La  distinción  respecto  del  delito  del  530  CP.  El  530  se  da  cuando  una  autoridad  o   funcionario   público   mediando   causa   por   delito   practica   una   detención   con   la   violación   de   las   garantías   constitucionales   o   legales.   Es   decir   que   no   cumple   algunos  de  los  requisitos  formales  de  la  detención.     Medidas  que  no  implican  privación  de  libertad   • Identificaciones  in  situ  efectuadas  por  la  policía   • Cacheos  en  el  lugar  del  hecho   • Prueba  de  alcoholemia   • Comparecencia  voluntaria  en  dependencias  judiciales     Supuestos  atenuados   Son  los  siguientes  casos:   • Si   no   habiendo   conseguido   su   propósito   pone   en   libertad   al   sujeto   pasivo   dentro  de  los  tres  primeros  días  de  la  detención.  (pena  inferior  en  grado).   • El   particular   que   aprehende   a   otra   persona   para   presentarla   inmediatamente   a   la   autoridad   fuera   de   los   casos   permitidos   por   la   ley.   (pena  de  multa  de  tres  a  seis  meses).   • Actos   preparatorios:   provocación,   conspiración   y   proposición   para   cometer   el  delito    (pena  inferior  en  uno  o  dos  grados)     Amenazas     Se  encuentran  tipificadas  en  el  capítulo  segundo  del  título  cuarto  del  libro  segundo.     De  las  amenazas   Artículo  169   El  que  amenazare  a  otro  con  causarle  a  él,  a  su  familia  o  a  otras  personas  con  las  que  esté   íntimamente  vinculado  un  mal  que  constituya  delitos  de  homicidio,  lesiones,  aborto,  contra  la   libertad,   torturas   y   contra   la   integridad   moral,   la   libertad   sexual,   la   intimidad,   el   honor,   el   patrimonio  y  el  orden  socioeconómico,  será  castigado:       1. Con  la  pena  de  prisión  de  uno  a  cinco  años,  si  se  hubiere  hecho  la  amenaza  exigiendo   una   cantidad   o   imponiendo   cualquier   otra   condición,   aunque   no   sea   ilícita,   y   el   culpable   hubiere   conseguido   su   propósito.   De   no   conseguirlo,   se   impondrá   la   pena   de   prisión   de   seis   meses   a   tres   años.   Las   penas   señaladas   en   el   párrafo   anterior   se   impondrán   en   su   mitad   superior   si   las   amenazas  se   hicieren  por   escrito,  por  teléfono   o  por  cualquier  medio  de  comunicación  o  de  reproducción,  o  en  nombre  de  entidades   o  grupos  reales  o  supuestos.     31   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     2. Con   la   pena   de   prisión   de   seis   meses   a   dos   años,   cuando   la   amenaza   no   haya   sido   condicional.     Artículo  170   1. Si  las  amenazas  de  un  mal  que  constituyere  delito  fuesen  dirigidas  a  atemorizar  a  los   habitantes   de   una   población,   grupo   étnico,   cultural   o   religioso,   o   colectivo   social   o   profesional,  o  a  cualquier  otro  grupo  de  personas,  y  tuvieran  la  gravedad  necesaria   para  conseguirlo,  se  impondrán  respectivamente  las  penas  superiores  en  grado  a  las   previstas  en  el  artículo  anterior.     2. Serán   castigados   con   la   pena   de   prisión   de   seis   meses   a   dos   años,   los   que,   con   la   misma   finalidad   y   gravedad,   reclamen   públicamente   la   comisión   de   acciones   violentas  por  parte  de  organizaciones  o  grupos  terroristas.     Artículo  171   1. Las   amenazas   de   un   mal   que   no   constituya   delito   serán   castigadas   con   pena   de   prisión  de  tres  meses  a  un  año  o  multa  de  seis  a  24  meses,  atendidas  la  gravedad  y   circunstancia   del   hecho,   cuando   la   amenaza   fuere   condicional   y   la   condición   no   consistiere  en  una  conducta  debida.  Si  el  culpable  hubiere  conseguido  su  propósito  se   le  impondrá  la  pena  en  su  mitad  superior.     2. Si  alguien  exigiere  de  otro  una  cantidad  o  recompensa  bajo  la  amenaza  de  revelar  o   difundir   hechos   referentes   a   su   vida   privada   o   relaciones   familiares   que   no   sean   públicamente  conocidos  y  puedan  afectar  a  su  fama,  crédito  o  interés,  será  castigado   con   la   pena   de   prisión   de   dos   a   cuatro   años,   si   ha   conseguido   la   entrega   de   todo   o   parte  de  lo  exigido,  y  con  la  de  cuatro  meses  a  dos  años,  si  no  lo  consiguiere.     3. Si   el   hecho   descrito   en   el   apartado   anterior   consistiere   en   la   amenaza   de   revelar   o   denunciar   la   comisión   de   algún   delito   el   ministerio   fiscal   podrá,   para   facilitar   el   castigo  de  la  amenaza,  abstenerse  de  acusar  por  el  delito  cuya  revelación  se  hubiere   amenazado,   salvo   que   éste   estuviere   castigado   con   pena   de   prisión   superior   a   dos   años.   En   este   último   caso,   el   juez   o   tribunal   podrá   rebajar   la   sanción   en   uno   o   dos   grados.     4. El  que  de  modo  leve  amenace  a  quien  sea  o  haya  sido  su  esposa,  o  mujer  que  esté  o   haya   estado   ligada   a   él   por   una   análoga   relación   de   afectividad   aun   sin   convivencia,   será   castigado   con   la   pena   de   prisión   de   seis   meses   a   un   año   o   de   trabajos   en   beneficio  de  la  comunidad  de  treinta  y  uno  a  ochenta  días  y,  en  todo  caso,  privación   del  derecho  a  la  tenencia  y  porte  de  armas  de  un  año  y  un  día  a  tres  años,  así  como,   cuando   el   Juez   o   Tribunal   lo   estime   adecuado   al   interés   del   menor   o   incapaz,   inhabilitación   especial   para   el   ejercicio   de   la   patria   potestad,   tutela,   curatela,   guarda  o  acogimiento  hasta  cinco  años.     Igual  pena  se  impondrá  al  que  de  modo  leve  amenace  a  una  persona  especialmente   vulnerable  que  conviva  con  el  autor.     5. El  que  de  modo  leve  amenace  con  armas  u  otros  instrumentos  peligrosos  a  alguna  de   las  personas  a  las  que  se  refiere  el  artículo  173.2,  exceptuadas  las  contempladas  en  el   apartado   anterior   de   este   artículo,   será   castigado   con   la   pena   de   prisión   de   tres   meses  a  un  año  o  trabajos  en  beneficio  de  la  comunidad  de  treinta  y  uno  a  ochenta   días  y,  en  todo  caso,  privación  del  derecho  a  la  tenencia  y  porte  de  armas  de  uno  a   tres   años,   así   como,   cuando   el   Juez   o   Tribunal   lo   estime   adecuado   al   interés   del     32   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     menor   o   incapaz,   inhabilitación   especial   para   el   ejercicio   de   la   patria   potestad,   tutela,  curatela,  guarda  o  acogimiento  por  tiempo  de  seis  meses  a  tres  años.   Se  impondrán  las  penas  previstas  en  los  apartados  4  y  5,  en  su  mitad  superior  cuando   el  delito  se  perpetre  en  presencia  de  menores,  o  tenga  lugar  en  el  domicilio  común  o   en   el   domicilio   de   la   víctima,   o   se   realice   quebrantando   una   pena   de   las   contempladas   en   el   artículo   48   de   este   Código   o   una   medida   cautelar   o   de   seguridad   de  la  misma  naturaleza.     6. No   obstante   lo   previsto   en   los   apartados   4   y   5,   el   Juez   o   Tribunal,   razonándolo   en   sentencia,  en  atención  a  las  circunstancias  personales  del  autor  y  a  las  concurrentes   en  la  realización  del  hecho,  podrá  imponer  la  pena  inferior  en  grado.     Pueden   ser   condicionales   o   no   condicionales.   Las   primeras   el   bien   jurídico   que   protegen   es   la   voluntad   en   su   fase   interna,   la   formación   de   la   voluntad   (te   voy   a   matar   si   no   me   pagas   1000   euros).   En   las   segundas   se   protege   la   seguridad   o   tranquilidad  de  la  victima  (te  voy  a  matar).     Las   amenazas   consisten   la   exteriorización   de   un   mal   presente   o   futuro.   El   mal   futuro  no  tiene  que  ser  inmediato,  si  fuere  inmediato  estaríamos  ante  coacciones.   Las   amenazas   se   incluyen   en   un   mal   futuro   que   debe   de   ser   ilícito,   ya   sean   delito   o   no.  Las  amenazas  de  males  justos  no  constituyen  delito  (esto  se  verá  matizado  más   adelante).  Ejemplo:  no  constituiría  amenaza  decirle  a  tu  deudor  que  como  no  pague   ejercitarás  tu  derecho  ante  los  tribunales.  Si  que  lo  sería  decirle  que  o  paga  o  le  dirá  a   todo  el  mundo  que  es  un  drogadicto.       El   mal   tiene   que   ser   determinado   y   objetivamente   posible.   Debe   de   ser   un   mal   dependiente  de  la  voluntad  del  sujeto  activa  (no  puedes  amenazar  diciendo  que  si   no  pagas  te  caerá  el  cielo  encima).     Se   debe   tratar   de   un   mal   serio,   real   y   perseverante   que   crea   repulsión   social:   la   calidad  del  mal  nos  hará  distinguir  entre  el  delito  y  la  falta  de  amenazas.     El   delito   se   consuma   con   la   llegada   del   anuncio   del   mal   a   su   destinatario.   Es   un   delito  de  mera  actividad.     No  son  amenazas  los  anuncios  de  males  imposibles  o  absolutamente  disparatados   o  que  no  dependan  de  la  voluntad  de  quien  los  profana.       Tipo  subjetivo:  se  exige  dolo.     Amenazas  de  un  mal  que  constituye  delito   Se  estipulan  en  el  artículo  169  del  Código  Penal.       Este   artículo   habla   tanto   de   las   amenazas   condicionadas   como   de   las   no   condicionadas.  En  ambos  casos  el  mal,  la  consecuencia  con  la  que  amenaza,  debe   de   constituir   delito   y   éste   debe   de   encontrarse   entre   los   delitos   mencionados   en   el   artículo.  Ahora  bien,  la  condición  no  tiene  por  qué  ser  ilícita.         33   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Si  se  consigue  el  propósito  (de  que  te  pague  la  condición)  la  pena  será  de  1  a  5  años   y  sino  de  6  meses  a  3  años.       Habrá  un  agravante  en  función  de  los  medios:  por  escrito,  teléfono  o  cualquier  otro   medio  de  comunicación  o  reproducción  o  en  nombre  de  entidades  o  grupos  reales   o  supuestos.     En   el   art.   170   se   vuelve   a   agravar   en   función   de   los   destinatarios   o   si   median   acciones  violentas.     Hay   un   vacío   de   regulación   por   parte   del   legislador   debido   a   que   todas   aquellas   amenazas  fuera  del  169  no  reciben  pena  alguna.  Se  podrían  penar  por  falta  penal   pero  la  multa  no  excedería  los  10  o  20  días.  (amenaza  leve)     Amenazas  de  un  mal  no  constitutivo  de  delito   Requisitos:   • Amenazas  condicionales   • Amenazas  de  un  mal  que  no  constituya  una  conducta  debida.     Para   castigar   por   un   mal   que   no   constituya   delito   hace   falta   que   sean   condicionales.   Ejemplo:   si   no   me   pagas   1.000   euros   voy   a   contar   que   el   otro   día   estabas  drogado  por  la  calle.  El  mal  puede  ser  lícito  o  ilícito  pero  no  debe  constituir   una  conducta  debida.  Lo  importante  aquí  es  la  relación  existente  entre  el  mal  con   el  que  se  amenaza  y  la  pretensión  que  se  solicita.     Así   pues   amenazar   a   alguien   que   ha   cometido   una   irregularidad   con   demandarle   a   hacienda  no  es  ilícito  y  la  condición  de  pagar  1.000  euros  tampoco.  Ahora  bien  la   conexión   entre   condición   y   mal   no   constituyen,   ni   mucho   menos,   una   conducta   debida.       El   chantaje   como   tal   no   es   un   delito   de   amenaza   sino   que   se   pena   por   el   artículo   171.2,  considerándose,  así,  un  tipo  cualificado.  El  chantaje  se  produce  cuando,  en  la   amenaza  condicionada,  el  mal  con  el  que  se  amenaza  no  sólo  afecta  en  la  libertad   del  sujeto  amenazado  sino  en  su  honor  e  intimidad.  Pueden  tratarse  de  amenazas   irrelevantes   desde   el   punto   de   vista   jurídico   pero   en   la   medida   en   que   social   y   objetivamente  pueden  valorarse  como  algo  negativo  para  la  reputación  social  del   amenazado  se  agrava  la  pena.  (ejemplo:  amenazar  con  divulgar  la  homosexualidad   de  alguien).     Para   evitar   los   casos   de   chantaje   el   OJ   prevé   la   posibilidad   de   que   el   MF   deje   de   acusar   por   el   delito   por   el   que   se   amenaza.   Si   el   chantajeado   acude   a   las   autoridades   el   MF   puede   abstenerse   de   acusar   por   el   delito   chantajeado   siempre   que   la   pena   sea   inferior   a   dos   años.   Ejemplo:   o   me   pagas   mil   euros   o   cuento   que   fuiste   tu   el   que   chocaste   con   el   otro.   Si   vas   al   MF   y   cooperas   con   el   éste   puede   abstenerse  de  acusarle  por  el  delito.   Aún   así,   en   casos   de   penas   superiores   el   juez   puede   rebajar   la   pena   del   delito   en   uno  o  dos  grados.     34   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Ahora  bien,  no  constituye  chantaje  cuando  es  la  víctima  de  un  delito  la  que  exige  la   cantidad   o   recompensa   a   modo   de   indemnización   cuando   no   tiene   derecho   a   la   misma   pues   la   condición   impuesta   es   una   condición   debida.   En   tanto   en   que   se   exceda   en   la   cantidad   solicitada   en   relación   con   la   que   le   pertocaría   estaríamos   ante  un  delito  de  chantaje.     Distinción   delito-­‐falta   de   amenazas:   se   determinará   en   función   del   contexto.   A   tenor  de  los  actos  anteriores,  simultáneos  y  posteriores.  En  la  practica  casi  todo  va   por  falta  de  amenazas,  es  muy  difícil  que  se  califique  como  delito.       Amenazas  en  supuesto  de  violencia  de  género   Las   amenazas   leves   a   esposa   o   mujer   en   análoga   relación   de   afectividad   aun   sin   convivencia,   persona   especialmente   vulnerable:   prisión   de   6   meses   a   1   año   o   trabajos  en  beneficio  de  la  comunidad  (TBC)  de  31  a  80  días.       En  los  supuestos  del  173.2  (aquellos  que  convivan  con  la  victima)  solo  constituirán   delito  las  amenazas  leves  con  armas  u  otros  instrumentos  peligrosos.       Agravantes  especificas:  se  podrá  la  pena  en  su  mitad  superior  cuando:   • El  delito  se  cometa  en  presencia  de  menores   • Se  produzcan  en  el  domicilio  común  o  de  la  victima   • Se  produzcan  infringiendo  alguna  de  las  medidas  del  artículo  48:  medidas   de  prohibición  de  aproximación  a  la  victima,  de  comunicarte,  de  residir  en   una  población  determinada.  Dicha  situación  no  se  aplicará  cuando  haya  sido   la  victima  la  que  haya  consentido  o  decidido  romper  las  prohibiciones.     Con  la  simple  declaración  de  la  victima  se  podrá  imponer  una  pena  al  delincuente   Tres  requisitos:   1. Verosimilitud  objetiva   2. Verosimilitud  subjetiva   3. Consistencia/persistencia     Coacciones   Las   coacciones   están   reguladas   en   el   capítulo   tercero   del   título   cuarto   del   libro   segundo.     De  las  coacciones   Artículo  172   1. El   que,   sin   estar   legítimamente   autorizado,   impidiere   a   otro   con   violencia   hacer   lo   que  la  ley  no  prohíbe,  o  le  compeliere  a  efectuar  lo  que  no  quiere,  sea  justo  o  injusto,   será  castigado  con  la  pena  de  prisión  de  seis  meses  a  tres  años  o  con  multa  de  12  a  24   meses,  según  la  gravedad  de  la  coacción  o  de  los  medios  empleados.   Cuando  la  coacción  ejercida  tuviera  como  objeto  impedir  el  ejercicio  de  un  derecho   fundamental   se   le   impondrán   las   penas   en   su   mitad   superior,   salvo   que   el   hecho   tuviera  señalada  mayor  pena  en  otro  precepto  de  este  Código.       35   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     También   se   impondrán   las   penas   en   su   mitad   superior   cuando   la   coacción   ejercida   tuviera  por  objeto  impedir  el  legítimo  disfrute  de  la  vivienda.     2. El  que  de  modo  leve  coaccione  a  quien  sea  o  haya  sido  su  esposa,  o  mujer  que  esté  o   haya  estado  ligada  a  él  por  una  análoga  relación  de  afectividad,  aun  sin  convivencia,   será   castigado   con   la   pena   de   prisión   de   seis   meses   a   un   año   o   de   trabajos   en   beneficio  de  la  comunidad  de  treinta  y  uno  a  ochenta  días  y,  en  todo  caso,  privación   del  derecho  a  la  tenencia  y  porte  de  armas  de  un  año  y  un  día  a  tres  años,  así  como,   cuando   el   Juez   o   Tribunal   lo   estime   adecuado   al   interés   del   menor   o   incapaz,   inhabilitación   especial   para   el   ejercicio   de   la   patria   potestad,   tutela,   curatela,   guarda  o  acogimiento  hasta  cinco  años.     Igual  pena  se  impondrá  al  que  de  modo  leve  coaccione  a  una  persona  especialmente   vulnerable  que  conviva  con  el  autor.     Se  impondrá  la  pena  en  su  mitad  superior  cuando  el  delito  se  perpetre  en  presencia   de  menores,  o  tenga  lugar  en  el  domicilio  común  o  en  el  domicilio  de  la  víctima,  o  se   realice  quebrantando  una  pena  de  las  contempladas  en  el  artículo  48  de  este  Código   o  una  medida  cautelar  o  de  seguridad  de  la  misma  naturaleza.     No  obstante  lo  previsto  en  los  párrafos  anteriores,  el  Juez  o  Tribunal,  razonándolo  en   sentencia,  en  atención  a  las  circunstancias  personales  del  autor  y  a  las  concurrentes   en  la  realización  del  hecho,  podrá  imponer  la  pena  inferior  en  grado.     Coacciones:  elementos   Tipo  objetivo   Coaccionar  consiste  en  impedir  a  otro  hacer  lo  que  la  ley  no  prohíbe  o  compeler  a   efectuar  lo  que  no  quiere.     Constituyen   coacciones   supuestos   por   violencia   física   o   psíquica.   Así   pues   la   violencia  es  un  elemento  fundamental.       No  hace  falta  violencia  sobre  la  persona  sino  que  nos  basta  violencia  en  las  cosas.   Ejemplo:  cortar  el  agua  al  vecino,  cambiarle  la  cerradura…     Si  se  entiende  perturbada  la  libertad  del  supuesto  pasivo.     Tipo   subjetivo:  siempre  se  exige  dolo,  es  decir  el  deseo  de  restringir  la  voluntad   ajena.  No  cabe  la  comisión  imprudente.     Además  lo  debe  realizar  aquél  que  no  está  legítimamente  autorizado.     Coacciones:  causas  de  justificación   El   ejercicio   legítimo   de   un   derecho   o   el   cumplimiento   de   un   deber   excluye   la   antijuricidad   de   la   coacción,   siempre   que   se   ejerza   dentro   de   los   límites   y   principios   que   informan   esta   causa   de   justificación   (necesidad   y   proporcionalidad).     Ahora  bien,  nos  encontramos  con  tres  supuestos  problemáticos:     36   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3   •   •   Impedir   el   suicidio.   Formalmente   encajaría   dentro   del   delito   de   coacciones  ya  que  el  CP  no  prohíbe  el  suicidio.  Ahora  bien  esta  conducta  se   podría  justificar  por  el  20.5  a  través  del  estado  de  necesidad:  entender  que   se  está  salvando  un  bien  jurídico  superior  a  costa  de  uno  inferior.     Tratamiento   médico   coactivo.    El  tratamiento  medico  contra  la  voluntad   está  prohibido.  Ahora  bien,  se  podría  justificar  estado  de  necesidad  cuando   el  paciente  haya  perdido  la  consciencia  o  no  se  pueda  obtener  una  voluntad   de  ella  siempre  que  no  haya  nada  escrito  que  indicase  lo  contrario.     • Huelgas   de   hambre   reivindicativas:   Se   ha   permitido   la   alimentación   intravenosa   y   justificado   a   los   médicos   por   estado   de   necesidad.   Una   vez   ha   pedido   la   consciencia   se   puede   entender   tácitamente   que   aquella   persona   no  quería  morir  por  lo  que  se  puede  salvarla     Diferencia  delito-­‐falta  de  coacciones   Se   debe   atender   al   contexto   en   que   se   produce   la   acción.   A   los   anteriores,   coetáneos  y  posteriores.     A  la  gravedad  o  levedad  de  la  violencia  física  o  moral     A  las  características  del  resultado     En   la   mayoría   de   los   juzgados,   si   no   hay   una   relación   de   violencia   de   genero,   se   suele  tramitar  por  delito  de  faltas     Tipos  agravados  de  coacciones   Cuando   la   coacción   tenga   por   objeto   impedir   el   ejercicio   de   un   derecho   fundamental  se  debe  imponer  la  pena  en  la  mitad  superior.   Cabe   destacar   que   esto   casi   nunca   sucede   ya   que   estos   ya   acostumbran   a   estar   tipificados  como  delitos  autónomos.     En   los   supuestos   de   acoso   inmobiliario   se   pone   la   pena   en   su   mitad   superior.   Hace   referencia  a  que  la  coacción  tenga  por  objeto  impedir  el  legitimo  uso  de  la  vivienda.     Delitos  contra  la  integridad  moral   Vienen  regulados  por  el  Título  VII  del  libro  segundo  del  Código  Penal.     De  las  torturas  y  otros  delitos  contra  la  integridad  moral   Artículo  173   1. El  que  infligiera  a  otra  persona  un  trato  degradante,  menoscabando  gravemente  su   integridad  moral,  será  castigado  con  la  pena  de  prisión  de  seis  meses  a  dos  años.     Con   la   misma   pena   serán   castigados   los   que,   en   el   ámbito   de   cualquier   relación   laboral  o  funcionarial  y  prevaliéndose  de  su  relación  de  superioridad,  realicen  contra     37   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     otro   de   forma   reiterada   actos   hostiles   o   humillantes   que,   sin   llegar   a   constituir   trato   degradante,  supongan  grave  acoso  contra  la  víctima.     Se   impondrá   también   la   misma   pena   al   que   de   forma   reiterada   lleve   a   cabo   actos   hostiles  o  humillantes  que,  sin  llegar  a  constituir  trato  degradante,  tengan  por  objeto   impedir  el  legítimo  disfrute  de  la  vivienda.     2. El  que  habitualmente  ejerza  violencia  física  o  psíquica  sobre  quien  sea  o  haya  sido  su   cónyuge  o  sobre  persona  que  esté  o  haya  estado  ligada  a  él  por  una  análoga  relación   de   afectividad   aun   sin   convivencia,   o   sobre   los   descendientes,   ascendientes   o   hermanos  por  naturaleza,  adopción  o  afinidad,  propios  o  del  cónyuge  o  conviviente,  o   sobre   los   menores   o   incapaces   que   con   él   convivan   o   que   se   hallen   sujetos   a   la   potestad,  tutela,  curatela,  acogimiento  o  guarda  de  hecho  del  cónyuge  o  conviviente,   o   sobre   persona   amparada   en   cualquier   otra   relación   por   la   que   se   encuentre   integrada   en   el   núcleo   de   su   convivencia   familiar,   así   como   sobre   las   personas   que   por   su   especial   vulnerabilidad   se   encuentran   sometidas   a   custodia   o   guarda   en   centros  públicos  o  privados,  será  castigado  con  la  pena  de  prisión  de  seis  meses  a  tres   años,  privación  del  derecho  a  la  tenencia  y  porte  de  armas  de  dos  a  cinco  años  y,  en   su   caso,   cuando   el   juez   o   tribunal   lo   estime   adecuado   al   interés   del   menor   o   incapaz,   inhabilitación   especial   para   el   ejercicio   de   la   patria   potestad,   tutela,   curatela,   guarda  o  acogimiento  por  tiempo  de  uno  a  cinco  años,  sin  perjuicio  de  las  penas  que   pudieran  corresponder  a  los  delitos  o  faltas  en  que  se  hubieran  concretado  los  actos   de  violencia  física  o  psíquica.     Se  impondrán  las  penas  en  su  mitad  superior  cuando  alguno  o  algunos  de  los  actos   de   violencia   se   perpetren   en   presencia   de   menores,   o   utilizando   armas,   o   tengan   lugar   en   el   domicilio   común   o   en   el   domicilio   de   la   víctima,   o   se   realicen   quebrantando  una  pena  de  las  contempladas  en  el  artículo  48  de  este  Código  o  una   medida  cautelar  o  de  seguridad  o  prohibición  de  la  misma  naturaleza.     3. Para   apreciar   la   habitualidad   a   que   se   refiere   el   apartado   anterior,   se   atenderá   al   número   de   actos   de   violencia   que   resulten   acreditados,   así   como   a   la   proximidad   temporal   de   los   mismos,   con   independencia   de   que   dicha   violencia   se   haya   ejercido   sobre  la  misma  o  diferentes  víctimas  de  las  comprendidas  en  este  artículo,  y  de  que   los  actos  violentos  hayan  sido  o  no  objeto  de  enjuiciamiento  en  procesos  anteriores.     Artículo  174   1. Comete  tortura  la  autoridad  o  funcionario  público  que,  abusando  de  su  cargo,  y  con   el   fin   de   obtener   una   confesión   o   información   de   cualquier   persona   o   de   castigarla   por   cualquier   hecho   que   haya   cometido   o   se   sospeche   que   ha   cometido,   o   por   cualquier  razón  basada  en  algún  tipo  de  discriminación,  la  sometiere  a  condiciones  o   procedimientos  que  por  su  naturaleza,  duración  u  otras  circunstancias,  le  supongan   sufrimientos   físicos   o   mentales,   la   supresión   o   disminución   de   sus   facultades   de   conocimiento,   discernimiento   o   decisión   o   que,   de   cualquier   otro   modo,   atenten   contra   su   integridad   moral.   El   culpable   de   tortura   será   castigado   con   la   pena   de   prisión  de  dos  a  seis  años  si  el  atentado  fuera  grave,  y  de  prisión  de  uno  a  tres  años  si   no   lo   es.   Además   de   las   penas   señaladas   se   impondrá,   en   todo   caso,   la   pena   de   inhabilitación  absoluta  de  ocho  a  12  años.     2. En   las   mismas   penas   incurrirán,   respectivamente,   la   autoridad   o   funcionario   de   instituciones  penitenciarias  o  de  centros  de  protección  o  corrección  de  menores  que   cometiere,   respecto   de   detenidos,   internos   o   presos,   los   actos   a   que   se   refiere   el   apartado  anterior.     38   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3       Artículo  175   La   autoridad   o   funcionario   público   que,   abusando   de   su   cargo   y   fuera   de   los   casos   comprendidos   en   el   artículo   anterior,   atentare   contra   la   integridad   moral   de   una   persona   será  castigado  con  la  pena  de  prisión  de  dos  a  cuatro  años  si  el  atentado  fuera  grave,  y  de   prisión  de  seis  meses  a  dos  años  si  no  lo  es.  Se  impondrá,  en  todo  caso,  al  autor,  además  de  las   penas  señaladas,  la  de  inhabilitación  especial  para  empleo  o  cargo  público  de  dos  a  cuatro   años.     Artículo  176   Se   impondrán   las   penas   respectivamente   establecidas   en   los   artículos   precedentes   a   la   autoridad   o   funcionario   que,   faltando   a   los   deberes   de   su   cargo,   permitiere   que   otras   personas  ejecuten  los  hechos  previstos  en  ellos.     Artículo  177   Si  en  los  delitos  descritos  en  los  artículos  precedentes,  además  del  atentado  a  la  integridad   moral,  se  produjere  lesión  o  daño  a  la  vida,  integridad  física,  salud,  libertad  sexual  o  bienes   de   la   víctima   o   de   un   tercero,   se   castigarán   los   hechos   separadamente   con   la   pena   que   les   corresponda   por   los   delitos   o   faltas   cometidos,   excepto   cuando   aquél   ya   se   halle   especialmente  castigado  por  la  Ley.     Delitos  contra  la  integridad  moral  (173  CP)   El  tipo  básico  de  los  delitos  contra  la  integridad  moral  se  encuentra  en  el  artículo   173.1  CP.       Éste  artículo  requiere  que  haya  un  grave  atentado  contra  la  integridad  moral  por  lo   que  la  conducta  llevada  a  cabo  por  el  sujeto  activo  produzca  en  el  sujeto  pasivo  un   sentimiento  grande  de  humillación  o  vejación.       De   manera   general   el   delito   contra   la   integridad   moral   contenido   por   el   artículo   173.1   funcionará   como   tipo   residual   para   acoger   hechos   que   no   son   fácilmente   subsumibles   en   otros   delitos   o   que,   siéndolos,   no   son   suficientes   (en   el   caso   de   coacciones,   por   ejemplo)   para   valorar   el   aspecto   denigrante   o   vejatorio   que   constituye  la  esencia  del  atentado  a  la  integridad  moral.       De  no  considerarse  grave,  cabe  aplicar  la  falta  de  vejación  injusta  de  carácter  leve   del  artículo  620.2.     Toda   agresión   sexual   lleva   implícita   el   delito   de   la   integridad   moral.   Hay   un   concurso   de   leyes   por   el   que,   debido   al   principio   de   absorción   del   8.2   CP,   los   delitos  contra  la  integridad  moral  son  absorbidos  por  el  delito  de  agresión  sexual.     Tal   y   como   se   expresa   en   el   173.1,   se   consideran   también   delitos   contra   la   integridad  moral:   • Acoso   laboral:   realización   de   forma   reiterada   de   actos   hostiles   y   humillantes  que,  sin  llegar  a  constituir  trato  degradante  contra  la  integridad   moral,  supongan  un  grave  acoso  contra  la  victima.       39   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3     Para   la   aplicación   del   delito   contra   la   integridad   moral   debido   a   acoso   laboral  deben  concurrir  los  siguientes  requisitos:   o Relación  laboral  entre  victima  y  delincuente   o Relación   de   subordinación   jefe-­‐empleado.   Consecuentemente   el   acoso  laboral  horizontal  no  es  delito.     • Acoso   inmobiliario:   realizar   actos   hostiles   o   humillantes   de   forma   reiterada   que,   sin   llegar   a   constituir   trato   degradante,   tengan   por   objeto   impedir   el   legitimo   disfrute   de   la   vivienda.   No   debe   ser   confundido   este   delito  con  el  de  coacciones.       Tortura  (174)   El  delito  más  grave  dentro  de  los  delitos  contra  la  integridad  moral  es  el  delito  de   tortura  tipificado  por  el  174.1  CP.       Requisitos   presentes   en   la   definición   internacional   de   tortura   y   nuestro   Código   Penal:   1. Elemento   material:   las   propias   acciones   que   constituyan   trato   degradante.   Es   decir   acciones   que   constituyan   un   grave   atentado   contra   la   integridad   moral  además  de  sufrimientos  físicos  o  psíquicos.     2. Cualificación   del   sujeto   activo   como   representante   del   poder   del   Estado   (autoridad  o  funcionario  público)     3. Elemento   teleológico   o   subjetivo   que   exige   una   determinada   finalidad   (obtener   una   confesión   o   información,   castigar   por   el   hecho   cometido   o   cualquier  razón  basada  en  discriminación)     En  el  caso  de  que  concurra  tortura  se  impondrán  de  2  a  6  años  si  ésta  es  grave  o  de   1  a  3  si  no  lo  és.  Además  se  impondrá  una  inhabilitación  absoluta  de  8  a  12  años.       Tortura:  tipo  privilegiado  (175)   En  el  artículo  175  se  establece  un  tipo  privilegiado  de  la  tortura.       En  éste  artículo  se  incluyen  aquellos  actos  en  que,  aún  presentando  algunas  de  las   características  de  la  conducta  prevista  en  el  art.  174  CP  no  son  subsumibles  en  él.       Aunque   no   concurran   todos   los   requisitos   si   que   deben   concurrir   algunos   sin   los   cuales  estaríamos  ante  un  delito  propio  del  173:   • Debe   ser   llevado   a   cabo   por   autoridad   o   funcionario   público   y   éste   debe   actuar   abusando   de   su   cargo.   Siempre   y   cuando   no   actúe   en   razones   basadas  en  la  discriminación  o  para  la  obtención  de  la  información  (en  cuyo   caso  volveríamos  al  174).   Comisión  por  omisión  (176)   El   legislador   regula   expresamente   la   comisión   por   omisión   en   el   caso   de   las   torturas,  aunque  esta  podría  extrapolarse  a  partir  del  artículo  11  del  Código  Penal.       40   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3       Así   pues   se   le   aplicará   el   mismo   delitos   de   tortura   al   funcionario   que   permite,   faltando   a   los   deberes   de   su   cargo,   que   sea   otro   (ya   sea   funcionario   o   no)   el   que   lleve  a  cabo  las  conductas  previstas  por  los  artículos  preferentes.       Problemas  concursales  (177)   Si  derivado  de  las  torturas  se  causan  lesiones  a  otros  bienes  jurídicos  el  177  CP  nos   dice  que  se  castigarán  ambos  delitos  separadamente.     Se  trata  de  un  concurso  ideal  en  el  que  se  pondrá  la  pena  más  grave  en  su  mitad   superior  (nunca  se  sumarán  las  penas).       Caso  controvertido:  terroristas  con  bombas.  Muchos  dicen  que  no  se  puede  hacer   una  ponderación  de  bienes  en  el  caso  de  la  integridad  moral  y  la  duda.   Aún  así  se  podría  exculpar  al  torturador  por  no  podérsele  exigir  otras  conductas.   Se  podrá  exculpar  al  sujeto  no  por  ponderación  sino  por  la  no  exigibilidad  de  una   conducta  distinta.                                                               41   Marcos  Sauquet  Trías                                                                          Bloque  II:  Delitos  contra  la  libertad,  intimidad,  honor  y  relaciones  familiares     Derecho  Penal  II  –  Tema  3   Índice  T3     Tema  3  :  Delitos  contra  la  libertad  ...............................................................................  27   Detenciones  ilegales  y  secuestros  .........................................................................................  27   Detenciones  ilegales  y  secuestros  ......................................................................................................  28   Distinción  frente  a  otros  delitos  ..........................................................................................................  29   ¿Cuándo  puedo  detener  a  alguien?  ....................................................................................................  29   Detenciones  ilegales  y  secuestros:  supuestos  agravados  ........................................................  30   Delito  de  secuestro  ...................................................................................................................................  30   Detenciones  y  secuestros  por  autoridad  o  funcionario  público  ............................................  30   Medidas  que  no  implican  privación  de  libertad  ...........................................................................  31   Supuestos  atenuados  ...............................................................................................................................  31   Amenazas  .......................................................................................................................................  31   Amenazas  de  un  mal  que  constituye  delito  ....................................................................................  33   Amenazas  de  un  mal  no  constitutivo  de  delito  .............................................................................  34   Amenazas  en  supuesto  de  violencia  de  género  ............................................................................  35   Coacciones  .....................................................................................................................................  35   Coacciones:  elementos  ............................................................................................................................  36   Coacciones:  causas  de  justificación  ...................................................................................................  36   Diferencia  delito-­‐falta  de  coacciones  ................................................................................................  37   Tipos  agravados  de  coacciones  ...........................................................................................................  37   Delitos  contra  la  integridad  moral  ........................................................................................  37   Delitos  contra  la  integridad  moral  (173  CP)  ..................................................................................  39   Tortura  (174)  ..............................................................................................................................................  40   Tortura:  tipo  privilegiado  (175)  .........................................................................................................  40   Comisión  por  omisión  (176)  .................................................................................................................  40   Problemas  concursales  (177)  ..............................................................................................................  41         42   ...